Tercer trimestre de embarazo

Cuarta clase de preparación al parto

Cuarta clase de preparación al partoLa cuarta clase de preparación al parto que estamos llevando a cabo en la Seguridad Social se adentró directamente en el tema principal de todo este proceso: el parto. Ya desde la semana anterior llevamos el orden alterado, puesto que hay embarazadas que están a punto de llegar a su fecha probable de parto y entre todos decidimos cambiar las sesiones para que ellas no se quedasen sin saber lo fundamental. A esta reunión también debíamos acudir con las parejas y con tanta gente ¡estábamos más apretaditos allí dentro…! Cada uno expresó sus miedos y temores, los padres que no vienen habitualmente se mostraron algo recelosos y no confiaban mucho en lo que iban a vivir allí, pero al final todos quedaron contentos. La clase duró dos horas completas ¡otra vez nos quedamos sin la hora de ejercicio! Porque la matrona resuelve las dudas de todo el mundo muy amablemente, y además tiene miles de experiencias en primera persona que contar, y se le pasan los minutos que da gusto. La sesión tuvo dos partes muy bien diferenciadas.

1. Papá tiene contracciones. Lo primero que hizo la matrona fue un experimento con los futuros papás para que tuviesen un poco de conciencia acerca de cómo serán nuestras contracciones el día del parto. Debían ponerse de pie, imaginar que han ingresado en urgencias con contracciones de parto y que se encuentran a solas porque aún no ha llegado su acompañante al hospital. Con un reloj, ella controlaba que flexionasen las piernas como si quisieran ponerse en cuclillas, pero sin llegar a bajar tanto, y que se mantuviesen en la posición que les resultase más dolorosa para las piernas durante 1 minuto. Al transcurrir este tiempo, podían sentarse en la silla, caminar, relajar las piernas, hacer cualquier cosa que quisieran hasta que 2 minutos después ella volviese a indicarles el inicio de una nueva contracción y tuviesen que volver a repetir la postura incómoda. Durante los dos primeros intentos estarían a solas, y en los 2 siguientes, nosotras fingiríamos ser sus acompañantes en el momento del parto y ya estaríamos presentes en el hospital. Podríamos hablarles durante la contracción, darles masajes en la zona dolorida, dejar que nos apretasen la mano y satisfacer cualquiera de sus demandas.

Así, descubrimos ¡que no es nada fácil ser acompañante de alguien en estos momentos! Ellos tenían las piernas doloridas pero no se atrevían a pedirnos que les masajeáramos la zona. Tampoco querían que estuviésemos todo el rato hablando y dándoles ánimos y, de hecho, decían haber preferido pasar las supuestas contracciones a solas y no con nosotras ¡que no les habíamos ayudado para nada! Estuvo muy bien para que ellos conociesen lo molesto que les podría resultar mantener ese ritmo de dolor en las piernas durante horas y horas, y ambos miembros de cada una de las parejas vimos que en momentos así quizás nuestra presencia y ayuda pueda ser rechazada, o a lo mejor nos demandan cosas que no tenemos ganas de hacer (como masajes, que nos quedemos callados), o incluso nos pueden pedir que desaparezcamos durante un rato porque viviremos el dolor de una forma más tranquila si estamos a solas.

2. Vídeos de partos. Cuando los futuros papás ya temían por las agujetas que la simulación de las contracciones les causarían al día siguiente, la sesión se tranquilizó y pasamos a ver un vídeo editado por la Generalitat acerca del momento del parto. Hacían un recorrido por 3 parejas que habían tenido partos diferentes: natural y vaginal sin anestesia, vaginal con una dosis mínima de epidural ambulante (esa que te deja caminar libremente aún cuando ya te la han puesto) y una cesárea. Todo el montaje era muy razonable, sin escenas demasiado escabrosas y sin mujeres chillando como si estuvieran siendo desolladas vivas. De hecho, a la del segundo caso (vaginal con poca dosis de anestesia) el bebé se le salió solo en uno de los pujos sin que la matrona tuviese que hacer fuerzas para tirar de él y sacarlo. ¡Y hasta se reía! Desde luego, el que menos me gustó fue el de la cesárea, para empezar porque la chica tenía un tipo de vaca-burra embarazada similar al mío y cuando ves la cantidad de capas de grasa abdominal que hubo que atravesar para llegar al bebé y después volver a coser… ¡te da la sensación de que como no topes con un experto costurero ahí te van a dejar huecos por todos lados! Aún así, incluso a la de la cesárea le permitieron dar el pecho en la misma sala de partos, cosa que por lo visto no sucede en todos los hospitales.

Los vídeos también son útiles para ver que el bebé puede salir completamente de color morado ¡y es normal! No hay que asustarse si no se parecen a los bebés coloraditos de las películas, ni si vienen cubierto por una capa asquerosita de vérnix caseosa que apenas nos deje reconocerlo, pero que es muy útil no quitársela al bebé. Tampoco hay que echarse las manos a la cabeza si vienen con una vuelta del cordón umbilical alrededor del cuello, ya que en ocasiones se les puede desliar fácilmente si no está muy apretado, y a las malas se efectúa un corte en el cordón y se soluciona el asunto. Los bebés no tienen por qué llorar a grito pelado en cuanto nacen, aunque lo normal es que lo hagan porque les da la luz directamente en los ojos, hay gente hablando y haciendo ruidos molestos a su alrededor, y que en cuanto le acerques una teta ¡pum! Allí que se va a enganchar como si llevase haciéndolo toda la vida. ¡Qué cosas, que ya nacen sabiendo!

Durante las próximas semanas, retomaremos algunas de las clases que nos hemos saltado y que deberíamos haber tenido antes de estas sesiones sobre el parto, así es que ya os seguiremos informando.

Esto te puede interesar

13 Comentarios

  • Responder
    Gestando una diea...
    18 octubre, 2013 at 10:31

    Me gusta tu matrona. Lo de los ejercicios para los padres está muy bien. Así se ponen un poco en el lugar de la madre, a pesar de que no tenga mucho que ver estar en cuclillas con parir. Pero oye, está bien el ejercicio. Lástima que con tanta materia que dar en esta clase, el padre de la bichilla no haya podido tener su rato de ejercicio, que tanto le gusta 😛

    Lo del vídeo, pues mira, si no sale nada escabroso, pues también me gusta. Lo malo, es el momento coser a la chica capa a capa…eso me daría algo de repelús y lo miraría por el rabillo del ojo, como cuando veo una peli de miedo, jaja.

    Muchos besitos

  • Responder
    Gestando una diea...
    18 octubre, 2013 at 10:34

    Ooooooh, había escrito un pedazo de comentario y se ha borrado al darle a enviar, noooo!

    Decía que me gusta tu matrona y que me ha gustado mucho también lo de los ejercicios para que los papis se pongan ene l lugar de la mujer, en el día del parto.

    Y te decía también, que lo de los vídeos es una buena idea, aunque yo por ejemplo, la parte en la que cosen a la chica, la miraría como quien ve una peli de miedo. por el rabillo del ojo. Que me daría repelús.

    El padre de la bichilla se ha quedado entonces esta vez sin su horita de ejercicios que tanto le gusta… 😛

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 octubre, 2013 at 15:41

      Sí, pobre ya lleva un par de semanas sin sus ejercicios y está empezando a despertarse en él cierto resentimiento contra la matrona y lo mucho que divaga. En cuanto al video, claro, todos los partos estaban grabados desde el punto de vista de los profesionales y la propia matrona nos repetía que no teníamos que mirar las partes desagradables si nos daba reparo. De hecho ¡A mí me da más miedo la expulsión de la placenta que la salida del bebé! Porque el nacimiento se ve más o menos limpito pero en lo otro aparece demasiada sangre en escena para mi gusto.

  • Responder
    Esther
    18 octubre, 2013 at 13:38

    Cuántas cositas hacéis…yo no hacía casi nada. Lo que si vimos fue un vídeo de un parto natural en casa, pero veo mucho mejor el vuestro para poder ver las diferentes maneras de dar a luz.
    Ésta semana que se cuide mas el futuro papá, que sin sus estiramientos de yoga que tanto le gustan, estará mas contracturado.
    Que poquito queda ya!

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 octubre, 2013 at 15:45

      Indignado está el hombre por haberse quedado sin sus ejercicios. Yo no sé si lograré recordarlos y relajarme el día del parto pero como él siga así de motivado se me dormirá en cualquier momento. A ver si en la próxima clase los retomamos porque entre que la gente que va a la piscina llega tarde y todo se va retrasando llevamos varias semanas sin ponernos en forma.

  • Responder
    Bego
    19 octubre, 2013 at 00:16

    lo del papá con las contracciones está muy bien jajaja
    si te digo la verdad papabolas y yo nos piramos esta parte del curso porque yo no quería ir con nada preconcebido y él tampoco, mi idea era que cada parto es distinto y por mucho que te cuenten o te enseñen, al final seguro que el tuyo es distinto a cómo lo habías pensado. bien es verdad que yo tenía una cesárea programada y me podía permitir el lujo de saltarme todo eso. menos mal que víctor no se adelantó, si no hubiéramos tenido que improvisar como en los viejos tiempos jiji

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 octubre, 2013 at 14:40

      Nosotros vamos muy motivados confiando en poder llegar al hospital con todo controlado, pero también vamos sabiendo que cada parto es único y diferente al resto. Al menos al no desconocerlo todo nos sentimos más tranquilos ¡De momento! Ya veremos qué sorpresas nos llevamos…

  • Responder
    monstruuosa
    20 octubre, 2013 at 11:05

    Qué suerte, tienes una buena matrona, aprovéchala!! :))) Y es verdad lo de las contracciones. Aunque mi pareja no me animaba ni nada, pobre. Estaba con cara de preocupación todo el tiempo, sin saber muy bien qué hacer, pensando que no hacía nada. Para mí, el solo hecho de que estuviera allí, me parecía más que suficiente!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 octubre, 2013 at 14:49

      De momento creo que hemos tenido mucha suerte con ella y que todo lo que nos explica nos resultará muy útil si mantenemos la calma y logramos recordarlo en el momento clave. El futuro papá está segurísimo de que va a cumplir un gran papel en el parto,así que sólo por el interés que está demostrando desde el principio del embarazo ¡Creo que ya me puedo dar por más que satisfecha!

  • Responder
    Anónimo
    20 octubre, 2013 at 21:27

    Hola, acabo de descubrir que estoy embarazada, y he llegado a tu blog por casualidad. Me gusta mucho tu estilo escribiendo, y me encanta ver que estás teniendo un embarazo tan «normal»… pero aunque me he leído los últimos posts, me gustaría leerte desde el principio, desde los primeros… ¿Cómo puedo buscarlo en el blog? No he encontrado la forma!!! Gracias, y un fuerte abrazo.

    • Responder
      planeandoserpadres
      21 octubre, 2013 at 15:44

      Me alegro de que te guste el blog. Como ya son varias las personas que nos han hecho esta petición, hoy mismo hemos incluido un desplegable con los meses del año que lleva el blog en funcionamiento y donde podrás seguir los posts por orden cronológico. Están en el apartado «TODOS NUESTROS POSTS» Situado en la barra lateral derecha del blog. Espero que te sea útil y que te enganches con nuestras experiencias.
      ¡Hasta pronto!

  • Responder
    los Ángeles de la Sierra
    24 octubre, 2013 at 07:42

    Parece que esta clase fue muy interesante! Me gusta la prueba de los padres para que ambas partes entiendan al otro!

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 octubre, 2013 at 07:55

      A mí también me gustó ¡verlo sufrir! Y eso que nunca será comparable a las contracciones de un parto, pero el experimento sí que logró concienciarles un poquito de lo cansado que puede ser y de lo difícil que puede resultar ayudar a otra persona que se encuentre en este tipo de situación.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.