Crianza

¡S.O.S! Primeros auxilios para bebés

Primeros auxilios... ¿hay alguien ahí?

Primeros auxilios… ¿hay alguien ahí?

Como madre primeriza, pensaba que según fuese creciendo la bichilla más dura sería ella y más nos despreocuparíamos nosotros. Yo soy muy Viva la Virgen y una desahogada para esto de la vigilancia constante de los niños, y otra cosa no, pero libertad para que haga lo que quiere le dejo un montón. Pero el papá de la bichilla es la otra cara de la moneda, más apretado que un chotis, y anda todo el día con el alma en un puño cavilando que en el momento menos pensado le voy a romper a la niña. Está todo el día insistiendo en que si no le aguanto bien la cabecita, que si la dejo que se incline demasiado hacia atrás por la espalda, que si le cambio el pañal con un par de movimientos bruscos, que si le presiono demasiado el bracito mientras la sujeto en la bañerita, o se lo retuerzo demasiado cuando le tengo que poner el abrigo (hay que reconocerlo, ese abrigo se le quedó pequeño enseguida), que si ha encontrado un restito de caca porque en el último cambio de pañal no le limpié bien la zona… En fin, que ya no es que yo tenga la idea de que soy muy mala madre, sino que cada uno de estos comentarios me reafirma más en mi pensamiento de “primeriza desastre total”.

Por si no tuviéramos ya bastantes angustias con las cuestiones básicas de la crianza de la niña, llegó el momento de introducir la alimentación complementaria. En ese momento pensé “Tierra trágame porque toda ayuda será poca para que yo aprenda los primeros auxilios necesarios para un bebé”.

1. El BLW. Como os contaba ayer, yo quería empezar directamente con el BLW pero… ¡Vade retro! Todo el entorno se me puso en contra y poco más o menos me metieron el miedo en el cuerpo con su obsesión porque voy a atragantar a la niña. Atragantarse ya lo hace ella solita hasta chupando sólo de la teta. Es muy bruta, chupa con mucha fuerza y por lo visto yo también soy de chorro fácil, por lo que se le llena la boca con más cantidad de leche de la que puede tragar. Y así andamos desde que nació. Pero cuando llegó el momento de introducir los sólidos y el papá de la bichilla me vio aproximarme a ella con una galleta entera para que la niña la manejara a su antojo, comenzaron los temores: que si una galleta es muy grandes ¿Y si no se le deshace en la boca? ¿Y si se le va un trocito y se atraganta? ¿Y si el pollo se le hace bola? ¿Y si se ahoga y ya no hay nada más que hacer? En fin que comer y morir parecía que iban a venir de la mano a esta casa.

2. El futuro. Esto de los atragantamientos y ahogamientos iba a ser sólo el principio, pero después llegarían otras catástrofes relacionadas con el crecimiento de la bichilla: golpes, caídas, heridas, hemorragias, picaduras, mordeduras, alergias, fiebres, asmas… La lista de desaguisados era interminable y reconozcámoslo ¡yo no tengo ni idea de cómo actuar en la mayoría de estos casos! Que más allá de poner una tirita y quitar mocos con un pañuelito de papel pocos asuntos de este calibre he tenido yo que solventar en mi vida. También es verdad que no tienen por qué pasarle a mi bichilla preciosa todas las desgracias juntas pero como los primerizos somos tan fans del “y si…” y el “por si acaso…”

3. Prevención. Está claro que lo más importante para no encontrarnos en este tipo de situaciones peligrosas, en las que podemos llegar a actuar a la desesperada por nuestro desconocimiento sobre las técnicas de primeros auxilios, es saber prevenir y evitar estos riesgos.

4. El descubrimiento. Yo cavilaba sobre este tema (y seguro que el papá de la bichilla prácticamente no dormía, sólo de pensar en la comida sólida) cuando conocí la existencia de este curso de primeros auxilios on line especialmente enfocado a los trastornos infantiles que por un módico precio (20 euros si vivís cerca de Pamplona y queréis obtener el material e ir a las clases de forma presencial, y 10 euros si queréis el material del curso de primeros auxilios on line) nos descubre mediante una presentación dinámica y muy fácil de comprender, todo lo que debemos saber acerca del modo de actuación más adecuado si se nos presenta cualquiera de estos imprevistos con nuestros churumbeles.

Y ahora ¡vivo más tranquila! Porque vale que un cortecito o un hematoma son algo con lo que podemos convivir aunque no sepamos tratarlo adecuadamente, pero cuando un día desvarías y empiezas a pensar en la cantidad de peligros que nos acechan diariamente (a todos, no solo a nuestros bichillos) te das cuenta de que no está de más dedicar unos minutos al aprendizaje de este tipo de técnicas fáciles, que realizadas en el momento preciso pueden ayudarnos a salvar la vida de otra persona. Y eso si que no tiene precio. Por ahora me he especializado en el tema de los atragantamientos y de otras cuestiones huyo un poco, porque algunas de las imágenes que ilustran el curso me producen repelús.

¿Vosotros también tenéis miedo a no saber reaccionar en caso de emergencia con vuestros niños? ¿Cómo andáis de conocimientos de primeros auxilios relacionados con la infancia? ¿Habéis realizado algún curso para estar preparados ante estas eventualidades? Si los nervios nos dejan, claro.

Esto te puede interesar

41 Comentarios

  • Responder
    ser educadora
    6 junio, 2014 at 07:50

    Al ser educadora es obligatorio tener primeros auxilios y a mi.pareja como a la tuya le dan.esos miedos a cosas q yo me.tomo con normalidad. Aun me.acuerdo del dia q se le atraganto con el bibe y se puso nervioso, no sabia bien q hacer. …alucina cuando a mi me ve poner.con total tranquilidad al enano en vertical y ayudarle a toser como si nada

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 junio, 2014 at 16:28

      La mía se atraganta y desatraganta solita a diario desde que nació. Porque es muy ansiosa con el pecho y chupa más cantidad de leche de la que es capaz de tragar. Supongo que por esto ya estoy más que acostumbrada a verla toser y de momento mantengo la calma. Sólo espero que no me dé ningún susto grave ningún día.

  • Responder
    Futura Mamá
    6 junio, 2014 at 08:16

    Uno de esos títulos que figuran en mi cv dice que soy técnica de emergencia y me metí en ese salao porque a Futuro Papá le encanta. Así que lo que no sepa resolver yo, ya lo hace Futuro Papá… Es más, ya sabe hacer tacto vaginal cuando llegue el momento y todo, le encanta.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 junio, 2014 at 16:29

      ¡Ohhh! ¡Con título y todo! A ti ya sólo te falta el churumbel. Ahora, que eso de hacer tactos vaginales a la pareja ¡muerta me he quedado con este comentario! ¿Te vas a dejar hacer eso? ¡Jajaja! Yo no me imagino en semejante situación con el papá de la bichilla.

      • Responder
        Futura Mamá
        6 junio, 2014 at 16:31

        Es que encima le hace ilusión, jajajaja. Y en el fondo a mí también, que él sepa de esas cosas me deja más tranquila. Que ser técnico de emergencia, hipocondríaca y tener fobia a la bata blanca hace de una un cacao que no se aclara ni con lejía.

        • Responder
          Planeando ser padres
          6 junio, 2014 at 17:16

          ¡Jajaja! Mujer pero si trabajando en estas cosas deberías estar más tranquila ¿no? Bueno pues al menos ya ganas en calidad de vida sabiendo que el tacto te lo pueden hacer en casa cómodamente y en cualquier momento.

  • Responder
    Patricia
    6 junio, 2014 at 08:28

    Yo también he hecho un par de cursos, poca cosa pero lo suficiente. Todo el mundo teme los atragantanientos y ahogamientos con la comida, pero lo cierto es que pueden pasar con cualquier cosa. Ah, y en una charla que dimos la gente alucinó cuando dijimos que cuanto más tarde empiece el niño con los trozos, más fácil es el ahogamiento.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 junio, 2014 at 16:32

      No me extraña que con tales afirmaciones la gente ponga el grito en el cielo. Es que el desconocimiento está haciendo mucho daño en estos asuntos. Pero lo peor es que las mujeres mayores, que ya han sido madres y han pasado por esto antes, son las que más tratan de asustarte con el tema. ¿Es que a ellas se les ahogó un hijo alguna vez? Seguramente no, con lo cual ¿por qué esa insistencia en asustarnos a las primerizas?

  • Responder
    Marta
    6 junio, 2014 at 08:40

    Yo le tengo pánico a los atragantamientos. Por eso evitaba darle pan a las chicas, y cada vez que era empezar a darles comida más sólida, temblaba. Siempre esperaba al padre para esos comienzos. Pero ahora vivo más tranquila.
    Sobre las demás cosas, creo que soy un poco desapegada, los golpes, las heridas, son cosas por las que todos los niños pasan, aunque claro, intentamos evitarlo, tampoco las dejo en el parque a que se tiren solas de la tirolina.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 junio, 2014 at 16:34

      Yo no le tengo miedo a nada, y como el papá es más asustadizo que yo suelo hacer todos estos experimentos a solas con la bichilla. Los porrazos y heridas son inevitables, así es que mejor no sufrir por ellos, tratar de que no se los hagan a lo loco y saber cómo actuar en caso de que ya nos vengan magullados.

  • Responder
    Ensancha los pulmones
    6 junio, 2014 at 10:17

    Papá es del servicio sanitario, así que, más o menos estoy tranquila. Pero y ¿si no está? Pues he asistido a varios cursos y charlas sobre primeros auxilios en Cruz Roja para adultos e infantes
    .
    Yo estoy leyendo el libro “El niño ya come solo” de Gill rapley. Y Comenta que hay que esperar 10 segundos a que el niño resuelva solo el atragantamiento pues activa el reflejo de arcada y lo echa para fuera. Y te aseguro que es verdad, le puede pasar dos veces para a la tercera ya sabe como masticar (sin dientes), tragar y trocear.

    Bss

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 junio, 2014 at 16:52

      Con un experto en casa ya puedes dormir tranquila pero has hecho bien en formarte tú también por si ocurre algún percance mientras él no está. No tenía ni idea de eso de los 10 segundos de espera, pero veo que mi bichilla sí que resuelve ella solita los atragantamientos en mucho menos de ese lapso de tiempo. ¡Si es que la naturaleza es muy sabia!

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    6 junio, 2014 at 11:01

    Pues yo no tengo ningun curso, y aunque siempre andas con cuidado, tampoco hay que estar obsesionado. Cosas le van a pasar y ya, que podemos evitar muchas? Vale, pero no creo imprescindible un curso aunque venga bien, yo creo que el instinto nos ayuda en esos momentos, yo si el peque se ha metido algo muy grande en la boca ni panico ni nada se lo saco, se ha dado un golpe.. Le observas y si no al medico que para eso estan.pero para las cosas cotidianas no me parece necesario mingun curso. Un abrazo

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 junio, 2014 at 16:57

      No, no obsesionarse con nada ¡que nos volveríamos locos con la maternidad y las inseguridades! Lo mejor es usar el sentido común, aunque yo si creo que cuanta más formación tengamos en caso de necesidad ¡mejor! En mi casa estamos acostumbrados a que mi madre sea la experta en manejar este tipo de desbarajustes (es auxiliar de enfermería) y claro, ante cualquier cosita allí que vamos a consultarle. A ver si con este cursito nos vamos soltando y ganando confianza en nosotros mismos.

  • Responder
    La agenda de mamá
    6 junio, 2014 at 11:15

    Yo con el BLW tenía al principio el alma en un puño, después lo veía normal y era el papá el que estaba de los nervios. Justo el sábado pasado hicimos un curso de primeros auxilios sobre atragantamientos y RCP para lactantes, niños y mayores. A ver si me pasa la enfermera unos vídeos y os lo cuento 😉
    Un besote

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 junio, 2014 at 17:00

      ¿Ves? Yo miedo no tengo, pero del papá de la bichilla mejor ni hablamos. Pues sí, cuéntanos en algún post lo que has aprendido que eso siempre interesa.

  • Responder
    Hablan de Centro Médico Pamplona en el blog de “Mi mama es psicóloga infantil” | Formación Centro Médico Pamplona
    6 junio, 2014 at 11:59

    […] http://planeandoserpadres.com/2014/06/06/s-o-s-primeros-auxilios-para-bebes/ […]

  • Responder
    mamaenbulgaria
    6 junio, 2014 at 17:30

    Yo no he hecho ningún curso, pero antes de empezar con el BLW me informé sobre qué hacer en caso de atragantamiento, y reviso la información de vez en cuando. Si pasa algo no se puede una permitir el lujo de intentar recordar, no, ¡hay que reaccionar rápido!

    Me remito a la conocida máxima de “esperar lo peor y desear lo mejor” 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 junio, 2014 at 10:55

      La infografía queme enviaste por Twitter fue mi primera toma de contacto con este tema. Luego fui indagando algo más y encontré este curso que abarca muchos más problemas que el simple atragantamiento. Como bien dices, cuanta más formación en este campo mejor, porque hay cosas graves que no pueden esperar a que nos conectemos a internet para ver si nos llega la inspiración acerca de cómo actuar.

  • Responder
    unamamaarquitecta
    6 junio, 2014 at 18:58

    De chorro fácil!! jajajajaja, la mía también se atraganta a veces cuando mama. Yo tampoco he hecho cursos pero me leí durante los primeros meses de lactancia (con las tomas eternas) varios libros que hablan sobre el tema BLW (Mi niño no me come, Se me hace bola y El niño ya come sólo). También estoy apuntada a un grupo de facebook y ahí la gente pregunta dudas y se ven fotos y vídeos de bebes comiendo. Tú no te preocupes que cuando esté preparada comerá. Ah, yo igual me apunto a un curso de Madresfera, pero es en Madrid..te pilla lejos.. :(. Besitos!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 junio, 2014 at 10:57

      ¡Jajaja! Sí, es que a veces parece que la bichilla se sorprenda cuando da un solo chupetón y le sale un caño de leche disparado. He visto el curso de Madresfera porque estoy al tanto de todo lo que organizan, pero sí es en Madrid (como casi todo ¡qué mala suerte!) y claro habiendo recursos on line no estamos para invertir los dinerillos en tantos desplazamientos. Si eso, escribe un post con lo que te enseñen y así aprendemos todos.

  • Responder
    sandra_uky
    7 junio, 2014 at 01:57

    Jejeje mini moni tb se atraganta con la teta! Yo fui a mini cursillo de la cruz roja sobre primeros auxilios en bebés y la teoría está muy y la práctica ?sabré hacerlo bajo presión? ahí la pregunta??

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 junio, 2014 at 11:04

      Al menos, al tener ciertos conocimientos adquiridos yo creo que actuaremos con más calma. Porque si te pilla por sorpresa el problema y no sabes nada acerca de cómo solucionarlo ¡entonces sí que no habrá nada que hacer! Pues voy a tener que averiguar a ver si en la Cruz Roja de este pueblo organizan algo así, porque yo no me he enterado.

  • Responder
    mamablogger1
    7 junio, 2014 at 10:26

    A parte de ser diseñadora gráfica también estoy estudiando educación infantil, y hay una asignatura que es “primeros auxilios” que esta muy bien!
    Creo que a todos nos vendría bien tener unos conocimientos básicos sobre el tema!
    Besos

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 junio, 2014 at 11:12

      ¡Qué completita! Es que resulta que en España es uno de los países con mayor desconocimiento acerca de estás técnicas de primeros auxilios entre la población normal. ¡Siempre estamos a la cola en todo! Menos en el número de parados, que ahí estamos los primeros.

      • Responder
        mamablogger1
        7 junio, 2014 at 11:38

        Jajajajajaja!! Tienes toda la razón!!!! con el paro no nos gana nadie!

  • Responder
    Hormone Ando
    7 junio, 2014 at 11:38

    Si, yo también tengo algún conocimiento del tema, y la teoría es maravillosa, pero luego cuando te ocurre, sales de la situación como puedes…por suerte sólo han sido cosas menores. Yo también estoy con BLW y creí que también sería coser y cantar pero con algún que otro truquillo vamos arreglando. Le damos pan para que lo coma solito y cuando lo tiene chuperreteado y blandito, tanto mi suegra como mi madre se lo quitan porque “se va a atragantar”. Hemos tenido que abroncarlas y dejarle el pan…porque cuando tiene el trabajo hecho le privan del manjar… Ains! Necesito dosis extra de paciencia

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 junio, 2014 at 18:46

      ¡Jajaja! Pobre, cuando lo tiene blandito y a punto de zampárselo es una crueldad quitárselo ¡con lo que les cuesta llegar hasta ahí! Entiendo que de la teoría a la práctica hay una diferencia notable, y que verse en una situación de este tipo no debe ser fácil. Aún así, yo aspiro a que cuando llegue el momento de verme en una complicación de estas ¡los conocimientos me salgan solos!

  • Responder
    Tartas y regalos
    7 junio, 2014 at 23:08

    Está claro que cuantos más conocimientos se tengan a la hora de cuidar a los bebés, mejor. Y más en cosas tan importantes como estas.

    Eso si tampoco hay que obsesionarse.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 junio, 2014 at 18:47

      No, de obsesiones nada, que yo so muy de verlo todo natural y sencillo, cuantas menos complicaciones y menos quebraderos de cabeza mejor.

  • Responder
    madrexilio
    8 junio, 2014 at 08:02

    Yo creo que es útil aprender lo básico, yo lo hice y aunque nunca los usé (como la tuya se atragataba y desatragantaba ella solita), me sentía muy segura.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 junio, 2014 at 18:56

      Esto de los primeros auxilios es de esas cosas de lo que conviene saber lo máximo pero con la esperanza de no tener que poner los conocimientos en práctica nunca.

      • Responder
        madrexilio
        14 junio, 2014 at 07:18

        Exacto, lo has dicho tal cual.

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    9 junio, 2014 at 00:11

    Mi trabajo esta relacionado con las emergencias sanitarias, y te puedo decir que siempre esta fenomenal tener conocimientos básicos sobre primeros auxilios. La más pequeña noción de lo que esta pasando y como podemos ayudar puede salvar una vida. Eso si, te diré que he visto muchos más casos de atragantamientos en adultos por zampones que en niños!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 junio, 2014 at 18:26

      ¡Jajaja! Igual deberíamos seguir practicando de mayores a no atiborrarnos a lo loco. Dicen que no es tan fácil que un niño se atragantarte, ero cuando hablas con la gente parece que todo el mundo conoce directamente un caso de estos y la verdad es que se tiene que pasar fatal y además saber reaccionar deprisa.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    9 junio, 2014 at 16:09

    A mí, ¿sabes lo que me agobia? El tema de que no sepamos hacer una reanimación, si un crío se cae al agua, o por lo q sea le da una parada respiratoria (sé que son cosas no demasiado frecuentes pero sí son las más urgentes). En el fondo, si los críos se hacen una brecha, se dan un golpe… vamos a tener que ir al hospital… Pero es esto de la parada cardiorespiratoria da igual ir al hospital, lo que prima es el tiempo de reacción, un minuto es clave para salvar o no la vida. Tengo en mente organizar algo en este sentido en Gijón para padres, ya que mi hermano sí que sabe hacer una reanimación. Por lo demás, golpes, tortazos, caídas, ya he visto gran cosa (brechas en mis hermanos) así que creo q estoy curada de espanto,jaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 junio, 2014 at 18:41

      Nosotros entraremos en pánico la primera vez que veamos una de estas cosas en la bichilla. Nos tiene muy mal acostumbrados porque de momento no se ha dado ningún porrazo, la sangre no ha salido por ninguna parte y los pocos atragantamientos que tiene con la teta los autogestiona ella solita. El tema de la reanimación cardiopulmonar no es poca cosa, porque resulta que encima los españoles estamos a la cola en este tipo de aprendizajes. No estaría de más que en las escuelas, o institutos nos diesen unas nociones básicas al respecto, porque como dices es un asunto gravísimo y con el que no te va a dar tiempo llegar hasta el hospital. ¡Ay!Mejor no pensar en estas cosas que empezamos a preocuparnos más de la cuenta.

  • Responder
    matronaonline
    9 junio, 2014 at 23:00

    Yo cursos no he hecho, los doy 😛
    Con el tema de los atragantamientos hay algo muy curioso que la gente no sabe, es más fácil atragantarse con líquidos que con sólidos (de hecho a la gente muy mayor que comienza a tener problemas de deglución, se les echa espesante en el agua y los zumos precisamente para que no se atraganten). Otro tema es la asfixia, que sí es más probable con sólidos que líquidos, pero aún así es algo muy infrecuente. Creo que saber actuar ante una asfixia (OVACE, obstrucción de la vía aérea por un cuerpo extraño) es imprescindible, se practique BLW o no.

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 junio, 2014 at 12:07

      ¡Es verdad! Mi abuela, que tiene alzheimer en grado muy avanzado y es una gran dependiente, tiene un espesante para la comida, no tiene dientes y no se atraganta con nada pero el agua ¡no quiere ni verla! En realidad, es la asfixia lo que preocupa al papá de la bichilla (él parece ver la muerte por todas partes), pero esperemos que no se de el caso, ya que es tan infrecuente.

  • Responder
    Hablan de Centro Médico Pamplona en el blog de "Mi mama es psicóloga infantil" | :: cmp – Centro Médico Pamplona ::
    22 julio, 2014 at 14:00

    […] http://planeandoserpadres.com/2014/06/06/s-o-s-primeros-auxilios-para-bebes/ […]

  • Responder
    Centro Médico Pamplona en la red - Centro Médico Pamplona
    1 febrero, 2016 at 12:20

    […] http://planeandoserpadres.com/2014/06/06/s-o-s-primeros-auxilios-para-bebes/ […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.