Crianza

Revisión pediátrica de los 9 meses

 

Revisión pediátrica delos 9 meses: peso y altura

Revisión pediátrica delos 9 meses: peso y altura

Justo antes de irnos de vacaciones pasamos por el centro de salud para someter a la bichilla a su revisión obligatoria de los 9 meses. Esta niña no ha pisado el médico más que para los controles de rigor, y encantados andamos de que siga tan sanota y bien alimentada. Al estar en pleno agosto, y en vísperas del puente del día 15, a las 7 de la tarde nos atendió una enfermera de pediatría que sustituía a nuestro equipo médico habitual, y que no me gustó ni mijita. Vamos, que aparte de pesarla y medirla no le hizo nada más. El resto de cuestiones que tratamos tuvimos que ser nosotros quienes sacásemos el tema, porque ella no tenía ningún interés en saber cómo íbamos con la alimentación complementaria, si seguía con lactancia materna, qué alimentos había probado, qué movilidad y otras habilidades presentaba en estos últimos meses… ¡un despropósito de señora! En un visto y no visto, estos son los pocos datos que sacamos en claro de la defectuosa revisión pediátrica de los 9 meses.

1. Peso y altura. Mi bichilla sigue con sus percentiles altos, pero parece que se me esta poniendo más gorda que alta. A los 9 meses medía 72,5centímetros (percentil 84) y pesaba 9,400 kilos (percentil 90). Ya no gana peso con tanta facilidad como antes, con lo cual yo suelo quejarme de lo seca que se me está quedando, pero ya veo que comparada con otros bebés de su edad sigue estando bastante por encima de la media, así es que dejaré de darle vueltas al asunto de que de vez en cuando se deje 2 cucharadas de puré o me estampe el jamón cocido contra las baldosas de la cocina. La revisión por parte de la enfermera hubiese acabado aquí, si no llegamos a plantearle nosotros las siguiente incógnitas.

2. Introducción del pescado y limitaciones hasta el año. Con 9 meses aún no le habíamos dado a probar el pescado. La verdad es que en casa no lo comemos mucho y hemos retrasado este paso lo máximo posible. Ante la insistencia dijo que podíamos empezar a darle o esperar hasta que tuviese un año (acabáramos, podíamos elegirlo todo). Si íbamos a iniciarnos ya, deberíamos darle sólo pescado blanco, limpio de piel y espinas (¡anda qué descubrimiento!) e ir probando sólo con este tipo de pescado hasta que cumpla el año y medio. Ya os digo yo que antes de esa época esta habrá comido más tipos de pescados que este, porque para empezar, aparte de la merluza (tan sosa ella), pocos más pescados blancos se me ocurren ¡que me gusten a mí también! Acabo de descubrir que mis favoritos son los pescados azules y casi todos los blancos me parecen una sosez. Pero la bichilla lo ha cogido con ganas, y ya sea en el puré o desmigado, se lo mete a manos llenas en la boca. No he observado reacciones alérgicas ni nada extraño desde que comenzamos hace un par de semanas con el pescado. La enfermera insistió en que hasta el año nada de leche ni de huevos ¡veremos a ver si llegamos a cumplir esto!

3. Empezar a hacerle cenas. No sé cómo haréis los demás, pero en esta casa yo trato de hacer el desayuno, la comida y la cena a la vez que la bichilla, para que me imite con los movimientos de llevarme el alimento a la boca. Pero generalmente, ella se acuesta tan temprano (antes de las 20:30) que para la cena le seguía dando la teta y todos felices. Ella caía narcotizada casi al instante y yo me ahorraba el tener que pensar cenas más sanas de las que comemos actualmente (pizza, hamburguesas, sándwich…). Durante el verano, supongo que porque nota que los días son más largos, en ocasiones no se ha dormido casi hasta las 11 de la noche, y claro, pensábamos que podría tener más hambre, porque también ha comenzado a desvelarse mucho más de noche. Al consultar con la enfermera nos dijo que podíamos empezar a hacer 2 o 3 cenas semanales, pero vamos, que esto estaba en nuestra mano. Así es que he optado por incluirla en nuestra mesa cuando no tiene planes de dormirse temprano, y por seguir sólo con la teta si veo que se cae de sueño.

4. Balbuceos. Como esta señora seguía sin preguntar nada, empezamos a presumir de lo bien que “habla” nuestra bichilla. Que si parece que dice hola, y agua, y no… a la señora se la trajo al pairo los avances de la niña en este campo. Con que emitiese algún sonido ya tenía bastante.

5. Gateo. En esto ha avanzado enormemente desde los 6 meses, ya que antes apenas se daba la vuelta y rodaba sobre sí misma, sólo de vez en cuando, y ahora no es sólo que gatee que se las pela (nos persigue de una habitación a otra por toda la casa) sino que en cuanto encuentra un apoyo medio estable se pone de pie y hasta hace filigranas sujetándose sólo con una mano. Con que se quedase sentada sola la enfermera ya tuvo bastante.

En definitiva, que con lo felices que estábamos nosotros con todo el área de pediatría de nuestro centro de salud, este verano hemos tenido que aguantar a esta mujer tan desinteresada y con un diagnóstico tan escaso. Menos mal que para la revisión del año ya habremos vuelto a tener una relativa normalidad en los diagnósticos, aunque nuestra pediatra cambia de centro de salud este mes ¡a ver qué ideas de crianza tiene la nueva que nos asignen!

 

Esto te puede interesar

44 Comentarios

  • Responder
    Irene Lopera
    9 septiembre, 2014 at 08:16

    Nosotros a los 9 meses que los cumplió en julio nos dijo la enfermera (también sustituta) que empezáramos a introducir pescado blanco y de estos que vienen congelado. Y a los 10 días empezáramos a introducir un cuarto de yema en el puré cada semana. Así lo estamos haciendo, y bien, pero vamos me doy cuenta que cada médico te dice una cosa.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 20:56

      Sí, sí no hay criterio conjunto para nada en esto de la crianza, de ahí que yo vaya a hacer lo que se me ponga en la cocorota y santas pascuas. El pescado lo ha probado y no damos abasto a comprarle más.

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    9 septiembre, 2014 at 08:32

    Jeje al ser del mismo mes vamos parecidos. Cachorro cena desde hace tiempo pero claro todos juntos, llegamos de trabajar y a cenar. Eso sí baño rapidísimo que se me queda dormidito jaja. Me alegro de que este tan preciosa. A Cachorro le encanta el bacalao… Igual a la Bichilla… Un abrazo

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 20:58

      De omento sólo ha probado la merluza, pero con lo sosona que es,seguro que si le pongo bacalao monta la fiesta del siglo. Y si encima está un poco saladito ¡que en la playa se pasaba el rato rechupeteándose los deditos de lo que le gustaban los restillos de sal! Que penita de criaturas, teniendo que comerlo todo sin sal. Aquí con las cenas vamos a saltos: si se duerme con la teta no se cena, y si la noche va para largo lo hacemos los 3 juntos.

      • Responder
        creciendoconmicachorro
        9 septiembre, 2014 at 22:34

        jaja! yo a su puré no le echo sal, pero el resto de cosas que come la tienen así que… a ver es que la comida sin sal no sabe a nada. A Cachorro le chiflan las patatas fritas caseras, y se las come con sal, y mira que le quiten lo bailao jeje!

        • Responder
          Planeando ser padres
          11 septiembre, 2014 at 10:53

          Claro, cada alimento ya tiene su propio sodio y eso no se lo podemos quitar, pero aún así lo que cocino para la bichilla lo pongo a parte sin sal. Por cierto, hoy la voy a estrenar con el bacalao ¡seguro que le encanta! Eso sí, le he dado un agüilla para que se le quite ese punto de sal que decía la etiqueta que tenía.

  • Responder
    mamablogger1
    9 septiembre, 2014 at 10:33

    Como crecen nuestras peques, jejejeje!! Hay que ver lo grande que esta tu bichilla, porque la mía con 13 meses pesa 8.500 kg. Pero bueno no es de muy buen comer… Me alegra ver que progresa en todos los aspectos, y prepárate porque en nada la tienes correteando por casa!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 21:00

      Hoy ha sido el día de abrir y cerrarlos cajones del nuevo mueble del salón. De pie ya se pone apoyándose en todo lo que tiene a su alcance. ¡Me quedan pocos días de descanso!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    9 septiembre, 2014 at 10:38

    Qué grande y sanota está!!! Ya te ha dicho lo de las cenas??? nosotros no empezamos hasta los 15 meses, hasta ahí solo le daba teta y a partir de ahí empecé a darle cena pero sin prisa, unos días si, otros no…realmente bien bien UBMF no ha cenado hasta hace muy poco.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 21:02

      Yo he empezado a dársela pensando que dormiría más de noche y tendría menos despertares (por la falsa creencia de que quizás la teta ya no fuese suficiente alimento para dormir del tirón) pero qué va, no ha servido de nada. Sólo hacemos cena familiar si no se ha dormido temprano con la teta y sigue despierta a nuestra hora de comer, así es que también vamos a saltos con esto.

  • Responder
    matronaonline
    9 septiembre, 2014 at 12:12

    Me alegro de que esté todo tan bien (y de que para la próxima, haya vuelto la enfermera de siempre! jeje)

  • Responder
    Marta
    9 septiembre, 2014 at 12:57

    Es verdad que algunas veces vas a la consulta a la revisión con unas expectativas, que luego no se cumplen. Se preocupan de unas cosas que en la siguiente consulta no, y viceversa. Lo importante es que la Bichilla esté bien, gane peso y se la vea contenta, lo demás… Pamplinas.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 21:05

      Lo del peso ya no me preocupa, porque como llegaron a decirme en un museo este verano «se la ve con un lustre…» Esta semana estoy en la fase contraria ¡creo que come demasiado! A ver si en la revisión del año nos vamos a pasar del percentil 100.

  • Responder
    mamaenbulgaria
    9 septiembre, 2014 at 13:50

    Mis hijos pasan algunas revisiones aquí, otras en España.. un lío! Es un poco aburrido porque para tallarles y pesarles ya lo puedo hacer yo, pero hay que ir por si las moscas, y a las vacunas por supuesto.
    Lo que no me gusta es que me digan qué debo darles de comer y cosas así. Orientar sí, imponer no, que la madre soy yo. Una vez la enfermera me riñó porque no les saco a pasear cada día. Hombre, que en invierno estamos bajo cero!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 21:10

      ¿Y eso? Pensé que por España venía poquito. Yo quería que esta mujer me orientase, aunque si te soy sincera no se ni para qué le pregunto, si más de lo que ya he aprendido en los libros que he leído no me va a enseñar y al final acabo haciendo siempre lo que me dala gana. Yo saco a mi bichilla todos, todos los días, menos cuando llueve porque es un engorro, así es que imagínate si viese nieve caer por dónde me iba a pasar la recomendación.

  • Responder
    Futura Mamá
    9 septiembre, 2014 at 14:26

    Mi madre nunca supo qué era eso de introducir alimentos… Así salí, que me das cosas que están malas y se ponen todos pochos menos yo, jajajaja.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 21:12

      ¡Jajaja! Pues a mía es la biblia andante de la introducción por pasos y claro, se pone hecha un basilisco cuando le digo que la niña come brócoli, pimientos, queso ¡y que le gustan!

  • Responder
    Marta
    9 septiembre, 2014 at 14:29

    Yo.no le di pescado a mi niña hasta los.10 meses eso si me dijeron que tanto pescado blanco como azul. Y el huevo igual, empezamos a los 10 meses con un cuarto de yema pero a los 11 le daba el huevo entero. Y lo de las cenas yo le di papilla y tetilla hasta los 14 meses mas o menos…ya tendran tiempo de cenar de todo…no hy que tener prisa…

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 21:14

      Aquí hemos confiado en las cenas, pensando que así dormiría más de noche, pero o funciona. Cereales y papillas no ha tomado nunca de estos prefabricados, así es que cena normal (merluza con arroz, calabacines con queso ¡hasta sandwich le he dado!) y el resto sólo con la teta.

  • Responder
    judit
    9 septiembre, 2014 at 16:17

    Yo con las cenas estoy igual! tiene casi 14 meses y cena un bibe de papilla que le encanta, pero es que merienda mucho y pica bastante por la tarde, y los dias que hemos probado en cenar una tortillita o algo ligero no quiere bibe… y de momento prefiero que beba leche que este no se despierta por la noche! asi que no te preocupes y deja a la niña que se tome su teta y ya comera cuando tenga hambre!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 21:17

      Mi bichilla se pasa el día comiendo, desde que se levanta hasta que se acuesta, y ahora encima con cena. También come muchos lácteos, queso, yogur, además de la teta, por lo que hambre sé que no pasa y que tampoco le falta ningún nutriente. Sin embargo, creí que con la pancita llena dormiría de un tirón, y no, ahora es cuando más se despierta para mamar de noche.

      • Responder
        judit
        9 septiembre, 2014 at 21:44

        a ver si es que tiene sed, de tanto comer!! a mi me pasa 😉

        • Responder
          Planeando ser padres
          11 septiembre, 2014 at 10:51

          ¡Jajaja! Eso podría ser pero el rollo es que por una cosa o por otra se despierta mucho.

  • Responder
    Solomimundo
    9 septiembre, 2014 at 16:27

    Ufff yo el tema médicos lo llevo fatal, no me gusta ninguno, he probado unos cuantos, privados, y no me convencen, y el de la seguridad social, bueno, es siempre el mismo, pero ni fu ni fa, lo coge, hace dos cosillas, y sin apenas hablar, te manda pa casa…..con el gine me paso igual, no me convencía ninguno…creo que lo que no me gustan son los médicos en general jajaja. Respecto a lo demás, yo pescado desde los 9, y huevo nada hasta el año, y leche igual.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 21:19

      Pues te han dado las mismas recomendaciones que a mí. Yo nunca he pedido una segunda opinión médica, siempre me he fiado del profesional que me han asignado, pero claro, esto de ser primeriza, ir a consulta y que no te digan nada se me ha hecho muy raro ¡con lo que charlan mi enfermera y pediatra habituales!

      • Responder
        Solomimundo
        10 septiembre, 2014 at 12:24

        Normal…con la de preguntas que tenemos!! Por cierto de los frutos secos que te han comentado? A nosotros de momento que ni en pintura, y yo puse cara de buena, y por dentro me repetía una y otra vez lo mala madre que había sido por darle a probar helado almendrado 🙁

        • Responder
          Planeando ser padres
          11 septiembre, 2014 at 11:22

          Pues no, los frutos secos no salieron en la conversación, supongo que porque nosotros no los comemos casi nunca en casa y no es algo que nos preocupe. Aunque yo creo que a parte del riesgo de posibles alergias, el problema es cuando le das trozos de frutos secos, que son tan duros, no se deshacen y si se atragantan la cosa puede ser grave.

  • Responder
    másqueelprimerdía
    9 septiembre, 2014 at 16:36

    Vaya enfermera tan rancia!!!
    De todas formas lo importante es que la bichilla está perfectamente 🙂

    Por cierto!!! Me leí tu libro en dos días y no vine por aquí a decírtelo!! Me entretuvo mucho, lo recomendaré a todas las mamis y futuras mamis de mi entorno!

    un besito!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 21:25

      ¡Ohhh! ¡Muchas gracias por tu comentario! Me alegro de que te haya resultado ameno, bueno y si encima me vas a recomendar ¡te voy a poner un monumento!

  • Responder
    tuspatucosymistacones
    9 septiembre, 2014 at 16:45

    Pues que señora más simpaticota oye… ¬¬ A ver si la que os ponen nueva es, por lo menos, mejor que esta e igual que la anterior 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 21:26

      A ver, a ver, aunque no te creas que me quita el sueño el asunto, porque la verdad es que he ido desarrollando una seguridad pasmosa en esto de la crianza y no me importa llevarles la contraria en dependiendo que cosas.

      • Responder
        tuspatucosymistacones
        10 septiembre, 2014 at 11:35

        ¡Pues bien hecho! Porque además hay algunos médicos que se creen dioses… ¡ja!

        • Responder
          Planeando ser padres
          11 septiembre, 2014 at 11:19

          Y muchos necesitan un reciclaje urgente de conocimientos anticuados ¡eso de dar un biberón de papilla para que duerma más de noche…! Si no me funciona ni darle un plato entero de comida bien sólida.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    9 septiembre, 2014 at 16:56

    Sólo te diré respecto al peso que Maramoto, que cumplió ayer 11 meses, pasó hace un par de semanas (por fin) de los 8 kilos. Entre eso y que está larga, si la vieses cambiaba tu concepto de delgadez 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2014 at 21:28

      Pues te diría: «niño ¡qué seca está tu bichilla!». Y luego te acusaría por lo del BLW desde pequeña, y acusaría a la mamá jefa de seguir dándole la teta ¡con 11 meses! Y ya quedaríamos enemistados de por vida. ¡Jajaja! ¡Qué me gusta lo de ponerme en plan marujona repletita de sabiduría popular!

  • Responder
    monstruuosa
    10 septiembre, 2014 at 23:48

    olé qué buenos resultados 🙂

    A mí también me gusta mucho más el azul. Lo que pasa es que los pescados azules grandes no convienen por su contenido en mercurio. Y los pequeños es un coñazo cocinarlos (aunque las sardinas en lata…)

    A seguir así 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 septiembre, 2014 at 11:30

      Justo ayer en el supermercado me pregunté eso al ver las latas de sardinas ¿se les puede dar pescado en conserva o sólo fresco o congelado? A ver si alguien me saca de dudas.

  • Responder
    sradiaz
    12 septiembre, 2014 at 00:19

    Yo iría a ver a la pediatra a su vuelta de vacaciones, seguro que resuelve mejor las dudas que pudieron quedar…

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 septiembre, 2014 at 13:07

      Ya me he tomado la justicia por mi mano, he buscado información fiable en los libros de expertos y ahí andamos avanzando con éxito.

  • Responder
    macarena
    14 septiembre, 2014 at 16:42

    Me gusta mucho tu forma de contar las cosame parto de risa! Yo tengo la semana que viene la revisión de los 8 meses…y también es de los pediatras que o le preguntas tú o por ellos está todo okey… Oye, por tu experiencia…cuándo empiezan a imitar con la mano el adiós \hola y esas cosillas? El mio sólo da palmitas y con uno de los puños cerrado jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 septiembre, 2014 at 11:05

      Pues mira, mi bichilla acaba de empezar a dar palmaditas este fin de semana (y mañana cumple los 10 meses) mientras que el hola y el adiós lo hace desde los 9, así que ya ves tú que cada cual aprende primero lo que le viene en gana (o con lo que más le insistimos). Semanas antes o después, todos acaban haciendo más o menos lo mismo, así es que no hay que preocuparse. Me alegro de que te guste el blog.

  • Responder
    Emma
    15 septiembre, 2014 at 13:23

    ¡Muy buena entrada! Yo tengo una niña de cinco meses ahora, que empezará con alimentación complementaria, porque me incorporo en breve a trabajar. Una pregunta, dándole pecho solo por las tardes y por la noche, se me mantendrá la producción? Es que mi hija duerme del tirón, y no sé yo si con la toma de la mañana, la de la noche, y alguna por la tarde, sera suficiente para mantener producción!

    ¡Muchas gracias!

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 septiembre, 2014 at 11:18

      Yo no soy experta en lactancia, pero por mi experiencia personal durante estos 10 meses con la teta en ristre, te diría que tu producción se va a mantener y a ajustar a las tomas que haga tu bichilla. El cuerpecito humano es así de sabio y se amolda a todo lo que se nos viene encima. Además, si te extraes leche mientras estás en el trabajo, también seguirás estimulando la producción y tendrás otra toma más disponible para que se la den a la niña quienes se ocupen de ella mientras tú no estás.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.