Ocio y viajes

100 Montaditos. Ideal para comer con niños

Durante la recta final de mi embarazo y su consecuente post parto, resulta que en el Pueblucho Infernal, no abrieron una, sino dos franquicias de los 100 Montaditos. Yo hacía una década completa que no había puesto un pie en este tipo de establecimientos porque mi padre y yo les habíamos cogido ojeriza. Lo probamos una vez en Málaga, en el Centro Comercial Plaza Mayor, y aquello era un sistema curioso y relativamente barato, pero al final te ibas del local habiéndote hartado de pan y de poca chicha. A día de hoy ya no sé si es que el negocio ha mejorado, o que al ir acompañados de un bebé de pocos meses nos hemos vuelto menos exigentes, pero el caso es que al papá de mi bichilla deberían hacerlo socio capitalista de la franquicia del centro del pueblo, porque a la hora de salir a la calle ya no existe otro lugar para él. Ya me gustaría que este post fuera patrocinado, pero no, es sólo el fruto de la experiencia semanal de la salida en familia.

1. La carta. Los 100 montaditos ofrece exactamente eso, 100 mini bocadillos de diferentes ingredientes,en varios tipos de panes y otros cuantos más de montaditos dulces que servirán para el postre. Los más baratos cuestan 1 euro y los más caros 2 euros. También tienen tablas especiales de montaditos surtidos, de forma que te ahorras el precio de uno o más montaditos dependiendo de la que elijas. Este modelo tiene el inconveniente de que no puedes decidir el tipo de montaditos que quieres, porque el pack ya está hecho para ser comercializado exactamente así. La bebida también es barata: una jarra de cerveza o un refresco cuestan1,50 euros, por lo que es fácil tener la tentación de repetir. Si tenéis el presupuesto ajustado, puedo aseguraros que por poco más de 10 euros cenaréis 2 adultos y un bebé incluido. Porque eso sí, mi bichilla tiene siempre su propio montadito, ya sea de pollo, de jamón serrano, de queso… Porque si no se pone muy nerviosa viendo cómo los demás comemos mientras ella sólo puede mirar.

Mi bichilla decidiendo su menú

Mi bichilla decidiendo su menú

2. Ofertas 100 montaditos. Si el precio ya es más que bueno, otra ventaja de los 100 montaditos es que tienen promociones especiales dependiendo del día de la semana en el que vayas. Los lunes toda la carta está al 2×1 (excepto bebidas). Los miércoles y domingos puedes elegir cualquier montadito por 1 euros (así aprovechamos para probar los más caros sin que se nos resienta el bolsillo). Con estos precios, si la niña nos tira el pan al suelo y hay que restituirle la comida no nos llevaremos las manos a la cabeza por el disgusto.

3. El local. El del Pueblucho Infernal tiene terraza (que en invierno no usaremos jamás pese a que pongan estufas de esas modernas, porque al final pasas frío y más con la niña tan pequeña) y dos salones interiores. La ventaja de los locales como los 100 montaditos es que son ruidosos. Va gente joven y jubilados, pero todos a divertirse y a pasar un buen rato, por lo que no miden la cantidad de decibelios. Y cuando tú llevas a un bebé gritón o de enfado fácil, se agradece el poder pasar desapercibidos entre el murmullo de la multitud. Aunque nos duela admitirlo, los restaurantes románticos en los que se habla mediante susurros han pasado ya a mejor vida. Y eso que nuestra niña de momento se comporta bastante decentemente, pero aún así, la tranquilidad de saber que en caso de colapso infantil, de pataleta o de crisis de llanto sus berridos apenas serán discernibles te da una tranquilidad que hace que la comida te siente hasta mejor.

Ejemplo de la tabla Destroyer (6 euros)

Ejemplo de la tabla Destroyer (6 euros)

4. El personal. Los camarero y cocineros suelen ser gente joven y agradable. El sistema de pedidos en los 100 montaditos es curioso, porque eres tú mismo quien vas a apuntarte en unas libretitas repartidas por las mesas, lo que quieres pedir (montaditos, entrantes, bebidas, postres), irás a la barra a pedirlo y posteriormente te llamarán por megafonía cuando tu pedido (o una parte de él) ya esté disponible para llevártelo a tu mesa. Si te sientas en la terraza y no es posible escuchar lo que sale por los altavoces, aquí disponen de unos artilugios vibratorios que te prestan hasta que has recogido tu pedido, y que te avisan cuando ya puedes pasar por la ventanilla de la cocina a llevártelo. Los camareros sólo están para recoger las mesas, tomar nota del pedido en la barra y cobrar. El resto te lo tienes que gestionar tú solito.

La calidad es decente. Hay que tener en cuenta que es un poco de comida metida dentro de un pedazo de pan, por lo que nadie debería esperar encontrarse con alta cocina en un local de los 100 montaditos. Sin embargo, como alternativa a los clásicos restaurantes de comida rápida centrados en las hamburguesas y las patatas fritas, me parece una buena opción ya que el surtido de alimentos en mucho más amplio. ¡Dentro de un bollo de pan cabe casi todo! Los niños pueden hacer jaleo y moverse libremente, y eso es un descanso para los padres, que con vigilar un poco para que no molesten en mesas ajenas ya se pueden relajar y disfrutar de esa comida o cena. ¿Conocíais esta cadena de restaurantes?




Esto te puede interesar

6 Comentarios

  • Responder
    marilia
    4 octubre, 2014 at 18:26

    A mi sin embargo no me mola el sitio porque el espacio entre las minio mesas es demasiado pequeño para el carro y la comida no se mata..para comer fuera..no me mola mucho porque siempre acabamos cenando bocata o similar en casa por falta de tiempo.

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      7 octubre, 2014 at 21:58

      ¡Jajaja! Mujer alta cocina ya te digo que no es, pero para airearse un poco y poder armar jaleo con los bichillos no es mal sitio. Es verdad que las mesas están algo juntas, pero a lo mejor depende un poco del espacio que tenga cada local.

  • Responder
    mamaenbulgaria
    6 octubre, 2014 at 15:04

    Yo no conozco ese sitio! Pero me pirran los bocadillos de todo tipo, seguro que me gustaría..

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.