Crianza

Grupo de crianza 1. Lactancia materna

grupo de crianzaDos días después del alta hospitalaria fuimos al centro de salud que tiene asignado la bichilla, uno diferente al que yo acudí durante todo el embarazo ya que nos mudamos durante el mes de julio. La enfermera que nos atendió nos informó de que todos los jueves de 4 a 6 de la tarde se llevaba a cabo en el centro la reunión de un grupo de crianza gratuito y gestionado por dos enfermeras de pediatría (una de las cuales es la de la bichilla) y por el que periódicamente van pasando las pediatras del centro y otros expertos en estos temas para solucionar las dudas que podamos tener las madres. Como yo estaba ansiosa de seguir completando mi formación de mamá primeriza, el papá y yo nos presentamos con nuestra bichilla de 10 días para aprovechar los conocimientos de los expertos.

En la clase hay unas 20 mujeres con sus bebés y a veces también con sus parejas. Curiosamente todas han optado por la lactancia materna, y las enfermeras sospechan que las mamás que dan el biberón huyen de estos grupos como si no tuviesen nada más que aprender. Yo considero que son muy útiles, independientemente de lo que coma el niño, porque se tratan muchos otros temas relacionados con la crianza ¡que no todo en esta vida va a ser pelear por la teta o el biberón! Eso sí, justo el primer día tocó una charla sobre lactancia materna porque habían invitado a una matrona, ya jubilada, que instauró este sistema en el hospital en el que yo di a luz. Entre los contenidos útiles que nos transmitieron ese día creo que debo destacar los siguientes.

1. Todas somos las mejores madres que nuestros hijos hubiesen podido tener. Independientemente de que les demos o no el pecho, de que los criemos con mayor o menor apego o de que tomemos decisiones que a veces pueden ser equivocadas, lo cierto es que lo habitual en las madres es que traten de decidir y actuar siempre en beneficio de sus bichillos. Y esta actitud compensa los errores que puedan cometer en determinados asuntos.

2. Todas podemos dar el pecho. Y cuando digo todas es todas (salvo casos muy, pero que muy concretos y que deben estar bien diagnosticados). Para dejarlo claro, la señora H. la invitada estrella del día, hizo una ruta por el aula ordeñando las 40 tetas de las 20 mamás allí presentes mostrando que con un simple apretón de su mano podíamos regar al vecino de al lado. En mi caso mi teta derecha disparó contra el bebé de la mamá sentada a ese lado y la izquierda sobre el reposabrazos de la silla en la que yo estaba sentada. El método me pareció poco higiénico pero muy efectivo para desdramatizar el tema de la lactancia y quitarnos temores infundados. ¡Allí había leche para amamantar a un regimiento! De e so no cabía la menor duda.

3. La mejor postura. En clase sólo pudimos practicar la posición para dar el pecho sentadas. La señora H. recomienda estar cómodamente colocada en una silla, con la espalda recta y bien apoyada en el respaldo. Ambos pies pisando firmemente el suelo y con toda la planta apoyada. Los brazos y los hombros relajados y sin tensiones. Coger al bichillo de forma que su ombligo toque el nuestro. Situar su nariz a la altura de nuestro pezón. Utilizar un cojín de lactancia, o uno normal, o una manta, cualquier cosa que nos permita descansar el brazo que sostiene la cabecita del bebé para estar más cómodas. La boca del bebé no debe chupetear sólo el pezón sino abarcar una parte o la totalidad de la areola. Así evitaremos que aparezcan grietas o molestas erosiones en la piel. Yo la teoría la comprendía pero la práctica… ¡eso me va a dar para un libro completo!

4. Dar siempre un pecho completo y después el otro. Antiguamente se decía que había que dar un pecho y alternar con el otro al pasar unos 10 minutos. Pero como ahora se sabe que la composición de la leche no es igual al principio (más agua e hidratante para el bebé) que al final (más grasa que hace que engorde) es mejor agotar primero un pecho y si el bichillo sigue con hambre ofrecerle después el otro. En la siguiente toma habrá que empezar por el pecho que no se ha usado o el que se ha dado en último lugar.

5. Tanto la teta como el biberón son a demanda. Este es uno de los errores más frecuentes, ya que debido a la necesidad de organizar la actividad diaria conforme a los horarios laborales o del hogar, queremos tener unas pautas rígidas que digan que el bichillo debe comer cada 3 horas, o cada 4, en tomas de x minutos… y resulta que la cosa no funciona así. Los bebés deben alimentarse a demanda cuando quieren y durante el tiempo que necesiten. Y el hecho de haber optado por el biberón no exime de esta regla. Ya nos advierten en clase de que durante los primeros meses puede darnos la sensación de que nos pasamos el día completo con la teta afuera ¡y no serán imaginaciones nuestras sino la misma realidad!

Creo que ya me he enganchado a estos cursos de post parto, sobre todo porque con las pocas oportunidades que tengo en invierno para salir con la bichilla a la calle, es una forma de tener una cita semanal en la que compartir experiencias con otras mamás, casi todas primerizas. Además de contar con la ventaja de que sean las propias enfermeras de pediatría las que los llevan a cabo, con lo cual estamos estableciendo una relación tan cercana como nunca había experimentado yo con ningún profesional sanitario.

Esto te puede interesar

18 Comentarios

  • Responder
    Patricia Vera
    2 enero, 2014 at 10:01

    A mí me encantan este tipo de grupos porque, si se genera la confianza suficiente, son un gran apoyo. Y, si no, siempre fichas a dos o tres mamás con las que contactar en caso de dudas o desesperación.
    Yo voy a un grupo de lactancia en el que realmente tocamos muchos temas de crianza y como nos hemos dado cuenta de que una cosa es una cosa, y otra es otra, la coordinadora está dando los primeros pasos para crear uno de crianza, con una casa propia donde poder juntarnos a charlar, realizar actividades, etcétera. Ya contaré en el blog.
    Me alegra que lo estéis llevando tan bien, ¡las primeras semanas son muy duras! Ojalá y des con gente que te apoye en el día a día y te asesore bien cuando tengas cualquier necesidad. ¡Feliz año!

    • Responder
      planeandoserpadres
      2 enero, 2014 at 21:43

      Allí se tratan todos los temas a la vez, pero la verdad es que a las 3 sesiones a las que he acudido la lactancia ha salido siempre por todas partes. Lo cierto es que las enfermeras son súper atentas, e incluso ahora en periodo de vacaciones, cuando no se celebran las reuniones del grupo, se han mostrado siempre disponibles para cualquier duda que nos asalte como primerizos que somos. Nos dan mucha confianza y apoyo, y un trato muy cercano y profesional. Además, como hay mamás mucho más miedosas que yo ¡me veo como la valiente de la clase!

  • Responder
    en paro biológico
    2 enero, 2014 at 13:28

    Me alegro de que te guste tu grupo de crianza. Yo fui a uno, durante casi los 6 meses de lactancia exclusiva, y me fue muy útil. También me dio la impresión de que las mamás de bibe huían del grupo. Sólo una chica le daba el biberón, y es una pena porque como tú dices se hablaban de más cosas aparte de la lactancia.
    Y yo también lo hacía como terapia para no estar todo el día encerrada en casa, que en invierno oscurece muy pronto!
    Un beso!

    • Responder
      planeandoserpadres
      2 enero, 2014 at 21:45

      ¡Ay es que a veces esto de relacionarse durante todo el día solo con el bichillo se hace un poco cuesta arriba! Al menos en estos grupos compartimos experiencias con otras mamás adultas, los bebés se entretienen los unos con los otros (bueno la mía con un mes y medio aún no interacciona nada, pero hay otros que sí que se socializan ya). Yo creo que es una buena idea acudir a ellos.

  • Responder
    matronaonline
    2 enero, 2014 at 16:19

    Los grupos están genial. Te hacen ver que hay cosas que no sólo te pasan a ti, dan mucho apoyo. Me ha gustado lo que has puntualizado sobre que la comida del bebé es a demanda. Me da mucha pena cuando las madres deciden que no darán biberón porque es más cómodo adaptarse a los horarios del biberón… ¿de qué horarios hablan? el bebé come cuando tiene hambre! sea una u otra cosa…
    Y por supuesto, el primer punto es importantísimo! hay que ser consciente como madre de que se cometerán errores, pero de todo se aprende y, desde luego, tomando la actitud de ser una misma, sin artificios, sin pretender seguir cada consejo por contentar a los demás, se será madre de la manera más satisfactoria posible!

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 enero, 2014 at 17:37

      De hecho, siempre nos dicen en estas clases que para no entrar en enfrentamientos con la gente, con la familia, los amigos, etc. lo mejor que podemos hacer es escuchar las opiniones de todo el mundo (porque todos creerán saber más sobre bebés que nosotros mismos y no dudarán en aconsejarnos acerca de métodos que para ellos han sido infalibles) y que después en casa, tranquilamente actuemos como nos dé la gana. Porque al final no vale la pena pelear por defender las propias ideas cuando en este tema es muy difícil hacer cambiar a otras madres de opinión, puesto que están convencidas de que su método de crianza es el mejor y no admiten críticas al respecto.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    2 enero, 2014 at 16:41

    Completamente de acuerdo con el punto 1!!!! No hay una fórmula para criar a un hijo..es más, la misma madre puede criar a un hijo de forma distinta a otro ya que pueden tener distintas necesidades. Y puede que con el primer hijo tengas más tiempo que con un tercero, o que tengas más trabajo en una época que en otra…todo se compensa!!!
    Lo de que todas podemos amamantar está genial que lo digan pero la realidad es que hay muchos problemas..si, yo tenía leche para amamantar a un regimiento pero el dolor era tremendo durante las tomas, y yo le di el pecho al niño con la matrona delante y no había aparentemente problemas..pero si duele y estás sufriendo, tampoco compensa, es importante que la madre también esté bien para cuidar bien de su hijo!!
    De todas formas, está claro que nunca vienen mal las clases, todo ayuda!!!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 enero, 2014 at 17:43

      Pues veo que a mí con la lactancia me está pasando un poco como a ti: me controlaron todas las enfermeras en el hospital, he hecho prácticas delante de la enfermera de pediatría varias veces y de una asesora de lactancia en otras 3 ocasiones y aún así a mí me suele doliendo el pecho, por lo que tengo que usar pezoneras y de momento salimos adelante con ellas estupendamente. Algunos me aconsejan ir dejándolas poco a poco pero lo intento cada vez (dejando que chupe directamente al final de las tomas, cuando lo hace con menos fuerza o en la toma de la noche, para no tener que salir de la cama a lavar las pezoneras) y en seguida vuelvo a notar dolor. Así es que de momento seguiré con ellas ¡porque si por el papá fuese ya nos habríamos pasado al biberón para ahorrar dolores!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    2 enero, 2014 at 16:56

    Me hubiera encantado tener uno de estos grupos a mi alcance…bueno, con todo y eso no ha ido mal la cosa.

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 enero, 2014 at 17:43

      Muchas cosas se repiten en los libros más conocidos y en los cursos de preparación al parto, pero está bien que redunden tanto porque así no nos olvidamos de los principales puntos de la crianza.

  • Responder
    mamapuede
    2 enero, 2014 at 21:09

    Estos cursos me parecen geniales, todo lo que sea un grupo de apoyo me parece muy adecuados. Que mejor momento de preguntar dudas, aprender cosas…

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 enero, 2014 at 17:44

      Yo también los he visto de lo más práctico y eso que es la primera vez que acudo a un grupo de ayuda de cualquier tipo. ¡Creo que me estoy enganchando a esto de hacer públicos mis problemas y escuchar las experiencias ajenas! Me está saliendo una vena cotilla…

  • Responder
    Rural Baby Project
    2 enero, 2014 at 21:32

    Ojalá aquí también haya algo así! Me has dejado ojiplática con lo de ordeñar allí en público… pero seguro que no hay mejor manera de perder el pánico escénico!
    Justo hoy me decía mi suegra que 10 minutos con cada teta… a ver cómo le explico yo que tengo ya mi propias gurús de la maternidad en internet… 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 enero, 2014 at 17:47

      ¡Jajaja! Lo cierto es que antes de empezar con el ordeño preguntan si alguna es especialmente pudorosa y entonces te ordeñarían en privado en una consulta, pero está visto que después de pasar por el paritorio todas hemos perdido la mucha o la poca vergüenza que pudiésemos tener y ninguna salió de la clase para hacerlo a escondidas. ¡Uy y cuidadito con lo de enfrentarte a la suegra! A nosotras nos dicen que lo mejor es darle la razón y después hacer tú en casa lo que creas más conveniente. Eso sí, lo de que la composición de la leche es diferente al principio y al final de la toma ya es un hecho médico comprobado, aunque la suegra no lo quiera entender.

  • Responder
    monstruuosa
    5 enero, 2014 at 18:40

    Me parto con el método salvaje para enseñar que todas tenemos leche xDDDDD Vaya ducha les distéis xDDDDD

    Yo al final solo le doy de una teta. Ya si eso, que me vuelva a pedir y le doy de la otra 😀

    Vienen fenomenal los grupos de lactancia, la verdad 🙂 Qué pena que yo ya no pueda acudir al mío porque es por las mañanas 🙁

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 enero, 2014 at 22:59

      Es una iniciación un poco a lo bruto pero muy efectiva. Yo acudiré al grupo al menos durante la baja de maternidad y después, como es en horario de tarde quizás pueda ir algún que otro día cuando me surjan dudas.

  • Responder
    El rincón de Mixka
    8 enero, 2014 at 08:11

    De la teoría a la práctica… Hay mucho más que un paso. Me alegro de que eb tu centro exista este tipo de apoyo al que me refería antes. A veces, o siempre, ver que no eres marciana no ayuda pero tranquiliza bastante.

    Yo estoy como que muy segura de que la lactancia va a ser coser y cantar. Como andar en bici… Jajajajajajaja pero a ver, ya veremos…

    ¡Un abrazo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      8 enero, 2014 at 18:38

      Es que tú ya tienes práctica, pero yo mira que me informé bien sobre el tema, me conciencié a lo grande y nunca pensé que pudiese ser algo problemático ¡hasta que nació la bichilla e intentó devorarme enterita comenzando por los pezones! Seguro que a ti te va genial y si no, a buscar un grupo de estos que verás cómo te ayudan.

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!