Libros

Libros recomendados: Dormir sin lágrimas

Dormir sin lágrimas ¡y sin hacer nada!

Dormir sin lágrimas ¡y sin hacer nada!

El pasado sábado 6 de septiembre acudimos en familia, la bichilla y su papá incluidos, al evento que la revista Todo Papás organizó en Barcelona. Como feria, era pequeñita, pequeñita, y el local, el Valkiria Hub Space, era de lo mas pintoresco que he visto. Vamos, que la sala de lactancia parecía una jungla con sillones de palacio, algo muy dispar y llamativo. Usaban para decoración esos muebles fabricados con palets de transportar mercancías que quedan muy monos… Pero vamos a lo que vamos. Yo me apunté al evento porque Rosa Jové, la experta en sueño infantil y autora de mi libro de cabecera para velar el descanso de mi bichilla, Dormir sin lágrimas iba a dar unas charlas en las que atendería preguntas de los padres primerizos y demás despistados y traumatizados por esta cuestión de la crianza. A mí la exposición me descubrió pocas cosas nuevas, porque todo viene reflejado a la perfección en su libro, y obviamente la mujer no iba a defender en público teorías contrarias a las que publica de forma escrita. Pero me sorprendió que es una señora muy cachondona (en el buen sentido de la palabra), muy práctica y muy de desdramatizarlo, como yo. Lo ideal hubiera sido que el papá de la bichilla hubiese escuchado de la boca de Rosa Jové todo lo que yo trato de transmitirle, porque ha llegado un punto en nuestro colecho y en los despertares nocturnos de la niña, en que él ha asumido el papel de marujona temerosa que cree que la estamos mal acostumbrando y que nunca saldrá de nuestra cama. Os voy a resumir a continuación los puntos principales de Dormir sin lágrimas, que Rosa Jové trato en este evento.
1. Fases del sueño en bebés y adultos. Resulta que para los padres, con disfrutar de 3-4 horas de sueño profundo cada noche es suficiente para que no muramos en nuestro intento de crianza. El bebé tiene casi las mismas fases de sueño Rem que los adultos, pero las tienen a saltos, mientras que los adultos tenemos fases largas de sueño profundo alternadas con otras de sueño más liviano. Los bebés duermen así por su edad, y que se despierten entre 8-10 veces cada noche es normal. Sí, no os tiréis de los pelos porque resulta que los adultos hacemos lo mismo: cambiamos de postura, nos tapamos, destapamos, vamos al baño y aún así creemos que hemos dormido del tirón. Los niños no controlan estos despertares y se desvelan. Hasta los 2 años esto es normal. En EEUU se considera que un niño de un año que duerme 5 horas ha dormido del tirón toda la noche. En España creemos que esto pasa cuando duermen 8 horas. Las diferencias culturales nos hacen preocuparnos sin motivo.

La señora Jové en acción (pésima foto, lo sé)

La señora Jové en acción (pésima foto, lo sé)

2. Los bebés no duermen todo el día. Cuando una primeriza pare y llega a casa, la gente se ha hartado de decirle que el bebé se pasará todo el día durmiendo, y eso no es cierto. Según Jové, incluso durante el primer mes de vida un bebé normal dormirá entre 12-16 horas; a los 3-6 meses de 10-15 horas; entre los 6-9 meses unas11-14 horas; de los 9 a los12 meses unas10-13 horas. Pero estas horas se refieren al sueño de los bebés a lo largo de todo el día, no sólo de noche y del tirón. Y siempre con múltiples despertares que se siguen considerando normales y que dependen de cada niños hasta los 2 años. Yo lo he comprobado con mi bichilla y es cierto: ahora que ha cumplido 10 meses duerme unas 9 horas de noche (se despierta entre 2-4 veces) y a lo largo del día hace 1 o 2 siestas en las que en total duerme entre 1-4 horas más. Ya me puedo quedar tranquila de que es completamente normal para su edad, por mucho que me fastidie que hasta los 7 meses durmiese del tirón y ahora ya no lo haga.
3. El gran cambio entre los 5-7 meses. Resulta que hacia los 7 meses, los bebés suelen dormir más horas de noche y menos de día. Duermen hasta las 7 de la mañana y cada uno con diversos despertares a diferentes horas durante toda la noche. Jové no es partidaria de las rutinas para acostumbrar a los bebés a dormir, pero reconoce que no son malas y quienes quieran pueden aplicarlas. Entre los 5-7 meses es cuánto más se despiertan por las noches y los padres creen que los bebés van hacia atrás en la crianza (¡aquí me sentí tan identificada!). Este cambio se produce porque a esas edades empiezan a ser conscientes de esos despertares que tienen por las noches, y por eso se desvelan más y les cuesta volver a dormirse ellos solos. En torno al año de edad la estadística vuelve a caer bruscamente y la mayoría dejan de despertarse tanto.
4. Algunos trucos para dormir al bebé. Si los bichillos no tienen diagnosticado ninguno de los trastornos del sueño infantil que existen, pero se despiertan con facilidad y mucha frecuencia o presentan problemas para dormir, es recomendable asegurarse de que tengan sueño (si han hecho una siesta tardía se irán a dormir más tarde, de ahí que si establecemos rutinas muy estrictas podamos perder horas tratando de que se duerman en el momento que nosotros queramos imponerles). Sin embargo, no hay que dejar que tengan demasiado sueño, porque se pondrán irritables y será mucho más difícil que se duerman. Mantener la casa tranquila, crear un ambiente relajado y evitar los sonidos fuertes. Si se introducen rutinas como dar de cenar, bañar y dormir a la misma hora cada día, hay que ser flexibles, y si se saltan no pasa nada y no hay que ponerse nerviosos. Es fundamental que quien ponga a dormir al niño sea una persona conocida, porque si no también se puede alterar esta etapa.
5. ¿Qué hacer si se despiertan durante la noche? Si se despiertan por la noche y no tienen patologías detectadas, lo mejor es atenderlos lo mas rápido posible, porque cuanto más lloren más difícil será calmarlos y volverlos a dormir. Que los atienda una persona conocida y si se quiere se pueden poner en práctica rutinas de inducción: los recién nacidos no controlan el tiempo y sí haces lo mismo que cuando intentas dormirlo por primera vez (mecerlos, cantarles, darle un poco el pecho, cualquier cosa que hagas) creen que no ha pasado el tiempo, que aún es la primera vez que estás intentando dormirlos esa noche y se relajan más deprisa. Esto sólo funciona con los muy bebés.

La curiosa sala de lactancia del evento

La curiosa sala de lactancia del evento

6. Su opinión sobre el colecho. Según las estadísticas que presentó Rosa Jové, el 88% de los niños de todo el mundo menores de 2 años duermen con sus padres (en España el 54%). Todos los japoneses lo hacen (nos puso como ejemplo a la familia de Shin Chan) con colchones de hasta 3 metros para que duerma toda la familia. Culturalmente es la práctica mayoritaria en Japón. Dormir con el niño es bueno para el bebé y para la madre: sufren menos insomnio, tienen un mejor desarrollo piscomotor, menos riesgo de muerte súbita, más contacto físico y vínculos afectivos con sus padres durante el día. Además, gracias al colecho se puede evitar el chupete, el doudou, los aparatos de videovigilancia, los cojines que abrazan al bebé y que le dan calor artificial, los peluches que imitan el sonido del útero materno…

7. Los métodos de adiestramiento. Más conocidos como el método Estivill, Spock, Ferber o Valman. Según Rosa Jové, estas técnicas basadas en adiestrar al bebé les generan un situación estresante y cruel para el niño, que está atemorizado, a solas en una habitación a oscuras, sin sus padres… Este estrés hace que se disparen las hormonas de adrenalina y cortisol, que llegan a la amígdala cerebral y esta se colapsa (generando adultos con mas tendencia a la depresión y a la angustia constante). El área cerebral del lenguaje se queda adormecida (área de Broca) y llegados a ese punto los bebés no entienden los mensajes tranquilizadores de sus padres. El cerebro segrega endorfinas (serotonina, es una droga natural) para tranquilizar el cuerpo que se encuentra al borde del colapso, hasta que al cabo de unos días los bebés aprenden que por más que lloren no les harán caso. El llanto desaparece pero siguen igual de atemorizados y con un nivel de estrés altísimo, mientras el cortisol va matando sus neuronas. En este estado, los niños pueden llegar a vomitar, involuntariamente, no para llamar la atención, a causa de las hormonas segregadas y del impacto emocional. A la larga, los métodos de adiestramiento pueden degenerar en trastornos de la conducta afectiva, ansiedad, problemas de aprendizaje y de memoria, indefensión aprendida, trastorno del estado del ánimo… Vamos, que es para pensárselo dos veces antes de ponerlos en práctica.

Me gustó su exposición, clara y amena, su sentido del humor y su forma de desdramatizar los despertares nocturnos del bebé. Esto no quita que ella entienda que esta etapa de la crianza es dura, que los padres descansamos mal y que nos cuesta ver la luz al final del túnel, pero todos los niños acabaran durmiendo solos. Unos antes y otros después, pero de forma general lo consiguen hacia los 2 años. Siguiendo los conocimientos aprendidos de Rosa Jové ¡en casa estamos deseando que la bichilla cumpla un año! Porque tal y como se le desajustó el sueño a los 7 meses, ahora esperamos que siga siendo una niña de manual y se nos arregle solita sobre esas fechas. ¡Ay, volver a dormir del tirón una noche! Si no fuera por la lactancia ¡lo pondría como el primero de los regalos de mi lista de cumpleaños!

Esto te puede interesar

37 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    19 septiembre, 2014 at 07:07

    Pues nosotros hemos debido entrar en la fase de los 5 meses… Aunque nunca ha dormido bien, llevamos unas semanas fatal…

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 septiembre, 2014 at 11:30

      Hizo especial hincapié en estos casos, sobre todo de primerizos que pasan unos primeros meses fatales en lo que se refiere al sueño y al llegar al 5-7, cuando creían que todo empezaría a mejorar resulta que la situación empeora. Ella lo ve todo con mucha normalidad, lo que no quita que sea una etapa difícil para el descanso delos padres, pero es natural y que no debe preocuparnos. Como consuelo ¡dice que al año mejoran! ¡A nosotros supuestamente ya sólo nos faltan 2 meses para la mejoría!

  • Responder
    Irene Lopera
    19 septiembre, 2014 at 08:25

    Hasta los 2 años!! Madre mía, ya me queda menos, mi culebrilla tiene 10 meses 😮
    Nunca ha dormido bien, pero va a peor, no se duerme sola, la tengo que mecer, y luego todas las veces que se despierta: 3,4,5… hay gente que me ha dicho que tengo que dejarla llorar, para que aprenda a dormir sola y del tirón, que son 2 noches malas, pero no me atrevo, me daría mucha penita.

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 septiembre, 2014 at 11:32

      Jové no recomienda lo de dejarlos llorar nunca. Porque es así, tal y como dice la gente, son 2-3 días de mucho llanto y luego ya parece que todo se ha solucionado, pero como ves en el post, la solución no es real. Dejan de quejarse porque ya entienden que nadie les va a hacer caso, pero siguen igual de atemorizados y necesitados que cuando berreaban anteriormente. Yo por tal de no traumatizar a mi bichilla de por vida, seguiré con el colecho y mis despertares nocturnos mientras haga falta y mi cuerpo aguante.

  • Responder
    Marta
    19 septiembre, 2014 at 08:44

    ¡¡Qué bueno es ir a una presentación con la propia autora!!! Así que todas las dudas se resuelven, y que se pasa un buen rato. Seguro que los que fueron sin saber muy bien qué “método” seguir, salieron encantados. Aunque tú no te puedes quejar, que tu bichillo, siempre has dicho que duerme muy bien 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 septiembre, 2014 at 11:35

      Reconozco que he presumido mucho, muchísimo, en el mundo real y en el virtual de lo dormilona que era mi bichilla. Pero esa etapa tristemente finalizó a los 7 meses. Desde entonces se despierta por lo menos 2 veces cada noche, la mayoría 4 y esta semana hemos tenido una noche insufrible de 10 despertares. Eso sí, cosa rápida un chupetoncito de teta y vuelta a dormir ¡pero es que ella nació durmiendo del tirón! La charla me ha venido bien para refrescar lo aprendido en el libro y no darme a la desesperación pensando que vamos para atrás en la crianza.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    19 septiembre, 2014 at 10:06

    Hasta los dos años!!!??? JA UBMF tiene 2 y medio y mis ojeras delatan que duerme fatalllllllllllllllll!!! pero yo ya paso, he entrado en un estado ZEN por el que nada me afecta, si se despierta, ummm tranquila, media vuelta teta y a dormir otra ves…ya hace meses que dejé de buscar causas ni soluciones…pasará ummmmmmmmmmm.

    Por cierto, cuidado que vais siguiendo mis pasos, que al año mejoran, pero luego viene otra recaida…

    En cuanto al libro…me lo se de memoria jajajajaj

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 septiembre, 2014 at 11:38

      ¡Sshhh! Calla niña, que esto de los 2 años es lo normal. A ti te ha tocado uno más resistente para lo del sueño, pero quienes venimos por detrás aún mantenemos la esperanza de que esto sea cierto. Esa actitud tuya es la que yo tengo adoptada desde hace 3 meses. Me niego a sufrir, a aguantar lloros nocturnos ya perder el tiempo tratando de que duerma en una cuna que está visto que sólo quiere para echar la siesta. Con eso de que al año mejoran ¡estamos ya ansiosos porque llegue e día del cumpleaños! Al menos así podremos coger fuerzas para la futura recaída. Yo creo que me debería releer el libro, en los días de bajó, aunque ahora que tengo la charla reciente, duermo más tranquila.

  • Responder
    pequeboom
    19 septiembre, 2014 at 11:04

    Yo quiero ir a una de esas charlas porque tiempo para leer libros no saco ni a la de tres!!! tres mil!!! jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 septiembre, 2014 at 11:40

      Si te contara dónde me he leído yo todo el libro de Dormir sin lágrimas… ¡en el váter! ese único santuario de paz que te queda cuando eres mamá! Y sólo de vez en cuando…

  • Responder
    Solomimundo
    19 septiembre, 2014 at 13:37

    El peque la verdad es que en lo de dormir, empezó pronto a dormir horas del tirón, a los 4 meses, y dejo de pedir toma nocturna, ahora con año y medio, duerme solo desde los 9 meses, sin problemas, alguna noche se despierta, si esta malito, o alguna cosilla, pero por lo general las pasa estupendamente. Reconozco que yo aveces me despierto creyendo que lo he oído pero ¡NO!, es mi subconsciente que no me deja tranquila, jaja. Sí, he tenido mucha suerte 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 septiembre, 2014 at 22:07

      Pues la verdad es que sí porque ya ves que no es lo más frecuente entre nuestros bichilla. Así que disfrútalo porque yo lo hice y mucho, hasta que la bichilla me hizo ese cambio repentino. ¡Ay! Qué buenos meses vivimos…

  • Responder
    mamaenbulgaria
    19 septiembre, 2014 at 14:24

    Entonces aún no me he muerto por falta de sueño porque a 3-4 horas por noche si que llego… Ay señor! Las noches que puedo dormir 5 o 6 horas a trompicones son para marcarlas en el calendario.

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 septiembre, 2014 at 22:13

      Es muy cansado, y ella lo sabe y lo comprende, pero quieras que no, saber que es frecuente y normal y no que hayamos tenido mala suerte al menos consuela. La bichilla tiene ahora muchos despertares, pero cortitos y fácilmente solventables con la teta. El día que este invento no me funcione…

  • Responder
    yllegom
    19 septiembre, 2014 at 16:30

    El año pasado vino Rosa Jove a mi pueblo a dar esta charla y en ese momento estaba desesperada, M se despertaba cada media hora. Yo pensaba que no llegaría nunca el día de poder dormir unas cuantas horas seguidas pero hace cosa de dos meses M duerme sus 10-12 h del tirón para nuestra sorpresa… Y encima en su cuna. El colecho esta bien, sobre todo cuando son muy peques, pero ahora agradezco que duerma en su cuna.
    A ver si la peque que esperamos para noviembre sale más dormilona que la hermana porque de verdad que lo pasé fatal con M.
    Un beso!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 septiembre, 2014 at 22:24

      ¡Me encanta tu comentario! Sirve para dar muchos ánimos a quienes pasamos ahora por esta etapa y a veces creemos que nunca llegara el final, o que el colecho será eterno, o que nunca se independizará a su cunita o su propia cama… Y así entramos en una desesperación muy mala (unas noches más que otras). Suerte en la recta final del embarazo y ojalá la nueva bichilla te salga más dormilona desde el principio.

  • Responder
    matronaonline
    19 septiembre, 2014 at 16:58

    Qué interesante tuvo que ser!

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 septiembre, 2014 at 22:29

      Yo creo que a ti te hubiera gustado porque se aprende mucho, es muy pedagógica, paciente y da mucho espectáculo arrancando risas a todos los padres estrenados por el sueño de sus bichillos.

  • Responder
    Mama Blogger
    19 septiembre, 2014 at 17:10

    Este libre ya me lo he leído!! Me lo recomendó el pediatra de mi peque porque no me dormía casi nada…
    El libro es muy interesante.

  • Responder
    Una sonrisa para mamá
    19 septiembre, 2014 at 17:42

    Que interesante! Iris ya tiene 21 meses y me he dado cuenta de que ya no se despierta por la noche, hasta hace poco, podía ver por el vigilabebés que se despertaba 1 o 2 veces pero no lloraba, buscaba su chupete y cogía su trapito e intentaba volver a coger el sueño

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 septiembre, 2014 at 22:33

      Mi bichilla de momento si se despierta no se vuelve a dormir ella sola si no es con teta y con colecho, pero claro, es mucho más pequeña que la tuya y aún está en fase de que le cuadren todas las fases del sueño. Yo confío en que con tiempo todo se vaya poniendo en su lugar y esto del sueño sea más fácil.

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    19 septiembre, 2014 at 18:28

    No.ye leído el.libro pero me habían hablado ya muy bien de él. Yo creo que tenemos en la cabeza falsos mitos de que los bebés tiene que dormir solos, en su cuarto y todo si o si desde bien pequeños
    Cuando no hay teorías que digan el.porque de eso, solo la tradición del último.siglo. Es reconfortante saber que lo que ocurre es normal, vale, no duermes pero ves que es algo normal y natural.contra lo que no puedes luchar y saberlo.en mi caso me ha hecho llevarlo mejor.

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 septiembre, 2014 at 22:38

      Eso es lo mismo que pienso yo. Aquí somos incapaces de dejar a la niña llorando, y yo tampoco estoy por la labor de forzar la situación y descansar yo peor solo para que duerma sola si no hay necesidad de hacerlo. El libro me lo leí al principio del nacimiento de mi bichilla, cuando ella dormía genial y yo pensaba que esto no me pasaría a mi. Sin embargo no me desespero con el tema porque confío en esta normalidad y en que un día se hará grande, independiente y ya no nos acordaremos de esta fase.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    19 septiembre, 2014 at 23:32

    Ya sabes que soy anitimétodos. Ella puede decir que es normal que un niño de 1 año se despierte 10 veces cada noche y luego tienes a otros pediatras, con otros estudios, que te dirán que no (ya sabes que cada uno saca las conclusiones que quiere de los estudios)… Nos guste o no, en medicina podemos ir a dos médicos con la misma enfermedad y que cada uno opte por un tratamiento distinto, y ninguno tiene porqué ser malo…..
    A mí, por mucho que un médico me diga que con dormir 4 o 5 horas al día tengo suficiente, le acabaré diciendo que no, que no rindo, que puedo pasar por eso una temporada pero no puedo estar así dos años. Y sin embargo, tengo dos amigos que duermen 4 horas cada noche y por el día da gusto verlos, nunca están cansados. Cada adulto tiene unas necesidades, al igual que unos necesitamos comer 5 veces al día y otro con dos veces van que chutan…
    Cada niño duerme lo que duerme, los míos a los 4 meses dormían 12 horas del tirón y desde entonces. No es lo habitual pero tampoco creo que sea muy bueno que un niño se desvele 10 veces cada noche, y ¡ojo! no sólo por los padres (que si trabajan es muy duro) sino por el niño, por su salud y por hábitos…. A mí todas estas teorías no me convencen

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 septiembre, 2014 at 16:24

      Eso es cierto, cada experto se aferra a los datos y a los estudios que avalen sus propios pensamientos Y por eso el papá de mi bichilla piensa como tú y desconfía de que este libro me haya convencido tanto y me haya dejado tan tranquila. Yo creo que a pesar de todos esto despertares que está teniendo la niña estas últimas semanas ¡duermo mucho más de 5 horas cada noche! Porque siempre he sido dormilona y si no fuese así estará cayéndome de sueño durante el día. Y sin embargo sigo tan normal como cuando dormía mis 8-9 horitas diarias. O la maternidad me ha hecho vieja de golpe y llevo mejor lo de la falta de sueño o realmente todos esos despertares no me incomoda tanto para descansar bien. Y eso lo digo hoy, que esta noche hemos tenido fiesta a lo grande cuando a la niña le ha dado por ponerse de pie y charlar en la cama desde la 1 de la madrugada hasta yo no sé cuándo.La parte que sí me convence es cuando comparan el sueño del bebé con el del adulto porque nosotros también seguimos teniendo despertares a cualquier edad, sólo que hemos aprendido a controlarlos. Aún así, aunque esto esté dentro de la normalidad ¡cuanto antes coja mi bichilla el ritmo de sueño que tenían tus peques a los 4 meses mejor!

  • Responder
    Baberos Y Claquetas
    20 septiembre, 2014 at 01:33

    Jajaja que bueno nos cruzamos en el Evento, yo salí un poco decepcionada del evento en general, aunque no conseguí llegar a la charla de Rosa Jové, se había agotado el aforo. El libro genial y muy recomendable! Besos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 septiembre, 2014 at 22:41

      El evento era una miniatura y el papá de la bichilla creo que acabó desesperado, porque mientras yo estaba en esa hora y media de charla el estuvo dándole de comer a la niña y tratando de entretenerla, y la verdad es que allí poco había para divertirse si no querías comprar. Pero la charla, para mí mereció mucho la pena.

  • Responder
    maria
    22 septiembre, 2014 at 11:11

    Qué tranquila me has dejado! Mi bebe de 8 meses se despierta una vez por la noche para reclamar pasar a nuestra cama, y veo que es lo más normal del mundo. Me encanta tu forma de escribir!sigue con el blog que es genial! (y tiene mucho mérito actualizar tan frecuentemente!) Mucha gente suele combinar los blog con cuentas en IG, lo haces y/o te lo planteas?

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2014 at 16:49

      ¿Una vez por la noche? Pues ya ves que puedes estar dando palmas de alegría por lo poco demandante que te ha salido el bichillo. Gracias por tus palabras sobre el blog.Me alegro de que te guste. Con lo de Instagram, he estado tentada muchas veces, pero niña, entre el blog y Twitter hasta Facebook y Google+ tengo medio abandonados por lo que no me veo metiéndome en más berenjenales 2.0.

  • Responder
    ¡Y yo con estas barbas!
    23 septiembre, 2014 at 08:23

    Oye… fantástica exposición que has reflejado. Muy interesante, la verdad… Tal como lo pintas, efectivamente parece un verdadero LIBRO DE CABECERA.

    • Responder
      Planeando ser padres
      24 septiembre, 2014 at 08:32

      A mí me tranquilizó mucho leerlo antes de vivir el supuesto “problema” y acudir a la charla en esta que es la peor fase de mi bichilla me ha vuelto a relajar.

  • Responder
    Paula (Sin Chupete)
    25 septiembre, 2014 at 05:42

    La cosa fluctúa mucho.. Nosotros empezamos a ver la luz hace algo mas de un mes, cuando su último despertar se producía en torno a las 12:30 y luego dormia del tiron hasta las 8 o 9. Estuvo asi 3 semanas y luego todo se fue a la mierda. Pero ahora lleva otra vez dos dias guays,a ver si dura. Una pregunta ¿cómo parapetas tú a la bichilla en la ccama cuando no estás? Yo uso almohadas, clasico básico, pero cada día me da más canguelo

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 septiembre, 2014 at 15:07

      Ay no, es que si yo no estoy en la cama ella tampoco. Aquí el colecho empieza cuando el papá y yo nos acostamos, porque curiosamente hasta ese momento ella es feliz en su cuna. Las almohadas no me valdrían porque esta trepa por encima de todo. Rosa Jové recomendaba más acolchar el suelo (alfombras,almohadas, cojines, mantas) para que la caída fuese más cómoda y leve. Porque las barandas también las pueden saltar y encima caen desde más alto.

      • Responder
        Paula (Sin Chupete)
        26 septiembre, 2014 at 23:15

        Vale, esa es buena… Gracias, a ver como lo vamos aplicando a la práctica. Besotes!

  • Responder
    Kate
    7 octubre, 2014 at 08:27

    hola, no sé de cuando es la información sobre el articulo pero afirma que el colecho no aumenta el riesgo de muerte súbita y por lo que me he informado, que no es poco( a raiz de un accidente de un cercano) hay un gran debate y varios estudios que demuestran que si existe un mayor riesgo al dormir junto con bebes pequeños (menores de 3 meses). Así que invito a investigar (AEP, Unicef, etc)ya que existen varias campañas para evitar muerte súbita y accidentes derivados del colecho. Yo siendo una adulta que de niña siempre durmió en su propio cuarto,puedo decir que cuando tenga hijos creo que haré lo mismo, con mucha paciencia y constancia les enseñare lo agradable que es el momento de descanzar 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 octubre, 2014 at 16:26

      Es verdad que existe debate pero desde que el mundo es mundo los bebés han dormido con sus madres (la cuna es un invento relativamente reciente) y la humanidad ha salido adelante. Sé que en casos en que alguno de los padres sea un gran fumador o padezca obesidad mórbida no se recomienda el colecho. Pero generalmente no está desaconsejado en absoluto, otra cosa es que nos resulte incómodo (yo preferiría que mi bichila durmiese en su cuna que está al lado de mi lado de la cama) pero cuando la única forma de que toda la familia descanse es colechando ¡se ve las cosas de otra manera!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.