Ocio y viajes

¡Nos bañamos en el río! Sierra de Guadarrama

La primera parada de nuestras vacaciones de verano en familia con una bebé de 9 meses fue Soto del Real. No es que sea un destino muy turístico, no os quiero engañar, ya que el pueblo está repleto de segundas residencias resultonas de familias bien de Madrid. Pero casualmente tenemos familia residiendo por esos lares y era un lugar perfecto para parar y evitar atravesar España de un tirón desde Barcelona hasta la Costa del Sol. Durante 3 días anduvimos por las cercanía de la sierra madrileña y lo más espectacular fue pasar una jornada en el nacimiento del río Manzanares, en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Yo, que soy muy de playa, pensé que aquello de ir al río a pasar el día, con picnic y merienda incluidos, sería algo muy bucólico, tranquilo y solitario¡ Nada más lejos de la realidad! Resulta que el nacimiento del río Manzanares es en agosto a Madrid lo que Torremolinos a la Costa del Sol ¡un hervidero de gente que huye del calor hacia la montaña!

1.Coger sitio para aparcar. Con las niñas pequeñas lo de madrugar no es un esfuerzo sobrehumano para esta familia, y aunque mi sobrinita es más dormilona, a eso de las 9 de la mañana ya estábamos montados en sendos coches para ir a coger sitio en uno de los aparcamientos autorizados del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Con tanto tiempo prácticamente inauguramos la zona de estacionamiento, pero tengo que decir que se agradece el llegar pronto, tanto por el tema de poder dejar el coche en un lugar cercano y seguro, como por tener la opción de poder elegir una zona del río que te agrade. Con sol, sombra, con zonas más o menos profundas por donde discurra el agua, con suelo llano y no pedregoso para sentarnos a comer o tumbarnos a descansar.

2. La dueña de mis dominios. Con tanto madrugar, elegimos una zona perfecta, con una orilla amplia y un trocito de río con una agua poco profunda para las niñas y otra más honda en la que incluso se hubiera podido nadar algún largo ¡si no hubiera sido por las piedras del fondo que le restaban hondura! Como primeriza en baños fluviales, reconozco que una vez elegido el lugar donde pasaríamos el día, pensé que no veríamos a nadie en kilómetros a la redonda durante toda la jornada, por lo que cuando empezó a llegar gente que se situaba relativamente cerca de lo que yo me había apropiado como dominio propio ¡hasta me encorajiné y todo!

El frío agua del nacimiento del río Manzanares

El agua helada del nacimiento del río Manzanares

3. Hora punta. A eso de las 12 del mediodía ¡aquello era una procesión imparable de gente! Familias completas que paseaban por los senderos del bosque en chanclas y bikinis, con las neveras de playa cargadas de comida, las hamacas al hombro y los niños equipados con flotadores desde que bajaban del coche. Jamás me imaginé ver una estampa tan de playa en medio de la sierra.

4. El agua. El agua del río está impresionantemente limpia ¡y helada! A mí no me gusta bañarme en playas ni piscinas con agua recalentada por el sol (o vete tú a saber por qué otro medios menos higiénicos) pero lo del río Manzanares ya rozaba lo inhumano. Creo que tardé casi una hora en ir sumergiéndome poquito a poco y dejé de sufrir cuando la mayor parte del cuerpo se me había insensibilizado por esas temperaturas. Debe ser una forma de anestesia de lo más natural. Las rocas no eran tan resbaladizas como me las había imaginado, pero es bueno ir con un calzado adecuado, que se pueda mojar y que quede bien fijado al pie, porque dependiendo del tipo de fondo que tenga la zona del río en la que nos ubiquemos, puede ser molesto y peligroso caminar con el pie descalzo encima de las piedras.

5. El entorno. Una arboleda espesa dará intimidad a vuestro día en familia, por lo menos hasta que llegue la hora punta y ya no haya donde esconderse del gentío. La temperatura fuera del aguaes ideal, incluso demasiado fresca para niños y bebés, hasta el punto de que tuvimos que improvisar algo de abrigo para nuestra niña, con mis calcetines a modo de pantalones y un babero gigante plastificado usado como si fuera una chaqueta de entretiempo ¡qué fresquito se te queda el cuerpo después del baño! Quizás no sea necesario hacer la aclaración, pero al ser un entorno natural no esperemos que pasen los servicios de limpieza como ocurre en las zonas de playa a diario. Debemos ser responsables de lo que llevamos con nosotros y preocuparnos por recoger nuestros desperdicios antes de poner rumbo a casa. Si no, con la cantidad de gente que frecuenta la Sierra de Guadarrama, sería imposible mantener un entorno limpio y agradable para todos.

Improvisando algo de abrigo

Improvisando algo de abrigo

Con más de 30 años ¡esta ha sido mi primera experiencia de bañarme en un río! Ya veis, mi hija con 9 meses me ha superado en conocimientos acuáticos así, casi sin darme cuenta. ¿Conocéis otros ríos en los que se permita el baño en España? ¿Están adaptados y con servicios a los visitantes como las playas o asilvestrados como este? Aquí, en el nacimiento del río Manzanares lo único que había cerca era un restaurante y nada más. Vamos que las necesidades fisiológicas, y cualquier otra exquisitez que se os antoje durante el día de campo, van a tener que esperar o que solventarse mediante rudimentarias técnicas primitivas. Seguiremos desgranando datos de nuestras primeras vacaciones familiares a lo largo de las próximas semanas.




Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.