Ocio y viajes

Torremolinos con niños

Parece mentira que ya estemos de vuelta de las primeras vacaciones en familia con nuestra bichilla. En estas 2 semanas de ruta por España hemos vivido en primera persona los pros y los contras de realizar trayectos largos en coche con un bebé de 9 meses, pasar una larga jornada en la playa, en la piscina, visitar monumentos, casas de familiares, alojarnos en habitaciones de hotel durante varios días… Un cúmulo de nuevas experiencias que nos van a dar material para muchos posts y que os ayudarán a afrontar mejor algunos de los imprevistos que pueden presentarse, aunque jamás pasase por vuestras cabezas que os encontraríais en una situación similar durante vuestras vacaciones. Hoy vamos a empezar por nuestra estancia en Torremolinos, ya que aún queda por delante un largo y cálido mes de septiembre que quizás alguno de vosotros desee aprovechar para planear una escapada a la popular ciudad costera malagueña. Nosotros nos alojamos en casa de mi padre, quien por el momento ofrece un gran servicio a sus huéspedes pero no está abierta al público en general. Sin embargo, hace unos meses ya os hablé de una buena opción hotelera si viajáis con niños a Torremolinos: el Hotel Sol Príncipe. Incluso antes de salir de casa hacia vuestro destino, convendría valorar los siguientes datos para mejorar vuestra estancia en Torremolinos.

1. El calor de la Costa de Sol. Julio y agosto son los meses más concurridos pero más asfixiantes para visitar Torremolinos, o cualquier otra localidad de la costa de Málaga. Soy de Málaga, he vivido allí durante 21años y lo sé, pero eso no quita que en el trabajo las vacaciones nos tocan cuando nos tocan y la playa malagueña con un bebé de 9 meses en pleno mes de agosto debe tomarse con mucha precaución. Ya escribí un post con datos acerca de lo concienciados que debemos estar a la hora de llevar a un bebé a la playa, pero aún así te encontrarás con situaciones que no habías previsto. Por ejemplo: la arena de Torremolinos no quema ¡es un ascua al rojo vivo! Si tu bebé ya ha comenzado a gatear o a caminar, todas las precauciones serán pocas para que no acabe llorando a grito “pelao” por haberse escaldado las plantas de los pies, las rodillas o el culete al contactar a lo loco con la arena. Para estos menesteres será necesario que le deis libertad sólo en las zonas húmedas de la orilla, o que extendáis una toalla kilométrica para evitar estos enfados.

2. Poco madrugar. Puede que tu bebé o tu niño sea algo dormilón y no os obligue a levantaros pronto en vacaciones. Si tenéis esta suerte aprovechad estos días de descanso porque en Torremolinos hay playa para todos, y no es necesario despertarse el primero en el pueblo para poder tener un buen sitio en la playa. Pero si vuestros hijos son de natural madrugadores, como mi bichilla, podréis encontraros con el siguiente dilema. La niña se levanta a las 7 de la mañana, desayuna y ya está lista para jugar y lo que se tercie, aunque los padres queramos seguir perreando en la cama. La opción de irte tan temprano a la playa no atrae a los adultos ni un poquito: el papá dice que hasta hará frío a esas horas, la mamá que no le va a dar el sol suficientemente y ella lo que quiere es volver a casa con un moreno que le aguante todo el año, el abuelo que sus planes playeros no empiezan hasta las 11… En fin, que cuando por fin pones rumbo a buscar tu sitio cerca de la orilla ya han pasado varias horas y la niña lo que quiere es su ración de teta y volverse a dormir.

3. A comer cómodos y en plan barato. Otra cosa no, pero chiringuitos enclavados en la misma arena de la playa, o restaurantes y bares con terraza o salones bien climatizados hay en Torremolinos para aburrir al personal. Y como es una zona tan turística están acostumbrados a que los clientes lleguen completamente agitanados, medio mojados de la playa y con pocas galas que lucir. Eso sí, aunque vayamos a comer en chanclas por lo menos llevemos la camiseta puesta. En este ambiente cualquier local es ideal para ir con niños, porque todos son bulliciosos, bien aireados, tienen menú infantil y el precio es muy competitivo. Una ración de macarrones, o pollo asado con patatas o ensalada podéis encontrarlo por unos 4-5 euros. También hay restaurantes que mantienen su menú del día incluso en verano, por lo que podréis tomar un primero, segundo, postre, bebida y pan por 8-10 euros. Otro día haré un post sobre lugares a los que solemos ir y que ofrecen un menú generoso y variado por un precio bastante asequible.

Del ocio nocturno de la Costa del Sol es mejor olvidarse si viajamos con niños, pero tampoco hay que recluirse en el hotel en cuanto acabe la tarde. Torremolinos dispone de una gran cantidad de chiringuitos que abren sus puertas y terrazas en horario nocturno, y también pubs y bares que no hacen ascos a la presencia de niños entre sus clientes. Esto de hacer vida al aire libre al estilo andaluz tiene muchas ventajas, porque si tus churumbeles no son de irse temprano a dormir podrás estirar la jornada festiva hasta bien entrada la noche. Y en Torremolinos encontrarás ambientes para todos los gustos, con lo cual los amantes de la tranquilidad y los de la música más pachanguera acabarán ubicándose en un local propicio para ellos. Eso sí, no abuséis de la noche porque a la mañana siguiente deberéis estar frescos para otra jornada de playa ¡con niños!




Esto te puede interesar

4 Comentarios

  • Responder
    mamaenbulgaria
    2 septiembre, 2014 at 15:55

    Ayyy a mi me pones playa y niñoS en la misma frase y me da algo.. Lo llevo fatal!

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      3 septiembre, 2014 at 23:57

      De momento es fácil con la bichilla porque está siempre controlada y se mueve poco, pero ya llegarán épocas mas estresantes.

  • Responder
    Marta
    3 septiembre, 2014 at 08:25

    Tiene muy buena pinta, es una zona que no he pisado nunca, las costas canarias han sido mis agostos, y Benidorm los julios, jajaja.

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      3 septiembre, 2014 at 23:59

      Con esos dos destinos ¡ya tienes playa de sobras! Yo me imagino que Torremolinos debe ser parecido a Benidorm, así es que te resultaría bastante familiar

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.