Opiniones

Nuestro carrito: Jané Muum Matrix Light 2

Jané Muum Matrix Light 2 scarlet¡Y el carrito se hizo presente en nuestras vidas! Eras los primeros días de nuestras vacaciones durante el mes de agosto, y como buenos papás primerizos, después de buscar y rebuscar por internet toda la información posible respecto a los carritos de bebé, aprovechamos algo de nuestro tiempo libre para ir avanzando con este tema. Algo teníamos claro: sólo queríamos que tuviese 2 piezas porque luego eso de tener el cuco, la sillita del grupo 0 y la sillita de paseo rodando por casa iba a ser un incordio. Y algo desconocíamos por completo: ¡los nacimientos son como las bodas y tu carrito puede tardar las a 1 mes y medio en llegar a tus manos! Y la cosa se complicaba porque en el mes de agosto alguna fábricas cierran… total, que aquella tarde en la que sólo salíamos a dar una vuelta y mirar carritos en directo se convirtió en una tarde de compras improvisadas porque el tiempo corría en nuestra contra y la fecha estimada para nuestra entrega era la primera semana de octubre. Y aunque supuestamente la bichilla nacería la primera semana de noviembre ¿quién nos aseguraba que no llegaría a este mundo antes que su carrito? Así es que acabamos comprando, por la presión temporal, la de la vendedora y porque en aquella tienda encontramos el modelo que queríamos 100 euros más barato que en otros sitios (incluidos comercios on line).

Teníamos 3 modelos entre los que estábamos indecisos, pero el motivo principal que me hizo decantarme por el Jané Muum Matrix Light 2 fue sencillo: no debía ser muy caro porque abundaba por las calles del pueblo en todos sus modelos, formas y colores. Y lo que es más, casi todas las familias humildes y los inmigrantes lo tenían. Sé que soy muy directa con lo que digo, pero para esto pijerías las justitas, que hoy te puedes gastar 2.000 euros en un carrito y con la crisis que está cayendo mañana no tienes ni para pagar el café con leche, así es que más vale prevenir que lamentar. Nuestra toma de decisión fue más o menos así.

1. So Family Basic de Prenatal. Este fue el carrito de mi sobrina. Algo diferente al modelo actual porque ya hace 2 años de su compra, pero básicamente la idea era la misma. El precio era inmejorable ¡299 euros! Antes de conocerlo ni si quiera sabía que se podrían encontrar tríos tan baratos. Tiene 3 piezas cómodas y acolchaditas y el cuco es enorme pero pesa como un muerto, todo es extremadamente grande, ocupa mucho espacio al plegarse, ¡no me gustan las ruedas dobles y pequeñas… En fin, que como habíamos vivido la experiencia de alguien cercano y lo habíamos manipulado bastante, consideramos que quizás podríamos invertir algo más de dinero para ganar espacio y ligereza, así como un aspecto algo más urbano.

carrito_prenatal

2. Kudu 4 + Sono de Casualplay. Este fue el primer modelo de 2 piezas que conocimos, de forma que el cuco y el grupo 0 son el mismo cacharro y la silla de paseo es independiente. Lo probamos en el circuito que tenían montado los de Casualplay en la feria Bebés&Mamás a la que acudimos en Barcelona, y a pesar de mi torpeza en la conducción aquello era el trasto más ligero que había empujado en mi vida. Comparado con el de Prenatal llegué a tener mis dudas de que no se lo fuese a llevar un golpe de viento con mi bichilla dentro. El modelo era moderno y lo que para nosotros fue la sorpresa del año ¡se podía plegar sobre sí mismo sin tener que quitar la sillita de paseo! A partir de ese día no existió otro modelo de carrito para nosotros, hasta que navegando por internet descubrimos el precio: unos 660 euros. De entrada nos habíamos propuesto no gastar más de 550 euros en esto pero es que era tan mono que en seguida se nos fue el presupuesto de la cabeza. Sin embargo, la opción fue descartada porque tenía para nosotros un par de defectos graves: el cuco no se puede poner completamente estirado y los bebés parece que vayan siempre escurridos y encogidos en la parte inferior del carrito. El hueco del cuco es bastante estrecho por dentro y pensando en el tamaño de mi sobrina ¡yo creo que allí ella no hubiese cabido ni con 5 meses! Como pijería comentaré que para frenarlo hay que hacerlo dándole con el pie a cada freno de las ruedas, y para lo que cuesta esto es un atraso. Además, la funda protectora para el cuco es muy baja, y como la bichilla nacería para invierno necesitábamos algo que quedase más cubierto. Con lo cual tuvimos que descartarlo.

carrito_casualplay

3. Jané Muum Matrix Light 2.Y así nos plantamos en el carrito que nos acompañará durante los próximos años. Resulta que Casualplay y eran hace unos añitos el mismo fabricante, que por cuestiones que no vienen al caso y que yo desconozco por completo, se separaron en dos empresas diferentes. De ahí que tengas modelos muy similares pero con algunas diferencias. Lo primero que me gustó de este carrito fue que si medio pueblo andaba con él por la calle ¡algo tenía que tener para haberlos convencido a todos! El precio, fue lo primero en lo que pensé. En internet lo veía más o menos por 550 euros pero en una tienda de puericultura de aquí mismo lo acabamos comprando por 479 euros. De presupuesto andábamos bien. También tiene sólo dos piezas (cuco y grupo 0 para el coche en la misma pieza y sillita de paseo aparte) pero el cuco tiene 4 posiciones diferentes y el bebé puede ir completamente estirado. El interior es algo más amplio, pero sin llegar a las dimensiones de un cuco propio de un trío. Queda completamente frenado y bloqueado desde el manillar, y al igual que el Kudú 4 ¡se pliega y despliega con una sola mano y con la sillita de paseo puesta! Para ir a casa de mi madre tiene la ventaja de que las ruedas traseras con más grandes y me permitirán subir bien los 2 escalones que hay antes de su portal. Y entre la capota y el cobertor del cuco queda tan poco espacio que el frío no le entrará a la bichilla en invierno ¡pero puede que el oxígeno tampoco! ¡Qué abrigadito se ve! El precio incluye además de lo básico (chasis, cuco+grupo 0, y sillita de paseo) el bolso a conjunto, un cambiador de viaje y el plástico protector para la lluvia.

De momento sólo lo hemos echado a rodar por el salón de casa, de una habitación a otra, lo hemos plegado, montado y desmontado, es muy ligero y maniobra a la perfección ¡incluso en manos de una pésima conductora de carritos como yo! Hasta que no llegue la bichilla no podremos detectar si tiene algún fallo que no acabe de satisfacer nuestras expectativas, pero de momento ¡aquí estamos encantados de tenerlo entre nosotros y deseando estrenarlo cuanto antes! Por cierto, que si no entendéis las instrucciones debéis ver el video que los papás de Diario de un cacahuete elaboraron porque a mí me sirvió de gran ayuda. ¡Ah! Y antes de que se me olvide, no quiero dejar de agradecer el ofrecimiento del papá de Mis 2 monstruitos, quien previamente nos escribió para heredarnos su carrito a cambio de nada. Pero el regalo ya estaba cogido ¡y cualquiera le dice a los abuelos que no te pueden comprar el carro!




Esto te puede interesar

33 Comentarios

  • Responder
    Gestando una idea...
    2 octubre, 2013 at 07:50

    Pues a mi me ha gustado vuestra elección. las ruedas dobles, tampoco me gustan. Y ojo, es una cosa en la que ni había pensado, ¿eh? Pero al decirlo tú ahora, me he fijado y es verdad que me gustan más las otras.
    Si que están caros los carros, sí….¡Y he oído hablar de algunos que rondan hasta los mil euros! ¡Qué barbaridad!

    ¡Besos!

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 octubre, 2013 at 07:58

      Si es que hasta que no te pones a pensarlo no descubres todo lo que te gusta o no te gusta de los carritos. A mí al principio todo me parecía bien y pensaba: con el precio que tienen es imposible que hayan dejado defectos, pero cuando entras en materia te das cuenta de que unos están mejor pensados que otros. Y con carros de 1.000 euros ¡te quedas corta! Yo el más caro que he visto en vivo y en directo era de 2.000, pero hay leyendas urbanas que aseguran que aún los hay más caros…

  • Responder
    Esther
    2 octubre, 2013 at 08:21

    Yo tengo el Kudu4+Baby 0 y desde hace unos dias también el Sono.
    Nuestra elección fue sencilla, queríamos un carrito de la Casualplay ya que mi marido tiene un primo (J.) que trabaja allí y así nos podríamos beneficiar de algún que otro descuentillo. Al final el descuento fue máximo ya que entre éste chico, su mujer, hermano y su padre, nos lo regalaron.
    El tema del capazo, aunque van muy bien cuando son muy bebés, no me gusta. Es un trasto mas y cuando el bebé es un poco grande lo que quiere es estar mas inclinado e ir mirando lo que pasa a su alrededor.
    J. nos dejó escoger, a mi me gustaba el Kudu4+Sono, ya que hace la función de capazo y se puede reclinar. Yo diría que se reclina casi del todo y sino, tiene una leve inclinación que ya va bien para que se les vaya la leche para abajo y no vomiten jejeje. Como J. se dedica al diseño de sillitas para coche y del sistema isofix nos descartó de momento el Sono (mes de abril-mayo) ya que no tenia aún la base isofix para el coche. Aunque es mas práctico, no hubiera sido ningún trauma sujetarlo con los cinturones.
    Así que nos regalaron el baby 0. La verdad es que muy cómodo no se yo si es, a mi pequeño (7 semanas) siempre se le ve como encongido, aunque es meterlo dentro y con un par de paseos se queda frito. Por cierto, yo solo tengo un freno de pie! El resto de cosas que se ven en las ruedas es para que rueden fijas para adelante o puedan moverse hacia donde sea.
    Ambos “capazos” son hasta los 13kg, aunque ya me dijo que normalmente se usan hasta los 9kg (unos 6 meses) y luego ya irá en la sillita.
    Y porque tengo ahora también el Sono? Porque J. y la empresa Casualplay nos han brindado la ocasión de probar el Sono con la base isofix que han sacado o van a sacar ahora (totalmente gratuito) para hacer un estudio de campo. Es decir que somos un poco conejillo de indias jajaja. A ver como sale el experimento. Yo que no quería capazo para tener poco trasto y mirarme ahora!
    En fin, a ver si para cuando necesitemos una sillita de coche para mas mayor también experimentan con nosotros y así sale gratis.
    El vuestro de Jané, se ve muy bien, ya haremos competición de carritos cuando nazca vuestra bichilla, a ver quien gana 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 octubre, 2013 at 08:05

      Es que si te lo regalan ¡así ya no hay nada que pensar! Que lo gratis es gratis y ya no se le pueden buscar defectos. A mí el capazo sí me gusta ¡se les ve tan comoditos y amplios ahí dentro! Pero como sólo se suele usar hasta los 6 meses decidimos optar por estos inventos de 2 piezas. Y eso de ser conejillo de indias es otro chollo, porque fallos graves no tendrá el producto y te estás ahorrando un dineral por probarlo. Lo de los 13 kilos debe ser algo estándar para todos estos modelos con doble función, porque el mío dice lo mismo, pero mi madre ya me ha advertido que ella esto lo ve bastante reducido por dentro (no le falta razón) y que en vista del tamaño que se supone que tendrá la bichilla no lograré mantenerla ahí dentro más allá de los 4 meses. Y entonces a ver que apaño le encuentro porque estaremos en medio del invierno, tan pequeña y pasarla directamente a la sillita me parece hasta una crueldad. Vamos, como al final terminemos comprando un capazo para usarlo sólo 2 meses, el futuro papá me matará.
      ¡Y déjate de carreras! Que tú ya tendrás mucha práctica y yo aún deberé ir despacito y pendiente de no volcar en las curvas.

  • Responder
    Moda infantil y ropa bebé
    2 octubre, 2013 at 09:05

    Me gusta mucho el carro que habéis elegido se ve muy práctico

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 octubre, 2013 at 08:06

      De momento sólo podemos asegurar que ocupa poquito espacio cuando no se está utilizando. En cuanto llegue la bichilla y empecemos con las prácticas reales ¡esperamos mantener la misma opinión!

  • Responder
    Dr. Papá
    2 octubre, 2013 at 12:22

    oooooooooooo no está nada mal el Jané eh!! nosotros estamos mirando pero por ahora el único que nos convence 100% es el MaxiCosi Mura 4 (http://www.maxi-cosi.de/de-de/produkte/kinderwagen/kinderwagen/mura-4.aspx). Es muy todoterreno pero aquí está nevado 3-4 meses al año, hay muchos parques a los que nos gusta ir y pensamos que este carrito es ideal. Lo hemos visto en directo (no lo hemos podido tocar) y nos gusta mucho pero me da miedo que pese demasiado (16kg) pero tampoco lo necesitamos subir a pulso a ningún sitio en principio. Como no tenemos coche, la sillita para el coche no la vamos a comprar así que un trasto menos… pero ya tengo muchas ganas de ir a trastearlo a alguna tienda y comprarlo!! 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 octubre, 2013 at 07:51

      ¡Hala es muy chulo el vuestro! Pero aquí que está todo asfaldito y con paso para minusválidos me iba a sobrar a mí deportividad con ese modelo. Lo del peso, si no tienes que cargar con él escaleras arriba y abajo tampoco creo que sea tan importante aunque cuando vas a probarlos en directo siempre piensas que cuanto más ligeros mejor.Pues al final, con lo de no tener coche ¡eso que te ahorras! Porque nosotros tenemos dos coches y de momento sólo una sillita, que mientras sea bebé es la que va en el carrito con lo cual iremos de un coche a otro sin problemas, pero cuando la sillita sea independiente del carro ¡verás como alguna vez nos la dejamos en el coche que no toca!

  • Responder
    nubamia
    2 octubre, 2013 at 14:59

    Todavía no compramos el carrito, pero esa es una de nuestras opciones. ¡Ya nos irás contando qué tal funciona a ver si nos acabamos de decidir! 😉

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 octubre, 2013 at 07:54

      Sí porque de momento lo tenemos desmontado y guardado por toda la casa, así es que muchas prácticas no hemos hecho. Lo siguiente que debemos hacer ya es probar la instalación de la sillita en el coche, que como nos sigamos despistando al final va a llegar la bichilla y nosotros vamos a estar sin saber qué hacer con el trasto.

  • Responder
    Pru
    2 octubre, 2013 at 17:16

    Me gusta vuestra elección, yo estuve cerca de cogerla también!! Seguro que os va estupendamente!

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 octubre, 2013 at 07:54

      Ya iremos contando por aquí las experiencias que tengamos. Yo espero que el invento funcione porque desde luego ¡otro no vamos a comprar!

  • Responder
    Ser Educadora
    2 octubre, 2013 at 18:27

    Nosotros compramos el jané muum con capazo blando y silla, sin grupo 0. Para nosotros el matrix nos parece un armatroste que además pesa y teniendo en cuenta que tenemos un coche 3 puertas el poner y quitar un maxi cosi nos parece un coñazo. Al final elegimos un grupo 0+ que dura más tiempo que el matrix (ya sabrás a lo que me refiero cuando tu niña crezca) y se va a quedar fijo siempr en el coche. La ventaja del capazo blando es que no ocupa nada porque se pliega y ya de por sí el chasis es una maravilla y eso ya lo sabes tu! Yo lo compré por 150€ de segunda mano impecable, tan impecable estaba que las ruedas tenían el dibujo intacto por que practicamente ni lo sacaron a la calle!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 octubre, 2013 at 08:11

      Ves, a mí lo del capazo blando no me acababa de convencer porque lo veía endeble pero son tan espaciosos que realmente sí me parecen mucho más cómodos, al menos a simple vista. El Matrix pesa (es engañoso porque parece ligero pero si tienes un coche de 3 puertas y vas a instalarlo en la parte trasera desde luego eso tiene que ser una fiesta cada vez que haya que ponerlo y quitarlo). Mira que me planteé comprar cositas de segunda mano pero el futuro papá lo quería todo nuevo para la bichilla. Ahora creo que ya está cambiando de idea… Pero esta opción nos pareció bien por ahorrarnos la pieza extra, aunque quizás hubiese sido buena idea darle alguna vueltecita más a lo del capazo blando.

  • Responder
    sradiaz
    2 octubre, 2013 at 21:33

    Es muy bonito, me gusta.

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 octubre, 2013 at 08:13

      Bonito es, pero para nosotros lo mejor fue el tema de las 2 piezas y el precio en comparación con el resto.

  • Responder
    Cuestión de madres
    3 octubre, 2013 at 08:47

    pues nosotros estábamos entre dos… un bebecar o el bugaboo pero claro… no teníamos ni idea de precios y pagaban mis padres. Cuando fuimos a la tienda y el vendedor sólo hacía que contarnos las maravillas del bugaboo y no decía el precio por mucho que le preguntáramos ya supusimos lo caro que era… nos salía por más de 1000 euros!!! así que compramos un bebecar de otra temporada (me daba igual si era lo último del mercado o de otro año mientras cumpliera con su cometido y fuera seguro) por 515 euros!!!!!!
    El vuestro me gusta mucho … muy buena elección… feliz día

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 octubre, 2013 at 09:58

      Los Bugaboo son tan bonitos… a mí me encantan sus diseños, sobre todo los más clásicos, pero es que el precio me parece una exageración. Los de Bebecar también los estuvimos mirando, pero al final nos quedamos con este. Y respecto a lo de las temporadas ¡pero si lo único que suelen cambiar es la gama de colores y poco más! Y yo para eso no soy muy delicada que digamos.

  • Responder
    El rincón de Mixka
    5 octubre, 2013 at 11:47

    Madre del amor hermoso!

    Pues sí casi casi hay que hacer un master! Nosotros en su momento cogimos un Jané Nomad, muy parecido al vuestro. Ahora ese modelo ni existirá. Nosotros íbamos buscando un poco lo mismo, que fuera cómodo, amplio y económico. En estas cosas hay que ser prácticos!! Y no dejarse llevar por bobaditas…

    Un besote!

    • Responder
      planeandoserpadres
      6 octubre, 2013 at 08:15

      Es que hay tantísimas cosas que mirar, y bueno que esto de los bebés es como lo de las bodas, que dejamos que nos saquen hasta los ojos abusando de nuestra ilusión. Si sigues teniendo el tuyo, seguro que podrás seguir utilizándolo si vuelves a necesitarlo. Yo desde luego, como tenga otro churumbel después de la bichilla no pienso gastarme más dinero en un nuevo modelo de carro, a no ser que este haya quedado destrozadito del todo.

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    7 octubre, 2013 at 22:02

    qué peazo de carro!!! me gusta mucho, gran elección!! esto de los carritos es para un máster, que complicado, verdad??????

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 octubre, 2013 at 10:19

      Bueno, es empezar y no acabar, porque claro todos tienen sus ventajas y sus inconvenientes, cada familia tiene unas necesidades concretas y sobre todo ¡un presupuesto al que ajustarse! La toma de decisión fue larga pero ya está hecho y lo tenemos en casa así que hayamos acertado o no ¡ya no hay posibilidad de cambiar!

  • Responder
    Anónimo
    4 julio, 2014 at 22:09

    Al final como fue con el matrix???? Fue buena compra??

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 julio, 2014 at 20:30

      Yo estoy muy contenta, pero te digo una cosa, lo de “Ligth” cogieron la palabra por coger y porque les parecería moderna, porque esto pesa una tonelada. A nosotros nos va bien y no nos importa porque tenemos ascensor en todas partes por donde nos movemos pero si hubiera que subirlo a pulso ¡no ganaríamos para reservas de energía! Eso sí, como la bichilla es grandota, desde los 3 meses va en la sillita de paseo, porque el capazo que vale como sillita de grupo 0 del coche en seguida se le quedó pequeño (aunque creo que le hubiera pasado lo mismo con cualquier marca). Y de precio y diseño a nuestro gusto es lo mejor que encontramos. Así es que volveríamos a repetir.

      • Responder
        Loli
        30 mayo, 2015 at 00:49

        Hola, nosotros estamos mirando el jane epic koos nano…. Pero no sabemos aun fijo, opiniones???

        • Responder
          Planeando ser padres
          1 junio, 2015 at 11:53

          Este modelo no es el que usamos nosotros, porque el capazo era tan pequeñito… Piensa que el del Matrix Light 2 es mucho más grande y no llegamos a usarlo ni 4 meses.

  • Responder
    Silla de paseo ¿por qué hay que jubilar tan pronto el carro? - Planeando ser padres
    22 septiembre, 2014 at 07:00

    […] ¿Cómo nos ha ido con nuestro carrito? Nosotros compramos el Mutrix Muum Light 2 de Jané, como ya contamos hace tanto tiempo en este post que os enlazo, porque tenía un precio razonable […]

  • Responder
    Seguridad infantil en el Crash Test Research Center de Jané
    23 febrero, 2015 at 07:01

    […] Center de Jané. Todos sabéis que el carrito que compramos para mi bichilla fue de esta marca, el Jané Muum Matrix Ligth 2 (ya les eché en cara a los expertos la longitud y dificultad del nombrecito, no os creáis que me […]

  • Responder
    5 compras clásicas de puericultura
    20 marzo, 2015 at 07:00

    […] y comprobar que nos convencía. Nuestra experiencia con el carrito Muum Matrix Light 2 de Jané, ya os la conté en un post hace muchísimo tiempo, y fue regalo de mi padre (ahora más conocido en Twitter como #pspabuelo). […]

  • Responder
    Enamorada de los bolsos Skip Hop
    7 mayo, 2015 at 07:00

    […] como empecé a darme cuenta de que me había enamorado de los bolsos Skip Hop. Yo era feliz con el primer carrito de mi churumbelita y con su bolso granate a conjunto. No conocía mundo más allá de lo que […]

  • Responder
    Anónimo
    11 septiembre, 2015 at 07:09

    Hola lucia me encanta tu blog,y me gustaría preguntarte sobre tu carrito, la única duda que tengo es sobre el capazo porque las críticas negativas que vi de ese carrito era sobre eso, que el capazo se queda pequeño por ser homologado, puesto que las protecciones necesarias para la protección del bebe comen espacio al capazo,pero tu que realmente tuviste la experiencia de su uso, lo volverias a comprar o elegirias sin dudarlo un tres piezas??

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 septiembre, 2015 at 10:34

      ¡3 piezas! Bueno, te explico más. Al no tener mucho espacio en casa, lo de tener sólo 2 piezas me parecía la mejor idea del mundo. Pero incluso este modelo tiene un capazo que se puede plegar y que luego no ocupa casi nada para guardarlo. A mi bichilla el grupo 0+ se le quedó pequeñísimo enseguida. Lo seguimos usando en el coche hasta los 9 meses, pero para salir a la calle desde los 4 meses teníamos complicaciones porque es muy estrecho, más todo el abrigo que les ponemos en invierno… Suerte que por nuestro estilo de vida no pasaba mucho tiempo en el carro, pero es cierto que hacer siestas y pasar más de 2 horas en esta pieza no es nada cómodo. Para el siguiente churumbel, ya estoy pensando si vender este y comprar otro con un capazo hermoso, o al menos agenciarme ese capazo flexible. Espero que te sirva de ayuda. También es verdad que mi bichilla siempre ha sido de percentil enorme, y que otro niño más pequeñito quizás lo hubiera aprovechado durante más meses.

  • Responder
    leyre
    28 noviembre, 2016 at 18:36

    Hola! Me encanta tu blog, te queria preguntar si has tenido algun problema de bloqueo de ruedas, por lo que he leido a algunos les pasa…
    Yo tambien pensaba en 2 piezas por lo del espacio, asi que si lo tuvieses que comprar ahora que seria lo mas importante para ti? El “maxicosi”, capazo o sillita?
    Llevo un lio que no veas!

    Gracias!

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!