DIY

Mi suegra es una artista

100_0893Resulta que en mi familia política también tenemos a alguien agraciada con la capacidad de entretenerse con las labores de punto y la costura para continuar completando el primer ajuar de mi bichilla. Y es que la madre de mi marido es muy aficionada a la costura ¡aunque es un poco voluble y el interés le viene a rachas! Yo lo descubrí cuando empezamos a buscar fotos de la infancia de mi entonces novio para proyectarlas durante la celebración de nuestra boda. En muchas de esos recuerdos, él llevaba ropa que había hecho su madre, y si bien la elección de estampados y colores no es su fuerte (y no la estoy criticando, sino que es ella misma quien reconoce que lo de combinar tonalidades aún se le sigue resistiendo) las camisas eran camisas, los jerséis eran jerséis, en fin, que le quedan bastante aparentes las cosas que hace.

Mi bichilla va a ser su primera nieta, y además ella estaba en el grupo ganador de los que querían que fuese una niña, por lo que incluso antes de que supiésemos el sexo del bebé ya se había aventurado a tejer lo que hoy os traigo: el primer jersey de invierno, el gorrito y los patucos a conjunto. Mi suegra dice que se arriesgó un poco con la elección de la lana, ya que quería que fuese unisex pero al mismo tiempo no deseaba encasillarse en los tonos blancos, beige… sino que quería algo colorido. Eligió este modelo, que al traer un tono de rosa le dio la sensación de que si hubiese llegado a tener un niño no se lo habría puesto, pero vamos que yo pienso utilizar todo lo que me regalen. Ayudada por su vecina, toda una experta en esto de la decoración y elaboración de paquetes de regalo, me lo presentó envuelto en celofán, con lazos satinados y parecía comprado en una tienda. Pero claro, para ver y fotografiar el contenido he tenido que deshacer el paquete, y como no soy tan habilidosa como ellas ¡cuando he intentado dejarlo como estaba ya no he logrado el mismo resultado!

Entre mi madre y mi suegra se ha entablado una trifulca (pero de momento sin odios cruzados ni malas intenciones) acerca de las tallas de ropa para recién nacidos:

1. Mi madre. Cree que vamos a tener un bebé gigante de más de 55 centímetros y casi 4 kilos de peso. Cómo hace estas estimaciones no lo sé porque es un misterio, pero el caso es que se niega a comprar ropa de primera puesta y tallas de 1 mes, por lo que todo lo que me regala es de 1 a 3 meses. Prefiere que me tenga que esperar un poco para utilizarlo, o que remangue las mangas, antes que comprar cosas que sólo pueda utilizar una vez. ¡O peor! Que si la bichilla es demasiado grande ya le quede pequeña esa ropa nada más nacer. Porque tenemos el precedente se mi sobrinita S. quien no pudo utilizar la ropita de un mes, y como mi marido es tan alto y yo tan ancha, creo que mi madre piensa que la bichilla va a sacar las medidas más grandes de cada uno de nosotros. Mi madre es igual de mañosa que mi suegra para este tipo de cosas, pero se me ha acomodado y sólo se dedica a comprar cosas para la bichilla, no invierte tiempo en hacerlas personalmente.

2. Mi suegra. Odia que los bebés recién nacidos salgan del hospital con ropa que no es de su talla, que le quede grande o que sus padres le remanguen para que no les cuelgue. Por eso ha elegido patrones pequeños para la elaboración de este primer jersey. Mi madre asegura que esas mangas le van a quedar cortas a la niña. Mi suegra certifica que ha sido asesorada por una señora mayor y la dependienta de una mercería que saben que los bebés tienen ese tamaño al nacer. ¿Quién ganará el duelo? En noviembre lo sabremos.

Al ver el resultado de la obra de arte de bebé elaborada por mi suegra, ambas han entablado una competición para elaborar un arrullo de punto cada una. Creo que ya disponen del material, o al menos saben qué tipo de lana y qué colores van a utilizar, pero suelen mantener la mayor parte del trabajo en secreto, sobre todo mi suegra, quien no enseña sus labores hasta que están finalizadas por si detecta que no me gustan, que hago un mal gesto, ya que dice que esto la desanimaría y dejaría la faena a medio terminar. Mi madre lo hará de puntos que ya sepa y tenga dominados, pero a mi suegra le gusta mucho experimentar y quiere utilizar dos ovillos de lana diferentes e ir mezclando los colores. Creo que se trata de hacer el arrullo a cuadros, uno de un color, otro de otro y un tercero en el que ambos estén mezclados. ¡Esta competición me va a beneficiar porque voy a tener el doble de todas las cosas! Aunque sospecho yo que mi madre seguirá más bien en su tónica de comprar en tiendas porque así ahorra tiempo.

Pues ya conocéis a las dos primeras artistas que me rodean: mi cuñada D. y hoy mi suegra. Os seguiré informando si surge algún talento oculto más a mi alrededor, o si estas que ya conocemos siguen produciendo artículos tan bonitos para mi bichilla. ¡Con tanta cosa creo que tras la mudanza le voy a ceder nuestro armario de matrimonio para ella solita!

Esto te puede interesar

20 Comentarios

  • Responder
    sradiaz
    5 julio, 2013 at 10:24

    Si que es una artista 😀
    Me ha hecho gracia que estén retándose, lo bueno como dices es que tendrás el doble de todo. Yo soy partidaria de comprar las cosas un poco grandecitas, porque dicen que crecen enseguida y así se aprovechan más. En mi casa, todos hemos sido bastante grandes, y puede que éso influya.

    • Responder
      planeandoserpadres
      6 julio, 2013 at 17:20

      El resto creo que durará poco porque a mi suegra la veo muy motivada y a mi madre muy perezosa, pero bueno, todo lo que hagan serán bien recibido.

  • Responder
    mOOntsEsteban
    5 julio, 2013 at 11:56

    ¡hehe! Que bueno el duelo madre-suegra ¡ya estoy intrigada para ver quién gana! ,D

    • Responder
      planeandoserpadres
      6 julio, 2013 at 17:20

      Por cantidad de cosas, ganará mi suegra seguro. Mi madre de momento sólo acumula material y no comienza ninguna labor.

  • Responder
    Ser Educadora
    5 julio, 2013 at 19:00

    En mi casa pasa algo similar con mi tía. Ella hace de esas labores desde siempre, desde antes de nacer su primer hijo y mi abuela hacía igual. Yo y mis hermanos fuimos vestidos con todas sus labores desde siempre (chaquetas, vestidos, jerseys, faldas….) si no era con lana era con tela pero hacían unas monadas. Mi tía se ha ido perfeccionando aún más con estas cosas y hace unas monadas dignas de cualquier tienda, pero ella no quiere venderlas por que dice que las hace por que sí, por que le gusta y lo disfruta. Ahora mi madre también lleva un año con eso de la aguja de calcetar y ha hecho cosas muy bonitas para ser novata, y se que me va a hacer algunas cosas, pero no le va a ganar a mi tía que te hace un jugón completo durmiendo y que además seguro que ya se ha puesto en marcha con el mio, por que mis padres, abuelos primerizos que van a ser, sacaron la lengua a pacer con la emoción a pesar de que le sdije que se mantuvieran cautos y no dijesen nada….
    Padres….

    • Responder
      planeandoserpadres
      6 julio, 2013 at 17:48

      ¡Jajaja! Por eso nosotros dimos a conocer la noticia entre los padres cuando ya no nos importaba que lo supiese todo el mundo. Y es que es tan difícil conseguir que guarden el secreto… Pero es normal, se sienten muy ilusionados y quieren ser los primeros en contarlo. De momento mi suegra está mucho más motivada con las labores que mi madre, y aunque necesitan que la guíen otras expertas, le encanta innovar con nuevos tipos de punto.

  • Responder
    A Cuadros
    5 julio, 2013 at 22:41

    ¡Definitivamente es una familia de artistas! Qué nivel, ha quedado genial. Nada; ¡empresa familiar ya!

    En mi caso, la casualidad es que profesionalmente mi suegra y mi madre eran costureras las dos (encima mi madre también hace punto, ganchillo y no sé cuántas cosas más). Así que el día que quieran hacer algo para un retoño (ayns, qué lejos lo veo aun) igual se desmadran, y con el desafío, desemboca en las Primeras Guerras del Corte y Confección de la historia. Ojo, y es que sería el/la primer/a nieto/a de ambas. El asunto puede ser peligroso…

    Aunque bien pordría ser también que ninguna se anime, que ya se sabe; en casa del herrero, cuchillo de palo. A saber.

    ¡Un abrazo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      6 julio, 2013 at 17:49

      Pues con tanta crisis lo mismo sería buena idea ir montando un negocio familiar de artesanía de este tipo (yo llevaré la contabilidad, porque no tengo paciencia para las labores). Pero es verdad lo que dices, que aún sabiendo hacerlo a veces no les da por ahí y mi madre, desde que ha descubierto las rebajas en los grandes almacenes infantiles ¡se ha vuelto perezosa y no teje ni un punto!

  • Responder
    Monstrua
    6 julio, 2013 at 16:40

    Pues a mí, la ropa de primera puesta me vino de perlas. También te digo que el que les queden grandes las mandas, viene bien para que no se arañen, sobre todo al principio 🙂 Y así no tienes que estar tirando siempre de manoplas!

    • Responder
      planeandoserpadres
      6 julio, 2013 at 17:51

      Pues aquí estamos divididos entre primera puesta sí y primera puesta no. Aunque eso de los arañazos es para tenerlo en cuenta.

  • Responder
    Dulce Desespera (Dulcedesespera)
    6 julio, 2013 at 18:34

    Jajaja vete olvidando mis listas interminables de compras para la baby porque la competición abueli no tiene igual. No solo te comprarán lo mismo sino que intentarán que sea mas grande, mas rosa o mas «para su nieta» que la de la otra y tu a mirar , oir y callar que tienes un buen chollo!! Yo en lo que manualidades respecta solo me ha tocado mi suegra y ya llevo 2 mantas y 3 cuadros 😉

    Un besote!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 julio, 2013 at 11:04

      La matita será la siguiente creación de mi suegra. la semana que viene terminará el segundo conjunto (creo que es un jersey con pantaloncito y patucos) y luego comenzará con la mantita. Y de aquí a que la bichilla nazca en noviembre ¡no me van a caber las cosas en el armario!

  • Responder
    mamaymaestra
    6 julio, 2013 at 20:31

    Que linda ropaaa, ni mi mamá ni mi suegra le hacen a la tejedera así que Emma no tuvo de eso…

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 julio, 2013 at 11:07

      Pues a este ritmo no sé si me dará tiempo a ponérselo todo. Espero que vayan haciendo cositas de tallas más grande, para que pueda aprovecharlo de verdad!

  • Responder
    Cloe
    7 julio, 2013 at 19:00

    Qué conjuntito más mono! Qué suerte tener una familia de artistas. Bsss

  • Responder
    Mamá Robinson
    7 julio, 2013 at 21:07

    Mi madre se volvió loca con la Niña, hizo de todo, de todo es de todo. tantos arruyos , toallas, sábanas que para suplicamos que solo hiciera uno por niño!
    Pero confieso que me encantaba presumir de todo lo que hacía. Aprovecha
    Un besico

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 julio, 2013 at 16:35

      Es que eso de poder tener objetos únicos y que el resto de bebés no tienen es un lujo. porque el resto de cosas que yo compro es todo en serie, de grandes marcas y al final llevamos a todos los bebés iguales. ¡ya se encargan las abuelas de personalizarlos!

  • Responder
    Pru
    8 julio, 2013 at 09:26

    Jajajaja… cómo te entiendo, aunque en mi caso las dos (madre y suegra) me quitan la ilusión cada vez que me regalan o compro una monisitez de 1 mes (de menos no tengo por si acaso) ya me dicen que «eso no lo va a poner» porque también deben pensar que voy a tener un bebé gigante. De hecho mi suegra me dice que no va a poner ni lo de 3 meses… Así que creerá que la niña nacerá ya para ir a la universidad!!
    Qué suerte tener artistas en la familia eh?? Aprovecha!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 julio, 2013 at 16:57

      Justo ayer salí a las rebajas para comprar algo de talla de 1 a 3 meses porque siguiendo los consejos de mi madre, todo lo que tengo es de 3-6 meses, excepto la creación de mi suegra, que ella va por libre y sigue su propio instinto para el tallaje. Es que ya me da miedo pensar que al final la bichilla no sea tan exageradamente grande como pensamos en mi parte de la familia y se me pierda entre los pliegues de la ropita enorme que le estoy comprando.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.