Opiniones

Mi bichilla se llamará Laura‏

nombre para niña

Después de mucho pensar en los nombres más bonitos del mundo, de poner a la familia e internet patas arribas con encuestas y preguntar opiniones a diestro y siniestro hemos llegado a la conclusión de que, si los distintos ginecólogos y gente que maneja los ecógrafos no se han equivocado en sus diagnósticos y finalmente nuestra bichilla resulta ser una niña, se llamará Laura.

Laura, un nombre sencillo, muy común, que aparecía tanto en la lista de preferencias del futuro papá como en las mías propias, pero que sin embargo no era el preferido de ninguno de los dos. ¡Qué cosas pasan en la vida! El futuro papá es el que está más convencido con esta decisión. Yo aún estoy tratando de hacerme a la idea, y lo tengo amenazado con que si el día del parto, entre contracción y contracción, me da por cambiarle el nombre a la bichilla lo haré y punto. De momento tengo la sensación de que si yo no hubiese cedido en este asunto nunca hubiésemos llegado a un acuerdo, más que nada por los siguientes motivos.

1. Enfrentamiento a muerte entre los nombres andaluces y catalanes. El futuro papá nunca aceptaría que la bichilla se llamase Rocío, Macarena ni Candela, y yo me negaba a nombres impronunciables para mí y mi estirpe como Meritxell, o a saber qué más (sinceramente, el pobre se comportó y ya se abstuvo desde un principio de insertar muchas rarezas en el listado). Antes de empezar a luchar por el independentismo de nuestras tierras decidí bajarme del burro y olvidar estos nombres.

2. Descartados los “más preferidos” de cada uno. A mí me gustaba mucho Alba (creí que mi bichilla se llamaría así a toda costa y mirad cómo me veo ahora) pero el futuro papá tiene una prima en Linares, de 14 años, muy graciosa ella, que ya se llama Alba. Lo cierto es que a causa de la distancia las dos niñas coincidirían como mucho un par de veces al año, por lo que no creo yo que el trauma de tener el mismo nombre fuese a ser tal, pero este era su argumento principal: no quería nombres repetidos en la familia. Al futuro papá le gustaba Violeta ¿por qué? Me preguntaba yo a diario. Porque lo había visto escrito o lo había oído recientemente en no sé dónde y le había encantado. A mí no me convencía para nada, porque puestos a ponerle a la bichilla el nombre de un color preferiría Rosa o Celeste, que me gustan mucho más que el violeta. Así que para salir del atolladero, descartamos los preferidos de ambos.

3. Gustos comunes. El caso es que Laura era el único nombre repetido que existía en la lista de ambos. No es raro, es sencillo, fácil de pronunciar para todos los allegados, no es feo, tiene un significado positivo (triunfal, victoriosa, por su origen latino), se escribe igual en otros idiomas, a la mayor parte de la gente conocida le parecía bien la decisión… En fin, que se abrió ante nosotros como la solución a todos nuestros desvelos relativos a este asunto.

4. La pulsera premonitoria. Resulta que cuando mi madre se quedó embarazadita de mí, tenía clarísimo que quería que me llamase Laura. De hecho, una de sus amigas le regaló la típica pulserita esclava de oro con este nombre grabado. Pero a pocos días de mi nacimiento mi padre impuso su voluntad, y decidió que me llamaría Lucía, como su tía que se había ocupado de él de pequeño. Así es que mi madre cedió, y el joyero grabó el nuevo nombre en el reverso de la pulsera. Aún la tengo conmigo, y mi suegra sostiene que eso era una señal de que alguna Laura tendríamos que tener pululando por la familia.

5. ¡Teníamos prisa por decidirnos! La que más insistía era mi cuñada D. que decía que no podíamos pasarnos todos estos meses llamándola “la niña”, “la bebesita” o “la bichilla” y estaba deseosa de tener un nombre seguro al que aferrarse para dirigirse a su futura sobrinita. La que menos confiaba en que tomásemos la decisión de forma rápida era mi madre, quien ya me estaba preguntando cuántos días después del parto tendríamos para inscribirla en el registro, a fin de disponer de más tiempo para poder elegir el nombre. Esto me preocupaba porque si en 9 meses no hubiésemos sido capaces de llegar a un acuerdo al respecto ¿lo hubiésemos conseguido unos días después del parto.
Y por todos estos motivos, tras casi 25 semanas de embarazo, hemos decidido que nuestro bebé se llamará Laura. Yo aún necesito meditarlo un poco más, pero la familia me mataría si me pongo a cambiar de nombre cada dos días. Y pensar, que en estos 6 meses de embarazo este ha sido el obstáculo más grande que hemos debido superar… ¿quién lo diría? Creo que me ha costado hacerme a la idea de que no he podido imponer mi voluntad en este asunto por dos motivos: el primero es que estoy muy mal acostumbrada a hacer siempre (o casi siempre) lo que me viene en gana; y el segundo es que nunca dudé de que todas las embarazadas llaman a sus bichillos como ellas quieren, y si es necesario pisotear los deseos del futuro papá, se pisotean y santas pascuas. ¿Quién me ha visto y quién me ve? Yo cediendo en una decisión tan trascendental en mi vida. ¿Será que las hormonas del embarazo me están haciendo blandita? En vuestros casos ¿cómo decidisteis el nombre del bebé? ¿Lo impuso la futura mamá? ¿El futuro papá? ¿Hubo acuerdo? ¿Realizasteis una votación familiar? ¿Lo echasteis a suertes? ¿Coincidió con el santoral del día del nacimiento? ¡Es que hay tantas formas para decidir…!

Esto te puede interesar

62 Comentarios

  • Responder
    Anónimo
    24 julio, 2013 at 08:36

    Por ahora ni idea, cada uno tiene su lista en la cabeza pero yo no quiero hablar de ello hasta que sepamos que será, total muchas veces ni me acuerdo que estoy embarazada
    Es un nombre precioso, muy muy bonito.

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 julio, 2013 at 11:38

      A mí al principio del embarazo me pasaba igual, que entre que no me notaba síntomas y hasta la semana 20 no supimos que sería niña, pensaba más bien poco en el nombre. Pero a raíz de conocer el sexo comenzó a obsesionarnos el tema y parece que al final tenemos un ganador.

  • Responder
    Faldones bautizo y ropa de bebé
    24 julio, 2013 at 08:50

    Laura es muy bonito, buena elección

  • Responder
    Mis2monstruitos
    24 julio, 2013 at 09:20

    Otro misterio resuelto!
    Jajajaja, la lucha Andalucía – Catalunya veo que ha traspasado el Congreso de los Diputados, jejeje. Tú tranquila, yo soy catalán, y Meritxell es un nombre que me cuesta. Y si se utiliza el diminutivo, Txell, ni te cuento.
    Me ha hecho gracia lo de la pulsera, ya que mi madre siempre me decía que si hubiera sido yo una niña me hubiera puesto Cristina, y mira, ése es el nombre de mi pareja.

    Un abrazo, papás de Laura (acostumbraos a esto porque nadie sabrá como os llamais)

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 julio, 2013 at 11:41

      Sí, sí pues no te creas que me costará mucho porque cuando llegué aquí hace casi 9 años todos me conocían como “la prima de Sergio” parecía que no tuviese nombre propio. Y ahora pasaré a ser “la mamá de Laura”, con lo cual creo que el cambio no me va a afectar. Ahora, al futuro papá no sé, porque él si tenía identidad propia desde siempre… ¡pero seguro que se hace ilusión que le llamen así!

  • Responder
    sradiaz
    24 julio, 2013 at 09:21

    Una compañera de trabajo lo decidió tirando de santoral de la fecha aproximada de parto.
    Y en mi caso, mis padres me pusieron el nombre que le gustaba a mi padre 😀

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 julio, 2013 at 11:44

      Lo del santoral me parece de un arriesgado que me da pánico sólo de pensarlo. ya que lo has dicho le acabo de echar un vistazo y mira lo que me corresponde para mi fecha probable de parto el 6 de noviembre: Comasia, Maulán, Adolfina, Betiana, Zaareth… ¡Jajaja! ¡Creo que nos los había escuchado nunca!

  • Responder
    Bombones
    24 julio, 2013 at 10:07

    Laura es un nombre muy bonito 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 julio, 2013 at 11:45

      ¡Y muy común! Pero para raro, el embarazo sin síntomas que estoy teniendo, así es que ya teníamos ganas de poner un poco de normalidad en este asunto. ¡Me alegro de que te guste!

      • Responder
        Bombones
        24 julio, 2013 at 16:19

        Tu embarazo me recuerda mucho al primero mío. Espero que no sea tan raro 🙂 Es genial que lo lleves tan bien. Yo en las últimas dos semanas (que fueron la 36 y la 37) tuve calambres en las manos. Ya está, eso fue todo 🙂

        • Responder
          planeandoserpadres
          25 julio, 2013 at 09:15

          Pues sí que fueron pocos síntomas, sí. Y el segundo ¿ya no fue igual? Porque todo el mundo dice que incluso para la misma mujer, los embarazos pueden ser completamente diferentes. Yo si repito quiero que sea igualito, igualito que este.

          • Bombones
            25 julio, 2013 at 09:21

            El segundo fue buenísimo también. Nada de calambres esta vez. Lo que si note, fue más cansancio… sobre todo en la última mitad.

          • planeandoserpadres
            25 julio, 2013 at 09:29

            ¡Ay qué bien! Porque yo no querría que el segundo mío fuera radicalmente diferente a este. ¡Con lo bien que me está saliendo de momento!

  • Responder
    nohabrapazparalasmadres
    24 julio, 2013 at 12:19

    Mucho mejor que un nombre impronunciable o raro, raro, raro….dí que sí! Es un nombre sencillo pero muy bonito!

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 julio, 2013 at 16:13

      Sí, eso sí que lo tenía claro desde el primer momento: que rarezas en esta casa las justitas y a ser posible ninguna, que luego se me pasa la vida con el nombre mal puesto y me pierde la identidad.

  • Responder
    lauritapurple
    24 julio, 2013 at 13:13

    Laura es un nombre bonito!! (no se nota que yo me llamo así, no?) y la historia de porque me llamo Laura es la siguiente: Mi madre quería ponerme Rocío y mi padre Tatiana. El día del parto aún no se habían decidido y cuando llegó la enfermera a decirle a mi madre que le dijera algún nombre para poner en la pulsera, miró la tele donde estaban echando “La casa de la pradera” y mi madre dijo: LAURA!!!!
    Y así me quedé.
    Es cierto que hay muchas Lauras, pero no deja de ser un nombre bonito. A mi hija (que espero algún día tener) me gustaría llamarle Leire, pero mi marido no quiere… También nos gusta Irene… jejeje!!

    Un beso!

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 julio, 2013 at 16:16

      ¡Jajaja! Normal que te guste si tú te llamas igual. Rocío también estaba entre mi lista de preferidos (que me perdone tu padre, pero Tatiana no me gusta ni chispa, creo que por una niña súper bruta que conocí en la infancia, y ya sabemos que eso acaba marcando mucho a la hora de escoger el nombre). También tu madre tuvo una premonición con lo de La casa de la pradera. Leire me gusta más que Irene, pero si el papá no quiere ¡ya te veo como yo hartándote de darle vueltas al coco!

  • Responder
    Ana Fernández
    24 julio, 2013 at 14:40

    ¡Enhorabuena por la decisión! A mí también me gusta, me parece un nombre muy bonito, sencillo pero con fuerza.
    Nosotros le pusimos el que tocaba por tradición familiar (el padre, el abuelo, el bisabuelo etc) pero cuando venga otro nos lanzaremos a la búsqueda como vosotros. Por cierto que lo del santoral no es tan raro, mi suegra se llama Isidora porque era el santo del día que nació.
    Lo dicho, buena elección y felicidades, que ya no tenéis que pensar más en eso (y es un alivio ¡eh?)

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 julio, 2013 at 16:18

      Mi madre insistía en lo de la tradición familiar si hubiese sido niño: ella defendía ponerle de los dos abuelos Juan Pedro o Pedro Juan (¡vaya compuestos me buscó! Casi agradezco que haya sido niña). Sí, sí lo del santoral antes era lo normal, en nuestros abuelos, padres, pero incluso ya entre gente de nuestra generación no conozco a nadie que tenga el nombre por el santo del día y en estas generaciones modernas (y con esos nombres nuevos mega cool) menos todavía.

  • Responder
    Alita29
    24 julio, 2013 at 18:46

    Vaya! que bien por lo del nombre!!! Y Laura es muy bonito!!!
    Nosotros todavia estamos entre dos… Uno muy español y otro que es mas normal. Y luego esta mi suegra que lo llama como a su hijo porque piensa que le vamos a poner el nombre del padre, antes pidio si le podiamos poner el nombre de su padre (un nombre francemente horrible!).
    Me hace gracia porque mi hermano me ha estado llamando pidiendome que porfavor le ponga el nombre normal! Mi familia vive en paises de habla no castellana (Alemania, Italia, Canadad) asi que mi hermano quiere que tenga un nombre que le sirva en varios idiomas y no sea dificil de pronunciar!… Desde que se entero que es niño y que no tenia el nombre (si era niña si teniamos un nombre decidido!) el tio esta como loco para que le asegure como se llamara!
    Igual no lo quiero decidirlo 100% porque ya me veo el dia del parto diciendo que mi hijo tiene cara de “Romualdo” (con todos mis respetos hacia quienes se llamen asi!) y a ver quien le dice algo a la madre, su Romualdo! y las hormonas.

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 julio, 2013 at 09:18

      Madre mía elegir nombre que vaga para 4 países, si a mí ya me ha costado elegir uno para 2 comunidades autónomas… ¡suerte en tu propósito! Que conste que yo tampoco descarto dar la sorpresa en pleno parto y cambiar radicalmente de opinión, aprovechando mi situación y la debilidad y nerviosismo del futuro papá, pero de momento sí creo que se seguirá llamando Laura.

  • Responder
    yademasmamas
    24 julio, 2013 at 19:15

    Nosotros teníamos muy claro el nombre si hubiese sido niña, y lo de niño lo estuvimos discutiendo un par de días, y al final optamos por el que yo prefería, eso sí, necesite la ayuda de mi sobrina para convencer al papá…

    María.

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 julio, 2013 at 09:20

      Bueno un par de días es un tiempo muy breve para decidir ¡nosotros hemos tardado meses en ponernos “de acuerdo”! Y lo cierto es que mis nombres contaban con pocos apoyos familiares, así que ya veía yo desde el principio que tenía todas las de perder.

  • Responder
    mdemurga
    24 julio, 2013 at 20:29

    Vaya! Laura! Suena genial! Me alegra mucho leer que ya habéis decidido nombre. Supongo que la tita tiene razón. Así te diriges personalmente a la nena por su nombre. Es más personal y la hace más presente de alguna manera en la conversaciones. Ahora ya tenéis un trabajo menos!

    Un abrazo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 julio, 2013 at 09:21

      Sí, sí ahora ya estamos todo el día Laurita para acá, Laurita para allá (yo es que soy muy de usar diminutivos) y nos hemos quedado descansando en este aspecto.

  • Responder
    Nani de Preparando la llegada del bebé
    24 julio, 2013 at 22:53

    Felicidades por tu embarazo y por la elección! Es un nombre precioso!

  • Responder
    Diana
    25 julio, 2013 at 00:20

    Bien!! Me gusta el nombre y me gusta la historia de que tu te ibas a llamar Laura. Ya lo conté yo también hace algún tiempo en mi blog, a mi me pasó lo mismo. Yo me iba a llamar Sara, pero en el paritorio, mi padre decidió llamarme Diana, mientras él oía la canción del mismo nombre de Paul Anka. Y cuando me quedé embarazada y supe que iba a ser una niña….ganó Sara, jejeje

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 julio, 2013 at 09:24

      Vaya padre cambiante en pleno paritorio. Yo a mi marido no le permitiré que me haga eso ¡con la devueltas que le hemos dado al nombrecito! Eso sí, si yo cambio de opinión en el último minuto ¡lo tengo permitido que para eso estoy sufriendo los rigores del parto! Pues Sara era una de mis opciones preferidas también, y a mi suegra le encantaba pero al final l aura parece que convenció a más gente y sobre todo ¡al futuro papá!

  • Responder
    padresfrikerizos (@padresfrikerizo)
    25 julio, 2013 at 08:28

    Muy bonito, a mi suegra le hubiera encantado porque es como iba a llamar al padre de la criatura hasta que se topó con una cola en su camino jajajajaj.
    Lo del nombre es un quebradero de cabeza pero mejor elegirlo cuanto antes y así ya empiezas a hacerte a él que también cuesta jejeje, el nuestro tardó en entrar pero claro es que Chewy es difícil jejej.
    Besis

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 julio, 2013 at 09:27

      ¡Jajaja! ¡Ay las suegras! La mía no ha sido muy problemática, la verdad. Sí que tenía unos cuantos de mis nombres andaluces que no los quería oír ni de lejos, pero había muchos que le parecían aceptables. Ahora creo que ya nos vamos acostumbrando bastante bien al que hemos elegido, y la gente ya no pregunta por el embarazo sino por cómo está Laura hoy. ¡Qué bien mentalizados los tenemos!

  • Responder
    barcelonacolours
    25 julio, 2013 at 12:35

    Bonito nombre. Limpio, corto, claro y normal!…a mi me gustan los nombres asíiii…

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 julio, 2013 at 16:01

      ¡Jajaja! Me ha hecho gracia lo de normal. Sí es que la verdad hay cada nombrecito por ahí que yo no sé si son directamente inventados por los padres o de dónde los habrán sacado.

      • Responder
        barcelonacolours
        26 julio, 2013 at 07:36

        Síiii..ahora hay tantos nombres “originales” que un Laura suena muy normal! :):):)

        • Responder
          planeandoserpadres
          26 julio, 2013 at 12:12

          Mi madre para esto de los nombres raros tiene mucha gracia, porque a veces se le mete alguno entre ceja y ceja y no para de sacar el tema en cuanto puede. Si ella trabajase en un registro ¡prohibiría la inscripción de algunos nombres!

          • barcelonacolours
            26 julio, 2013 at 21:27

            Jajaja es que alguno tiene delito. A mi a veces me sabe mal por los niños. Porque si son monos última simpáticos bien pero el típico feíto encima con nombre raro…

          • planeandoserpadres
            28 julio, 2013 at 19:12

            ¡Ay sí! Pobres criaturitas…

  • Responder
    iguales desiguales
    26 julio, 2013 at 00:17

    Muy buena eleccion y fundamentos mas que sólidos!!! A nosotros como venía de doblete nos fue más fácil, elegimos uno cada uno!!! Beso grande!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 julio, 2013 at 12:07

      Pues no sé yo si la decisión para elegir dos nombres a la ves nos hubiese resultado más fácil, porque el futuro papá se negaba a mi razonamiento de: “yo le pongo a esta bichilla el nombre que más me guste y al siguiente bebé se lo pones tú”. Con lo cual tendríamos que haber conseguido doble consenso, y con lo que nos ha costado este ¡lo veo dificilísimo!

  • Responder
    Mamá de V
    26 julio, 2013 at 01:40

    ¡Hola Papás de Laura! Nosotros que tambien somos familia andaluzo-catalana nos pasó un poco lo mismo 🙂 Al final mucho darle vueltas, listas y listas, y salió el común de las dos, que tampoco era ni el suyo ni el mio 😀

  • Responder
    Constance & Mireille
    26 julio, 2013 at 09:10

    Muy bonito Laura. Además a medida que pasen los años, el nombre os gustará cada vez más y más porque es el nombre de vuestra niña, que es única!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 julio, 2013 at 12:16

      ¡Ay sí! Creo que como ya nos gusta de entrada, no nos cansaremos nunca de escucharlo.

  • Responder
    trandafiras
    26 julio, 2013 at 11:21

    Qué bonita historia la de tu la pulserita!! Yo creo mucho en las señales, claro que sí!
    Un nombre precioso.

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 julio, 2013 at 12:21

      Para que veas, resulta que mi bichilla se llamará como mi madre hubiese querido que me llamase yo ¿quién me lo iba a decir?

  • Responder
    Much more than I am (@MuchmorethanIam)
    26 julio, 2013 at 13:14

    Hola Lucía!

    El nombre de Laura es muy bonito, de pequeña yo fantaseaba con tener una hija que se llamaría Laura, aunque ahora tengo dos y ninguna se llama así 😉

    En mi caso, desde el principio tuvimos bastante claros los nombres de niña aunque no los de niño, así que menos mal que vinieron niñas.

    Qué poquito te queda, nacerá por octubre no? cuando nací yo, saldrá buenísima fijo, jejeje.

    Un besito

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 julio, 2013 at 19:10

      En principio la fecha es el 6 de noviembre, pero bueno como nunca se sabe si acertaremos con ella o saldrá antes o después… Yo también nací en octubre, y desde luego que me gusta mucho más este mes que noviembre, pero el caso es que ¡llegará cuando ella quiera!

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    26 julio, 2013 at 19:49

    es un nombre precioso… tengo unas amigas que se llaman así y son grandes personas… me gusta mucho ese nombre…. y, por cierto, también me gusta mucho el tuyo!!!!

  • Responder
    mOOntsEsteban
    28 julio, 2013 at 17:53

    ¡Que bien ya tenéis nombre! ¡Todo va cogiendo forma! ,)
    Y la historia de la pulsera es genial

    Un beso,

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 julio, 2013 at 19:15

      ¡Síii, por fin! Una cosita menos de la que preocuparnos. ¡Ay qué descanso tan grande!

  • Responder
    Elva
    28 julio, 2013 at 19:33

    Laura hubieses sido el nombre de mi piojo si hubiese sido pioja, ja ja ja ja. Era el único nombre que estaba claro porque siempre había dicho que el día que tuviese una niña se llamaría así. Todo tiene su historia, mi “mejor amiga” del jardín de infancia se llamaba así lo único que recuerdo de ella es su nombre porque era de Madrid y volvió a su ciudad cuando éramos muy pequeñas. Luego mi madre me compró unas sábanas muy monas que contaban la historia de una niña llamada Laura, por cierto, la historia venía en inglés, je je je, supongo que de ahí que estudiara Filología Inglesa, ja ja ja ja.
    Y en tercer lugar, uff, cuanto motivo para un nombre.Mi tía me contó una historia de una Laura en Galicia, que lucho por su amor hasta el final aunque le supuso la muerte porque el arzobispo la quería para ella. Una mujer fuerte, luchadora, defensora de sus ideas, principios y amor hasta el fin, por todo esto, se hubiese llamado Laura. Bueno, y porque me gustaba, claro está, je je je, que si se hubiese llamado Godofreda hubiese pasado de la historia, ja ja ja ja.

    Conlusión me encanta la elección pero si no es ese será otro y será su nombre.
    besitos avainillados

    • Responder
      planeandoserpadres
      29 julio, 2013 at 14:41

      ¡Pues tú sí que tenías un montón de motivo para hacer esa elección! Ahora, al lado de todo esto, lo nuestro queda como pobretón: elegimos Laura porque no había acuerdo común con otros nombres. Fin. ¡Qué historia más breve para contarle a la bichilla! Menos mal que al menos siempre me quedará la justificación de lo de mi pulsera de nacimiento. ¡Gracias por pasarte!

  • Responder
    El rincón de Mixka
    29 julio, 2013 at 12:18

    Hola guapa!!

    Ains, qué abandonada te tengo por dios!! No llego a todo hija… Por cierto!! Me alegro de saber por fin tu nombre… porque eso de dirigirme a ti como… Hola planeandoserpadres… No me mola nada. Además tienes un nombre precioso. Es una de mis opciones junto con Julia si algún día me quedo embarazada, y es niña.

    Bueno, parece que poco a poco todo va yendo hacia delante… Ya sabemos sexo, ya sabemos nombre, Laura. Es un nombre bonito!! Además no conozco muchas chicas con ese nombre, alguna sí, pero no muchas. El mío por ejemplo lo oyes por doquier… Buena elección!!

    Espero que el papi de la criatura se haya desenfadado conmigo, jejejeje!!

    Un abrazo y a ver si retomo el ritmo con tus posts. Dame unos días porfa. Besitos guapa!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      29 julio, 2013 at 14:45

      ¡Jajaja! Pues que sepas que mi madre se llama Julia ¡en esta familia parece que los nombres los hubieses elegido tú! No te preocupes, que el futuro papá es de natural poco rencoroso y ya superó la crítica. Y no te estreses con los posts, porque el día 1 me cojo las vacaciones y estaré muuuucho sin escribir así es que ¡tendrás tiempo de sobra para ponerte al día!

  • Responder
    El rincón de Mixka
    29 julio, 2013 at 12:35

    Pues efectivamente, se debió de perder mi comentario en el limbo… Qué rabia me da… Con lo que yo rajo, y después de poner una parrafada completa que se vaya al carajo!!

    Cómo te iba diciendo… Me alegro mucho de conocer por fin tu nombre!! Tienes un nombre muy bonito, de hecho es una de mis opciones en caso de que me quede embarazada nuevamente y sea niña. Lucía y Julia son mis favoritos. jejjee

    Laura es un nombre muy chulo y no es muy oído. Conozco alguna Laura, pero no demasiadas. Así como mi nombre se escucha por todas las esquinas.. ¿Quién no conoce a alguna Verónica?… Laura es corto, sin posibilidad de abreviaturas, aunque con el de nano pensaba lo mismo, y la gente se las apaña no sé de qué manera para hacerlo… Dieguito le llaman!! lo odio!!

    Cómo pasa el tiempo!! si hace cuatro días estabas embarazada de tres meses, sin síntomas, sin barriga, sin nada!! y ahora ya de seis mesazos… Qué poquito te quea!!!

    Un besote guapa… A ver si este con suerte entra bien… Tachán!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      29 julio, 2013 at 14:52

      Al final ¡salieron tus dos comentarios! Eso de que no tenga abreviatura ¡yo misma le digo Laurita desde que decidimos el nombre! ¡Jajaja! Pero es que yo soy muy de ridiculizarlo todo y seguro que al tuyo también le llamaría Dieguito si lo tuviera cerca. Pero no sólo me pasa con los niños, también con los mayores. Y Verónica, es muy popular pero tampoco excesivamente común ¿no? Yo conozco más Lauras que Verónicas… En fin, que cada una a estar contenta con el nombre que nos ha tocado en suerte y andando.

  • Responder
    tuspatucosymistacones
    17 diciembre, 2013 at 12:12

    Laura es precioso! No sabía cómo se llamaba la bichilla. A pesar de no estar embarazados ya vamos pensando en nombres (bueno, yo llevo pensando en ello toda la vida!), y con los de niña no tenemos problema, pero verás tu que será un niño y se acabará llamando Anacleto (con todos mis respetos por los Anacletos del mundo). En fin, yo soy Meritxell, con orígenes andaluces (mis abuelos maternos), y me siento representada en tu post! jeje Un besito!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 diciembre, 2013 at 20:45

      Yo también lo tenía muy claro y al final ganó la opción del futuro papá. Anacleto no por favor! Meritxell era uno de los que le gustaba a él también pero ni yo ni mi familia éramos capaces de pronunciarlo bien, así es que tuvimos que descartarlo.

  • Responder
    Los nombres de mi bichilla - Planeando ser padres
    27 febrero, 2015 at 15:51

    […] de mamá blogger a parte) en internet con ese nombre, pero no es un secreto que mi criaturita se llama Laura, más por iniciativa de su papá que por mi gusto particular pero bueno, exceptuando el hecho de […]

  • Responder
    mordor
    18 marzo, 2017 at 18:36

    Ya se que este post es antiguo pero no me he podido resistir a comentar. Viviendo en Cataluña conocerás a Lluís Llach i Joan Manuel Serrat. Mi canción preferida de cada uno de ellos lleva una tu nombre y la otra el de tu hija. Laura de Llach hizo que un montón de niñas de mi edad se llamaran así. Creo que Lucía de Serrat no tuvo el mismo poder de convocatoria ya que Lucía en catalán es Llucia con acento en la u y no suena tan bien como en castellano

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.