Opiniones

Restricciones en el embarazo: ¿médicos públicos o privados?

Restricciones en el embarazoEn mi actual situación de competición con el estado físico y psicológico de otras embarazadas del entorno, me encuentro habitualmente con una crítica despiadada hacia el hecho de que yo esté llevando mi embarazo exclusivamente a través de la sanidad pública. Sólo he recurrido a una consulta privada para realizar una ecografía a las 8 semanas (porque el futuro papá no descansaba tranquilo sin que un profesional le confirmase lo que sucedía por ahí dentro) y volveré a otra diferente para realizar la pijada de la ecografía 4D, que fue uno de los regalos del cumpleaños del futuro papá. ¡Este le está cogiendo una afición a las ecografías que es cosa mala! Pero quitando estas dos ocasiones, nada en el trato que recibo en la Seguridad Social me ha hecho desconfiar de los profesionales que me atienden, de las pruebas que me obligan a realizar ni del tratamiento de vitaminas que sigo.

Pues el caso es que esta decisión de llevar mi embarazo en “plan menesteroso y pobretón” sólo a través de la sanidad pública no está bien vista por algunos círculos, que me tachan poco más o menos que de mala madre tacaña que no se gasta los cuartos en el bienestar de su churumbelita. Sin embargo, cuando veo por qué otras embarazadas acuden a médicos privados no me reconozco en ninguno de sus motivos, porque la mayoría acuden a profesionales de pago con el único fin de que sus embarazos sean menos restrictivos en aspectos como los siguientes.

1. No soy inmune a la toxoplasmosis y mi matrona me ha prohibido consumir embutidos que sólo estén ahumados o curados. Ya sabemos todos de qué va esto: bye, bye durante 9 meses al jamón serrano, al chorizo, al salchichón, al lomo, y a todas las delicatesen ibéricas que se nos iban directitas al michelín. A mí no me está suponiendo un sacrificio excesivo, pero conozco quien ha ido a consulta sólo para que el médico privado le “autorice” a hartarse de estos productos durante la gestación, siguiendo algunos trucos como congelarlos antes de ingerirlos (aquí no hay acuerdo al respecto ya que unos deben congelarlos 24 horas, otros 48, otros en congeladores que enfríen a -17 grados, otros al menos a -27…). Yo como no sé la temperatura de mi congelador he decidido no molestar al fabricante de la nevera hasta noviembre y limitarme a seguir el consejo médico, porque ¿gana comisión una matrona por prohibirte comer embutido durante el embarazo? Creo que no (aunque no puedo asegurarlo).

2. Restringir por completo el consumo de alcohol. Esto no me ha afectado en nada porque no bebía, pero también me dijeron que nada de vino, ni cerveza, ni mucho menos cubatas ni cualquier otro combinado de este estilo. Pues algunos médicos de pago dejan a sus embarazadas alternar en chiringuitos con sus cervezas, sus sangrías, sus tintos de verano ¡quizás hasta mojitos si lo suplican mucho! Al igual que en el caso anterior, no creo que mi matrona gane algo porque yo no invierta los ahorros en alcohol.

3. Limitar el consumo de cafeína. Como soy una niña de cola-cao, alejarme del café tampoco me iba a suponer un trauma pero ¿y mis coca-colas? Normalmente sólo tomo un par de latas el fin de semana, y desde que estoy embarazado casi siempre son sin cafeína, pero es cierto que prácticamente en ningún bar las tienen así, por lo que la matrona de la Seguridad Social me dijo que para que la cafeína de un refresco pudiese llegar a afectar a mi bichilla debería consumir al menos 8 latas diarias. Sin embargo, era mejor no tomar más de una taza de café al día y vigilar también con algunos tés, como el negro. Las que van a un médico privado pueden tomar los cafés que quieran sin control durante todo el embarazo.

4. Muchísimo ojito con los medicamentos. Esto ya parece algo de ciencia infusa con lo que todas nacemos: cuando estás embarazada debes despedirte de los medicamentos. Después te das cuenta de que la medida no debe ser tan drástica (aunque yo de momento sólo he pasado un resfriado y me negué a tomar absolutamente nada porque no lo hago normalmente) puesto que hay medicamentos que ya están más que probados y se sabe que no tienen riesgos para el feto. Otros se pueden consumir dependiendo del trimestre en el que te encuentres, etc. Pero si un médico de la Seguridad Social te prohíbe tomar X fármaco y tú vas a llorarle (y a pagarle) a la consulta de un médico privado, este te dirá que sí, que puedes tomar lo que quieras para que lleves tus síntomas de la mejor manera posible. ¿Ambos médicos estudiaron la misma carrera? ¿Consultan el mismo vademécum? Incluso hay medicamentos que ya en su propio prospecto indican que no deben consumirse durante el embarazo o la lactancia, y yo aún no conozco a una empresa farmacéutica que no quiera vender sus productos a toda costa, con lo cual, si aún así te hacen esa advertencia creo que sería como para tenerla en cuenta.

Realmente creo que aquí pasa algo: o los profesionales del sector público odian a las embarazadas y quieren hacernos todo el proceso lo más difícil y penoso posible, o los médicos privados están deseosos de que vuelvas a su consulta y escuchan atentamente tus quejas, y dan respuestas positivas a todas tus plegarias, para asegurarse de que vas a volver por sus dependencias. Otra cosa es que aún no he encontrado una embarazada que haya ido a ambas consultas y haya obtenido una misma opinión clínica para el mismo tema. Supongo que si ya entras a ver al médico privado quejándote de lo perros y malos que son en la Seguridad Social, este ya sabe de qué pie cojeas y trata de no contrariarte para que su negocio prospere.

Y a vosotros ¿os ha pasado esto alguna vez? ¿Habéis desconfiado del diagnóstico de un centro público y habéis recurrido a uno privado en el que siempre os han dado la razón? ¿Qué pensáis de la imposición de estas restricciones en el embarazo?

Esto te puede interesar

56 Comentarios

  • Responder
    El rincón de Mixka
    19 julio, 2013 at 07:31

    Pues chica… Qué quieres que te diga… Yo no me considero ni tacaña ni muchísimo menos mala madre por eso. Es más, a mí me llamarían vete tú a saber qué!! Porque yo no hice ni eco 3D ni 4D ni 25T…

    A mí al igual que a ti, me llevaron el embarazo en la seguridad social, y eso sí que es cierto, como me parecía muy poco no sé si eran dos ecografías en todo el embarazo, fui a una ginecóloga particular a hacerme otras dos. Pero por ver que estaba bien el peluso y que como tú dices, todo transcurría bien por ahí dentro. Pero, ¿por lo demás? Una soberana tontería.

    Ahora, que cada cual haga con sus cuartos lo que mejor le parezca… Besazos guapa!! Feliz finde!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 10:30

      ¡Jajaja! Pues entonces somos del mismo gremio. Aquí me van a hacer 3 ecografías en el centro público durante todo el embarazo, y sí que estaría rebién tener un ecógrafo en casa y estarme todo el día mirando a ver qué hace la bichilla, pero vamos que como no es necesario la verdad es que no lo estoy echando de menos. Y al precio al que están las pruebas en un centro privado, y estando todo el embarazo dentro de la normalidad, prefiero gastarme el dinerillo en ropita, decoración y ya mismo ¡vacaciones para todos!

  • Responder
    Faldones bautizo y ropa de bebé
    19 julio, 2013 at 07:30

    En mi embarazo estuve tratada tanto en la seguridad social como en la privada porque yo quería dar a luz atendida por mi ginercóloga de confianza que trabaja en una clínica privada. En la seguridad social hay médicos buenísimos, lo importante es que tú tengas confianza en el ginecólogo que te atenderá.

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 10:27

      Pues aquí, la ginecóloga que me han asignado creo que me va a ver una vez durante todo el embarazo, y posteriormente, el ginecólogo qu eme atenderá en el parto sólo lo conoceré unas semanas antes de que se produzca, con lo cual ¡tendré que ver qué suerte corro!

  • Responder
    Silvia
    19 julio, 2013 at 10:58

    Yo estoy llevando el embarazo por lo público también, y estoy la mar de contenta. He tenido suerte y me ha tocado con muy buenos profesionales, que llevan años viendo pasar a cientos de embarazadas por su consulta, y tienen experiencia, que es lo que importa.
    Lo único que hemos hecho por lo privado fue una eco en la semana 16 porque los resultados del triple screening que nos dieron eran un poco apurados y así nos quedamos más tranquilos.
    Lo único es que en la sanidad pública normalmente te toca esperar más rato, no te dan las fotos de la eco, etc. Pero a nivel de control del embarazo son los que más casos ven y los que más experiencia tienen. Y lo de las prohibiciones, pues si dicen que es mejor así, tampoco nos pasa nada por estar unos mesecitos pasando el jamón por la sartén o sin beber café… si lo recomiendan por algo será.
    Un abrazo

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 10:33

      Aquí de momento sí te dan las fotos de la eco en la Seguridad Social (de la de las 12 semanas nos dieron 5 y de la de las 20 semanas 2) y la verdad es que suelen ser bastante puntuales con las consultas (la vez que más tuvimos que esperar fueron 30 minutos). En el resto de cosas, ya ves que pienso igualito que tú.

  • Responder
    Ester
    19 julio, 2013 at 11:34

    yo fui a la privada y me sentí muy mal atendida y probando otros privados me dijeron que lo mejor era seguridad social porque en mi parto casi seguro tendría problemas y muchos privados no están preparados para atendelos bien. Asi me fui a la publica pero como era un embarazo raro me veían cada semana. por lo que creo que si son de fiar y si no hacen tantas ecos, auqn a algunas nos hace ilusión… será por algo.

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 10:58

      Creo que tienes razón en todo porque en la Seguridad Social (y mientras los recortes lo sigan permitiendo) te hacen todas las pruebas que necesitas y muchos más controles si tienes un embarazo de riesgo. Es que es quedarnos embarazadas y empezar a desconfiar, y que todas las pruebas nos parezcan pocas… Al principio del embarazo también me pasó, e incluso reconozco que pedí presupuesto para hacerme un seguro privado pero es que hasta los propios comerciales me decía que casi todas las embarazadas, aun pagando una mutua privada, prefieren dar a luz en hospitales públicos porque se sienten más seguras ante las posibles complicaciones que puedan surgir.

  • Responder
    maremeva
    19 julio, 2013 at 13:07

    Hombre… yo fui a una doctora «de pago» y ni me dejó comer nada de cerdo (ni crudo ni cocido), ni tomar más de un café al día ni beber alcohol… yo creo que eso depende del médico al que vayas no si vas a la SS o a la mútua.

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:03

      Pues también puede ser, pero mira que me han tocado todos los médicos de pago hiper flexibles con las embarazadas que tengo a mi alrededor, y así siempre me parece que en la Seguridad Social me quieran limitar porque sí.

  • Responder
    Monstrua
    19 julio, 2013 at 13:34

    Yo fui por los dos, aunque di a luz en la pública, que es algo que tuve muy claro desde el principio. Las cosas graves (y fácilmente solucionables), me las detectaron en la pública. La privada me servía para ver más a menudo a Monstruita, y para resolver alguna que otra duda sin importancia. Vamos, que es totalmente prescindible.

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:06

      ¡Perfecto! Una opinión de primera mano de alguien que ha compatibilizado ambos seguimientos y que nos deja tranquilas a las «pobretonas de la Seguridad Social» al saber que podemos confiar en la sanidad pública. Con comentarios así ¡se nos quita un poco el complejo de malas madres!

  • Responder
    Alita29
    19 julio, 2013 at 12:41

    Hola Guapa! Si he notado lo que dices, pero lo note mas que nada porque yo la primera eco me la realize recien en la semana 12 (la de la seg. social!) y mis amigas me preguntaban y repreguntaban si era porque no queria pagar para hacerme alguna antes!
    Pero si he ido al privado a que me hagan un control general y voy a ir para la 4D… pero se que es una tonteria mia mas que una necesidad.
    Me causa mucha gracia la gente, te juzgan el tipo de madre que eres segun lo que te gastas en el niño independientemente si es util o no, es solo por gastar!

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:01

      ¡Exacto! Vamos, que no creo yo que ninguna embarazada se arriesgue a tener un niño con problemas por no querer invertir dinero es pruebas, pero es que si son completamente innecesarias ¿qué beneficio va a tener el bichillo porque nosotras paguemos religiosamente en consultas privadas? Ninguno. Aquí al final también haremos la ecografía en 4D (en centro privado, claro) porque es uno de los regalos de cumpleaños del futuro papá, pero es como dices, es un capricho que ha sustituido a otros posibles regalo, pero sabiendo que no es nada necesaria.

  • Responder
    Anónimo
    19 julio, 2013 at 13:56

    Yo voy por lo público, aunque si que me hice la eco de las 8 semanas (para asegurar que había algo allí dentro) , la de las 16 (porque no sabíamos si el futuro papi podría ver la eco de las 20 semanas en la que te dicen si es niño o niña) y la 4D por que nos la regalaron mis cuñados.
    Por lo demás la seguridad social está muy bien, además a mi me hacen mas controles y ecos de lo normal por ser hipertensa, así que de momento genial. Veremos que tal va la experiencia del parto o cesárea…al igual cambio de opinión jejeje
    Hay gente que hasta se gastaría el dinero en hacerse una amniocentesis por privado, que vale una paaaaasta (creo que dijo unos 800€), aún sin tener riesgo alguno de padecer ninguna enfermedad que se detecte con esa prueba. Pero en fin cada uno que gaste como quiera los dinerillos!

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:10

      ¡Ay los dinerillos! Yo creo que con el ansia que tenemos de ver imágenes de los bichillos allí metiditos nos sacan los ahorros con el tema de las ecografías Yo soy bastante paciente y me espero a que me toquen las reglamentaria de la Seguridad Social (ya sólo me queda la del último trimestre), pero aquí el futuro papá querría tener un aparatito de esos en casa para estar mirando a diario. la verdad, pienso que sí nos podemos fiar de los controles de la sanidad pública: a mí lo único que sospechan que se me podría complicar es lo de la diabetes gestacional, y por eso me hacen controles desde el primer trimestre, en lugar de uno en todo el embarazo, y en tu caso pasa igual con lo de la hipertensión… ¡pues hala, vamos a animar a la gente para que se fíe de los médicos que les asignen!

  • Responder
    ¡Mama qué sabe!
    19 julio, 2013 at 15:53

    Bueno, bueno, bueno… no me digas que a un médico privado se va por eso! Jajaja, de verdad…
    Yo conozco ambos sectores, y todo tiene sus pros y sus contras, pero de forma seria, jajaja. Yo no tengo seguro privado (dependerá de cada uno, pero yo no lo tengo) entre otras cosas porque por aquí me gusta la sanidad pública. Embarazada sí lo hice por el tema de hacerme el seguimiento ecográfico mensual, aunque sabía que quería dar a luz en el hospital público. Pero vamos, que para esas argumentaciones de la gente no hace falta ir al privado, jajaja, con hacer lo que le salga de los hue… no sé que necesidad de confirmación por un profesional!
    En fin, tú ni caso y a lo tuyo! 😉
    Feliz finde!

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:14

      ¡Jajaja! ¡Bien pensado! Para hacer lo que cada una quiera y no oír recomendaciones mejor te ahorras la visita de la consulta. Justo ayer le decía a mi madre: «mamá, estoy por pagar los 60 euros de una visita privada para convencer al médico de que me deje comer jamón serrano». Y claro, mi madre que para esto es igual de práctica que tú me suela: «pues para eso gástate directamente los 60 euros en comprar jamón que lo vas a aprovechar más». Pues así con todo, que parece que vamos a las consultas privadas para que nos digan lo que queremos oír, y no lo que de verdad nos conviene.

  • Responder
    A Cuadros
    19 julio, 2013 at 17:02

    ¡Qué avidez por complicalo todo tiene la gente! Qué más dará, si de lo que se trata es de que sean buenos profesionales, responsables con su labor. Que además conecten con las necesidades y circunstancias propias de la embarazada, que la hagan sentir cómoda y segura.

    Si hay gente que cree que no va a encontrar ineptos en el sector privado, van listos. Haberlos haylos en todos lados.

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:15

      Pues sí, profesionales buenos y malos los habrá a patadas en ambos sitios. Pero vamos, que ya el colmo es que encima de que pagas un extra por la atención sanitaria privada te toque un médico malo que por tenerte contenta y fiel a las visitas te deje hacer todas las locuras que se te pasen por la cabeza…

  • Responder
    Ser Educadora
    19 julio, 2013 at 18:04

    Yo tengo un seguro privado por mi malformación de útero y acudí a el para ver si me daban más respuestas (y menos lista de espera) a mi problema. Por supuesto, mi embarazo es de alto riesgo y yo me quedo más tranquila haciendo revisiones alternadas. Por otro lado mi gine nunca jamás me ha dicho nada de lo que has contado y sus recomendaciones han sido las mismas que en la SS.

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:18

      Si es que esto es completamente comprensible y es lo que debería ser: que los profesionales públicos y privados tuvieran una única opinión al respecto de cualquier consulta: la correcta y punto, sin miramientos de lo que vale una consulta o lo que la embarazada quiere oír. Me alegro de que hayas encontrado profesionales con las mismas opiniones en ambos sectores porque ¡seguro que entonces lo que te están recomendando ambos es lo acertado! Pero de verdad, que los casos que me encuentro a mi alrededor parece que acuden al médico privado para contradecir lo que opina el del público y después quedarse con la opción que más les conviene a ellas.

  • Responder
    sradiaz
    19 julio, 2013 at 18:15

    Yo de pequeña tuve una psoriasis que en la pública no me supieron diagnosticar, y hasta que fui a lo privado no salió nada. En éste caso fue bien
    En el caso de las embarazadas no sabía que fuesen tan permisivos en lo privado, y es sospechoso, sí.

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:20

      No en todos los centros privados (por lo que parece los médicos de pago exigentes y profesionales también existen y hay muestras de ellos en los comentarios a este post). Pero en lo que me han tocado a mí de cerca ¡hala, tú paga que así puedes hacer lo que quieras durante todo el embarazo!

  • Responder
    Kath
    19 julio, 2013 at 18:26

    Yo en un principio quería llevar mi embarazo por las dos vías, ya que yo tengo mutua privada desde hace tiempo y al final he ido a mi ginecólogo del privado, al que voy siempre, y en alguna ocasión he ido a la matrona de la SS, que casualmente ambos se conocen por haber trabajado juntos durante muchos años en el hospital donde daría a luz si lo hiciera por la pública. Los 2 son estupendos y las mismas restricciones me han hecho, excepto el embutido ya que yo soy inmune a la toxo y que el gine me deja tomar algo de paracetamol si me estoy muriendo de dolor de cabeza, y menos mal… porque el constipado que pasé hace unas semanas ha sido el peor de mi vida…
    Yo ya tenía mutua desde hace tiempo (por el ginecólogo, por el traumatólogo deportivo buenísimo al que puedo acceder, dentista, etc) y por eso voy al privado, con mi ginecólogo que me lleva desde hace años. La verdad es que yo tuve malas experiencias con ginecólogos de la SS cuando empecé a ir de jovencita, desde que me dieran hora para 9 o 10 meses vista o que cuando llegase a la consulta tenga que aguantar que me juzguen al preguntarme por mi vida sexual de aquel momento (nada escandaloso ni mucho menos)…increíble…no volví más. También elegí llevarlo por la privada porque, además de que pago cada mes, por mi trabajo paso bastante por el hospital público (casi siempre por nada bueno) y suelo ver siempre a la típica parentela de etnia gitana, que por allí abundan muchiiiiisimos, visitando a la gitanita recién parida (algo que pasa cada 2×3) y liándola parda en el hospital… pobre la que le toque compartir habitación con ella… Por esa experiencia pasó mi madre cuando me tuvo a mí, y no había manera de que respetasen a las demás mamás y a sus bebés.
    Mi marido, con mi misma profesión, siempre me decía que de no tener mutua nos hubiéramos apuntado a una solo por eso… ya que pago, queremos una habitación para mí solita y mi bebé…
    Sí que es cierto que en la privada se miran mucho menos eso de hacerte una cesárea (como paga tu mutua…) y tengo bastantes números…
    Mi cuñada, que nos quedamos embarazadas a la vez!, lo lleva por la SS, y nunca se me ha ocurrido criticarla, es que no veo el por qué tendría que hacerlo. Profesionales hay en los 2 lados, al igual que malos, pienso que tan solo es una opción, ambas totalmente válidas.
    Como dice ¡mamá que sabe! si es por las restricciones, con hacer cada uno lo que le parezca es suficiente, luego sólo hace falta ser consecuente…

    Saludos! me encanta tu blog!

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:27

      Es que si ya pagas una mutua desde hace tiempo, es lógico que utilices sus servicios también para el embarazo ¡’para eso la estás pagando! Y claro, supongo que cuando se tiene una experiencia desagradable con un médico concreto de la sanidad pública ya nos ponemos a la defensiva y nos desviamos a un centro de pago (aunque para ahorrar siempre sería mejor probar a ver si nos pueden hacer un cambio a otro profesional público, que en muchos casos sí que existe esta opción).
      ¡Jajaja! Lo de compartir habitación con una familia gitana fiestera, pues qué te voy a decir, lo ideal sería que no nos tocara nadie así de escandaloso (pero vamos que yo ya temo por el escándalo de nuestras propias visitas y eso que no somos gitanos… ¡escandalosos los hay en todas partes!). Pero como dice mi madre, con suerte serán sólo un par de días de convivencia con otra mamá reciente y sus familiares y después cada uno tranquilito para su casa.
      Pues a mí sí que me han criticado por no acudir a consultas privadas y «fiarme» sólo de lo que me dicen en la Seguridad Social. Pero si es que yo no soy una experta en este tema ¿cómo voy a saber que el que no me engaña con el diagnóstico y con tal cantidad de pruebas es el médico de pago? En fin, que como de momento todo sigue dentro de la normalidad ¡me quedo como estoy! ¡Gracias por seguirme!

  • Responder
    Manzana Blue
    20 julio, 2013 at 00:14

    Yo estoy llevándolo tanto por público como por privado. En lo publico no me detectaron dos quistes en los ovarios ambos del tamaño de un huevo de gallina cada uno y por ello empecé a ir a un ginecólogo que me entraba en el seguro privado que contrate. En mi caso el primer profesional que me toco para la eco de las 10 semanas en lo público prácticamente ni me miro a la cara. Sin embargo en la de las 12 semanas me tocó una chica majisima que se molestó en explicarme todo. Depende de la persona con la que trates. También te digo que en lo privado ni me dejan tomar alcohol ni hacer lo que me da la gana en cuanto a la alimentación. imagino que dependera del ginecólogo.

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:29

      Pues como ya se ha comentado antes: médicos competentes e incompetentes haberlos hailos y en todas partes. ¡Lo peor es cuando encima tienes que pagarles la consulta! Y si das con un profesional que no te simpatiza, o ni siquiera te mira (a mi madre le ha pasado recientemente pero por otro tema de salud) es comprensible que decidamos buscar una alternativa, antes que pasarnos 9 meses amargaditas por el trato que recibimos.

  • Responder
    isabelmontaner
    20 julio, 2013 at 07:25

    nosotros decidimos ir a la seguridad social… no por tacañería, sino porque por más que nuestro gobierno intente desmontarla, aún tenemos la mejor sanidad a nivel europeo e incluso mundial… pues es la mejor no por sus infraestucturas y servicios… sino por sus trabajadores (te juro que no cobro comisión ni trabajo en el sector es simplemente lo que pienso)
    en mi caso, yo ni siquiera conocía a mi medico!
    simplemente fui a la matrona y me dejé llevar…pensando que estaba en las mejores manos… que así era… y quien piense lo contrario… para mi que se dejan llevar por las excusas partidistas que dan desde ciertos circulos con el único proposito de privatizarlo todo y dejarnos sin los mejores servicios.
    Termino diciendo que desde el primer momento hasta el momento del parto y ahora en pediatria creo que estamos SUPER BIEN atendidos… y en ningún momento he tenido poca confianza con la ginecóloga, matronas, enfermeras, celadores, pediatras, etc etc que nos atendendieron y nos atenderán. Y nosotros no fuimos a ninguna ecografía ni a ninguna consulta privada 😉

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:41

      Pues de momento ¡pienso absolutamente igual que tú! Yo conocí a mi matrona y ginecóloga al iniciar el embarazo, las personas encargadas de las ecografías las voy conociendo de nuevo en cada visita y de momento no tengo absolutamente ninguna queja del trato que estoy recibiendo ni del tipo de pruebas que me están realizando. Ojalá siga todo en este sentido hasta después del parto, porque creo que aún tenemos una muy buena sanidad pública que no merece ese grado de desconfianza por parte de la ciudadanía. ¡Y eso que to no piso una consulta del médico a no ser que sea estrictamente necesario! Pues aún así, estoy encantada con la atención recibida en esto del embarazo.

  • Responder
    mamaymaestra
    20 julio, 2013 at 07:28

    Yo fui al privado los primeros meses para vigilar lo de la placenta previa que me habían detectado, cuando ésta se puso en su lugar seguí con la seguridad social solamente y recibí un excelente servicio, la verdad.
    Muchos piensan que uno es amarrado o no sé por no ir al privado, pero en cuestión de economía representa una fuerta fuga de dinero.
    No te sientas mal, a mi también me lo decían, no hagas caso, mientras tu instinto te diga que todo va bien hazle caso…

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:43

      Pues mi instinto de momento dice que todo va bien, así es que seguiré tu consejo y no haré casos a las acusaciones de quienes creen que debo pagar una consulta privada sí o sí para quedarme tranquila ¡Si yo ya estoy tranquilísima tal cual estoy!

  • Responder
    Pru
    20 julio, 2013 at 13:28

    Pues yo lo llevo por la sanidad pública y de hecho aquí en Asturias está mejor vista que la privada, porque tiene mucha mejor fama la maternidad del Hospital público. La única ventaja del privado para dar a luz es la habitación individual. Y si surge alguna complicación de la privada te derivan a la pública, así que… De todos modos en cuanto al seguimiento del embarazo me extraña eso que dices de que son más permisivos porque un par de amigas que sí fueron por gine y clínica privados tuvieron las mismas restricciones que yo.
    Y lo dicho, yo soy pro sanidad pública mil veces!! 😀

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:47

      A mí me pasa como a ti, que a parte del tema de tener una habitación privad ano termino de ver el resto de beneficios de la sanidad privada. Y en caso de una complicación grave tampoco me gustaría estar de paseo ene ambulancia de un centro médico a otro. Pues será que en Asturias os cuidan mejor a las embarazadas pero aquí parece que todas las restricciones las ponen en la sanidad pública y todos los permisos los dan en la privada.

  • Responder
    Diana
    20 julio, 2013 at 22:08

    Que fuerte. Me quedo anonadada!!! Osea, que si pagas, puedes comer jamón, beber cerveza y tomar pastillas? Vamos, primero, no lo entiendo. Y segundo, yo seré un poco estrecha de miras, pero si pienso que esas cosas pueden hacer daño al bebito que llevo dentro, por más que luego me diga otro que no pasa nada, yo no voy a hacerlo. Ains madre, que fatal está el mundo.
    Ya verás cuando llegue la hora del parto, la diferencia también, en el privi, muchas más cesáreas y muchos más partos inducidos…

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:49

      ¡Tal y como te lo cuento! Y claro muchas se quedan tranquilas porque «un médico privado le ha dado la razón» y yo me tengo que quedar con cara de tonta porque como «embarazada primeriza pobretona de Seguridad Social» tengo que seguir mis limitaciones a rajatabla mientras ellas se pueden dar la vida padre. Y también estoy de acuerdo con lo que comentas: cuando llegue la hora del parto seguro que se lanzarán a elegir y programar una cesárea el día más bonito del año aunque el parto ni siquiera se haya iniciado de forma natural ¡al tiempo!

  • Responder
    Cloe
    21 julio, 2013 at 21:56

    La primera eco de mi embarazo la hice por privado y me pusieron restricciones, no creo que esos sean los motivos, pero si pago un seguro privado creo que es lógico utilizarlo y seguir unas pautas lógicas. Para el próximo embarazo me gustaría poder comparar ambas opciones y poder opinar por experiencia propia. Un abrazo

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:52

      Mujer claro, si pagas un seguro privado y no lo utilizas ¡mejor no lo pagues! Pero aquí la cuestión es la de que nos marginen a quienes hemos decidido libremente hacer el seguimiento por la Seguridad Social, y otras embarazadas y sus familiares de mayor «caché» nos miren por encima del hombro porque ellos van a un médico de pago. Además de resultar una conducta infantil ¿quién sabe qué profesional es mejor que el otro? ¿es mejor es que no te pone restricciones o el que te limita un poco pero por tu seguridad?

  • Responder
    mimamamelima
    22 julio, 2013 at 06:07

    Lo mío fue mitad y mitad… todas las consultas y análisis lo hice bajo el ámbito privado y a mi hija la tuve en un hospital público y la verdad que fue la mejor experiencia de mi vida. Me trataron bien, me sentí cómoda. Las mejores referencias.
    El tema es que hay mucho mito en cuanto a lo publico y a lo privado.

    • Responder
      planeandoserpadres
      22 julio, 2013 at 11:55

      Sí, creo que ese es el problema, además del tema de que parece que eres «más y mejor madre» si te dejas el dinero en una consulta privada desde el momento de la fecundación. Y que queda como muy «cool» decir que tú vas al médico privado tal, que tiene una fama tal, que es el mejor porque tal, te hace ecografías día sí día también y que te atiende de urgencia en un milisegundo siempre que lo necesites. Menos mal que soy una embarazada pobre con paciencia, porque si no ya habría muerto desesperada por este tipo de comentarios o esperando a mis visitas reglamentarias del centro público en el que me controlan el embarazo.

  • Responder
    Mamá Robinson
    22 julio, 2013 at 13:58

    Considero que es un tema muy personal y cada pareja tiene que decidir donde se siente mejor. Nosotros optamos por centros públicos en los dos embarazos y la valoración es muy positiva. Con la Niña me hice 3 ecos en todo el embarazo, las que marca el protocolo. En cambio con los mellizos me hacian una cada mes, la mayoria para que me sintiera tranquila, llegaba muy nerviosa a la consulta y al gine le daba «pena», así que enviaba al residente de turno a hacerme una eco. Nacieron en hospitales diferentes puesto que el riesgo era diferente. Con la niña elegimos uno lejos de casa que respetaba el parto natural, en cambio con los melliz uno cerca con un gran gine y una buena unidad de neonatos. Y estamos encantados con los dos.
    Y por cierto, en cuanto a las urgencias en los dos casos me atendieron super rápido cuando era una urgencia de verdad.
    Insisto es una decisión personal, experiencias buenas y malas hay de todos los centros, lo importante es que sea vuestra decisión!

    • Responder
      planeandoserpadres
      23 julio, 2013 at 15:07

      Si nosotros la decisión la tenemos clarísima. se hará todo a través d eun centro público. Pero entre que somos padres primerizos y con este tipo de comentarios en los que no se dejan de hacer comparaciones peyorativas respecto a los centro privados, pues al final me vi tentada de desahogarme en el blog. Pero claro que cada pareja debe decidir cómo gestionar su propio embarazo. Ahora, que si pudiesen tener una mijita de sensibilidad con las opciones que han elegido otros padres… ¡eso ya sería genial!

      • Responder
        Mamá Robinson
        23 julio, 2013 at 16:21

        No pidas peras al olmo. Todo el mundo opina y nos genera inseguridades, por eso decía que si lo tenéis claro, que digan lo que quieran!!

        • Responder
          planeandoserpadres
          23 julio, 2013 at 19:49

          ¡Recibido! Y no me voy a quejar de que la gente opine, si me paso yo el día despotricando a diestro y siniestro en el blog, pero es que en persona parece que la gente actúa con muy poquito tacto.

          • Mamá Robinson
            23 julio, 2013 at 20:23

            Hombre, no dejes de quejarte en el blog, esto es la blogterapia y aquí se nos permite despotricar!

          • planeandoserpadres
            24 julio, 2013 at 06:51

            ¡Jajaja! Sí, sí tranquila que al menos por aquí seguiré dando guerra. A lo que me refería es que cunado trato con las personas, no es que oculte lo que verdaderamente pienso, pero sí que trato de dar mi humilde opinión de una forma respetuosa y sin atacar las opciones elegidas por los demás. Vamos, que en persona como que tengo más tacto y más miramientos que al escribir en el blog ¡menos mal!

  • Responder
    padresdetrillizas
    22 julio, 2013 at 17:32

    Jo, pues en este caso no puedo darte la razón.

    La elección de dónde llevar el embarazo es muy personal, y en la gran mayoría de los casos no responde a cuestiones tan frívolas. He trabajado en un servicio de gine durante muchos años (privado), y pocas veces vi esas cosas, aunque no puedo decir que no existan. De hecho algunas hasta querían escoger el día que parían, y por cesárea. Ahí está el buen médico para hacer lo que sea medicamente conveniente, y lo mejor para el bebé y para el niño, no lo que a la paciente le venga en gana.

    Yo conozco médicos en la seguridad social que con una toxo negativa te decían que podías comer de todo, siempre que fuera de confianza, quiero decir, que fueran cosas de supermercado y que pasa sus controles, y no de la matanza del pueblo. Y médicos privados que no «dejan». Yo de hecho, que he ido por público, comía lo que quería… Y lo mismo con lo demás.

    Creo que hay que enterarse de quién es el profesional que le va a tratar a una, hay buenos profesionales tanto en la pública como en la privada, y malos también en los dos sitios. Lo mismo que hay pacientes con cabeza que van a la sanidad privada y otras que se creen que pueden hacer lo que quieren, y al revés.

    El caso es que cada una escoja con los que se sienta más tranquila. Pero hay sanidad privada buenísima, y sanidad pública malísima, y al revés. Lo más importante es estar informada.

    Me parece mal que la gente te mire mal por ir por la pública, pero también me parecería mal lo contrario, y que pensaran que lo haces porque te viene bien, porque te dan «permiso» para más cosas que en la pública. de hecho hay mucha gente que va por privado porque tienen seguro del trabajo, o de la hipoteca, o de lo que sea, y no se dejan ni un duro más de lo que se deja alguien en la sanidad pública. Además muchísimos profesionales de la pública son los de la privada. Como ejemplo te puedo decir que la ecografista que me veía por privado en mi ciudad para no tener que viajar tan a menudo a Madrid con el barrigón, es la jefa de la unidad de cirugía fetal de un hospital de los grandes de España, y de las pocas que saben hacer cirugía fetal. Además de ser una excepcional ecografista. Creo que hay que dejar de tener prejuicios tanto hacia un lado como hacia el otro, no?

    • Responder
      planeandoserpadres
      23 julio, 2013 at 15:16

      ¡No tenemos que estar de acuerdo siempre! Y en esto tienes bastante más experiencia que yo. Desde luego no hay que demonizar ni al sector público ni al privado, pero es que el ganado de pacientes que me he encontrado a mi alrededor no mencionan este tipo de causas serias y justificadas para hacer uso de la sanidad privada. Simplemente es mejor porque es más cara y punto. Y si tú vas por lo público no estás haciendo lo mejor para tu bebé porque eres de la cofradía del puño cerrado y no quieres (o no puedes) costearte un centro privado. Es ese tipo de acusaciones el que me lanzó a escribir el post, pero tienes toda la razón al decir que hay que evitar los prejuicios hacia ambos lados. Mi propia cuñada tuvo todo el seguimiento del embarazo y el parto en un centro privado porque como dices, el trabajo de mi hermano les ofrecía esta cobertura y lógicamente no quisieron renunciar a ella. Pero precisamente ellos no son los que critican nuestra decisión de acudir a médicos públicos, sino embarazadas actuales (con los mismos escasos conocimientos del asunto que yo) y sobre todo, sus familiares, con el único propósito de dejar claro el caché de estas que se están permitiendo este tipo de atención. Y por supuesto, profesionales buenos y malos los habrá en ambos sitios, pero es que aquí parece que todas las restricciones estén en la franja pública y todas las bendiciones en la privada.

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    23 julio, 2013 at 09:21

    Nunca he llevado mi embarazo por lo privado, en mi otro embarazo solo me hice una ecografía, el resto lo hice todo por la Seguridad Social y no tuve ninguna queja.
    No tenía ni idea de todo lo que has contado y sinceramente me parecería increíble que la gente que te critica por llevar tu embarazo por la sannidad publica, son los que acuden a la privada para poder comer carne cruda, beber alcohol y tomar cualquier medicamento. Sinceramente si me importase tan poco mi bebe no me haría falta irme a una clínica privada para que me «autorizasen», lo haría y punto. Además te critican por no «querer » a tu bichilla y no gastarte el dinero… cuando ellos ponen en peligro su vida consumiendo alcohol, etc ??? ALUCINO!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      23 julio, 2013 at 15:26

      Ya pero ellas tienen la excusa de que un médico privado, que como hay que pagarlo será siempre infinitamente mejor que uno de un centro público, les ha dado autorización para que haga estas cosas durante el embarazo. y como ya tienen el permiso oficial, nada malo puede sucederles. Y por eso, la mala madre seré yo, que me privo de todo lo que me han dicho (aunque sinceramente no me está suponiendo un gran esfuerzo y no lo veo para tanto) y me ahorro el dinero de las visitas privadas para los gastos que me va a generar la bichilla antes y después de su llegada. Sólo espero que todo vaya bien y salga sanita, porque si no ya me veo los comentarios de esta gente «claro, eso le pasa por no haber acudido a un médico privado…»

  • Responder
    Cuestión de madres
    23 julio, 2013 at 16:02

    hija… la gente siempre metiéndose donde no la llaman y encima hiriendo…
    Yo debo de ser tan «mala madre» como tú porque tampoco me gasté dinero en la privada. Respeto lo que cada uno quiera hacer pero mis ideas son de ir por lo público (en educación también) y no veo la necesidad de pagar por algo que ya me corresponde.
    Mis dos embarazos los he llevado por la pública y han sido geniales… como en todos los sitios me encontré buenos y malos profesionales pero en líneas generales estuve muy bien atendida y muy tranquila y segura de todos ellos.
    mis 3 ecografías de rigor, analíticas y pruebas varias en el primer embarazo y lo mismo pero con ecografías cada 15 días durante el segundo embarazo porque era de alto riesgo.
    unos partos fantásticos y muy respetados en los que me dejaron elegir hasta que la cosa se complicó (el primero terminó en cesárea porque tenía 2 vueltas de cordón) y en habitación compartida… eso sí… con el mayor compartí la habitación con una gitana muy simpática y que llamó a todos para que no fueran a verla porque se llenaba enseguida la habitación y después con una marroquí de lo más encantadora (incluso cambiamos la comida porque en su día de ingreso le llevaron cerdo para comer y yo había elegido pescado). Aprendí mucho de ellas.
    Eso sí, también he tenido que aguantar comentarios del tipo… si me pasa algo por no ir a la privada que en ella me iban a mirar mejor pero pasé de ellos…

    Lo único privado fueron la ecos 4d pero porque los abuelos querían ver a sus nietos y pagaron ellos y cedí yo mi tiempo… jejejeje

    tranquila, lo que elijas siempre será lo mejor para tu bichilla, sea público o privado, porque eres su madre y sabes lo que es mejor para ella… besitos guapísima

    • Responder
      planeandoserpadres
      23 julio, 2013 at 19:47

      ¿Ves tú como también se puede salir satisfecha de la atención pública? Lo cierto es que realmente hemos elegido esta opción porque consideramos que es la mejor, que la sanidad en este país sigue siendo excelente y que no tenemos por qué pagar demás asistiendo a consultas privadas. Si tuviésemos la más remota sospecha de que se nos estuviese tratando de mala manera o de que el seguimiento sería más seguro en un centro privado, por suerte cambiaríamos de idea sin dudarlo, ya que económicamente nos lo podríamos permitir ¡y sólo queremos lo mejor para la bichilla! Pero de momento seguiremos confiando en nuestra Seguridad Social de toda la vida y en la cantidad de buenas experiencias que otras mamás nos han transmitido hasta ahora. ¡Y muchas gracias por dedicarme un ratito con un comentario tan largo! Que ya me he informado en vuestro blog de la serie de percances que os están dificultando el mes. Besitossssss

  • Responder
    lydia-padres en pañales
    23 julio, 2013 at 22:34

    Sigue en la seguridad social y no te preocupes por ello. A mi también alguna persona me preguntó y me miró raro por no ir a un privado. Pero mira, mi cuñada ha ido por los dos lados, y al final del embarazo ha tenido un problema que en la privada no le habían detectado y en la pública sí, y gracias a los análisis completos de la pública ha evitado un posible riesgo. Además te digo que la atención que recibí en el parto me pareció muy buena, y tienes la tranquilidad de que tienes cualquier médico en el hospital por si ocurriera algo.

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 julio, 2013 at 06:56

      Por suerte ¡no nos preocupamos por estos comentarios! Si no estaríamos en un sin vivir porque entre que somos primerizos, que no conocemos nada de embarazos ni bebés y que la gente a veces parece que en vez de darnos consejos quiere dificultarnos el proceso y contradecir todas nuestras decisiones ¡ya nos habríamos vuelto locos! Cosa que no descarto antes o después del parto, porque como los «consejos» de este estilo se alarguen así indefinidamente, no va a haber mente sana que lo resista.

  • Responder
    Mon_conpequesenzgz (@Monconpequeszgz)
    8 agosto, 2013 at 08:45

    Pues yo lleve el embarazo por los dos sitios, quería que mi gine me siguiera el embarazo porque es un encanto y me fio de ella, pero quería parir en la pública. Lo ideal hubiera sido parir con mi gine en la pública, pero aunque antes estuvo en los dos sitios ahora sólo atiende partos en privada y en el hospital que lo hace no me gustaban los protocolos que tenían con los neonatos, ni tenían UCI pediatrica.
    Así que fui por partida doble. A mi gine privada se lo dije desde el principio y ella no me hizo repetir pruebas, de las que no hacia falta se fiaba de los resultados de la pública.
    Sobre restricciones, creo que no tiene nada que ver público y privdo, de hecho mi gine privada me dio mucha más caña con las prohibiciones, y unas broncas por engordar demasiado que entre hormonas y demás acababa saliendo cabreadísima de la consulta. me prohibio el café, los dulces, etc (jamón no, que era inmune a toxo).
    Eco no me hicieron tampoco «antes de tiempo» en la privada, hasta la semana 12 no me hicieron nada de nada.
    En la pública muy bien todo, sobre todo el parto, que al final fue cesarea por no dilatación. ninguna queja. me gusta la sanidad pública, pero también me gusta mi gine de la privada…

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 agosto, 2013 at 15:43

      ¡Es genial tu experiencia! Y es tal y como debería ser: si hay que imponer restricciones tanto da que las proponga el médico público como el privado ¡mira como la tuya te tenía a raya! Muchas embarazadas prefieren tener el parto en los centros públicos porque suelen estar mejor preparados en el caso de que se sufra alguna complicación y no tienen ganas de tener que salir correteando en ambulancia de un centro a otro. Sin embargo ¿cómo aguantaste tanto para hacerte la primera ecografía a las 12 semanas teniendo cobertura privada? Casi nadie puede resistirse tanto tiempo, aunque en la pública no queda otro remedio pero cuando se paga un seguro ¡queremos ecografías casi cada día!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.