Crianza

Grupo de masajes 6: Dàmaris Gelabert

Yo hago el masaje con crema y no con aceite...

Yo hago el masaje con crema y no con aceite…

Durante una de las sesiones del grupo de masajes en el curso de crianza, organizaron algo especial con una cantante catalana, Dàmaris Gelabert especializada en el ámbito infantil. Tiene un proyecto llamado Tot sona, y hacen conciertos, organizan talleres y también acuden a reuniones como las de nuestro grupo de masajes. Casi todo lo que publica está en catalán, pero se pueden encontrar algunas cositas en español y en inglés. Desde que la conocí, yo la llamo la Mary Poppins catalana, porque tiene una voz y una forma de acercarse a los bichillos que los deja a todos boquiabiertos por pequeños que sean. De aquella sesión salimos con un cd para poner mientras hacemos los masajes en casa, pero la verdad es que también lo he utilizado para otros momentos en los que he necesitado que la bichilla se quede un poco quietecita mientras hago otras cosas. Es escuchar estas canciones y parece que entre en trance.

Este será el último post acerca de los masajes para bebés que escriba, porque después de algunas sesiones los movimientos empezaron a repetirse, si bien en esta clase especial descubrimos algunos trucos para lograr que los bebés vayan aceptando mejor los masajes, sobre todo según van creciendo y teniendo menos paciencia con nosotros.

1. Uso de aceites esenciales. En el primer post de esta serie ya os comenté que lo recomendable era el aceite de almendras dulces o alguno similar, tratando de evitar los aceites minerales. La verdad es que en casa yo aprovecho el momento de ponerle la crema hidratante a la bichilla, con lo cual al final acabo usando esta misma crema y no un aceite, porque así ahorro tiempo. Sé que la podría hidratar con aceite pero es que lo que más me han regalado han sido cremas para bebé y tengo que darles salida como sea ¡que en esta casa no se tira nada!

2. Uso de plumas o pañuelos. Los incluiremos en la sesión de masajes, al final, en forma de juego, para hacerles cosquillas y caricias con ellos. Los pañuelos deben ser suaves y de tela que se transparente, de forma que si los ponemos tapando la cabecita del bebé estos puedan vernos a través de la tela ¡pero en otro color! Con esto suelen alucinar, además de que parece que al deslizarse la tela o la pluma por su piel les resulta muy agradable y se dejan manipular bastante alegremente. La bichilla entorna los ojos y se me queda traspuesta del todo.

3. Nuestro pelo. Esto va dirigido a las mamás y papá con melena ¡los de pelo muy corto tienen poco que hacer! Se trata de coger las puntas de nuestro pelo y pasárselas por la cara y el cuerpo, o juntar mechones como si fuera un pincel y hacerles cosquillas en la cara y el cuello. Como yo tengo el pelo tan largo, cuando la bichilla lo ve caer sobre ella cierra los ojos y abre la boca como si intentase asfixiarla y hasta se me queda sin respiración con la primera impresión. Pero luego bien que se ríe con toda la boca a vierta. Ahora ya tengo que tener cuidado, porque ha aprendido a cerrar los puñitos y me pega unos tirones que en dos días me va a dejar calva y sin instrumento propio para jugar con ella.

4. Las pestañas. Con esta técnica me quedé alucinada, pero realmente funciona. Se trata de acercarnos muchísimo a la carita de nuestro bebé e ir pestañeando rápidamente mientras la punta de nuestras pestañas le van rozando por la carita. Entre la cercanía con sus papás y las cosquillitas de las pestañas se suelen quedar muy impresionados.

5. Juegos anti estreñimiento. Este nombre es de cosecha propia pero es que así lo descubrí yo. El adulto estará sentado en el suelo con las rodillas juntas y flexionadas hacia nuestro pecho, como si formásemos una V al revés con nuestras piernas. Colocaremos a los bichillos sobre las rodillas. Si son aún muy bebés iremos dejando resbalar los pies poco a poco hasta que tengamos las piernas completamente estiradas sobre el suelo, para posteriormente volver a recogerlas y formar la V invertida del principio. Lo guay llega cuando son más grandecitos y les gustan las emociones fuertes, porque es entonces cuando dejaremos caer las piernas a lo bruto sobre el suelo, lo que les impresionará como si se encontrasen en un parque de atracciones. La subida debemos seguir haciéndola despacio. Este movimiento hará que los churumbeles también flexionen un poquito sus piernas hacia el estómago y les ayudará con el tránsito intestinal. Como la bichilla ya va bastante sueltecita por sí misma, el ejercicio sólo pudimos repetirlo una vez en clase, porque al primer impacto con el suelo soltó una ventolera de pedos y un chorro de caca que me obligó a desalojar mi sitio y cambiarle el pañal antes de que el tufo afectara gravemente a la salud del resto de bebés allí presentes.

Así fue nuestra última clase de aprendizaje en el grupo de masajes. Posteriormente seguimos acudiendo durante algunas semanas más, pero ya todos los movimientos volvían a repetirse. Cuando ya nos convertimos en unos expertos masajistas de bebés, nos pasó como con el grupo de crianza, que acabamos abandonando las sesiones y echando el cierre a otra etapa más de los primeros meses de mi bichilla. ¡La de cosas que hemos hecho y aprendido juntas en tan poquitas semanas!

Esto te puede interesar

18 Comentarios

  • Responder
    Mamá puede
    16 mayo, 2014 at 07:12

    Que nivel! Con música en directo y todo!
    Lo de las pestañas nunca lo he probado… Ya te contaré

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 mayo, 2014 at 11:10

      A mí también me sorprendió la sesión Creo que la matrona debe tener algún tipo de contacto oculto para estos menesteres. Lo de las pestañas les suele impresionar mucho.

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    16 mayo, 2014 at 10:03

    Buenos días
    A mi cachorro le encanta que le haga cosquillas con el pelo… Se lo pasa pipa. Desde siempre le masajeo al ponerle la hidratante, yo tampoco uso aceites. Antes se quejaba al masajearle los brazos. Pero ahora mientras juega con sus pies aprovecho.pero la espalda ya no puedo masajearle se da vuelta en cuanto le pongo boca abajo así que…yo creo que este momento masaje es más relajante para nosotras que para ellos. Un abrazo

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 mayo, 2014 at 11:11

      La bichilla cada día se mueve más y tiene menos paciencia. Como no hay que forzarles para que el masaje no sea desagradable ¡creo que ya mismo se nos van a acabar las sesiones! Sin embargo, estos juegos con el pelo, las pestañas, etc. sí parece que le hacen gracia. Pero ¡son un peligro! Porque ahora que agarra cosas me pega cada tirón a traición ¡cosa mala!

  • Responder
    Gestando una idea
    16 mayo, 2014 at 10:25

    Ay, los peques y los pelos largos. La de veces que he ido yo a coger a un bebé y cuando lo he tenido encima toda contenta, me ha pegado un tirón de pelo, que pa qué!!!! Se me olvida que les gustan las melenas, jajaja.

    Y lo de las pestañas, muy bueno. Lo probaré, que lo de acariciarles con el pelo como si fuera un pincel, como tengo el pelo largo, lo he hecho, pero lo de las pestañas, no.

    Por cierto, una sugerencia, desde que has puesto el cartelito este de la parte izquierda del blog, uno que es rectangular y celeste, que pone «sponsors» y una mano con el dedito hacia arriba, me pasa que me cuesta leer los textos bien, porque al menos en el ordenador, cuando vas bajando el texto para leer, el cartelito se desplaza y siempre va quedando a media altura, que es donde (al menos yo) pongo la parte del texto que quiero leer. Lo que pasa es que al ser opaco, no deja leer bien las primeras letras de cada frase. Es una «tontá», pero con lo chuli que te ha quedado el blog, pues a mi me resulta molesto como una mosca rondándome, jajaja. Si quieres no me hagas ni caso, pero tenía que decírtelo 😉

    Por cierto también. Ayer tuve una charlita con mi jefe. Me acordé de ti, mucho, mucho… Qué mal rato pasé…

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 mayo, 2014 at 11:17

      ¡Digo que si les gustan! El otro día le pegó un tirón a mi madre que se fue espantada al espejo porque creía que la bichilla le había hecho una calva. Esta ya ha escarmentado y mantiene la cabellera a buena distancia de la niña. Pero yo tengo el pelo muy largo y alguna vez me pilla a traición. Esta misma mañana, sin ir más lejos, se me ha enganchado con un agarre que ríete tú de la caída natural del cabello en el post parto.
      Oye ¡gracias por decirme lo del cuadro molesto del sponsor! Es que mis ansias de sacar a la bichilla adelante haciendo dinero con el blog (de momento no podemos comer de esto pero yo sé que lo voy a conseguir ¡jajaja!) me han nublado el entendimiento en este asunto… ¡ahora mismo trato de solucionarlo! Que con el arte que me doy yo redactando con gracia como para que la mano esa me tape los inicios de frase.
      Oye ¿?y de qué hablaste con el jefe? No estaremos ya con el embarazo en ciernes ¿no? ¡Ahh! Y que tengo sorteo de cremas en el blog. No sé si tú andarás muy arrugada o remonísima, pero por si te interesa…

  • Responder
    yademasmama
    16 mayo, 2014 at 12:54

    Me ha gustado el de las pestañas, jeje, aunque habrá que hacerlo sin rímmel, para que no sea tan brusco 😉 Lo usaré para hacer juegos con mi bichito, porque ya no se deja hacer muchos masajes. Así que tú aprovecha. ¡Besos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 mayo, 2014 at 11:38

      Ya noto que según va creciendo, menos aguante tiene la bichilla para los masajes. El pestañeo suele dejarles patidifusos del todo.

  • Responder
    Ensancha los pulmones
    16 mayo, 2014 at 16:38

    Lo del pelo se lo hago a menudo y se parte, tanto se ríe que acaba cogiendo hipo. Y las pestañas me las quiere arrancar, así que nada Jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 mayo, 2014 at 12:03

      ¡Madre mía! La mía los pelos sí que me los arranca a puñados pero las pestañas aún no le han llamado la atención.

  • Responder
    Madre Primeriza
    19 mayo, 2014 at 11:23

    ¡Qué bien me habría venido este post cuando la fiera era recién nacida! Ella no llegó a disfrutar de los masajes del grupo de crianza de la matrona y no sabía que hacer y cómo enmendarlo. Estos consejos creo que me habrían venido fenomenal!!! Sobre el proyecto Tot Sona, me parece fantástico!!! El CD de Cançons populars + noves m’encanta. Gràcies!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 mayo, 2014 at 15:02

      Nosotras hemos tenido mucha suerte al encontrar este grupo de crianza tan completo. Las canciones de Tot sona son increíbles, porque esta mujer tiene una voz que hipnotiza a los niños, y no tan niños ¡que te quedas relajada sólo de oír la música! Aunque no seamos nosotras las que estemos recibiendo el masaje.

  • Responder
    tuspatucosymistacones
    19 mayo, 2014 at 13:12

    «soltó una ventolera de pedos y un chorro de caca» jajajajajajajaja es que me meo contigo… XD
    Me apunto lo de la cantante, no la conocía, y parece muy bueno para los bebés 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 mayo, 2014 at 15:05

      ¡Jajaja! Es que yo soy muy gráfica y escatológica para muchos asuntos, pero así queda bien clarito la que lió la bichilla en plena sesión. Eso sí, relajadita se quedó ¡y mucho!

  • Responder
    Marta
    21 mayo, 2014 at 15:17

    Me ha gustado el de las pestañas, a mi hija le suele hacer cosquillas, y se rie un montón-

  • Responder
    sandra_uky
    25 mayo, 2014 at 01:47

    Está genial hacer reír a nuestros peques con tan poca cosa, unas pestañas, unas plumas, con el pelo. Es fantástico! Yo con pelo no puedo, le encanta cogerlo y tirar. Como vea un mechón suelto lo caza al vuelo y tira fuerte Jejejeje. Y aunque parece mentira tienen una fuerza incomprensible siendo tan peques. Pero el de las pestañas me ha parecido genial, pero se lo diré al papá, el por lo menos tiene pestañas, yo en cambio ni con rizador tengo pestañas Jejejeje 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 mayo, 2014 at 19:41

      ¡Jajaja! Que no hacen falta pestañas de anuncio para hacerles cosquillitas. Si yo creo que lo que más les impresiona es vernos tan cerquita de ellos. Eso sí, con el pelo precaución, que tienen las manos muy largas y una fuerza muy bruta.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.