Tercer trimestre de embarazo

Clase extra de preparación al parto 2: cuidados del bebé

cuidados del bebéDurante las últimas horas de los cursos de preparación al parto nos hablaron de un tema más que relevante: los primeros cuidados del bebé recién nacido. Y es que durante los 9 meses del embarazo a veces da la sensación de que todo lo que queremos aprender va a ser útil para afrontar el momento del parto, y nos olvidamos de que lo realmente importante llega después, cuando el bichillo ha efectuado su aterrizaje en el mundo y solos o con nuestras parejas debemos encargarnos de sacarlo adelante, comprenderlo y hacerle su estancia entre nosotros lo más placentera y segura posible. En nuestro curso, casi todas las parejas estaban formadas por papás primerizos, por lo que a los que tengáis más experiencia que nosotros algunas cosas os parecerán obviedades, pero a los inconscientes que se encuentran en nuestra situación hasta los consejos más simples los considerarán todo un descubrimiento. Lo principal de las enseñanzas de la matrona a cerca del cuidado de los bebés fue lo siguiente.

1. Mantenerlos siempre bajo vigilancia. Parece una tontada, pero el papá y yo ya nos hemos descubierto en más de una ocasión dejando a la bichilla sola encima del cambiador, o sobre la cama de matrimonio, o encima de la camilla de la consulta de la enfermera… Cuando están recién nacidos parece que no se mueven nada y que jamás van a tener la fuerza suficiente para salir rodando de estas superficies, pero ojo que son muy espabilados y además se mueven como de forma espasmódica, por lo que en cuento te descuides te puedes llevar el disgusto de tu vida como se te caiga de alguno de estos sitios elevados.

2. Con gorrito a todas partes. Esto es un rollo porque al menos a la bichilla todos los gorritos le quedan grandes, o se dan de sí con facilidad, y se le resbalan hasta taparle los ojos y media nariz, o bien le quedan apretados y le hacen marcas alrededor de la cabeza. Pero es importante abrigar la cabeza de los bebés al menos durante el primer mes de vida, ya que ellos aún no son capaces de regular su temperatura corporal y pierden gran parte del calor por esta zona. Incluso si el bebé nace en plena ola de calor de verano ¡hay que ponerles el gorrito!

3. La hora del baño. Recomiendan no bañarlos hasta pasados 3 días desde que se les haya caído el cordón umbilical. Entonces el baño debe ser un visto y no visto: poner el agua entre 35-39 grados. Sumergir al bebé sujetándolo y pasando nuestro brazo por detrás de su espalda y agarrándolo firmemente del brazo contrario, por la parte cercana a su axila. Lavar primero el cuerpo y sólo al final mojar la cabeza. No bañarlo más de 3 veces a la semana porque los bebés no se ensucian hasta que no empiezan a gatear y se restriegan por toda la porquería que haya en el suelo. Utilizar gel de ducha y champú sólo una vez a la semana: el resto de días lavarlos sólo con agua y una esponja. No recrearnos con el baño: si se puede hacer en 2 minutos mejor que en 5, sobre todo en invierno y cuando son recién nacidos. Tener preparada la toalla siempre a mano y todos los elementos que vayamos a utilizar antes de comenzar, ya que jamás podremos dejar al bichillo sin supervisión en la bañera. Aplicar crema hidratante por todo el cuerpo tras el baño. Hay que procurar llevar a cabo siempre la misma rutina y a la misma hora del día.

4. El cuidado del cordón umbilical. Hay que curarlo 3 veces al día con alcohol de 70 grados y dejarlo al aire, nada de vendar la zona, simplemente dejarlo en contacto con el pañal. No hay que tener miedo de manipularlo, ya que el temor a levantarlo suele hacer que se seque la parte superior muy rápido mientras la inferior, la que queda en contacto con la barriga, se mantiene húmeda y hace que tarde más en caerse. Para aplicar el alcohol puede usarse una gasa estéril, un bastoncillo de los oídos o tirar la gotita justo en esta zona desde el propio envase. Yo prefería este último método, siempre apuntando bien y limpiando la piel de alrededor si el alcohol chorreaba hacia otras zonas para que no se resecasen. El papá utilizaba el método del bastoncillo. En el hospital era obligatorio hacerlo con la gasita.

5. La manicura. Ahora está prohibidísimo cortarle las uñas a los bebés al menos hasta que tengan 4 meses. Para nosotros fue todo un descubrimiento, y para mí una ventaja, ya que no me veía manejando unas mini tijeritas sobre los deditos de la bichilla por miedo a causarle un estropicio. La matrona recomienda limarle las uñas que tenga más largas con una lima de cartón de las de toda la vida, a ser posible tras haberla desgastado un poco previamente para que quede más suave. También nos informó de que las uñas de las manos crecen tremendamente más rápido que las de los pies en todos los bebés.

6. El cambio del pañal. Dicen que la publicidad actual de los pañales que advierten de su capacidad para mantener seca la piel del bebé durante 12 horas completas es cierta y por lo tanto, si el bichillo sólo se ha hecho pipí no tenemos por qué cambiarle el pañal a la primera de turno. Es mejor esperar a que se haga caca y así amortizar la inversión. La caca sí debe ser retirada inmediatamente, en cuanto sea detectada. En casa recomiendan limpiar el culete sólo con agua templada y una esponja, dejando el uso de las toallitas limpiadoras para cuando estemos en la calle. Tampoco confían en aplicar diariamente cremas para la irritación del bebé: dejarla exclusivamente para cuando haya un problema de ese tipo, y no usarla para prevenir.

No son consejos del otro mundo, sino muy normalitos, pero seguro que os facilitarán ese primer contacto con el bebé, que a veces puede darnos tanto miedo.

Esto te puede interesar

27 Comentarios

  • Responder
    Mer
    19 diciembre, 2013 at 08:53

    ¡Gracias! Me la guardo en mi “Archivo maternidad” para releerlo cuando esté más cerca… 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      19 diciembre, 2013 at 10:26

      Haces bien porque a veces de tanto acumular información sobre el tema al final se acaban olvidando cosas importantes cuando llega el momento.

  • Responder
    Gestando una idea
    19 diciembre, 2013 at 08:59

    Me gusta lo del lavarle el culete con agua y jabón. Yo tampoco soy muy pro toallitas, cuando se está en algún sitio donde se pueda lavar con agüita.

    No pensé que lo del gorrito fuera tan necesario…

    ¡Besos!

    • Responder
      planeandoserpadres
      19 diciembre, 2013 at 10:34

      Lo de evitar las toallitas es algo engorroso pero todo sea por la salud del culete de la bichilla. Aquí son muy estrictos con lo del gorrito y el papá lo cumple a rajatabla, aunque ahora que tiene un mes ya no es tan importante.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    19 diciembre, 2013 at 09:50

    Cuantas diferencias!!!
    Nosotros el gorrito lo usamos solo cuando salió del hospital (era marzo) luego como iba en el capazo y no lo soportaba, se le giraba, le tapaba los ojos…no se lo ponía. Ahora va siempre con gorra por el sol…jejeje
    El cordón se lo curaba una vez al día como tu has explicado. Pero en cuanto al baño lo bañamos desde el primer día, incluso en el hospital le dieron el primer baño.
    La manicura se la hice en el hospital porque nació con unas uñas…y me dijeron que se las podía cortar.
    Y el cambio de pañal, siempre siempre con agua y jabón…a no ser que estemos fuera…
    Besetes a la bichilla

    • Responder
      planeandoserpadres
      19 diciembre, 2013 at 10:42

      No te digo yo que en cada sitio nos enseñan una cosa diferente. .. A esta con el gorrito le pasa igual, que nunca lo lleva bien puesto, pero el papá tiene una obsesión con el tema… En cuanto al cordón, si solo lo curas una vez tardará mucho más en caerse ¿no? Y lo del baño aquí no se hace ni lo recomiendan en los primeros días porque realmente los bebés no se ensucian y porque al nacer ya tienen una capa de vérnix que les protege la piel adecuadamente y es mejor no retirarla. Pero vamos, que cada uno nos limitamos a seguir las órdenes que nos dan, esperando hacerlo lo mejor posible.

  • Responder
    Patricia Vera
    19 diciembre, 2013 at 10:17

    Como en otras muchas cosas, cada profesional da unas recomendaciones y luego cada uno se las apaña como puede en casa.
    Nosotros sí lo bañábamos todos los días, pero lo cierto es que tardó mucho en acostumbrarse y disfrutar. Creo que para el siguiente haré lo de bañarle dos o tres veces en semana, si el padre me deja (que es firme defensor del baño diario). Al principio además le aplicaba crema en todo el cuerpo, menos mal que se me pasó la tontería y dejé de hacerlo pronto. No sé para qué regalan tantas cremas, tengo 200 envases sin abrir en casa.
    Al cordón nosotros le aplicábamos cristalmina y le liábamos una gasa y se cayó a los cinco días justos. Ahora se dice que no se eche nada o solo alcohol de 70 pero, oye, a nosotros nos fue bien y el ombligo está perfecto.
    Lo de las toallitas me enteré después. La verdad es que aparte de que la mayoría tienen sustancias sospechosas, es un gasto innecesario si tienes una toalla normal húmeda a mano. Fuera de casa la cosa se complica, así que mejor ir a lo fácil. También me lo apuntaré para la próxima.
    En cualquier caso, con los meses aprendes que esto que ahora te parece un mundo pasa a segundo plano y los cuidados físicos dejan de ser importantes y te preocupan otras cosas. Yo estoy en la siguiente etapa.

    • Responder
      planeandoserpadres
      19 diciembre, 2013 at 11:15

      No si está claro que con más o menos cremas todos se acaban criando. Yo ahora tampoco entiendo porqué regalamos tantas cremas si luego no se usan, aunque a mí me encantan y seguro que las acabaré todas. Yo quisiera bañarla a diario, porque a la bichilla le encanta y se queda relajadisima (tras el último baño durmió 9 horas del tirón) pero como nos recomendaron 3 veces por semanas el papá no me da permiso para tanto remojo. En cuanto a cordón aquí nos prohibieron todo tipo de mercromina, cristalmina, yodo… Al menos espero que siguiendo tantas recomendaciones todo vaya bien.

  • Responder
    Layla
    19 diciembre, 2013 at 10:41

    Pues habrá que hacerle algún gorrito 😛
    Muy interesantes los primeros cuidados del bebé, sobretodo para las que vamos a ser mamás por primera vez y estamos ahora descubriendo mil cosas respecto a ellos…
    Gracias por compartirlos 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      19 diciembre, 2013 at 11:17

      Ten en cuenta que, dependiendo de la matrona que te toque en los cursos de preparación al parto, estas recomendaciones pueden variar hasta el punto de volverte loca…

  • Responder
    Esther
    19 diciembre, 2013 at 11:32

    Yo en las clases preparto me esperaba hablar de este tema, pero ni por asomo. Cada profesional tiene una opinión al respecto. Con el tema del baño los dos primeros meses más o menos sí que lo bañamos dos o tres veces a la semana. A partir de ahí la enfermera nos recomendó que lo bañáramos cada día más o menos a la misma hora porque así le creas una rutina y la rutina a todo el mundo le da seguridad. Eso sí, solo un par de días lo bañamos con jabón.
    De las uñas, mi enfermera me dijo que las podía cortar así que ya ves, cada uno opina diferente. Así que más o menos los dos primeros meses sí que se las limaba pero luego se las empecé a cortar y la verdad que vamos bien aunque sigue arañando igual porque le crecen super rápido! La verdad que no se el motivo del porque se tienen que limar y no cortar los cuatro primeros meses, os lo dijeron?
    Y el tema del gorro el mío solo lo llevó en el hospital y porque nos obligaban, llegamos a casa y en pleno mes de agosto cualquiera se lo ponía, para dormir aún, pero como se mueve más que un garbanzo en la boca de un viejo, pues se lo quitaba sin querer.
    En fin, como yo digo, los profesionales te dan sus consejos y te orientan, pero luego tú haces lo que creas mejor para tu bebe. Seguro que como padres primerizos cometeremos errores, pero es que no sólo nace una nueva personita sino que también unos nuevos padres. Aprenderemos juntos.

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 diciembre, 2013 at 16:19

      ¡Ay la rutina! Los adultos deseando salir de ella y por otro lado queriendo establecerla para lo niños. De momento nosotros seguiremos con pocos baños ya que estamos en invierno, y cuando mejore el tiempo pasaremos al agüita diaria. La verdad es que nadie nos dijo el motivo por el que es mejor no cortarles las uñas durante los 4 primeros meses, pero yo creo que va a ser más por quitarnos el miedo a los padres, que parece que la lima es más inofensiva, que no por otras cuestiones médicas. Ahora, que esta tiene un mes y yo aún sólo se las he limado una vez ¡tampoco le crecen tanto como pensaba! Creo que gasta todo el esfuerzo en hacerse larga y gorda y las uñas las tiene abandonadas. En las clases de post parto a las que vamos ahora esa es la conclusión que tratan de transmitirnos: ellas explican lo que creen más importante y los padres debemos decidir qué queremos aplicar y qué no dependiendo de como sean nuestros bichillos.

  • Responder
    sradiaz
    19 diciembre, 2013 at 11:45

    Pues a mi me vienen muy bien, porque tengo poca idea de bebés, jejeje

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 diciembre, 2013 at 16:19

      ¡Eso me pasó a mí! Que como estaba tan verde todos los consejos me han venido genial.

  • Responder
    Ser Educadora
    19 diciembre, 2013 at 14:41

    A nosotros la matrona nos dijo que cuanto menos bañemos al bebe el primer mes mejor, con un aseo de trapillo/tinaja de agua templada llegaba para las dos primeras semanas, y hasta que no se le caiga el cordón nada de sumergir en agua, si lo hacemos que el agua no llegue hasta el ombligo. Tambien nos dijo que pasemos de geles y champús hasta pasados el primer mes, lo mejor es echar unas gotas de aceite de almendra en el agua. Si queremos usar gel también lo podemos usar para la cabeza, nos dijo que el champú para un recién nacido no tiene sentido alguno. En cuanto al cambio de pañal yo por experiencia profesional se lo cambiaría sin esperar, por que luego se le hace paquetón y ellos están incómodos además de que muchas veces esa humedad no llega a su piel pero sí a la ropa, y para el caso…..Que diferencia de matronas!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 diciembre, 2013 at 16:29

      Lo de huir del agua hasta la caída del cordón es la misma recomendación que nos hicieron a nosotros. Lo del gel y el champú sí que nos “dieron permiso” para utilizarlos pero sólo una vez a la semana. Y respecto al cambio del pañal ¡ahora sé que tienes toda la razón del mundo! Yo no sé cuánta cantidad de pipí orinarán los otros niños pero la bichilla lo hace todo a chorro y más de 2-3 horas es imposible mantenérselo porque pesa una barbaridad y ya no absorbe más. Como comentáis todas ¡cada matrona es un mundo!

  • Responder
    matronaonline
    19 diciembre, 2013 at 16:22

    Lo del baño no tiene unas normas fijas. Realmente tan chiquitines no se ensucian, así que es innecesario. Algunos papás lo toman como rutina diaria para que el bebé se relaje y a los peques les acaba encantando, no hay nada malo por hacerlo a diario, puede ser sólo con agua, sin jabones. Lo que sí que es importante es respetar esos primeros días, para que a la piel le de tiempo a absorber la grasilla con la que nacen, que tiene propiedades inmulógicas muy valiosas para sus defensas. Yo siempre insisto en que cuiden mucho la temperatura del baño. No la del agua, la ambiental, que no se queden fríos cuando salgan, mejor si nosotros notamos que hace calor.
    Las toallitas son super útiles, pero algunas irritan el culete. Si las usáis cuando no estáis en casa, recordad pasar luego por el culete una toalla seca o una compresa (no de las femeninas, las compresas son lo mismo que las gasas, pero algo más grandes), si lo preferís de usar y tirar. El culete debe quedar siempre bien sequito.
    Y hablando de dejar sequito… el cordón! hay miles de opiniones, la Asociación Española de Pediatría dice que con mantenerlo limpio (con agua y jabón) y seco puede ser suficiente, pero recomiendan además el uso de alcohol de 70º o clorhexidina al 4%
    (Archivo de pdf número 2 “Cuidados generales del recién nacido sano”, en la página 5)
    http://www.aeped.es/documentos/protocolos-neonatologia
    En la página 7 explican que debe curarse tras el baño y cada vez que se cambie el pañal si el cordón se ha ensuciado. 3 veces al día me parece demasiado, sobre todo porque aunque se seque el alcohol que le cae en la piel, con tanta frecuencia diaria, al final les irrita y les pica. (En esta página también pone que el baño ha de ser diario, pero se basan en un estudio un poco desfasado). Si tú te vas a quedar más tranquila haciéndolo 3 veces… quédate mejor con el método de la gasita o el bastoncillo, para esegurarte de que no toca la piel 😉
    Ah! y si huele mal, sale alguna secreción blanquecina, amarillenta o verdosa, sangra (a veces puede sangrar un pelín por el roce con el pañal) o la piel de alrededor se enrojece y calienta, id a que le echen un vistazo por si estuviera infectado.

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 diciembre, 2013 at 16:35

      Yo, aún sabiendo que no es necesario, me gustaría bañarla a diario porque a ella e relaja, le gusta, a mí me parece que se queda más limpita… pero claro, en invierno y con el papá en contra mejor esperaremos para instaurar esa rutina. Aquí la temperatura del agua y la de toda la casa creo que la tenemos bien controlada porque yo sí que paso calor y ella está tan a gustito ¡cuando nos llegue la primera factura de la calefacción ya veremos si seguimos todos tan contentos!
      Respecto a las toallitas limpiadoras desechables eso es lo que nos habían aconsejado, solo que en lugar de usar gasas llevamos una toallita de lavabo pequeña y secamos los restos con eso. De momento parece que funciona, porque no ha tenido irritaciones.
      Lo del cordón, como ya se le cayó ¡una preocupación menos! Pero es verdad que no teníamos ni idea de que sólo con agua y jabón podría ser suficiente. El alcohol de 70 grados nos ha venido genial,y como apuntábamos bien no se ha resecado el resto de la piel de la barriga. Lo que sí que nos podíamos haber ahorrado es lo de las 3 curas diarias, pero bueno, como todo esto ya pasó, no nos lamentaremos ahora porque tampoco ha supuesto tanto esfuerzo. Por suerte no hemos pasado por ninguno de esos síntomas de infección del cordón, pero gracias por comentarlos por si a otras mamás recientes les ocurre y esto les sirve de ayuda.

      • Responder
        matronaonline
        20 diciembre, 2013 at 17:35

        Eso sí que da miedo, la factura de la calefacción…!!

  • Responder
    monstruuosa
    19 diciembre, 2013 at 20:19

    Lo de la vigilancia, totalmente de acuerdo! Y verás cuando vaya creciendo…

    Lo del gorrito, en el hospital, a las pocas horas, me preguntaron que qué hacía con ello puesto O_O Así que nada, sin gorrito. Ahora, con casi 9 meses, lo lleva pero para salir a la calle, que hace mucho frío 🙂

    Lo del baño… bueno, lo de los horarios ella es la que va marcando. Yo creo que no es tan importante la hora del reloj, sino la secuencia de rutinas que se va creando.

    EL cordón umbilical a nosotros nos dijeron que con agua y jabón, que cura unos 3 días antes y no reseca tanto… Cada uno te dice una cosa!!

    La manicura… buf, yo me puse un día a limárselas de bebé, y tardaba la vida. Así que tiré de tijeras, mientras ella dormía. Porque claro, tardas un montón en limárselas, y los 3 días te toca repetir la operación! Yo no podía con mi vida.

    Y lo del pañal, sí, a mí también me dijeron que las toallitas eran malísimas. Así que solo las uso con la caca (no hace más de una vez al día ahora). Y oye, con la palangana y la esponja, se apaña una divinamente.

    besitos!!

    PD: Oye, estás superactiva para estar recién parida, ¡eso es que tu bichilla se está portando muy bien! 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 diciembre, 2013 at 16:39

      ¡Ya estamos al día con la vigilancia y ya no se quedará solita en lugares peligrosos sin supervisión por lo menos hasta que cumpla los 18! El gorro es que no lo quiere, enseguida hace muecas raras, llora, así es que incluso en invierno estamos prescindiendo de él y procuramos abrigarla con la propia mantita o con capuchas de la ropa cuando salimos a la calle.
      ¡Menos mal que a esta le crecen las uñas lentamente! Vamos, porque como dices,s i tuviésemos que andar con manicuras cada 3 días… ¡le ponía unas manoplas a perpetuidad!
      Veo que en todas partes están en contra del uso de las toallitas ¡pobres empresas y fabricantes! Vaya boicot que les hacen desde los centros de salud.
      La bichilla se porta genial, pero también es verdad que el blog es la única distracción que tengo estando de baja, así es que por eso estoy tan activa. ¡Hasta pronto!

  • Responder
    Rural Baby Project
    19 diciembre, 2013 at 20:48

    Jolín, he leído tu post esta mañana y llevo todo el día traumatizada con lo de dejarlos solos… a mi fijo que me pasa… se me olvidará! Ay… tendré que escribirme en boli en la mano: no dejarás al bebé solo??

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 diciembre, 2013 at 16:39

      ¡Jajaja! Yo pensaba que me la dejaría abandonada cuando fuese de compras y eso, pero no, al final ya cambias el chip tras el parto y no se te olvidará tan fácilmente, no te preocupes.

  • Responder
    mamapuede
    19 diciembre, 2013 at 20:54

    Siempre te he dicho que la manera de llevarte el embarazo con respecto a pruebas y eso era distinto a mi experiencia, me resulta raro porque digo yo que un embarazo será igual en un sitio que en otro, pero ya con esto… alucino del todo.
    Gorrito Leo llevo las primeras horas, las uñas hasta los 4 meses???, nos dijeron que con el cordón se podía bañarles, aunque nosotros no lo hicimos por miedo, los baños se los dabamos a diario porque le encantaban… no sé todo es distinto!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 diciembre, 2013 at 16:41

      ¡Jajaja! Sí, todo es distinto. Oye y eso que se supone que todos los niños serán más o menos iguales. Yo no entiendo tanta disparidad de criterios. Eso sí, a nosotros siempre nos dejan claro que estas son las recomendaciones que se usan en este centro de salud, pero que cada padre es libre de aplicar las que quiera y siempre serán las mejores para sus bebés. Así es que con esa advertencia ¡todos tranquilos!

  • Responder
    Pru
    19 diciembre, 2013 at 22:07

    Madre, hay cosas que no hago bien!!! Yo le pongo la cremina del culete una vez al día y eso que lo tiene estupendo… la baño un día sí uno no, y le limpio el culete siempre con toallita (aunque sé que no debo pero me parece más higiénico que la esponja, no me digas por qué…) y las uñas se las corté ya con tijerita la primera semana después de salir del hospital!! Y se las corto desde entonces un par de veces por semana… en fin, un despropósito, jaja, pero mi matrona no nos dio los mismos consejos, ya sabes, cada maestrillo tiene su librillo y al final lo único importante es hacerlo todo con cariño y sentido común!! (Y lo que mejor nos venga a nosotros y al bebé, claro)

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 diciembre, 2013 at 16:45

      ¡Que sí haces bien! Lo que pasa es que hay tantas formas de criar… Mira nosotros hemos seguido lo de no poner crema, y hoy nos han dicho que tiene la entrepierna un poquito reseca pero sin irritación, y que le pongamos al menos una vez al día. Lo de las tollitas sí que todo el mundo está en contra de ellas por la de productos químicos que llevan y además ¡que te ahorras un dinero usando sólo agua y la esponja! Para lo de cortar las uñas ¡tú eres una valiente! A mí es con la lima y ya me da aprensión acercarme a los deditos de la bichilla… Eso sí, la conclusión a la que has llegado es la misma que tratan de enseñarnos a nosotros: cada cual que actúe como quiera, con criterio propio y asumiendo las consecuencias, porque cada padre sólo quiere lo mejor para su bichillo y son quienes mejores los conocen.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.