Segundo trimestre de embarazo

Nuestra ecografía 4D: así es la bichilla

ecografía 4DDesde antes de quedar embarazada yo era poco partidaria de dilapidar la mini fortuna familiar en someternos a este tipo de invento de la ecografía 4D. Me parecía una pijotada innecesaria, ya que ni te diagnostican nada, ni te ofrecen datos de tu embarazo y sólo sirve para que los papás y otros familiares se recreen invadiendo la intimidad del bebé. Pero al futuro papá le hacía ilusión poder ver a la bichilla con más frecuencia de la permitida en la Seguridad Social, así que aprovechando un descuento (que los hay, y muchos) de Let’s Bonus (también me hice seguidora de GrupaliaGroupón, Atrápalo y otras webs de rebajas de este estilo) logré por un módico precio (51 euros frente a los 120-180 euros que normalmente cuestan estas ecografías en los centros privados) hacerle un regalito al futuro papá para su cumpleaños.

A principios de agosto, durante la semana 27 del embarazo y justo antes de irnos de vacaciones, fuimos a probar el experimento en el Centro de Diagnóstico por la Imagen Argiles Vives, del Hospital Delfos en Barcelona capital. Pese a que no somos pacientes habituales, no conocían nuestro historial y estábamos pagando mucho menos de lo que ellos suelen cobrar por el servicio, lo cierto es que tanto el médico como la enfermera fueron de lo más agradable con nosotros. La sesión duró 30 minutos y al finalizar incluía el dvd con la grabación de todo el proceso y 12 fotos en color de los “mejores momentos” del evento. A día de hoy, aún no sé si este dinero ha estado bien invertido o no, porque yo creo que tiene más inconvenientes que ventajas.

1. Precio. Si no es por los descuentos, creo que me hubiese negado en redondo a someterme a la ecografía  4D ¡que ya me podré cansar de mirar y remirar a la bichilla cuando nazca!

2. Observación. No sé si será lo habitual, pero en nuestro caso nos pasamos toda la sesión admirando la cabeza de la bichilla. Suerte que subió un bracito para chuparse un dedo, tocarse la cara, y así pudimos ver un poquito más de cuerpo, pero eso de centrarse sólo en la cabeza lo veo un poco limitadito.

3. Dudas. Al menos me hubiera gustado poder volver a comprobar ¡que sigue siendo una niña! Porque con tanta decoración rosa que estamos poniendo y tanta ropa de niña que estamos comprando, de vez en cuando me asalta la duda de si no se equivocarían en el diagnóstico del sexo durante la ecografía de la semana 20. El médico sólo hizo una pasada rápida y afirmó que no se equivocan con la previsión. Pero ¿quería decir que nunca se equivocan, de forma general, o que en mi caso particular no se han equivocado? También podríamos haber insistido más con la pregunta, pero fuimos así de cortitos.

4. Miedo al alien desconocido. Una de las cosas que menos me gustaban de este tipo de ecografías es que en muchas de las posiciones el bebé parece poco más o menos un extraterrestre, o cualquier otro bicho que no debería estar alojado por ahí dentro. De hecho, en el primer fotograma del vídeo mi primo pequeño (de 7 años) gritó: “Mira papá es un lagarto”. Y es que yo pensé lo mismo mientras veía la imagen en la pantalla. Menos mal que todo depende del ángulo y de la profundidad en la que indague el aparato y poco después la imagen se normalizó y ya aquello cobró aspecto de bebé humano.

5. Tensión por los desperfectos visionados. A veces el ecógrafo muestra una imagen demasiado profunda y traspasa la piel y el hueso, de forma que aparecía un agujero negro en la cabeza a través del cual se le veía el cerebro ¡y eso daba mucha impresión! También al apoyarse la manita en la cara de vez en cuando se veían deditos con piel y algo carnositos y otras veces simplemente los huesecitos del esqueleto. Como perezosa de sangre andaluza que es mi bichilla, se pasó toda la sesión recostada con la parte izquierda de la cara sobre la pared del útero, por lo que sólo podíamos verla del lado derecho y en muy pocas ocasiones de frente con los dos ojos enfocados. ¡Y tiene una mirada poco cariñosa esta niña!

6. Información útil. Yo siempre digo que mi bichilla está de pie ahí dentro y la gente no me toma en serio. Ellos se la imagina cabeza abajo o tumbada plácidamente de un lado a otro de la barriga. Pero en esta eco (aunque también en las anteriores) el médico me dijo claramente que yo tenía razón y que tiene la cabecita situada bajo mis costillas del lado izquierdo y los pies hacia el lado derecho del pubis. Claro, también me advirtió de que esta postura es bastante mala para proceder con un parto natural, y que si se mantiene así hasta el final del embarazo tendrán que realizarme una cesárea. Pero me calmó al decir que aún queda mucho tiempo para que se dé la vuelta y que de momento eso no tiene que preocuparme. Pudimos escuchar el latido del corazón, ver la circulación de la sangre por el cordón umbilical…

7. Parecidos. La bichilla ya tiene mofletes y según su papi y el médico, eso junto a la forma de la boca y la nariz indican ¡que se parece a mí! Y estos dos no son los únicos trastornados que piensan eso, sino que hay más familiares que sostienen esa teoría. Del médico lo entiendo porque a fin de cuenta íbamos pagando y querría tenerme contenta. Del futuro papá, casi que también lo entiendo porque al ser niña desea que se parezca a su mamá y del resto no sé qué pensar: o están todos trastornados o son unos halagadores mentirosos porque ni yo (ni mi familia directa) vemos ahí parecido con nadie, ni conmigo, ni con su padre, ni con el vecino del quinto. ¡Esta niña podría ser la de cualquiera!

8. Emoción. Mi único momento de emoción maternal durante este embarazo (en la ecografía de la semana 20) no ha vuelto a repetirse con la ecografía 4D. Tiene su gracia verla moverse, comprobar que va adquiriendo forma humana, que abre y cierra los ojitos, que bosteza, pero no me ha resultado tan emocionante como el momento de descubrir que era una niña y que se desarrollaba con normalidad. ¡Está visto que las hormonas siguen sin convertirme en una llorona sentimental!

Para futuros embarazos supongo que si volviese a encontrar un precio razonable para el caprichito repetiría la experiencia, más que nada para que el futuro bichillo no estuviese en desventaja frente a la bichilla actual. Pero vamos, que es una prueba completamente prescindible, que puede despertar muchos temores y que aclara poco de lo que ocurre por ahí dentro. ¿Qué pensáis vosotros de la ecografía 4D?

Esto te puede interesar

25 Comentarios

  • Responder
    moda infantil y ropa bebé
    9 septiembre, 2013 at 07:41

    Qué cosita, será preciosa

    • Responder
      planeandoserpadres
      9 septiembre, 2013 at 16:30

      ¡Gracias! Al menos no se ve una cosa tan horrorosa como yo esperaba ver. Pero no sé yo si esto será fiable para saber el aspecto de verdad el día del parto…

  • Responder
    Esther
    9 septiembre, 2013 at 08:35

    Si, la verdad es que es una eco de «capricho» aunque está bien, sobretodo si te sale bien de precio o si es regalado, como en nuestro caso. A nosotros lo único que nos diagnosticaron era que no tenía labio leperino, tenía todos sus deditos y reconfirmaron que era niño. Eso si, nosotros vimos perfectamente todo el cuerpo, no solo la cabeza. Eso si, las fotos y el vídeo no los hemos visto ni dos veces.

    • Responder
      planeandoserpadres
      9 septiembre, 2013 at 16:32

      ¡Yo ya he perdido la cuenta de las veces que lo hemos visto! Si al final va a resultar que sí que ha sido rentable la inversión. A nosotros no nos comentaron nada de diagnóstico, ni reconfirmaron el sexo, ni nada importante. Y así me paso el día pensando que como se equivocasen en la eco de las 20 semanas y mi bichilla resulte ser un niño… ¡al traste con toda la decoración y la ropa que hemos comprado!

  • Responder
    El rincón de Mixka
    9 septiembre, 2013 at 10:26

    Hola guapa!!

    Ayyyyyyyy tú eres de las mías. Abonada a los cupones descuento!!! jajajajaja Menudos chollazos que compro…

    Qué guay!! Ya tenéis su primera foto en condiciones!! En las ecografías normales no se ve nada…

    Muy guapa!!

    Un besito!!

    P.D.: Se que no es muy ético esto pero… pásate por mi blog y comparte la entrada de hoy… porfa!!! Es un gesto solidario. Te estaré eternamente agradecida guapa!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      9 septiembre, 2013 at 16:34

      Sí, sí es que si no llego a encontrar un descuento no hubiese pagado lo que piden en las clínicas privadas. Y en la eco 4D dicen algunos que se parece a mí, pero en la 2D es clavadita a su papá ¡Cómo sólo se ven huesos por todas partes…!

  • Responder
    Mamá de Cleo
    9 septiembre, 2013 at 11:53

    Yo me la hice, y a mi si que me hacía muchísma ilusión poder verla «mejor», aun que mi decepción fue que no se veía tan bien como «anuncian», al menos en mi caso, también me sirivió para asegurarme de que llevaba una niña, pues parece ser que los medicos se siguen equivocando con el sexo, hace poco una conocida mia tuvo un niño por cesarea, se llevarón todo el embarazo diciendole que era una niña… imaginate su cara cuando se lo presentaron!!!

    Un abrazo!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      9 septiembre, 2013 at 16:36

      A mí me pasó al revés: pensé que se vería peor y la imagen era realmente buena y con muchos detalles de ojos abiertos, bostezos, niña chupándose un dedo. Pero al no bajar de la cabeza ¡me quedé con las ganas de reconfirmar el tema del sexo! Vamos, es que no me quiero imaginar el día del parto cuando yo esté esperando a ver a mi bichilla ¡y que me salga de ahí un bichillo! ¿Qué se hace en esos casos ? ¿Lo sigo vistiendo de rosa y con vestiditos hasta que crezca y empiece a comprarle ropa de su talla?

  • Responder
    Em Nome dos Pais de Múltiplos
    9 septiembre, 2013 at 14:22

    Qué curioso, nadie nunca ve al hijo en una 4D como una rareza por aquí. En Brasil decimos que mucho se parecen a rodillas jejeje Aunque yo nunca haya pensado en eso. Ese tema del precio también es importante. Cuando mi esposa y yo hicimos ya era caro, y con mellizos, más aun. Que bien encontramos un sitio con precios más «cómodos». Igual fue genial, ademas de «ver» una construcción digital, hay diversas informaciones muy útiles. Felicitaciones por la peke!

    • Responder
      planeandoserpadres
      9 septiembre, 2013 at 16:38

      A nosotros, útil lo que se dice útil no nos dijeron nada. Bueno, tan solo que todo se veía normal ¡lo cual quizás ya es mucho! Y lo de los parecidos, hay quien jura que cuando el bebé nació de verdad era idéntico a la imagen de la eco 4D pero esto ¡no so sabremos hasta dentro de un par de meses!

  • Responder
    yademasmamas
    9 septiembre, 2013 at 16:26

    Reconozco que es una eco-capricho, pero a mi me gustó, y eso que me salió mas cara que a ti, pero verle moverse, tocarse los ojos… a mi me emocionó.
    Es cierto que el video lo hemos visto dos veces, pero las fotos si que las miré cada día hasta que nació.

    María.

    • Responder
      planeandoserpadres
      9 septiembre, 2013 at 16:44

      Si bien pensado ¡algún capricho debíamos darnos durante el embarazo! Yo es que soy de emociones difíciles. Claro que impresiona verle la carita y espiar cómo se mueve por ahí dentro pero si hubiese sido mucho más cara creo que no la hubiese hecho. Y a fin de cuentas ¡ya hemos visto el vídeo una infinidad de veces!

  • Responder
    Mamá de V
    9 septiembre, 2013 at 18:16

    ¡Yo también aproveché un descuento de let’s bonus! Y hace mucha ilusión verla 🙂 Y al final hace ilusión, pero la tia se pasó la media hora tapándose la cara y metiendose las manitas en la boca y pudimos ver lo justito!! Eso sí, se parecía un montón a lo qeu salió 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 septiembre, 2013 at 13:00

      ¡Anda! Me alegro de saber de que se parecía mucho en la eco y en el momento del parto. Porque esa es mi mayor desconfianza (a veces hasta pienso que en esa eco te ponen un vídeo del mismo bebé para todo el mundo…).

  • Responder
    Mamá Robinson
    9 septiembre, 2013 at 21:18

    Preciosaaa!!
    Nosotros no nos hicimos ninguna eco de ese tipo, somos algo raritos, pero he de confesar que me parece un regalo increíble para vosotros y para ella, algún día se podrá ver.
    Me ha parecido genial que expliques los contras de estas ecos, no había pensado en ellos.
    Un besito

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 septiembre, 2013 at 13:08

      Es que desde el principio ¡sólo le veía cosas negativas! Al final he de reconocer que tiene su gracia y que sí que será un recuerdo curioso ¡ya me gustaría a mí haberme visto de bebé dentro de la barriga de mi madre! Pero el tema del precio, sigo pensando que es desproporcionado para ser un capricho.

  • Responder
    Bego
    9 septiembre, 2013 at 23:15

    Pues yo me hice adicta a estas ecos. A mí me entraban en el seguro privafo (pero sin dvd ni esas cosas, solo foto) y lo q me parece más impresionante es lo buenas que son. Esa es tal cual la cara que vas a ver cuando nazca 🙂
    No te preocupes por la cesárea si al final llega. Yo tuve una cesárea programada y bien. Cuando tiene que ser, tiene que ser. Besos

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 septiembre, 2013 at 13:11

      ¡Jajaja! No conocía a nadie que tuviese más de una de estas ecos para el mismo embarazo. Pues menos mal que te las incluían en el seguro porque si no ¡qué cara te iba a salir la adicción! Bueno pues si se parece a la bichilla que vimos en la eco ¡no estoy descontenta! Pero realmente me cuesta crees que vaya a ser así ¡cómo se nota que soy una primeriza desconfiada! Y lo de la cesárea… ¡ay me voy haciendo a la idea! Porque de momento esta sigue en su postura completamente incompatible con el parto vaginal.

  • Responder
    En Paro Biológico
    9 septiembre, 2013 at 23:16

    Yo no me hice la eco en 4D. Lo estuve pensando, pero la economía no estaba para esos dispendios. Y no sabía que hacían descuentos… Aún así, no sé si en un futuro segundo hijo me la haría, porque no me acaban de gustar esas ecos… Llámame rara…

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 septiembre, 2013 at 13:14

      No, no yo te llamo normal. Que a mí eso de pensar que puedo tener un lagarto por ahí dentro en lugar de un bebé también me ponía los pelos de punta. Pero después de pasado mi recelo inicial y comprobar que en algunas imágenes tiene forma humana (aunque en la mayoría es un monstruo horroroso ¡vaya instinto maternal que demuestro!), ya lo voy viendo de otra forma. Hay quien dice que si en el primer embarazo no la haces luego no querrás hacerla en los siguientes, porque no desearás que uno de los niños tenga un recuerdo que el otro ya no puede tener… Pero vamos, que esto depende mucho de cada uno.

  • Responder
    iguales desiguales
    10 septiembre, 2013 at 02:14

    Que hermosa, felicitaciones!!! Los puntos 4 y 5 eran una constante fuente de tormentos en mis ecos, jajaj!
    Beso enorme!

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 septiembre, 2013 at 13:16

      ¡Si es que se pasa miedo de verdad! Pensando que eso no es un niño normal o que tiene desperfectos graves… Menos mal que luego el aparato vuelve a enfocar con más tacto y todo queda en nada, pero vamos, que son momentos de tensión.

  • Responder
    Ser Educadora
    10 septiembre, 2013 at 20:18

    Yo me hice una 4D las 17+3 por que quería verle de cuerpo completo y fue un acierto 100%. Cuantas más semanas tiene más difícil es enfocarle todo el cuerpo y de verlo solo te lo enseñan por partes. Nosotros nos decidimos por ir antes de las 20 semanas (un poco por impaciencia) por poder verlo moverse y fue totalmente alucinante, la imagen abarcaba desde la cabeza hasta un poco más abajo de las ingles, incluso pudimos ver ¡¡como giraba sobre sí mismo!!! Se dio la vuelta dandonos la espalda y volvio a dar la cara por el otro lado. Se le reconocen alguns de nuestros rasgos, yo misma le veo mi barbilla (para su desgracia, pobrecillo mio). En mi ciudad una sola eco me valía 59€ y te daban dos canastillas de dos marcas diferentes, mas 100 fotos, algunas impresas y otras te las envían al movil pero nos ofrefieron un 2×1 muy económico y ahora tengo otra más en la semana 30 donde solo le veremos la carita, supongo.
    Yo tampoco lloré, pero lo miraba embobada, al igual que mi pareja y mis padres, que tambien vinieron.

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 septiembre, 2013 at 11:39

      Bueno, aunque hubiese sido por partes ¡me hubiera gustado volver a comprobar que la bichilla sigue siendo una niña! Además, la mía ya sabemos desde la semana 12 que va a ser vaga por naturaleza, y como todas las ecografías la pillan en la hora de la siesta, por más que me mueven y golpean la barriga para ver si cambia de posición, ella sigue a lo suyo, con sus bostezos y sus ratitos de sueño y no se deja ver nada más que de medio lado. Aquí no te regalan nada con la eco y nosotros con 12 fotos ¡ya podemos considerarnos afortunados! Porque hay gente a quienes se las cobran a parte o les incluyen muchas menos. Creo que en este embarazo ya no repetiremos la experiencia, pero quizás aún en la semana 30 se pueda ver el resto del cuerpo. Creo que esto depende más de quien te haga la ecografía que del procedimiento en sí.

  • Responder
    Laura
    4 julio, 2015 at 21:13

    Hola!! muy valiosa toda la información y datos que aportas en tu web sobre la ecografia 4d.

    Espero que poco a poco la gente vaya viendo el valor de esta practica.

    abrazos!!!

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.