Marcas

El baño del recién nacido con Bebé Koala

Bebé KoalaDurante las clases de preparación al parto, las del post parto en el grupo de crianza y las visitas a la enfermera y la pediatra, el tema del baño del bebé siempre ha estado presente. Como primerizos, al principio lo veíamos casi como un deporte de riesgo en el que la muerte acechaba en cada esquina: primero nos dijeron que no deberíamos bañar a la bichilla hasta que se le hubiese caído el cordón umbilical, después que esperásemos al menos 3 días y cuando llegó el momento de estrenar la bañera casi lo hicimos con un miedo fuera de lo común cuando en realidad es de lo más fácil. Aún así, el papá de la bichilla desconfía de que me ponga yo solita a higienizar a la niña, así es que casi siempre esperamos a que él esté presente, tanto para tener algo de ayuda como para que pueda disfrutar un ratito de ella. Y ahora que hemos cumplido 3 meses como expertos bañadores de bebés aparece en nuestras vidas la tienda online Bebé Koala y pone en nuestras manos el modelo de toalla de baño Clevamama. Lo cierto es que la matrona que nos impartía los cursos de preparación al parto ya nos había hablado de este invento para hacer la experiencia del baño más cómoda y segura. Os cuento un poco como funciona.

1. Baño sin ayuda. Lo habitual, como primerizos que somos, es que nos dé pánico afrontar la hora del baño sin la ayuda de alguien. En las clases nos advertían de que antes de desnudar y meter al bebé en el agua es imprescindible tener bien colocado y a mano todo lo que vamos a necesitar: bañera con agua, gel, champú, (aunque no usemos estos cosméticos todos los días) esponja, termómetro para saber la temperatura del agua… Algunas de estas cosas son opcionales pero lo que no nos debe faltar nunca es el agua ¡y la toalla! Por lo visto dejarse la toalla en cualquier parte es uno de los errores más frecuentes a la hora del baño. O bien la dejamos colgada de un punto al que no llegamos sin desatender al bebé en la bañera. En esos casos ya nos indicaban que lo que toca hacer es coger al bebé, ponerte chorreando la ropa e ir los dos hacia la toalla. ¡Nada de dejar al niño sin supervisión para no ponerlo todo empantanado! Así la próxima vez escarmentaremos y no volveremos a fallar ¿o sí? La ventaja de la toalla Clevamama es que te permite llevarla colgada del cuello, a modo de delantal, con lo cual esto se convierte en una costumbre: del mismo modo que siempre nos ponemos el delantal antes de lanzarnos a la cocina, nos pondremos la toalla antes de bañar al bebé, por lo que ya no existe el riesgo de dejarla olvidada. A la vez, permite que una sola persona pueda manejar bien al bebé para sacarlo de la bañera y colocarlo en la toalla (hasta ahora el papá de la bichilla y yo parecía que estuviésemos mostrando la niña al mundo, al modo del nacimiento de Simba en “El rey león”, puesto que mientras uno sujetaba la toalla el otro escurría a la niña sobre la bañera y la pasaba panza arriba para que fuese cómodamente envuelta).

2. Tamaño extra largo. Esta toalla es enorme. Yo no soy bajita, y cuando la abrocho alrededor del cuello con los corchetes que tiene incorporados la capucha me llega hasta los pies. La ventaja es que una persona sola puede coger al bebé de la bañera, pegarlo contra su propio cuerpo y envolverlo tanto con la capucha como con el resto de la toalla sin ninguna dificultad. ¡Y ya está! Listos para desplazaros de una habitación a otra sin poner todo el suelo chorreando de agua y sin que el bichillo pase frío por toallas pequeñas que no le cubren todo el cuerpo. Está indicada para utilizarse con bebés recién nacidos y hasta los 2 años.

3. Evita salpicaduras. Mi bichilla aún es pequeña y no chapotea en el agua, pero en unos meses estará poniéndomelo todo perdido ¡incluida mi ropa! Otra ventaja que tiene esta toalla es que evita que el adulto se moje mientras efectúa el baño del bebé.

4. Datos adicionales. Está confeccionada en algodón 100%, es suave al tacto y se puede adquirir en 4 colores: rosa, azul, blanco y amarillo. La nuestra es amarilla, para no saturar tanto la casa con el rosa y porque si tengo un futuro bichillo ¡que pueda heredar algo de su hermanita y que no esté tan marcado en cuanto al diseño!

Yo conocí la marca Bebé Koala cuando celebramos el aniversario del blog, ya que fue una de las que se ofrecieron a colaborar regalando justamente este producto que ahora nos han permitido conocer a nosotros mismos. Es una tienda fundada por una mamá emprendedora, con poquitos artículos de puericultura pero muy selectos y originales. De hecho, otro de los productos que me ha fascinado ha sido esta barrera para el baño que se instala en la bañera normal y reduce su tamaño para ahorrar agua y evitar peligros en el baño de bebés algo mayores.

Y vosotros ¿conocíais un invento así? ¿Tenéis miedo a la hora del baño o ya sois expertos manipuladores de escurridizos niños mojados?

Esto te puede interesar

34 Comentarios

  • Responder
    anyguas
    25 febrero, 2014 at 09:03

    Que guay la toalla!!!yo la.barrera no le veo utilidad, yo bañe a Claudia en una mini bañera que ponía dentro de la bañera con una hamaquita que va dentro,forradita de toalla,la verdad que al principio me daba pánico pero con la hamaquita fue genial!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 16:47

      Yo la barrera la veo útil para no gastar tanta agua cuando la bichilla ya no me quepa en la bañerita actual y pase a la bañera normal de la casa. Porque llenar la bañera son un montón de litros de agua. Pero para eso aún me queda mucho tiempo, así es que de momento ¡con mi toalla voy servida!

  • Responder
    marilia
    25 febrero, 2014 at 09:18

    La verdad que la toalla koala la veo genial!Me daria mas independencia para bañarlo sola aunque mi peque siempre lo bañamos entre los dos pero es el papi el encargado de darle el bañito y luego ya me ocupo del masajito con aceite corporal y el pijama.Me parece importante que el papa lo bañe porque es un momento bonito que fomenta el apego, ahi le ha echado sus primeras sonrisas,y mi marido se derrite y no hay día que se lo pierda. Es un poco rollo que al ser invierno es más agobio traslado del baño a la habitación…estoy deseando que llegue el buen tiempo.Me regalaron una bañera con patas bien chula,pero el nene empieza a chapotear y creo que cuando tenga 6 meses o menos me va a tocar hacer el traslado a la bañera normal y el invento de la barrera puede ser interesante.

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 16:51

      Esta sólo me ha chapoteado un día a traición, porque aún es muy pequeña, pero en cuanto vea que me lo pone todo perdido de agua adiós a las patas e irá de cabeza a la bañera. Aquí lo hacemos al revés: yo la baño, el papá de la bichilla me dosifica los jabones y vigila que no la deje ahogarse (eso es lo que confía en mí). Y después él se la lleva envuelta en la toalla y le pone las cremitas y hace los masajes. Pero cuando el papá está de viaje esta toalla de Bebé Koala me viene genial para apañármelas yo solita.

  • Responder
    mamapuede
    25 febrero, 2014 at 09:20

    A nosotros también nos daba miedo los primeros baños, pero luego viendo lo que disfrutan y un poquito de organización y previsión cómo dices para que no se te olvide nada esa hora es genial.

    Este tipo de toallas reconozco que lo vi por primera vez cuándo hiciste el sorteo, no sabía ni que existían, parezco nueva…

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 16:54

      ¡Jajaja! Si es que sacan cada invento que por muy madre que se crea una y por muy al día que tratemos de estar en lo que a los bichillos se refiere al final siempre hay alguien que acaba sorprendiéndonos. Yo creo que la toalla es un buen invento, de ahí que incluso la matrona de los cursis de preparación al parto nos hablase de ella.

  • Responder
    sradiaz
    25 febrero, 2014 at 09:23

    No lo había visto antes, parece bastante interesante 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 16:54

      Tú te tienes que ir poniendo al día con estas novedades ¡que tu bichilla ya está al caer!

  • Responder
    Gestando una idea
    25 febrero, 2014 at 09:47

    ¡Qué graciosa la toalla! Me suena de haberla visto cuando la sorteaste, pero antes no la conocía. Está bien.

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 16:55

      Sí, sí es la misma que sorteamos. Anda y que no te vas a enterar tú de cosas para los bichillos antes de que acabes de «gestar la idea».

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    25 febrero, 2014 at 10:23

    Estas toallas tienen que ser geniales…yo las descubrí tarde…Besosssssssss

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 16:56

      La verdad es que no sé desde cuando existen, pero seguro que la inventó una mamá sacada de quicio por los olvidos a la hora del baño.

  • Responder
    Esther
    25 febrero, 2014 at 10:36

    Yo tengo una de esas, bueno de otra marca, lo malo es que no es muy grande y al papá (quien se encarga ahora de los baños) ya no le gusta.
    Al principio si que da cosilla bañarlos pero luego es rutina y se lo pasan pipa, lo divertido es cuando chapotean…jajaja…como lo dejan todo y eso que yo puedo cerrar la mampara y listos!

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 16:59

      Esta es gigante, vamos que hasta que la bichilla cumpla los 30 (años) yo creo que nos va a caber en la toalla. La bañerita le gusta pero esta es muy pachorrona y más de relajarse que de jugar ¡al menos de momento! Vamos, que si la bañamos antes de la teta luego hay que luchar para que coma y no se duerma. Pero si le damos la teta primero ¡también se queda sin baño porque se duerme! ¡Es vaga como ella sola!

  • Responder
    Adormir
    25 febrero, 2014 at 10:37

    Yo uso la tummy tub k me va de perlas!

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 17:01

      Aquí tenemos una bañera normal, alta con patas para dentro de unos meses poder meterla dentro de nuestra bañera. El modelo que tú tienes es cuanto menos original (al papá de la bichilla le hubiera dado algo si lo hubiésemos comprado porque parece un cubo de la fregona, pero desde luego ahí riesgos durante el baño no vas a tener ninguno..)

  • Responder
    Layla
    25 febrero, 2014 at 10:50

    Práctica es, desde luego. No había visto semejante invento y creo sinceramente que facilitaría mucho las cosas en caso de bañar al bebé una persona sola…
    Nosotros imagino que, sobretodo al principio, lo haremos entre los dos. Mi pareja llega del trabajo por la tarde y también es una forma de pasar él un rato con la nena, como bien dices.

    Gracias por enseñarnos cositas tan interesantes!

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 17:03

      Nosotros también la bañamos casi siempre los 2, pero cuando el papá viaja y me veo sola ante el peligro esta toalla es un descubrimiento bien práctico.

  • Responder
    tuspatucosymistacones
    25 febrero, 2014 at 12:56

    En este piso no tenemos bañera, así que he pensado en la Tummy Tub. Pero si nos mudamos a una con bañera seguiré teniendo esta en cuenta, que me parece muy útil 🙂 Pero a medida que crezca alguna bañerita pequeña tendré que comprar.

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 17:13

      A nosotros, en las clases de preparación al parto, la matrona nos dijo que por tal de ahorrar la mejor manera era ¡lavarlos en el lavabo! Y no crea que es mala idea, porque es pequeñito, al principio tiene una medida muy práctica y gastas menos agua (aunque yo no lo he comprobado por mí misma). Así, si te mudas ¡un trasto menos con el que cargar hasta que no sea del todo necesario!

      • Responder
        tuspatucosymistacones
        25 febrero, 2014 at 19:42

        ¡Buena idea! Por si a caso no hago las clases de preparación, me lo apunto 😉

        • Responder
          planeandoserpadres
          25 febrero, 2014 at 22:56

          Nunca se sabe de dónde podemos sacar buenas ideas que no se nos habrían ocurrido de otra forma.

  • Responder
    mamadediaydenoche
    25 febrero, 2014 at 13:25

    Muy maja la toalla! Y muy práctico lo de llevarla al cuello porque los primeros días son un poco caóticos! Entre que tú estás con las hormonas alteradas y pensando en unas cosas y otras (todas relacionadas con el bebé, eso sí) y las visitas y los abuelos y los tíos y todos opinando… Ay, ay, ay, qué miedo volver a repetir eso! Pero vamos que a la toalla le veo posibilidades para que uno esté con el peque y el otro con el mayor, por ejemplo. Así tenemos un adulto por peque

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 17:15

      ¡Jajaja! ya veo que te estás planificando con suficiente antelación para la llegada de tu nuevo bichillo. Claro, es que encima en tu caso te vas a juntar con casi 2 bebés pequeños al mismo tiempo, con lo cual con una toalla así sí que podríais ahorrar tiempo porque podríais hacer hora del baño conjunta y como dices, que cada papá se ocupe de un único bichillo ¡con las dos manos libres!

  • Responder
    Marta
    25 febrero, 2014 at 15:54

    No conocía esa toalla, a mis hijas, siempre les he puesto la típica toalla de capucha, que aún hoy, con 4 y 2 años siguen utilizando.
    Y sobre los primeros baños, y a pesar de que en el hospital nos enseñó a bañarlas, yo no he podido bañarlas hasta que se les cayó el cordón, porque me daba reparo que les pudiese hacer daño, o se me escurriesen, no sé, temores de madre primeriza que continuaron con la segunda.
    Besos especiales!

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 17:18

      De las toallas normales con capucha de bebé ya he perdido la cuenta de las que tenemos para la bichilla. Pero claro, esta las supera por el tamaño tan grande y por lo práctico de poderla llevada colgada como un delantal. Nosotros tampoco bañamos a la bichilla hasta que se le cayó el cordón umbilical, y la verdad es que a mí no me ha dado miedo nunca, es el papá de la bichilla el que le tiene más respeto a esto del baño, pero vamos, que es imposible que se nos ahogue estando un adulto presente y con la poca cantidad de agua que ponemos. Yo creo que para el segundo ¡ya no nos quedará ningún miedo!

  • Responder
    Kath
    25 febrero, 2014 at 16:32

    Yo la descubrí hace unos años al ir a comprar un regalo para una recién parida, me lo enseñó la dependienta y me encantó, la vi súper útil y la mamá a la que se la regalé también ya que no la conocía. Pensé que cuando fuese mamá sería una de las cosas que adquirirá sí o sí. Y así lo hice, me compré 2 estando embarazada para tener de recambio. Va genial. Recuerdo que la compré por internet y estaba la opción de personalizarla. No lo hice y las compré en color blanco porque, al igual que tú, he pensado en un futuro y si tengo otro «beberecho» y es niño poder aprovecharlas. Tengo bastante ropita unisex por eso mismo… jejeje.

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 17:21

      Creo que en Bebé Koala no existe la opción de personalizarla, pero vamos veo que a ti te encantó en invento porque además de regalarla te compraste 2 para ti misma. Aunque esto de acumular toallas nunca viene mal, porque estos bichillos manchan muchísimo y así siempre tendrás una disponible. Lo del tema de ser previsora con los colores para un posible futuro embarazo ¡a mí me llegó tarde! Sí tengo algunas cositas unisex pero la mayoría de la ropa de la bichilla son vestiditos y esto difícilmente lo podremos aprovechar como nos nazca un bichillo.

  • Responder
    Bego
    25 febrero, 2014 at 22:23

    nosotros compramos la tummy tub y la usamos hasta que victor tuvo 7-8 meses y genial. superfácil de usar, el peque contento y ocupa poquísimo sitio (y necesita poquísima agua).
    un beso

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 febrero, 2014 at 23:00

      Si práctica sí que parece y ahorrarás agua seguro pero se queda pequeña algo pronto. Aún así no me desagrada del todo pero a estas alturas y con la bichilla ya con 3 meses estamos contentos con el modelo que elegimos, sobre todo para no tener que agacharnos.

  • Responder
    Sandra_Uky
    26 febrero, 2014 at 22:08

    Tanto la toalla como la bañera me parecen geniales.
    Se hubiese sabido antes de esta toalla… Pero la verdad es que nos apañamos muy bien a nueva
    la hora del baño. Cuando esta papi, lo tiene todo preparado para que la nena y yo sólo lleguemos. Además él es el que la seca. Cuando estoy solita también me apaño muy bien. Tenemos una toalla bastante grande que nos hizo mi madre con su gorrito y todo.
    Por lo que ahora ya no cogería la toalla koala. Pero lo que sí cogería sería la barrera me parece muy muy útil para ahorrar agua y sobre todo también para delimitar el espacio de la nena en la bañera.

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 09:34

      Claro que nos podemos apañar con otras toallas, y si el papá se implica tanto a la hora del baño ¡mucho mejor! Pero cuando nos pilla solitas a mí me está dando mucha confianza para manejarme yo sola. Lo de la barrera también me ha gustado para reducir la bañera grande y convertirla en una pequeña en un sólo movimiento.

  • Responder
    Diana
    27 febrero, 2014 at 21:48

    Es genial. Justamente yo tengo la toalla en color rosa, jeee.
    Y la barrera para la bañera la uso desde hace unos meses, cuando quité la bañera pequeña. Es ideal para gastar menos agua a la hora de llenar la bañera grande y la peque juega encantada en su mitad, jejeje.
    Y ambas cosas son de Bebé Koala!!!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 09:59

      ¡Mira qué bien! Se nota que entre emprendedoras os conocéis bastante. Cada una en vuestro campo nos ayudáis con estos productos a hacernos la crianza más fácil.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.