Trabajo y familia

Y tú ¿ piensas trabajar durante la baja de maternidad?

trabajar durante la baja de maternidadAlgunos pensaréis que ando desnortada tras cumplir las 40 semanas de embarazo, que lo del instinto maternal aún no me ha sobrecogido y que no puede ser que siga trabajando tan alegremente como el primer día, sin pensar en serio en lo que se avecina. Pero el post de hoy vuelve a estar dedicado a esa trabajadora mujer y aún “mejor y más comprensiva” persona que me ha tocado en suerte por jefa. En posts anteriores, sobre becarias, disimular el embarazorenuncias laborales, así como otras desconfianzas variadas, y sobre todo con algunos tweets, ya he ido desgranando poco a poco la peculiaridad de esta señora, algo sociópata en lo que al trato con las embarazadas se refiere. A sólo 2 días de cumplir la semana 40, acudí (supuestamente por última vez) a una reunión de trabajo en la universidad. Hace como un mes que no conduzco, porque la distancia de seguridad entre el volante y mi panzón dejó de ser recomendable hace aún más tiempo, por lo que me he sacado un bono tren y hago mis desplazamientos con una combinación de cercanías y autobús. Lo cierto es que voy muy cómoda ¡excepto cuando el autobús pilla un bache, un badén o un resalto y la barriga se me sube hasta la garganta! Pero no me puedo quejar de la buena combinación que tengo desde la puerta de casa hasta el trabajo.

Cada vez que ignoro que hace semanas que podría estar de baja, las peleas con mi madre, con el futuro papá y hasta con mi tía, son constantes: que si me puedo poner de parto en cualquier sitio, que si me encuentro mal estoy a 25 kilómetros de casa y del hospital, que este es momento de estar tranquila y descansar, que si no lo hago por mí que piense en la bichilla… en fin, que como si ir al trabajo con la sociópata anti embarazos no fuera suficiente, encima tengo que salir de casa peleada con media familia, y lo que es peor, temiendo ponerme de verdad de parto en la calle y tener que darles la razón en sus malos presagios.

La señora sigue ignorando mi embarazo de una forma que ya resulta hasta cómica. Vamos, con deciros que cada vez que entro en una tienda de los chinos la dependienta me pregunta si espero gemelos, por la barriga enorme que tengo, y sin embargo mi jefa aún no me ha preguntado el sexo del bebé, cómo me encuentro, ni absolutamente nada relacionado con este proceso… Yo entro en el despacho, tomo sitio en mi ordenador y allí se habla de todo intentando evitar mirarme directamente la barriga (cosa que no consigue ni esforzándose, pero bueno) y así, un día tras otro. Desde que anuncié el embarazo sólo le quedó clara una cosa: el día 6 de noviembre saldría de cuentas. Y conforme se acercaba la fecha ya salió el ogro trabajador que lleva dentro. Valga decir que en todos estos meses no he tenido que pedir ni un minuto para acudir a las revisiones médicas, ecografías y demás pruebas, que no he faltado ni una vez a ninguna cita de trabajo. Ha sido pura suerte que todos los horarios me hayan cuadrado así, pero el caso es que no se podrá quejar de que lleve 9 meses vagueando.

A estas alturas, sólo le interesa saber si las 16 semanas de baja de maternidad me las voy a tomar como 4 meses de vacaciones pagadas o si pienso seguir trabajando desde casa. Al principio, y por tal de quedar bien con ella, y sobre todo no sobrecargar a mis compañeras, yo le expliqué con calma que como soy primeriza no tengo ni idea del tiempo que la bichilla va a necesitar. Lo mismo resulta que esto de la maternidad no es tan difícil y que puedo hacer trabajo desde casa, pero igual requiere atención cada 2 horas y no me da tiempo de concentrarme en una tarea cuando la niña ya esté pidiendo de nuevo atención sobre ella. Trataba de ser realista, de mostrar que sí tengo buena disposición para seguir colaborando pero que no sabré hasta qué punto hasta que no me encuentre metida en faena. No quería crearles falsas expectativas que después no fuese capar de cumplir.

Y claramente, mi respuesta no le satisfizo ni chispa. Ella cree (y lo escribo tal cual lo dijo) que el mismo día del parto no estaré para trabajar, pero que 2 o 3 días después ya podría retomar la actividad con normalidad desde casa. ¿Con qué normalidad? Si un parto normal ya requiere al menos 48 horas de ingreso ¡y una cesárea unos 4 días! Vamos, que ya me veo echando el ordenador dentro de la maleta del hospital por si al final me hacen una cesárea no se vaya a creer que ya he empezado a escaquearme con la “excusa del parto”.

Después me preguntó si podría ir puntualmente a la universidad. Aquí fui tajante: durante las 16 semanas no iba a dejar a la bichilla a cargo de nadie y más con el tema de la lactancia. Bastantes maniobras tendré que hacer cuando me reincorpore para sacarme la leche, dejarla para que se la dé otra persona, etc. como para tener que comenzar desde el primer día con este despropósito de crianza. Si querían podríamos hablar por teléfono, hacer reuniones por Skype, etc. Tampoco le convenció la propuesta.

En cuanto a la distribución de tareas, me comprometí ¡a lo loco y sin saber si podría hacerlo! a seguir con parte de mis funciones, eso sí, con plazos de entrega algo más flexibles, teniendo en cuenta que el proyecto en el que trabajamos dura 3 años pero ella quiere tenerlo todo acabado a la ligera durante el primero. Trataba de que comprendiera que sigo sin ser consciente del tiempo de rendimiento a máxima concentración que voy a tener. Que no es lo mismo trabajar 8-10 horas tranquilamente en casa y sin parar ni para respirar, que tener que hacerlo con una recién nacida que cada poco tiempo requerirá atención. A lo que ella preguntó “Y durante esas 2 horas en que el bebé duerma y no necesite nada ¿Qué piensas hacer?”. Sinceramente, ¡no tengo ni idea! Aunque lo que me dieron ganas de decirle fue: “Pues seguramente lo que haré será tratar de dormir con ella, o como mucho sentarme a rascarme el agujero por el que la niña ha salido (con otras palabras aún menos diplomáticas) y descansar”.

En resumen, que su primera reacción fue quitarme unas tareas y sustituirlas por otras: o sea, el más difícil todavía, te quito lo que controlas con facilidad y justo en este momento te asigno cosas nuevas, pero la carga de trabajo se te va a quedar más o menos igual. Con el paso de los días fue desconfiando y quitándome funciones a marchas forzadas, algunas de las cuales era más que seguro que las hubiese podido sacar adelante sin problemas, pero no hubo forma de razonar con ella. Y tras la última reunión, a las puertas de la semana 40 del embarazo, me ha dejado sin absolutamente nada que hacer durante toda la baja. Por un lado pienso ¡yujuuuu! ¡Ya estoy completamente libre para hacerme cargo de mi bichilla! Pero por otro estoy convencida, porque la sociópata anti embarazadas ya lo ha ido dejando caer, de que las cosas no volverán a ser iguales cuando me reincorpore a mi puesto. Porque 16 semanas de vacaciones pagadas ella no me las va a perdonar en la vida.

Esto te puede interesar

62 Comentarios

  • Responder
    MamaUniversitaria
    7 noviembre, 2013 at 07:39

    Se ve que lo de jefes anti embarazo hay muchos!!! La mia no dejaba de preguntarme cuando volveria de dar a luz! Y yo siempre la misma respuesta, luego de las 16 semanas! Y ella Siempre me contaba que con sus niñas nunca le hicieron falta tantas semNas! Claro que ella es la dueña de la empresa! Cuando la mutua me dio la baja seguia Ayudando, pero un dia despues de haberle dicho que debia hacer reposo me pregunto en varias veces si podia ir a una reunion con un cliente, le dije que no y luego volvioa dejar caer que hay que ver con el embarazo tan bueno porque no puedo ir a la reunion… Aclaro que la reunion implica estar todo un dia dando vueltas y haciendo de traductora a mis jefes, agotador! Despuesde ese no ha seguido insistiendo y un dia le dije que hasta que no nazca el bebe no le responderia ningun mensaje y hasta que no me corresponda por la seguridad social y la mutua no volveria a trabajar… Una quiere ayudar, pero siento ya que me toman por tonta y no esta bien! Desde entonces ni noticias! Para colmo me deben la ultima nomina!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:01

      Mi embarazo también está siendo tan bueno que aquí sigo, trabajando a estas alturas (40+1) y sé que me arrepentiré de esto porque nadie me lo va a agradecer. la situación es rara porque mi jefa hace como 3 semanas que prácticamente no se comunica de forma directa conmigo, sino a través de una compañera, con lo cual trabajo no me falta pero a ella debe darle la sensación de que como no me pide nada directamente me está facilitando mucho las cosas. ¡Tengo unas ganitas de que nazca la bichilla y desconectar del ambiente laboral durante tooooooda la baja…!

  • Responder
    Gestando una idea...
    7 noviembre, 2013 at 08:48

    Mira, soy becaria en una universidad. Tengo una beca FPI. Y entiendo todo lo que comentas. Mi jefa, me dijo una vez (y más) que en este trabajo no se descansa ni los fines de semana ni las vacaciones. Que no hay domingos, que me olvidara de hacer planes. Así que imagino que si me quedara embarazada, me diría lo mismito, lo mismito que tú. A parte, se me miraría raro (seguro) por estar embarazada siendo una simple becaria. Ojo, que tengo 31 años, que el trabajo que hago es el que hace cualquier persona de mi departamento: investigo, doy clases universitarias como profesora, doy tutorías a mis alumnos, corrijo exámenes, ejercicios, organizo congresos…Pero soy becaria. Lástima que mi beca termine el año que viene y dado que no estoy embarazada, no podrá darse la situación de estar trabajando y con un bebé, puesto que echando cuentas, si me embarazo hoy mismo, pariría justo el mes que se termina mi beca y dada la situación en España, tengo muy claro desde ya, que no me van a contratar después de la beca, por lo que estaré buscando nuevo curro mientras que esté amamantando.
    Es muy triste que se den casos así. Fíjate, en la empresa de mi marido, si te embarazas, vas a la calle o si te pides la baja por paternidad. Que son, ¿dos mierdas de semanas? Pues sí, se ha dado el caso. Por eso tenemos planeado que si me embarazo, no voy a pasar por la calle de su empresa jamás, para que no me vean la barriga y nadie sepa que estamos esperando un bebé, con la intención de avisar a la empresa ya cuando haya nacido y entonces sería despido improcedente. Es que los despiden cuando avisan de que la pedirán y claro, alegan que no estás rindiendo y puerta…Así que suponemos que si ya tienes el bebé, no lo harían…Lo que hay que hacer por no perder un trabajo, joder….Y aún así, no veo yo muy claro que no se saquen algo de la manga para tener motivos de despido…

    Tu olvídate de la tía esa. Yo me cogería mis semanas. La de vacaciones que he estado yo estos años trabajando y nadie me ha dado las gracias. Ahora tengo otra filosofía. Los fines de semana son para mi, ya no pienso trabajar más un sábado o un domingo. A mi me pagan por trabajar entre semana y echo mis horas y más. Así que si mi jefa se mosqueara por estas cosas, pasaría de ella. Total, te va a echar igualmente si quiere más adelante….Es triste, pero es así…Y no debería serlo….

    Besos y tú piensa en ti.

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:08

      ¡Es que parece que me estés describiendo a mí misma! Resulta que la mía no es la única loca para la que no existen ni vacaciones, ni festivos ni fines de semana. Lo de que las becarias no se quedan embarazadas también me lo soltó al principio del embarazo, y me pasa como a ti, que no soy becaria de 17 años, que tengo ya 31 y si espero a que mi situación laboral cambie de estatus lo que no me quedarán será óvulos fértiles en el cuerpo. Mi beca es renovable anualmente, con lo cual no tengo ni idea de si seguiré con ella o no ¡todo es un misterio! Pero incluso en el peor de los casos, es algo con lo que ya contábamos desde antes de ponernos a hacer prácticas para tener a la bichilla. Vamos, lo que no me había encontrado nunca era con empresas que discriminaran a los hombres por cogerse la baja de paternidad. Por suerte, en el trabajo del futuro papá todos han sido padres, son comprensivos con la situación, y aunque alguna renuncia ha habido que hacer para que a todos les cuadren sus planes a finales de años, las perspectivas podemos decir que son buenísimas en comparación a mi estado. Yo de momento sigo sacrificando sábados y domingo,s aunque mi contrato estipula 35 horas semanales de lunes a viernes de las que hago también muchas más, pero bueno, por mantenerlo hasta ahora he hecho todo lo que ha sido necesario. Sin embargo, viendo la respuesta tan «agradable» que han tenido con el embarazo, creo que me voy a replantear muchas, cosas y puede que siga tu estilo: voy a pensar en mí y en mi familia y después vendrá todo lo demás.

  • Responder
    Bombones
    7 noviembre, 2013 at 09:13

    Sabes que yo también trabajé en la universidad, creo que te lo conté en algún comentario. No merecen normalmente ni la décima parte del esfuerzo que hacemos allí. Incluso algunos piensan que deberíamos pagar por trabajar. Me parto.
    El tiempo de baja con tu peque es especial, sobre todo con la primera. Se disfruta un montón, y te vas a acordar toda la vida. En cambio, los malos rollos de la universidad por fortuna tienden a olvidarse. Con el tiempo no pintan nada, son un cero a la izquierda. Pero el recuerdo de la baja y todo lo que hiciste crece. No le robes a tu baja ni un minuto. Es tuya y de tu bichilla. De nadie más.

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:12

      ¡Esa es mi jefa! La que piensa que prácticamente deberíamos pisar el suelo que pisa porque nos da la oportunidad de colaborar en proyectos con ella. Que yo estuve haciendo este trabajo gratis durante 4 años hasta que me salió una beca de media jornada, y ahora la que tengo, de jornada completa, pero el horario y las tareas siempre han sido los mismos, independientemente de que al principio cobrase 0 euros. Al principio no tenía tan claro cómo afrontaría lo de las 16 semanas, pero viendo que ya he cumplido las 40 de embarazo sin cogerme ni un día de baja y que a nadie le ha importado lo más mínimo, creo que seguiré vuestros consejos y de la baja de maternidad no voy a ceder ni un segundo. Además, que considero que puse buena voluntad desde el principio para tratar de ayudar al grupo, pero finalmente ha sido ella la que me ha quitado todas las funciones con lo cual lo que no voy a hacer es suplicar que me permita trabajar durante la baja ¡sólo faltaría!

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    7 noviembre, 2013 at 09:13

    En mi opinión 16 semanas son pocas para lo que es la maternidad, que encima quieran que sigas trabajando es increíble. ¿Pero esa gente qué se cree? ¿Que los niños brotan en los árboles y se crían solos?
    Que vaya muy bien la llegada de la bichilla! 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:14

      Yo también creo que son pocas, pero como seré una primeriza inexperta no me atrevo a decirlo muy alto. ¡Ay, si los bebés creciesen en los árboles! Bueno, facilitaría mucho las cosas pero la relación de apego no sería tan estrecha. De momentos seguimos esperando a que nazca ¡y a comenzar la famosa baja!

  • Responder
    Esther
    7 noviembre, 2013 at 09:41

    Yo lo tengo claro. Mis semanas son mias! Está claro que mi situación laboral no es la misma que la tuya ya que en ningún momento me han puesto pegas en mi trabajo. Es mas, yo haré mis 16, mas vacaciones, mas lactancia y luego una buena reducción de jornada. Quiero disfrutar de mi hijo, que para algo lo he tenido.
    Si dan 16 semanas por tener un bebé por algo será! Que hay países que dan muuuucho mas!! Pero no nos quejaremos por si las moscas…
    Las primeras semana las dedicas casi al completo al cuidado del bebé, descansar y coger fuerzas después del parto. Y luego está la adaptación a la nueva vida… Además que son tan pequeñitos que lo que mas necesitan esos primeros meses es estar con su madre y su padre.
    Mi consejo, aunque sé que es fácil decirlo desde fuera, es que te cojas toooodo lo que puedas para estar con tu bichilla y sin hacer nada de trabajo. Piensa que esa mujer no te agradecerá NADA aunque estés en el hospital con la niña mamando y con el ordenador tecleando! (mira una rima 🙂 ) Te criticará lo mismo si haces faena como si no!! Ésta gente es así de rara y de mala…
    Así que desconecta del trabajo para estar con tu niña, que los niños son pequeños una vez y crecen muy rápido!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:19

      Yo añadiré la lactancia, las vacaciones no podré unirlas porque son obligatorias para todos en agosto, pero bueno, y lo de la reducción de jornada, como becaria ¡es que no tengo ni idea de si me corresponde! Yo creo que cuando ella piensa en la maternidad debe ser algo como esto: «Un hombre te preña, cargas con el bulto 9 meses, lo sacas de ti a empujones durante el parto, a los 3 días vuelves a tu casa y te reincorporas al trabajo. Fin de la experiencia de la maternidad». Yo claro, yo sólo me imagino durante las 16 semanas con la bichilla en brazos (ya tengo decidido que la voy a soltar sólo lo justito en la cuna, la mayor parte del tiempo quiero ir cargando con ella de un lado para otro). Yo me ofrecí a hacer algo de trabajo desde casa, pero para ella era todo o nada. Así es que va ser que se va a quedar todo en nada. Lo del agradecimiento es que ni lo espero, pero lo que tampoco entiendo es que vea mi baja como el fin del mundo. ¡Quién iba a pensar que una simple becaria podría causar un trastorno tan grande en el sistema! Y sin tan imprescindible soy ¿no sería mejor que me tratase un poquito de forma más decente y desease que me reincorporase lo antes posible pero sin haberme hecho la vida tan difícil antes? Por cierto ¡muy mona tu rima!

  • Responder
    Estibaliz
    7 noviembre, 2013 at 10:10

    Alucinadita me he quedado. Si estas de baja, que se olviden de ti. Es alucinante, y encima una mujer!!!!! Que debería apoyarte y entenderte al 100%. A mi se me acaban las 16 semanas en 8 días, se me han pasado volando y volver a trabajar ahora lo veo imposible. Menos mal que con lactancia y vacaciones se me alarga casi 3 mesecillos más. Respecto a trabajar estando de baja??? Tu jefa no ha tenido hijos no??? Porque yo creo que esas 16 semanas son lo menos parecido a vacaciones que yo he vivido, además dando teta como es tu idea. Madre mía!!! Y que leches, es ilegal!!! Así vamos como vamos. Q asco de país.

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:23

      Yo no sé lo que podré alargar por la lactancia. Por vacaciones nada porque son obligatorias en agosto. Lógicamente ella no ha tenido hijos y siempre me dice que ella estuvo meses de baja por una operación de menisco o no sé qué otra parte de la pierna y que seguía trabajando desde casa con la pierna en alto. Claro, como todo sabe que el cuidado de un menisco y de un bebé son tan comparables y parecidos… De hecho ese día no me quedó otra que decirle «Pero el menisco no lloraba pidiendo el pecho ¿no?». Ilegal desde luego es, pero eso a ella se la trae al pairo, porque como dice el futuro papá, parece que ella tenga el trabajo de más alta demanda de la historia y es simplemente una profesora universitaria normal y corriente. ¡Ni que liderara el mundo!

  • Responder
    trandafiras
    7 noviembre, 2013 at 11:28

    Tu jefa es una bruja.
    Lo tendría claro conmigo… jur jur jur…
    Hija, no sé cuán apurada estás, pero te aseguro que nunca volverás a vivir este momento. Sólo se tiene un primer hijo una vez y es el momento más especial que no podrás recuperar y que te aseguro pasa más rápido de lo que te gustaría.
    Primero eres tú y tu hijo, luego viene todo lo demás.

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:25

      ¡Jajaja! ¡Muy buen resumen de su imagen! Yo la había definido como sociópata anti embarazadas pero supongo que lo de bruja también puede cuadrar con su descripción (de hecho gente que la conoce en persona eso me dice, aunque hasta ahora yo nunca la había visto así). Por suerte no estamos tan apurados como para renunciar a la baja de maternidad, o incluso al trabajo completo si la cosa no mejorase. Que desde luego no querría perderlo, porque no está la cosa como para ir dejando trabajos a la ligera, pero ya está más que decidido que si hay que elegir entre la bichilla y la beca ¡va a ganar la niña de calle!

  • Responder
    monstruuosa
    7 noviembre, 2013 at 11:46

    Alucino. No te preocupes, que aunque fueras 4 días después, nada volvería a ser igual.

    Y luego, ni agradecido ni pagado.

    Esa tia tiene un problema.

    Besitos

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:28

      Tengo una compañera que tuvo un niño hace 4 años, ni era becaria ni nada, encima trabajaba gratis, y sólo me dice que ni se me ocurra reincorporarme ni un minuto antes de que se me acabe la baja, porque no me lo va a agradecer pero es que además, por mucho que intento hacerla entrar en razón, no hay forma de convencerla de nada. Directamente me dice que mi opinión sobre este tema no viene al caso ¿Cómo no va a venir al caso si la embarazada soy yo? En fin, que allí mi de mi embarazo no se habla, sólo se critica veladamente como si mi panzón y yo no estuviésemos en ese despacho de cuerpo presente.

  • Responder
    Rural Baby Project
    7 noviembre, 2013 at 12:30

    Yo también trabajaba en la universidad, tenía una beca FPU y se de lo que hablas. En la empresa privada también pasa, pero es increíble que en la universidad, con mujeres a las que les ha costado lo suyo llegar a ser catedráticas en un mundo que hasta hace poco era mayoritariamente masculino, funcionen así.

    Lo que te han dicho las demás compañeras: piensa en ti, en el bebé y recuerda que no te lo van a agradecer nunca jamás, así que disfruta de lo que te corresponde.

    Un abrazo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:31

      Ella es que en el fondo es más macho y más machista que muchos hombres. Porque mucho dárselas de señoritinga remilgada, fanática de la moda y repipi pero luego está demostrando ser una bicharraca de cuidado. Después de vuestros comentarios de hoy, si aún albergaba alguna duda, ya está decidido que la baja la disfrutaré completita y después ya veremos como se desarrollan los acontecimientos.

  • Responder
    Ser Educadora
    7 noviembre, 2013 at 15:08

    Es triste pero es así. Yo este verano también fui becaria y la jefa que tenía 4 hijos y unos 60 años fue de lo más cerd* que se puede ser. Ni siquiera se pudo poner en mi lugar como madre de hijos ya bastante mayorcitos (de la treintena) y hasta me sugirió que la sustituciones que me hacían las compañeras se las pagara yo a ellas, con eso te lo digo todo. Por supuesto no di ni un duro, faltaría más, por 600 cochinos euros que me pagaban estaba yo como para darle de mi sueldo a nadie y más cuando es derecho del trabajador el acudir al médico y ausentarse las horas que se consideren pertinentes, por no hablar de días de baja (y digo días que no semanas) por causas médicas especialmente yo que tengo un embarazo de alto riesgo. De echo la »buena» mujer llegó a decirme que si llega a saber que estaba embarazada no me contrataba de antemano, bueno, y que si llega a saber que estoy buscándolo tampoco. Qué buena gente, y eso para 3 meses que duraba mi beca, ya ves cuanto mal le iba a hacer yo, que se me acabó cuando aun solo tenía 18 semanas de embarazo.
    Tu disfruta de lo que te pertenece, que son 16 semanas de baja laboral, que por supuesto nos on vacaciones por que los niños dan mucho trabajo sobre todo los primeros meses, y ya que nuestra baja maternal es de las más lamentables de europa tu a vivir y punto. Ni se te ocurra tocar una tecla del ordenador, salvo claro está, que nos quieras contar como vas!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:37

      Eso de que las bajas de las becarias no se pueden cubrir también me lo ha soltado esta más de una vez (cosa que a mí no me interesa, qué quiere usted que le diga) y entonces me hace chantaje con lo de que mis compañeras deberán asumir mi trabajo, que es lo que de verdad me fastidia porque no quiero entorpecerlas. Además es como dices, que el salarios que tenemos es una miseria para andar haciendo tantos sacrificios, y más cuando me he pasado años haciendo lo mismo y sin cobrar nada y después cobrando la mitad que ahora, con lo cual, oye esta va a ser la forma de cobrarme todos los años que dediqué por vocación y devoción sin ver un euro. Yo no me he cogido ni un día de baja en todos los años que llevo trabajando con ella (5 años ya), ni siquiera durante el embarazo porque he tenido la suerte de que hasta el momento todo ha ido genial y sigo trabajando estando ya embarazada de 40+1, pero cuando le anuncié lo del embarazo, ya me dijo que ella ya había sospechado en su momento que como ahora tengo un contrato mejor aprovecharía para traicionarla de esta forma. ¡Prometo acercarme sólo al ordenador para teclear en el blog! Bueno, y para ayudar a alguna compañero de trabajo estresada que lo necesite mucho ¡me dan una penita ellas y lo que van a tener que soportar!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    7 noviembre, 2013 at 16:50

    Que le den por donde amargan los pepinos!!!!! habrase visto…Ahora te preocupa el hecho de que todo haya cambiado cuando vuelvas, pero en unos días la bichilla será el centro de tu universo. Yo tenía muy claro que volvería tras la BM dejándola con la abuela, pero siguen siendo tan bebés!!!!tan dependientes de nosotras!!!!…así voy…3 años de excedencia que me he pedido.
    Y a lo mejor yo no me organicé bien, pero de tiempo nada de nada, 20 meses después sigo sin tener tiempo, solo para él.
    Cuando eres madre el tiempo se para, y comienza otro ritmo.

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:39

      ¡Jajaja! ¡Pero qué bruta! Yo también me había planteado volver tras la baja dejándola con las abuelas, que por suerte viven las 2 en este pueblo, pero vista la situación lo mismo ya ni me renuevan el contrato y me puedo dedicar otro poquito sólo a la bichilla. Es que no sé si las becarias tenemos derecho a excedencias o reducción de jornada… ¡tengo que ponerme al día con estos temas! Seguro que lo tuyo no fue mala organización, porque más o menos todos comentan lo mismo: los bebés son súper absorbentes ¡como sus pañales! Y requieren una cantidad de atención que ríete tú de las 16 semanas de la baja.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    7 noviembre, 2013 at 16:52

    Habra nacido la bichilla????no ha contestado nada…

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:40

      ¡Nooo! Es que estaba muy atareada con el trabajo. Que como se acerca el momento no hago más que trabajar a marchas forzadas para obstaculizar al resto del grupo lo menos posible ¡tonta que es una!

  • Responder
    Mamá de Cleo
    7 noviembre, 2013 at 17:26

    Queda clarisimo que tu jefa tiene un gran gran problema….
    Disfruta de tu momento con tu bichilla, no dejes que nadie te los fastidie, no te sientas culpable x no trbajar desde casa durante esos 4 meses.
    Un abrazoo y animo

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 noviembre, 2013 at 18:43

      Muy bien de la cabeza o del sistema emocional no anda, porque da prioridades a una chorradas… «Mi marido me ha comprado un protector de pantalla para el Iphone que es un espejo!». Vale, según tú yo soy joven para tener a mi primera hija con 31 años, pero según lo veo yo ¿tú no eres demasiado vieja para deleitarte con el protector del Iphone con casi 60 años como si fueras una niña de 15? Menos mal que el sentimiento de culpa es algo que me afecta bien poco (a veces creo que no tengo cargos de conciencia por nada) y claro, así duermo de tranquila… ¡gracias por el apoyo!

  • Responder
    mamas_besos
    7 noviembre, 2013 at 18:37

    Lamentablemente la situación que describes es demasiado habitual en este país. Y yo me pregunto: tu jefa tiene hijos? sólo te diré una cosa, con un bebé en casa es muy muy muy muy difícil poder trabajar desde casa!! te lo digo por experiencia y por experiencia de otras amigas. Estarás todo el día ocupándote del bebé y los ratos que duerma te aseguro que lo mejor que puedes hacer es dormir tu también porque como sea de los que maman cada 2-3 horas durante las 24 horas…pues imagínate el tema sueño. Y cuando se hacen mayores la cosa no mejora, será querer conectarte al ordenador y tenerlo encima queriendo husmear lo que haces o pidiéndote mil cosas para reclamar tu atención.
    Ah, y piensa una cosa, no vale sacrificar el tiempo de tu bebé (que es único e irrepetible) por el trabajo porque por mucho que te esfuerces y sacrifiques cuando menos te lo esperes te dan una patada en el culo sin tener en cuenta todos tus sacrificios.
    Y ayyy, qué poquito te queda 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 noviembre, 2013 at 16:31

      Ella no entiende la situación porque no tiene hijos, nunca los tendrá y tampoco le interesa escuchar la versión que dan sobre el asunto las mujeres que sí han sido madres. La matrona de las clases de preparación al parto nos recomienda eso mismo, que durmamos aprovechando los ratitos en los que el bebé duerma. Cuando mi sobrina viene de visita sí experimento eso que dices, que cuando nos ve al ordenador quiere estar cogida en brazos, toqueteando las teclas y así también será imposible trabajar nada. Los sacrificios por el trabajo ya estoy comprobando en primera persona que no merecen para nada la pena. Así que considero que se pueden dar por bien pagados teniendo en cuenta que voy a estar trabajando hasta el último día del embarazo, pero a partir de que ingrese en el hospital y nazca la bichilla ¡adiós al mundo laboral hasta que se acabe mi baja de maternidad!

  • Responder
    Mamamedusi
    7 noviembre, 2013 at 22:08

    Hola guapa, te he leído esta mañana desde el móvil y no podía comentar… indignada me has dejado. Como que «16 semanas de vacaciones pagadas …», es una BAJA maternal, significa que no estas apta para trabajar porque te tienes que recuperar de un parto!!!!
    Alucino con mujeres como tu jefa, conozco mas casos, y es de vergüenza.
    Cuando nazca tu peque… nada volverá a ser igual, tu cambiaras también tu mentalidad y prioridades y verás como lo ves todo mucho mas claro.
    Un abrazo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 noviembre, 2013 at 16:35

      Para ella la recuperación se reduce a los días que estés ingresada en el hospital. piensa que en cuanto te dan el alta es porque ya estás en forma para retomar tu vida como si nada hubiese pasado. Aunque aún no ha nacido mi bichilla, ya me voy mentalizando a que debo cambiar esta forma de pensar y que aunque el trabajo siempre será muy importante no puedo anteponerlo al resto de elementos que conforman mi vida ¡y mucho menos a mi marido y mi hija!

  • Responder
    madrexilio
    7 noviembre, 2013 at 22:12

    Pues me has dejado muy triste con tu post 🙁
    Lamento mucho que tengas pasar por este estrés y que encima te toque una persona tan desconsiderada y poco versada en maternidad por jefa. Espero que puedas salir adelante sin tener que pagar muy caro por tu derecho de baja materna.
    Por cierto, si me hubiera hecho a mí la pregunta de «¿qué piensas hacer en las dos horas que la niña no necesite nada?», honestamente creo que no hubiera podido contestarle, tal vez me hubiera puesto a llorar o hubiera cerrado el puño para sacarle todo sus dientes. Así que te felicito por ser tan civilizada.

    Un beso grande desde Budapest

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 noviembre, 2013 at 16:46

      ¡Nada de tristezas! Que cuando el futuro papá y yo nos embarcamos en este proyecto ya valoramos muy detenidamente la peor de las situaciones que pudiese darse y aún así decidimos que convertirnos en papis primerizos iba a compensar con creces la pérdida de cualquier trabajo. la pregunta tiene su enjundia, pero supongo que las hormonas del embarazo en vez de haberme puesto rabiosa me han terminado trayendo una calma extraña en mí, porque yo puedo ser muy, pero que muy poco diplomática con mis salidas de tono. también considero que un enfrentamiento a estas alturas tampoco va a ayudarme en nada, así que casi lo único a lo que aspiro es a que no me esté martirizando con comentarios y demás durante las 16 semanas de la baja.

      • Responder
        madrexilio
        12 noviembre, 2013 at 08:01

        Me alegra saber que el embarazo te ha traído está gran sabiduría y serenidad. Tal vez ya ha nacido la bichilla y yo sin enterarme 😉

        • Responder
          planeandoserpadres
          12 noviembre, 2013 at 09:10

          ¡Nooo! No ha nacido todavía. Estoy por echarme a la calle a andar el día completo a ver si comienza a asomar por algún sitio.

          • madrexilio
            13 noviembre, 2013 at 14:27

            jajajaja, pues trata, a mí me empezó el parto (estuve 3 días con los síntomas de estar de parto) después de una caminata maratónica.

          • planeandoserpadres
            13 noviembre, 2013 at 17:57

            Ya estoy empezando a pensar que lo mismo yo creo que camino mucho (como mínimo una horita diaria) y a lo mejor la bichilla requiere un esfuerzo mayor para decidirse a salir. ¡En cuanto entre el futuro papá por la puerta nos vamos a la calle!

          • madrexilio
            14 noviembre, 2013 at 08:38

            Estaré pendientes de las novedades 🙂

          • planeandoserpadres
            14 noviembre, 2013 at 17:21

            Pues en principio se prevén novedades para este fin de semana, o como muy tarde el lunes…

          • madrexilio
            15 noviembre, 2013 at 13:50

            ¡Muy buena suerte y mucho ánimo!!

  • Responder
    padresdetrillizas
    7 noviembre, 2013 at 22:33

    No puedo más que decirte que esta mujer está de la olla… vacaciones pagadas? Alguna vez ha visto las ojeras de una madre recién parida? Que oye, puede ser que Bichilla sea una santa absoluta, y un reloj suizo que mame cada tres horas nada más nacer, pero que en seguida lo alargue para que tú puedas dormir a pierna suelta toda la noche… pero normalmente, lactar con un recién nacido es trabajo a tiempo completo! Así que vete haciéndote a la idea, aunque ahora como aún no está bichilla no lo veas, que efectivamente cuando vuelvas de tu baja maternal de 16 semanas nada volverá a ser lo mismo. Tú serás la persona más feliz del mundo con tu niña, y ella seguirá siendo la persona amargada que es, qué triste…

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 noviembre, 2013 at 16:51

      No creo que haya visto ojeras de otras madres porque las rehuye como a la peste. Es que no quiere no hablar del tema, para ella los embarazos, la maternidad y los hijos son como temas tabús de los que nadie debe hablar en su presencia. Ni para contar cosas positivas y mucho menos para mostrar quejas. Yo también creo que la baja de maternidad va a transformar mi forma de pensar ¡y mucho! Las prioridades van a cambiar y desde luego sus opiniones al respecto de mi vida privada van a ser un cero a la izquierda para mis intereses.

  • Responder
    rosa
    8 noviembre, 2013 at 00:56

    Yo estoy aprovechando la baja para estar las 24h con mi pequeña. Ya tendré tiempo de volver al trabajo.

    Por cierto, antes de que se me olvide, no sé si conoceis la tienda de chupetes personalizados Chupetitos, pero si no es así me gustaría recomendarosla, hace tiempo que soy clienta y yo estoy muy contenta.

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 noviembre, 2013 at 16:53

      Yo espero poder aprovecharla como lo estás haciendo tú. No conocía esta web, pero justo tengo uno de los sacaleches que venden. ¡Gracias por la recomendación!

  • Responder
    Cuestión de madres
    8 noviembre, 2013 at 22:57

    vamos… para escribir un libro sobre ella… menudo espécimen… y encima se ofende por la baja… tienes el cielo ganado

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 noviembre, 2013 at 20:54

      ¡Ojalá tenga ya el cielo ganado! Porque a veces creo que nadie más ha tenido que pasar por esto, pero sí, ella se toma lo de la baja por maternidad como un ataque personal y premeditado hacia su persona. Es de un rarito…

  • Responder
    Aksui
    10 noviembre, 2013 at 08:55

    La baja maternal se puede compartir. Yo cogí las 6 semanas de baja de maternidad a las que obliga la ley y el resto lo cogió mi marido y yo volví al trabajo. Fue una decisión personal, nada impuesto porque en mi trabajo me trataron genial durante el embarazo.
    Ahora me arrepiento un poco porque en los primeros cuatro meses el bebé cambia muchísimo y me perdí muchas cosas.
    Si puedes disfruta toda la baja, la experiencia y también descansa porque es agotador y no tienes tiempo para nada.

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 noviembre, 2013 at 21:00

      Pero la cuestión es que yo no quiero compartirla (¡viva el egoísmo prenatal!) y que al futuro papá no le viene nada de bien para el cierre anual de sus negocios, y como el salario más grande en esta casa es el suyo y es el que que hay que mantener a toda costa ¡yo a disfrutar de mi bichilla todo el tiempo que pueda!

  • Responder
    mamapuede
    10 noviembre, 2013 at 11:18

    Es un tema muy personal, pero viendo como te ha tratado durante el embarazo… chica que se apañe como pueda!!

    Yo con el primero trabaje hasta el octavo mes y porque me recomendaron por el bien del niño parar, sino rompo aguas en la oficina estoy segura, y durante la baja por maternidad tenía mono de trabajo, pero ahora… con el segundo va a ser diferente, quiero disfrutarlo porque estoy siendo muy consciente de todo lo que me pierdo con el primero y por lo menos durante mi baja por maternidad (cuando llegue) quiero disfrutar mucho de los dos.

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 noviembre, 2013 at 21:05

      Yo como es el primer embarazo no he podido comparar aún experiencias, pero como ya me estoy arrepintiendo de seguir trabajando hasta el últimos día (ahora me faltas 2 días para cumplir 41 semanas de embarazo y aún no me he cogido la baja) lo que sí tengo claro es que en cuanto me meta de lleno en el parto ya voy a desconectar de todo y la baja de maternidad no va a parecerse en nada a este despropósito que llevo soportando durante estos 9 meses. Bueno, y para cuando me decida a tener el segundo ¡ya tendré tanta experiencia en estos temas que no me van a volver a pillar así de desprevenida! Para lo que me lo están agradeciendo…

  • Responder
    maremeva
    11 noviembre, 2013 at 09:49

    Lo que más me alucina es que sea mujer. Una pregunta, ¿es madre? Porqué conozco de jefas madres que también piensan igual que tu jefa. Mujeres que antepusieron la faena a sus hijos y pretenden que las demás hagan lo mismo. Personas que caparon su instinto y acaban siendo más intransigentes que los propios jefes.
    Yo te diré que harás cuando tu niña duerma esas dos horas, dormir tu también que lo necesitarás.

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 noviembre, 2013 at 08:49

      ¡Ahh pues los casos que conoces deben ser aún peor! Porque a esta al menos la salva el hecho de que como no es madre tiene un desconocimiento absoluto de lo que puede implicar el cuidado de un recién nacido. Que a mí me parece genial que haya mujeres que prefieran el trabajo a los hijos, o al resto de la familia, pero lo que no pueden pretender es que todas tengamos la misma escala de valores y que compartamos esas ideas. La opción de dormir cuando la bichilla duerma de momento es la única que valoro seriamente, y claro ¡eso no coincide con sus planes laborales durante la baja!

  • Responder
    Mami Bloguera
    9 febrero, 2014 at 13:09

    Ayyy, aunque yo me adelanto acontecimientos, el tema de cómo va a tomar mi jefe el embarazo no deja de ser una de las cosas que más me ronda por la cabeza. Sobre todo porque en mi puesto no hay nadie más. Trabajo en una pyme -somos cuatro contando a mi jefe y a su hermano!!!- y creo que sí me ofreceré a trabajar en la medida de mis posibilidades desde casa, no sé qué tal lo tomará mi jefe, la verdad. Pero bueno, realmente… ¡esto mío es hablar por hablar!

    Genial tu blog!!! Y gracias por tus comentarios y apoyo que me transmites a través del mío! 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 febrero, 2014 at 11:08

      En mi caso yo me puse en la peor situación y así fue como ocurrió. Pero esto no quiere decir que a ti te vaya a pasar lo mismo, porque hay empresas mucho más pequeñas y comprensivas con esto de la maternidad y la paternidad (la del papá de la bichilla, sin ir más lejos). Yo me estuve preocupando mucho por este tema durante todo el proceso: desde que decidimos ponernos a practicar hasta que me quedé embarazad ay después hasta que decidí contarlo, con casi 5 meses de embarazo. Se pasa muy mal, porque yo no soy una persona que sirva para esto de ocultar las cosas pero como la reacción que esperaba era negativa preferí hacerlo. No sé si hice bien o no, pero si continuase trabajando en el mismo lugar, con la misma gente y volviese a quedarme embarazada ¡creo que lo ocultaría aún durante más tiempo!

      • Responder
        Mami Bloguera
        10 febrero, 2014 at 11:12

        Ayyyy gracias por contar tu experiencia. A mi cinco mese me parece bien. Menos no creo que pudiera porque solo yo estoy en mi departamento, por así decirlo. Pero bueno, ya ves, igual ni me veo en esa tesitura… :-/

        • Responder
          planeandoserpadres
          10 febrero, 2014 at 11:48

          Espero que no te veas en esa tesitura porque tus jefes y compañeros sean realmente comprensivos y no porque estés dudando de que vayas a quedarte embarazada, porque con lo bien que te están yendo las pruebas ¡vas a tener un bichillo pronto seguro!

          • Mami Bloguera
            10 febrero, 2014 at 11:54

            Gracias! Ojala… gracias 🙂

  • Responder
    Anónimo
    29 abril, 2014 at 11:19

    A mi no me parece que es una cuestion de comprension, la comprension no se puede pedir a cualquiera. Hay unas reglas de juegos y estan para seguirlas y entre ellas la baja por maternidad. He leido el blog y me he sentido indignada!! Hasta cuando van a seguir los jefes de este pais con estas conductas prehistoricas? A uno de mis directores, pobre hombre, se le ocurrio mencionar que igual en la semana 38 podriamos hacer una reunion telefonica para cuadrar una cosilla. La mirada que le hecho el resto….. seguida de la frase, esta chica esta de baja y no hay nada tan urgente que no pueda esperar a que vuelva a reincorporarse asi que dejale que se relaje y descanse. Por que sinceramente, si algo es tan urgente que tenga que hacerse durante una baja significa: falta de organizacion, falta de estructura, ineficiencia y un millon de cosas mas que una empresa que quiera ser competitiva no deberia tener por bandera. Porque si la empresa se hunde por una baja de maternidad vaya empresa!!! Eso sin contar que conozco a mas de uno que por un hostion en parapente, escalando o en coche se ha pasado una temporadita bastante mas larga que la baja de maternidad en el hospital, y frente a un accidente si que no puedes ni prepararte, ni redistribuir tareas ni nada…… en fin!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 abril, 2014 at 16:05

      Pues imagínate en mi caso, que encima yo era una simple becaria y parecía que se iba a acabar el mundo por una baja de maternidad. Además, estuve trabajando hasta el día antes del parto, con lo cual tuve tiempo de adelantar mucho trabajo (cosa de la que ahora me arrepiento porque está visto que mi esfuerzo fue completamente inútil y al final he terminado quedándome sin mi puesto). Ella nunca ha sido una buena organizadora (se agobia enseguida y nos sobrecarga de trabajo en ciertas fases mientras en otras permanecemos prácticamente desocupados) pero claro, es la que manda y no se le puede hacer ver que tiene este tipo de fallos,porque las críticas no las lleva nada bien. Una vez se me ocurrió sugerir, sin maldad, un cambio para no perder tiempo haciendo por adelantado un trabajo que muy probablemente deberíamos repetir cuando obtuviésemos otros resultados y nos costó una pelea casi de polígono (al final pasó lo que predije y estuvimos días trabajando a lo tonto).
      Finalmente he perdido el trabajo, pero el proyecto sigue adelante sin mí, lo cual me confirma que el mundo sí podía seguir girando con una becaria de baja por maternidad. ¡Gracias por pasarte a comentar!

  • Responder
    Anonimo
    6 mayo, 2014 at 09:55

    Buenos días.

    Me siento tan identificada con esto que no me gusta nada. Me casé en Junio del año pasado y desde entonces me ronda por la cabeza el tema de la maternidad. Yo también soy becaria (FPI) y como bien dices, se supone que aquí no existen los horarios…. Llego a casa todos los días a las 21:00 de la noche después de todo el día fuera de casa… ¿Como voy a compatibilizar estos horarios con un hijo/a?. Mi marido y yo nos vamos a poner a ello, que como te pasa a ti no soy una becaria de 17 años, me caen los 31 enseguida, pero ya llevo un tiempo intentando informarme sobre una reducción de jornada. Paso a fase de contrato en unos meses, así que se supone que podré pedirla, el problema es los caretos que tendré que aguantar si lo hago….Si tuviese opción a unos horarios más razonables no me haría falta, pero eso parece misión imposible, esta gente parece que, aunque tengan hijos, les da igual no verlos…, en fin que situación más lamentable. En esta situación tienes que pensarlo todo mil veces, así que ahora toca ahorrar lo que podamos por lo que pueda pasar…
    Disfruta mucho de tu bichilla que eso tiene que ser único.

    Un saludo y gracias por tu post!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 mayo, 2014 at 12:31

      Pues sí que planteas una situación muy parecida a la que yo tenía cuando redacté ese post. Como no sé si eres seguidora habitual, lamento decirte que en mi caso la cuestión no acabó nada bien y el mismo día en que me reincorporé tras la baja de maternidad, las condiciones laborales habían cambiado tanto que no me quedó otra salida que renunciar a mi beca. Yo no podía hacer reducción de jornada, ni pedir excedencias ni nada, y encima lo peor era el ambiente que se había creado y la mala predisposición de todo el mundo hacia mi persona, mis horarios y mis funciones en ese puesto. A mí no me compensaba el tener que pasarme el día amargada allí dentro, con malas caras por su parte y encima con el pensamiento siempre puesto en ese «abandono» a mi bichilla, por lo que me armé de valor y con el apoyo del papá de la bichilla decidí dar ese gran paso. Supongo que nadie se arrepiente de los sacrificios que hace por sus hijos, y como de momento andamos bien económicamente no le doy muchas vueltas al tema del sueldo, pero si se pasan los meses sin encontrar una salida digna temoo lamentar haber dado este paso, porque tal y como están las universidades hoy creo que ya no podré volver a encontrar un puesto similar.

  • Responder
    Elena
    6 septiembre, 2014 at 17:29

    Que bicha!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 septiembre, 2014 at 23:56

      ¡jajaja! Ya hacía tiempo que nadie me comentaba en este post. Por sí no has seguido leyendo ¡al final perdí el trabajo!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.