Crianza

Revisión pediátrica de los cinco meses

Revisión pediátrica de los cinco meses

Revisión pediátrica de los cinco meses

Para las revisiones pediátricas de mi bichilla seguimos huyendo de las mutuas médicas privadas y confiando ciegamente en la Seguridad Social. Y es que no nos cansaremos de repetir que a pesar de la crisis, en el centro de salud que nos han asignado los profesionales de pediatría parecen desvivirse por nuestros churumbeles y esto es muy de agradecer. Aún así, hay quien nos tacha de malos padres por no haber contratado un seguro médico privado con cualquier compañía, pero la verdad es que estando sanita como está no vemos la necesidad de gastarnos este dinero. Seguimos acudiendo al pediatra sólo para las revisiones obligatorias si bien a los 5 meses nos propusieron tener una consulta de seguimiento, porque supuestamente yo iba a reincorporarme al trabajo y la bichilla habría tenido que empezar con la alimentación complementaria y ya no tendríamos una lactancia materna exclusiva. Ya sabemos todos que al final esa reincorporación laboral sólo duró un par de horas, pero para ir preparando el terreno ya habíamos empezado a introducir frutas en la dieta de mi bichilla, más o menos sobre los 4 meses y medio. En la revisión pediátrica de los 5 meses tratamos estos asuntos.

1. Peso y altura. La bichilla pesaba 7,440 kilos y medía 67 centímetros. La enfermera que nos atendió anda orgullosísima de mi churumbelita, puesto que zampa como si no hubiese un mañana y crece a lo grande, estando por la parte alta de la tabla de percentiles en todos los aspectos y sin haber padecido ni un solo contratiempo de salud desde que nació. Y en lo de estirarse a lo largo quizás yo no tenga mérito ninguno, pero en lo del peso me atribuyo todo el éxito, porque me paso el día ofreciéndole la teta para que dé cualquier chupetoncillo que la alimente en todo momento. Para la revisión de los 6 meses ¡me he propuesto llegar a los 8 kilos! A ver si lo consigo, porque cada vez va engordando más lentamente (normal, porque si me engordase un kilo y pico por mes como hacía cuando nació el tipo de modelo se le iba a ir de las manos).

2. La costra láctea. Pues ahí seguía a los 5 meses. Cada vez en menor cantidad, pero con el trastorno de que según se va desprendiendo esa capita de grasa se produce la caida del cabello por esa dermatitis seborreica, que se lleva consigo algún mechón de mi bichilla. Por lo que si ya era pelona de nacimiento, no os quiero ni contar cómo se me está quedando. Y claro, estas mini calvas le salen a lo loco y sin orden por toda la cabeza, lo que me obliga a hacer malabarismos para peinarla y que quede monísima dentro de esta cortedad de pelitos. Otra cosa que ha hecho más de una vez es que de noche se ha rascado la cabeza y se ha arrancado la costra ella solita. Así adelanta mucho la faena, pero cuando nos despertamos y vemos una nueva calva y las sábanas llenas de mechoncitos arrancados nos llevamos cada susto…

3. Granito de grasa en el pezón. Ahí sigue también en su mini teta izquierda casi desde que nació. Seguimos con los consejos de la pediatra de no hacer nada drástico, simplemente frotar un poquito la zona con la esponja en el momento del baño y se acabó. No ha crecido ni disminuido en el último mes, pero es que como no cambia de aspecto parece que fuese a estar ahí pegado para siempre.

4. Inicios de la alimentación complementaria. Como yo iba a volver al trabajo, decidimos empezar a darle algunas frutas a la bichilla, porque pensaba que tomaría muchísima leche y, aunque yo tenía una reserva de unos 4 litros preparada para las tomas en las que yo estuviese fuera de casa, en caso de que la rechazase después de congelada o extrañase el biberón, al menos mi madre podría darle alguna fruta para que se entretuviese. Yo estaba convencida para estrenarme con el BLW, y un día mientras yo me comía un plátano de postre, allí que le arrimé un trozo. Ella se puso a rechupetearlo, pero era muy pequeña, no sabía tragarlo aún y todo lo expulsaba para afuera, aunque en seguida se llevaba torpemente las manitas a la boca para meterse otra vez lo que se le salía. En la visita anterior me recomendaron empezar por la pera, la manzana, la naranja y el plátano, introduciéndolos con varios días de separación. Si la niña tenía tendencia a estreñirse podía sustituir la manzana y el plátano por uvas y ciruelas. Pero esta niña no se estriñe, aunque lógicamente con la fruta la caca ha pasado a tener una consistencia pastosa ¡y ya no sale chorreando del pañal! ¡Bienvenida a casa alimentación complementaria! Como aún no era capaz de sentarse en la trona y el cuerpo lo tenía en un constante vaivén, decidí aplastar con un tenedor los plátanos y peras, y pasar la manzana por la batidora, mezclada con el zumo de media naranja. Me habían dicho que con que tomase la cantidad equivalente a un par de cucharitas de café sería más que suficiente para empezar ¡pero la bichilla se zampó la pera entera de una sentada! Y a los pocos días un plátano entero, y luego la manzana… Me daba miedo que no supiese medir sus ganas de comer, y que abriese la boquita por inercia y después lo vomitase todo, sobre todo teniendo en cuenta que primero siempre le doy el pecho hasta que se harta y después pruebo con la fruta ¡pero ni un vómito en este tiempo! Definitivamente, mi bichilla no tiene fondo.

En la próxima revisión de los 6 meses nos tocarán nuevas vacunas y unos días antes experimentaremos con la introducción del gluten para contarle a la pediatra qué tal ha ido y poder comentarle si la bichilla ha tenido alguna reacción. De aquí a nada ¡mi bichilla comerá como los niños grandes!

Esto te puede interesar

38 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    20 mayo, 2014 at 07:23

    Es una gran ventaja que coma así de bien, y verás cuando le des verduras, pollo… Y empieces a ver que come mucho más que tu!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 mayo, 2014 at 14:01

      Eso casi que me asusta porque no nos va a dar el sueldo para alimentación complementaria ¡con el ahorro que ha supuesto la teta!

  • Responder
    El rincón de Mixka
    20 mayo, 2014 at 07:25

    Madre mía! Pues sí que es tragonceta la peque… Jijijijiji. Mucho mejor así, desde luego. Los padres siempre nos preocupamos mucho cuando dejan de comer. De todas formas aunque ya te lo habrán dicho, los niños tienen rachas de comer menos. Sus ritmos de crecimiento el primer año son una pasada, pero a partir del año ya no tanto, por lo que puede ser llegado el momento que quiera comer menos. Y es completamente normal.

    Respecto al tema médico… Te diré que los seguros privados en caso de duda, muchas veces te derivan al público, incluso algunos centros no tienen material médico suficiente. Estoy contigo en que de momento la sanidad pública es muchísimo mejor. Lo malo? Las listas de espera. Pero de momento gu bebota no necesita nada de eso.

    Besotes!

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 mayo, 2014 at 14:07

      Sí, sí ya sé que a partir de los 9 meses se suelen estancar, comen y crecen menos y entonces nos entra el pánico y creemos que se nos van a desnutrir de un momento a otro. Lo he leído y me he informado, pero seguro que si se presenta la cuestión ¡entraré en pánico como buena primeriza! Yo más que un médico privado creo que voy a necesitar un supermercado privado para abastecerme y cumplir con la alimentación complementaria de mi churumbelita ¡es que creo que come demasiado para lo pequeña que es! (yo, como siempre, al contrario que todas las madres, porque lo normal es que digamos eso de “mi niño no me come” y ya ves lo que yo afirmo).

  • Responder
    mamaenbulgaria
    20 mayo, 2014 at 08:25

    Es estupendo que coma tan bien, sobre todo que no tenga miedo a probar cosas nuevas.
    Yo tampoco tengo seguro privado, la SS de momento es suficiente…

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 mayo, 2014 at 14:09

      A esta no le da miedo llevarse nada a la boca ¡si hasta se nos lanza con toda ella abierta a ver si nos puede morder los mofletes! (no sé con qué, si no tiene dientes). Ahí en Bulgaria ¿qué tal es la sanidad pública?

  • Responder
    almugm
    20 mayo, 2014 at 09:05

    A nosotros la costra láctea nos duró más de un año, pero ¡¡¡se acabó yendo!! Así que paciencia, hijos, paciencia… 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 mayo, 2014 at 14:13

      Por suerte parece que ya no le queda a penas nada. Y espero que esto no vuelva a resurgir con nuevos brotes.

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    20 mayo, 2014 at 10:00

    Buenos días
    Nosotros tenemos seguro privado y el cachorro nació en una clínica privada pero como de momento solo vamos al medico para las revisiones lo llevamos a la SS. Tampoco me gusta estar metiendo al bebé en el coche…
    Animo con la alimentación complementaria es increíble como aprenden a llevarse la comida a la boca.a mi pequeño si se le caia algo antes acercaba la boca a la bandeja de la trona, ahora ha descubierto que si agarra la comida con las dos manos no se le cae..jeje un abrazo

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 mayo, 2014 at 14:14

      Hemos hecho alguna prueba sencilla con galletas (por lo del gluten), frutas y la verdad es que lo coge bastante bien y mancha… ¡mucho! Pero da al sensación de que cuando lleva un ratito con algo en la mano se le olvida que lo tiene ahí y se enfada porque cree que se lo hemos quitado, que se le ha caído o que se le ha acabado. ¡Es una fiera para la comida!

  • Responder
    Ensancha los pulmones
    20 mayo, 2014 at 10:15

    Ya cinco mesitos, cómo crece! A por esos ocho kilos!

  • Responder
    Gestando una idea
    20 mayo, 2014 at 10:44

    Hija, qué alegría lo bien que come esta niña. Qué mona, ayudándose para meterse de nuevo en la boquita lo que se le salía :). Menos mal que al aplastar la fruta con el tenedor, ya puede zampar tranquila.

    Lo mejor lo de las cacas, sin duda xD xD

    Y sí, menos mal que no engorda un kilo y pico por mes!!!

    Jó, 5 meses ya… Cómo pasa el tiempo… En nada, tenemos cumpleaños de la bichilla.

    ¡Muchos besos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 mayo, 2014 at 14:18

      Pues hoy le he visto una técnica nueva: cuando tiene las manos ocupadas ¡se lleva la boca al hombre y se achucha la comida con él! Eso sí, menos mal que el babero la cubre del cuello a los pies, porque con estas técnicas de improvisación que se ingenia no sabes qué va a ser lo próximo que entrará en contacto con la comida. Y eso que voy con atraso con el tema de los posts de revisiones porque hoy ¡vamos a la de los 6 meses!

  • Responder
    tuspatucosymistacones
    20 mayo, 2014 at 11:38

    Cinco meses… ¡Si hace nada nos estabas diciendo que estabas de parto! Y la Bichilla… ¡qué grande y guapa se está poniendo! En breve te pide un solomillo con patatas XD

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 mayo, 2014 at 14:32

      ¡Eso seguro! Que no vamos a ganar para alimentación complementaria. Voy a hacer un llamamiento: Por favor, señores propietarios de carnicerías, pescaderías y supermercados en general ¡mi bichilla va a empezar a comer sólidos y necesito avituallamiento! Interesados en colaborar contacten al mail del blog. ¡Jajaja!

  • Responder
    @beberechito
    20 mayo, 2014 at 11:39

    Mi beberecho hizo los 5 meses ayer, la bichilla si no me equivoco ya tiene los 6 hace 3 días…a mi me va genial porque ese mes de ventaja me va informando de lo que va aconteciendo, además que la pequeña Laura se parece en muchos aspectos a mi niña.
    Nosotros en la revisión de los 4 no nos dieron cita hasta los 6 porque yo aún no me reincorporo, así que hasta el mes que viene seguimos sólo con la teti. A ver como se me da la alimentación complementaria…os iré leyendo a las mamiblogguers que me servís de mucho, me ha gustado eso de q las cacas dejen de ser tan líquidas y no rebosen el pañal, porque cuando oímos “los truenos” sólo tenemos un par de minutos o menos antes de que empiece el desastre… Jajaja!!! Con lo q zampa…
    En fin, este mes q viene me embarco en una mudanza…puff…menos mal que sólo hay 350m de una casa a la otra…a ver como lo llevamos con la peque tan pequeña y empezando la alimentación complementaria…

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 mayo, 2014 at 14:38

      Hoy tenemos la revisión de los 6 meses pero iba atrasada con los posts de este tema. Pues está visto que mi bichilla sigue tragando la misma teta que antes y le da igual que le des una fruta entera, o una galleta: primero se harta con el pecho y luego incorpora todo lo demás. A veces creo que come demasiado para lo pequeña que es. Eso sí, el tema de las cacas ha mejorado muchísimo. Ya casi no recuerdo aquellos días de agobios en los que no tenía ni un body sin manchas pegadas que no salían con nada. Ahora todo se queda bien recogidito en el pañal y no hay escapes de ningún tipo. Yo me mudé estando embarazada de 6 meses, y porque el papá de la bichilla insistió, porque yo quería dejarlo hasta que la niña hubiese nacido. Ahora creo que fue mejor hacerlo antes, pero con un poquito de suerte a ver si te sigue igual y no se te trastorna con el cambio.

  • Responder
    Desire duerme fliz
    20 mayo, 2014 at 13:26

    Nuestras niñas van a la par. Jeje. Vaya dor tragonas nos han salido! Mi mayor no se bebió jamas un bibi como los que se bebe esta ahora y cuando solo tenia 4 meses.
    Yo tambiene stoy muy contenta con la pediatra que nos ha tocado y estoy muy contenta con la seguridad social de mi pueblo asi que no hay necesidad de privado.
    Con esta aun no hemos empezado con complementaria. Empezaremos a los 6 meses, aunque es cierto que ya le he empezado a dar de vez en cuando un trozo de pan, y un trozo de manzana y tal y ella chupetea sind escanso. Jeje. Como pasa el tiempo…

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 mayo, 2014 at 14:41

      Mi bichilla creo que empezará oficialmente mañana. porque hasta ahora sólo he probado con la fruta y de vez en cuando, si me venía bien y si no me lo saltaba y le daba solo la teta. Esta semana hemos estado dándole algo de cereales (galletas sencillas) para ver si presentaba alguna intolerancia al gluten y esta tarde tenemos la revisión y las vacunas de los 6 meses. Supongo que me darán algunas directrices sobre la comida, porque yo necesito saber qué cantidad es normal que coma ya que para mí que engulle demasiado y no quiero que me la pongan a dieta antes de cumplir un año.

  • Responder
    Rural Baby Project
    20 mayo, 2014 at 14:32

    Jo, como pasa el tiempo! Parece que fue ayer cuando estabas de parto y mira!! Ya ha comido su primer plátano! 🙂 Es genial que coma así de bien y esté sana! Totalmente de acuerdo en que gastar dinero en una mutua en los tiempos que estamos si la niña no tiene ningún problema es tontería.
    Besos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 mayo, 2014 at 14:44

      Yo espero que el trato en la sanidad pública siga siendo como hasta ahora, porque de verdad que en este centro no tienen prisas en las consultas y te dedican todo el tiempo del mundo, sin agobios. Y como la niña está bien sanota ¡ya me gastaré el dinero del seguro privado en compras de alimentación complementaria para llenar la nevera!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    20 mayo, 2014 at 15:59

    Mis gordis no tuvieron revisión de los cinco meses porque, como bien dices, la vuestra fue algo puntual…pero a los seis meses uno pesaba casi 9 kilos y el otro casi 8, y siguieron las mismas pautas de alimentación así que ya ves, cada uno un mundo. Y después al año pesaban lo mismo porque de repente, el que comía normal se volvió un zampoón, y el mayor que comió bien hasta los tres años, ahora come normal y no se pone ansioso. Así que, como ves, cada uno a su ritmo.

    Pero vamos, agradecidas tenemos que estar de tener criaturas que comen bien y que no hay que “pelear” con ellos para que coman. Eso y que duerman bien, da la vida! Qué suerte con tu centro de salud, yo cambié de pediatra porque no soportaba que estuviera todo el día quejándose de lo mucho que trabajaba, yo es que alucinaba!!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 mayo, 2014 at 16:23

      Si ya se dice que no se puede comparar en esto, porque igual que hay adultos gordos, normales y delgados con los bichillos pasa igual ¡no todos se pueden criar idénticos pese a que sigamos con ellos las mis mas técnicas! Nuestra pediatra también va a tope porque les han recortado el presupuesto en personal y le han quitado a una enfermera, así es que es cierto que van muy atareadas pero no se quejan nunca. Como dices, esto de que coman bien y duerman aún mejor es una suerte porque hace esto de ser padres primerizos mucho más fácil.

  • Responder
    másqueelprimerdía
    20 mayo, 2014 at 16:31

    Qué gusto que la peque coma tan bien, con las historias para no dormir que se escuchan por ahí de niños que no comen ni pidiéndoselo por favor.. tiene que ser un alivio que vaya creciendo y poniéndose grandota sin demasiadas dificultades! 😀 Que siga así!!

    un besito!

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 mayo, 2014 at 16:25

      La verdad es que para que abra la boca no tenemos problemas, es más, incluso cuando no tiene que comer, como vea a alguien llevándose algo a la boca, allá que se lanza ella a ver si puede quitárselo. Y siempre anda con la boca abierta, como esperando a que le caiga algo en suerte. De momento es bien tragona, pero quizás esto con la edad puede cambiar.

  • Responder
    Una mama en el mundo.
    20 mayo, 2014 at 21:55

    Madre mía que glotona, mi princesa era igual con dos meses pesaba 7 kilazos, así que seguro que llegas a los 8 sin problemas. Apartir de los 6 meses es cuando menos engordan y más crecen porque empiezan a moverse más. Me alegro de que la fruta la vaya bien es muy importante. Un abrazo

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 mayo, 2014 at 16:28

      En cuanto empiece a engordar más despacio ¡me dará algo! Porque a mí lo de que sea más alta o menos me da igual, yo lo que quiero es que esté bien lustrosa con sus mollitas (ahora que puede lucirlas, que en nada ya me la estarán poniendo a dieta si saca mi tipo y no el de su padre). Las 4 frutas que ha probado de momento le encantan, no le hace ascos a ninguna.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    20 mayo, 2014 at 23:28

    No espor desanimarte pero nosotros a los 2 años seguimos con costra lactea…Me alegro que siga así de bien y se vaya adaptando a la comida.

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 mayo, 2014 at 16:29

      Va genial. La costra láctea ahora nos preocupa menos porque sólo le queda una miniatura en la cabeza ¿esto puede resurgir más adelante?

  • Responder
    Mamá por bulerías
    21 mayo, 2014 at 00:00

    Maja te ha salido tragona como la mía jajajaja, así da gusto

    A Amaya le duró la costra láctea dos años más o menos así que paciencia!

    Besotes

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 mayo, 2014 at 16:29

      Eso me dice Una mamá muy feliz, pero es que como ya se le ha caído casi toda, supongo que ya no le volverá ¿o sí?

  • Responder
    Patricia
    21 mayo, 2014 at 00:49

    Yo si tengo seguro privado y en el parto me vino fenomenal. Lo que yo veo más positivo es el horario. En la SS las revisiones son a media mañana, estupendo para tener que pedir el día libre o hacer malabares en el trabajo. Así que solo voy lo justo y para el resto, al pediatra privado con consulta por la tarde.

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 mayo, 2014 at 16:31

      Aquí la pediatra de la Seguridad Social tiene un par de días de consulta por la mañana y 3 por la tarde. Ayer mismo fuimos a la revisión de los 6 meses y nos tocó a las 18:30, así es que los horarios de este centro público sí son compatibles con la jornada del papá de la bichilla, porque como yo ahora tengo todo el tiempo del mundo disponible para estos asuntos…

  • Responder
    Marta
    21 mayo, 2014 at 15:37

    Tu bichilla va genial, poco a poco, crece y engorda según los cánones :p Vas a tener que buscar trabajo para traer comida a casa, ajajaj

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 mayo, 2014 at 17:10

      ¡Jajaja! ¡Qué poco va a durar mi etapa de ama de casa, mamá y blogger 24 horas! Porque en cuanto la teta no le sea alimento suficiente en el supermercado no voy a poder pagar con posts.

  • Responder
    sandra_uky
    25 mayo, 2014 at 02:31

    Que bien, como alegro que la introducción a la alimentación os vaya tan bien.cuando le has aplastado la fruta, se lo has dado con cuchara o que tu bichilla metiera la mano? Yo es estoy pensando sí cuchara o blw o una mezcla de ambas. Ya le doy pan y le encanta. Le doy un cacho grande y lo chupa y re chupa. También le he dado un trozo de manzana y muy bien. Pero el otro día le dispensador plátano y no es que se atragantara, pero hizo el ruidito este de toser para sacarse el trozo. Yo confíe en mini moni, pero el padre se asusto…. Le sigo dando pan pero nada tan blando como el plátano. Y ya tengo que empezar a pensar en la introducción de la alimentación complementaria y estoy muy interesada en vuestras experiencias y opiniones. Un beso 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 mayo, 2014 at 19:47

      Pues ya iré contando en próximos posts, porque las galletas y el pan sí se los come tal cual, pero con las frutas, verduras y pollo voy haciendo purés porque ella sola aún no coge nada y al papá de la bichilla le da pánico que la ahogue (como si yo quisiera hacerle eso). Pero sobre todo es porque no come nada, no se lleva ningún trozo de verdura ella sola a la boca, así es que de momento le dejo que meta la mano en todo pero acabo haciendo puré.

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!