Ocio y viajes

Banyoles. Un pueblo y un lago

¡Ay! No sé cuantísimo tiempo hacía que había estado oyendo hablar de Banyoles, porque tengo un familiar que con frecuencia debe trabajar en esa zona. Al escuchar ese nombre siempre me viene a la mente el lago, que debe ser lo mundialmente conocido de Banyoles. Y pese a que no está muy lejos de casa nunca nos habíamos decidido a conocer el lugar. Lo cierto es que de entrada, Banyoles no fue para nosotros un destino turístico por sí mismo. Yo estaba emperrada con ver Besalú, pero al ser un lugar tan pequeño y con unos alojamientos tan disparatadamente caros, decidimos buscar hotel en otro punto de Girona, a ser posible a la vez que desandábamos el camino de vuelta a casa. Y así surgió Banyoles en el mapa ¡y en los buscadores de hoteles de internet! No es que sea una capital mundial, pero al menos cuenta con más variedad de establecimientos hoteleros, aunque con pocas gangas. Ya os contamos nuestra experiencia en el Hotel L’Ast en Banyoles, un sí pero no, un 2 estrellas caro para esa categoría pero barato para los precios que se barajan en la zona. Y es que resulta que Banyoles es un sitio de bien, un lugar plácido para vivir y para desconectar de nuestras estresadas vidas como padres primerizos.

1. ¿Qué hay que ver en Banyoles? El lago, faltaría más. A mí me impresionó y a nuestra niña aún más. Se puede bordear por completo haciendo un recorrido de 7 kilómetros pero no nos atrevimos a tanto. Tiene un agua cristalina, limpísima, permite el baño, la pesca, el piragüismo y otras actividades acuáticas ¡y tiene patos! Muchos. Y muy acostumbrados a los turistas, por lo que nos pasamos casi una hora andando muy despacio y parando cada pocos metros para ver cómo los patos se arremolinaban cuando otras personas les daban de comer. Nosotros no fuimos nada previsores y no les llevamos nada, pero la niña quería saltar del carrito para ponerse a remojo con ellos. El entorno es precioso y tranquilo, con un camino de tierra junto a la orilla del lago, un carril bici y un sendero cubierto de árboles. Más bucólico imposible.

Vista general del lago de Banyoles

Vista general del lago de Banyoles

2. El pueblo. Banyoles ha crecido bastante pero mantiene un centro histórico recogido y peatonal en su mayor parte. Con su plaza mayor, repletita de cafeterías y sin un sitio libre para alternar (¡qué de vida social tiene el pueblo!), cantidad de comercios y calles antiguas y bien conservadas por las que da gusto pasear. Al no haber tráfico en esta zona, tenéis vía libre para soltar a vuestros niños y que correteen sin peligro. Gran parte de la riqueza arquitectónica que se puede visitar en Banyoles reside en las fachadas de numerosas casas, por lo que simplemente paseando ya os iréis poniendo al día de los atractivos turísticos de la ciudad. También podréis ver iglesias, museos, pero lo cierto es que nosotros iniciamos la ruta por la tarde y con la de tiempo que estuvimos entretenidos con los patos del lago no llegamos a tiempo de visitar el interior de ninguno de los edificios de interés. En la web de la Oficina de Turismo de Banyoles tenéis todo lo principal que os ofrece el municipio. No esperéis demasiado, porque con el lago ya os habrán conquistado.

Los patitos, en el agua dellago de Banyoles menenado su colita ¡y entreteníiéndonos media tarde!

Los patitos, en el agua del lago meneando su colita ¡y entreteniéndonos media tarde!

3. El parque de la Draga. El agua del lago de Banyoles se mete en la tierra creando canales al estilo de los de Venecia (pero más modestos, sin llegar a ser navegables). En varios puntos del pueblo puedes ver cómo el agua atraviesa las calles y esto hace que haya numerosos puentes para ir de un lado a otro, y que se encuentren bonitos rincones donde ver fluir el agua. Sin embargo, el parque de la Draga es ya algo espectacular. Creo que hasta que no tienes niños el tema de los parques te pasa bastante desapercibido, pero con los bichillos de turismo se convierte en una vía de escape para que se desfoguen ellos y descansemos los padres. El parque de la Draga es un espectáculo, porque es una zona boscosa, atravesada por los canales de agua procedente del lago, y de unas dimensiones increíbles para un municipio pequeño como Banyoles. Es una zona verde grande y con mucha vida. Nosotros aprovechamos para darle allí la merienda a la niña y para que se subiera en su primer columpio (del que luego no habría quien la bajase).

Banyoles es un buen lugar para una escapada breve, o una excursión de un medio día, o como complemento si estáis de paso a cualquier otro lugar. Nosotros fuimos a principios de octubre y coincidió que se celebraba allí un Mercado Medieval, de esos que van recorriendo toda España, por lo que el pueblo estaba llenísimo de gente. No sé si cualquier otro fin de semana del año Banyoles también hará gala de semejante ambiente, tanto diurno como nocturno, pero nosotros quedamos muy impresionados porque esperábamos ver un pueblecito pequeño y con poco atractivo y nos encontramos con casi una pequeña ciudad muy entretenida y a la que no le faltaba un solo detalle.




Esto te puede interesar

4 Comentarios

  • Responder
    mamaenbulgaria
    31 octubre, 2014 at 15:50

    ¿No visteis al monstruo del lago? Se supone que ahí vive un pariente lejano del monstruo del lago Ness!
    Me encantan los patos..

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      3 noviembre, 2014 at 10:20

      Había leído lo del monstruo, pero no tuvimos esa suerte. Eso sí,patos había decenas para entretener a los niños.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    6 noviembre, 2014 at 12:36

    Nosotros estuvimos en nuestras primera escapada con la peque en un camping allí cerca y es un sitio bonito para pasear pero como dices con medio día o así lo tienes visto.
    Pero lo bueno es que está cerca de muchos otros sitios chulos para visitar. Nosotros también aprovechamos cuando fuimos para escaparnos a Besalú.

    • Responder
      Planeando viajar con niños
      9 noviembre, 2014 at 11:48

      Es que es muy pequeño pero el lago me impresionó mucho y con los patos ¡un éxito asegurado para ir con niños! Besalú pensé que sería más grande,pero a pesar de lo pequeñito es precioso, tan bien cuidado y tan original.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.