Consejos

El equipaje para bebés

Viajar con un bebé de poco tiempo, de apenas unos meses, supongo que es un quebradero de cabeza para cualquier padre primerizo. ¿Qué llevo en mi maleta? Yo tenía claro desde antes de quedarme embarazada que el hecho de tener familia no iba a poner el punto y final a mi pasión por los viajes. Podría pasar una racha mala y de movilidad escasa (últimos meses del embarazo, post parto doloroso si es que lo había, bebé demasiado pequeño y muy demandante) pero con el paso de los días y el desarrollo normal de mi bichilla podría volver poco a poco a retomar nuestra pasión por los viajes. ¡Ahora nos estrenaríamos como viajeros en familia! Antes de que mi bichilla cumpliera 6 meses decidimos hacer la primera prueba en esto de viajar con niños haciendo una escapadita a Salou. El trayecto era corto (más o menos a una hora y media de casa) e iríamos en coche para alojarnos en un hotel. En principio todo parecían comodidades, por lo que simplemente tuvimos que poner algo más de atención en la preparación del equipaje para la niña. ¡Mucho más sencillo de lo que jamás hubiera imaginado!

1. Pañales. Creo que cuando decides poner un pie fuera de casa con un bebé lo primero que te viene a la cabeza es el número de pañales que deberás transportar hasta tu destino. No hay que volverse locos con este tema. En nuestro caso, como sólo pasaríamos una noche fuera de casa, nos llevamos 12 pañales, puesto que la bichilla suele utilizar 5-6 por día. Ni uno más. Así arriesgando. Tened en cuenta que si viajáis en avión podréis comprarlo en el destino para no cargar con semejante bulto en el equipaje facturado. Y no sufráis si se os olvidan en casa: sobre todo las zonas de playa suelen tener supermercados abiertos hasta en domingo, así es que mientras hacéis la maleta podéis empezar a relajaros. Junto a los pañales incluid lo que soláis usar para el cambio de pañal (crema, toallitas, cambiador), si los tenéis en tamaño de viaje mucho mejor. ¡Lo que sea por ahorrar espacio!

2. Comida. En mi caso esto no era un problema porque la bichilla vivía a base de leche materna exclusivamente, y por mucho que me despistase a la hora de hacer el equipaje para el bebé ¡las tetas no me las iba a dejar en casa! Sin embargo, ya habíamos empezado a introducirle la fruta, por lo que pensé que en el propio bufet libre del hotel le podría coger algo para ella. En el último momento, y ya en el destino, decidimos comprarle un potito de frutas en un supermercado. No los había probado nunca y el experimento le supuso 4 días de estreñimiento haciendo unas cacas duras que salían rodando hasta el suelo cuando le quitábamos el pañal. Conclusión: deja los experimentos con la alimentación del bebé para otro momento y no para las vacaciones.

3. Ropa. Para una noche fuera de casa la bichilla llevaba su vestidito para emprender el viaje y pasar el primer día, y una muda para el día siguiente. Como soy de vivir al límite ¡no eché ni un trapo más! Pensé que si teníamos la malísima suerte de que se manchara ambos conjuntos el primer día ¡el segundo día haría turismo con el pijama puesto!. Pues eso, podéis pasar un par de días fuera de casa con un pijama y una muda de ropa, así es que no llenéis la maleta como si no fuerais a volver a casa en meses.

4. Entretenimientos. Mi bichilla es muy pequeña, y a parte de un chupete con el que se entretiene y cualquier muñequito no necesita transportar nada más cuando salimos a la calle. Si no usa ciertas cosas habitualmente, no las echará en falta durante las vacaciones así es que déjalas en casa.

5. Artículos según el destino. Nosotros fuimos a la playa, y aunque aún era primavera llevamos crema solar para la niña, y allí mismo le compramos un gorrito. Como sabíamos que no se bañaría en el agua, porque aún no era temporada de baño para bebés, nada de transportar modelitos de bañador, ni toallas, ni otros accesorios playeros.

6. La cuna. Si practicáis el colecho ¡enhorabuena, os habéis ahorrado otro trasto! Nosotros tenemos 2 cunas de viaje, una en casa de cada abuela para que la niña duerma la siesta los fines de semana y para hacer viajes con todo lo que necesitemos. Pero al preguntar en el hotel nos informaron de que la reserva incluía este servicio de forma gratuita, con lo cual ¡pasamos el fin de semana con una única maleta tamaño cabina!

Y aunque os parezca que la lista es muy corta y que incluye muy pocas cosas ¡ya no va a hacer falta nada más! Creedme, lo he vivido en mis carnes. Para ser nuestra primera experiencia ¡creo que tuvimos muy buen ojo a la hora de hacer la maleta para la bichilla! Utilizamos todo lo que llevamos, no nos faltó ninguna cosa imprescindible y el único gran fallo fue innovar con la alimentación de la niña en un momento de lo más inapropiado. Debéis ser razonables con el equipaje para el bebé y los preparativos del viaje sobre todo si vais a  iniciaros en esto de viajar en familia por zonas cercanas. Para una noche fuera de casa en un pueblo o ciudad de España no vayáis a contratar un seguro de viaje ¡no lo vais a necesitar! Es perfectamente comprensible que al principio sintamos cierto temor al salir a la aventura con nuestros churumbeles. Nosotros tardamos casi 6 meses en decidirnos pero tras esta primera experiencia ¡ya no habrá quien nos pare!




Esto te puede interesar

9 Comentarios

  • Responder
    losdestinosdealberto
    20 mayo, 2014 at 13:33

    Entre lo que suelo llevar yo a las escapadas y lo que tiene que llevar un niño, ¡el día que tenga hijos alquilaré una camioneta!

    Es genial que el hecho de tener a la bichilla no os frene a la hora de viajar, así ella también crecerá con pasión por los viajes.

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      26 mayo, 2014 at 18:51

      Al principio el papá de la bichilla era bastante temeroso, pero bueno como era invierno y apetecía menos lo de salir… pero ahora que llega el buen tiempo ¡yo quiero viajar de nuevo todo lo que pueda!

  • Responder
    Padres en pañales (@Padresenpanales)
    26 mayo, 2014 at 08:30

    la de cosas que hacen falta. Yo me hice una lista la última vez interminable, y me la dejé en un post, y cada vez que me voy la miro, porque es tan fácil dejarse algo. Aunque al final no hay nada que no puedas encontrar en el dstino!

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      26 mayo, 2014 at 18:52

      Yo fui un poco a lo loco porque sólo era una noche y tampoco necesitaba la bichilla tantas cosas. Que a veces tenemos una afición por cargarnos de cosas que no vamos a utilizar… ¡Gracias por pasarte en el día de la inauguración oficial de este blog!

  • Responder
    tuspatucosymistacones
    26 mayo, 2014 at 12:34

    Pobre Bichilla…. Seguro que a partir de ahora odia Salou por el trauma caquil que le ocasionasteis jejejeje

  • Responder
    marichollos
    26 mayo, 2014 at 18:38

    Como ayudita a tus consejos puedo añadir que yo pañales casi siempre recurro a llevar solo 3 o 4 y comprar en destino un paquete de los semanales. Los potitos de fruta que dices,yo hago los mios en compota envasados al vacio y me los llevo ( también lo hago así con el resto) no me arriesgo a que no le gusten otros y no coma en todas las vacaciones. Cuna lo que comentas..duerme con nosotros así que es tontería pero si necesitásemos,en casi todos los hoteles suelen tener.
    Para mi lo peor son los juguetes por que chollito es de entretenerse con una misma cosa lo justo así que tengo que llevarle un montón.

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      27 mayo, 2014 at 08:22

      Me vienen muy bien los consejos para el futuro, sobre todo lo de los juguetes, porque de momento la bichilla se entretiene con sus manos y pies, mirándonos a nosotros e intentando acertar a ponerse el chupete en la boca, por lo que no tuvimos que ir de fin de semana con una juguetería a cuestas. Y aún si tiene un juguete favorito manejable… pero cuando empiece a querer llevarse todo lo que tiene en casa ¡vamos a tener que alquilar una furgoneta para salir!

  • Responder
    Elena
    6 octubre, 2017 at 15:46

    Nosotros hemos viajado con nuestra pequeñaja desde que pasó la cuarentena. El primer viaje fue de 600km, y se portó como una campeona. Pero de ropa no podemos ir justos, nos ha salido dragona y mancha (y moja, que es peor) mucho y hay que cambiarla bastante. Así que vamos cargando con muchas cosas para ella y pocas para nosotros, c’est la vie!

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.