Concursos

De naranjas, aires y otras formas de evitar la gripe

evitar la gripe

Hábitos naturales y saludables

Hoy la cuestión es que en pocas palabras (en muchas menos de las que yo suelo utilizar para explicar cualquier cosa en el blog) os voy a hacer un par de recomendaciones de vida sana para ponerlas en práctica durante el invierno bajo el lema «Cierra la puerta a la gripe y ¡suma salud!«.  Lo primero que debo comentar es que aquí hace años que no entra ni un bichillo en casa (de virus, bacterias y esas cosas, porque a la bichilla sí la dejamos entrar tras su nacimiento.Sólo faltaría haberla aguantado durante casi 42 semanas de embarazo para después haberla dejado en el rellano del edificio) y yo creo que la clave radica en dos puntos fundamentales.

1. La huerta valenciana. Tal cual. Las naranjas de Valencia son el único método que se utiliza en esta casa para no coger ni resfriados, ni gripes, ni padecer estreñimiento (en este último caso complementadas con los kiwis). ¡Oiga, para todo valen las naranjas! Y yo no soy muy de frutas, pero cada vez tengo más claro que mi afición a los zumitos naturales está detrás de que los inviernos pasen sin hacer mella en nuestra salud.

2. El “venteo” andaluz. Sí señor. Que ya dicen los expertos que conviene ventilar cada habitación de la casa al menos durante 10 minutos al día. No hace falta hacerlo a primera hora de la mañana si hace un frío que pela en la calle, podemos esperar tranquilamente a mediodía o a la hora que queramos, pero ventilar hay que ventilar. Que se renueve el aire, del cuarto, de la cocina (como diría José Mercé en su famosa canción “Aire”). Y como buena andaluza a mí los 10 minutos se me quedan cortísimos. Vamos, que en verano no cierro las ventanas en todo el día, pero es que en invierno también se me van las horas con las ventanas abiertas y aumentando el gasto de la calefacción.

¿Que me ha quedado poco científico el texto? Probablemente, pero seguro que hay médicos y expertos en sus casas que pasan enfermedades malísimas en invierno, mientras que aquí estamos a salvo de todo lo malo con dos pasitos bien sencillos. Y porque ya no me permiten alargar más, porque si no podría seguir de cháchara recordando los elogios al tomillo que me suele hacer mi madre o las recomendaciones del papá de la bichilla para evitar a todo ser humano infeccioso durante esta época del año. Y ya sólo me queda desearos ¡salud para todos! Que la primavera está a la vuelta de la esquina y lo peor del crudo invierno pronto habrá pasado.

P.D. Con este post participo en el concurso de Boiron para ser Embajadora de vida sana. ¿Me das tu voto clicando en el primer banner de la columna de la derecha?

Esto te puede interesar

38 Comentarios

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    7 marzo, 2014 at 07:24

    Lo de comer cítricos yo también lo hago y va de cine .. Lo de ventilar no lo sabía, aquí en invierno hace tanto frío que es complicado, hay que hacerlo como dices a mediodía.. y con el abrigo puesto!
    Pero cuando los niños empiezan a ir al colegio, los virus entran en casa quieras o no.. 🙁

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 11:57

      Claro, a lo mejor en sitios tan fríos ¡los bichillos se mueren antes de entrar en las casas! Ay, no sé niña, a lo mejor eso de helarse al abrir la ventana sí es una razón de peso para no ventilar. Pero las que residan en climas más templados ¡que ventilen, que ventilen!

  • Responder
    Gestando una idea
    7 marzo, 2014 at 08:10

    Ah, pero lo de ventilar las casas ¿¿¿¿no se hace en todas partes???? Eso es de ley, vamos. La de mañanas que me he levantado yo en casa de mis padres con una ventolera… jajajaja. Porque mi madre ventila la casa a primera hora, antes de hacer las tareas de la casa y para que se aireen las sábanas antes de hacer la cama. Ahora, lo hago yo en mi propia casa y es verdad, se nota cuando entras en una casa y huele a concentrado…. Ahora que lo pienso, sí conozco casas donde no deben ventilar, pero ni una mijita!!! Porque madre mía, la bofetada que te da al entrar… Jajajajajajaja.
    Total, que sí, hay que ventilar. Yo en casa, cuando estoy desayunando por las mañanas, dejo abierto, para que se aireen las sábanas y la habitación y no huela a «dormido». Que como luego me voy y no vuelvo en todo el día, me gusta airear antes de irme y así dejo la cama hecha, sin ese olor a «dormido» xD. Los fines de semana, como sí estoy más en casa, aireo más tiempo. Y en verano, lo que tú dices: a veces ni cierro las ventanas. Bueno sí, cuando viene la calima…

    Lo de los zumos, otra verdad como un templo!!!!! O en naranja tal cual, pero sí tiene mucha vitamina. Yo no soy muy de naranjas, pero en cuantito me noto el picorcito típico de garganta… Me pongo a hacer zumos y al final nunca me resfrío. Y de gripe, ni hablamos. ¡Espero que así siga! (aunque este año, sí he pillado un resfriado bueno…. El primero en mucho tiempo)

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 11:54

      No, no hay costumbre de ventilar en todas partes, o por lo menos eso voy descubriendo porque hay casas (y no situadas en el Polo Norte precisamente) donde el ambiente está siempre enrarecido. Que parece que el último que ventiló fue el albañil que cerró la puerta de la obra antes de entregar la casa. Yo reconozco que en mi familia nos pasamos con los aires y las corrientes, y que quizás ventilamos demasiado, pero es que me resulta muy desagradable estar en ambientes tan cargados ¡si hasta parece que el aire contenga menos oxígeno en estos sitios! Y claro, ya empiezo a pensar en los bichillos que proliferarán en ese aire viciado, recalentado… ¡menos mal que el cuerpo no me permite dejar de respirar porque sino me caería allí redonda por tal de no inspirar ese aire!
      Yo soy muy perezosa para arreglarme la fruta, y por eso en zumos me la tomo mejor, pero cuanto menos elaborada la ingiramos mejor.

  • Responder
    mamadediaydenoche
    7 marzo, 2014 at 09:02

    Pues sí, llevas razón! Ventilar es fundamental! Nosotros aprovechamos el paseo con las perras para dejar todo abierto. Así cuándo volvemos no notamos tanto el cambio de temperatura. Y los zumos naturales ayudan a tener las defensas al día. Nosotros también usamos la MIEL para poner en orden a nuestras defensas…mi abuela lo dice y tiene ya muchos años, así que hay que hacerle caso a nuestros mayores!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 11:49

      Con la miel hemos topado. Yo le cogí un odio terrible porque mi padre me obligaba a tomarla, mezclada con limón, cuando me resfriaba de pequeña, para evitar que tosiese tanto de noche. Y claro, el trauma de esas cucharadas no lo he superado y no me gusta ni chispita, pero al papá de la bichilla le encanta para relajarse la garganta y ahuyentar infecciones.

      • Responder
        Roser
        8 marzo, 2014 at 10:21

        Cuidadín con la miel y los peques, que lleva botulina y el estómago de los peques no la descativa, y se les puede poner fatal. Dicen que ans del año nada de miel!

        • Responder
          planeandoserpadres
          9 marzo, 2014 at 20:07

          Por esa parte no tendremos problemas porque no veo yo la necesidad de darel miel a la bichilla, aunque avisa´re al papá por si acaso se le ocurriese acercársela.

  • Responder
    sradiaz
    7 marzo, 2014 at 09:26

    Buenos consejos. Son los mismos que da siempre mi madre.

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 11:48

      Vamos, de mi madre los he copiado yo también, que como ella ya nació sabiendo…

  • Responder
    Rural Baby Project
    7 marzo, 2014 at 09:32

    Pues yo con lo de ventilar estoy traumatizada! Mi madre es una obsesa de la ventilación. Tanto que una vez vino a visitarme, dejó «ventilando» porque los 10 minutos se le quedan cortos, llovió y se me mojó hasta el colchón. Total, que hubo que dormir en el sofá… Yo ventilo lo justo, los 5-10 minutos de rigor en ivierno y ya en esta época ya estoy con el balcón abierto toda la tarde. La desventaja es que entra mucho más polvo (al menos aquí en el pueblo).
    De los zumos, para mi es una necesidad, si no no puedo sobrevivir, tanto en invierno como en verano. No me gusta mucho la fruta y es la manera de tomarla concentrada y que mi barriga se sienta bien.
    Me lo hago todas las mañanas, normalmente en licuadora. Nunca falta una naranja y después fruta de temporada. Ahora mismo son de naranja, kiwi y fresa: buenísimos! También te doy la razón, llevo años sin resfriados, aunque el año pasado me pilló una gripe que ni zumito ni nada!
    Besos!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 11:45

      ¡Jajaja! Es que quien ventila tanto tiene muchas aventuras que contar. A mi madre (la ventiladora número 1 de mi entorno) le ha llegado el agua de la lluvia hasta la mitad del salón, se nos cayó la gatita desde la ventana de un quinto piso por tanto ventilar… A mí se me mojó una vez el brazo del sofá, pero como los muebles que tenemos son baratos y sintéticos ni siquiera se chupó el agua, sólo le resbaló un poco y la tragedia no llegó a mayores. Yo para la fruta soy muy perezosa, pero en zumos o batidos me gusta mucho (y también puesta encima de pasteles y tartas pero no es plan de tomarla así todos los días). Ahora que me lo recuerdas, tengo que sacar un robot que me regalaron para esto de hacer los zumos con piezas de frutas entera a ver si voy retomando buenas costumbres de cara a la primavera.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    7 marzo, 2014 at 10:07

    To do eso ayuda pero… verá cuando la peque empiece cole o guadería,jeje… Que yo tampoco cogía una gripe desde que estaba en la universidad y este año no me libré,jaja… pero sí, lo de ventilar y el zumo ayudan!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 11:41

      Si ya me lo advierte mi madre, que los virus de los niños son muy dañinos y cuando nos los pegan a nosotros queremos morirnos por la intensidad que tienen. Si la llevo a la guardería ¡a ver si me dejan pasar por allí a ventilar de vez en cuando!

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    7 marzo, 2014 at 10:37

    Yo soy de tu club del Ventileo, hasta que llega el contrario y cierra las ventanas como si fueran a atacarnos!! La verdad que una casa bien ventilada no sólo nos protege de viruses, sino que además, da alegría y frescura al hogar, y te lo digo yo que de frescura aquí en el norte sabemos un rato!!!. Buen fin de semana

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 11:39

      ¡Jajaja! El papá de la bichilla también iba cerrándome siempre las ventanas, pero desde que nació la niña parece que se ha concienciado con el tema de la ventilación y ahora es él el que nota el ambiente enrarecido cuando vamos a casas que no se ventilan con frecuencia.

  • Responder
    mamapuede
    7 marzo, 2014 at 11:27

    Creo que has exagerado un poco con lo de esperar 52 semanas de embarazo a que naciese la bichilla pero bueno… lo admitiremos 😉
    Para mi lo de ventilar es básico, además esque me encanta!!! en días cómo hoy que hace buena temperatura fuera, abro las ventanas todo el día.

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 11:37

      ¡Jajaja! Quería decir 42 semanas, Menos mal que me has avisado y ya lo he corregido. Que el embarazo fue largo pero no tanto. Será la rama andaluza de la exageración que me ha traicionado.

  • Responder
    Cierra la puerta a la gripe | De naranjas, aires y otras formas de evitar la gripe
    7 marzo, 2014 at 12:36

    […] Fuente: http://planeandoserpadres.com/2014/03/07/de-naranjas-aires-y-otras-formas-de-evitar-la-gripe/ […]

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 13:04

      Por cierto, que el post de hoy me sirve para participar en este concurso organizado por los Laboratorios Boiron así es que si tenéis un ratito, me pincháis aquí y me dais un votito favorable. ¡Yujuuuu!

  • Responder
    LUCHA POR SER MAMA
    7 marzo, 2014 at 12:47

    SOIS UNOS ANGELITOS,ACAVO DE VER EL CORREO Y QUE PALABRAS MAS BONITAS,TIENE QUE SER INCREIBLE CONSEGUIR TU SUEÑO ESQUE ES ALGO INCREIBLE!!!!MUCHAS VECES SUEÑO CON EYO Y CUANDO ME LEVANTABA ME SENTIA FATAL PORQUE VEIA EL SUEÑO PRACTICAMENTE IMPOSIBLE,PERO AHORA, GRACIAS A PERSONAS TAN SOLIDARIAS COMO VOSOTROS VEO QUE PUEDO TOCAR MI SUEÑO CON LA PUNTA DE LOS DEDOS, ESTOY CERQUITRA DE PODER CUMPLIRLO!!!GRACIAS DE VERDAD.SUPER ABRAZOS,AH!! Y ME QUEDO POR AQUI CON VUESTRO PERMISO.MUAKKKKKKKKKKKKKKK

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 23:28

      Gracias por seguirnos y espero de verdad que consigas tu sueño y puedas disfrutar bien pronto de tu primera maternidad. No me puedo ni imaginar lo que este largo camino habrá supuesto para vosotros ¡si nosotros sólo hicimos 5 meses de intentos y de vez en cuando yo ya me daba por vencida y pensaba que algo malo nos estaría pasando! Es importante que mantengáis el ánimo alto y que no desesperéis porque aún sois jóvenes y seguro que tendréis vuestra oportunidad.

  • Responder
    Una mama muy feliz
    7 marzo, 2014 at 15:03

    He aquí otra andaluza que ventila…yo creo que demasiado, porque como tu dices se me pasan las horas con las ventanas abiertas.

    De naranjas somos también mucho en ensalada, sobre todo con la comida caliente…

    Nosotros también hace tiempo que no nos vemos afectados por estos virus…porque lo que es por otros…ejemmmmm vaya tela!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 23:31

      ¡Aire, aire! Que es muy sano ventilar (aunque tampoco os conviene pasarnos, sobre todo en invierno). Claro que todos los virus no podemos evitarlos con remedios tan simples, pero al menos estos trastornos tan comunes sí podemos mantenerlos alejados con remedios sencillos.

  • Responder
    El rincón de Mixka
    7 marzo, 2014 at 22:05

    No he podido sentirme aludida por el kiwi… Jajajajajajaja 😛

    Yo suelo tomar un zumo a diario para desayunar, pero de bote. Llevo unos días haciéndolo con naranjas frescas y la verdad… No hay color.

    Yo desde que dejé de fumar, en julio hará ya dos años, sólo he cogido dos catarros. Antes me cogía tres o cuatro, ¡por invierno!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2014 at 23:35

      ¡Ay tú y tu kiwi! A mí me encanta el zumo de naranja natural y sin embargo el envasado, por muy de marca y muy caro que sea no se le parece en nada. Lo de dejar de fumar sí que es el mejor remedio de salud que has podido aplicarte. ¡Verás qué ágilmente corretearás en nada detrás de tu nuevo bichillo!

  • Responder
    entrerosasyazules
    9 marzo, 2014 at 10:21

    Ya no queda nada para la primavera!!! Aunque en mi casa es bien temida!!! Mi peque el mayor tiene alergia y se pone malísimo….vamos a ver que tal la pasamos este año!!
    Lo de ventilar es algo imprescindible en las casas y me pasa como a ti, que abro las ventanas un buen rato!! 😉

    • Responder
      planeandoserpadres
      9 marzo, 2014 at 20:11

      Uy lo de las alergias sí que es un drama. En mi familia por suerte no tenemos alergias a nada, pero es cierto que para vosotros ¡casi mejor que el invierno se alargase un poquito más!

  • Responder
    Pru
    9 marzo, 2014 at 11:01

    En mi casa también ventilamos que da gusto!! Jaja, aunque yo como mi madre, siempre lo hago a primera hora d e la mañana aunque haga un frío que pela… ya ves tú, no se me ourrió lo de hacerlo al medio día… qué cosas… Un beso!

    • Responder
      planeandoserpadres
      9 marzo, 2014 at 20:13

      Pues ya sabes, para que no se te dispare el gasto en calefacción, mejor esperar a que suba la temperatura de la calle para airear la casa. Aún así ¡yo abro la ventana lo más temprano que puedo!

  • Responder
    Sandra_Uky
    10 marzo, 2014 at 10:33

    Pues en casa suele ser el padre de mini moni quién se pone malo y desde hace un par de añitos lo tenemos más o menos controlado. Pero esta vez, he sido yo la que esta malita. Y eso que mi desayuno siempre se compone de un vaso de zumo natural de naranja.
    Y aunque este un poquito malita, coincido contigo al 100%
    Y suerte!

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 marzo, 2014 at 15:41

      En mi casa mi padre era el que pillaba los peores resfriados y gripes cada año ¡y eso que era el único que se vacunaba! Supongo que algún virus resistente habrá contra el que no puedan las naranjas ¡mejórate!

  • Responder
    monstruuosa
    10 marzo, 2014 at 18:31

    Si al final lo mejor es no acercarse a nadie que la tenga. Eso sí, yo te digo que la pasé con 39 de fiebre, y Monstruita también, solo que ella estaba fresca como una rosa, sin fiebre. ¿Será la teta?

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 marzo, 2014 at 23:24

      ¡Jajaja! Pues vamos a tener que autosuministrarnos teta a nosotras mismas para tener ese aguante frente a los virus.

  • Responder
    Marta
    18 marzo, 2014 at 13:13

    ¿Llego a tiempo para votarte? Voy a intentarlo. Ah, y no te olvides que además, hay que estar tapadito! 😉

    • Responder
      Marta
      18 marzo, 2014 at 13:14

      Votada!

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 19:24

      Gracias por tu voto. Tengo pocas esperanzas de clasificarme pero aún así te agradezco el gesto y el consejo.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.