Parto y postparto

Primera visita postparto

Primera visita postparto¡Por fin! Después de los dos intentos anteriores  de mi matrona para programarme la primera visita postparto cuando aún seguía embarazada hasta la coronilla, llegó el día en que tras salir del hospital, nos plantamos todos en familia en la consulta del centro de salud para empezar con las revisiones rutinarias de la llamada cuarentena. La cita era seis días después del alta hospitalaria y la idea era que el papá se quedara con el carrito y con la bichilla en la sala de espera, pero la matrona insistió en que entrásemos todos, así es que nos recolocamos en la consulta como buenamente pudimos. Total, íbamos a tener toda la tarde dedicada a los médicos, porque una hora después sería la primera visita de la bichilla con su pediatra y la enfermera de pediatría que se le había asignado. En esta primera visita del postparto la matrona se interesará por estos asuntos.

1. Detalles del parto. Debéis llevar el informe del hospital para que anote todas las peculiaridades del alumbramiento en vuestro historial. Os preguntará por vuestra experiencia, por el trato recibido en el hospital, por posibles complicaciones… Vamos, básicamente las mismas preguntas que cualquier familiar entrometida y cotilla querría saber, pero en este caso con un motivo fundamentado.

2. Los primeros días en casa. Se interesará por saber cómo os estáis manejando en casa con el bebé, si la situación os desborda, cómo os sentís física y anímicamente, si estáis tristes, tenéis molestias con los puntos del parto o las grapas de la cesárea, si descansáis bien, cómo son de abundantes las pérdidas de sangre que tenéis, etc. Mi única molestia era en la columna, a la altura de donde abrochamos el sujetador, donde me dolía al estar un rato en pie o cuando cogía en brazos a la bichilla, por poco tiempo que lo hiciese. La gente lo achacaba a los pinchazos de la anestesia, pero estos me los dieron medio metro más abajo… La matrona dice que la espalda duele porque durante el embarazo cambia su curvatura y se arquea para hacer contrapeso al crecimiento de la barriga y tras el parto se vuelve a recolocar, por lo que eso era lo que yo notaba. En unas 3 semanas el dolor desapareció de golpe. Mientras tanto, podía seguir tomando ibuprofeno si me dolía. La verdad es que desde que salí del hospital sólo tuve que tomarme una de estas pastillas, porque el dolor era sólo puntual y más que soportable. También comenté con ella mi susto tras el alta del hospital por la expulsión de un coágulo descomunal, pero esto ya me dará para otro post completo, aunque ella lo vio de lo más normal.

3. Observación del bebé. Esta parte se la saltó porque teníamos visita con el pediatra y la enfermera esa misma tarde, pero si no, la matrona vigilará el color y el aspecto de vuestro bichillo, cómo evoluciona el cordón umbilical, y le hará una revisión superficial para asegurarse de que lo estáis sacando adelante correctamente. Cualquier duda que tengáis respecto al bebé también podéis consultarla con ella.

4. Lactancia. Si dais el pecho y no el biberón tratará de aconsejaros para que vuestra lactancia sea exitosa. Yo le dije que por más que había leído, había acudido a los cursos de preparación al parto y creía estar haciendo bien todo lo que me habían explicado durante el embarazo, a mí la hora de comer de la bichilla me causaba bastante tormento. Y claro, como siempre te explican que la lactancia no duele, que es un proceso de lo más placentero y yo había visto las estrellas de lo mucho que me llegaron a doler los pezones el fin de semana anterior, no me quedaba otra que preguntarle para salir de dudas. Ella dijo que los primeros días sí suelen dolerle a todo el mundo, porque la zona está sensible, no está acostumbrada a esa succión constante y que por muy buena postura que tengas y muy bien que lo hagas pasarían unos días hasta que el cuerpo se acostumbrase. A día de hoy ya ha pasado casi un mes y medio y si no fuese por las pezoneras el dolor seguiría siendo insoportable.

5. Revisión de los puntos. Pasamos detrás de la cortina y la matrona revisó los puntos que me dieron en el parto: 1 por la episiotomía, 1 en la vagina y 2 exteriores. Sólo uno de los exteriores era el que yo notaba de vez en cuando, porque se estaba secando y me causaba una pequeña tirantez, al estilo de cuando se te queda enganchado un pelillo del brazo en la correa del reloj. Me dijo que tenían muy buen aspecto, aunque la sutura aún no había desaparecido, y que la episiotomía era minúscula, por lo que me recuperaría muy bien. Si me molestaba mucho ese punto exterior podíamos hacer algo, pero ya le dije que lo dejara tal cual que tampoco era para tanto la molestia.

6. Palpación del útero. Os tocará todo el abdomen para ver que el útero se ha ido contrayendo adecuadamente y que no sentís dolor al presionaros la zona. Cuando se da el pecho el útero se contrae con mayor rapidez ¡otra de las ventajas de la lactancia materna! Aprovechando la posición relajada también os tomarán la tensión. Lo que parece que ya ha pasado a la historia es lo de pesarse periódicamente: una vez que el bichillo llega al mundo parece que a nadie le interesa ya lo que pase con tu peso.

7. Programación de una citología. Cuando acabe la cuarentena del embarazo os programarán la segunda visita del postparto y entonces os recomendarán realizar una citología para comprobar que tras la recuperación todo ha quedado correctamente en funcionamiento por esa zona. También me recomendó seguir tomando el complemento vitamínico que había estado tomando durante la última fase del embarazo mientras continúe con la lactancia.

En general, la visita puede durar unos 20 minutos y hay centros médicos que os ofrecen la posibilidad de que la matrona os visite en vuestro propio domicilio si aún no os sentís con fuerzas para acudir al centro médico. Está bien que realicen este tipo de controles, ya que además de darnos tranquilidad el hecho de que un especialista vea que nos vamos recuperando sin problemas, podréis tener la oportunidad de consultarle todas las dudas que os asalten tras la salida del hospital ¡y pueden ser muchas!

Esto te puede interesar

14 Comentarios

  • Responder
    sradiaz
    26 diciembre, 2013 at 09:29

    Un post muy completo.
    La última bez que fui a ver a la matrona había una chica para la segunda revisión postparto con una niña preciosa. A ella se le veía genial :-). Supongo que a ti te pasara lo mismo.

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 diciembre, 2013 at 14:55

      Yo creo que sí porque ya han pasado los famosos 40 días y ya no creo que vaya a recaer ahora.

  • Responder
    matronaonline
    26 diciembre, 2013 at 10:41

    Qué pena lo que comentas del pecho, ¿aún sigues usando pezoneras? los primeros días puede ser un poco molesto por la sensibilidad, sobre todo cuando los pezones son muy grandes en comparación con la boquita del bebé, que no da para abrirla y abarcar la areola por la zona de la barbilla, pero… dolor, nunca! ni los primeros días! En algunos centros de salud hay grupos de lactancia donde van varias mamás a dar el pecho y a contar sus trucos, cómo corrigieron errores y ayudar a otras. En otros, la matrona te pide que vayas y observa una toma con el mismo fin (o realiza la consulta en domicilio).
    Si tu matrona no tiene tiempo (que suele ser el principal motivo de no hacerlo), es útil buscar un grupo de lactancia, en casi todas las ciudades hay. En esto es realmente difícil a veces realizar correctamente todo lo que se lee, por eso ayudan mucho estas pequeñas «clases prácticas» 😉

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 diciembre, 2013 at 16:10

      Sí, aún sigo con la pezonera porque esto no acaba de estar como al principio. Ya me han revisado la postura varias veces una matrona y ka enfermera de pediatría y parece que lo hago bien pero lo que pasa es que está tardando mucho en recuperarse el daño que me hice al principio. En el curso de crianza al que voy semanalmente también nos ayudan mucho con este tema, así es que estoy super controlada, y el dolor ha mejorado mucho pero no ha desaparecido del todo. ¡Seguro que pronto lo hará! Y lo que comentas del pezón ¡tanto mi pecho como este son enormes. Y a veces, cuando hace rato que no mama está tan lleno que hasta que no se vacía un poco no se puede enganchar bien.

  • Responder
    Carol
    26 diciembre, 2013 at 11:48

    Hola!! Creo q deberías localizar un grupo de lactancia por sí acaso tu bichilla tuviera frenillo, q es un problema súper habitual q estropea y entorpece mucho las lactancias. Una asesora de lactancia seguro que te puede ayudar. Yo espero mellizas y mi primer contacto con el grupo de lactancia fue en el mes de septiembre. Luego he seguido yendo a algún cursillo o charla que han dado y si tengo cualquier problema vendrían incluso al hospital con las niñas recién nacidas. A mi esto me ha dado muchísima tranquilidad. Un abrazo!.,

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 diciembre, 2013 at 17:03

      Nada, ya se lo miraron en su momento y no tiene un frenillo problemático. También voy semanalmente a un grupo de crianza/lactancia/postparto y allí me arreglan todas las dudas pero el dolor de momento no se pasa ¡aunque creo que ya queda poco! Suerte con tus mellizas y verás que con ese apoyo todo te sale genial desde el principio.

  • Responder
    mimamamelima
    26 diciembre, 2013 at 13:16

    Es buenísimo poder encontrar esta clase de post, detallados.
    Veo que la pequeña ya tiene un mes! ♥
    Besos y felices fiestas! 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 diciembre, 2013 at 23:40

      ¡Muchas gracias! Ya se me está haciendo grande la bichilla y para no olvidarme de nada lo voy anotando todo, así que me alegro de que sirva de ayuda a los demás.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    26 diciembre, 2013 at 16:06

    Muy completo todo…yo di a luz y «ahí te pudras»…

    Por qué no vas probando sin pezoneras??? es que no se te va a acostumbrar nunca…se pasa muy mal al principio pero en mi caso fueron unas 2-3 semanas…

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 diciembre, 2013 at 23:45

      Sí voy alternando: el principio de cada toma me pongo la pezonera porque es cuando chupa más fuerte y al rato me la quito para ir más deprisa y porque así suele quedarse dormidita con el contacto directo piel con piel. El izquierdo ya está casi acostumbrado del todo y el derecho creo que va por buen camino. Y así llevo 6 semanas…pero es que el dolor no empezó desde el principio sino sobre la segunda semana de lactancia.

  • Responder
    mamapuede
    26 diciembre, 2013 at 17:04

    Una revisión muy completa no?, que bien!

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 diciembre, 2013 at 13:38

      La verdad es que no había mucho que mirarme, porque como sigo sin quejarme de nada. Pero al menos sigue siendo tan atenta como desde el principio del embarazo.

  • Responder
    El rincón de Mixka
    8 enero, 2014 at 08:04

    Me alegro de que todo estuviera en su sitio 😉

    Yo también veo muy bien que hagan ese tipo de controles postparto. Es como si cuando dieras a luz el mundo dejara de girar… Y una vez fuera la criatura sea quizá el momento en el que más ayuda y orientación necesitas. Yo no me cansaré de decir que mi lactancia más larga o más corta fue exitosa gracias al apoyo y preocupación de la matrona. Creo que deberían empezarca extenderse los grupos de lactancia o crianza o al menos habilitar un lugar de reunión para las mamás recientes. Un foro donde expresar y compartir inquietudes. Poco a poco va siendo más común, aunque no lo que sería deseable.

    Voy a por el siguiente… ¡Un abrazo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 enero, 2014 at 18:36

      ¡Tú te pegas unos atracones de posts…! Tranquilita que vas a estresar a tu bichillo. Ayer fui a la segunda visita del postparto ahora que he superado la cuarentena, ya escribiré sobre ella. Y respecto a los grupos de crianza y lactancia, a mí me han salvado del todo porque dar el pecho me ha llegado a doler lo que no está escrito y con ellos he aprendido a corregir la postura. me han tranquilizado al ver que la bichilla aumentaba bien de peso… En fin, que yo no dudo en recomendarlos para todas las mamás y los papás que tengan la posibilidad y el tiempo para acudir.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.