Parto y postparto

Segunda visita postparto

Segunda visita postparto¡Se acabó la cuarentena! Esta semana tuve la segunda visita del postparto con una matrona que suplía a la mía habitual y que me gustó menos que la otra. Para empezar, fue el día 7 de enero y parecía que la gente del pueblo, en vez de haberse lanzado a inaugurar el periodo de rebajas, había decidido acudir en masa al centro de salud tras las vacaciones. En la planta de asuntos de la mujer ni siquiera había sitio para sentarme en la sala de espera. Y por lo visto sólo había dos matronas para todo aquel gentío, por lo que la media hora de atraso con la que me atendieron hasta me pareció poca cosa. Eso sí, la susodicha suplente me despachó en un visto y no visto ¡con lo atenta que es mi matrona original, que hasta me revisa a la bichilla! Durante la segunda visita del postparto se interesaron por las siguientes cuestiones.

1. Estado general. Os preguntarán si tenéis molestias de algún tipo, si habéis dejado de sangrar tras la cuarentena, qué tipo de parto tuvisteis, cómo estáis de agotadas con la crianza… Supongo que lo hacen sobre todo con las primerizas que no sabían lo que se les venía encima cuando decidieron embarazarse. Como yo no tengo achaques de este tipo, pasamos a la siguiente fase con rapidez.

2. Estado de ánimo. Querrán saber si tenéis depresión postparto, o algún tipo de tristeza, agobios, estrés, etc. Yo vivo esto de la maternidad sin traumas y feliz como una perdiz, por lo que la suplente se quedó risueña y contenta al no tener que aguantar las posibles taras mentales que me hubiese provocado el parto y el postparto. La bichilla está resultando muy fácil de llevar de momento, por lo que hasta ahora esto de la crianza de bebés está resultando más fácil de lo que me esperaba cuando empezamos a planear lo de traer churumbeles al mundo.

3. Lactancia. Siempre quieren saber si das el pecho o el biberón. Al decirle que el pecho, miró a la bichilla que se quejaba dentro del carrito, y la debió ver tan gordota y grandullona que ya dedujo que la lactancia estaba bien establecida y que no tenía ningún problema a la hora de amamantar. ¡Con lo que a mí me siguen doliendo los pezones! No tanto como al principio pero aún me molestan y son visibles los daños que me quedan aún por las malas posturas iniciales. Pero ella comenzó a afirmar que esto estaba perfecto  que no me revisaría los pechos, con lo cual y pensando en la pelotera de gente que aguardaba en la sala de espera, decidí no hacer ningún comentario al respecto y esperarme a las nuevas reuniones de mi grupo de crianza con la enfermera de la bichilla y la matrona del otro centro de salud para continuar allí con mis penas tetiles. Lo que sí me dijo es que durante la lactancia es habitual que note sequedad vaginal al mantener relaciones sexuales, por lo que se puede usar sin miedo cualquier tipo de lubricante de base acuosa.

4. Revisión de abdomen. Hasta ese momento todo habían sido preguntas sin más y entonces pasamos a la camilla y a la revisión física. Mediante la palpación del abdomen comprobó por dónde andaba el útero y que la musculatura de la zona abdominal estuviese en un estado medio decente. Debió parecerle que todo estaba bien colocadito porque no me hizo ningún comentario al respecto. Después me tomó la tensión: perfecta como de costumbre, así es que otro motivo menos de preocupación.

5. Revisión de puntos y tacto vaginal. Y llegamos a la parte escabrosa de la revisión de los bajos. La episiotomía estaba perfecta, todo se había quedado aparentemente bien y me comentó que si notaba la sutura del periné algo dura podía probar a reblandecerla haciendo masajes con aceite de almendras. La verdad es que aún no me había dado por toquetearme nada de esa zona, así es que como no hay molestias las durezas esas son lo de menos. Al realizar el tacto me hizo apretar los músculos como en la realización de los ejercicios de Kegel: yo estrujaba pero ya percibía que la presión que podía hacer era bastante escasa. Así es que no me quedó otra que comentarle que no he hecho ni uno de esos ejercicios en todo el embarazo. Escandalizadita se quedó, pero claro traté de justificarme alegando que no he tenido pérdidas de orina y que no he notado nada raro a lo que sentía con anterioridad al parto. Me dijo que lo de las pérdidas de orina hay mujeres que las notan justo después del parto, pero que a otras pueden sobrevenirnos problemas a lo mejor dentro de 10 años, por lo que la musculatura del suelo pélvico hay que recuperarla siempre, y más después de un parto. Así es que salí de allí con muy buena predisposición para comenzar con los ejercicios y evitar empezar a chochear y usar pañales para adultos antes de tiempo.

6. Analítica básica y citología. Para terminar me programó unos nuevos análisis y la realización de una citología, ya que antes del embarazo llevaba 5 años sin hacerme ninguna. Sí, lo sé, por lo visto eso es una burrada de tiempo, pero es que a mí nadie me informó de que debería hacerlas periódicamente ¡y eso que fui al centro de salud exclusivamente a preguntarlo!

En definitiva, una visita muy rígida y para mí poco provechosa. Dentro de un mes volveré para saber los resultados de la analítica y realizar la citología, así es que ya os seguiré informando de las pruebas médicas que se realizan durante el postparto.

Esto te puede interesar

13 Comentarios

  • Responder
    matronaonline
    10 enero, 2014 at 10:14

    No dejes pasar tanto entre una citología y otra! ni los ejercicios de Kegel! me alegro de que salieras motivada para ello de la consulta. A ver si en el otro sitio pueden ayudarte con ese dolor de pezones

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 enero, 2014 at 12:03

      Lo de la citología no fue culpa mía sino de la matrona que me atendió porque le pregunte, si debería realizarlas periódicamente y me dijo que si no tenía nada ni me dolía nada no había que programar más revisiones. Lo de la pereza para los ejercicios de Kegel sí que es culpita mia, pero ya los he comenzado.

      • Responder
        matronaonline
        13 enero, 2014 at 13:23

        O_O anonadada me dejas!

        • Responder
          planeandoserpadres
          13 enero, 2014 at 17:55

          ¡Jajaja! Igual se quedó la matrona, que me pidió el nombre de la energúmena que me había dicho eso, pero claro hace ya tanto que no recuerdo ni como era físicamente.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    10 enero, 2014 at 15:37

    Pánico es la palabra que tengo yo en el momento de las revisiones postparto… Mira que los embarazos y partos los tengo geniales, pero el período postparto lo llevo peor y que me vayan a tocar, ufffff… Te diría que prefiero parir ahora mismo que ir a una de de esas revisiones,jeje…

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 enero, 2014 at 12:05

      Pero si no son dolorosas esas revisiones, al menos en mi caso. Yo todo lo que no duela no me importa hacerlo y de momento yo no cambiaría estas revisiones por un parto ni loca. ¡Ya ves que hay opiniones para todos los gustos!

  • Responder
    mamapuede
    10 enero, 2014 at 17:20

    Hombre pues si le dijiste que te seguía molestando el pecho como no te miro?
    Sobre los ejercicios de Kegel si tanto los recomiendan será por algo asique a por ellos!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 enero, 2014 at 12:09

      Nada ella vio a la bichilla hecha una bola y con eso tuvo suficiente para deducir que todo iba bien. Los ejercicios ya los voy haciendo… ¡cuando me acuerdo!

  • Responder
    Pipo Pipe y Papás
    10 enero, 2014 at 19:50

    Vale, me acabas de convercer. Tengo que ir al ginecólogo, hace 8 meses del nacimiento del peque y no he ido desde que salí del hospital con él a nada. Así que iré jejejeje me ha venido bien tu post. Sigue contando por si no voy!

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 enero, 2014 at 12:12

      Mujer ¿pero como no te has revisado nada en tanto tiempo? Porque yo me siento genial pero como me programan tantas visitas por protocolo yo voy a todas. No te preocupes que seguiré contando para que no te despistes.

      • Responder
        Pipo Pipe y Papás
        11 enero, 2014 at 13:49

        Pues no he ido antes, pq como no tuve puntos ni nada, estaba ok. Pero sí, iré. Besos

  • Responder
    Recuperación del suelo pélvico - Planeando ser padres
    14 diciembre, 2014 at 12:16

    […] tas pasar la cuarentena y realizar la segunda visita del post parto, la matrona me dijo que aunque la situación no era catastrófica, lo cierto es que los músculos […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.