Segundo trimestre de embarazo

Andando voy … andando vengo

andando voySólo en esta santa casa se nos podía ocurrir planear una mudanza en mitad de un embarazo, igual que planeamos la anterior en medio de los preparativos de nuestra boda. El caso es que además de los trastornos habituales que un cambio de casa puede suponer para cualquier mortal del universo (búsqueda del nuevo hogar, papeleo, arreglos, decoración, empaquetado y desempaquetado, gasto de dinero, adaptación al nuevo domicilio…) en mi caso se añade la necesidad de dejar el gimnasio por la distancia a la que me va a quedar. Si a esto añadimos el tiempo que voy a invertir en la mudanza y los días que me vaya de vacaciones, una echa cuentas y descubre que más vale que tramite la matrícula de nuevo después del parto y en otro gimnasio al que ahora podré ir andando desde casa.

Pero yo era feliz con mi embarazo, mi pérdida de peso y mis clases de aquagym, así que desde el primer momento tuve claro que algo de actividad física tenía que seguir haciendo, porque no está de Dios quedarse todo el día sentada frente al ordenador para trabajar, para pasar el tiempo libre y para actualizar el blog, mientras mi tipo-morsa empeora durante la preñez. Así es que muy decidida me planté en mi última visita con la matrona y le expliqué mi coyuntura personal para practicar ejercicio durante el embarazo, prometiéndole caminar al menos una hora diariamente de aquí a que me ponga de parto. Y este es el proceso y los trucos que voy utilizando para cumplir con mi palabra y no defraudar ni a la matrona, ni a mi bichilla ¡ni a mi báscula!

1. Caminar una hora diariamente. En principio con hacerlo 3 o 4 veces por semana es suficiente, y si no estamos acostumbrados a realizar ningún deporte es mejor empezar por caminatas de media hora e ir aumentando el tiempo y el ritmo del paseo progresivamente. Pero yo soy así de espléndida y prometí hacerlo cada día. El cutre-pueblo este casi no tiene largura suficiente para elegir un recorrido atractivo que no pase por las calles peatonales del centro, en medio de las tiendas. Lo que en época de rebajas convierte el caminar en una actividad de riesgo para nuestros bolsillos en crisis.

2. Elegir el recorrido. No hace falta ponernos el chándal (en invierno) o las mallas cortas (en verano) y enfundarnos toda la equipación como si fuésemos a preparar una maratón. Con llevar ropa y calzado cómodo será suficiente, pero debemos elegir el recorrido que queremos hacer y controlar el tiempo para ver que llevamos un buen ritmo. En una hora deberíamos poder caminar ente 5-6 kilómetros, pero esto dependerá de cada persona, de su salud y de las recomendaciones del médico. ¡Y seamos lógicos! 5-6 kilómetros en total, con lo cual si andamos 3 kilómetros para ir ¡ya nos podemos dar la vuelta para casa y realizar los kilómetros restantes en el sentido inverso!

3. Optimizar el tiempo. Si nos paramos a pensar en que hay que dedicar una hora al día sólo a caminar se nos pueden poner los pelos como escarpias para averiguar de dónde vamos a sacar ese tiempo. Como dice mi matrona, el caso es moverse y no permanecer sedentarios durante todo el embarazo. Yo lo que hago es salir a comprar al supermercado que tengo más lejos de casa (llevo el carrito de la compra para no volver cargada), o aprovecho para (con el mismo y socorrido carrito de la compra) ir llevando al nuevo piso algunos trastos de poco peso o de difícil embalaje (da la casualidad de que mi residencia actual dista justo 2,5 kilómetros de la nueva, por lo que puestos a caminar lo hago en esa dirección). El día que fui de rebajas ya olvidé la caminata establecida, porque me pasé 3 horas y media de tienda en tienda sin parar, a menor ritmo pero durante un periodo mucho más largo, por lo que creo que la medida sería igual de efectiva.  Visitar a mi suegra ya son casi 40 minutos entre ida y vuelta, por lo que con un poquito más logro cumplir el cupo diario. Ir al médico son unos 45 minutos… (luego llego con la tensión y las pulsaciones disparadas, pero me entienden y tras un ratito de reposo vuelvo a la normalidad). En resumen, que podemos buscar actividades que nos obliguen a ir caminando a la vez que cumplimos con nuestras obligaciones.

4. ¿A qué hora? Se suele recomendar que las rutinas de ejercicios se realicen siempre a la misma hora. Yo iba al gimnasio a las 3 de la tarde, pero claro en pleno julio lo de ponerme a caminar a esa hora debajo de toda la solana queda descartado. En verano deberíamos elegir las primeras horas de la mañana (en mi caso es imposible porque estoy trabajando y no puedo) o las últimas de la tarde cuando empiece a refrescar (estas son las que utilizo para las compras y el traslado de cosas de un piso a otro). Sin embargo, durante el fin de semana la rutina se me altera y camino a mediodía o incluso de noche. ¡A veces no podemos conjugarlo todo a la perfección!

Como yo soy de naturaleza apretada (previsora, en el buen sentido de la palabra) ya he estado midiendo las distancias en el entorno en el que me voy a mover durante mis vacaciones de verano. De la casa de mi padre al centro del pueblo hay 2,5 kilómetros sólo para ir, con lo cual me va a venir perfecto para controlarme; en el paseo marítimo ¡tengo que investigar algunas distancias entre hoteles o algo porque sino acabaré bordeando toda la costa andaluza y al final se me hará pesadito el paseo! Y vosotros ¿cómo os organizabais para caminar diariamente y manteneros ágiles y en forma durante el embarazo?

Esto te puede interesar

31 Comentarios

  • Responder
    Mamaymaestra
    17 julio, 2013 at 07:15

    Yo me iba a dar una vuelta al parque cerca de mi casa, daba varias y contaba el tiempo.
    También cuenta que no te dejes de mover, o sea preferir caminar a utilizar el coche para traslados cortos, en casa pararse a cada rato de la compu y recorrerla entera… Eso hacía yo.

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 julio, 2013 at 15:36

      Lo de caminar antes que ir en coche ya lo hago desde siempre (de hecho no sé ni para qué tengo coche porque como mucho lo cojo un día a la semana para ir a las reuniones de trabajo y se acabó). Al resto de sitios voy andando y casi todo lo tengo a una distancia de al menos un kilómetro para ir ¡y otro para volver! Por casa correteo detrás de la aspiradora, tiendo la ropa ¡y poco más porque aún no nos hemos mudado y aquí dentro hay muy pocos metros!

  • Responder
    Faldones bautizo y ropa de bebé
    17 julio, 2013 at 09:15

    Yo cuando estaba embarazada, todas las mañanas me iba a las 7 y media a pasear por el paseo marítimo. Me encantaba ir a pasear a esa hora y ver la playa, el sol saliendo…
    Feliz día

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 julio, 2013 at 15:37

      ¡Eso sí que es un lujo! En este pueblo las vistas no son nada agradables y el paseo marítimo nos pilla muy, pero que muy lejos.

  • Responder
    Marialu
    17 julio, 2013 at 11:25

    Así me gusta!! Chica previsora!

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 julio, 2013 at 15:37

      Se hace lo que se puede. Para que luego no me acuse la matrona de ser una sedentaria rolliza y dejada…

  • Responder
    Esther
    17 julio, 2013 at 11:58

    Yo intentaba ir 3 veces por semana, sobretodo cuando la báscula empezó a asustar jajaja… Iba sobretodo por la parte del río. No es que sea muy bonito porque es río a un lado e indústria al otro, pero está bien para caminar. A veces aprovechaba para ir a un super que hay por allí (4km aprox.), compraba cuatro cosas que me cogieran en el bolso y de vuelta para casa. También iba por un parque que hay al lado de casa.
    Ahora hacía como un mes que no salía expresamente a andar (de tiendas y eso si), por que me resfrié durante mas de dos semanas (con asma incluído) y también por el calor que hace. Hoy he ido hasta dónde trabajo y así he aprovechado para ver a algunas compis antes de tener al peque y entre ida y vuelta son unos 4 km.
    De todas formas depende de como me encuentre puedo ir mas o menos rápida porque muchas veces cuando ando me dan calambres ahí abajo o me presiona mucho y la verdad es que es molesto ir así.
    Así que ánimo y a seguir andando que es bueno…pero por la sombra!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 julio, 2013 at 15:41

      ¡No mires la báscula tanto que sólo nos da disgustos! Yo no compro nada porque siempre voy cargada con trastos de la mudanza (bueno, excepto algún dulcecito que se me antoja por el camino, pero eso me lo zampo enseguida y ya no me pesa). Hay quien dice que ir de tiendas no es hacer deporte ¡uy qué equivocados están! Con lo que yo sudo intentando meterme en tallas que ya no me caben… A veces, cuando me echo a andar sí que noto alguna molestia por debajo de la barriga pero creo que sólo me pasa en la fase de calentamiento, luego ya desaparecen y hago el camino genial. Y lo de ir por la sombra ¡es que yo quiero ponerme negrita como un tizón! Y a falta de playa y piscina me esfuerzo en ir al sol por la calle, pero es cierto que a determinadas horas voy debajito de los balcones para no achicharrarme del todo. Porque definitivamente ¡ahora sí que estamos en verano!

  • Responder
    sradiaz
    17 julio, 2013 at 12:31

    Es estupendo que controles los km. Yo al principio de salir a andar lo hacía pero ya me da pereza… y estoy tratando de salir a andar por las mañanas, pero enseguida sube el sol y hace un calor… ufff.

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 julio, 2013 at 15:42

      Mucho mucho no controlo, pero sí miro el Google las distancias que voy a recorrer, el tiempo que san Google estima que debo invertir (casi siempre tardo menos, pero vaya que es bastante orientativo), pero es cierto que con estos días de calor casi ninguna hora parece buena para lanzarse a la calle.

  • Responder
    mOOntsEsteban
    17 julio, 2013 at 13:39

    Esto del caminar me lo propuse yo desde el primer momento de saber que estaba embarazada pero llevo un seguimiento desigual del tema. Recuerdo al principio salir con las botas de nieve y ¡venga! Pero no todos los días lo consigo… ¡Me alegro de que tu lo lleves tan bien!

    Para controlar distancias y todo el rollo va muy bien la app Endomondo ,)

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 julio, 2013 at 15:44

      Yo de momento estoy siendo muy constante: al principio con el aquagym y la natación y desde que acabé las clases en junio con los paseos diarios. Y ya sólo me quedan 3 meses para haber logrado el objetivo completo. Acabo de bajarme la aplicación Endomondo que me has recomendado (se ve muy sencillita). ¡Esta misma tarde la estreno!

      • Responder
        mOOntsEsteban
        18 julio, 2013 at 08:55

        ¡Genial! Ya verás que es muy intuitiva y va genial ,)
        Un beso,

  • Responder
    Mis2monstruitos
    17 julio, 2013 at 12:43

    Seguro que alguna aplicación encuentras para medir las distancias. Y en el móvil hay un montón de apps de estas de contar distancias, pasos, etc.

    Sólo de los nervios de mudanza, boda y bebé ya te vas a quedar en los huesos…

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 julio, 2013 at 15:43

      ¡Jajaja! La boda ya la superé hace casi 2 años, eso ahora no me va a ayudar a adelgazar. Y es que como soy de natural pachorrona y poco nerviosa ¡tengo que hacer muchos esfuerzos para que algo me adelgace! No sabía lo de las aplicaciones para el móvil. Buscaré alguna.

  • Responder
    Pru
    17 julio, 2013 at 17:39

    Yo lo he cumplido a rajatabla durante todo el embarazo y he sacado siempre una horita para caminar, incluso a veces más, pero cada día a la hora que podía claro. A veces por la mañana, a veces por la tarde… pero al ser autónoma mi horario es más flexible!! Pero creo que de verdad sirve y mucho, así que ahora con estos calores y este barrigón de trillizos sigo haciéndolo, aunque a primera hora de la mañana o última de la tarde porque si no me puede dar un pampurrio al sol!! Ah!! Y además siempre he sido de las de ir andando a todas partes, aunque me pille a 40 min de casa, así que al final camino bastante más al día!!

    • Responder
      mOOntsEsteban
      18 julio, 2013 at 08:54

      ¡Genial! Ya verás que es muy intuitiva y va genial ,)
      Un beso,

      • Responder
        planeandoserpadres
        18 julio, 2013 at 12:52

        Ayer la probé. Me parece a mí que me dice que quemo demasiadas calorías ¿500 calorías por una hora de paseíto a buen ritmo? Mucho me parecen pero si es cierto ¡Viva esta app!

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 julio, 2013 at 12:38

      A mí me pasa lo mismo, que como me da tanta pereza usar el coche por lo mal que se aparca en este pueblo , al final voy andando a comprar, a visitar a la familia, a las citas con los amigos… Y claro, esos paseos van a parte de la horita diaria. De momento suelo salir a partir de las 7 de la tarde (que ya hay días que refresca algo y otros nada), así que aspiro a terminar el embarazo siendo igual de constante que tú.

  • Responder
    yademasmamas
    17 julio, 2013 at 19:35

    Yo salí andar todos los días varias horas al día el mes antes de tener al niño que es cuando me di de baja, el resto del embarazo los fines de semana salía andar y a diario un día un paseo, otro de compras… ninguna rutina, eso si, vivo en un tercero (mas el garaje 4 plantas) y me subía y bajaba las escaleras todos los días varias veces, nunca utilice el ascensor. Y la verdad que me fue muy bien.
    María

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 julio, 2013 at 12:39

      ¡Jajaja! Vaya yo hago esa cantidad de escaleras y ya no me quedarían fuerzas para comenzar el paseo.

  • Responder
    Cloe
    17 julio, 2013 at 21:33

    Y por el camino yo me entretengo… 😛

  • Responder
    Mamá de V
    18 julio, 2013 at 10:29

    Uff, la mudanza!! Yo me mudé embarazada de seis meses, así que te entiendo perfectamente, creo que con las visitas a ikea, y montaje de muebles me ahorré el gimanasio de unos meses también, pero bueno, que caminar muuuuuuucoh es lo mejor que puedes hacer, ánimos que ya queda ná y menos !! 😀

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 julio, 2013 at 12:56

      ¡Pues este sábado me voy a sentir completamente identificada contigo! Porque justo hace dos días que entré en mi sexto mes de embarazo y me mudaré en 2 días. Ya me desapunté del gimnasio y también pienso sustituir esta actividad física por las idas y venidas a Ikea, a tiendas de bebés, montar muebles… ¡Vidas paralelas, vamos!

      • Responder
        Mamá de V
        18 julio, 2013 at 15:16

        Fue agotador, pero también me vino genial, para estar entretenida y porque en el otro piso me ahogaba vaya… Tomarlo con calma y que vaya todo genial!!!! Me encanta la nueva imagen por cierto 🙂

        • Responder
          planeandoserpadres
          22 julio, 2013 at 10:24

          ¡Al final toda la mudanza ha ido muy bien! Yo no me he cansado nada (y eso que aunque no he cargado con peso no he parado de colocarlo todo mientras el resto revoloteaban con las cajas). ya estamos bien instalados, así es que a partir de hoy ¡vuelta a los paseítos! Aunque puede que modifique el rumbo…

          • Mamá de V
            22 julio, 2013 at 10:26

            Bieeeeen!! Una cosa menos 🙂 ahora a pasar el verano con la barriga, que no es poco!

          • planeandoserpadres
            22 julio, 2013 at 11:11

            Pues de momento ¡tampoco me está molestando el verano! Creo que el 2013 me he despertado de un resistente…

  • Responder
    yarasguay
    18 julio, 2013 at 10:48

    Efectivamente tienes todo previsto… Yo en el primer embarazo trabajaba todos los días de la semana, incluido el finde en dos trabajos diferentes… Y con niños… Así que ganas de moverme más… Pocas!!!! Jejej… En el segundo no me hacía falta planificarme, por narices te mueves… Yo en mi caso empujando un carrito y con barriga… Pero bueno si puedo a dia de hoy me marcho tempranito por la mñana y los dejo durmiendo, y este año tengo pensado en cuanto los deje en la parada del bus pal cole… Lo primero caminarrrrrrrrr. Besitos

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 julio, 2013 at 12:58

      Yo es que como trabajo sentada ¡o me obligo a moverme o me pondré de parto encima de la silla del ordenador! Y como tú dices, para cuando nos animemos a ir a por el segundo ¡con corretear detrás de la bichilla ya tendré entrenamiento de sobra!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.