Padres y bloggers

Mi experiencia migrando el blog (II)

migrando el blog

Así de quietecita debería haberme quedado al migrar el blog

Tras la toma de decisión de migrar el blog pasé por una verdadera crisis existencial de amargura y arrepentimiento por no tener paciencia y por no leer detenidamente. Con lo explicado en el post de la semana pasada, ya tenía mi alojamiento propio y el blog mudado de hosting pero claro, faltaba instalar la versión de wordpress.org. Y eso no estaba explicado en el tutorial. Así es que entré en la web oficial y vi que tenían una supuesta instalación sencillísima en 5 pasos que hasta un  mono podría ejecutar mientras toca los platillos. Pues descubrí que mi entendimiento para estos menesteres era inferior al de un mono ¡porque cuando llegué al paso 4 el mundo se acabó para mí!

Allí decía “Abre wp-config.php en tu editor de texto y completa los datos con tu base de datos”. Parecía fácil pero al intentarlo había datos que desconocía, lugares donde no sabía si había que dejar las comillas, los corchetes, si debía borrar algún campo. Así es que empezó una tonta odisea que me impedía finalizar con éxito mi objetivo de migrar el blog.

1. Contactar con la empresa de hosting. Pedí ayuda de forma desesperada a mi proveedor  Hostgator (en inglés eso sí)  para lograr esos datos ignotos acerca de mi blog. Ellos respondieron en tiempo record y no sólo eso, me recordaron que en el pack contratado me incluían la instalación gratuita de wordpress.org, por si me servía de ayuda. ¡Acabáramos! Así sí que iba a ser fácil la migración porque el proveedor se encargaría de todo. Sólo tienes que darles la clave con la que accedes como administrador a tu blog ¡y ellos te lo devuelven migrado! Lógicamente supliqué esa ayuda gratuita y ellos iniciaron el proceso. Ya me advirtieron de que la migración podía tardar hasta 72 horas, y como era fin de semana y el papá de la bichilla estaba en casa, yo tuve demasiado tiempo libre para estar trasteando innumerables asuntos…

2. No cambiar el servidor al que apunta tu dominio. En una de estas, como ya hacía unas horas que había iniciado la migración y no podía acceder a la versión nueva de mi blog, no se me ocurrió otra cosa que entrar en la antigua y cambiar mi contraseña de acceso, porque creía yo que esos ingenieros me lo estaban toqueteando todo sin sentido, puesto que unas veces el blog desaparecía, otras resurgía la versión antigua y otras la nueva (no habían pasado las 72 horas, como mucho habrían pasado 2 y yo ya estaba desconfiando). Así es que toda envalentonada me puse a buscar tutoriales para cambiar la DNS del blog, que apuntara a los nuevos servidores y no a los antiguos de wordpress. Pero ante la duda decidí no eliminar los antiguos y añadir los nuevos ¡que más vale que sobren direcciones que no que falten! ¿Quién me mandaría a mí hacer todo esto?

3. Contestar a los mails de los entendidos. Yo no era consciente de la que estaba liando, pero como al entrar al blog ya me aparecía la nueva configuración pues me puse súper orgullosa de lo bien que lo había hecho yo solita. Hasta el punto de comenzar a ignorar los mails que me llegaban desde Hostgator. La verdad es que con ese logotipo y con lo colorido que lo envían todo, pensaba que era publicidad para que contratase nuevos servicios, cuando lo que realmente querían era saber la nueva contraseña y por qué mi DNS andaba hecha unos zorros y apuntando con un ojo a Cuenca y con el otro a La Coruña. De esto me di cuenta cuando pasadas las 72 horas aquello seguía cargando unas veces la versión antigua, otras la nueva y la gente dejaba comentarios en los posts de ambas pero unos no podían acceder a los de los otros. ¡Había fragmentado mi universo en 2!

4. Chat de ayuda. Otra cosa no sé, pero formas para contactar con ellos hay un montón. Primero hice un ticket con mi problema, a lo que respondieron con aquel mail que yo estaba ignorando, así es que pedí 2 veces que me atendieran en un chat de ayuda en vivo y en directo. Allí me abrieron los ojos y me pidieron por favor que me quedase quietecita durante las próximas 24-72 horas, porque el proceso de redirección llevaba su tiempo, y que acabase con el despropósito de arreglo de DNS que yo misma me había barruntado. Muertecita de vergüenza, y en inglés, decidí quedarme paradita y efectivamente, en 48 horas, la versión antigua del blog dejó de recibir visitantes y todos eran redirigidos a la nueva interfaz.

5. Pérdidas. Por el camino de la migración se quedan las personas que siguen tu blog a través de RSS, los suscriptores de email y los que te siguen a través del lector de wordpress.com. Tus estadísticas empiezan desde 0 (visitas, comentarios, páginas vistas, todo absolutamente). Por lo que yo imprimí en pdf todos estos datos del anterior blog para tenerlos como referencia, ya que sigo aspirando a hacerme rica con esto y las marcas suelen querer saber estos numeritos. De todas formas, si no habéis eliminado el bog anterior siempre podréis seguir accediendo a ellas. Google también puede hacerte menos visible durante un tiempo tras la migración.

En definitiva: migrar tu blog es fácil si lo dejas todo en manos de tu proveedor de alojamiento y esperas las horas necesarias para que todo el mundo virtual entienda el cambio que has hecho. Así es que sólo recomiendo paciencia y un proveedor que de verdad os ayude en cada paso que dais. Ahora ¡a buscar tiempo para personalizarlo! Que es lo que quería hacer y lo que más estoy retrasando.

Esto te puede interesar

38 Comentarios

  • Responder
    mimamamelima
    8 abril, 2014 at 07:04

    Yo lo pense… siempre use blogger y aunque muchos digan que WP es más profesional a la hora de diseño y demás es más lindo y con más variantes sin la necesidad de pagar colores, fuentes, etc. Finalmente este de maternidad lo hice en WP pero es el único, me quedo con blogger, a mi me resulta más comodo.
    Beso enormeeee!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2014 at 14:10

      Yo elegí WordPress así, a la ligera y porque me parecía más popular (no tengo ni idea de cómo funciona Blogger). Y ahora ando para arriba y para abajo para hacerlo mío completamente. Eso sí, de momento me resisto a pagar también por las letras y los colores.

      • Responder
        Sinalefa
        12 abril, 2014 at 13:07

        Realmente a mi me parece mucho más cómodo, fácil y completo wordpress.com. WordPress.org es un poco más lioso, pero es cuestión de cogerle el truquillo. Bloguer no me gusta nada, tiene menos posibilidades, y vistos los dos formatos, no hay punto de comparación entre uno y otro, me quedo con wordpress.

        Un saludo y SUERTE.

        • Responder
          Planeando ser padres
          12 abril, 2014 at 23:31

          Blogger no lo conozco pero entre wordpress.org y wordpress.com la libertad de diseño, el uso de publicidad, o como web de ventas es una gran ventaja. Pero para gustos. ..

          • Sinalefa
            13 abril, 2014 at 11:33

            Hola:
            Blogger es el editor de blogs de Google. Y … desde luego para gustos … los colores.

            Un saludo,

  • Responder
    El rincón de Mixka
    8 abril, 2014 at 08:17

    Buf… A mí me da vértigo hacerlo la verdad. Creo que tengo que leer el post anterior para conocer los beneficios… Yo es que me siento cómoda con mi mundo conocido y cambiar me da cosilla… Aparte de que mi inglés es malo no, lo siguiente… Supongo que tienes más libertad para modificar la plantilla, las letras y demás, ¿No? Y me imagino que el precio en función del proveedor también será una ventaja… No sé, ya me lo plantearé más adelante, que ahora con lo mío ya tengo bastante… Gracias de todas formas por compartir tu experiencia.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2014 at 14:13

      Bueno también hay empresas muy, pero que muy españolas que podrías contratar. Puedes personalizarlo absolutamente todo y además tener una serie de cachivaches (pluggins) que te ayudan a gestionar tus futuros posts, tus redes sociales, insertar publicidad… Aunque tienes razón ¡con el cambio que se te avecina tú de momento tienes bastante! Y si estás cómoca con el .com ¡adelante con él! Porque el .org al final tiene tantas opciones que o no las usas o pierdes un montón de tiempo para conectarlas.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    8 abril, 2014 at 11:11

    En el punto 3 ya me he partido de risa… No sé cómo consigues que suene gracioso algo tan aburrido como trastear con informática 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2014 at 14:15

      Si es que en el fondo me monto unos despropósitos en la vida que o me río y hago bromas con ello o me moriría de pena por ser tan desobediente y hacer lo que me da la gana.

  • Responder
    Crisnasa Blog
    8 abril, 2014 at 11:19

    Yo de momento he comprado el dominio pero sigo en WP.com con las limitaciones que conlleva. A ver si me animo como tú y si me salen dudaa te pregunto 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2014 at 14:16

      Yo te ayudaría, pero casi lo único que puedo aconsejar es ¡haz caso de lo que te diga tu proveedor de hosting!

  • Responder
    matronaonline
    8 abril, 2014 at 11:41

    Uffff… como si me hablaras en chino!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2014 at 14:17

      ¡Anda ya! Si tú conoces procesos del cuerpo humano más complejos que estas 4 tontadas.

      • Responder
        matronaonline
        8 abril, 2014 at 14:31

        Si vieras la de días que tardé en poner los botoncitos del twitter y el facebook… peor que una señora de 90 años soy para esto!!!! XD

        • Responder
          Planeando ser padres
          8 abril, 2014 at 22:11

          ¡Jajaja! Lo más importante de tu blog son los contenidos tan buenos que tienes, así es que no te preocupes.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    8 abril, 2014 at 12:52

    jajajaja Qué grande! Por cierto, tengo que decirte que en mi reader de wordpress sigues apareciendo (aunque en el anterior post te dijese lo contrario). Solo que en vez de aparecer titular, imagen y parte del texto, sólo aparece el titular. Al final el cambio es para bien. Yo sigo con ello pendiente, pero lo tengo metido entre ceja y ceja 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2014 at 14:19

      Yo ya no sé de dónde aparezco o desaparezco, pero aunque las visitas al blog se mantienen (incluso han aumentado algo) el número de suscriptores sigue por los suelos. No me extraña que no pares de darle vueltas. Al final te veo como a mí: un fin de semana se te cruzará el cable y lo trastocarás todo rezando para que el lunes el blog marche correctamente.

  • Responder
    Futura Mamá
    8 abril, 2014 at 15:03

    A mí todavía me cuesta decidirme si comprar el dominio, ajajajja. Tengo claro que quiero hacerlo, pero no tengo claro si q uiero hacerlo ahora… Aunque ahora está l ibre… y tal, pero… Ufffff. Mira, lo hago ahora y punto.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2014 at 22:13

      Hala ¡encantada de que hayas tomado semejante decisión aquí mismo! Verás que se empieza por comprar el dominio y acabas liada en migraciones como yo.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    8 abril, 2014 at 15:39

    Madre mía!!! vaya movida, yo soy como matronaonline, una auténtica zote con esto de la tecnología…q va!! no me atrevería sola ni de broma, eres una valiente,jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2014 at 22:15

      Debo confesar que me lancé a lo loco porque pensaba»si hago un destrozo grave siempre podré pagar la tarifa oficial de WordPress para que me solucionen la papeleta» y claro, por eso lo hice tan a la ligera.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    8 abril, 2014 at 16:30

    Madre míaaaaaaa yo no migro, me quedo donde estoy que estoy muy bien…lo del dominio si quiero hacerlo, pero no se cuando!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2014 at 22:16

      Que es fácil, de verdad, sólo hay que evitar tomar decisiones por tu cuenta y hacer caso de los profesionales. Así todo irá rodado.

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    9 abril, 2014 at 01:51

    Buff, me voy a guardar estos post como oro en paño para el día que me anime no perderme porque no me veo yo capaz, que no me veo… Eso sí, enhorabuena por la migración!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 abril, 2014 at 15:41

      No es tan complicado como parece (ya estoy empezando a pensar que he atemorizado a media blogosfera explicando mis desventuras). Si haces caso de la empresa que te guíe, no te perderás.

  • Responder
    Flor DeLiss
    9 abril, 2014 at 13:54

    jejejej es que quietecita no te podías estar!!!! Pobres intentando hacerlo y tu quitando les el trabajo!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 abril, 2014 at 16:01

      Fue por puro desconocimiento y ansiedad mal disimulada. A ver si ya he escarmentado para siempre y dejo de tocar donde no me mandan.

  • Responder
    Marta
    9 abril, 2014 at 15:52

    Cuadno tenga tiempo, ganas y dinero me pondré a ello. Te preguntaré un par de cosas, seguramente…

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 abril, 2014 at 16:08

      Pues espero que sean dudas sin mucha profundidad porque ya ves lo poco espabilada que he salido para estos temas.

  • Responder
    newlymami
    14 abril, 2014 at 16:29

    Yo esto lo veo muy complicado amiga, me parece que me esperaré a tener más confianza para hacer la migración. Un besazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 abril, 2014 at 19:45

      A mí es que me entró la obsesión por migrar y ya no me sacaba la idea de la cabeza. Pero si no lo tienes claro ¡de momento no es que note grandes cambios!

  • Responder
    sandra_uky
    19 abril, 2014 at 10:48

    Bueno todo ese esfuerzo tiene su recompensa, y tienes un blog que te ha quedado muy bien. Y poco a poco verás los resultados que tu querías. Felicidades!

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 abril, 2014 at 20:40

      De momento me gusta más estéticamente y pocas diferencias más he botado pero ¡por algo se empieza!

  • Responder
    Diana
    10 octubre, 2014 at 11:16

    Aquí ando leyendo este y otros post que has escrito sobre el tema, los de monetizar el blog y tal. Yo estoy pensándolo muy mucho, pero una cosa que me da miedo es la parte que pierdes, como bien dices. Mi blog tiene un montón de visitas, tiene buenas estadísticas, unos 1500 seguidores..¿que pasa con todo eso? ¿Hay manera de recuperarlos, de traspasarlos a .org o simplemente, se pierden y empiezas como nueva? ufff, es que eso me da un miedo…

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 octubre, 2014 at 12:31

      Mi problema (y el de casi todo el mundo que migra) es que los lectores que nos siguen lo hacen a través del lector de wordpress, y están suscritos a través de ese sistema, por lo que cuando migramos dejan de recibir actualizaciones. Si están suscritos a través del email, siempre podemos avisarles del cambio. En mi caso particular yo tenía 2.600 seguidores antes de la migración que se quedaron en poco más de 200 tras el cambio. Poco a poco las cifras van subiendo, pero ni de lejos tengo tantos suscriptores como antes. Aún así, las visitas al blog nunca se han resentido lo más mínimo. Cada vez tengo más páginas vistas y más visitantes únicos, pero me llegan sobre todo a través de los buscadores, de Google principalmente, hacia posts que están bien posicionados por el tiempo que llevan online. La pérdida de suscriptores fue un trauma pero por lo demás, lo de la migración sólo tiene ventajas.

      • Responder
        Diana
        10 octubre, 2014 at 12:53

        ainsssss a ver si con paciencia me pongo a ello. Avisando a la gente antes también no?

        • Responder
          Planeando ser padres
          13 octubre, 2014 at 13:20

          Sí, sí, podrías publicar un post en tu blog avisando. Pero por mi experiencia, la gente es bastante perezosa y le cuesta un mundo volver a suscribirse de nuevo.

  • Responder
    Mis trucos como mamá blogger (IV). Mailchimp - Planeando ser padres
    27 febrero, 2015 at 16:06

    […] mi blog, cuando el panorama de mi no conciliación laboral se veía ya renegrido del todo. Con la migración (vuelvo a enlazarlo porque el asunto me dio para un par de post) mi principal miedo era perder a […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.