Opiniones

Baby Einstein y el embobamiento de la bichilla

Baby Einstein

Mi bichilla en el futuro… ¡podría entender esto!

Descubrí estos dibujitos para bebés hace unos años cuando nació mi sobrinita S. Cuando se los poníamos a ella ya estaba demasiado avanzada y se hizo más fan de Pocoyó, mientras que Baby Einstein lo miraba como si nosotros fuésemos tontos y se nos pudiese contentar con cualquier cosa, con cara de “¿pensará esta gente que a mí me va a gustar esto? Y un día, andaba yo pegadita al blog con la bichilla sentada sobre mis piernas, algo inquieta y sin saber qué hacerle (yo, como mala madre que soy no quería dejar el ordenador y ella ya estaba aburridita de verme teclear por encima de su cabeza) así es que busqué en Youtube alguno de estos episodios y la magia se hizo.

1. Duración. El escogido, “Baby Bethoveen”, duraba casi media hora y pensé “seguro que no se va a quedar embobada 30 minutos con esto, si yo cada 10 minutos tengo que cambiar de actividad para que no empiece a lloriquear”. Este fue mi primer error. No solo aguantó la media hora sino que a continuación se lo empalmé con el siguiente “Baby Bach” y de ese también se tragó otro cuarto de hora. Sin pestañear, como si no hubiese visto cosa más fantástica y divertida en su vida. Y con la babilla chorreándole por un lado de la boca.

2. Contenido. Para quienes no lo conozcáis, estos primeros episodios de Baby Einstein son para bebés de entre 0 y 6 meses. La bichilla tenía 3 cuando los vio por primera vez y quedó tan ensimismada… El formato en sí tiene poca ciencia, y para un adulto es de lo más aburrido: las principales piezas de música clásica de cualquiera de estos autores acompañando imágenes en las que se puede ver la cara de un niño, una marioneta, unos fuegos artificiales, un juguete que corre por el suelo, una peonza que gira… Vamos, un solo objeto en cada plano y con la musiquilla de fondo. Pues el entusiasmo de la bichilla es para verlo ¡que se le salen los ojos de las órbitas! Y yo creo que no hace palmas porque no sabe pero sí realiza unos aspavientos de emoción que se le retuerce todo el cuerpo de lo mucho que le gusta lo que  ve. A veces hace hasta abdominales para tratar de levantarse de la hamaquita y lanzarse a tocar la pantalla.

3. ¿Será más lista por ver estos dibujos? Seguramente no. O al menos yo no se los pongo con este objetivo. Vamos, de hecho a Einstein mismo lo criaron sin estos dibujitos y mira el coco que desarrolló. De momento mis pretensiones son más mundanas, porque media hora sin la bichilla en brazos me pueden permitir ducharme tranquilamente y a solas ¡con el pelo incluido! o hacer la comida de un tirón o comer de una sentada ¡y hasta redactar decentemente un post! Media hora de ambas manos libres con un bichillo tan pequeño es un lujo impagable. Esto es todo a lo que aspiro por ahora, que ya tendremos tiempo de estimular las capacidades de la bichilla con menos tele y más juegos en familia. Por otro lado, más tonta tampoco creo que se me vaya a volver porque por lo menos reconoce el ritmo de la música, y hasta intenta hablar con las imágenes.

4. Sentimiento de mala madre. A pesar de lo que la niña disfruta con los dibujos, a mí me da cargo de conciencia dejarla solita delante de la tele cada día (al menos de momento). Así es que no recurro al milagro de “Baby Einstein” más de 2 veces por semana, sólo en momentos de máxima necesidad y cuando ya he probado todas las distracciones conjuntas posibles sin éxito. Incluso algunos días la cojo en brazos mientras las dos lo vemos juntitas (con lo cual ya ni siquiera aprovecho la famosa media hora). Que yo soy de la generación que tanto se criticó por ser criada dejada de la mano de Dios delante de una pantalla que nos hacía las veces de niñera. En mi caso siempre estuvimos supervisados por mi madre, nunca a solas, pero aún así yo recuerdo que de niña veía muchísima televisión. Y ahora entiendo lo tentadora que es esta opción, porque si todos los bebés reaccionan como la bichilla ¡es que parece que no tengas niños en casa! Se produce el silencio absoluto, ni un llanto, ni una queja y casi ningún pestañeo para no perderse nada de lo que sale por la pantalla. A entretenimiento barato y efectivo de momento no hay quien le gane. Y encima ahora, con ordenadores, tablets, smartphones, puedes tenerlos disponibles en cualquier lugar. Si la bichilla ya ve un instrumento tecnológico de estos y le hacen los ojos chiribitas.

¿Y vosotros qué pensáis de este tipo de entretenimiento? ¿Narcotizaríais a vuestros bichillos pegándolos a la pantalla durante horas o los usaríais de manera controlada? ¿Conocéis más series de dibujos de este estilo para bebés tan pequeños? ¿Qué otros trucos utilizáis para tenerlos entretenidos durante más tiempo a estas edades tan tempranas? Yo me declaro fan absoluta e incondicional de Pocoyó, que al menos tiene guión, los personajes dicen algo (poco) y cada capítulo desarrolla una historia con principio, desenlace y fin, pero de momento la bichilla es pequeña y Baby Einstein sirve para hacerme el apaño. La verdad es que saliendo de estos 2 títulos me encuentro completamente perdida en lo que a dibujos para bebés se refiere.

Esto te puede interesar

63 Comentarios

  • Responder
    Roser
    18 marzo, 2014 at 07:57

    Si buscas por internet, tomatochan tampoco está mal porque, aunque son en japonés, los tomates no hablan.

    Yo he recurrido 2 o 3 veces a la canción Cafu cafu (también en youtube) para calmar algun lloro, pero como en casa no vemos la tele (y quiero decir que no la ponemos en marcha ni para los telediarios, ni para las series, ni para las campanadas, ni… para nada de nada; 0 en lo que llevamos de año), pues cuando queremos entretener al monstruo pues ni se nos ocurre.

    Para bañarnos cuando tenia la edad de la bichilla, nos turnábamos y listos. O esperábamos que estuviera dormido. O nos llevábamos el cuco a la ducha para que pudiera oirnos. Es que somos de otra escuela…

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 12:30

      Aquí sólo ponemos la tele para el telediario de la noche y casi que de ruido de fondo mientras cenamos y hacemos otras cosas. Durante el día está apagada, pero la bichilla siente una atracción incontrolable hacia esa pantalla, la del ordenador, la del móvil, la tablet… Lo de la ducha ya lo tengo más o menos controlado y raro es el día que no puedo ducharme por la mañana, pero hace unas semanas no me fiaba de cuando la dejaba dormidita, porque si se me despertaba en pleno proceso se me ponía a dar unos berridos que se llevaba un disgusto de los más tonto porque yo no podía salir velozmente de la ducha. Ahora sí que me la llevo en la hamaquita y le canto, aunque como no me ve a través de la cortina no se queda muy convencida y de vez en cuando también me grita. Antes este sistema tampoco me funcionaba, porque ni hablándole dejaba de llorar.

      • Responder
        Roser
        18 marzo, 2014 at 12:33

        Ui, el móvil i la tablet! De eso si que sabe el monstruo! Pero con decirte que anoche, en casa de mis padres, tocaba la pantalla de la tele de plasma para intentar activar el rosco del Pasapalabra! O arrastraba los dedos para pasar de canal. Qué de risas! El pobre no sabe lo que es la tele! XDD

        • Responder
          planeandoserpadres
          18 marzo, 2014 at 13:02

          ¡Jajaja! Es que ya nacen acostumbrados a lo táctil y luego se llevan esos chascos. Una vez vi un vídeo de un bebé de pocos meses, acostumbrada a usar una tablet que al ver una revista de papel pensaba que podría pasar de página arrastrando el dedo sobre la hoja y como aquello no avanzaba pensaba que lo que tenía estropeado era su dedo.

  • Responder
    elpapadejoanpetit
    18 marzo, 2014 at 08:22

    Pues el baby Einstein yo lo usaba cuando el peque se despertaba antes d la hora. Cogia la tablet le enchufaba el baby Einstein y al menos podia cerrar un ojo porque con el otro le tenia qie vigilar XD

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 12:32

      Es que es muy socorrido, aunque cuando la bichilla madruga ¡madrugamos todos! Porque se pone a parlotear y hacer cantidad de ruiditos que ya no hay quien concilie el sueño, ni con un ojo ni con los dos.

  • Responder
    Ana
    18 marzo, 2014 at 08:24

    Mi amiga lo usaba creo yo que demasiado, pero era la única forma que tenía de poner la casa en orden, ahora tengo que decir que la niña se emocionaba mucho con ellos!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 12:33

      Es que ahí está mi dilema: ella se queda enganchadísima y a mí me da cargo de conciencia. Que a la bichilla le gustan no me cabe la menor duda, pero eso de usarlo a la ligera como entretenimiento no me parece bien, así es que de momento lo voy dosificando mucho.

  • Responder
    Gestando una idea
    18 marzo, 2014 at 08:54

    No conocía estos dibujitos. La verdad es que no pinta mal, pero para un ratito como dices. Además, la bichilla aún es pequeña como para entretenerse jugando sola o saliendo a jugar a la calle con la bici y esas cosas, jajajaja. Más adelante ya sí habrá cosas entretenidas que no sean la tele, como los puzzles, leer un libro…yo que sé, las cosas que veo que hacen mis amigas las que son ya mamás.

    Yo de peque veía la tele sólo el rato de merendar. Recuerdo que veía (con seis años o así) Barrio Sésamo o los Fraggel rock. Y luego, si acaso, los findes por la mañana, David el Gnomo y esas cosas que ponían, mientras mis padres se arreglaban para irnos a la calle todo el día. Vamos, que una cosa así, de un ratito sólo, no lo veo mal. ¿No?

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 12:36

      Sola sólo se entretiene mirándose las manitas y tratando de comérselas, lo que hace que se provoque arcadas y me eche toda la leche que tanto me ha costado criar dentro de la teta. Desde luego que en cuanto sepa hacer más cosas lo de apalancarla delante de la tele o del ordenador, o la videoconsola o el cachivache que sea intentaremos que se el último recurso, para que no nos crezca atocinadita del todo. Además, que en esta casa al tele sólo funciona de noche, porque el resto del día la tenemos apagada. Pues veíamos más o menos lo mismo, pero yo sí recuerdo hacerlo durante horas por las mañanas y por las tardes, no solo un ratito. Además, veía el doble de cosas porque unas eran las que le gustaban a mi hermano y otros las que me gustaban a mí, pero como estábamos los dos de cuerpo presente en el salón ¡acabábamos aficionados a todo a la vez!

      • Responder
        Gestando una idea
        18 marzo, 2014 at 13:46

        Jajajajaja. Entonces ahí tienes el motivo de porque doble sesión. Yo, como me llevo con mi hermana seis años, era la dueña del mando (por aquel entonces no había ni mando en casa). Y cuando mi hermana estaba en la edad de ver cosas de bebés, yo estaba ya en el colegio y por las tardes tenía que hacer deberes. Así que no compartí con ella sesiones de tele.

        • Responder
          planeandoserpadres
          18 marzo, 2014 at 22:06

          Es verdad que no había mando a distancia. Me acuerdo que lo de levantarnos para cambiar de canal era una pelea y luego estaban esos botones de la tele que como los tocaras con los dedos mojados se quedaba bloqueada y ya no podías cambiar hasta pasado un buen rato ¡Ay qué tiempos!

  • Responder
    pequeboom
    18 marzo, 2014 at 09:01

    Qué desastre!!! Llego tarde!!!! Me hubieran ayudado, la verdad es que los conocía pero no he caído en ponérselos nunca, vaya tonta que soy!
    Crees que ahora le hará caso? La verdad es que yo no le pongo nunca la tele… ahora mis padres le ponen pocoyó por la mañana y hasta el día siguiente.
    Aunque sólo sea por curiosidad probaré!

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 12:38

      A mi sobrina empezamos a ponérselos con año y medio y pasaba olímpicamente del Baby Einstein. Sin embargo con Pocoyó ya lleva años hipnotizada. También le gustan Peppa Pigg, Manny Manitas, y otro montón de dibujos que no sé ni como se llaman. Me tengo que seguir reciclando para cuando la bichilla pase de esta fase que ahora tenemos controlada.

      • Responder
        pequeboom
        18 marzo, 2014 at 15:25

        Te recomiendo Caillou y Backyardigans, la música de los segundos les hipnotiza!

        • Responder
          planeandoserpadres
          18 marzo, 2014 at 22:17

          No sabía que Caillou era para tan pequeños y los segundos no me suenan de nada pero mañana comenzaré a investigar. ¡Gracias!

  • Responder
    MamadeunSurvivor
    18 marzo, 2014 at 09:04

    Yo se los pongo a Álvaro durante 20 minutos antes de la cena mientras yo recojo todos los trastos y su bañerita ;-). Son geniales!

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 12:40

      Yo no tengo un horario fijo: unos días por la mañana, otros a la hora de comer o por la tarde, dependiendo de cuándo tenga que hacer una tarea que me sea imposible con ella en brazos. De momento el máximo ha sido un capítulo y medio (unos 45 minutos).

  • Responder
    nosoyunadramamama
    18 marzo, 2014 at 09:09

    Pues cuando eran bebés, muy de vez en cuando, es más, el dvd para el coche no lo compramos hasta q alfonso tuvo 6 meses y calculo q ya habiamos hecho unos 5000 km de coche… pero no te sientas mal xq el enganche a los dibujos vendrá en un par de años… Entre semana no se enceinde la tv en casa(xa los niños) y los findes solo x las mañanas.
    Nosotros vimos mucho la tv y yo no la vep cad

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 12:42

      A mí me pasa igual: yo he visto muchísima televisión, pero mucha, mucha y ahora se pasa el día apagada y no la encendemos más que para ver el telediario en la cena y alguna serie, y alguna tertulia política en los fines de semana (desde que nació la bichilla, como no salimos viernes y sábados por las noches nos hemos aficionado al politiqueo¡para que veas lo que me ha traído la maternidad!). Yo creo que no se enganchará de mala manera si vamos alternando los dibujos con otras actividades, pero es que los mira con tal deleite que me asusta.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    18 marzo, 2014 at 09:09

    Casi nunca… nunca sabes. Como en todo, un poquito siempre está bien!

  • Responder
    mamadediaydenoche
    18 marzo, 2014 at 09:40

    Nosotros no usamos la tele para entretenerle, más que nada porque nosotros no la vemos casi. Con tres meses le prepare juguetes caseros con botes llenos de garbanzos, lentejas, agua y se lo pasaba muy bien. También tenía cuentos de tela y disfrutaba bastante…

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 12:44

      Esta es que a los juguetes les hace poco caso. Tiene una mantita de actividades con un arco de muñequitos colgando que sí le gusta mucho (20 minutos de entretenimiento máximo) y ahora lo de chuparse las manitas y ponerse y quitarse el chupete también la trae loca. Lo de los botes tipo sonajeros podría probarlo, pero sonajero también tiene y de momento poco chiste le ve. ¡Sólo quiere pantallas y cosas brillantes!

  • Responder
    Eva. -actualizando a 2.1
    18 marzo, 2014 at 10:04

    Pues yo si que se los pongo, un ratillo porque tampoco aguanta mucho más, lo justo como bien dices para tener un momento libre, sobretodo cuando tengo que terminar algo con el ordenador.

    Por lo que leo en Los comentarios, debemos de ser los únicos bichos raros que si que ven la tele, cierto que no son cadenas generalistas pero a la hora de la comida y la cena si que aprovechamos para ver series, Anda que no se cabrea ni nada si le quitamos el baby y ponemos otra cosa 😀

    Y lo que si que hago a veces es verlos con ella, mientras van saliendo los bichejos le voy contando lo que se ve, los colores que salen, cosas así, ella se divierte y pasamos un ratillo entretenido.

    Lo más subrealista que me ha pasado desde que nació Alba fue entrar en la sala de estar y ver a mi marido, mi cuñada y su marido viendo el baby einstein embobados y Alba durmiendo a pierna suelta!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 12:48

      ¡Jajaja! Mujer que no sois raros. Nosotros también vemos el telediarios y series, y otros programas, solo que por la noche y la bichilla a está dormidita. Por eso el Baby Einstein es lo único que tiene oportunidad de ver, pero cuando vamos a otras casas y ve la tele encendida ¡es que no se hace ascos a nada! El otro día tenía mi madre lo de la sucesión de Rouco Varela y ella embobada también! Y cuando ponen el baloncesto de la NBA en los deportes también lo mira como si no hubiese un mañana. Vamos, y si me ve jugando al Candy Crush en la tablet ya ni te cuento ¡que se le salen los ojillos de las órbitas con tantos colorines! Eso sí, procuramos no dejarla solita delante de la pantalla, pero es que nos ignora por completo. no pestañea, ni nos mira ni una sola vez. Esa situación de embobamiento entre adultos que describes ¡la hemos vivido nosotros con mi sobrina y Pocoyó! Enganchaditos estábamos al dichoso niño.

  • Responder
    matronaonline
    18 marzo, 2014 at 10:44

    No lo conocía! qué bueno! no creo que tengas que sentirte mal, es inevitable hacer cierto tipo de cosas como la comida, comer, ducharse… Creo que lo malo de la tele es que toda la actividad de ocio del niño se base en ella, que se elimine la oportunidad de que desarrollen su creatividad, jueguen en la calle, se relacionen con gente, etc 😉

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 12:51

      Sí, eso es lo malo y esperemos saber controlar la situación y que cuando sea más grande no se nos vaya de las manos. De momento sólo se lo ponemos un ratito cuando ya hemos agotado todas las demás alternativas para que se entretenga y necesitamos dejarla un poquito en la hamaquita sin que se queje. Pero le resulta tan adictiva que da hasta miedo ver que el resto del mundo desaparece para ella mientras están los dibujos en la pantalla.

  • Responder
    El rincón de Mixka
    18 marzo, 2014 at 11:14

    ¡No lo conocía! Los little Einstein sí, pero no sé si tendrá algo que ver o no. Yo pienso que mientras no se abuse, tampoco tiene nada de malo que los mire de vez en cuando. Otra cosa sería que la tuvieras plantificada todo el día delante de la tele onel ordenador! Jejeje!

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 12:54

      No sé si tienen relación los Baby con los Little. No, no todo el día enganchadita a la tele no (o al menos de momento, que nunca se sabe hasta dónde puede llegar la desesperación de una madre). De hecho se pasan los días enteros sin que se los ponga pero cuando los ve, como los mira tan deseosa, me da miedo que empiece a volverse adicta y los necesite a diario.

  • Responder
    patricia
    18 marzo, 2014 at 11:58

    A D no le hacen mucha gracia estos en concreto, aunque a mí me gustan unos babyeinstein que hay para más mayores. Apenas le ponemos la tele, yo prácticamente nada y mi marido un poco, pero no tiene efecto hipnótico más allá de tres minutos. Yo creo que en su justa medida no tiene por qué ser malo, siempre y cuando no sea su principal forma de entretenimiento y educación.

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 13:04

      Es que la bichilla sí que se entretiene. De momento creo que es la actividad a la que le dedica mayor atención y durante más tiempo seguido. Bueno, ahora rivaliza ahí ahí con lo de mirarse en el espejo y chuparse las manitas mientras se las mira, que con eso también le vuelan los minutos. Como en todo, veo que la opinión general es que haciendo uso de este entretenimiento de una forma razonable no tiene por qué ser contraproducente.

  • Responder
    Esther
    18 marzo, 2014 at 12:28

    A M. le pongo pepa pig en inglés, canciones infantiles de Damaris Gelabert (cantante catalana) y videoclips de musica que nos gusta a nosotros. Luego mientras yo veo la tele, alguna serie, él estaá en la cuna de viaje pero a su bola, no la mira demasiado.

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 13:01

      Aquí de momento, en cuestiones infantiles sólo se ve el Baby Einstein. De Dàmaris tenemos canciones pero de masajes, porque vino un día a las sesiones de masajes del grupo de crianza y me gustaron, pero a la bichilla no le gustan tanto como los dibujos y enseguida se cansa de oirlas. Y como la tele esté encendida ¡esta sí que no mira otra cosa! Le da igual el telediario, que deportes, Los Simpson… ¡se engancha con lo que sea!

  • Responder
    Padres en pañales (@Padresenpanales)
    18 marzo, 2014 at 12:36

    Si que hipnotizan!! a la beba se los pongo a última hora del día, o si está muy alterada para que se relaje antes de dormir, o si se está quedando frita muy pronto (tipo las 7 de la tarde), le doy un baño y se lo pongo un rato.
    Y lo que es mano de santo si se hace daño, o cuando le tuvimos que poner la mascarilla por el resfriado, es ponerle el cuento de los 3 cerditos en youtube, y ya le puedes enchufar mascarillas todo el día que es feliz de oirlos cantar!!!!
    Mientras vean la tele de forma casual y cosas aptas y controladas por nosotros, no lo veo mal. Lo malo sería que toda la mañana la dejases delante mientras tu te lees la cuore.

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 13:08

      ¡Jajaja! Vale, me ha quedado claro que la combinación “bebé enganchado a tele” + “madre enganchada a Cuore” es mala para el desarrollo de habilidades infantiles. Sola creo que la hemos dejado una vez (cuestiones mayores de ir al baño) y el resto siempre andamos revoloteando el papá de la bichilla o yo con ella, pero nos ignora y es como si los viese a solas porque no nos lanza ni una miradita en el tiempo que dura el capítulo. A la bichilla le sirve de momento como distracción cuando se aburre del resto de actividades, porque lo de tranquilizarla aún no se nos ha dado el caso, es bastante pachorrona. Pero lo tendremos en cuenta para futuros contratiempos.

  • Responder
    Marta
    18 marzo, 2014 at 13:58

    L’aînée veía esos dvd’s con mucha atención, le encantaba el movimiento, los títeres y la música. El otro día les puse un dvd, y se cansó enseguida, y eso que era uno de sus favoritos de pequeña. Está claro que es para edades de hasta 2 años, suficientes para desarrollar sus sentidos. Luego… pasan al cantajuego!

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 22:15

      Sí, desde luego para los mayores no resulta tan útil. Lo del cantajuegos me suena pero nunca he visto nada. Me lo apunto para el futuro.

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    18 marzo, 2014 at 15:27

    No los conocía, pero creo que aunque al Miniser ya le pillan un poco mayor probaré a ver como resulta. No para diario y horas muertas frente la tele, pero para ratos aislados en los que necesitas terminar de hacer algo importante es un buen recurso.

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 22:20

      Esa es la idea, poder entretenerlos un ratito cuando definitivamente no podemos atenderlos y sabemos que no les falta nada más que distracción. Porque dejarlos pegados indefinidamente siendo tan pequeños a mí me da sentimiento de culpa.

  • Responder
    cuentos de amatxu
    18 marzo, 2014 at 15:42

    Nosotros no hemos utilizado estos vídeos, sí que he oído hablar de ellos, pero no los he visto…¿crees que será tarde para ponerselos? tiene 6 meses y medio…

    Alguna vez le hemos puesto Pocoyo, o Peppa pig (en inglés, lo de ponerselos en este idioma no es nada más que porque es en el idioma en el que yo tengo algunos capítulos, alguna vez los he puesto en el cole a los niños, soy profa de inglés) y se queda super atento mirándolos…

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 22:24

      Nk no es grande, hay capítulos para menores de 6 meses, para menores de 9 meses, de un año y de 18 meses. Así es que está dentro de la franja adecuada. Justo hoy también hemos visto un poquito de La abeja Maya en inglés en casa de mi madre y le ha gustado bastante.

  • Responder
    mamapuede
    18 marzo, 2014 at 16:14

    Y yo que jamás le puse dibujos ni nada a Leo hasta los 5 meses? pero no por nada, pero pensaba que no le iban a gustar.
    El niño había visto algún partido de futbol (coincidió la Eurocopa o el Mundial algo de eso) y si se fijaba pero para los dibus pensaba que era pronto, hasta que un día le puse BabyTV.

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 22:29

      Ya ves que prácticamente nacen sabiendo de dibujos porque yo la primera vez probé sin ninguna esperanza¡y vaya sorpresa me llevé! Pero ya digo que es poco selectiva porque últimamente se queda alucinada con todo lo que sale en cualquier pantalla.

  • Responder
    marichollos
    18 marzo, 2014 at 17:17

    Yo intente ponerle baby einstein desde muy bebé por que vi a otros niños que les entretenía mucho. Pues el mio pasa…
    Nunca le gustó y se hizo fan de pocoyo desde bien pequeño. Ahora es fan a medias de pocoyo y peppa pig y de vez en cuando pide la jungla sobre ruedas..es un chaquetero.

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 22:32

      A mí Pocoyó me gusta cien mil veces más que Baby Einstein pero no lo he probado con ella porque pensaba que sería más complicado para su edad, aunque viendo que se emboba hasta con los anuncios… ¡mañana lo probaré sin falta!

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    18 marzo, 2014 at 20:06

    Ya me habían hablado de esto así que vamos a tener que probarlo, porque la peque no deja a la mamá jefa ni medio segundo de respiro. Es más, la hemos puesto alguna vez ante Disney Channel o Clan (con mucho remordimiento de conciencia) y no ha durado ni dos minutos. ¡Por favor, que sea Baby Einstein! 😛

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 22:37

      Yo esta tarde he encontrado La abeja Maya en Clan y también le ha encantado. A ver si el truco no va a estar en Baby Einstein sino en la afición particular de esta niña por la tele en general.

  • Responder
    másqueelprimerdía
    18 marzo, 2014 at 20:24

    Hola!!
    Hace tiempo que sigo tu blog y tus sabios consejos. Mi marido y yo estamos cogiendo apuntes porque pensamos aumentar nuestra familia de dos el próximo año, y todos las experiencias son bienvenidas.
    Nos encanta tu manera de contar las cosas, cómo nos reímos con tu forma de escribir 🙂 en cuanto a los dibus es increíble como ya desde tan peques se enganchan!! pero tranquila que no creo que un poquito sea malo, y así puedes disfrutar de lavarte el pelo, aii qué placeres de la vida!! 😉
    Por aquí me quedo, ahora de forma activa,
    un besito 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 22:42

      ¡Bienvenidos al blog y ya mismo también al mundo de la paternidad primeriza! Me alegro mucho de que os gusten los contenidos y os riais con el estilo de los posts porque mi intención es desdramatizar esta etapa de la vida todo lo posible. Espero que consigáis pronto vuestro objetivo y que los posts os sean realmente útiles. ¡Seguiremos en contacto por aquí!

  • Responder
    Rural Baby Project
    18 marzo, 2014 at 21:20

    Me lo apunto!! Menudo descubrimiento! No sabía nada de nada sobre estos dibujos!

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 22:44

      Yo creo que andamos muy perdidos en estos temas hasta que el bichillo se planta en casa y necesitamos algún minutito libre de vez en cuando.

  • Responder
    portakanguritos
    18 marzo, 2014 at 22:13

    Mañana lo pruebo!! Asi trabajo media horita mas!! Por ahora lo que mas le gusta ver son los 3 cerditos y shock me all night long de ACDC jaja

  • Responder
    marilia
    18 marzo, 2014 at 22:19

    Las madres y el sentimiento de culpa!!y lo que nos queda!!!Yo la verdad que si soy de estar con la tele puesta en casa mas de lo que debiera…pero donde la dejas, en la hamaca y en la tele le pones los dibus?es que mi problema es que no le gusta ni la hamaca ni nada de nada en verdad sólo le chifla estar en el sofá pero ahí no le puedo dejar sólo. Si que es verdad que se fijan en la TV porque dándole pecho tengo que apagar todo porque se distrae.He oído hablar mucho de “baby einstein “y lo probaré por si le gusta(y tengo un respiro) pero lo que si me parece absurdo es pensar que el bebé va a ser más inteligente por verlo,por eso comparto más tu opinión de que es para momentos puntuales.

    • Responder
      planeandoserpadres
      18 marzo, 2014 at 22:52

      Yo la siento en la hamaca y sí que se queda quietecita y muy concentrada. Otras veces la tengo sentada sobre mí mientras uso el ordenador y divido la pantalla para que cada una nos entretengamos con nuestras cosas. Lo de la inteligencia. .. nunca sabremos si fue resultado de esto o de otros cien mil estímulos que recibe a diario. Pero una vez superado el sentimiento de culpa ¡parece un gran entretenimiento!

  • Responder
    Una mama muy feliz
    19 marzo, 2014 at 00:21

    Nosotros los tenemos todos. Le encantaban en su día, dejaron de encantarle y ahora de nuevo le gustan…pero no hay quién gane a Pocoyo y otros dibus de canciones que no tienen nombre que me rebusqué por ahí por la red…Hay que hacer maravillas!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      19 marzo, 2014 at 22:24

      Pues entonces UBMF es del club de mi sobrinita que es muy fan de Pocoyó. Eso de buscar dibujos sin nombre¡ya llegará el día en que lo tenga que hacer!

  • Responder
    newlymami
    19 marzo, 2014 at 04:06

    He de confesarte que alguna vez he utilizado la tele como solución ante días donde el piratilla se pone muy pesado y no hay quien lo atienda. Pocoyo sin duda es su máximo, descubrimos en #puebloquieto unos programitas de desarrollo muy entretenidos y lindos para el aprendizaje.
    Un besazo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      19 marzo, 2014 at 22:53

      Otro fan de Pocoyó, definitivamente tengo que probarlo en cuanto la bichilla se me canse de Baby Einstein.

  • Responder
    Mel
    4 abril, 2014 at 00:59

    Hola! Desde que estoy embarazada me he enganchado a blogs de madres primerizas y el tuyo es genial!! Me encantan tus consejos y la forma divertida como los das 😀 Estoy de 38 semanas + 4 dias así que mi aventura empezará dentro de poquito! Ya habia leido por ahi algo del baby einstein y por tu post me he dado cuenta de que es realmente un éxito! Queria saber si los buscas por youtube o compraste los DVDs? Y apartir de que edad se los empezste a poner a la bichilla?

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 abril, 2014 at 15:05

      ¡Bienvenida al blog! ¡Uy, qué poquito falta para que llegue ese bichillo! ¡Enhorabuena! Yo le pongo a la bichilla los capítulos que he encontrado colgados en Youtuve y empecé sobre los 3 meses más o menos (en un día de desesperación). Están indicados desde los 0 meses, aunque tan pequeños yo no los he probado, ni creo que funcionen, la verdad. Si vas a la web oficial de Baby Einstein (http://www.babyeinstein-es.com/lista-productos.php) verás que están ordenados por edades, de 0 a 18 meses, así podrás buscar en internet los primeros que se adapten a tu peque. Nosotras de momento seguimos con Mozart, Bach y Beethoven, que son los de 0 a 6 meses.

  • Responder
    Saladita
    8 mayo, 2015 at 16:29

    A mi me regalaron la colección pero no la entretienen mas de 10min y siempre los ve mientras juega… Se los empece a poner con 3 meses y ahora tiene 12 (en realidad no son todos los capítulos para las mismas edades) y hay temporadas que le gustan mas y otras menos… A veces hasta le asustan algunas marionetas!

    Como curiosidad contarte que según parece en EEUU denunciaron a la creadora porque no los hace más listos jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 mayo, 2015 at 11:09

      Sí sí,nosotros tenemos capítulos de 6-9-12-18 meses,pero mi bichilla sigue encantada con ellos. He intentado ponerle otros dibujos, sobre todo cuando la tengo en la trona mientras yo me ducho, pero no quiere otros. O Pocoyó o Baby Eintein ¡y ahora Frozen! Pero de ahí no hay quien la saque.

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!