DIY

Mi suegra es una artista 2

2Tras la primera experiencia de mi suegra ejerciendo como futura abuela de la bichilla en esto del DIY, vamos o haciendo conjuntitos de punto para que ella me entienda, la mujer ha seguido con el ánimo por las nubes y hace ya tiempo que finalizó su segunda obra de arte: otro conjunto de lana para recién nacido compuesto de jersey, pantalones y patucos. En color blanco, porque ya que se esfuerza tanto a ver si finalmente se produce un segundo parto y si me sale un niño que el hermanito de la bichilla pueda aprovechar alguna de estas cosas. El afán por las manualidades de mi suegra me viene bien por varios motivos.

1. Talla de 0 meses. Ella cree a pies juntillas que la ropa de recién nacido debe ser pequeñita y ajustarse por completo a su cuerpecito. Nada de que sobre tela por todos lados para aprovecharlo durante más tiempo. Y como yo he seguido en eso los consejos de mi madre y lo he comprado todo bastante grande, lo que teja la abuela paterna será casi lo único que la bichilla pueda aprovechar desde el primer momento de su llegada a este mundo.

2. Ropita original. Tras mi periplo veraniego por todas las tiendas de bebés habidas y por haber, me da la sensación de que los recién nacidos se visten exclusivamente con 3 prendas. bodies, pijamas de cuerpo entero y pijamas de dos piezas. Punto y final. Me las he visto y deseado para encontrar un vestidito o cualquier otro conjunto de ropa que no parezca ideado sólo para andar por casa. Que yo entiendo que con esas prendas los bebés van a estar más cómodos, y que naciendo en noviembre no tienen que estar todo el día calle arriba y calle abajo luciendo modelitos, pero de ahí a salir de paseo en pijama o en el mejor de los casos ¡con chándal! Creo que hay un trecho. Con estos conjuntos de punto, además de estar muy abrigadita, mi bichilla va a lucir ropita única y exclusiva ¡que repija me estoy volviendo! Ya que ninguna niña tendrá otro conjunto igual.

3. Ahorro. Esto visto sólo desde mi punto de vista, que soy la que recibo el regalo, porque claro, la inversión en lana y en tiempo la paga mi suegra, y no sé yo si a la larga sale a cuenta. Ya que si un conjunto en la tienda te cuesta 15 euros, y tú para realizar el DIY te gastas 8 euros en material y no sé cuantas horas de tu tiempo libre ¿es rentable tejerse uno mismo la ropa de bebé? A mí por la diferencia de dinero no me salen las cuentas, pero aquí contamos con la ventaja de que mi suegra disfruta tejiendo e invirtiendo su tiempo libre en la realización de estas labores, con lo cual de momento ¡todos contentos!

4. Miedos. Tenemos varias categorías: el temor de mi suegra a iniciar una labor que después no me guste y me niegue a ponérsela a la bichilla (vamos, yo mientras le quepa en el cuerpo le pondré todo lo que tenga a mano, pero ella sigue preocupándose por eso). El temor de ambas a que después de tanto ajustar con la talla de recién nacido resulte que la bichilla me nazca con un tamaño descomunal y ni siquiera pueda estrenar esta ropa (esta idea nos la mete a diario mi madre en la cabeza, que nos tiene en un sin vivir con tanto repetir que la niña será de grande como King Kong). El pánico a que mi suegra empiece una nueva tarea y se canse por el camino y la deje, o no sepa cómo continuarla…

5. Competitividad entre abuelas. Al principio, cuando mi madre supo que mi suegra empezaría con las labores, ella también se animó mucho y se comprometió a realizar alguna que otra cosita de punto para la bichilla. Pero a día de hoy ¡mi madre no me ha rendido nada! Es verdad que ha tenido un problema de salud importante que le impedía estar sentada o tumbada, con lo cual lo de tejer de pie como que no le llamaba la atención. Después llegaron las rebajas y vio que en las tiendas estaba todo tan barato que no iba a sufrir ella sentada en el sofá para no ahorrarse nada. Pero al final se decidió por tejer una toquilla ¡cuando mi suegra ya había empezado a tejer otra! Y ella lo sabía… y no sé si lo hace para competir con todas las de la ley elaborando las dos la misma prenda, o porque la mujer ya tenía esa idea de antemano y total tener dos tampoco me va a venir mal para el invierno.

Ahora he visto por internet algunos vestiditos de punto que me han gustado mucho ¡y yo también quería lanzarme a esto del DIY para bebés! Pero ya se me han pasado las vacaciones y no creo yo que ultimar el trabajo antes de parir, el tiempo que debo dedicar a las clases de preparación al parto, mi horita de ejercicio diaria y el resto de detalles previos al nacimiento de la bichilla me vayan a dejar un hueco para aventurarme en esto de tejer ¡con lo torpona que he sido siempre! Pero yo un día me levanté muy motivada, me compré mi lana rosa chillón y mis agujas, y me dispuse a seguir las instrucciones de un patrón para un vestidito… pero el final de esta historia creo que no voy a escribirlo precisamente yo, aunque ya os informaré más delante de cómo acabó este cuento.

Esto te puede interesar

18 Comentarios

  • Responder
    moda infantil y ropa bebé
    12 septiembre, 2013 at 07:45

    El conjunto es precioso

  • Responder
    Alita29
    12 septiembre, 2013 at 08:25

    Me ha encantado lo de la competencia entre abuelas! Yo estoy viviendo eso en estos momentos! jajajaja! A la familia entera les dije la ropa de primera puesta me la regalaria mi abuela (tiene 97 años y es su primer bisnieto!)… Mi madre fue la primera en saltarse la regla, me compro un conjunto de recien nacido y me dijo que era para que los saque a pasear al niño otro dia! y lo mejor fue ayer, que estaba terminando de planchar la ropa del pequeño asi ya la tengo preparada y aprovecho que se seque rapido… me encuentro con que mi suegra nos ha comprado un conjunto para prematuros! ademas la mujer como sabe que no comparto sus gustos les quita la etiqueta antes de darmelos, siempre con la excusa de que es el precio… pero yo se que es para que no los pueda cambiar! Y viendo las tallas mientras planchaba no dije nada, pero luego mi marido se puso a doblar la ropa y me dijo: «mi madre ha comprado ropa muy pequeña»… y le dije esa es talla de prematuros… y el me dice que su madre ha sido mas lista que todo! que ahora porque la ropa esta comprada le tendremos que poner ese trajecito si le entra al niño, que lo usara aunque sea un solo dia! Y yo podria haberme enfadado y montar un pollo, pero decidi tomarmelo a gracia y decirle que vaya su madre si que fue la lista en esta situacion! Como se entere mi madre me veo con un arsenal de ropa de prematuros en casa y sin ningun sentido para cambiarle la ropa cada hora y ninguna se sienta ofendida… En realidad me parece un poco de mal gusto ya que espero que este en la barriga guardado el tiempo justo, ni mas ni menos!
    Hay una competencia de quien quiere mas al niño aunque no hay nacido que es de no creer! Creo que pasa mucho con abuelas primerizas. En el caso de mis suegros y mis padres tienen una competencia implicita que no la terminamos de entender!

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 septiembre, 2013 at 13:47

      ¡Qué mala idea tiene tu suegra! Y mira que comprarlo de talla para prematuros ¡si no sabe si nacerán de forma precipitada o no! Vamos lo opuesto a mi madre y sus mega tallas. Aquí el enfrentamiento no es con mala intención, además como mio madre ya tuvo a su primera nieta mi bichilla ya no es tanta novedad como lo fue mi sobrinita preciosa. Pues yo que tú, para jorobar a todo el mundo, elegiría el que realmente me guste más, o el que me hiciera más ilusión, o directamente le compraría yo uno. Vamos, que mi plan de momento es sacarla del hospital en pijama y envuelta en su mantita, y nada de poner florituras incómodas nada más nacer.

      • Responder
        Alita29
        12 septiembre, 2013 at 18:20

        Yo soy de las de pijama… yo y el niño! (claro que para salir a la calle no creo que yo cause las mismas caras que el niño)… que las el trajecito era solo porque a mi abuela le hace ilusion. Mi marido tambien es de pijama, incluso cree que hasta pasado un buen tiempo no hace falta vestirlo de persona, sino que tiene que estar comodo el niño.
        Me encanta tu blog! en mi descanso en el curro lo leo y me encanta! hace que se me pasen mas rapido las horas que me quedan para terminar la jornada!!! 🙂

        • Responder
          planeandoserpadres
          13 septiembre, 2013 at 13:06

          ¡Jajaja! Seguro que si te vas a la calle en pijama llamas tú más la atención que el niño. Yo casi que apoyo a tu marido con lo de ir en pijama a todos lados. De hecho, es que en la mayoría de tiendas el surtido de bebés de menos de 3 meses se reduce a pijamas y como mucho algún chándal, así que por algo será. ¡Muchas gracias por ser una seguidora tan fiel del blog! Y me alegro de que te entretengas tanto con él. ¡Buen fin de semana!

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    12 septiembre, 2013 at 09:30

    Lo de la talla 0 me parece genial.. yo compré ropita 0-3 meses y los dos primeros le sobraba tela por todas partes, con lo que se le salía una pierna de la pernera que acababa en la otra, un lío.

    Pero apoyo por completo llevar a un recién nacido en body o piljama, hasta por la calle. Con lo que cuesta pasar esas manitas por una manga o que se dejen cerrar los corchetes! Estás cambiando a un bebé tropecientas veces al día, porque regurgitan leche, o hay un escape del pañal, o lo que sea.. Una recién parida no está para añadirse trabajo innecesario, aunque sólo es mi opinión. Si tienes ánimos para dejar al bebé de punta en blanco para salir, tienes toda mi admiración!

    Y es estupendo que tu suegra tenga ilusión y energías para hacer esas creaciones únicas para tu bebé.. Seguro que cuando nazca te ayudará un montón y eso es un tesoro..

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 septiembre, 2013 at 13:50

      ¡Uy, de punta en blanco! Yo ya me veo en los primeros días ejerciendo de mala madre, perra-vaga, y yendo de un lado a otro con la bichilla en pijama, todo tapada con arrullos y mantas. Y deja tú que no me pase yo también el día entero en pijama ¡con lo bien que se está y la rasquilla que hará en noviembre! Pero estos conjuntitos se ven suavitos, lo que no sé es la maña que nos daremos para ponérselos a la bichilla. Pero estrenarlos habrá que estrenarlos sin dudarlo.

      • Responder
        Mamá en Bulgaria
        14 septiembre, 2013 at 18:46

        Los primeros días es lo más normal normal que tanto mamá como bebé vayan en pijama todo el día, eso no es de mala madre ni de vaga. Lo único que vienen muchas visitas y claro, el pijama no es para recibir.. 🙂

        • Responder
          planeandoserpadres
          15 septiembre, 2013 at 19:08

          ¡Pues tendré que agenciarme un pijamita mono! Porque es pensar en vestirme y me da una pereza…

  • Responder
    Mamá de Cleo
    12 septiembre, 2013 at 12:52

    muuy mono el conjutooo y pensar q es esclusivo para ella hace mucha ilusion!!
    Yo de embaraza si m aficioné con el DIY, pero ahora Cleo no m deja tiempo 🙁

    un abrazoo

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 septiembre, 2013 at 13:51

      Yo lo he intentado, ya escribiré un post sobre el tema) ¡pero se me ha resistido de mala manera, así es que tengo que seguir confiando en mi madre y mi suegra para que me tejan estas cosas.

  • Responder
    yademasmamas
    12 septiembre, 2013 at 18:49

    El conjunto me gusta mucho, asique felicidades a tu suegra, sobre lo de que si merece la pena hacerlo… dónde has encontrado un «primera puesta» de punto por 15 €???? porque yo no he visto nada por ese precio es todo muchísimo mas caro.
    Lo de las tallas grandes… te puedo decir que yo me quede con un montón de cosas por estrenar, el peque salió grandullón y de todo lo que le había comprado sólo le valía un trajecito, mi madre tuvo que salir corriendo a comprar pijamas y algún traje más.
    Y lo de salir a la calle en pijama…. tengo que reconocer que a mi me encanta llevar al niño de punta en blanco, pero cuando son tan pequeñitos los tienes que cambiar tantas veces por caca, vomitos… que total por que salga a dar un paseo en el carrito en pijama tampoco pasa nada.

    Ale, que hoy te he comentado mucho!! jaja

    María

    • Responder
      planeandoserpadres
      13 septiembre, 2013 at 13:10

      Aquí lo de primera puesta que encontramos ronda los 45 euros y de ahí hacia arriba. Por debajo de eso sólo existen los pijamas y el chándal. veo que en cuanto a las tallas eres de la opinión de mi madre ¡y de la mía! Que más vale que le vaya algo grande que no podérselo poner. Yo creo que no tenemos nada excesivamente pequeño, pero como durante unas semanas, al conocer a otro recién nacido cercano, me atemoricé al ver que toda mi ropa parecía una exageración, he de reconocer que hemos comprado (y también nos han regalado) alguna cosita de 0 meses y de 1 mes. El resto ¡todo a lo grande! Y esta en pleno invierno, entre las mantas, abrigos varios y la propia funda del carrito ¡saldrá a la calle en pijama un montón de veces! Si es que la ropa no se le va a ver…

  • Responder
    Pru
    12 septiembre, 2013 at 22:43

    A mí me encantan estas cosas hechas a mano, creo que son especiales y elaboradas con cariño especialmente para tu peque. Y lo que tú dices, son exclusivas!! Es un conjunto precioso.
    Veo que sigues con el embrazo genial y sin molestias, qué bien!! Ya te va quedndo muy poco ahora que ya estás en el tercer trimestre, nervios??

    • Responder
      planeandoserpadres
      13 septiembre, 2013 at 13:15

      La verdad es que a mí también me gustan y son tan suaves y agradables, porque mira que a mí no hay quien me saque de los pantalones vaqueros, pero claro, cuando son tan pequeñitos, por muy suave que sea la tela, me da una sensación de que irán modernos pero incómodos… De momento sigo con mi pachorra habitual: nada de nervios, con una preñez que parece que fuera inexistente, vamos, que si no fuera por el panzón que ya es más que evidente ¡aún me estaría haciendo la loca y considerando que no estoy embarazada!

  • Responder
    Hombres, mujeres y tallas de ropa para bebés Planeando ser padres
    27 mayo, 2014 at 07:00

    […] bichilla nacería tan alta como su padre y tan gorda como yo. Y lo clavó. Por este motivo era una firme defensora de huir de las tallas de 0 y 1 mes y empezar a comprarlo todo de 1-3 meses. Como buena hija, le hice caso, y ahora debo reconocer que […]

  • Responder
    Mi prima es una artista - Planeando ser padres
    26 febrero, 2015 at 13:34

    […] desarrollar alguna de estas habilidades artísticas que están presentes en mi entorno. mi madre, mi suegra, mi cuñada D., mi prima E…. todas me están sorprendiendo con la destreza que tienen para […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.