Tercer trimestre de embarazo

Sexta clase de preparación al parto: lactancia 1

Sexta clase de preparación al partoLa lactancia es uno de los temas fuertes durante este curso, y en la sexta clase de preparación al parto, la matrona le ha dedicado 4 horas enteritas, saltándonos hasta el rato de ejercicio prenatales para disgusto del futuro papá y de su espalda. A pesar de que ella es una firme defensora de la lactancia materna lo más prolongada posible, lo cierto es que no trataba de imponer sus ideas a toda costa, ni de martirizar a quienes pensasen decantarse por el biberón (ninguna de las asistentes habíamos elegido esta segunda opción si era posible dar el pecho con relativa normalidad). Para conocer lo que sabíamos acerca de las ventajas y desventajas de ambos tipos de lactancia, hicimos una especie de juego por grupos en la que debíamos escribir en 4 papelitos al menos 2 cosas a favor y en contra tanto del pecho como del biberón. Posteriormente los colgaba en la pizarra y ella los iba confirmando o refutando si estaban equivocados. Lo principal de lo que aprendimos en ambas clases podemos resumirlo así.

1. El  pecho no alimenta menos que el biberón. Esto es una creencia arraigadísima, sobre todo en madres de hace años, que creen que la leche de fórmula es un compuesto más completo, de ahí que los niños (supuestamente) lloren menos, deban realizar menos tomas diarias y además ¡hagan cacas más grandes y compactas! El problema es que con el biberón sabemos la cantidad exacta de alimento que toma el bebé, algo que no sucede con el pecho, de ahí que podamos establecer unos horarios más o menos fijos y el pecho deba ser a demanda (aunque ya veremos en el siguiente punto las excepciones). Sí es verdad que la leche de fórmula ha conseguido equiparar la calidad alimentaria de la leche materna, con lo cual los niños podrán incluso estar sobrealimentados si nos pasamos con las cantidades, pero tiene la desventaja de que no contiene las defensas y anticuerpos que proporciona el pecho. Pero en cuanto a lo que a comer se refiere, puede ser igual de buena. Los bebés que toman el pecho hacen cacas más líquidas, lo que lleva a algunas personas a pensar que su bichillo siempre tiene diarrea, pero lo que realmente pasa es que de la leche materna el cuerpo del bebé aprovecha todos los nutrientes, mientras que de la leche artificial hay muchos que le sobran o que incluso no son capaces de digerir, de ahí que las cacas de estos niños sean más compactas y que incluso puedan estreñirse.

2. El biberón permite organizarte mejor los horarios porque no debe darse a demanda como el pecho. Otro mito falso. La matrona defiende que tanto el pecho como el biberón deben ser a demanda. Aquí la cuestión está en que la madre que da el pecho, como no puede controlar la cantidad exacta de leche que ha ingerido su bebé, si este llora al cabo de 2 horas, se lo vuelve a dar, y si lo hace a las 3 también, y si lo vuelve a pedir al cabo de 45 minutos también le enchufará el pecho. Y eso es la demanda. Con el biberón, el pediatra nos habrá prescrito una cantidad exacta que el bebé debe ingerir en cada toma, y que irá en aumento según vaya creciendo. Si por ejemplo tu bebé debe tomar 90 ml de biberón y se lo zampa todo de golpe, es probable que hasta dentro de 3 horas ya no vuelva a tener hambre, por lo que su demanda de alimento coincidirá a la perfección con tu horario de comidas. Pero ¿qué pasa si sólo se toma 60 ml? ¿Y si vomita una parte? ¿Y si por otros motivos tiene hambre antes de que pasen 3 horas? Pues que hay que funcionar también a demanda, y no resistirse hasta que el reloj haya marcado el paso del tiempo. La matrona insiste en que es un error encabezonarse en lo de las 3 horas y tratar de distraer al niño que toma biberón con chupetes, paseítos o haciendo cualquier cosa por tal de no darle de comer, más aún cuando no ha realizado su toma completa.

3. Los niños alimentados con biberón tienen más cólicos. En primer lugar, aún está por demostrar que el cuento este de los cólicos exista de verdad. Mi madre dice que en su época estas tontadas no existían, y que el dolor de un cólico en un adulto requiere medicación e incluso el ingreso hospitalario, con lo cual ¡cuánto sufriría un bebé si los padeciese a diario! Pero ahora los pediatras se han sacado de la manga lo de los cólicos del lactante, para tratar de justificar la conducta de niños que habiendo comido, dormido, estando limpitos y en brazos de sus mamis siguen llorando sin motivo aparente. Como no hay explicación científica ni razonable al respecto, te dicen que eso son cólicos, que no hay que hacer nada para que se pasen y tú ya te vas tranquila a casa porque, aunque no sea algo bueno, supuestamente ya sabes por qué llora tu bichillo. Según parece, casi todos los niños sufren los supuestos cólicos en las últimas horas del día, lo que puede deberse más a situaciones de estrés que a causas relacionadas con la alimentación. También se piensa que al tener un sistema digestivo tan inmaduro a veces les cuesta más procesar los alimentos y defecar, de ahí que el tema de los cólicos empore en los niños que toman el biberón, porque generan más excrementos, debido al exceso de alimento que les proporcionan las leches de fórmulas, y además suelen tragar más aire al chupar de la tetina del biberón, lo que les produciría gases y dificultaría la digestión. La matrona recomienda hacer masajes circulares en la tripita, pero nunca cuando el niño esté llorando, ni tampoco dormido, sino en cualquier hora del día en que se encuentre despierto y tranquilo, no justo cuando padece la molestia.

4. La lactancia materna es más barata. Esto no tiene vuelta de hoja. Un bote de leche en polvo cuesta lo que cuesta y lo que sale de la teta sale gratis. Puede que alguna madre tenga más ganas de comer e ingiera algo más de alimento, pero vamos que no sería necesario para poder dar el pecho, porque ahí tenemos a todas las madres de crianza natural obligatoria que pululan por el tercer mundo, que con suerte comen una vez al día y amamantan a los niños hasta los 5 años. Así que en época de crisis ¡se debería fomentar la lactancia materna!

Y por hoy vamos a dejarlo aquí, porque 2 clases completas han dado para muchos conocimientos y el post se os va a hacer larguillo para afrontar el fin de semana. Continuaré contando lo que hemos aprendido el lunes ¡si es que la bichilla no se presenta antes y me impide publicar!

Esto te puede interesar

23 Comentarios

  • Responder
    Gestando una idea...
    8 noviembre, 2013 at 08:10

    Y yo que pensaba que ayer habría nacido la bichilla, porque no nos contestabas y resulta que estabas trabajando como una loca para contentar a la santita de tu jefa xD xD. Yo apuesto por hoy. Creo recordar que en algún momento cuando hablaste de las apuestas de tu familia, yo dije que creía que nacería dos días después de lo previsto. Así que yo digo que hoy nace. ¡Que es viernes! Por fíiiiiin vierneees. Y además, me gusta el día. El ocho.

    Oye, comparto lo que dice la matrona. Me gusta esta señora. Jiji. El pobre futuro padre otra vez se quedó sin sus ejercicios. Bueno, ya tendrá tiempo de hacer ejercicio cuando nazca la bichilla y haga fuerza cogiéndola y llevándola de aquí para allá cual orgulloso papá.

    Estoy nerviosita, ¿eh? En serio. Tengo ya unas ganas de que nazca y que nos cuentes 🙂 🙂 :). No quiero ni imaginar cómo estaréis vosotros.

    ¡Besos! Que ya no vuelvo por aquí hasta el lunes, que los findes desconecto del ordenador. Así que a ver qué me encuentro cuando vuelva el lunes….¿Habrá sorpresita? Espero que sí 😉

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 noviembre, 2013 at 16:58

      ¡Jajaja! Bueno, aún quedan horas para que acabe el día pero de momento debo confesarte que sigo sin molestias propias del parto, así que sospecho que la bichilla va a retrasarse aún más. Yo con la matrona estoy encantada, porque coincide con muchas de las ideas que ya había estado recopilando antes de acudir a las clases y porque durante todo el curso ha sido muy entusiasta, realista y bastante natural en sus recomendaciones. En casa andamos divididos: yo bastante tranquila y el futuro papá en un estrés constante que trata de disimular de manera forzada y poco creíble (para luego decir que eso de que anda nervioso son imaginaciones mías, pero vamos que ve la cercanía del parto en cada suspiro que doy y en cada gesto que hago). No sé si llegaré entera al lunes o ya seremos 3 en este universo… ¡a mantener el misterio! ¡Buen fin de semana!

  • Responder
    Esther
    8 noviembre, 2013 at 12:26

    Desde luego que tus clases son muuuucho mas productivas que la mias. Cómo puede cambiar tanto de una comadrona a otra? Muy bueno el juego.
    Mira, ojalá la enfermera de M me dijera lo de biberón a demanda, aunque realmente lo hago así, ella insiste en que tiene que comer cada 3 horas, un descanso nocturno de 5-6h y otra vez cada tres. Pero que no somos máquinas!! Y el niño no tiene hambre si le enchufo el bibi a las 3 horas….en fin debe de ser de la vieja escuela…porque luego la pediatra me dice que a demanda…pero no sois del mismo equipo?? Ni ellas se ponen de acuerdo…
    Como apunte, el biberón tiene la ventaja de ver lo que come, pero a la vez es desventaja, porque como tome poca cantidad te preocupas igual o mas que con el pecho….
    En fin, ser madre es un sufrimiento desde que nace….pero recompensa y mucho!
    PD: Dile a la bichilla que espavile que mañana es el día que aposté 🙂 aiiix que ganas de conocerla jejeje

    • Responder
      marichollos
      8 noviembre, 2013 at 14:42

      Con el pecho si te fijas en cuantas veces moja el pañal a diario también puedes hacerte una idea de que come lo suficiente.Además yo siempre digo: si no llora y se duerme,es que se ha quedado agusto 😉

      • Responder
        planeandoserpadres
        8 noviembre, 2013 at 17:21

        ¡Tú eres de las mías! Todo el embarazo he pensado “si no hay sangre y no duele, es que todo va bien”. Y aquí estoy con 40+2 y sigo sin sangre y sin dolores. La matrona también dice que si después de la toma no llora y duerme, hace cacas regularmente y pipí es que todo marcha como debería. Así que seguiré aplicando esta misma filosofía sencilla, porque durante el embarazo me ha sido muy útil.

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 noviembre, 2013 at 17:06

      Es que cada matrona es un mundo, esto pasa en todos los trabajos. Esta explica cosas muy naturales pero a la vez muy sacrificadas, porque claro eso de tener que dar el pecho o el biberón a demanda, y cada media hora si así lo exige el bichillo ¡no hay cuerpo que lo resista! Pero de entrada estamos dispuestos a realizar el esfuerzo. Eso sí, por muy a demanda que sea, tanto el biberón como el pecho, no podemos dejar pasar más de 3-4 horas para dárselo, sobre todo cuando son recién nacidos, porque por lo general a veces puede que el sueño o el cansancio los tengan agotados y haya que insistir con las tomas si no lo piden, ya que si no entrarían en un círculo vicioso: no comen suficiente porque tienen sueño, o porque son de comer poco, empiezan a sentirse débiles y entonces ya no lloran para pedir la comida porque no tienen fuerzas. Con lo cual lo de la demanda funciona si el bebé pide su alimento como mucho cada 3-4 horas, si no lo hace hay que dárselo a la fuerza.
      Si come poco del biberón también nos decía que no hay que esperar a que pase ese periodo de tiempo. O sea que si se deja algo, en un rato hay que probar a ver si lo quiere, y así cada poco tiempo hasta que consigamos que se haya comido todo el biberón antes de la siguiente toma.
      Respecto al nacimiento de la bichilla, yo creí que el día 9 estaba muy lejano y que nacería antes, pero como sigo sin sentir nada ¡ahora creo que este fin de semana tampoco va a nacer!

  • Responder
    Jen
    8 noviembre, 2013 at 13:08

    Lo que se resiste la bichilla!!! Debe ser que está muy cómoda dentro de mamá. Ánimo que ya te queda poco para disfrutar de ella 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 noviembre, 2013 at 17:08

      Yo creo que se está haciendo hueco a base de empujones, porque la barriga no deja de crecerme, y así ella tiene todo el espacio que necesita ahí dentro y no para de moverse de un lado a otro, cuando se supone que a estas alturas del embarazo ya son tan grandes que sus movimientos disminuyen.

  • Responder
    Ser Educadora
    8 noviembre, 2013 at 13:11

    Nosotros tambien tuvimos dos clases completas de lactancia materna en exclusiva (ni siquiera pasamos mucho por el tema biberón) y la verdad es que entre el vídeo y el resto de las explicaciones salimos encantados. Lo que más recalcó fue que al menos los primeros quince días diesemos el pecho en la intimidad sin visitas ni familia cercana que son los peores, que estuviesemos tranquilas. Nos dio muchos trucos y nos orientó sobre el tiempo que más o menos debe de mamar el bebé por cada toma, o como saber si se ha quedado lleno. Fueron muy fructiferas, el padre ha tomado buena nota jaja

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 noviembre, 2013 at 17:11

      Lo de la intimidad se me ha olvidado comentarlo pero sí que hizo mucho hincapié en este asunto. De hecho, ya desde que se establece la lactancia en el hospital, la matrona encargó a los futuros papás que estuvieses pendientes de sacar a las visitas de la habitación si la madre se sentía así más cómoda, porque esas primeras horas son fundamentales para establecer un buen hábito. E igual para los primeros días en casa, tal y como comentas. Trucos nos ha dado un montón para que se agarre bien al pecho,para evitar las grietas, la mastitis… Yo también espero que el futuro papá haya interiorizado todos estos consejos igual que yo, para que me ayude si me quedo atascada en el proceso.

  • Responder
    marichollos
    8 noviembre, 2013 at 14:39

    Es un tema muy interesante,yo sigo dando teta tanto o mas que cuando nació y ya tiene 15 meses.
    La cosa es que los primeros dias estuve a punto de tirar la toalla por que nadie te dice lo complicado que es que ambos aprendáis,te lo pintan todo de color de rosa y no es tan asi. EL niño no enganchaba bien,,lloraba,yo no sabia colocarlo.fue horrible.
    Por suerte una vecina me ayudó y en una tarde conseguí aprender a ponerlo al pecho y que el niño comiese,y hasta hoy de maravilla.
    En cuanto a lo del ahorro.. cierto! yo me he ahorrado un pastón por que a raiz de no tomar biberones ni leche en polvo ni si quiera ha querido cereales tampoco así que menos gasto que en los tiempos que corren va muy bien.
    Lo peor que pueden hacer cuando das a luz,es reunirse todas/os al rededor tuyo a decirte que no sabes,que lo haces mal,que así no es… Yo solo quería que se largasen todos y pedir ayuda a quien YO quería que me ayudase.Y al final esa fue la forma de lograrlo.
    Un beso y buen finde!

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 noviembre, 2013 at 17:17

      ¡15 meses de lactancia es un exitazo! Yo de entrada no me veo alcanzando esa cifra, pero haré todo lo que esté en mi mano para que sea lo más duradero posible. A mí sí que me han informado bien (libros, matrona, otros blogs, etc.) de todo el abanico de dificultades que pueden interponerse entre la teta, la bichilla y yo, así que enseñadita estoy acerca de todo ¡sólo aspiro no tener que pasar por todas las situaciones difíciles que se pueden dar! También tengo planeado ir al curso d epost parto del centro de salud y a un grupo de lactancia, con lo cual creo que podré recibir bastante ayuda si me atasco mucho con el proceso. Eso sí, lo de los corrillos de familiares alrededor de nosotras a la hora de las tomas voy a tratar de evitarlo, para que no me desmotiven por lo menos hasta que yo me vea bastante suelta con el tema y empiece a darme igual todo lo que comente la gente.

      • Responder
        marichollos
        8 noviembre, 2013 at 17:42

        Eso era horrible,los corrillos que dices.A mi me lo hicieron un dia todas al rededor y cada una me decía una cosa.Te juro que me salí llorando ,cogi a mi niño y me encerré en la habitación. No saben el daño que hacen agobiandote de esa manera.

  • Responder
    Anónimo
    8 noviembre, 2013 at 22:56

    Todavía nada????? Yo qué entraba para felicitarte!!!!!

    Sinceramente te hablo desde mi humilde experiencia y cada una te contara la suya, pero yo te digo la mía. Minijijijijiji nació con 2.960 y salió del hospital 2.690 la subida no me llego hasta el 5 días después de nacer y fue parto natural… Y que iba hacer ???? La ponía al pecho, me sacaba leche con el saca leches (bueno más bien lo intentaba…en 1 hora sacaba 30 ml.) pero yo la seguía poniendo mientras le daba bibis de complemento, sabes lo que pasó al final, pues que mi querida hija me dijo que la teta para mi que con el bibi salía más fácil. Y te aseguro que es una niña feliz como una perdiz y sana como el resto (una vez que entran en la guarderia no hay diferencia entre teta y bibi) jijijijij.

    Besitos mil!!!!!!!

    P.d. Te doy de plazo hasta el domingo!!!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 noviembre, 2013 at 20:53

      ¡Jajaja! Y ame has dado más plazo que la ginecóloga y la matrona que me han dicho que s no nace ella solita del sábado no vamos a pasar. Es que la preocupación con el pecho es esa, que no sabes si se habrá quedado con hambre, que empiece a perder peso… bueno esto último sí que es un signo claro de que algo no está funcionando bien, y obviamente, por mucho empeño que tengamos en el tema de la lactancia ¡la bichilla tendrá que comer lo que sea y salga de donde sea! Así es que por eso no se puede descartar nada de antemano, porque no sabemos qué situación nos vamos a encontrar cuando nazca.

  • Responder
    Deidy
    9 noviembre, 2013 at 01:46

    Estoy emocionada porque tengas a tu nena, te e leído todo el blog y me a encantado mucho, yo estoy de 19+1 y aun no se cual es el sexo de mi bebe cuando cumpla las 20 semanas me toca ultrasonido espero que me digan que voy a tener =)

    Saludos y que estén muy bien ambas.

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 noviembre, 2013 at 20:55

      Justo en la semana 20 me enteré yo de que la bichilla sería una niña. Gracias por seguirnos, me alegro mucho de que te guste el blog y espero que te sirvan las experiencias si tienes dudas con tu embarazo. ¡Hasta pronto!

  • Responder
    mamaymaestra
    9 noviembre, 2013 at 07:28

    Lo más difícil de la lactancia es el inicio, no te desanime y sigue dándole, en mi experiencia ha sido íncreible y muy práctico darle el pecho a la bebé.
    Hemos ahorrado muchísimo dinero y ni siquiera me tengo que levantar a preparar nada, si la nena llora en la noche, la tomo de su moisés, me levanto la blusa y listo!
    Ánimo y nos cuentas que tal te fue con la bichilla y el parto.

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 noviembre, 2013 at 20:57

      La matrona ya nos comenta que los inicios pueden hacernos la vida muy complicada, pero que en cuanto se inicia una buena rutina todo suele ir rodado. Lo de cogerla en plena noche y enchufarle la teta sin tener que hacer mayores esfuerzos es una de las principales ventajas que le veo yo a esto de la teta materna. De momento ¡aún no hay parto! Pero ya sabemos que como muy tarde en 5 días estaremos con este asunto.

  • Responder
    Diana
    10 noviembre, 2013 at 08:29

    Desde ayer no entras…..será que estás haciendo algo más importante? Jejeje. Nos tienes a todas en ascuas, madre, pensando, he vivido tu embarazo desde el primer momento!!! Que ilusión!!!
    De la lactancia, ya poco que decir, entre tu matrona y todos los comentarios, verás que bien. Ahora mismo estoy yo con la teta mientras te escribo, 20 meses de lactancia feliz.
    Beaitos

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 noviembre, 2013 at 20:58

      ¡Jajaja! ¡Síiii! Lo importante es seguir adelantando trabajo para no sobrecargar a mis compañeras pero del tema que nos interesa en el blog (el parto) de momento nada de nada. Yo no me imagino dando la teta a los 20 meses ni en mis sueños más felices, pero oye, por intentarlo que no quede. ¡Igual lo consigo!

  • Responder
    mamapuede
    10 noviembre, 2013 at 11:11

    para mi el tema de la lactancia es uno de los mas importantes en las clases de preparación al parto, todavía hay mucho desconocimiento sobre el tema, pero tan importante como explicarlo me parece más aún explicarlo sin intentar martirizar a nadie porque no escoja esa opción.

    Otra ventaja que te añado a la lactancia materna es la comodidad, te vas con el peque y te olvidas, no necesitas, biberones, agua, leche ni termo para calentar, la teta siempre esta lista!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 noviembre, 2013 at 21:02

      ¡Esa era una de las ventajas queme quedaba para la segunda parte del post! Yo creo que la matrona no ha martirizado a nadie por el método que elija (biberón o pecho) pero sí que trata de hacernos llegar las ventajas de la lactancia materna, porque para las nuevas generaciones parece que esto se nos ha quedado como algo anquilosado del pasado y que muchas ni siquiera se plantean.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.