Alimentación complementaria

Grupo de crianza 7: alimentación complementaria

Alimentación complementaria

Alimentación complementaria

Parece que la alimentación complementaria ha sido el último tema de interés que se va a tratar en nuestro grupo de crianza, porque las sesiones son continuadas, es decir, nunca empieza un grupo nuevo ni tampoco acaba, sino que se puede acudir libremente siempre que se quiera, pero claro los temas empiezan a repetirse. La bichilla, que llegó al grupo con poco más de una semana ya es casi la abuela de los otro niños recién llegados y yo me siento una experta en todo porque ya no se cometa nada nuevo. El único motivo por el que sigo acudiendo es para poder pesarla en la misma báscula de referencia cada semana, pero vamos que ya escogeremos una farmacia cercana para hacer lo mismo y no tener que depender exclusivamente de reservar la tarde de los jueves para estos menesteres. Para hablarnos de la introducción de alimentos en la dieta del bebé, vino una de las pediatras del centro y esto es lo más importante de lo que nos explicó.

1. ¿En qué consiste la alimentación complementaria? Pues como su propio nombre indica se trata de un complemento a la lactancia materna (o el biberón) de forma que el bichillo se inicie en lo que es comer para la raza humana. La Organización Mundial de la Salud recomienda que la lactancia materna sea exclusiva hasta los 6 meses y que se complemente con otros alimentos hasta los 2 años. Generalmente esto lo entendemos mal (yo la primera) y destetamos a los bebés del todo a los 6 meses. Si tu bebé no es de mucho comer y hay que perseguirle todo el día con el pecho o con el biberón, probablemente te recomendarán indicar la alimentación complementaria sobre los 4 meses, a ver si al bichillo le gusta más la comida tradicional y gana peso sin problemas.

2. ¿Qué alimentos son los primeros? Generalmente se inicia el proceso con la introducción de cereales (arroz y maíz que son los únicos que no llevan gluten) y las frutas (manzana, pera, naranja y plátano). A la hora de la comida se suelen dar los cereales y a la de la merienda la fruta y el resto del día teta, teta y teta. Bueno, incluso en estas comidas se recomienda ofrecer también el pecho antes o después de ellas para completar la dieta del bebé. Cada alimento hay que introducirlo por separado y esperar al menos 2 días para implantar otro nuevo, ya que en caso de que le provoquen al bebé alguna alergia o malestar podremos identificar claramente qué alimento ha sido el responsable y aislarlo de momento. Nos comentaron que ahora hay estudios que sostienen que si se introducen antes de los 6 meses los alimentos con gluten parece ser que se dan menos casos de intolerancia, por lo que nos dieron a cada una un sobrecito de cereales con gluten (de una marca comercial) y nos indicaron que deberíamos poner sólo una cucharadita en la papilla de fruta de los bichillos durante 7 días. Si en ese tiempo no han tenido una reacción alérgica ya podemos pasar al resto de cereales con gluten y nos habremos ahorrado el tener que comprar un paquete gigante de cereales en polvo.

3. Ni papillas en polvo ni potitos. Yo no sé si influirá el hecho de que estemos en crisis y las enfermeras y pediatras quieran hacernos ahorrar dinero. El caso es que nos indicaron que siempre que las mamás primerizas damos el paso a la alimentación complementaria creemos que hay que pasar por las papillas comerciales y los potitos envasados. Pues nada de eso. Resulta que la ingesta diaria de cereales en polvo puede sustituirse por arroz hervido con un poco de aceite de oliva y chafado con un poquito de su agua de cocción o por un trozo de galleta María. Del mismo modo, la fruta será aún mejor si la preparamos nosotros mismos y no la compramos envasada. No siempre debe estar en forma de papilla sino que podemos simplemente aplastarla con el tenedor, hacerla unos días más líquida con el zumo de la naranja… para que los bichillos se acostumbren a diferentes texturas.

4. ¿Baby Led Weaning? Yo iba muy lanzada con el tema (creo que entre unas cosas y otras la bichilla casi, casi podrá llegar a los 6 meses sólo con la lactancia materna exclusiva) de darle a la niña la comida directamente en trozos, pero resulta que esto  depende mucho de la edad en la que comience con la alimentación complementaria. Si empiezan con 4 meses, todo es mejor darlo en forma de papilla para que lo ingieran mejor. Si empiezan con 6 meses, podemos ir alternado diferentes texturas (purés finos, alimentos simplemente aplastados con el tenedor, trocitos pequeños de galletas que se deshagan en la boca, etc.) y más o menos a partir de los 8-9 meses, podemos empezar a darlo todo en trocitos pequeños sin necesidad de triturarlo. Eso sí, empecemos cuando empecemos nada de dar los cereales o hacer la papilla de fruta tan líquida para que lo sigan comiendo en el biberón. Hay que hacerlo siempre con cuchara para que en poco tiempo la manipulen ellos y puedan comer solitos. En cualquier caso, sí nos permiten dejarles experimentar con la comida y procurar sentarlos siempre con nosotros a la mesa para integrarlos en la rutina familiar.

Nos dieron un consejo de lo más valioso: antes de decir que un alimento no le gusta al bichillo tiene que haberlo probado al menos 20 veces, porque de entrada ni las texturas ni los sabores son conocidos para ellos y es normal que los rechacen. Para facilitar que los cojan con gusto, podemos optar por echarle a todo lo que queramos un chorrito de nuestra propia leche materna. Así mirarán los nuevos alimentos con otros ojos.

Esto te puede interesar

51 Comentarios

  • Responder
    Futura Mamá
    28 febrero, 2014 at 08:02

    Son trucos muy valiosos!!! Esto es algo sobre lo que siempre he pensado, pero también debo reconocer que hay muchas cosas en las que pensar primero 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 09:58

      Yo la verdad es que no tenía ni idea de cómo se realizaba el paso de la teta a la alimentación complementaria, así es que servirme me va a servir seguro.

  • Responder
    Irene
    28 febrero, 2014 at 08:06

    Holaaa, te sigo y leo cada uno de los temas de tú grupo de crianza que escribes y no veas cuanto aprendo con ello. Muchas gracias guapa!
    El martes le puse a mi culebrilla la vacuna de los 4 meses,pobre, y la enfermera me dijo que cuando cumpliera los 5 meses,que en el bibe (con leche que me extraigo) que le da el papi por las mañanas echara una cucharadita o dos de cereales,para ver que tal le sientan
    Se me olvidó preguntarla sí se echan en una cierta cantidad de leche o da igual,porque en esa toma la culebrilla sólo toma unos 90 ml y a lo mejor es poco.
    Besos guapa!

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 09:57

      A nosotros nos indicaron que echásemos una cucharadita de cereales en cualquier cantidad de biberón o de papilla de frutas. No nos dijeron que tuviésemos que poner una cantidad de líquido concreta ya que sólo es para probar, no para elaborar la papilla completa. Pero bueno, mejor que cada una consulte con sus pediatras y enfermeras y que sigamos las recomendaciones que nos den.

  • Responder
    pequeboom
    28 febrero, 2014 at 08:22

    A cada una nos cuentan una historia, con la mía vas a flipar! Nada de cereales, para ver si puede comer gluten le tengo que dar un currusco de pan! Jajjaja

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 09:54

      ¡Jajaja! Pues no te creas porque la matrona del grupo de crianza, que ya tiene 71 años, dice que ella a sus nietos, lo primero que les ha hecho cuando han empezado a comer es eso, dejarlos jugar y chuperretear un currusco de pan. Claro, las madres de los churumbeles siempre se han alarmado, pero ella les decía “¡Hala, ya sabes que no es alérgico al glúten!”. Yo lo veo de lo más práctico y habiendo sido mi suegro panadero ¡ya sé yo quién me va a espabilar a la bichilla en este sentido!

      • Responder
        pequeboom
        28 febrero, 2014 at 11:45

        Jejejeje yo lo voy a seguir a rajatabla!
        En breve lo posteo. Nos encantaría que pasaras a vernos alguna vez 😉
        Yo lo dejo caer a ver si cuela… jijiji

  • Responder
    nosoyunadramamama
    28 febrero, 2014 at 08:34

    Los cereales porqué no??? es la primera vez que lo oigo y tengo curiosidad!!!! De hecho, mis cuñados que son muy fans de ir a cursos de nutrición infantil y están, desde mi punto de vista, un poco obsesionados con la alimentación de sus hijas, le dan muchos cereales a la niña y además me han dicho que incluso hay estudios que vinculan los cereales con la inteligencia… Pero vamos, yo es que no hago estudios de nada, los niños tienen que comer variado y yo insisto mucho en el tema fruta…

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 09:52

      Los cereales no, los que vienen en polvo, los envasados de marcas porque contienen otros aditivos y están muy procesados (no son cereales naturales). De ahí que sea mejor elaborar directamente la papilla de arroz o trigo en casa, pero claro, esto es en la teoría, porque en la práctica es más fácil bregar con los cereales en polvo para bebés. Eso de los estudios que vinculan todas las cosas con la inteligencia… yo he leído que si nacen con epidural serán menos inteligentes, que los de pecho serán más inteligentes que los de biberón, y así una cantidad de burradas que al final lo que hacen es preocuparnos innecesariamente.

      • Responder
        nosoyunadramamama
        28 febrero, 2014 at 10:13

        A mí es que ni me hablaron de la opción que tú mencionas de hacer en casa… De todas formas, es que yo les doy de todo, y salvo lo de los cereales (porque ya te digo que es la primera vez que lo oigo) todo lo hago en casa salvo cuando vas de excursión o viaje…Lo de los estudios no me creo ni uno… separar alimentación de educación, de entorno… no es posible valorar la inteligencia de alguien basándose sólo en lo que come, cada niño o persona es un conjunto de muchas circunstancias…

        • Responder
          planeandoserpadres
          28 febrero, 2014 at 10:46

          Lo de hacerlo en casa nos lo han propuesto como medida de ahorro y en casos, que existen, de bebés que no quieren los cereales de paquete de ninguna forma. Cocinando en casa todo lo posible ya se sabe que estamos dando los alimentos más variados y con mejores propiedades, pero está claro que no les va a pasar nada por que se coman un potito en una excursión o un día en el parque. La inteligencia ¡pues ya veremos cómo nos salen los bichillos en el futuro! Yo comparto ese pensamiento de que hay tantos factores que influyen y no sabemos en qué medida cada uno, que simplificarlo de esta forma es una tontada.

  • Responder
    Esther
    28 febrero, 2014 at 09:18

    Arroz en vez de cereales?? Con lo bien que huelen y saben y lo rapido de preparar que son…me quedo con los cereales. En cada centro dicen cosas distintas porque a mi hasta los siete meses no me dejan darle nada de gluten. Lo de los potitos de fruta es una buena opción para cuando no estás en casa, no como rutina. No están malos, pero como el de la fruta natural ninguno! Los de verdura si que prové uno y estaba malo malo, por si salimos cuando le toca comer me lo llevo de casa en un termo y listos!
    Yo le voy dando algún trocito antes de comer porque a veces hace arcadas y si se lo doy luego es capaz de vomitar todo el puré jejeje…

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 09:49

      Lo del arroz nos lo dicen en plan ahorro y porque hay bebés a los que no les gustan los cereales en polvo (de todo tiene que haber en este mundo). Ya sé que huelen genial (cosa un tanto sospechosa porque los cereales que contienen en su origen no huelen así ni de lejos, lo que ya nos indica que las enfermeras tienen razón y que estos envasados iguales, iguales que los naturales no son). Lo de introducir el gluten antes es para saber si es alérgico o no cuanto antes, así ya descartas algo de entrada y puedes darle a probar más cosas. Los potitos de fruta, des luego para ir a la calle es casi la única opción y esos sí recuerdo yo que estaban bien buenos (es que cuando mis primos eran pequeños me comí muchos restillos de potitos y papillas y aún recuerdo cada cosa). Yo cuando esta esté en edad de comer ¡aquí no se vomita nada! Es muy bruta, a veces regurgita y se lo vuelve a tragar todo (que estamos en crisis). Su prima hacía lo mismo… ¡ay parecen niñas de la posguerra!

  • Responder
    La agenda de mamá
    28 febrero, 2014 at 10:30

    A nosotros nos dijeron que nunca digamos “no te gusta?” digamos “hoy no te apetece?” porque muchas veces les marcamos el camino sin darnos cuenta y ellos tienen gustosmuy variables, un día adoran algo y otro lo odian. No se si leiste mi entrada de baby led weaning, pero le puedes dar trozos enteros desde el principio (seis meses) si tu bebé está listo. Qué cada uno lleva su ritmo. Miss L también come purés si es lo que toca en casa ese día, pero yo estoy maravillada de cómo come, de la variedad y de la alegria y ganas con que lo hace y eso acompañado con muuuuuucha leche materna 😉
    Un besote y gracias por éstos resumenes 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 10:57

      La pediatra dice que en muchas ocasiones, antes de que los padres salgamos de la consulta ya saben si un niño va a comer bien o no, porque hay madres que cuando les dicen lo de darle naranjas ya empiezan a decir: “Es que a mí no me gusta y al bichillo tampoco le va a gustar porque es muy pequeño, porque la naranja es muy ácida…” Y en ese momento ya descubren que ese niño no comerá naranjas, no por sus propios gustos sino por la forma en que sus padres están abordando la alimentación. Lo que tú propones me parece genial, porque no es que no les guste sino que un día lo pillan de malas y al siguiente se lo comen la mar de contentos, por lo que no les vamos a dejar de dar un determinado alimento por un día tonto. Yo creo que también empezaré antes con el BLW porque ahora ya la siento a la mesa encima de mí mientras yo como (no por nada, sino porque si la suelto me lloriquea) y le arrimo trocitos de cosas por lo menos para que los vaya oliendo (no le dejos chuparlos que aún es muy pequeña y no está preparada más que para la teta).

  • Responder
    Eva
    28 febrero, 2014 at 10:47

    Nosotros hemos optado por pasar de purés y papillas, BLW y de momento va estupendamente!

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 10:59

      Eso es lo que yo quería hacer pero en el centro de salud nos dicen que mejor no hacerlo antes de los 8-9 meses y ahora dudo. Yo creo que al final iré mezclando técnicas.

      • Responder
        Eva
        28 febrero, 2014 at 12:10

        Solo es cuestión de informarse bien, yo me he leido varios libros de nutricionistas además de los típicos “mi niño no me come”, “me hace bola” y “el niño come solo” y la verdad es que es una forma mucho más lógica de alimentarse.

        El problema es ese miedo al atragantamiento, mucha gente no es consciente de que con papillas hay más riesgo de atragantamiento que si es el propio niño el que gestiona lo que se mente en la boca.

        Nosotros de momento estamos muy contentos, ahora eso si, no sirve para maniaticos de la limpieza!! 😀

        • Responder
          planeandoserpadres
          28 febrero, 2014 at 14:52

          Yo reconozco que todos estos libros los tengo aún por leer, porque como todavía estoy en fase de lactancia materna exclusiva y solucionando mis problemillas con este asunto no me he adentrado más allá, pero ya los tengo localizados. Yo también creo que si el niño no quiere tragar no lo hará, si le ofrecemos algo sólido pero con las papillas y los líquidos más peligroso será porque se lo podemos meter “a la fuerza”. Me nos mal que aquí obsesiones con la limpieza tenemos pocas porque ya nos dicen que esto del BLW es una guarrería total en este aspecto.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    28 febrero, 2014 at 10:47

    Valiosa la información!!!!
    Nosotros el gluten lo introdujimos con un trozo de pan que chupaba y mordisqueaba, el nunca quiso los cereales de polvo…te puedes creer que es ahora cuando se los doy??? ayyyy…
    Potitos, jamás, tampoco los ha querido nunca.
    En cuanto a las tomas de teta, yo siempre le daba antes de la comida o de la merienda, por eso es AC…y poco a poco de forma natural y espontanea pues todo se ajusta y ya deja de comer teta antes o la come después…
    Y lo del BLW uyyyyyyyyy a mi me daba pánico, así que en puré las principales comidas y le daba pan o galletas, luego las cenas ya en trocitos…hasta que ha dejado de querer los purés él solito también de forma natural y si agobios…

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 11:02

      ¿Veis como hay niños que no han querido los cereales en polvo? Que en algunos comentarios se me han sorprendido de esto, y claro yo simplemente transcribo lo que nos han enseñado en el grupo porque con mi bichilla aún no he llegado a esta etapa. Los potitos no me extraña que no los quieran, porque los de fruta tienen un pase pero los de verdura y otros alimentos ¡es que huelen fatal! A mí no se me ocurría llevarme eso a la boca ni por casualidad. Normal que tu peque los rehuyese también. Yo creo que también le daré primero la teta y luego le iré metiendo la comida (que seguro que no tendré que hacer mucho esfuerzo porque como siga así de zampona…). Yo no quiero forzarla con el BLW pero me parece tan práctico y cómodo que quizás sí que me arriesgue a asfixiarla (Dios no lo quiera) dándole trocitos desde el principio (y que no se entere su papá porque con lo miedoso que es…)

  • Responder
    Sandra_Uky
    28 febrero, 2014 at 11:29

    Yo quiero lanzarme con blw, he leído y sigo leyendo sobre el tema y creo que es lo más natural después de la teta. De momento mi mini moni tiene dos meses y tres semanitas, y estamos sólo con la lactancia, por lo que hasta los seis meses aún tengo tiempo para seguir aprendiendo más sobre el tema. Aunque claro eso no quita para que tenga mis dudas. Me encantaría saber más experiencias personales y saber como les va. Pero bueno todo llegará y veré que hacer en su momento. Supongo que lo que decida me saldrá de forma natural. 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 14:45

      La gente que lo prueba siempre está muy contenta con los progresos que hacen los bichillo, por lo que no puede ser tan complicado. A mí me da mucha pereza lo de que todo tenga que ser en forma de papilla, aunque claro, más rápido es peri entonces la niña tardará más en aprender a disfrutar y apreciar cada alimento por sí mismo. Yo creo que haré intentos de BLW desde el primer momento.

      • Responder
        Roser
        28 febrero, 2014 at 15:54

        Cuidadín, que si tu bicha es tan tragona como mi monstruo igual no tienes opción: yo quería probar el BLW y… no pude, el nene dijo que para experimentos la gaseosa y empezó a pillar de todo en casa: pan, mandarinas, galletas, plátanos… no ha habido manera de acercarle una cuchara: todo lo quiere en trozos!

        Yo de ti, por si acaso no haría stock de potitos, no sea que te pase como con el bote de leche! Que los niños de hoy vienen muy espabilaos y saben muy bien lo qu quieren!

        • Responder
          planeandoserpadres
          1 marzo, 2014 at 12:31

          Pues mira ya te salió de lo más avanzado por sí solo. ¡Ojalá la mía me salga así de lanzada y pueda pasar del tema de las papillas y los purés para hacerlo todo más fácil. No te preocupes que no tenemos comprado nada ¡ya salimos escarmentados con lo del bote de leche en polvo! Sí que nos han llegado algunos de muestra así que podremos experimentar gratuitamente con esos.

  • Responder
    Rural Baby Project
    28 febrero, 2014 at 12:04

    Alucino con el post! Me has descubierto un montón de cosas que no sabía. Por ejemplo, lo de los cereales. Yo pensaba que había que pasar por ahí sí o sí. Y, de hecho, su consumo está muy generalizado aquí en España. Es interesante lo de prepararle los cereales tú misma. Además no cuesta mucho, simplemente hervir y mezclarlo con algo.
    Tampoco sabía lo de que había que probar unas 20 veces, ni lo del chorrito del leche. Qué bien me van a venir tus post en unos meses!

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 14:49

      Yo lo aprendí todo de golpe aquel día porque llegué sin conocimiento ninguno (hecha una inconsciente, como viene siendo habitual en mí con esto de la maternidad). Lo de los cereales ha sorprendido a mucha gente pero a mí no me parece tan descabellado. Claro, que si después el pediatra que te toque te da otras recomendaciones, ya empezaremos con los conflictos de intereses, pero bueno, lo importante es que estés bien convencida de la técnica de alimentación complementaria que quieres aplicar.

  • Responder
    matronaonline
    28 febrero, 2014 at 13:27

    Yo desconfío tantísimo de los estudios en este tema… es imprescindible valorar quién lo realiza, porque en el 99% de las ocasiones, hay una marca comercial detrás. Y no son tontas, no van a sacar resultados que no les favorezcan.
    Lo que es muy importante es lo de variar las texturas. Les ayuda enormemente a aceptar nuevos alimentos en un futuro.

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 febrero, 2014 at 15:02

      Yo creo que por eso está tan extendido el tema de los cereales en polvo en España. Vamos, yo misma reconozco que hasta que no me abrieron los ojos en el grupo de crianza pensaba que esto era parte fundamental de la alimentación de la bichilla, lo más normal del mundo y que había que alimentarla así y no de otra forma. Pero claro, te pones a pensar en los miles de años desde que existe la humanidad y a ver en qué farmacia o supermercado compraban los neanderthales los cereales en polvo. O sea, que lo más normal y natural no puede ser. Será más lógico pasar de la teta a los alimentos que todos tenemos a mano, pero oye es que nos lo han vendido tan bien durante unos pocos de años que gente como yo tarda en darse cuenta de esto.

  • Responder
    semeantojaunafiesta
    28 febrero, 2014 at 16:01

    Yo llevo 3 meses con el BLW y estoy encantada. Lo tienes que empezar cuando veas que la bichilla tiene interés por la comida y ya se sienta erguida, no hace falta esperar a los 8-9 meses. Eso si, hay que hacerse a la idea que lo principal es la LM y acordarse de que la alimentación es COMPLEMENTARIA. Igual los solidos solo representan el 5-10% de lo que comen, y eso a algunos les preocupa. Yo te animo a que leas “El niño ya come solo”…es mi “biblia” ahora mismo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      1 marzo, 2014 at 12:35

      Sí, nos dijeron en el curso que lo fundamental para esto es que se queden sentaditos solos y bien estables. Del tema de que siempre nos parecerá que comen poco también non informaron, porque solemos caer en el error de dar primero la comida y no el pecho, o sistituirlo del todo y caro, así la lactancia se acaba en 2 días. El tema de las lecturas sobre este asunto lo llevo algo atrasado pero enseguida me pondré al día.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    28 febrero, 2014 at 16:56

    Llego de Mamá qué Sabe a vosotros y creo que he recogido un buen puñado de trucos para cuando nuestra peque empiece con la alimentación complementaria en poco más de dos meses 🙂

  • Responder
    Diana
    28 febrero, 2014 at 22:13

    Bueno, cada centro de salud da unos consejos distintos. Y creo que todos tienen razón y se equivocan a partes iguales. No se puede generalizar, unos niños prefieren unas cosas y otros otras. Porqué primero fruta o porqué verduras? Hacerlo con cabeza y según los gustos familiares lo veo lo más lógico. Si en mi casa nunca comemos puré, pues no lo hago para el bebé tampoco.
    Yo con 6 meses empecé la AC y todo sólidos, la misma comida que había para los demás en casa. Con cabeza, cuidando no meter distintos alimentos al mismo tiempo y ya. En la revisión de los 9 meses Sara ya comía de todo, huevos, legumbres, pescado… Ahora tienes que verla, como cualquier cosas, no hace ascos a nada, maneja los cubiertos con una soltura desde hace meses…..

    • Responder
      planeandoserpadres
      1 marzo, 2014 at 12:50

      ¡Ay pues yo lo quiero exactamente así! Claro, lo que tú comentas parece lo más lógico pero no se nos suele ocurrir por nosotros mismos (la publicidad de comida envasada para bebés nos ha hecho mucha mella). En esto tengo que empezar por ponerme de acuerdo con el papá de la bichilla para defendernos del entorno y avanzar en la misma dirección cuando la gente comience as poner el grito en el cielo por no darle papillas, purés o lo que se tercie. A ver si a esta le gusta lo de comer como “los mayores” desde el principio.

      • Responder
        Diana
        2 marzo, 2014 at 17:59

        No te imaginas la cantidad de comentarios que tuve que escuchar yo cuando la peque empezó a comer. Y cuando la veían con trozos grandes en la mano, que ella sola se llevaba a la boca y roía….todo el mundo vaticinaba un atragantamiento. Pero bueno, pasé de todo y mira ahora, come como una lima.

        • Responder
          planeandoserpadres
          3 marzo, 2014 at 17:46

          La gente tiene pánico a lo de los atragantamientos (y no es para menos , es cosa seria) pero supongo que la humanidad ha comido así desde el inicio de los tiempos y la mayoría salía adelante sin atragantarse ¡no puede ser una actividad de tan alto riesgo!

          • Diana
            12 marzo, 2014 at 22:46

            meter la papilla en la boca, a velocidades de algunas madres, y sobre todo, hacerlo a la fuerza si el bebé no quiere, tiene mucho más riesgo de atragantamiento que dejarles comer solos

          • planeandoserpadres
            13 marzo, 2014 at 19:07

            Eso sí nos lo aclararon en el grupo de crianza: que si la bichilla no quiere comer, nada de obligarla, ni meterle la cuchara a traición y cerrarle la boca a la fuerza (dicen que hay quienes incluso les tapan la boca y la nariz, vamos madres que prefieren que el niño se asfixie del todo antes de que dejen una cucharada en el plato), ni engañarlos mojándole el chupete en azúcar o miel entre cucharada y cucharada de comida. Esto deben ser trucos ancestrales, porque yo no me veo haciendo estas barbaridades, pero cuando nos avisan será porque hay más de un caso así.

  • Responder
    patricia
    1 marzo, 2014 at 15:21

    Como ya sabrás, nosotros hemos hecho blw y nos va fenomenal. En ese caso hay que esperar a los seis meses y cumplir una serie de criterios, y se les da directamente trozos que ellos puedan manejar. Teta o bibe a demanda mientras tanto es lo más importante.

    • Responder
      planeandoserpadres
      2 marzo, 2014 at 11:20

      Cada vez estoy más animada a dárselo todo en trocitos desde el principio. A ver si le coge el gusto a la comida y resulta fácil la introducción de alimentos.

  • Responder
    mamapuede
    2 marzo, 2014 at 16:14

    Esto de la alimentación complementaria, veo que es como todo, cada pediatra te dirá una cosa, asique al final, harás lo que mejor te parezca y te funcione.
    Puedes pensar en darle trocitos desde el principio y que la bichilla los rechace, te tendrás que ir adaptando a su ritmo, cómo en todo.

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 marzo, 2014 at 17:44

      Aquí mi madre pronostica que será una zampona y que se lo comerá todo desde el principio, pero claro, si lo del BLW no funciona habrá que pasar por el tema de las papillas y los purés ¡no la voy a matar de hambre! Aunque bueno, se supone que con la teta debería superarlo todo. De momento no me he encontrado con la opinión de nadie que haya puesto en funcionamiento lo del BLW y lo haya tenido que abandonar, pero bueno, todo puede pasar.

  • Responder
    portakanguritos
    3 marzo, 2014 at 08:41

    Nosotros empezamos a trocitos…hasta que se medio atragantó con una zanahoria y ya nos entró el miedo… pero sí que le damos frutas escachaditas para que vaya probando un poco las texturas y no juntas como en el potito. Y en lugar de las papillas de sobre le damos arroz escachado con aceite como te han dicho, o también le añadimos arroz al pure de patata y se lo come que da gusto!!! El pescao y huevo lo dejaremos para más adelante 10-12 meses. Aunque hay días que solo toma teta…y tan contenta. Hasta los 10-12 meses se podrían alimentar sólo de teta. saludos!

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 marzo, 2014 at 17:51

      ¡Vaya! La primera persona que me confiesa un atragantamiento con el BLW ¡alguno debía haber! En principio debemos estar tranquilas aunque coman poca cantidad porque con la lactancia tendrán suficiente alimento pero claro, supongo que cuando nos iniciamos en esto de la alimentación complementaria todas esperamos que los peques coman como limas, si no lo hacen nos frustramos y preocupamos sin motivo.

      • Responder
        portakanguritos
        3 marzo, 2014 at 19:24

        Lo que tu dices, lo mejor no agobiarse porque al final acabarán comiendo de todo y solos como nosotros. Ahora con casi 8meses se esta terminando los pures…que tragoncita!

  • Responder
    newlymami
    3 marzo, 2014 at 19:52

    Que bueno que dijiste que tienen que probar los alimentos al menos 20 veces, cuando no los quieren se les pone carteles de “malos comedores” sin ser así, es necesario que experimenten con la comida para que les guste, que se sientan independientes. Nosotros empezamos con BLW a los 8 meses aproximadamente y ahora al año y medio se ha vuelto más selectivo pero porque ya sabe que elegir. Gracias por compartir 🙂
    Feliz día!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      3 marzo, 2014 at 21:05

      Eso de las 20 veces es una cifra orientativa, pero sobre todo lo que nos querían dar a entender es que no podemos salir de la consulta del pediatra predispuestas a que hay alimentos que no les van a gustar porque a nosotras no nos gustan, o porque creemos que su sabor no será de su agrado porque son muy pequeños. Claro, según van probando ya irán descubriendo lo que prefieren y lo que no, pero la idea es no predisponerlos en contra de ningún alimentos ya desde el inicio.

  • Responder
    Marta
    6 marzo, 2014 at 18:58

    Lo cierto es que hay mucha desinformación al respecto de la leche materna, además de los dos grandes grupos que existen. Imagino que cuando tienes toda la información, decides hacer lo que mejor sea para tu hijo, o lo que puedas. Mi hija mayor estuvo con LM exclusiva hasta los 5 meses, porque llevarla a la guardería era darle además potajes. Y de hecho, hasta el segundo año de guardería, yo llevaba la leche materna y los cereales, y el potaje de verduras después.
    Con la petite, estuvo con LM hasta pasados los 2 años. Pero ha comido, y come como una lima todo lo que le pongas.
    Con la petite, al tener la información, y saber que la LM es bueno, sino recomendable, no hice nada por quitarle ese aperitivo, e hice oídos sordos a los que decían que estaba loca.
    Pero como todo, hay quien no puede, o no tiene los medios, o mil circunstancias, igual de válidas. Pero repito, es necesario estar informada, bien informada.
    Besos especiales

    • Responder
      planeandoserpadres
      6 marzo, 2014 at 20:06

      Por mí yo alargaría la lactancia hasta los 2 años como recomiendan (eso ahora que no me duelen las tomas, porque me lo llegan a preguntar la primera semana y no me hubiera visto capaz de dar el pecho ni un mes). Si esta sale a mi sobrina, que se destetó sola cuando conoció la comida sólida, entonces poco podré hacer, porque no será cuestión de ir obligándola con la teta y la leche se acabará yendo. Pero si ella le tiene afición, yo creo que al menos la primera toma de la mañana y la de la noche sí podríamos mantenerla sin dificultades, más lo que me vaya extrayendo y el resto del día que coma comida normal. Esa es la idea inicial ¡a ver si consigo dar con la tecla que me permita cumplir con lo que estoy planeando!

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!