Crianza

Grupo de crianza 8: osteopatía

Osteopatía craneo-sacral

Osteopatía craneo-sacral

Las enfermeras que dirigen el grupo de crianza son a veces un poco esotéricas, un poco brujas, y que de vez en cuando nos hacen recomendaciones nada científicas (ellas mismas reconocen que es así) y más cercanas a las creencias de la sabiduría popular que de su profesión. Sin embargo, durante sus años de carrera han tratado con niños que presentaban malestares o inquietudes que los pediatras no podían solucionar. Algunos padres, generalmente desesperados por el llanto aparentemente sin motivo de sus churumbeles, habían recurrido a tratamientos de osteopatía ¡y milagrosamente sus bichillos habían vivido felices y relajados tras unas pocas sesiones! En el grupo hay un par de niños que han recurrido a estos tratamientos: una niña tiene el cráneo bastante aplanado por la parte posterior porque sólo duerme boca arriba, sin girar nada la cabeza, y esto le provoca contracturas en los hombros y la espalda, lo que repercute negativamente en su descanso, se despierta con frecuencia, su madre ha abandonado la lactancia porque la postura en la que le daba el pecho no le resultaba cómoda a la niña, etc. Otro niño tiene un trauma y en cuanto lo suben al coche no para de llorar hasta que lo bajan. En 3 sesiones ambos se recuperaron de estas dolencias.

1. ¿Cómo funciona la osteopatía? Durante una de las reuniones del grupo de crianza las enfermeras invitaron a una osteópata del pueblo que trabaja principalmente con niños y familia. Ella nos explicó los orígenes de estos tratamientos, y cómo en Francia, en los países nórdicos y otros lugares de Europa, la osteopatía se considera parte de la medicina y los osteópatas deben ser médicos titulados que además tienes esta formación complementaria. De hecho, en algunos de estos países cuando nace un niño es sometido a una revisión de este tipo antes de ser dado de alta en el hospital. Ella suele trabajar los tejidos blandos desde la cabeza hasta el final de la columna vertebral, hasta el hueso sacro, ya que estos tratamientos se basan en la suposición de que las membranas presentes en el cuerpo acumulan energía y tensiones que pueden repercutir negativamente en el funcionamiento de los órganos, articulaciones, músculos, etc. Todo esto suena un poco a creencias mitológicas de la antigüedad, pero si funciona, funciona. En resumen se basa en la corrección postural y la realización de técnicas parecidas a las de los masajes terapéuticos, que pueden ayudar a superar una dolencia que pasaría desapercibida en la consulta de un pediatra tradicional.

2. Sesiones y precios. En España, estos tratamientos no están subvencionados por la Seguridad Social, y las tarifas de esta osteópata oscilaban entre los 50-60 euros por sesión. Quizás en pueblos más pequeños o en ciudades más grandes y con mayor oferta de estos profesionales las tarifas puedan variar. Generalmente, en unas 3 sesiones se suelen solucionar los problemas de los churumbeles. También puede resultar curioso que el osteópata no trate directamente al bebé, sino a los padres, o al menos a uno de ellos, o a la abuela, si es esta la encargada de cuidarlo, porque pudiera ser que fuese en una de estas personas donde reside el problema del niño. Esto de tratar al entorno ya me parece más raro y menos fiable, pero bueno, todo es probar.

3. Efectividad y credibilidad. La gente muy de ciencias, como el papá de la bichilla, suele considerar a los osteópatas poco menos que brujos o adivinos, engaña bobos sin ningún conocimiento. Pero cuando nos dicen las enfermeras que conocen casos de algunos de estos progenitores escépticos, que llevan sufriendo el llanto de su bebé durante meses, que acuden por desesperación a un osteópata y ven que el asunto se soluciona en unas pocas sesiones… Quizás sigan sin creer en los beneficios de esta terapia pero al menos ya los han experimentado en primera persona y supongo que algo más crédulos se vuelven. La enfermera de más edad dice que a ella a veces le recuerda a eso de los curanderos que supuestamente sanan con la simple imposición de sus manos, pero lo cierto es que ella ha presenciado muchos casos de niños para los que la osteopatía ha sido la solución a sus llantos.

Nosotros no hemos acudido nunca a consultas de este tipo, porque la bichilla tiene 3 llantos bien claritos que son el de la teta, el de dormir y el del pipí y fuera de estos no llora por nada, con lo cual supondremos que no tiene traumas que superar ni membranas que trastear. Como los tratamientos homeopáticos que nos recomendaron para favorecer el reblandecimiento del cuello del útero y facilitar la dilatación en las clases de preparación al parto, esta vez nos han dado a conocer este otro tipo de terapia alternativa, que se sale de los márgenes de la medicina tradicional, pero que puede ser la solución a nuestros problemas. Supongo que al tener un precio considerable por consulta, todos los que acuden a ella ya lo hacen como última medida desesperada, aunque quizás si hiciésemos alguna revisión de forma preventiva nos ahorraríamos muchas noches sin dormir.

¿Y vosotros? ¿Conocíais la osteopatía? ¿La utilizarías como tratamiento para vosotros mismos o vuestros bichillos? Y si alguien la ha probado ¿os ha funcionado de verdad?

Esto te puede interesar

31 Comentarios

  • Responder
    mamadediaydenoche
    14 marzo, 2014 at 08:20

    Yo tengo una amiga que iba a uno y estaba muy contenta porque había dejado atrás el tema de las contracturas en la espalda y cuello y las migrañas…

    Respecto a lo de tratar el entorno, he leído que en muchas ocasiones el bebe no sabe que es un ser diferente de su madre (tanto tiempo en la barriga une mucho) y se dice que si la madre no está bien tras el parto, agobiada por visitas, llamadas, falta de sueño, esos “cólicos” son el llanto que la madre no puede tener. Por eso solo se calman en brazos de la madres, porque el niño la esta consolando…

    Luego, más adelante no tiene porqué ser la madre, puede ser el padre, la abuela o el cuidador habitual. Un buen estado de salud psicológico también es fundamental para nuestros peques porque les ayuda a crecer en un entorno sano.

    Eso leí! Yo no lo he necesitado con mi peque pero mi prima si llevo al suyo por el tema de los gases y también estaba contenta… Besos y feliz fin de semana!

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 marzo, 2014 at 09:45

      Sí, sí es que hay mucha gente a la que el asunto le ha funcionado, así que no está de más conocer esta alternativa de pago para momentos de máxima desesperación. Lo de tratar al entorno ¡ya me lo hace la enfermera de la bichilla! Cuando nada más nacer se pasó hasta 4 días sin hacer caca, lo primero que quiso saber es cómo iba yo al baño (ahí, sin intimidad ninguna), porque dice que muchas veces el estreñimiento de la madre afecta al bebé y de ahí que sea conveniente mejorar nuestra alimentación para que ellos también alivien su tránsito. Si das el pecho estando nerviosa los bebés también se alteran, si lloran mucho tiempo y tú te desesperas, serás incapaz de calmarlo… y así hay un montón de cosas del entorno que acaban afectándoles de verdad. Yo creo que como en esta casa tenemos esta pachorra, por eso la bichilla apenas llora y la etapa de los cólicos nos la hemos saltado de principio a fin.

  • Responder
    mamapuede
    14 marzo, 2014 at 08:57

    Yo reconozco que soy un poco como el papá de la bichilla… un poco exceptica con todo esto, peerooo es cierto que hay gente que habla muy bien, que le ha funcionado asique algo habrá.

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 marzo, 2014 at 09:36

      ¡Jajaja! El papá de la bichilla es un agujero negro de escepticismo para tantísimas cosas… Yo pienso como tú que si la gente paga este dinero por consultas nada baratas será porque notan mejoría porque si no… para tirar el dinero y seguir con el dolor no creo yo que vayan.

  • Responder
    sradiaz
    14 marzo, 2014 at 09:01

    No lo he probado pero creo que una buena postura puede ayudar mucho con ciertas dolencias.

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 marzo, 2014 at 09:35

      Eso defienden los osteópatas. Yo creo que cuando ya estás desesperado con un dolor que la medicina tradicional no cura, te aventuras a probar lo que sea, y mal no creo que pueda hacer.

  • Responder
    matronaonline
    14 marzo, 2014 at 10:52

    A mi me lo han recomendado varias veces por un problema de lumbares y no me he animado. Pero no porque no me fíe de la osteopatía, sino oprque no me han dado referencias de ninguno en concreto y yo para eso, como para los fisios, necesito que alguien que lo haya probado me de referencias, si no, no me fío.
    Creo que mal, no hace. Y es una buena opción cuando se ha probado ya de todo o cuando no se desea optar por otras alternativas.

    • Responder
      Constance & Mireille
      14 marzo, 2014 at 11:30

      La verdad es que he oído hablar bien de la osteopatía aunque nunca me he animado. Ahora estoy probando con pilates (me lo recomendo el traumatólogo) pero si lo veo como una alternativa a tener en cuenta.

      • Responder
        planeandoserpadres
        15 marzo, 2014 at 12:54

        Yo probé una sesión de pilates antes del embarazo y me pareció durísimo y muy cansado. Que parece que no haces nada pero acabas muerta.

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 marzo, 2014 at 12:53

      En este pueblo resulta que la experta que vino a darnos la charla es la más reconocida y a la que han recurrido varias madres del grupo de crianza. Nosotros aún no tenemos motivos (afortunadamente) para ir a consulta, pero nunca está de más conocer otras alternativas por si lo tradicional no nos funciona.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    14 marzo, 2014 at 17:05

    Conocía la osteopatía pero no su aplicación en bebés. No obstante, tengo que decir que yo soy más bien del clan del papá de la bichilla… 😛

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 marzo, 2014 at 12:56

      Me parece que es una opción “muy de hombres”. El papá de la bichilla ve curanderos y matasanos por todas partes y no se fía de nadie.

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    14 marzo, 2014 at 18:01

    No la conocía y era algo escéptica hasta hace poco, cuando el Miniser nació con un pie abducto (algo torcidillo hacia adentro) que en la S.Social dijeron que se corregiría con unos zapatitos ortopédicos a llevar desde los 4 meses a los 16, entonces me recomendaron un osteópata que con masajes y ejercicios que me indicó en una sola sesión y nosotros repetíamos en casa cada día. Los zapatos se los quitaron al cumplir los 9 meses ¿casualidad? Desde entonces creo bastante en este tipo de terapias. Felicidades por el post, ha estado genial!

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 marzo, 2014 at 12:59

      Este es el tipo de experiencias que suele relatar quien ha probado a tratarse con osteopatía. Al final nunca se sabe si el problema ha desaparecido por arte de magia, por casualidad o porque de verdad el tratamiento ha surtido efecto. Cuando alguien lo utiliza y la cosa funciona pues ya no le queda más remedio que creer.

  • Responder
    Una mama muy feliz
    14 marzo, 2014 at 18:16

    Yo no soy mucho de estos tratamientos alternativos…pero oye no hay nada que perder… no se!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 marzo, 2014 at 13:00

      Aquí en casa es que como no tenemos problemas de salud de momento, poco podemos probar, pero al manos me gusta conocer que esto existe para tenerlo en cuenta en caso de desesperación.

  • Responder
    mamas_besos
    14 marzo, 2014 at 20:07

    Sé de la osteopatía, pero la verdad, hasta el momento no lo he probado. Como en todo hay gente que le resulta y gente que no.

    Muy buena la información. Que tengas feliz fin de semana 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 marzo, 2014 at 13:01

      Pues desde luego pagar y no conseguir nada debe ser de lo peor. Si alguna vez lo pruebo yo misma ya veré si acaba de convencerme el invento.

  • Responder
    yademasmama
    14 marzo, 2014 at 20:33

    Yo no lo he probado, pero si tuviera necesidad iría sin dudarlo. La homeopatía está muy extendida y a mucha gente le funciona, así que si soluciona problemas, bienvenido sea.

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 marzo, 2014 at 13:02

      En España creo que se conoce poco, y eso nos lleva a desconfiar. Bueno, eso y el precio de las sesiones.

  • Responder
    madrexilio
    15 marzo, 2014 at 20:43

    Yo soy muy de la medicina alternativa, yo misa mezclo mis flores de Bach y empelo mucho la “yerbería” en mi vida diaria (en Hungría me ha tocado estudiarla porque de mis plantas tropicales hay muchas que por aquí no existen), así que sí, he experimentado en carne propia los beneficios de las terapias y recursos no convencionales, sin embargo no he recurrido a la osteopatía, eso sí mi marido sí va, tiene terapia una vez por semana (tiene un problema de columna bastante serio) y si no va está fatal, sufre de migrañas y demás molestias.

    Un post para repensar la manera en que abordamos las dolencias del cuerpo 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      16 marzo, 2014 at 12:56

      Yo a lo máximo que he llegado en esto de las hierbas es a tomar infusiones de tomillo para una tos persistente que me duró 2 meses hace unos 2 años. Mi madre es más aficionada a esto que yo y muchas cosas las soluciona con remedios naturales. Si tienes a alguien tan cercano a quien la osteopatía le funciona ya es un punto más para dejarte convencer por estas terapias. Y mira que en esta casa lo más fuerte que tenemos en el botiquín de emergencia es el paracetamol, pero es cierto que si nos doliese algo seguro que no se nos hubiera ocurrido acudir a un osteópata porque hasta ahora yo no sabía ni lo que era.

      • Responder
        madrexilio
        16 marzo, 2014 at 17:05

        El tomillo es muy bueno para la tos jejeje 🙂 ¡Pues ya iremos al osteópata todas!

  • Responder
    Diana
    16 marzo, 2014 at 21:50

    Jijijiji, tanto como brujería jajaja
    la osteopatía es una carrera universitaria en algunos países y muchos fisioterapeutas la usan como técnicas complementarias, así que yo si creo que tenga beneficios, sobre todo en deformidades como la plagiocefalia, aunque para superar un trauma como el miedo al coche, no le veo mucho sentido…

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 marzo, 2014 at 17:24

      Eso nos explicaron, que en España le damos poco valor y los tratamos casi como a curanderos sacacuartos pero que en otros muchos países sí que la tienen en mucha consideración. Una de las niñas del grupo de crianza va por la plagiocefalia y oye le ha funcionado estupendamente. Nosotros, por suerte, no tenemos nada de lo que tratar ala bichilla.

  • Responder
    Marta
    18 marzo, 2014 at 13:52

    Algo, quieras que no, siempre escuchas, y algo conoces de lo que lees. Pero nunca había llegado a informarme más allá de la idea principal.
    Interesante.

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 22:09

      Nosotros ya hemos quedado muy al día acerca de esta opción terapéutica pero no creo que la considerásemos como primera opción pero en un caso desesperado nunca se sabe.

  • Responder
    newlymami
    19 marzo, 2014 at 04:08

    No conocía la osteopatía para uso en bebés, creo que todo puede funcionar, hay que tener opciones. Siempre es mejor conocer para poder decir que no.

    • Responder
      planeandoserpadres
      19 marzo, 2014 at 22:54

      Pues tienes razón porque si no nos sonase de nada nunca lo consideraríamos como opción.

  • Responder
    María
    30 abril, 2014 at 10:55

    Yo no soy mami aún, pero estudio en una escuela de masajes, en la cual también hay cursos de osteopatía (que dura tres años, casi como una carrera -y hasta donde sé, la osteoparía puede estudiarse por medicina-). Mi profesora está a punto de “consagrarse” como osteópata. Recuerdo que cuando hablábamos sobre el tema dijo que en cuanto diese a luz entregaría a su niño a un osteópata para que lo revisase. La osteopatía se basa en el cuerpo, y no debería usarse como terapia “alternativa”.

    Un abrazo y que todo os vaya bien 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2014 at 15:32

      Es que en España no tenemos esta visión, pero en los cursos de post parto nos informaron de que en otros países un osteópata trata a los bebés antes de salir del hospital o en todo caso antes de que cumpla los 6 meses de vida. Aquí tenemos otro tipo de prácticas y de momento parece que será difícil cambiar el chip. El hecho de que las consultas de osteopatía sean privadas tampoco ayuda a que se popularicen estas terapias, y menos ahora con la actual crisis.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.