Ocio y viajes

Nerja: recordando Verano azul

La localidad malagueña de Nerja  ya ha quedado retratada para la historia por ser el escenario natural en el que Antonio Mercero rodó la popular serie de televisión Verano azul. Se estrenó antes de que yo naciera, pero como malagueña creo que he visto decenas de reposiciones de esta ficción, por lo que quien más y quien menos anda familiarizado con algunos de los lugares más turísticos de Nerja. Sin embargo, ya han pasado muchos años desde que Nerja apareciese diariamente en los televisores de nuestras casas, y con el tiempo ha sido la costa occidental de Málaga (Torremolinos, Benalmádena, Marbella) las zonas que se han ido haciendo con la mayor parte del turismo vacacional de verano. Nerja se sitúa en la zona oriental de Málaga, camino de la costa granadina, y por lo tanto ofrece una tranquilidad y una forma de disfrutar de otro tipo de encantos si decidimos elegirla como destino para viajar con niños.

1. El Balcón de Europa. Estar al borde de un acantilado siempre impresiona ¡y a los niños más! Desde este punto de Nerja, situado al final de una avenida peatonal por la que se puede pasear sin peligros, podréis contemplar el Mediterráneo y algunas de las playas de Nerja. Los mayores reviviréis la escena de Verano azul en la que se anunciaba la muerte de Chanquete, con el niño correteando por la playa para dar la mala noticia a sus amigos. Vuestros niños se impresionarán por poder tener esas vistas por encima de las olas.

2. El barco de Chanquete. Ya que llevamos todo el post hablando de Verano Azul, que sepáis que Nerja ha quedado unida para la posteridad a esta serie hasta el punto de que hay un parque municipal que lleva su nombre y en una de cuyas plazas se puede admirar el auténtico barco de Chanquete, La Dorada, la embarcación que se utilizó para recrear la famosa barca televisiva.

3. El Parador de Nerja. Mi padre tiene mucho morro. Pero mucho, mucho. Y tiene un amigo también prejubilado que de todo sabe un montón. Por casualidades de la vida él había estado en el Parador de Nerja hacía años y recordaba que desde una terraza que hay en la zona ajardinada de la piscina se tienen unas vistas preciosas de los acantilados de Maro y con la playa de Burriana a tus pies. Con todo el arte (y la poca vergüenza) del mundo nos colamos en el Parador (no seáis cobardía, total, no van a saber si sois huéspedes o no) y fuimos hasta ese rinconcito. Tenía toda la razón porque la vista merecía mucho la pena, además de poder disfrutar de ella con tranquilidad. Para compensar el posible gasto del suelo del Parador que pudiésemos haber hecho al pasar, tomamos un refresco en el bar de la piscina y pagamos religiosamente (a precio elevado de parador).

Playa de Burriana desde el Parador de Nerja

Playa de Burriana desde el Parador de Nerja

4. La Cueva de Nerja. Si no fuese por Verano azul, la Cueva de Nerja sería el lugar más emblemático del pueblo. Y no es para menos. Viajar con niños a Nerja merece una parada obligada en esta gruta, porque resulta que algunas de sus pinturas rupestres (que no se pueden visitar) podrían ser las más antiguas conocidas en el mundo, con 43.000 años de antigüedad. ¡Es difícil pararse a pensar y ser conscientes de que algo tan antiguo haya llegado en buen estado a nuestros días! Es una pena que sólo un tercio de la extensión de la Cueva de Nerja esté abierto al público, porque el recorrido se te hace cortísimo allí dentro. Por ese motivo creo que los 9 euros de la entrada de adultos (5 euros los niños de 6 a 12 años y gratis para los menores de 6 años) son excesivos, porque en 20 minutos se te ha acabado la diversión allí dentro. Eso sí, la visites cuando la visites tiene una temperatura súper agradable, aunque el interior no está nada adaptado para ir con carritos. Mejor una mochila de porteo y vigilando bien donde se pisa, porque hay zonas muy oscuras y también resbaladizas por la humedad. Durante el verano, la Cueva de Nerja acoge el Festival Internacional de Música y Danza, porque la acústica de la cavidad la convierten en un escenario único.

Interior de la Cueva de Nerja

Interior de la Cueva de Nerja

Me gusta mucho Nerja para viajar con niños. No sólo porque sea un bonito pueblo costero de mi tierra, sino porque hace gala de todos los encantos del clima y el paisaje mediterráneos pero sin estar colapsada de hordas de turistas desaforados. Es un lugar tranquilo, de clima agradable, playas pacíficas y calles animadas pero no excesivamente bulliciosas. Tiene un entorno natural único, unas playas cristalinas y muy cuidadas, sin aglomeraciones  e incluso con algunas calas recónditas y casi paradisíacas, donde es posible relajarse sin que toparte con familias de decenas de miembros y descansar en la serenidad de la costa andaluza.

El litoral de Nerja es más agreste y salvaje, menos urbanizado y con edificios no tan chocantes a pie de playa como en otros puntos de la Costa del Sol. ¡Incluso el clima es diferente! Y más templado, como el de las playas granadinas, sin esas bochornosas temperaturas veraniegas. Los niños (y algunos adultos) ¡pueden perder los nervios con el exceso de calor!




Esto te puede interesar

4 Comentarios

  • Responder
    María (La cajita de música)
    16 junio, 2014 at 14:53

    Qué bonito! Qué te voy a decir yo, que soy una enamorada de Andalucía… Por Málaga no he pasado, lo tengo pendiente!

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      16 junio, 2014 at 20:55

      Pues esa asignatura pendiente tienes que superarla a la de ya, que Málaga tiene un encanto especial, aunque la capital en una mañana te la ves entera y después ¡a disfrutar muchos días de relax en la playa!

  • Responder
    Marta
    17 junio, 2014 at 08:50

    Buenos días, una de mis amigas vive en Nerja, y dice que está genial. Yo del sur de España poco conozco.

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      19 junio, 2014 at 07:47

      Pues tienes que conocer mujer. Claro que hay opiniones para todos los gustos, pero generalmente cualquier sitio con playa está bien para viajar con niños, y la tranquilidad de Nerja le hace sumar muchos puntos.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.