Tercer trimestre de embarazo

Primera visita de perinatología

visita de perinatologíaRealmente creo que será la primera y la última visita de pernatología, y debe ser el tiempo peor invertido en lo que llevo de embarazo. Allá por el mes de junio recibí el mensaje en el móvil de que el 4 de octubre a las 9:15 de la mañana tendría mi primera visita perinatal en el hospital en el que daré a luz. Con ese nombre parece que te vayan a descubrir toda la ciencia oculta que hay detrás del embarazo y del parto y resulta que es una pamplina de consulta con una ginecóloga que ni te conoce, ni tienes interés en ti, sólo en los datos que figuran en tu carnet de embarazada. Que digo yo que para eso el informe se lo podría haber enviado la matrona por mail y ahorrarnos el tiempo ambas, pero por lo visto la burocracia hospitalaria sigue teniendo sus lagunillas. Llegué dando mi paseíto de media hora hasta el hospital, me senté a solas en la sala de espera hasta que salió la enfermera y se me llevó todo el carnet del embarazo, más los papelotes variados que tenía en la carpeta y me dijo que hasta que no saliese mi número en la pantalla yo no podría pasar. El resto transcurrió así.

1. Muestra de orina. Al mismo tiempo que me robaba la documentación me daba un bote para orinar. Yo ya venía desahogadita de casa, estaba sola allí y temía que saliese mi número y se me pasase el turno mientras intentaba llenar el frasquito. Total, que entre unas cosas y otras me pasé 10 minutos en el baño y nos saqué ni una mísera gota de orina. Luego les pregunté que si la necesitaban sólo para descartar que tuviese una infección no debían preocuparse porque 3 días antes había tenido consulta con la matrona y ya me la había analizado. Parece que se quedaron convencidas y dejaron pasar mi incapacidad para hacer pis en situaciones inesperadas.

2. 30 minutos de espera. Desde que me arrebataron el informe hasta que mi número apareció en la moderna pantalla digital pasó media hora, tiempo en el que dentro de la consulta se dedicaron exclusivamente a transcribir en el ordenador los datos que yo llevaba impresos. Y me vuelvo a preguntar ¿no hubiera sido más sencillo que la matrona se los remitiese directamente? Pues no, así que cuando pasé la ginecóloga ya estaba al día de que mi embarazo es de lo más soso y normal, sin ninguna alteración aparente que deba tenerse en cuenta en el momento del parto.

3. Tensión. La enfermera me tomó la tensión, que resultó ser normal pese al encabronamiento que ya se me estaba acumulando por lo tonta que me parecía aquella consulta.

4. Historial médico de los papás y demás familiares. Otra vez a repetir lo mismo que ya en su día detalle durante la primera visita del embarazo con la matrona: que ni el papá ni yo tenemos enfermedades diagnosticadas, no tomamos medicación para nada, yo no soy alérgica a ningún medicamento, no estoy operada de nada y las enfermedades de otros miembros de la familia no tienen relevancia para un parto.

5. Latido fetal. Al principio me entusiasmé, porque justo en aquella sala del hospital fue donde me hicieron la ecografía de las 20 semanas, y al ver que me acercaban al aparato pensé que podría ver a la bichilla con mejor calidad que en la ecografía del tercer trimestre ¡pero no! Sólo escuchamos el latido del corazón durante más o menos un minutos y me despegaron del cacharro.

6. Síntomas del parto. La ginecóloga me preguntó si ya me habían explicado cómo reconocer los signos del parto y en qué ocasiones debería acudir al hospital. Ya le dije que estábamos acudiendo a las clases de preparación y que todo esto lo tenía claro, pero aún así me doy cuenta de que cada vez me piden que me aguante las contracciones durante más tiempo en casa: en las clases de preparación al parto nos dicen que si no hay rotura de aguas, ni sangrado, ni pérdida del tapón mucoso con colores extraños, debemos ir al hospital cuando hayamos sentido contracciones de entre 30 segundos y un minuto de duración al menos cada 5 minutos durante una hora. Esta nueva ginecóloga me dijo que debería acudir después de dos horas. Como me vea una tercera especialista al final ¡tendré a la bichilla en casa por tanto esperarme!

7. Recordatorio del test de reactividad fetal. Por último, me volvieron a imprimir la cita para realizar esta prueba, que sólo la hacen cuando ya estás en la semana 40 del embarazo, con lo cual puede que haya parido antes y me quede sin saber qué es. Popularmente se la conoce como “monitores” o “correas”, y sirve para detectar las contracciones que se producen y si existe sufrimiento fetal debido a que aún no se ha producido el parto y el bebé anda incómodo ahí dentro. Yo salgo de cuentas el 6 de noviembre y la tengo programada para el día 4, así que ya veremos si logro conocerla o no.

Cada vez entiendo menos la afición de la gente por compaginar las visitas de médicos de la Seguridad Social con las de consultorios privados, porque incluso en la sanidad pública ya hay pruebas que me sobran ¡como esta! De verdad, que para repetir lo que ya está más que sabido de tu embarazo, bastaría con que mejoraran las vías de comunicación entre los centros de atención primaria y los hospitales ¡y todos compartiríamos la información contentos! ¿Vuestras visitas de perinatología también han sido así de poco útiles o es que esto sólo me ha pasado a mí?

Esto te puede interesar

21 Comentarios

  • Responder
    los Ángeles de la Sierra
    17 octubre, 2013 at 07:35

    No recuerdo esa visita….. Pero la verdad que con el dinero que cuesta atender a un paciente ya podían hacer las cosas mejor y evitar visitas innecesarias!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 octubre, 2013 at 11:46

      Pues si no la recuerdas quizás es porque te libraste de ella dado lo inútil que es… Yo también creo que deberían mejorar estas tontadas para que los médicos estén más libres y dispongan de más tiempo para los pacientes, en lugar de tener que redactar informes por duplicado.

  • Responder
    sradiaz
    17 octubre, 2013 at 07:18

    Pues sí que valdría con un poquito de comunicación pero igual se basan en la ley de protección de datos y solo tu puedes compartir tu historial… No sé, suena tonto que sea mas de lo mismo, pero bueno.

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 octubre, 2013 at 11:43

      Si es que precisamente en la ecografía de las 20 semanas en el hospital rellené una autorización para que pudiesen compartir mis datos con el centro de salud ¡Y resulta que no comparten nada! A lo mejor en otros sitios la visita es diferente.

  • Responder
    Patricia Vera
    17 octubre, 2013 at 09:46

    Yo tuve un montón de visitas absurdas en la SS y, sin embargo, solo en la privada me hacían cosas realmente útiles. De hecho, en la ecografía de la semana 20 en la SS, la más importante de todas, el médico se limitó a echarme la bronca por haberme puesto crema (si no me lo dicen, cómo voy a evitarlo) y a quejarse de que no se veía nada.
    Yo no llegué a monitores porque di a luz en la 37, pero el día del parto me los pusieron varias veces, así que si tienes la misma suerte que yo te saltas esa visita, que por lo visto es aburridísima.

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 octubre, 2013 at 16:41

      Pues aún puedo dar gracias de que a estas alturas sólo haya tenido una visita tonta. A mí los monitores me tocan muy tarde y no sé si llegaré porque será sólo 2 días antes de cumplir la semana 40. Pero vamos, que si es un rollo de prueba prefiero que la bichilla nazca algún día antes y así me la ahorro. Lo de que te regañara por la crema en la ecografía… Es verdad que recomiendan no ponerse cremas en la zona desde el día anterior, pero claro si nadie te avisa no ibas a saberlo por ciencia infusa… ¡Qué poquita paciencia tienen algunos!

  • Responder
    Esther
    17 octubre, 2013 at 08:51

    Si, si, una tontería de consulta!
    Al menos la ginecóloga que te tocó se leyó tu carné de embarazo, al mio le tube que decir yo lo mas relevante del mio, mi hipertensión…y se lo dije al tomarme la tensión (pensando que me la miraba por eso) y me dice: ah! eres hipertensa, cuando me lo pensabas decir?
    Perdona?? Para que me secuestrais los papeles durante un buen rato si ni lees lo mas importante??? Pero claro mas vale llevarse bien por si a caso y no dije nada.
    Luego lo vi en la sala de partos, fue el que sugirió/ordenó mi ingreso por poco líquido y por la hipertensión. Después me llevaron otras ginecólogas.

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 octubre, 2013 at 11:57

      Al menos te libraste pronto de él el día del parto. Esta parece que sí lo leyó porque a mí no me preguntó nada, pero vamos que por lo que dices lo mismo ni se lo miró tampoco y esperaba a que yo le resumiese lo importante. En mi caso da lo mismo porque no tengo nada relevante que añadir, pero ¡Eso ella no lo podía saber! ¡Ay qué desperdicio de tiempo!

  • Responder
    Gestando una idea
    17 octubre, 2013 at 09:59

    Pues vaya….una pérdida de tiempo, entonces…Es verdad que se podían pasar los datos de unos a otros y listo. Porque tú tienes un trabajo relativamente cómodo en el que trabajas desde casa y bueno, puedes sacar tiempo. Pero hay gente que trabaja en empresas en las que tienes que recuperar las horas que faltes y demás y ponen pegas por ir al médico y en esos casos, esta consulta se podría evitar.
    De todos modos, es lo que hay, ¿no? Así que nada.
    ¡Besos!

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 octubre, 2013 at 16:47

      Pues qué quieres que te diga, que a pesar de los recortes en la Seguridad Social ¡Yo aún recortaría más este tipo de visitas absurdas! Porque la verdad es que tener que pedir permiso para esto no es del agrado de nadie, y que te engañan con un nombre tan pomposo para una cita en la que no se hace nada que tu matrona no te haga habitualmente. Pero vamos que no creo que por quejarme en el blog vaya a cambiar nada…

      • Responder
        Gestando una idea...
        18 octubre, 2013 at 07:34

        Ya, por eso yo dije eso de «es lo que hay», porque no podemos hacer nada. Pero es el tipo de cosas, que en casos de eliminar, podrían eliminar. Y no otras más importantes que están quitando o dejando pero a cambio de cobrarlas…En fin…Esperemos que algún día, se den cuenta…

        • Responder
          planeandoserpadres
          18 octubre, 2013 at 15:32

          ¡Pero es que tardan tanto en darse cuenta! Parece que recorten a lo loco y sin pensar y sin embargo se dejan estas tontadas por arreglar.

  • Responder
    yademasmamas
    17 octubre, 2013 at 13:42

    pues yo esa consulta no la tuve, pero vamos, como bien dices, que se la ahorren y agilicen un poco las listas de espera…

    María

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 octubre, 2013 at 17:00

      Pero bueno, a ver si va a resultar que este es el único pueblo en el que se programa esta prueba tonta a las embarazadas…

  • Responder
    Moda infantil y ropa bebé
    17 octubre, 2013 at 14:28

    Pues yo tampoco tuve esa consulta en mi embarazo

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 octubre, 2013 at 17:43

      ¡A ver si voy a ser el único conejillo de indias que ha participado en la dichosa consulta perinatal!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    17 octubre, 2013 at 15:37

    Yo tampoco tuve esa consulta…no sabía ni que existía!!!! En fin, tanto molestarnos para cosas innecesarias a esas alturas de embarazo y luego a la hora de la verdad te dicen que no los molestes hasta que no lleves la cabezaasomando prácticamente…
    Ah y las correas o monitores aqui se hace a las 38 semanas; yo fui alléestuve tumbada una eternidad monitorizada oyendo el corazón de mi tesoro, música celestial para mis oidos si hubiera esado yo sola claro,pero 7 estabamos allí acada una con su son ¡qué agobio! y luego que mi bebé decidió no moverse y me zampé dos zumos y cuatro caramelos,sin chupar,directamente masticados,para ver si reaccionaba…¡que empalagamiento! al final di a luz a los dos días.

    Por cierto, ya tengo blog propio, es http://mamarrie.blogspot.com.es/ por si te quieres pasar alguna vez.

    Besetes.

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 octubre, 2013 at 17:52

      ¡Jajajaja! ¡Qué risa con lo de la cabeza! Es verdad que según van pasando las semanas hay más motivos para que te quedes en casa todo lo que puedas el día del parto primero que si contracciones de 30 segundos cada 10 minutos durante una hora, después contracciones de 1 minuto cada 5 minutos durante 2 horas, y al final va tener que ser el futuro papá el que recoja a la bichilla antes de que llegue al suelo. Yo que pensaba que lo de las correas era una prueba cortita… bueno, como a lo mejor me la salto si me pongo antes de parto ya os contaré. Ahora mismo me paso por tu blog y curioseo un poquito.

  • Responder
    En Paro Biológico
    17 octubre, 2013 at 20:56

    Creo que es la primera vez que oigo lo de esa visita… Por lo menos a mí no me la hicieron, supongo que dependerá de comunidad autónoma. Sí que es una chorrada de visita, la verdad…
    Yo no llegué a monitores, la primera cita la tenía en la semana 39 y mi Peque nació en la 38.
    Un besito!

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 octubre, 2013 at 15:23

      A mí me queda por vivir la experiencia de los monitores. La matrona no confía mucho en que llegue a ellos, pero mi madre, que nació sabiendo, no quiere ni por hablar de que la bichilla nazca ni un día antes de lo previsto. Que me atrase no le importa, pero cuando habla da la sensación de que piensa que todos los nacidos antes de la semana 40 sean prematuros ¡Qué exageradita es!

  • Responder
    Van de Mama
    14 julio, 2016 at 10:16

    Esa visita creo que es más un control rutinario que otra cosa. Miran que todo vaya bien, que si todo va bien imagino que parecera una visita adsurda, pero si encuentran alguna anomalia que pueda afectar al bebe o a la madre, estoy segura que no os pareceria tan inutil ni una perdida de tiempo. Es más, estoy segura que si hubiese algun problema y esta visita no se hiciera, os quejarias, incluso pensarias en poner denuncia por negligencia.
    Esa es mi opinion, que cuando todo va bien todo es un rollo pero cuando hay problemas todas las visitas son pocas.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.