Opiniones

¡Y yo más! Competiciones absurdas entre embarazadas y sus familiares

Competiciones absurdas entre embarazadasLlegando al sexto mes del embarazo suelo comentar mi experiencia de lo que siento desde que supe que estaba gestando, reconozco las cosas raras y poco frecuentes que me pasan y las diferencias que tengo respecto a otras embarazadas. Mi embarazo está siendo sorprendentemente bueno, y esto parece no agradar a embarazadas y familiares de estas que están teniendo que sortear algún que otro obstáculo en su camino. Por lo visto, nadie debe haberles informado de que cada uno de estos procesos es un mundo completamente diferente, que lo que vale para una mujer no sirve para otras y que incluso la misma mamá puede tener dos embarazos totalmente desiguales. Intentando ser diplomática, cuando surge el tema de las comparaciones entre embarazadas, trato de dejar clara esta aparente verdad universal “NO HAY 2 EMBARAZOS IGUALES” pero hay gente que se empeña en hacerme ver lo contrario y lo peor ¡en compararme con todas las embarazadas circundantes a fin de poner en duda mi propio estado de satisfacción con el crecimiento de mi bichilla! A continuación citaré sólo algunas de las confrontaciones y competiciones absurdas entre embarazadas a las que he hecho frente durante estos días.

1. Me encuentro muy bien, como si no estuviese embarazada. Los que me leéis de vez en cuando sabéis que este primer embarazo está siendo muy asintomático ¡estoy hecha una vaca-burra súper resistente para esto de traer churumbeles al mundo! En la Edad Media ¡hubiera sido la mujer más deseada del reino! Pues otras embarazadas de mi entorno (pobres, qué lastimita dan) tienen náuseas, vómitos, necesitan medicación para evitarlos, falta de apetito, malestar generalizado, intolerancia al sol, bochornos, ardores, alguna que otra pérdida de sangre y visitan el hospital o la consulta del ginecólogo privado día sí día también. Pero según sus familiares “¡Están geniales! Les pasa igualito, igualito que a ti, que están teniendo un embarazo envidiable!”.

2. He perdido 7 kilos en 23 semanas de embarazo. Otra cosa que no es de lo más frecuente en el mundo de la preñez, pero yo partía de un exceso de peso considerable y jamás hubiese podido imaginar que eso pudiese llegar a ser motivo de envidia por parte de nadie ¿estamos locos o qué? ¿Desde cuándo se desea ser un tonelete para poder presumir de haber perdido kilos durante el embarazo? Pues me encuentro con el siguiente comentario: “¡Uy 7 kilos está muy bien! Pero fulanita, que está de 12 semanas, sólo ha engordado 2 kilos, que para ese tiempo tampoco es mucho”. Pues señora ¿qué quiere que yo le diga? Supongo que es un peso más que razonables, sobre todo teniendo en cuenta lo poquísimo que come fulanita, lo excesivamente delgada que estaba antes de quedarse embarazada y la necesidad real que tiene de coger más peso. Que a mí los médicos me han limitado el incremento a 6 kilos en los 9 meses completos, pero seguro que si ella engorda 15 no le van a decir ni mú, porque falta le hacen. Entonces ¿qué comparación se puede establecer aquí? ¿Qué ella tiene más mérito por haber engordado 2 kilos que yo por perder 7? ¿Qué se le está yendo a usted la cabeza con esto de comparar y estamos mezclando la velocidad con el tocino? Pues nada, para no discutir ¡para usted la perra gorda!

3. Hasta la semana 22 no me noté la barriga de embarazada. Tener un tipo-morsa es lo que tiene, que disimulas los primeros meses del embarazo a la perfección: quienes te conocen te siguen viendo igual y quienes no, siguen dudando acerca de si estás así de gorda en tu estado natural o realmente albergas un churumbel en tus entrañas. Aún así, hay gente que jura y perjura notarte tu panzona de embarazada desde el primer día que perdiste la regla. Y cuando a mis 23 semanas andaba yo pasando un periodo semi-traumático porque algunas de mis ropas ya empezaban a apretarme, y me veía unas redondeces estomacales poco atractivas alguien me dice: “Pues a fulanita, con sólo 12 semanas de embarazo, ya se le nota una barriga de redonda como la tuya”. Señora, que hace años que conozco a fulanita, está seca como un palo y no llegaría a tener el panzón que yo tengo ni aunque el embarazo le durase 20 meses”. Y no lo digo por presumir, ¿qué más quisiera yo que tener una minitripita que me desapareciese por completo después del parto? Pero tenía panza antes de quedarme embarazada y la seguiré teniendo después. Y ella no la tenía antes y no la tendrá después. Vamos, que si quiere sacamos la cinta métrica, medimos contornos y cuando el mío duplique, triplique o xxxxplique al de ella me sigue contando la misma historia.

4. ¡Es impresionante lo que se ve en la ecografía de las 20 semanas! Mi marido y yo salimos de allí obnubilados por ver el funcionamiento del corazón, el recorrido de la sangre, poder contar hasta los deditos de las manos y los pies. Dos semanas después una señora me dice: “¡Uy, sí, sí porque a mi nieta fulanita le acaban de hacer la ecografía de las 12 semanas y todo eso ya se ve! Está todo formado a la perfección, ya sólo queda que siga creciendo y ha podido ver lo mismito, lo mismito que tú en la de las 20 semanas. Claro, como va a un médico de pago…” Y por no malmeter, me callo y pienso que o bien esta señora miente, o su nieta exagera, o mi bichilla va 8 semanas atrasada en su crecimiento, o el ecógrafo de la Seguridad Social da imágenes con poco detalle o… ¡sólo quiere presumir de los resultados de su nieta porque tanto, tanto no se habrá podido ver cuando ni siquiera sabe aún el sexo del bebé con la de veces que ha consultado al dichoso médico privado!

En fin, que con lo habladora que yo soy, hay reuniones en las que debo morderme la lengua por no querer incomodar a la concurrencia. Mi marido dice que exagero y que les estoy cogiendo manía a muchas personas con esto del embarazo, pero lo cierto es que consiguen sacarme de mis casillas. Algunas parecen querer presumir por desconocimiento real acerca de lo que están hablando, pero otras sinceramente creo que lo hacen con mala intención. ¡Lo que me quedará que pasar cuando nazca la bichilla y me la empiecen a comparar con el resto de bebés de la temporada!

Esto te puede interesar

22 Comentarios

  • Responder
    sradiaz
    11 julio, 2013 at 09:36

    Parece que a todo el mundo le gusta comparar y exagerar… ufff!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 julio, 2013 at 10:17

      Pues en esto del embarazo, como en el resto de asuntos de la vida ¡les encanta!

  • Responder
    Faldones bautizo y ropa de bebé
    11 julio, 2013 at 11:40

    Yo también tuve un embarazo súper súper bueno. No tuve ni una sola nausea, antojo,mareo y engordé sólo 5 kilos y medio aunque para algunos era una exageración y pensaban que lo decía por decir.

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 julio, 2013 at 10:21

      ¡Jajaja! ¡La envidia que es muy mala! Yo de momento me he estancado en los 7 kilos perdidos, y claro no sé si de aquí al final del embarazo engordaré 5-15-30… ¡espero que no porque no sería nada saludable, pero el caso es que quien no se lo crea, pues sólo se me ocurre recomendarle que pida cita con mi matrona, que yo la autorizo a que airee las intimidades de mi embarazo si con eso van a dormir más tranquilas.

  • Responder
    mOOntsEsteban
    11 julio, 2013 at 13:18

    ¡hehe! De lo que me salvo estando en Polonia incomunicada 😛
    A la gente le gusta mucho hablar y si no saben una cosa se la inventan, eso es así
    Cuantas veces ves la gente de tu alrededor hablando sobre temas del embarazo y en ningún momento le da alguien por girarse y preguntarte que opinas (ya que se supone que tu eres la que más sabe de eso que lo estas viviendo en tus propias carnes) Y yo me los miro y alucino
    ¡Es lo que hay!

    Un beso y que todo continúe tan bien ,)

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 julio, 2013 at 10:30

      Mira, que lo mismo es cuestión de trasladarse un tiempecito a Polonia, a incomunicarnos con el idioma y vivir relajados la recta final del embarazo. Yo puedo entender que todas las que han sido madre previamente quieran opinar, pero lo peor es lo de comparar y lo de dejar claro que lo de ellas o lo de otras siempre fue mejor. ¡Si yo no tengo queja de cómo estoy! ¿No querría usted hacerme feliz al menos no tratando de buscarme problemas donde no los tengo? ¡Ay, qué me quedará por pasar!

  • Responder
    A Cuadros
    11 julio, 2013 at 16:17

    La verdad es que te entiendo. A mí esta clase de cosas (opiniones, comparaciones, competiciones absurdas, etc.) me desesperan y sin estar embarazada. El día que lo esté me veo tal que así:

    http://sp3.fotolog.com/photo/19/41/27/simpsonslandia/1139326000_f.jpg

    ¡Buf! Paciencia… ¡y a disfrutar del embarazo tan mágnífico que tienes! Que es lo importante; vivir cada momento de tu maternidad.

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 julio, 2013 at 10:32

      ¡Jajaja! Pues sí, suerte que tengo las hormonas bastante calmadas durante el embarazo porque si no creo que yo también me vería como en la viñeta. Pero claro como son gente cercana, te lo piensas y repiensas mucho antes de contradecirles, de dejar clara tu opinión o de liarla directamente para que te dejen tranquila. Y al final, te marchas a casa como una tonta y sin haber agredido físicamente a nadie.

  • Responder
    Mis2monstruitos
    12 julio, 2013 at 10:04

    Por desgracia, ya cuando nacen es todavía peor. Que lo que crecen, que hace esto, aquello otro, que es mejor, puffff, aburre muuuucho.

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 julio, 2013 at 10:34

      Es que eso es lo que temo, porque a fin de cuentas ahora esos comentarios sólo me afectan a mí (el futuro papá dice que exagero con el tema y que me estoy volviendo maniática), y yo tengo las ideas muy claras y no dejo que me hundan. Pero claro, cuando nazca la bichilla y cada cual empiece a despotricar contra ella (mira que si no hace esto, que si no come bien, que si parece que esto lo tiene raro, que si duerme mucho o poco, que si comienza a caminar tarde…) lo mismo para entonces ya se me va agotando la paciencia.

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    12 julio, 2013 at 19:30

    Bienvenida al club !!! cada día lo aguanto menos…. en el embarazo, cuando nace, cuando crece!!! nunca para…. siempre habrá alguien para hacer comparaciones (negativas para ti, por supuesto) y darte “consejitos”…. pufff…. no lo aguanto!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 julio, 2013 at 08:53

      ¿y alguien se ha topado con alguien que diga que el suyo o el de otra hace cosas peor que el tuyo? Digo yo que cada niño destacará aunque sea en una cosa buena sobre los demás, pero oye lo de los elogios nos cuesta un mundo.

  • Responder
    Pru
    12 julio, 2013 at 18:54

    Pues tienes toda la razón, no hay dos embarazos iguales, ni dos partos iguales, ni dos bebés iguales… pero a todas nos gusta hablar del nuestro, jajaja… Y a la gente comparar!! Yo estoy temiendo más las críticas una vez que la peque haya nacido… eso sí que me hará perder la paciencia!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 julio, 2013 at 08:51

      Sí, sí por descontado que cuando empiecen a arremeter con la bichilla eso será la peor parte. ¡Ay, menos mal que aún me quedan algunos meses de tranquilidad en ese sentido!

  • Responder
    Diana
    13 julio, 2013 at 21:58

    Es increíble, perdona que lo diga, pero la gente tiene mierda en la cabeza. Todo el mundo compara, opina, critica…. Ahgggg, cada uno con lo suyo leñe. La de tonterías que oyes (y que he oído yo) y luego viene lo peor, las comparaciones de los niños. A mi no se me ocurre decirle a nadie, pues mi niña ya hace esto o lo otro, para hacer sentir mal a la gente, al contrario, si alguien pregunta, siempre intento quitarle importancia al asunto. Que plasta!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 julio, 2013 at 09:06

      Pues eso digo yo que cada preñez avanzará de una forma y cada niño crecerá de otra y ninguna tiene que ser mejor que la de los demás. y eso que yo soy durilla de mollera y no me mina el entusiasmo fácilmente con este tipo de comentarios, pero vamos, que llegan a dar con una embarazada más sensiblona y la deprimen durante los 9 meses. menos mal que después, sin ningún tipo de vergüenza, cuando me toca visita con la matrona o la ginecóloga les planteo todas estas chorradas que dice la gente y siempre me dicen lo mismo: Tú ni caso y disfruta de la suerte que estás teniendo, que a todo el mundo le encanta opinar sobre lo que no sabe.

  • Responder
    madrexilio
    14 julio, 2013 at 19:13

    Ay ay.. este es sólo el comienzo querida mía, que después con la criatura afuera esto se va a poner mejor, jajaja. Yo también tenía sobrepeso cuando quedé embarazada, unos 6 kilos de más, con todo y eso subí 13 en el embarazo. Hoy ya los he rebajado, eso sí me tomó 8 meses perderlos por completo y me quedan los otros seis que estoy en labores de eliminar. Si te animas, después de pasar los primero 4 meses puedes empezar a perder y tal vez te pase como a mí y te entusiasmes con perder más. Yo porque de joven hice mucho deporte, ahora lo retomo y me encuentro muy bien! Te lo recomiendo, ayuda a recuperar la liberat y la confianza que te quita la maternidad 😉

    Un abrazo desde Budapest

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 julio, 2013 at 12:42

      Yo haré todo lo posible por recuperar “la curva” previa al embarazo, porque lo que se dice línea, línea no he tenido nunca, pero no querría engordar ya para siempre un montón de kilos. Ya veremos cómo se me recupera este cuerpazo, porque alrededor conozco un poco de todo, gente que ya no ha conseguido quitarse los kilos de encima y otras que gracias a la lactancia disfrutan ahora de una figura mejor que antes de ser madres. ¡Y yo quiero ser de esas! Además, creo que si saco un poquito de tiempo para mí, como soy bastante disciplinada con estas cosas, pronto volvería a hacer algo de actividad física que me ayudase a conseguir este reto. ¡Sólo tengo que confiar en que la bichilla me deje algo de espacio para mí!

      • Responder
        madrexilio
        15 julio, 2013 at 18:31

        El tiempo para ti se puede sacar, ya lo verás, es difícil pero después del 4to mes el flujo de leche se estabiliza y todo se pone un poco mejor.

  • Responder
    Alita29
    14 julio, 2013 at 21:00

    Es que te leo y tranquilamente podria ser yo!
    Y mi marido tambien dice que mucho deben ser las hormonas! (no niego que estoy con menos paciencia!), pero la gente realmente piensa que es una competicion! Y ademas que porque estoy embarazada soy tonta! Yo llevo engordado 7 kilos! (estoy de 22 semanas!) y tengo que escuchar a mi cuñada y una amiga que ha dado a luz hace poco decirme lo poco que han engordado ellas! y que rapido yo me he comprado ropa premama! y me pone de los nervios, primero porque soy acomplejada de mi cuerpo, desde siempre he vivido a dieta para mantener el peso y segundo y lo que mas me molesta es que me mientan! ambas con dos meses de embarazo se han comprado ropa premama!!! y me lo dicen como si yo no recordase que fui con ellas!!! si fui yo la que les dije que en HM vendian ropa premama!… y me da una inri tremenda! porque lo peor es que he engordado ya que nos hemos ido de luna de miel, y el medico me dijo que mientras no engorde muchisimo, que luego intente mantenerme y comer bien, asi solo cojo los kilos justos! pero vaya! que tengo que escuchar a la gente opinar sobre mi embarazo como si ellos fueran los que mas saben de embarazos! Es que me pone de los nervios!!!… a mi marido le hace mucha gracia, porque ademas del grupo de amigos yo soy la mas joven y tenemos que escuchar que vaya como que decido tener un hijo con 30 años sin disfrutar la vida (???)… claro, el resto ha tenido hijos por una cosa u otra pasados los 33… y luego lo mejor es que mi cuñada… a la que en el embarazo le estoy tomando un asco que no puedo con ella!… me dice con toda su cara cuando se entero que estaba embarazada, que habia sido buscado y a la primera! que vaya como ella casi!… lo peor es que su marido una semana de saber del embarazo, llamo a su hermano (mi marido) para decirle lo mal que estaba porque llevaban dos años intentado y ya tenia la cita con fertilidad! no me digais que la otra me diga eso! Mi marido no lo podia creer como nos mentia en nuestra cara! y a mi cuñado le dio tanta verguenza que le dijo que no mientiera porque nosotros sabiamos la verdad!… es que me da una rabia! porque para colmo entre lo que nos cuesta a las mujeres muchas cosas nos la ponemos mas dificil nosotras mismas con esas competencias tontas!
    Para colmo yo si os puedo decir que aunque mi embarazo no sea de los peores, no es de los mejores… me duele la espalda, no me encuentro comoda con el cuerpo creciendo tanto, estoy cansada todo el tiempo y la piel la tengo un desastre! he tomado sol en las vacaciones y me encuentro con machas!… pero parece que soy la unica en mi grupo de amigas! excepto una que la pobre dio a luz hace poco y me ha confesado con 37 semanas, que no todo lo que brilla es oro! jajajajajaja!…

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 julio, 2013 at 12:51

      ¿El post te ha servido para quedarte a gusto? ¡Pues me alegro! Yo también he descubierto que todo mi entorno debió estudiar ginecología y obstetricia en sus ratos libres y son las personas más indicadas para dar todo tipo de consejos. Y es que la gente tiene la memoria muy cortita para lo que quiere. Yo acabo de comprarme la primera ropa de premamá con 21 semanas de embarazo y aún no me la puedo poner porque me veo rara con todo tan ancho por todos lados, pero vamos que hay gente que la necesita antes y otros pues más tarde. Lo de tu cuñada ¡es de risa! Pero es que la gente no quiere reconocer sus problemas, y no digo yo que todos deban airear sus intimidades por ahí, pero oye, que yo también conozco gente que llevaba unos 3 años o más buscando un bebé, que han tenido problemas graves (abortos, de fertilidad…) que han tenido que recurrir a tratamientos específicos (costosos y nada agradables) y ahora me dicen lo mismo que a ti tu cuñada: ¡qué bien que nos hemos quedado a la primera! Bueno, yo no me quedé a la primera sino al quinto mes de estar intentándolo, pero vamos, que aún así mi situación no tiene nada que ver con la de ellos. Y sí, también se me queda cara de tonta en estos casos, y me quedo calladita por no liarla y como en tu caso ¡los peores comentarios siempre proceden de las mujeres! Por suerte, a mí me pasa como a ti, y también tengo una embarazada sincera cercana, a la que si se le hinchan los tobillos lo reconoce abiertamente, y no trata de estar compitiendo conmigo a cada momento. Pero a veces me da la sensación de que estas embarazadas racionales y normales escasean en mi entorno.

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!