Segundo trimestre de embarazo

Bye, bye aquagym

aquagymA pesar de que sigo siendo la embarazada con menos síntomas y con la vida más normal del mundo, a mis 21 semanas de embarazo he tomado la decisión de abandonar el gimnasio, y no por mi estado de salud, ni por las recomendaciones médicas, sino porque la llegada del verano, la mudanza y las vacaciones me van a tener pagando una cuota a lo tonto que no voy a aprovechar. ¡Y no están los tiempos como para tirar el dinero alegremente! Por ese motivo esta será mi última semana de clases de aquagym. Y parece mentira, pero he aguantado mucho más que el futuro papá, quien abandonó el gimnasio una semana antes de confirmar nuestro embarazo, por lo que ya ha cumplido 5 meses completitos de pagar religiosamente su cuota y no poner un pie allí dentro ni para aprovechar el agua gratis de la ducha.

Las clases a las que acudía desde hace 2 años no son específicas para embarazadas, pero estoy rodeadas de señoras mayores con peor forma física que yo, por lo que los monitores son bastante benévolos y no corro ningún riesgo innecesario. Tenemos clases en piscinas pequeñas, de un metro de profundidad, en las que permanecemos de pie, corremos y hacemos más ejercicios aeróbicos, y clases en la piscina honda, en las que nunca se toca el suelo y hay que trata de mantenerse a flote por tus propios medios (aunque la mayoría de mis longevas compañeras utilizan un cinturón de flotación para no cansarse tanto). A mí la grasa acumulada me ha ayudado a flotar desde siempre, así que no necesito apoyo extra, pero ahora con la barriga parece que me voy al fondo con más facilidad. Desde que comenté que estaba embarazada sólo me recomendaron los siguientes cambios:

1. No saltar. Evitar los saltos al aire con las dos piernas juntas cuando hacemos la clase en la piscina pequeña en la que estamos de pie. Esta fue una recomendación de la matrona, que no quiere que salte ni que corra dentro ni fuera del agua. A lo de los saltos le he hecho más o menos caso. A lo de correr no, porque el impacto dentro del agua es muy leve y no se puede comparar al de una carrera en superficie.

2. Evitar las abdominales. Parece una tontada porque la gente nos ve en el agua flotando cual medusas que no hacen esfuerzo y se dejan arrastrar por la corriente, pero lo cierto es que algunos ejercicios acuáticos requieren una contracción constante de los músculos abdominales, que no son recomendables durante el embarazo y que en etapas avanzadas pueden incluso provocar contracciones. Esta recomendación me llegó por partida doble: la matrona y la monitora de una de las clases.

3. Mantener la normalidad hasta los 6 meses de gestación. Si tu estado físico es bueno, no tienes ningún riesgo en tu embarazo que te impida practicar deporte y los ejercicios no te causan molestias, al menos hasta los 6 meses podrás seguir practicando aquagym con normalidad. Sobre todo porque en el agua flotamos más las entraditas en kilos ¡así que las embarazadas pueden hasta levitar en piscinas profundas! La matrona y el monitor de la clase estaban de acuerdo en esta afirmación.

4. Mantener controladas las pulsaciones. Como en el resto de ejercicios, durante el embarazo hay que evitar sobrepasar las 140 pulsaciones por minuto. En el aquagym es difícil extralimitarse en este sentido, pero aún así es conveniente echarle un vistazo de vez en cuando a nuestro pulso para asegurarnos de que no estamos haciendo esfuerzos a lo bestia. Consejo de la matrona y el monitor.

5. Riesgo de infecciones urinarias. Cualquier actividad acuática parece influir en el aumento del peligro a la hora de contraer infecciones de orina durante el embarazo. Esto lo conozco bien porque, a rachas, soy propensa a desarrollarlas y nadie me ha dicho por qué. Sin embargo, durante estos primeros 5 meses de embarazo no he sufrido ninguna complicación de este tipo, por lo que no todas estamos en la misma zona de riesgo. Nadie me ha informado al respecto, pero son muchas las mamás que han sufrido estas infecciones.

6. Cuidado con los impactos. Si practicáis gimnasia acuática para embarazadas seguro que no tendréis este problema, porque todas estaréis pendientes de vuestras pancitas y evitaréis cualquier choque brusco. Pero cuando compartes el agua con la tercera edad ¡la piscina puede ser un campo de batalla! En ocasiones se organizan pequeños partidos de waterpolo o una especie de pilla pilla dentro del agua en el que tenemos que correr con la pelota y lograr marcar en la portería contraria. Y algunas señoras se convierten en verdaderos deportistas de élite llevadas por la emoción del momento, por lo que sueltan manotazos y patadas sin control y son capaces de tirarse sobre ti para evitar perder el partido. Este consejo es de cosecha propia, porque lo he vivido y sé de lo que hablo.

Mis clases eran de 45 minutos, y luego las completaba nadando 15 minutos más. Las realizaba 3 veces por semana y ahora voy a sustituirlas por caminatas a pie de tienda en tienda o transportando pequeñas cosas de la mudanza con el carrito de la compra ¡para no sobrecargarme con el peso! Después llegarán mis vacaciones de verano: viajaré, iré a la playa, me tumbaré panza arriba sin hacer nada, realizaré compritas par el nuevo piso y para mi bichilla ¡y todo esto también requiere esfuerzo! Además, supongo que cada vez me sentiré algo más pesada y más cansada ¡porque este estado de normalidad no puede durarme los 9 meses completos!

Tras el parto tampoco podré volver corriendo a la piscina, con lo cual van a ser muchos meses alejada del gimnasio, pero en los que me comprometo firmemente a no dejar de moverme, dentro de mis posibilidades de futura mamá. Eso sí, como comience a engordar ¡abandonaré todos mis planes y me volveré al agua de cabeza para mantener el poco tipo mono que he conseguido durante estos primeros meses del embarazo!

Esto te puede interesar

27 Comentarios

  • Responder
    moda infantil y ropa bebé
    27 junio, 2013 at 09:19

    Yo también tuve un embarazo genial sin ningún síntoma y estuve en natación hasta bien entrada en semanas.

  • Responder
    Diana
    27 junio, 2013 at 09:05

    Bueno guapa, ahora a la pisci de veranito de vez en cuando….

  • Responder
    mOOntsEsteban
    27 junio, 2013 at 10:21

    Que bien haber sido constante haciendo deporte. ¡es genial!
    Ahora no te dejes y practica algo ni que sea en casa cuatro estiramientos pq pronto verás como la barriga (cuando te salga) va inmovilizándote :S

    Un beso,

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 junio, 2013 at 13:53

      Algo sí que haré, no me vaya a pasar el resto del embarazo como una abuelita reumática, pero ya por mi cuenta y sin expertos alrededor ¡los echaré de menos!

  • Responder
    yllegom
    27 junio, 2013 at 09:26

    Aprovecha para tomar el sol y descansar porque el año que viene raro será el día que puedas ir a la playa y estirarte en plan lagarto 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 junio, 2013 at 13:51

      ¡De sol dí que tengo un mono…! Me he ido poniendo muy poquito a poco, por el miedo a las manchas y de momento voy cogiendo algo de colorcito y sin efectos secundarios inesperados. Y ya estoy deseando que llegue agosto, coger las vacaciones y tumbarme panza arriba al sol.

      • Responder
        yllegom
        27 junio, 2013 at 20:07

        A mi me salieron manchas en la cara a pesar de ponerme pantalla total. Ahora eso si, ¡cogí un color increíble!

        • Responder
          planeandoserpadres
          28 junio, 2013 at 08:14

          Yo de momento me estoy librando, y eso que sólo he usado protección del 20 un par de días, porque para salir normalmente por la calle no me pongo nada.

  • Responder
    isabelmontaner
    27 junio, 2013 at 09:43

    Buenos propósitos futuros! Tu relajate, , disfruta del verano y sobre todo DEJATE MIMAR!!! 😉
    (Consejos de madre novata pero con experiencia en embarazo jajaja)
    Muaaaak

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 junio, 2013 at 13:52

      ¡Muchas gracias por los consejos! Sí que tengo que hacerme a la idea de que ya está el verano aquí y desconectar un poquito de vez en cuando ¡pero es que no encuentro el momento!

  • Responder
    sradiaz
    27 junio, 2013 at 11:33

    Cuando tengas mono de piscina te das un chapuzón en alguna de verano y listo. Ahora con la mudanza es un no parar, y eso si que es ejercicio físico, te vendrá bien quitarte actividades 😀

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 junio, 2013 at 13:55

      ¡Sí voy a quemar calorías a tope con la mudanza! Tanto ir de un lado para a otro, transportándolo todo poquito a poco ¡tengo que dar más vueltas que si lo cargase todo a lo bruto!

  • Responder
    ¡Mama qué sabe!
    27 junio, 2013 at 11:49

    Es cuestión de prioridades, y ya ves que la maternidad las agudiza! Es época de piscina, paseos, y una mudanza da dolor de cabeza, así que para qué añadir agujetas? 😉
    Disfrutad del verano, familia!♥

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 junio, 2013 at 13:56

      Ya empiezo a notar lo que es priorizar todos los aspectos de la vida conforme se acerca el momento de ser mami primeriza. Espero tener algo más de tiempo libre al dejar esta actividad y sobre todo ¡cuando superemos el desafío de la mudanza! ¡Ya me queda menos!

  • Responder
    nohabrapazparalasmadres
    27 junio, 2013 at 11:56

    Yo no he hecho aquagym ni natación pero con el pilates me he sentido genial, te dejo un post por si le quieres echar un ojo http://pequeboom.com/2013/01/16/pilates-en-el-embarazo/

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 junio, 2013 at 13:57

      Pues lo mismo me busco algún vídeo de pilates u otra actividad de poco riesgo que pueda practicar en casa ¡ahora que voy a tener un salón con espacio de sobra para hacer ejercicio sin salir de él! ¡Gracias por el link!

      • Responder
        nohabrapazparalasmadres
        27 junio, 2013 at 14:01

        A mí me ha venido fenomenal, si encuentras algo chulo compárteme! 😉

        • Responder
          planeandoserpadres
          28 junio, 2013 at 08:10

          ¡Hecho! A ver si me libero del tema de la mudanza y entro a fondo con el deporte para embarazadas y te iré diciendo. De momento ¡sólo me centraré en caminar!

  • Responder
    Esther
    27 junio, 2013 at 13:43

    Pues nada ahora a andar! Entre eso, la mudanza y las vacaciones ya tienes ejercicio de sobras jejeje
    Eso si antes de dejar el gimnasio, promociona los poderes de la compañera de aquagym que adivinó el sexo de la peque jajaja
    A seguir igual de bien!

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 junio, 2013 at 13:57

      ¡Jajaja! Pues hoy es el día de la despedida. A ver si la pillo en clase y me despido como Dios manda.

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    27 junio, 2013 at 21:39

    ahora en verano tienes la piscina para darte un chapuzón y siempre puedes ir ala piscina cubierta a hacer unos largos si te vieses tentada!!! jejejejejeje

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 junio, 2013 at 08:16

      Pero lo que me desanima es que la piscina municipal de aquí cuesta 7,30 euros la entrada ¡un robo a mano armada! Porque aún si vas a pasar todo el día, pero para hacer unos larguitos me va a salir el deporte por un ojo de la cara, de ahí que de momento me haya decidido a caminar gratis por la calle y dejar lo de la piscina sólo si me da un antojo irreprimible como pasa con la comida.

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    27 junio, 2013 at 21:41

    ahh a mi me han prohibido la bici….. asi que buscaré en el trastero porque tenía una estática, y me la subo al salón…. quiero la bici!!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 junio, 2013 at 08:18

      Es que la bici tiene su riesgo ¡sobre todo si eres inestable como yo y puede volcar en cualquier momento! Y supongo que si vais por caminos de montaña con tanto traqueteo tampoco será bueno. A mí la estática me gusta mucho ¡tienes poco paisaje que ver pero puedes enchufar la tele y entretenerte en casa! El caso es motivarnos para hacer algo.

  • Responder
    El aquagym puede ser genial para una curvy
    26 agosto, 2015 at 06:07

    […] pasado dos años desde la última vez que puse un pie en serio en un gimnasio, o más concretamente en una clase de aquagym. Ahora sólo visito las instalaciones deportivas municipales para recorrer el pasillo que une la […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.