Marcas

¿Sabes por qué llora tu bebé? Cry Translator

Cry Translator ¡el llorar se va a acabar!

Cry Translator ¡el llorar se va a acabar!

Madre del amor hermoso si yo llego a conocer esto en nuestros primeros días como padres primerizos. Todos los papás del mundo mundial temen que sus bebés lloren, que les pase algo y que ellos no sepan cómo atenderlos ni dar con la tecla correcta para evitar una llantina inconsolable. Cuando nació la bichilla, yo estaba obsesionada con arreglarlo todo poniéndola a la teta. Tanto me daba que la niña tuviese sueño o tuviera una plasta de caca que le asomase por el cogote. La teta era la solución para todo. Pero su papá sí recurría más a esto de ir descartando otras posibilidades (claro, como él no tenía una teta milagrosa para acabar con los llantos…). Estas últimas semanas hemos estado probando en casa este artefacto curiosísimo: Cry Translator. Para los que andéis algo espesitos con el tema del inglés, os diré que es un traductor del llanto de los bebés. Sí, tal y como lo estáis leyendo: las pesadillas de cualquier primerizo van a pasar a la historia. Os cuento nuestra experiencia con el Cry Translator en casa.

1. Funcionamiento. El chirimbolo es parecido a un intercomunicador de estos que utilizamos con los vigilabebés. Es pequeñito y muy fácil de utilizar. Si está encendido, sólo necesita oír 5 segundos del llanto de un bebé para iluminar la opción correcta y darte el diagnóstico de lo que le pasa al bichillo. Las opciones son: hambre, sueño, aburrimiento, estrés o malestar (generalmente por suciedad en el pañal). Además, trae un par de botones con sonidos: uno reproduce el sonido del útero materno, el sonido del mar y el otro entona melodías relajantes para dormir. Eso sí, todos los sonidos salen del cacharro a un volumen altísimo, ya que dicen que a los bebés les gusta que el sonido sea fuerte, por lo que lo que a un adulto le resulte molesto será ideal para ablandar al bichillo. Mejor de lo que os lo voy a explicar yo, podéis ver la argumentación oficial de los fabricantes de Cry Translator en este vídeo.

2. Nuestra experiencia. La idea es buena, porque la bichilla ya tiene 8 meses y aquí raro es el día que no sabemos por qué llora, o más bien por qué refunfuña, porque como dice mi madre ¡nosotros no sabemos lo que es un bebé llorón!  Esta niña es más de quejas esporádicas, de graznidos tipo cuervo con los que espera que nosotros atendamos sus necesidades. Pero de recién nacida, sí que hubiese sido una ventaja tener una ayuda como Cry Translator, porque lógicamente antes o después acabas descartando posibilidades hasta dar con lo que le causa la molestia, pero en ese tiempo ¡el encabronamiento puede haberse disparado! A pesar de esto, cuando sé que la niña tiene hambre, o sueño, le he arrimado el Cry Translator y sí ¡el aparato ha llegado al mismo diagnóstico que yo preveía! ¡Qué buena madre soy, qué bien conozco a mi niña y qué aparato tan útil han inventado! Sin embargo, he notado que en situaciones en las que yo dudo acerca del motivo del llanto, el Cry Translator tampoco lo tiene muy claro. Esto suele pasar al final del día, cuando en la niña se acumula el hambre, el sueño, el aburrimiento y algo en los pañales. En este momento ¡el Cry Translator y yo nos volvemos locos! Él dando un diagnóstico diferente cada vez que lo conecto, y yo solucionando todos los desaguisados uno tras otro hasta conseguir la relajación total. A mi madre le ha encantado el invento y está convencidísima de su funcionamiento (yo que pensaba que me diría que esto es una tontada de la gente moderna).

Iconos de los llantos de Cry Translator

Iconos de los llantos de Cry Translator

3. La pasión de mi bichilla. Para usarlo deben evitarse sonidos del ambiente como la televisión, la música, y situarlo a unos 30 centímetros del bebé. El problema que me he encontrado es que con 8 meses la bichilla está muy espabilada y en cuanto me ve aparecer con el Cry Translator en la mano, y su luz blanca parpadeante en el centro ¡se calla instantáneamente! Así no puedo averiguar por qué llora, pero el chisme la distrae tanto que se acaban los llantos automáticamente. ¡Está embelesada con el Cry Translator! Deberían haberlo fabricado más feo y menos atractivo para los bebés. Otra cosa que me pasa es que hay un quejido de encabronamiento natural de mi bichilla (ella es de genio fuerte e incontrolable) que no entiende ni el Cry Translator ni yo. Esos momentos en los que no le pasa nada, pero sigue haciendo mohines porque no se decide entre sus ganas de jugar, o de que la coja, o de que quiere un chupetoncillo corto de teta…

3. ¿Lo recomiendo? El Cry Translator cuesta 80 euros. Tal y como está la economía no diría yo que sea un imprescindible en la canastilla de un recién nacido, pero sí es un regalo original y útil, sobre todo cuanto más inseguros sean los padres de un bebé. Es un detalle poco visto y que pueden agradecer mucho en esos primeros días de incertidumbre paternal. El Cry Translator sirve para bebés de hasta 2 años, pero sinceramente pienso que si a los 2 años no conoces el llanto de tus hijos ¡que te quiten el carnet de padre porque algo está fallando en tu casa!

Si quieres saber más de Cry Translator, aprovecha ahora para visitar su perfil en Facebook, porque sólo por decir que os gusta entraréis en un sorteo de un viaje de fin de semana a Menorca ¡Allí sí que os relajaréis por completo y seguro que hasta el llanto de vuestros bichillos desaparece de forma espontánea. ¿Conocíais el Cry Translator? ¿Pensáis que puede ser de utilidad o vosotros ya confiabais en vuestras habilidades desde el primer segundo de vuestra paternidad?

Esto te puede interesar

31 Comentarios

  • Responder
    mamaenbulgaria
    30 julio, 2014 at 08:07

    Ya había oído hablar de estos traductores, pero no los he probado nunca. No sé, no me convence del todo… ¿ese cacharro va a saber más que los padres? Al principio es normal que los primerizos no sepan por qué llora su bebé, y puede ser desesperante, pero con un poco de práctica ya se distingue si es hambre o aburrimiento, y el pañal sucio se huele a km.

    Cada madre es distinta, igual a otra le viene genial este traductor, pero yo desde que tuve al segundo he aprendido que menos es más, los bebés no necesitan tanto trasto. Eso sí, los colorines me gustan 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:29

      Yo no los conocía hasta ahora, y la verdad es que mi primera impresión antes de probarlo es que sería un sacacuartos sin sentido, pero oye, ¡que el juguetito funcionó! Así es que creo que más que los primerizos del todo (primeras semanas, hasta que te acostumbras al bebé) sí puede valer. Pero claro, es un desembolso importante si sólo vas a usarlo poco tiempo. El diseño es chulo pero a mí no me va a hacer falta llegar al segundo churumbel para saber que quiero poquitos cachivaches por casa.

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    30 julio, 2014 at 09:14

    ostras que fuerte! yo pensaba que esto era un invento solo de los simpsons (lo inventaban en un capítulo).
    Al final nosotras sabemos igual de bien que la tecnología lo que les pasa a los peques, no creo que sea necesario!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:31

      ¡Sí, sí nosotros también recordamos haberlo visto en Los Simpsosn! Pues ya ves, de la ficción a la realidad. Desde luego una madre conoce en poco tiempo los llantos de su bichillo (y lo digo yo, que no soy de las mejores y aún así en esto me he dado bastante maña). No sé por qué, pero creo que serán los papás los que más apuesten por el Cry Translator.

  • Responder
    Diario de una madre ingeniera
    30 julio, 2014 at 09:34

    No tenía ni idea de que esto existiera!! Creo que puede ser muy útil hasta que te conoces los llantos de tu bebé, porque sino igual también te conviertes en un adicto al Cry Translator y sin él no eres nadie, jejeje!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:34

      ¡Jajaja! Lo que nos faltaba a los primerizos: volvernos adictos al Cry Translator. Imagínate, te vas a pasar un fin de semana fuera de casa, te dejas el juguetito y mueren los 2 miembros de la pareja ante su inutilidad para calmar al bebé. Esperemos que la cosa no llegue a tanto.

  • Responder
    Solomimundo
    30 julio, 2014 at 09:56

    Anonadada me encuentro…He pensado lo mismo que Lydia, ¿esto no sale en un capitulo de los simpson? jajaja. Personalmente no me gastaría el dinero en el aparatico, pero seguro que le sirve a mucha gente.

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:35

      Sí, sí es de Los Simpsons, aunque ahora ya no sé qué sería primero si el capítulo o el Cry Translator. Desde luego, hay cosas de primera necesidad más importante que este aparato, pero me ha parecido una compra original para los que ya tienen de todo y nadie sabe qué regalar.

  • Responder
    yademasmama
    30 julio, 2014 at 10:12

    Vaya invento. Me parece que hay una app parecida, tengo que investigar. Me parece que, si funciona, es muy buen cacharro. Hay que probarlo con recién nacidos, que es ahí donde está el problema: las madres no tenemos ni idea aún ni conocemos a nuestro bebé.
    Por cierto, me suenan mucho esos quejidos tipo graznido, jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:37

      la misma empresa del Cry Translator tienen una app para smartphone, aunque no sé si existirán más modelos de otras compañías. Al probarlo, he tenido la ventaja de saber por qué llora mi bichilla, y por eso he comprobado que el Cry Tranlator «decía la verdad». Si lo llego a probar de recién nacida, me hubiera dejado guiar a ciegas por él, aunque supongo que también entonces habría acertado. ¡Ay esos adorables graznidos! Aunque los prefiero al llanto desconsolado y eterno de otros bebés.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    30 julio, 2014 at 10:52

    Eyyy, yo tamb lo estoy testando!!! He pedido más tiempo xq, como bien dices tú, Rafa ya tiene una edad en la q sé conozco de sobra lo qle pasa y además, al comunicarse a través de palabras, no llora cdo necesita algo… más adelante te cuento cómo me ha ido a mí!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 julio, 2014 at 14:40

      ¡Jajaja! Últimamente coincidimos en muchas pruebas de productos. Yo a Rafa lo veo muy grandecito para el Cry Translator porque ya anda cerca de los 2 años, y como dices ¡si no supieras ya lo que le pasa…! Sería para hacértelo mirar. Y encima si habla aunque sea un poco, menos llantos (una suerte) y menos oportunidades de probarlo bien. Que yo me he pasado varias semanas para perseguir a la bichilla y lograr llantos de calidad. Ya leeré tu opinión sobre el asunto.

  • Responder
    másqueelprimerdía
    30 julio, 2014 at 16:03

    Pero bueno! Qué maravilla!! Si realmente funciona es un chollo, y para papis primerizos y un pelín histéricos les va a ir de lujo 😉

    un besito!

    • Responder
      Planeando ser padres
      31 julio, 2014 at 16:28

      No sé si podrá poner remedio a los ataques de histeria de los padres primerizos, pero por probar…

  • Responder
    Baberos Y Claquetas
    30 julio, 2014 at 23:38

    Yo no tenía ni idea, ¿eso no salía en los Simpson? jajaja que fuerte!!! Yo no se si es imprescindible o no, pero desde luego para calmar a Vikingo cuando le dan sus rabietas aunque solo sea dándole el aparatito me vendría genial. Eso sí, como bien dices en esos momentos en los que se junta todo lo mismo acaba estallando el bicho.

    • Responder
      Planeando ser padres
      31 julio, 2014 at 16:30

      Sí, en esos momentos en los que ya hay que hacer un esfuerzo sobrehumano para que al menos los aguante y entienda la madre que los parió, el Cry Translator se disloca y ya no sabe qué diagnóstico dar. Con la bichilla es que tiene un efecto calmante eso de ver la luz blanca parpadeante y los botones de colores, por lo que me cuesta un poco recoger sus micro llantos, pero sí que me ha diagnosticado correctamente casi en todas las pruebas que hemos hecho durante estos días.

  • Responder
    Marta
    31 julio, 2014 at 08:48

    No lo conocía, y no me parece muy fiable, pero porque los llantos, aunque son distintos en cuanto a lo que quieren/necesitan, no son iguales. Además… ¿Los bebés lloran en el mismo idioma?
    Para esto… Creo que soy más de seguir el instinto natural, aunque seguro que más de una madre novata lo usa para saber qué necesita su bebé. Pero… Repito, por instinto, solemos saberlo.
    Besos especiales.

    • Responder
      Planeando ser padres
      31 julio, 2014 at 16:37

      La caja hace hincapié en que es válido para todos los bebés de hasta 2 años de cualquier lengua. La bichilla de momento es monolingüe(porque la verdad es que catalán le hablamos más bien poco, y su papá hace intentos con el inglés,pero nada del otro mundo) por lo que sólo he podido comprobar que a ella me la diagnostica de una forma bastante fiable.A mí ha tardado tanto en empezar a surgirme esto del instinto que menos mal que con mi pachorra iba descartando posibles males hasta dar con la clave.Desde luego, no es un instrumento esencial para la crianza de un bebé, pero como objeto curioso ahí queda ¡que se sepa que ya está inventado!

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    31 julio, 2014 at 10:19

    Había oído hablar de cacharros de este tipo y aplicaciones de móvil con las mismas funciones, pero pensé que no funcionaban ninguno. Si me lo regalasen seguro que lo usaba, pero gastarme 80 euros para mí o para regalar….me parece un dinero que bien podía aprovechar en otra cosa más útil. Eso sí, voy a probar suerte con el viaje Menorca, que oye, nunca se sabe…

    • Responder
      Planeando ser padres
      31 julio, 2014 at 16:51

      ¡Jajaja! Me parto contigo.Bueno, algo positivo has sacado de este post. Si te toca el viaje ¡vuelve para darme el notición! Ya digo que dependiendo de la economía de cada uno, ese dinero estará mejor invertido en pañales, y ya se espabilarán los papás primerizos en aprender por sus propios medios a distinguir los llantos de su bebé. Pero para quien ya tiene de todo, o quiere salirse de los regalos tradicionales ¡Cry Translator es un buen invento! Yo he visto gente que se gasta un dineral en un termómetro para la bañera, así es que sobre gustos…

  • Responder
    Orimami
    31 julio, 2014 at 11:09

    Había oído cosa, pero no le había dado mucha bola. Yo durante esos primeros días con llantos desconocidos opté como tu marido: ir cambiando de estrategia hasta dar con la buena. El mío en cambio se limitaba (a día de hoy aún lo sigue haciendo) a levantarse y darle saltitos en brazos; cosa que, si mi hija tiene hambre como te puedes suponer, no le sirve de nada… Y ahí entro yo, que soy el cry translator humano de mi casa a decir: tiene hambre, tiene sueño, etc

    • Responder
      Planeando ser padres
      31 julio, 2014 at 16:55

      ¡Jajaja! Aquí ya ves que el papá de la bichilla fue el que antes desarrolló una buena táctica para averiguar por qué lloraba la bichilla. Yo, como tu marido, le enchufaba la teta ala mínima de cambio. Incluso cuando lloraba como una loca, con la boca abierta alrededor del pezón y sin querer mamar ¡yo erre que erre con la teta! ¡Ay, por lo que pasamos los primerizos! Si hubiera tenido el Cry Translator de fondo, al menos podría haberle echado un ojillo para ver si me marcaba otra opción que no fuera la del hambre.Habría sido de gran ayuda durante aquella primera etapa.

  • Responder
    ¡Y yo con estas barbas!
    31 julio, 2014 at 11:51

    Nada, nada… ¡¡probad y contadnos cómo va la cosa!! Hasta que no se testee hasta la saciedad… ¡habrá que seguir con el método angustioso de la incertidumbre tradicional!

    • Responder
      Planeando ser padres
      31 julio, 2014 at 17:04

      A nosotros nos ha resultado bastante fiables, pero es que los 4 graznidos de da la bichilla al cabo del día admiten poca confusión. No sé si en el caso de otros niños habrá más margen de error, pero con esta, excepto esas situaciones cuando todos los males se le juntan a la vez en ese mini cuerpo y no hay eminencia que la entienda, el aparatito arroja buenos diagnósticos.¡Parece magia!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    31 julio, 2014 at 15:40

    Ostiiiiiiiiiii pero esto no era solo de película!!!??? ay yo no creo que esto funcione, no se, prefiero ir al grano que estar jugando a las adivinanzas…

    • Responder
      Planeando ser padres
      31 julio, 2014 at 17:07

      ¡Jajaja! Al contrario, mientras el Cry Translator trata de adivinar (¡que lo hace en 3 segundos!) tú puedes estar tratando de sacar tus conclusiones por ti misma. El papá de la bichilla se enfadaba conmigo porque melo tomaba como un juego, y en cuanto la niña lloiqueaba yo iba primero a buscar el aparatito antes de atenderla. Y hacía apuestas conmigo misma para ver si el Cry Translator y yo llegábamos a la misma conclusión. La verdad es que la mayoría de las veces hemos coincidido.

  • Responder
    María (La cajita de música)
    1 agosto, 2014 at 17:49

    Guauuuu! Hay algo que no hayan inventado?? jaja. La verdad es que la idea me gusta pero no me gastaría 80€ en el aparato…

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    • Responder
      Planeando ser padres
      3 agosto, 2014 at 11:29

      ¡Pídelo de regalo! Como bien de primera necesidad desde luego no es imprescindible, pero es bien curioso el aparato.

  • Responder
    Futura Mamá
    27 agosto, 2014 at 13:44

    Para mí la verdad es que no sé si lo quiero, porque no quiero llenarme de chuminadas y gastarme dinerales… pero como regalo, ¡¡¡ya lo he propuesto!!! Tenemos a un recién nacido cercano y creo que sería una opción perfecta. ¡¡Muchas gracias por dárnoslo a conocer!!

  • Responder
    11 trucos para dormir a un bebé y no morir de sueño en el intento – Noticias España
    17 diciembre, 2016 at 21:18

    […] Varios lectores recomendaron esta aplicación para iOS que, supuestamente, traduce el llanto del bebé e indica a los padres si llora por hambre, sueño, malestar, estrés o aburrimiento. También tiene una versión física, que se asemeja a los antiguos Walkie talkie. La aplicación para Apple cuesta unos cinco euros, aunque las opiniones que genera son muy dispares. Mientras algunos dicen que no hace efecto nunca y siempre salta un mensaje que indica que no se puede traducir, otros afirman que funciona razonablemente bien. […]

  • Responder
    11 trucos para dormir a un bebé y no morir de sueño en el intento | VOGUE520
    18 diciembre, 2016 at 00:12

    […] Varios lectores recomendaron esta aplicación para iOS que, supuestamente, traduce el llanto del bebé e indica a los padres si llora por hambre, sueño, malestar, estrés o aburrimiento. También tiene una versión física, que se asemeja a los antiguos Walkie talkie. La aplicación para Apple cuesta unos cinco euros, aunque las opiniones que genera son muy dispares. Mientras algunos dicen que no hace efecto nunca y siempre salta un mensaje que indica que no se puede traducir, otros afirman que funciona razonablemente bien. […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.