Lactancia

Sabiduría popular V: la lactancia, esa gran desconocida

La sabiduría popular y la lactancia ¡temblad!

La sabiduría popular y la lactancia ¡temblad!

Desde febrero llevo sin publicar los disparates que he ido recopilando de la gente de mi entorno desde que se acabó el embarazo. Sí, ya sé que me advertíais muchos de vosotros acerca de que todo el mundo se cree en posesión de la verdad absoluta y con derecho a opinar sobre lo relativo a las preñeces, y que en cuanto la bichilla hubiese visto la luz todo iría  a peor. Y es que como dirían en el famoso concurso de descerebrados encerrados en una casa: el nacimiento de un churumbel magnifica la tontura del entorno en el que se va a criar. Mira que ya me lo decía mi madre: hija, a ser posible, tú rodéate de gente mala y no de gente tonta. Porque los malos tienen sus momentos de debilidad, un día se levantan con el ánimo cambiado y te dan un respiro, pero el que nace tonto, ese no descansa nunca de su necedad. Cruel pero cierto. Y lo peor ¡de tontos anda el Pueblucho Infernal lleno! Ahora bien, también debo de hacer un acto de humildad y confesar que a mayor tontura a mi alrededor, más intolerante me vuelvo ¿será la lactancia? ¿Será el instinto maternal? ¿Será que he leído demasiado sobre estos temas y los mitos acerca de la lactancia me parecen cosa de cuentos de hadas? Sin más, vamos a adentrarnos en este mundo de sabiduría popular en el que todo el mundo sabe más que tú acerca de lo que conlleva dar el pecho.

1. Es mejor el biberón. De la teta no se sabe cuánto come. Empezamos fuerte ¿eh? Que me dan ganas de decirle a la señora: usted qué preferiría ¿qué le dieran caviar en una habitación a oscuras o un mojón de vaca en un biberón graduado y a pleno sol? Y que conste que no tengo nada en contra del biberón (que ya sabéis que en mis peores momentos con la lactancia hasta he tenido sueños preciosos con ellos) pero es que a veces me da la sensación de que si no pongo estos ejemplos tan extremos la gente no me entiende. Ya sé que no puedo saber cuánto come en cada toma, y esto es algo que nos preocupa a todas las primerizas. Aún más cuando la que te lo dice lo hace directamente mientras sigues ingresada en el hospital y ni siquiera te ha subido la leche. ¡Así, animando a lo grande! Pues el hecho de que no podamos medir la leche que toman los bebés de pecho no implica que sea mejor dar leche de biberón. Otra cosa es que la salud mental de una madre dependa en exclusiva de estar segura de que su bichillo come X mililitros de lo que sea al día. Yo en ese caso haría el esfuerzo de extraerme con el sacaleches y dar un biberón de leche materna, aunque sólo fuese una vez, para saber más o menos qué capacidad tiene el bichillo en el depósito. Pero está visto que desde el principio este era un tema que no me quitaba el sueño, así es que nunca he hecho la prueba.

2. ¿Se pasa todo el día enganchada a la teta? Pues mire usted, sí. Para qué la voy a engañar. Durante los dos primeros meses había tomas cada hora y media, o cada 3 horas en el mejor de los casos. Esto nos daba unos resultados de entre 8-12 tomas diarias. Son muchas, lo sé. Y que es algo muy esclavo, también lo sé, pero como la bichilla es mía y la teta también ¿a usted qué más le da que me pase 60 días venteando la teta a cada instante si yo ando tan feliz con mi situación? No sufra usted por mí, no lo necesito. Y siga viviendo feliz en su casa y ocupando el tiempo con sus propios problemas (que además me consta que los tiene a pares) en vez de tratar de buscar obstáculos en la vida de los demás.

3. Dale un biberón, que se quedará con hambre. Como consecuencia de no saber qué cantidad de leche sale durante cada toma de lactancia, y de ver a la niña colgada todo el día de la teta, el siguiente paso era seguir especulando sobre lo desconocido. Como no tenemos datos suficientes acerca de lo que come ni de por qué necesita tantas tomas cada día, vamos a ponernos en la peor situación posible y vamos a considerar que la bichilla pasa hambre. Lo mejor es darle un biberón de refuerzo (sobre todo antes de dormir por la noche, para que quede bien cebadita y no se le ocurra despegar un ojo). Vamos a ver ¿usted de verdad cree que una niña con lactancia materna exclusiva que ha llegado a engordar hasta 1,300 kilos al mes necesita un biberón ¿por qué? Según usted ¿cuántos kilos deberían ganar un bebé de menos de 4 meses? ¿Y dónde dice usted que le convalidaron la carrera de pediatría? ¡Ahh! ¿Qué no tiene carrera? Yo tampoco he hecho la formación profesional de mecánica y por eso mismo no me pongo a criticarle el sonido que le hace el coche.

Y por hoy voy a dejar el tema, que según voy haciendo memoria y recordando más me caliento, pero vamos, que me queda cuerda para rato en relación a la sabiduría popular y la lactancia. Decidme que vosotros también habéis pasado por este tipo de situaciones ¿verdad? ¿O es mi entorno el único plagado de gente metomentodo para esto de la crianza?

Esto te puede interesar

47 Comentarios

  • Responder
    mamaenbulgaria
    25 junio, 2014 at 07:50

    Jaja a mi también me han dicho burradas de esas.Ya me resbala todo a estas alturas…
    La teoría de malos y tontos de tu madre es brillante 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:02

      Mi madre es que nació sabiendo, y por eso saca estas teorías tan rebuscadas, pero muy útiles.

  • Responder
    Sandra_Uky (Sandra Sempere Cobo)
    25 junio, 2014 at 09:02

    Me encantan estos post es que son la pura verdad, que buenos! Ayer sin ir más lejos le pasó a papi moni. Tenía el pantaloncito al lado para ponérselo, casi estaba en ello. Y ya llego una mujer que «sabe todo» y le dice pero porque no lo pones el pantalón ya verás como se constipa la niña, es que estos padres. Y se queda tan ancha. Porque a la gente le gusta meterse. No lo entiendo. Me hubiese gustado verla cuando sus hijos eran bebés. Pero vamos el papá y la mamá somos nosotros, que se creerán que queremos hacer algo mal? Pero porque yo no estaba presente que si no la contesto. Que se dedique a su vida y que no se meta. O si tienes una opinión que dar por lo menos
    no la des así …
    Esto siempre ocurrirá. Pero también me digo que espero no ser así de mayor jajaja 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:03

      Esa es otra, que yo ahora mucho criticar a todo el que se mete en mi lactancia, en mi embarazo, en mi forma de criar, pero que ya sólo me queda que en un futuro yo me vuelva así de metomentodo y las nuevas generaciones me tomen manía. ¡Jajaja! A lo mejor es que es algo inevitable con la edad.

  • Responder
    MamaUniversitaria
    25 junio, 2014 at 09:07

    Ufff! La pesada del biberón en mi suegra! Entré que ya es pesada con el biberón no hay quién la aguante! A su pobre hija le arruinó la lactancia con la historia del biberón! A mi nuera le amargó varios días y a mi me vio poco pero consiguió sacarme de quicio con su historieta! Al final mi marido le dijo que si tanto quería un biberón que se lo tomé ella! Ahora ve al niño fantástico y sigue con la historieta del biberón! Yo creo que lo hace para tocar ya sabéis que!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:08

      ¡Jajaja! Así, con la suegra por delante le pese a quien le pese. Pues vaya mujer, como la presentes en grupos de lactancia te la van a quemar en la hoguera, porque si ya ha arruinado una lactancia y ha intentado hacer lo mismo con otras 2 ¿es que le pagan las marcas de leche de fórmula para que os desanime?

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    25 junio, 2014 at 09:46

    Toda y cada una la he sufrido en mis carnes…y esto va en aumento con la edad del bebé y la mala leche (entiéndase mal caracter) también va en aunmento con la mía…es que ya no soporto estos comentarios y me he vuelto una descarada y suelto cada una por mi boca…yo no era así!!! será por la lactancia!!!??

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:13

      ¡Sí, sí será por la lactancia! Yo reconozco que durante el embarazo tenía algo más de mano para soportar este tipo de comentarios, pero oye después del parto está visto que toda la paciencia la dedico al cuidado de la bichilla y claro, los adultos impertinentes me la traen al pairo y me sacan de quicio. Soy consciente de que a más de una persona ya no la miro ni la trato igual que antes de tener a la niña, y lógicamente creo que se dan cuenta, pero aun así no me arrepiento, porque aguantar todos estos comentarios es muy cansado.

  • Responder
    Ensanchando Pulmones
    25 junio, 2014 at 10:02

    No, no lo es. A mí también me pasó. Me obligaban a darle un «suplemento» por su quedaba con hambre.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:15

      ¿Ves? A lo mejo no se quedaba con hambre, y simplemente necesitaba estimular un poco más el pecho hasta que por fin saliese la leche que necesitaba. Bueno, lo importante es que crezcan sanos y que para un próximo embarazo ya no nos pillen desprevenidas con estos temas.

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    25 junio, 2014 at 10:11

    Yo por suerte no he tenido que soportar cosas de estas en mi familia todos felices con la lactancia materna es más siempre decían, claro con el pecho mira que bien se cría, siempre he oído en casa que espabilan antes… Jaja por lo menos siempre en positivo. Un abrazo

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:16

      ¡Oy, oy, oy! Dame ahora mismo los datos y la dirección de tus familiares que me mudo a vivir con ellos. Niña, debes ser la única mamá que conozco a la que no le ha surgido una de estas ovejas negras que dan consejos contrarios a la lactancia materna a la primera de cambio. ¡Yo quiero una familia como la tuya!

  • Responder
    mamablogger1
    25 junio, 2014 at 10:26

    Muy bueno este post, jajajajajaj!!! Además son cosas que creo que nos dicen a todas!!!
    Abrazos

  • Responder
    Diario de una madre ingeniera
    25 junio, 2014 at 10:49

    La de cosas que hay que aguantar…jajaja! pero creo que lo ideal es no andarse con tonterías y dejar las cosas bien claras. No tenemos que dejar que nos amarguen nuestros planes!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:18

      Lo peor, al menos en mi caso, es que aunque deje claro que voy a dar la teta sí o sí, hasta que la niña quiera, que no voy a recurrir al biberón (porque por sus mollas salta a la vista que no lo necesita), etc., etc., etc., aún así, siendo borde y muy desagradable en ocasiones ¡la gente sigue opinando!

  • Responder
    La agenda de mamá
    25 junio, 2014 at 10:52

    jajaja, creo que eso nos los han dicho a todas!!! Y fíjate que durante los primeros meses la tenía colgada de forma perennne en la teta… Ahora es cuándo según el día pasa de las 3 h (con un año!) y porque ya come de todo. Lo peor es que encima estoy de bajón porque «ya no quiere teta» jajajaja
    Un besote

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:20

      Yo temo la llegada de ese momento en que mi bichilla empiece a rechazar la teta. Como aun llevamos poco tiempo con la alimentación complementaria sigue mamando igual (o más) que antes de introducir los sólidos, pero con la afición que le esta cogiendo a esto de la comida de verdad ¡tiemblo al pensar que se me independice de la teta demasiado pronto!

  • Responder
    ser educadora
    25 junio, 2014 at 11:00

    A mi algunas de esas me las soltaba el propio padre de la criatura, no te digo más. Entre el pichón q ya se ha destetado por su cuenta y el padre me tuvieron contentita-ironía, ironía-

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:25

      Es que cuando es el padre de la criatura el que atosiga ya es que te entran ganas de quitarte de en medio. A mí me ha pasado con el BLW, pero por suerte con la lactancia ha sido más tolerante y menos temeroso (aunque de vez en cuando también quería huir hacia el biberón, pero no porque temiese que la bichilla pasase hambre, sino por el daño que me hizo la lactancia durante los primeros meses).

  • Responder
    mamá en tiempos revueltos
    25 junio, 2014 at 11:21

    jaja buena recomendación la de tu madre xD es verdad que alguna gente es… y digo yo no será mejor que coma lo que quiera comer. Si con la teta tiene barra libre!! Lo peor que yo estoy rodeada de tontos, hay lo que me espera. Según mi cuñado y mi suegro es mejor niños porque las niñas son hablando claro bien y pronto unas guarras, vaya que no ha nacido aún y me la están llamando de puta para arriba, con eso te muestro las luces que tienen. Lo mejor pasar de todo y cuando puedas devolverla la venganza es dulce 😛

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:31

      ¿Cómo pueden decir eso de todas las niñas? ¡De todas! ¿Cómo son las mujeres de esa familia para que los hombres tengan esa idea de ellas? Pues hija, espero que se ablanden al ver la carita de tu posible bichilla porque de lo contrario te va a esperar una crianza durilla con semejante entorno. Los tontos de mi alrededor no llegaban a esos extremos y mira el calentamiento de cabeza que me han ido dando…

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    25 junio, 2014 at 12:42

    Keep calm, compañera. Hay que escuchar cada cosa que creo que a veces los que nos las dicen deben darse cuenta de nuestras caras de alucine… 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:41

      De alucine no sé, pero yo pongo una cara de borde y de mala leche que si no notan el cambio es que algo no les conecta del todo bien en la sesera.

  • Responder
    Marta
    25 junio, 2014 at 12:43

    Hay gente para todo. Yo también tuve que escuchar muchas cosas con la primera, y te aseguro que algunas eran soberanas tonterías. Con la segunda, ya sabía lo que había, me había informado, tenía experiencia… El mundo en general se cree que todo lo sabe sobre la vida ajena…

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:42

      ¡Todo, todo y todo! Vamos, es que si en el futuro tengo otro churumbel aspiro a que por lo menos confíen en mi experiencia previa y no me den el tostón también en esa segunda maternidad. Porque hasta cierto punto, como soy primeriza, puedo entender que me aconsejen tanto (y tan mal) por mi bien. Pero si siguen igual tenga los bichillos que tenga ¡eso ya va a ser vicio!

  • Responder
    cuentos de amatxu
    25 junio, 2014 at 15:02

    Lo que más me ha gustado..la frase de tu madre!
    Por desgracia, también he tenido que oír frases de esas, eso de que se queda con hambr es algo muy recurrente, lo de que si toma el biberón duerme más, lo mismo…a mí me han llegado a decir cuando el pequeñajo no tenía ni dos meses «pues a la niña de fulanita le dan un biberón con cereales por la noche y no se despierta, dberías hacerlo tú también» claro! cereales con 2 meses dí que sí!
    el mío ha tomado pecho cada hora y media hasta los 7 meses aproximadamente, aún hoy tiene que comer algo cada ese tiempo…así que no es porque tome pecho o biberón, seguimos con lactancia materna pero también come más cosas y sigue haciéndolo cada el mismo tiempo así que…

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 16:57

      Sí, sí es que para obligarle a dormir por la noche da igual que tengas un mes que una semana ¡los cereales parecen ser el remedio infalible para todo el mundo! Que como el papá de la bichilla tenga una noche de desvelos estoy por bajar a comprar un paquete de cereales para endosarle a él un platito a ver si le surte el mismo efecto. La bichilla, ahora con 7 meses, y desde que empezamos con la alimentación complementaria, parece que cada 3 horas sí que pide el pecho (a veces una hora antes si tiene sueño, y casi nunca una hora después). Pero es normal que los niños que toman el pecho a demanda sean eso ¡demandantes! Si no ¿cómo nos íbamos a enterar de que tienen hambre?

  • Responder
    nosoyunadramamama
    25 junio, 2014 at 16:35

    jaja, yo es que no soy nada malpensada, simplemente creo que siempre hay que hablar de algo y los bebés dan para mucho, y si no es una cosa es la contraria, pero creo que en el fondo lo hacen sin mala leche, nunca mejor dicho. Porque tú mencionas todos esos comentarios que te han hecho sobre el bibe pero luego están las prolactancia que te dicen que si te dolía es que no lo hacías bien…

    Y digo yo, tengo dos hijos, mi matrona me vio darles el pecho y no había problema aparente… por que una mujer en cuestión pueda darle el pecho a la criatura con mucha soltura, significa que todas podemos hacerlo? Y mira que parí 4 kilos sin epidural y estaba tan pichi hasta los 9 cm, con lo que tengo el umbral del dolor bastante bueno. Las hay de un lado y del otro, lo bueno es que a mí no me afecta nada de nada lo q digan, sé que soy la mejor madre para mis hijos, así que lecciones las justas. Haz lo mismo, que te resbale!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 17:01

      Eso sí, los bebés dan tema para rato pero de ahí a que la gente lo diga todo con buena intención ¡está visto que soy mucho peor pensada que tú! Igual que a mí me ha tocado aguantar estos sobre la lactancia, seguro que si hubiera dado el biberón me habrían soltado lindezas semejantes. Que yo con un poco de criterio admito casi cualquier comentario, pero así, a lo loco y sólo por hundirme la moral, pues qué quieres que te diga ¡me predisponen en contra de cualquier argumento! Y mira que a mí también me han estado corrigiendo la postura en el grupo de crianza y la teta me ha dolido una barbaridad, pero oye que si es mi decisión seguir con este martirio no venga usted a desanimarme ya venderme las bondades del biberón. Porque además, yo no le he pedido su opinión al respecto. Y en estas andamos.

  • Responder
    Carmen
    25 junio, 2014 at 17:30

    Mi peque sólo tiene dos meses y ya tengo frases para escribir un libro. Mi favorita es la teoría de mi suegro de porqué le da hipo a la bebé. Según él yo debería beber un vaso de agua antes de dar la teta porque mi leche tiene mucha grasa y hace que le dé hipo, si bebo agua se licúa un poco y es mejor.
    Pot otra parte, el hombre está súper orgulloso de mis tetas y le dice a todo el mundo lo bien que estoy criando a su nieta.

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 junio, 2014 at 12:10

      ¡Jajaja! Pero qué imaginación tiene tu suegro. Al menos va presumiendo de nuera (aunque solo alabe tus tetas) y te anima al decir que estás criando ben a la niña (aunque seguro que desearías que lo hiciera de una forma más delicada y con más tacto). Lo del hipo y la grasa ¡si fuera así mi bichilla no podría respirar entre un sobresalto y el siguiente! Ahora, que lo de beber agua te viene bien al dar el pecho y para mantenerte hidratada. Al final, aunque por motivos equivocados ¡resulta que tu suegro da buenos consejos!

  • Responder
    El rincón de Mixka
    25 junio, 2014 at 22:51

    La verdad se ne notaba encendidilla al enumerar todos estos puntos. Yo sólo puedo decir que sé de lo que hablas… Pero por otro lado, quizá realmente no sabes los mililitros de leche que toma la criatura, pero si está feliz, si mancha pañales, si no llora de continuo, y se le ve tan a gustito, ¿No debería sobreentenderse que la criatura está perfecta?

    Por cierto… En 15 días mi enano 940 gramos… Y con teta. Sólo. 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 junio, 2014 at 13:18

      ¡Jajaja! Encendidilla es poco (y sé que me he pasado con la comparación entre el mojón de vaca y el biberón, pero es que hay días que una se levanta con la sangre sublevada u la leche mala del todo). Es seguro que no sé los mililitros que toma la bichilla cada vez que chupa, pero con el peso y el lustre que luce, la de cacas y pipís que me hace al día (más aún cuando tenía lactancia materna en exclusiva) de algún lado ha tenido que sacar todo eso para expulsarlo después. Oye ¡tu niño va a romper moldes con el peso! Te pondremos un monumento a la mejor leche de una mamá lactante porque la tuya también está demostrando que alimenta mucho.

  • Responder
    Patricia
    26 junio, 2014 at 00:50

    Me quedo.con la teoría de tontos vs malos, baja.

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 junio, 2014 at 13:19

      ¡Jajaja! Le voy a tener que decir a mi madre que la patente ¡a ver si resulta que me ha criado una filósofa de los siglos XX-XXI!

  • Responder
    tuspatucosymistacones
    26 junio, 2014 at 17:39

    Pues fíjate, que ya sin estar preñada, mi abuela me soltó una bien gorda el otro día… jajaja La guardo para mi propia «sabiduría popular».

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 junio, 2014 at 14:39

      Vete apuntando que seguro que también podrás crear tu propia saga. Las señoras mayores son un pozo de «sabiduría» (popular).

  • Responder
    María (La cajita de música)
    26 junio, 2014 at 18:14

    jaja, me encantan tus respuestas! A mí me han recomendado ignorar por completo a la gente que me rodea: si hace peso, es que está comiendo bien. Punto pelota! Aunque te mentiría si no te dijera que sí que me preocupa eso de no saber exactamente cuanto toma…

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 junio, 2014 at 14:42

      Sabio consejo el de que ignores las sandeces que te suelten, no solo por tu salud mental, sino también por la de tu bebé, porque de estos consejos no se saca nada útil y sí mucho mito falso y poco contrastado. La preocupación de no saber si come mucho o poco la hemos tenido todos Mi pediatra dice que si moja al menos 6 pañales al día y hace caca con normalidad es que el alimento está llegando y cumpliendo su función. Ya que no podemos ver lo que entra ¡al menos podemos medir lo que sale!

  • Responder
    sradiaz
    26 junio, 2014 at 23:38

    A mi incluso mi madre me recrimina que esté todo el día con la niña en la teta. Cuando le digo que tiene que ser según pida ella, empezó a burlarse diciendo que era una niña a demanda… ¡Así no se puede!

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 junio, 2014 at 14:53

      ¡Jajaj! Se ríe de ti precisamente por hacer lo que hay que hacer, que es dar el pecho a demanda. ¡Ay, las madres! Se lo perdonamos todo porque son de otra época y porque nos han parido, porque si otro nos dijese lo mismo…

  • Responder
    yosune
    10 julio, 2014 at 11:24

    AMEN!!! todos esos y muuuchos mas me han dicho a mi!! Que parece que hago algo raro al darle teta!.. Lo mejor lo de «se queda con hambre» y «no le alimenta» y eso que el bebé en cuestión pesó 4 kilos al nacer y cogió 1.700 el primer mes!!! si llega a estar bajo de peso, llaman a servicios sociales para que me lo quiten!!! Por suerte mi madre es de las que piensan que cuanto mas natural mejor porque sino…

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 julio, 2014 at 17:12

      La sección de Sabiduría popular tiene mucho éxito porque es muy real y quien más y quien menos nos encontramos alguna vez con este tipo de afirmaciones categóricas de señoras que no admiten discusión. Si tu madre te apoya, ya tienes mucho ganado, porque cuanto más cercana es la gente que dice estas tonterías, mucho peor.

  • Responder
    Sabiduría popular VII. Cuando la lactancia se alarga
    7 julio, 2015 at 07:01

    […] que se llevan la palma en cuanto a los comentarios oídos. Ya escribí una primera entrada sobre sabiduría popular y lactancia al pasar 2 meses desde el nacimiento de mi mochuela. Y seguro que como nuestro teteo sigue […]

  • Responder
    Ana
    21 octubre, 2015 at 10:42

    Sobre el punto 1 no recomiendo sacarse leche al ppio para saber cantidad. Porque el bebé es mucho más efectivo q cualquier sacaleches, tb a cada mujer le viene mejor un sacaleches q otro y además es cosa de práctica y hormonas ( no tiene nada d atractivo un sacaleches cuando ver a tu churumbel hace q se t caiga la baba y suban las hormonas q t hacen producir leche) y para colmo como saques poca cantidad los demás tendrán la escusa perfecta para insistirte en dar biberón y una para derrumbarse y caer. Lo suyo es seguir el instinto y las señas d q va ganando peso, hace caca, pis, está hidratado… Ante la duda buscar información y segundas opiniones en pediatras pro lactancia, grupos de lactancia, etc
    Yo cambié de pediatra xq quería q le diera manzanilla entre medias, en la siguiente semana quería darle biberón y además quería q m sacara leche y según ella yo producía si al dar teta me salia leche por el otro pecho. -ETC- Maneras de bajar tu autoestima y capacidad de lactar que derrumban hasta a las más informadas añadido a la presión de la gente. La otra pediatra nada q ver y lo q sí fue viendo la evolución del peso semana por semana hasta ver q la lactancia estaba bien establecida. También estuve viendo a la matrona del mismo centro, fui a otro pediatra privado, grupo de lactancia…. vaya! Como me enrollo!
    En todo lo demás totalmente de acuerdo, la gente es muy pesada y algunas muy irrespetuosas como la q mete la nariz entre tu pecho y el niño y examina tu teta. Ahora q mi niño está gordito una vecina decía q tengo dos pellejos, estaba escuchimizada y tenia q meterle ayuda o comida para reponerme (como se preocupan por mi salud!)
    P.d. si utilizar sacaleches ante obstrucciones, para complementar con leche materna, para tener reservas por si se sale sin el bebé o a la hora de trabajar, etc. Y si realmente hay motivos de salud en el bebé y no hay tiempo de sacarse leche no pasa nada por algún biberón, pero siempre con la idea de relactar (si se quiere dar pecho, claro está)
    Gracias y perdón por el rollo! Besos!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 octubre, 2015 at 14:44

      Muchas gracias por tu aportación. Aunque discrepo en el punto del biberón. Con lactancia materna en exclusiva deberían estar al menos los 6 primeros meses, sin ninguna interferencia. Sobre todo porque es frecuente que interfieran en la lactancia, que nos acomodemos a que los pueda dar otra persona y que al final este periodo se acorte.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.