Ocio y viajes

Hotel MedPlaya Pirámide Salou

Durante nuestra primera escapada familiar a Salou nos alojamos en el Hotel MedPlaya Pirámide, un establecimiento de 4 estrellas, tranquilo, bien situado, aunque no en primera línea de playa, y seamos sinceros: era una de las pocas opciones económicas que quedaban para poder pasar el puente del 1 de mayo ya que pospusimos lo de reservar hotel a sólo un par de días antes. Para todo lo que ofrecía y por el precio que obtuvimos, considero que pese a su categoría de 4 estrellas entra dentro del grupo de hoteles baratos de playa.

1. Precio. Esto es digno de mención porque pagamos 67 euros por noche y este precio incluía: habitación doble para 2 adultos, cuna para la bichilla, y alojamiento en régimen de media pensión (desayuno y cena, ambos tipo buffet) para ambos. Por 3,5 euros más por persona hubiésemos podido tener pensión completa, pero en ese caso no habríamos salido del hotel en todo el día. La verdad es que desayunar y cenar en el hotel elegido facilita mucho las cosas cuando viajas con niños, porque no dependes de la suerte a la hora de encontrar un lugar en un destino desconocido donde al menos nutrirte medio en condiciones. Además, por hacer la reserva a través de la propia web del Hotel MedPlaya Pirámide Salou, nos regalaron una botella de vino tinto, con denominación de origen Somontano, valorada en 6-7 euros, y que al papá de la bichilla le encantó. Vamos, más barato, en pleno puente y con tantos detalles ¡yo creo que era imposible encontrar algo!

2. Instalaciones. El hotel es el típico establecimiento para turistas extranjeros, con animaciones par enseñarles a jugar al bingo, hacer algo de gimnasia o bailes en grupo, con una piscina exterior bastante amplia con zona de adultos y niños (aunque con lo cerca que está la playa no entiendo qué le veían a estar amontonados en la piscina). Además del restaurante, tenía una pequeña zona de bar, bar-piscina, otra de espectáculos musicales (¡seguro que en temporada alta montan algo de flamenco en ese escenario!) y una especie de salón recreativo para niños con videoconsolas, ping pong, futbolín, y otros cachivaches variados. Tiene un parking bastante barato (7,5 euros al día y gratis si la estancia es superior a 4 noches) pero hay muchísima zona de aparcamiento gratuito por los alrededores. La conexión wifi a internet es gratuita en el vestíbulo pero de pago en las habitaciones ¡esto es un atraso!

3. Habitación. ¡Muy amplia! Esto es de agradecer para cualquier viajero pero cuando te desplazas con niños y llevas contigo un carrito y una cuna de viaje propia o prestada por el hotel ¡los metros de más se agradecen mucho! Podíamos caminar tranquilamente por la habitación sin estrecheces, sin chocar con el carro, sin estar constreñido por la ubicación de la cuna… Lo mejor es que todas las habitaciones cuentan con una terraza espectacular. Desde la nuestra no se veía el mar (sinceramente creo que por la ubicación del hotel puede que no se tengan estas vistas desde ninguna de las habitaciones), sólo una zona ajardinada cercana pero era amplia, fresquita y daba gusto sentarse allí. Eché en falta las típicas amenities (tiene 4 estrellas y es el primer hotel de esta categoría donde veo que no dan nada de nada para el aseo diario) que han sido drásticamente sustituidas por sendos dosificadores de jabón adheridos a la pared de la bañera y del lavabo. La televisión debería ser renovada con urgencia. Además de pequeña era “de culo”, vamos, que la pantalla plana brillaba por su ausencia y la organización de los canales debe haberla planificado un enajenado mental, pero bueno ¡no íbamos a Salou a ver la tele sino a experimentar con la niña! Y la cuna que le pusieron era perfecta ¡idéntica al modelo que tenemos en casa de ambas abuelas!

4. Restaurante. Tanto el desayuno como la cena eran de tipo buffet. Como no sabíamos a qué hora se nos dormiría la bichilla estando fuera de casa, y como el horario del restaurante era bastante europeo (de 19:30 a 21:30) decidimos bajar a las 8 ¡y fue lo mejor que pudimos hacer! Porque cuando salimos, sobre las 9, había una cola inmensa en la entrada, de clientes que estaban esperando su turno para cenar, y es que está visto que el restaurante es demasiado pequeño para la cantidad de turistas que puede albergar. El desayuno fue algo más escalonado y, aunque siempre se veían todas las mesas abarrotadas, no había gente haciendo cola. La comida es bastante decente (siempre teniendo en cuenta lo que se suele servir en este tipo de bufetes): todo estaba bien caliente, había variedad de platos de carne, pescado, multitud de postres y otras especialidades más enfocadas a los niños (filetes, pizzas, hamburguesas, patatas, helados). Un detalle especial es que tenía una zona de “Show cooking” que funcionaba en todos los turnos de comida y en la que los cocineros mostraban sus habilidades trabajando en directo para los clientes, pese a que lo que elaboraban no era para sibaritas: por la noche hacían hamburguesas y cazón y por la mañana tortillas francesas y tortitas. Pero la intención era buena y todos nos amontonábamos en la cola para probar las especialidades recién elaboradas. Para acceder con el carrito de la niña no tuvimos problemas y los camareros nos indicaron en qué zona estaríamos más cómodos, tranquilos y no estorbaríamos el paso a los demás.

5. Ambiente. En mayo, el hotel estaba lleno de tercera edad y familias con niños de diferentes edades. No puedo asegurar que en temporada alta no se llene de compañías menos atrayentes y más jaleosas, pero nuestra experiencia fue positiva en este aspecto, ya que no se escuchaba bullicio de noche. ¡Los ancianos y los niños parecen estar sincronizados en cuanto a horarios!

6. Localización. La cala más cercana está a 600 metros, para lo que hay que andar 7 minutos. A 200 metros está la calle Zaragoza, la típica zona toda llena de puestos de suvenires que desemboca en la enorme Playa de Levante. A partir de aquí ¡ya estaréis en el Paseo marítimo! Y casi no es necesario que salgáis de esta zona, porque como ya comentamos en el post anterior sobre Salou, este es un lugar de desconexión, de playa y alterne con turistas, por lo que todo esto lo encontraréis sin moveros de esta gran avenida.

Espero que la información os sea de utilidad. ¿Habéis visitado alguna vez Salou? ¿Nos recomendaríais reservar otro hotel en futuras estancias? A nosotros este nos ha parecido muy correcto porque por tan bajo precio ¿alguien da más?




Esto te puede interesar

4 Comentarios

  • Responder
    tuspatucosymistacones
    26 mayo, 2014 at 12:44

    Ay… Mientras relatabas cómo era el buffet libre me ha entrado añoranza a mi Luna de Miel, con sus Show cookings y toda la variedad de comida que ofrecía… ¡Cómo me gustaría estar allí ahora mismo! A Dios pongo por testigo, que algún día volveré 🙂
    Por cierto, quería preguntarte, las sábanas para la Bichilla, ¿qué tal eran? Por que con la piel tan sensible que tienen los bebés, yo ya estoy pensando en llevarme unas sábanas de repuesto jajaja

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      26 mayo, 2014 at 19:04

      ¡Jajaja! Eres como el papá de la bichilla, que también quería salir de casa con todo el ajuar infantil a cuestas. Pero se lo impedí y la verdad es que eran suavecitas, aunque bien parecidas a las de las camas normales. Vamos, como la niña llevaba pijama largo no vi yo que le molestase por ningún lado y durmió como en casa.

  • Responder
    mamaenbulgaria
    26 mayo, 2014 at 14:26

    Yo estuve en Salou hace 6 o 7 años, en otro hotel pero por lo que cuentas muy parecido. Claro que entonces no tenía hijos y no me fijé en muchos detalles que ahora sí me parecerían importantes 🙂

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      26 mayo, 2014 at 19:10

      Supongo que por la zona deben ser todos los hoteles más o menos parecidos, muy enfocado al turismo extranjero, pero la verdad es que no estaba mal para ir con niños. Nada de lujos, todo muy de andar por casa, pero tranquilo y correcto. Ya he empezado a darme cuenta de que al viajar con los bichillos ¡ciertas cosas se miran de otra manera!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.