Crianza

Grupo de masajes 3: barriga y pecho

masajes en barriga y pecho

¡Para mí los quisiera!

Continuando con lo aprendido en el grupo de masajes, tras trabajar la zona de las piernas deberíamos continuar con la barriguita. Para mí, la principal ventaja de lo masajes en barriga y pecho es que facilita el tránsito intestinal. El papá de la bichilla es el experto en este tipo de masajes, porque como ya os conté en su momento, tras expulsar por completo todo el meconio, la bichilla anduvo unos 4 días sin hacer nada de caca. Como el sistema digestivo de los bebés es muy inmaduro, a veces el alimento se atasca en el recorrido del intestino, lo que provoca que no evacuen con frecuencia o incluso que puedan estreñirse. Os recuerdo que teóricamente, el estreñimiento se produce sólo cuando las cacas están poco hidratadas y son expulsadas con dificultad y no cuando el bebé pasa varios días sin defecar, porque si pasado el tiempo las heces son normales no hay estreñimiento. Los movimientos que nos recomendaron para hacer masajes en la zona de la barriga y el pecho son los siguientes.

1. I love you. Más bien por sus siglas ILY, se trata de dibujar estas letras sobre la barriga del bebé de esta forma: primero desplazar los dedos de la mano derecha desde debajo de la parte izquierda del pecho hasta el bajo vientre, presionando como si dibujásemos una raya (la letra i) y dejando la mano derecha quieta y ejerciendo presión al final del recorrido. Sin mover esa mano, dibujar una L invertida, de izquierda a derecha, de forma que el movimiento acabe donde tenemos puesta la otra mano. Mantener ahí la presión ahora con la mano izquierda y sin soltar esa zona, dibujar una U o Y invertida con la mano derecha, para finalizar en la misma zona. Estos movimientos facilitan el avance del alimento por el intestino y a la bichilla le hacen expulsar cantidades ingentes de caca casi de manera automática. Este es uno de los motivos por los que yo me niego a masajearle esa zona ¡como si no tuviésemos ya suficiente con lo que es capaz de conseguir por sí sola y sin ningún tipo de estímulo externo!

2. El sol y la luna. Siguiendo el sentido de las agujas del reloj, dibujaremos un círculo amplio sobre la barriga, que la abarque toda entera como si fuese un gran sol redondo, y posteriormente, en el mismo sentido, una media luna (como una C al revés). Todos estos movimientos deben hacerse siempre en el sentido de las agujas del reloj para que las manos sigan siempre el mismo recurrido que debe seguir el alimento digerido cuando atraviesa el intestino para su posterior expulsión.

3. Con los pulgares. Colocar ambos pulgares a los lados del ombligo del bebé y presionar levemente como si estuviésemos estirando la piel hacia afuera, hacia los costados del cuerpo del bichillo.

4. Arrastre. En el sentido de las agujas del reloj, dibujar medios círculos en torno al ombligo, presionando un poco, como si estuviésemos arrastrando los dedos de la mano sobre la barriga. Iremos alternado, primero un mano y a continuación la otra sin perder el contacto con la piel del bebé. Sólo se realizan los semicírculos en el lado izquierdo del ombligo del bichillo, no en el derecho.

5. Flexiones de rodillas. Para facilitar la expulsión de los gases, levantar ambas piernas del bebé, flexionarlas con nuestras manos y empujarlas hacia su estómago. Mantener la presión durante un ratito y después estirarles las piernas para que se relaje. Repetir algunas veces. Se puede hacer con ambas piernas a la vez (lo que provoca una presión mayor) o alternado y flexionando primero una pierna y después la otra.

6. Caminar con los dedos. El último movimiento de masaje sobre la barriga antes de pasar a la zona del pecho, consiste en caminar con nuestros 10 deditos por encima de la barriguita del bebé, presionando levemente, como si tocásemos el piano mientras recorremos toda esa zona sin un rumbo fijo.

7. El libro abierto. Posteriormente, subimos un poco hasta la zona del pecho. Juntamos las palmas de nuestras manos en medio del pecho del bebé y las dejamos resbalar hacia los lados mientras se separan. Para que quede un poco más claro, sería como si pusiésemos un libro cerrado y poco a poco se fuese abriendo formando un triángulo sobre el pecho del bichillo.

8. El corazón. Con la puntas de los 4 dedos de cada mano, hacer como que dibujamos un corazón en medio del pecho del bebé, ejerciendo una leve presión con los dedos.

9. El molinillo. Con la mano derecha arrastraremos la piel desde el pecho hasta el hombro derecho del bebé y lo mismo con la izquierda hacia el hombro izquierdo. Es como si dibujásemos las aspas de un molino.

A estas alturas de mis andanzas en el grupo de masajes debo reconocer que mi especialidad son las piernas, porque sólo en una de las sesiones he conseguido avanzar algo más con la bichilla. En casa, trato de aplicarle siempre su cremita hidratante siguiendo estos consejos, pero es verdad que al tener que empezar siempre por las piernas el resto de zonas se me quedan un poco olvidadas, unas veces por falta de tiempo y otras por la impaciencia de la bichilla. Menos mal que el papá de la niña se ha especializado en los masajes de barriga y así tenemos cubierta una zona más amplia. El pecho, los brazos, la espalda y la cara ¡casi nunca nos acordamos de ellos! Aunque esta niña vive en una pachorra constante que poco más la podemos relajar. La semana que viene seguiremos con el masaje de espalda y el de la cara.

Esto te puede interesar

21 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    25 abril, 2014 at 07:41

    Le voy a decir al papá que se lea esta entrada para que recuerde los masajes, a Leo siempre de los daba él, asique por sí se ha olvidado de alguno que refresqué la memoria, yo por mi parte me centro muchísimo en el de flexionar las piernas, parece que le cuesta un poquito hacer caca asique me viene bien

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 abril, 2014 at 16:28

      Los de la caca con la bichilla han resultado la mar de efectivos, pero como normalmente va tan suelta ¡no podemos excedernos con ellos o no le quedará alimento retenido en el cuerpo! Está bien que los papás se impliquen en esto de los masajes, ya que no pueden dar la teta al menos que se acerquen a los bebés de otras formas.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    25 abril, 2014 at 17:00

    Gracias por la aclaración sobre el estreñimiento, esta noche te hará una visita UPMF que es que todavía no se entera de lo que es…se lo voy a tatuar!!!

    Sobre todo al principio los practicaba por necesidad, ahora también cuando le doy la cremita pero ya más por placer…

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 abril, 2014 at 19:53

      ¡Jajaja! Aquí el papá de la bichilla también engaña, porque de vez en cuando lo del estreñimiento lo tiene dominado y otras veces, como la niña se salte un día sin hacer cacas ¡pum! ya dice que está estreñida. Ya sea por necesidad o por placer, el caso es poder mantener ese contacto tan íntimo con nuestro bebés.

  • Responder
    unasonrisaparamama
    26 abril, 2014 at 00:35

    Yo también aprovechaba siempre cuando le ponía la cremita despues del baño para darle el masaje. Iris era bastante extriñida, no de saltarse dias sin hacer caca, que eso tambien, sino de cacas duras que por más que la pobre hacía fuerza le costaba .

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 abril, 2014 at 23:11

      Pues todo lo contrario que mi bichilla, que se le escapan las cacotas con una facilidad pasmosa. Aún así el papá de la bichilla suele insistir en este tipo de masajes y claro ¡se nos lía una en casa!

  • Responder
    María (La cajita de música)
    26 abril, 2014 at 11:31

    Muchas gracias por contarnos esto! Me parece muy útil y ahora mismo me voy a leer las entradas anteriores sobre el tema, jiji.

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 abril, 2014 at 23:13

      Espero haber explicado bien todos los movimientos para que lo puedas aplicar correctamente ¡y ojalá te sean de utilidad!

  • Responder
    sandra_uky
    27 abril, 2014 at 01:08

    asaLos masajes en la triita en nuestra mini moni eran muy efectivos, se tiraba gasecitos, peditos e incluso se hacía caca.
    Ahora creo que lo controla mucho más, ya que ahora con los masajes no hace nada. Lo hace ella solita durante el día.
    Pero l principio nos vino de lujo sobre todo ILY 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 abril, 2014 at 11:31

      Ese es también el preferido del papá de la bichilla. Cada vez lo hacemos menos porque como dices, ella va siendo bastante regular y a día de hoy aún no sabemos qué es el estreñimiento con esta niña, pero por si acaso la cosa se tuerce ¡mejor conocer todos estos trucos que nos pueden ser de ayuda!

  • Responder
    Marta
    28 abril, 2014 at 15:41

    Yo tengo la duda de si esos nombres os los dan en los grupos, o te los inventas tú? Alguno si voy a poder hacérselo a mis Genovevas, para otros, ya son muy mayores.

    • Responder
      Planeando ser padres
      28 abril, 2014 at 19:15

      ¡Jajaja! Pues lo de las nombres ¡es una mezcla! Pero los más raros son los que nos decían en el grupo de masajes, los míos son más descriptivos, porque en ocasiones no recuerdo el nombre que le ponían ¡vaya post más poco científico que he hecho!

  • Responder
    matronaonline
    28 abril, 2014 at 19:21

    Todos los bebés deberían disfrutar de estos masajes! 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      28 abril, 2014 at 19:29

      ¡Ay sí! Aunque cueste encontrar un ratito cada día, pero al menos de vez en cuando estaría bien.

  • Responder
    aran
    29 abril, 2014 at 00:08

    Qué bien explicado! 🙂
    Me encantan los masajes con los peques, cuántas cosas positivas nos aporta!

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 abril, 2014 at 15:51

      Unos minutitos de relax compartido con ellos cada día es una gran terapia. Sólo tenemos que lograr que estén bien predispuestos para recibir los masajes.

  • Responder
    Pru
    29 abril, 2014 at 22:01

    La verdad es que nosotros no dedicamos mucho tiempo a masajear a la Cahorrina, sólo unos minutos mientras le echamos la crema de después del baño, pero con lo bien que lo exolicas igual me animo a darle masajes de profesional, jeje… Aunque por suerte el tránsito intestinal de la peque es inmejorable 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2014 at 14:57

      En las primeras semanas sí hacíamos más esfuerzos y dedicábamos más tiempo, yo porque acudía al grupo de masajes y estaba muy concienciada, y el papá de la bichilla porque quería que esta estuviese soltando cacas a todas horas. Con el paso de los días, estamos dejando los masajes un poquito de lado, pero tras el baño ya primera hora de la mañana sí solemos realizar algunos de ellos, sobre todo en las piernas.

  • Responder
    madrexilio
    30 abril, 2014 at 15:14

    ¡Eres una crack! Mira la talentosa mujer que se han perdido los tontos de la universidad, que para explicar eres una estrella. El detalle, la paciencia y el buen ritmo que le pones son un lujo 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2014 at 15:45

      Lo que soy es muy redicha y aveces creo que voy a cansar a la gente con tantos detalles pero ¡es el estilo de escritura que me ha tocado en suerte!

  • Responder
    Grupo de masajes 4: espalda, cara y estiramientos Planeando ser padres
    9 mayo, 2014 at 06:52

    […] 4. Rodillas. Flexionar por las rodillas ambas piernas del bebé y empujarlas hacia la barriga (es el mismo movimiento que hacíamos la semana pasada para casos de estreñimiento). […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.