Opiniones

Soy mala madre y sueño por las noches

Es entrarme el sueño y caer así de feliz

Mi propia madre, y muchas de las mamás que tienen blogs y cuentan sus experiencias al respecto, suelen tratar antes o después el tema de la responsabilidad de los adultos sobre el sueño del bebé. Hablando claro, que desde que el bichillo sale de la barriga, las madres (y también los padres, aunque ellos parece que llevan el asunto de una forma más relajada) se pasan la vida supervisando las cunas, haciendo el silencio para ver si escuchan la respiración del bebé, auscultándoles el pecho para ver si sube y baja rítmicamente, o las fosas nasales, para comprobar que exhalan aire calentito y que todo les funciona con normalidad. Como  mala madre y primeriza que soy, debo reconocer que yo no he vivido nunca con este temor. Sé que existe la muerte súbita y es algo que puede atemorizar a cualquiera hasta que el bebé cumple los 6 meses y parece que comienza a alejarse de este peligro. Sé que debemos vigilar que duerman boca arriba, con las fosas nasales despejadas, sin almohada y sin nada cerca que se las pueda taponar. Pero más allá de esta acumulación de conocimiento no me paso la vida padeciendo y pensando que mi bichilla se me va a ir al otro barrio en el momento menos pensado. Seré una despreocupada, pero es que yo no puedo vivir así. En relación a mis propias pautas de sueño desde que la bichilla se instaló con su cunita y su colecho en nuestras vidas, debo declarar lo siguiente (y vergüenza me da hacerlo).

1. No me despierto con los ruiditos de mi bebé. A veces me pregunto si yo por las noches duermo o literalmente entro en coma hasta la mañana siguiente. Cuando nació la bichilla, como todas las primerizas, tenía pánico a esas supuestas noches sin dormir que me esperaban por haber cometido la insensatez de meter a un bebé en esta casa. Pero eso no pasó. Hasta que la bendita niña cumplió 7 meses, en esta casa dormíamos estupendamente. Tanto es así que durante las primeras semanas de convivencia con la bichilla ¡su papá era el que se despertaba por las noches si la oía moverse! Es que yo no notaba ni el roce con las sábanas, ni algún quejido que se le pudiese escapar, un estornudo, una tos, un amago de llanto que no llegase a más. Supongo que la niña los haría, como el resto de bebés, pero eso de que por muy profundo que tengas el sueño en cuanto pares desarrollas un nuevo sentido para estar alerta en este tipo de situaciones, en mi caso no se ha cumplido.

2. No me despierto cuando me atacan la teta con nocturnidad. Durante aquellos primeros meses felices, el papá de la bichilla se levantaba entre las 6 y las 7 de la mañana para ir a trabajar. En alguna ocasión notaba que la niña ya estaba despierta, así es que la sacaba de la cuna, le cambiaba el pañal y como llevaba toda la noche sin comer también intentaba darle solución a esto. Mientras yo seguía durmiendo. El más difícil todavía. Por este motivo, me he llegado a despertar en el momento en que el papá de la bichilla ya me había metido a la niña en la cama y se encontraba sacándome la teta para engancharme a la niña. Durante todo este proceso ¡yo seguía roncando de lo lindo! Vamos, que hay poquitas cosas que me quiten el sueño. No sé si es que tengo la conciencia muy tranquila y por eso duermo tan bien, o es que ahora vivo permanentemente cansada y en  cuanto cojo la cama el resto del mundo desaparece para mí.

3. No me despierto al colechar con la bichilla. Mi madre, y el papá de la criatura, me acusan a mí de este colecho diario y a todas horas que se ha establecido en esta casa desde hace mes y medio, cuando a la niña empezaron a salirle los dientes. Entienden que esté pasando por una época más demandante, en la que se despierte por el dolor en las encías, el calor del verano, el hambre en mitad de la noche, la sed, o simplemente porque quiere sentirse acompañada. Pero como tras 5 minutos en la teta la niña vuelve a caer narcotizada, no comprenden por qué no la devuelvo a su cuna. Ya se lo explico yo ¡porque si la niña se ha dormido en 5 minutos yo lo he hecho en minuto y medio! Claro, ellos defienden que tengo que hacer el esfuerzo de quedarme despierta vigilándola hasta que ella termine y se duerma (y un huevo de pato). Mi madre me acusa de ser una moderna, una despreocupada y de no hacer las cosas como Dios manda. “¡Que la niña aún es muy pequeñita!” me dice cada dos por tres “y tú la tratas como si fuese grande”. Yo no la trato de ninguna manera (bueno sí, con cariño, apego y esas cosas). Sólo digo que yo prefiero que se quede en la cama y que mis despertares sean cortos aunque frecuentes, a tener que permanecer como un búho vigilándola para llevarla a la cuna. El que quiera este sistema que se comprometa a velar a la niña en persona toda la noche. Verás como no se me apunta ningún voluntario.

Y así andamos, entre numerosos pero breves despertares nocturnos, y soportando afiladas críticas sobre mi forma de crianza en horario diurno. Vosotros ¿os desveláis con cualquier susurro de vuestros bichillos? ¿Creéis que me falta alguno de los accesorios extras que surgen por generación espontánea cuando te conviertes en madre?

Esto te puede interesar

60 Comentarios

  • Responder
    Layla
    29 julio, 2014 at 07:26

    Yo sí me despierto a la mínima… En nuestro caso es su padre el que no se despertaría aunque tuviese a la niña berreando en la oreja…
    Leire duerme en su minicuna en nuestra habitación y la meto en la cama para darle el pecho tranquila. Una de las primeras noches en casa, me quedé dormida con ella en la cama mientras comía y al despertarme me asusté tanto que no volvió a pesar!
    Desde entonces siempre espero a que termine la toma y la paso a la minicuna.

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 14:18

      ¿Ves? Así es como deben hacerse las cosas según mi madre, pero yo soy incapaz. Ella no entiende que me niegue a estar desvelada toda la noche hasta que la bichilla acabe con sus tomas, pero es que no hay cuerpo que aguante tantas horas de vigilia. Eso sí, si no puedes dormir tranquila hasta que no pones a Leire en su mini cuna ¡no eres tan mala madre como yo!

  • Responder
    pequeboom
    29 julio, 2014 at 08:56

    Yo lo oigo todo, pero también han habido días que estaba tan cansada que papáboom ha tenido que despertarme! Yo creo que lo hacéis fenomenal!

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 14:23

      Yo no sé si haremos bien o mal pero de momento mi naturaleza me impide cambiar el sistema.

  • Responder
    Orimami
    29 julio, 2014 at 09:04

    Pues yo era de las de dormir con un charquito de babas y más o menos como el colega de la foto que ilustra este post… y desde que nació mi hija… bfff ya nunca jamás ha vuelto a ser lo mismo. Los primeros días recuerdo que me despertaba pensando que aún estaba embarazada y todo había sido un sueño… Y justo la otra noche me desperté con sus gorgoritos y la tía loca se había girado y tenia la cara pegada al colchón… Cómo voy a relajarme así?

    Eso sí, el fin de semana a las 7 toca diana y se va con su padre al salón y ahí amiga, ahí es cuando vuelvo a mis babas, por un par de horas

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 14:28

      ¡Ay, el charquito de babas! Casi morimos ahogadas la bichilla y yo de la cantidad que he soltado esta noche. Lo mismo va a resultar que descanso tan alegremente porque desde que nació la niña no ne ha dado estos sustos (o sí, pero es que yo no les doy importancia con tal de dormir bien). Este domingo me pasó eso que comentas: todos despiertos a las 8, pero su papá se llevó a la niña al salón y yo, que sólo iba a estirarme un poquito a solas en la cama ¡no salí de allí hasta las 10! Y eso habiendo dormido bien ¡no tengo perdón!

  • Responder
    mamaenbulgaria
    29 julio, 2014 at 09:20

    Jajaja eres increíble! He visualizado a tu marido sacandote el pecho y enchufando a la niña mientras sigues sobando. Me alegro por ti, pero me muero de envidiaaa!

    Yo no es que me despierte al menor susurro de mis hijos.. ¡es que ellos no susurran! Si se despiertan se ponen a llorar a grito pelado y tendría que estar en coma para no enterarme.

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 14:41

      Y cuando me tuvo que sacar la teta de esa forma aún éramos primerizos del todo ¡yo no sé cómo logro hacerse con la situación! La bichilla es bien silenciosa. Ya desde recién nacida no se levanta gritando o llorando, sólo se mueve mucho en la cuna y se pone a tener largas conversaciones consigo misma. Yo creo que por eso, una vez que te acostumbras a esos monólogos nocturnos, ya ni te molestan.

  • Responder
    Mama Blogger
    29 julio, 2014 at 09:33

    Pues que bien que tenas un sueño tan profundo, yo me despierto hasta por el ruido de una mosca, pero es que yo soy un caso aparte, porque lo oigo todo, todo y todo!!
    Por cierto en mi blog te espera un regalito, espero que te guste!! 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 14:44

      Yo ya venía programada de serie con este sueño pesado, pero pensé que con la maternidad se me aligeraría un poco ¡nada más lejos de la realidad! En un ratito me paso por tu blog ¡gracias!

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    29 julio, 2014 at 09:34

    que suerte eso de que duermas tan profundamente.
    Yo antes también dormía así, podía caer una bomba que no enteraba, pero con la beba.. vaya radar. Menos mal que llevo como una semana durmiendo del tirón, que son muchos meses descansando mal. Yo también soy de la opinión de que cuanto menos te enteres de los despertares mejor!

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 14:45

      Veo que os sigue funcionando bien el método Padre ¡pues disfrútalo! Es que no dormir bien durante meses (o años, que hay gente aún menos afortunada) debe ser como para caer en las garras de Estivill o de cualquiera que nos prometa un ratito de buen descanso.

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    29 julio, 2014 at 09:35

    Mira que yo también soy de sueño profundo, pero lo de que tengan que sacar la teta!! Eres tremenda!! pero no te avergüences que es lo que llevas ganado!! La bichilla feliz y tú descansada no? pues es lo que vale!

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 14:47

      Lo de sacarme la teta a traición sólo pasó una vez, pero ahora que colechamos ya no podría asegurar que la bichilla no se esté autoabasteciendo por sí misma durante toda la noche. Porque yo me despierto un par o 3 de veces por este motivo pero si ella se sirve solita ¡nunca lo sabré!

  • Responder
    Esther
    29 julio, 2014 at 09:36

    Yo si me despierto con cualquier ruidito del peque. Así que cuando tenía dos meses justos lo independicé a su habitación y tan felices! Él puede moverse tanto como quiera que no lo oigo a no ser que llore.
    Cada uno busca su manera de descansar, eso si, en cuanto la bichilla gatee y se mueva mas tendrás mas complicado colechar ya que puede caerse de la cama.

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 14:50

      En esa situación al límite del riesgo ya vivimos desde los 7 meses. Porque esta de día no gatea, culea, pero de día y de noche llega hasta donde quiere rodando sobre sí misma ¡y los pies de la cama le tientan mucho! De momento, siempre alguno de los 2 se ha despertado para rescatarla del precipicio, pero sí, esto sólo puede empeorar. Lo que pasa es que va a rachas, hay días que rueda por todas partes y otras que ni se inmuta de su primer hueco. Ya veremos cómo va la cosa según crezca.

  • Responder
    Rural Baby Project
    29 julio, 2014 at 11:38

    Pues muy bien que haces! Yo creo que seré de las de despertarme… o no… ya veremos! Normalmente duermo bastante bien, pero con el embarazo ya noto que esto está empezando a cambiar… a ver en qué se queda cuando las hormonas vuelvan a su sitio!

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 14:55

      Al final voy a ser la única mala madre que cae cada noche como un tronco y sin cargo de conciencia, oye. Bueno, el caso es que duermas tranquila lo que puedas, que descanses mucho y que las hormonas no te jueguen malas pasadas.

  • Responder
    Paula
    29 julio, 2014 at 11:49

    ¡Qué gusto! Yo sí me despierto y el colecho del principio era en la teta non-stoping y yo con una postura del infierno, así que te envidio mucho.

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 14:56

      Con el colecho reconozco que a veces adopto una postura de brazos que por la mañana me despierto y los tengo medio muertos los dos. Pero dormir, duermo.

  • Responder
    sereducadora
    29 julio, 2014 at 12:00

    Pues nosotros somos también de los que damos asco y envidia a partes iguales, porque pichón duerme del tirón la noche desde el mes y medio. Ya te digo yo que si lo llego a dejar dormir del tirón antes no despertaba ni para comer, que este niño es una marmota, pero como la matrona te mete el miedo en el cuerpo pues lo despertaba religiosamente cada 3h.
    YO también suelo caer en coma en algún momento de la noche, pero siempre he sido de sueño ligero, y desde que aquí pasamos calor, el enano se ha convertido en una lagartija que no para de moverse de un lado a otro como si estuviera poseído y entre encontrarmelo del reves o hacer la croqueta chocando contra mi estoy pasando unas noches un pelín regulares. Eso sí, él no se despierta bajo ninguna circunstancia….. que tio….

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 14:59

      Lo nuestro con el colecho son microdespertares cuando la bichilla no encuentra la teta. Una vez que está bien ubicada, ya se sirve ella solita el rato que quiere y yo vuelta a dormir hasta la siguiente toma. Lo mejor de nuestro caso (ya que la bichilla se nos estropeó al cumplir los 7 meses, porque hasta entonces dormía del tirón toda la noche y esto ha cambiado desde entonces) es que cuando se despierta es silenciosa, suele moverse muy poco, tomar la teta y volverse a dormir, con lo cual no es tan traumático esto de que haya dejado de dormir del tirón. Aunque ¡ojalá volviese esa fase!

  • Responder
    @Alesandrilla
    29 julio, 2014 at 12:16

    Yo soy de buen dormir y mis hijos no me han dado malas noches salvo alguna excepción muy puntual, pero sí me despierto con una tos, una respiración rara, o al sentir que me rozaban y su piel estaba más caliente de la cuenta. Es decir, duermo a pata suelta pero siempre alerta. Y me alegro porque en una ocasión mi hijo mayor vomitó sin hacer prácticamente ruido, yo lo sentí o presentí y me levanté como una exhalación mientras mi marido me decía que estaba flipada, y mi niño estaba en su cuña boca arriba todo vomitado. Para mi es una tranquilidad saber que soy capaz de despertarme a la mínima, y creo que es lo que me permite dormir jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 15:02

      ¡Tú sí has desarrollado ese poder de madre que todo lo ve, lo oye y lo siente mientras duermen sus bichillos! El único vómito de ese estilo con el que me asustó mi bichilla fue estando un día de compras en el Mercadona. Fue volver la cara un momento para coger algo y cuando la volví a mirar ¡’allí sólo había vómito! Ella seguía dormida como si tal cosa pero no se le veía nada de la cara. Y ya te digo yo que sí que te asustas. Si le hubiera pasado de noche ¡mejor no pensarlo! Pues tú sistema es aún mejor, porque duermes cuando lo necesitas pero te despiertas si notas algo raro. Yo no tengo esa habilidad.

  • Responder
    Iván
    29 julio, 2014 at 12:21

    Lo de dormir y caer en coma lo comparto al 100%. Aunque me cuesta un poco conciliar el sueño, en cuanto caigo ya puede caerse el techo que no me despierto ni a la de tres. Es toda una suerte así que espero que sigas en la misma dinámica. Un beso dormilona!

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 15:04

      Bueno, es que los hombres sois de otro planeta en este sentido, y soléis dormir sin inmutaros aunque el bichillo ande berreando a grito «pelao» toda la noche. Sin embargo, ya ves que las mamás son más sentidas para esto de los ruiditos. ¡Gracias por pasarte!

  • Responder
    yademasmama
    29 julio, 2014 at 13:11

    jjajaaj, jodida, lo tuyo es de envidia cochina, ¡cómo duermes! Aprovecha y sigue así, di que sí. Yo sí que le escucho, pero más al final de la noche (al principio caigo en coma como tú y sólo cuando he descansado unas horas mevuelvo más receptiva a los ruidos de mi bebé) Menos mal que al padre le pasa al contrario, duerme más profundo al final de la noche, así que nos compenetramos genial. 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 julio, 2014 at 15:09

      Eso sí que es sincronización. Un sistema mucho mejor que el mío, que consiste en dejar que se despierte cualquiera menos yo. Con un poquito de paciencia, esta etapa de los despertares irá pasando y llegará un día en el que no nos acordemos de ella ¡y nos lancemos como inconscientes a por otro bichillo!

      • Responder
        yademasmama
        29 julio, 2014 at 15:39

        Jaja, eso eso. Somos masocas los padres. Cuando empezamos a dormir por fin ya pensamos en tener otro. Jajaja

  • Responder
    madremaya
    29 julio, 2014 at 15:12

    Yo soy un poco como tu, el sueño no me ha cambiado mucho. Siempre he sido de entrar en coma cuando rozo la almohada, y tengo la gran ventaja de que jamas de los jamases en casi 17 meses me he levantado de noche. Mi marido se encarga siempre, aunque ya mi hijo duerme la noche entera desde hace tiempo. Muchas veces me entero, muchas veces no, pero cuando cojo el sueño bien cogido no hay manera. A eso de las 7 mi hijo siempre quiere venirse a la cama, y mi marido lo trae. Yo muchas veces me entero cuando me muevo y lo siento a mi lado. Asi que si, soy mala madre como tu! Jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:08

      Así vivía yo de tranquila hasta que la bichilla cumplió los 7 meses y empezó a darse cuenta de todo lo que la rodeaba. Sabe que estamos en la cama, que la teta la tiene cerquita y antes, por unas cosas u otras yo no despegaba el ojo hasta que era de día pero ahora con el colecho tampoco es que me desvele tanto. Esto de tener el sueño tan profundo es muy ventajoso para descansar bien, pero como han comentado antes, siempre te queda esa duda al pensar en que les pueda pasar algo durante la noche y no nos enteremos. ¿menos mal que nuestros maridos son de sueño más ligero!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    29 julio, 2014 at 15:59

    Uyyyyyyy si, yo he sido de las que no han pegado ojo por si dejaba de respirar…pensaba ay madre con lo que me ha costado que venga, a ver si por un despiste…
    Ahora que fue empezar a colechar toda la noche y ahora si que a veces ni me entero que se engancha en la teta y si me despierto es ese momentillo de ponerme accesible para él pero en segundos ya estoy durmiendo otra vez…

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:10

      ¡Jajaja! Perdona que me ría pero claro eso de que porque tú duermas profundamente vayas a tener la culpa de que le pase algo a UBMF, mujer me alegro de que el colecho te haya dado tranquilidad en este sentido. Una de los motivos por lo que no me molesta colechar es ese: abro los ojos micro segundos, engancho a la bichilla a la teta (o se sirve ella solita, que ya va muy suelta con este asunto) y a seguir roncando. ¡Ay, qué vidorra!

  • Responder
    Padresenpracticas
    29 julio, 2014 at 16:47

    Que suerte que tienes!! El peque no duerme del tiron ni de broma. Vale que es muy peque, pero no veas!!! Yo tambien soy de oido fino, al menor movimiento me despierto y antes no era para nada así!! Que envidiadas!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:12

      ¡Jajaja! Bueno, consuélate pensando que a lo mejor tu peque empieza a dormir del tirón a una edad razonable, mientras que la mía me ha engañado haciendo lo contrario. Eso sí, mientras vuelve a llegar esa época dorada de noches de sueño completo, ya ves tú que me inmuto bien poco por lo que se mueva la niña.

  • Responder
    mamiansiedades
    29 julio, 2014 at 18:46

    Yo debo tener la conciencia de Jack el destripador porque tengo el sueño ligero, ligero.. yo que me tiraba más de 12 horas durmiendo sin despeinarme. Para lo que hemos quedado!
    Y sí, cuando colechábamos, mil veces me he descubierto probando todas y cada una de esas técnicas para saber si seguía respirando (aún ahora con 10 meses, si duerme demasiadas horas sin rechistar).
    Incluso varias noches le he pegado algún que otro empujón a mi marido o he pegado un bote hasta el techo porque pensaba que él o yo lo estábamos aplastando (colechando y sin colechar! jajaja)
    En fin, que menuda suerte, enhorabuena!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:14

      ¡Jajaja! Has elegido una conciencia mala, mala.Mira que pensar que lo estabais aplastando hasta sin colechar. Igualito que yo, que su padre anda siempre con el corazón en vilo porque piensa que en uno de esos sueños al borde del coma que suelo tener voy a dejar a la bichilla aplastadita como un sello. reconozco que me giro muy bruscamente, pero oye, para eso sí que parece que se me ha desarrollado un nuevo sentido, porque aún no me la he llevado por delante (ni por debajo) nunca. Yo es que no podría vivir pensando en que la muerte la acecha a cada instante, y menos aún creyendo que puedo ser yo la que la dañe por colechar.

  • Responder
    diasde48horas
    29 julio, 2014 at 18:56

    Qué suerte tienes de dormir tan bien! Yo tampoco me quejo, que Redondo nos deja dormir de maravilla, pero yo si me despierto al mínimo ruído (normalmente). De hecho, me pasa algo que hace que me tire de los pelos. Por la semana cuando suena el despertador me parece que sólo he dormido 5 minutos, pero en el fin de semana que puedo dormir algo más, si Redondo me deja, me despierto igual a la hora de siempre!! Maldita sea!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:16

      ¡Ay, mujer! Bienvenida al club de los que tenemos el reloj interno sincronizado exactamente en el mismo horario tanto para los días laborables como para los fines de semana y fiestas de guardar. Bueno, y encima cuando tienes niños esto aún se agudiza más, porque ellos no entienden de fines de semana y se desvelan siempre sobre la misma hora, con lo cual ¡qué poquito descanso nos queda hasta que sean de verdad mayores!

  • Responder
    Baberos Y Claquetas
    29 julio, 2014 at 19:17

    Yo cuando daba el pecho ni me enteraba, por las mañanas le decía a Papidire que este niño no mamaba de noche, la que no me enteraba era yo! Ahora que duerme del tirón es un gustazo, si no fuese por mi oído fino, que me despierto a la mínima si Vikingo hace ruiditos raros.

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:19

      Lo de los ruiditos está visto que no están en la frecuencia que detecta mi oído porque de eso sí que no me entero. Cuando la bichilla vuelva a dormir sin despertarse de noche ¡su padre creerá que he muerto de verdad! Porque tardaré en dar señales de vida tras ese primer sueño.

  • Responder
    mamas_besos
    29 julio, 2014 at 19:23

    Como el Peque lo tengo en otra habitación pues no me fijo tanto en los ruidillos, es más, te diré que papi tiene el oído más fino que yo. Y no lo negaré, también tengo algo de mala madre, pues a veces aunque le sienta me hago la longui jajaja.

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:20

      ¡Jajaja! Alguna vez sí que la he escuchado hacer algún ruidito, pero he hecho como tú: si la cosa no va a más y se calma ella solita, déjate tú de ponerme a intervenir, que todo puede ser que acabe desvelándola más y que tarde mucho en volver a dormirse. Y si el papá en tu casa también es de oído fino ¡me parece genial que te hagas la loca y te desentiendas de vez en cuando!

  • Responder
    másqueelprimerdía
    29 julio, 2014 at 21:32

    jajaja yo siempre digo que cuando sea madre seré la peor del mundo porque cuando yo duermo, duermo de verdad! madrugo bastante y no me cuesta nada estar a pie a las 6 de la mañana, pero a lo largo de la noche puede caerse la casa que ni me entero!! así que yo te apoyo, una mami que duerme y sueña, es una madre feliz! 🙂

    un besito!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    29 julio, 2014 at 23:40

    Yo antes dormía a pierna suelta pero, desde que nacieron los peques, cualquier ruido me despertaba, sobre todo si los metía en la cama De ahí que ni colechara ni nada de nada…es más, yo sí que soy mala madre, a los cuatro meses probé a sacarles de nuestra habitación y resulta que los dos durmieron del tirón. Por lo visto, a ellos también les molestaban nuestros ruiditos, ronquidos… así que pronto han sido independientes… y como desde los 4 meses duermen 12 horas seguidas y siguen con ese ritmo, no me quejo!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:25

      El papá de la bichilla es el que propone lo de sacar ya a la niña de la habitación (estuvo hace unas semanas con un compañero de trabajo suizo que anda escandalizado porque con 8 meses la niña aún tiene la cuna en nuestro dormitorio. lo que le importará a él, pero bueno el hombre nos quería aconsejar).De vez en cuando me dice que despierto a la niña porque ronco ¡qué piropos más bonitos me han quedado tras el post parto! Pero yo creo que es una excusa y la verdad, mientras siga con la lactancia no estoy por la labor de ir de un dormitorio a otro. Aún así, el colecho me estorba menos de lo que pensaba, aunque claro que dormía más a gusto cuando tenía toda la cama para mí, pero como soy de sueño profundo y tan pronto como la bichilla se despierta para engancharse a la teta yo me vuelvo a dormir, no me está causando mayores inconvenientes.

  • Responder
    tuspatucosymistacones
    30 julio, 2014 at 09:17

    Yo soy de dormir como un tronquito, y siempre me dicen que cuando tenga hijos cambiaré… ¡Ya veremos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:32

      Eso, eso me decían a mí, que no que todas las madres se dan cuenta, que desarrollas una habilidad para escuchar cualquier ruidito. Pues ya van 8 meses de bichilla y aquí sigo esperando a que me lleguen esos súperpoderes.

  • Responder
    Marta
    31 julio, 2014 at 09:24

    Eres la envidia mía en estos momentos. Yo soy de las que despierta con el zumbido de un mosquito, y la que se levanta en cuanto oye un ruido fuera de lo común. Aunque ahora con las niñas, sólo me levanto si tienen pesadillas o me llaman. Los ruidos normales de movimiento en la cama, estornudos, o cosas similares ni ahora ni antes me hacían moverme de la cama, aunque si me despertaban. Y soy de las que le cuesta coger el sueño…

    • Responder
      Planeando ser padres
      31 julio, 2014 at 16:41

      El que no puede vivir con el más leve susurro de un mosquito es el papá de la bichilla. ¡Jajaja! Las noches de cacería que me monta. Yo me duermo muy deprisa y la verdad es que ahora sólo me desvelo cuando la bichilla empieza con sus protestas porque no encuentra la teta (unido a pellizcos y manotazos varios que ya no dejan indiferentes a nadie). Pero cuando era una bebé tranquilita y que dormía del tiró, esos pequeños sonidos no se inmiscuían nunca en mis sueños. ¡Ay! ¡Qué gusto de relajación fácil!

  • Responder
    madrexilio
    3 agosto, 2014 at 09:04

    Yo no creo que te falte ningún chip. Despertarse o no con cualquier sussurro depende más del tipo de sueño que tengas al tipo de madre que seas. Lamento mucho que tu madre y marido te critiquen, creo que siendo tú la que está a cargo de la criatura la mayor parte del tiempo, tienes todo el derecho a decidir còmo y cuándo colechar, que además no tiene nada malo. Un beso

    • Responder
      Planeando ser padres
      3 agosto, 2014 at 11:35

      Me critican con cariño (pero me critican). En esa última semana he tratado de agradar al papá de la bichilla,devolviendo a la niña a su cuna por as noches cuando ya había acabado con la teta.¿Qué ha pasado? Que el 80% de las veces se despierta en cuanto se ve fuera de nuestra cama y vuelta a empezar con la teta desde el principio. Ya sé que puede ser buena forma de celebrar la Semana Mundial de la Lactancia Materna en la que estamos,pero prefiero colechar y dar el pecho que dar el pecho constantemente por tratar de engañar a la bichilla dejándola en su cuna.

      • Responder
        madrexilio
        3 agosto, 2014 at 20:47

        Te entiendo perfectamente 🙂

  • Responder
    Pru
    3 agosto, 2014 at 23:44

    Afortunada tú!!!!! Yo me despertaba con cada ruidito de la Cachorrina, así que tuvimos que ponerla en su habitación para descansar algo entre despertares nocturnos varios. Hemos mejorado mucho, ahora sólo nos despertamos cuando de verdad está dando voces o llorando pidiendo auxilio 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 agosto, 2014 at 19:54

      ¡Jajaja! El papá dela bichilla viviría feliz y más descansado en tu casa con eso de tener a la niña en otra habitación, pero yo no me decido, total¡como a mí no me molesta!

  • Responder
    isabelmontaner
    4 agosto, 2014 at 11:37

    No veaa cuanto te entiendo!!!! Yo desde el minuto uno no me entero de nada! De hecho después de mi sueño nocturno y sin pausas, todas las mañanas le pregunto al padredelacriatura que tal ha ido la noche jejejeje
    Un besito!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 agosto, 2014 at 19:55

      ¡Qué bien! Otra de mi clan. Eso es dormir tranquilas y lo demás son tonterías, porque mirar que tener que pedir un informe de cómo ha ido la noche ¡damos mucha envidia!

  • Responder
    Anónimo
    31 mayo, 2017 at 16:48

    A mi me paso lo mismo mis hijos tienen 4 y 6 años y nunca les paso nada no podía despertar , los veía su padre con el tiempo me he podido despertar cuando oigo ruidos fuertes

  • Responder
    InTo82
    15 octubre, 2017 at 16:15

    Pues yo con un marido que pasa de todo. No podria ni plantearme el dormir de un tiron…
    Que suerte

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.