Alimentación complementaria

Pautas de alimentación saludable para niños de 1-4 años

Nutrición infantil con Puleva

Pautas de alimentación saludable con Puleva

Y por fin, hoy voy a terminar de detallar todo lo aprendido en el I Blogtrip Puleva Infantil al que me invitaron a principios de octubre. Que no se diga que no he sido una alumna de lo más aplicada y una blogger de lo más informada, que me he desvivido por redactar todo lo que la doctora Cristina Campoy y el doctor José Manuel Moreno nos transmitieron a las mamás bloggers congregadas en Granada, para que difundamos tanta sabiduría infantil entre nuestros lectores. Para acabar esta sección hoy os daré a conocer las pautas recomendables para que los niños de entre 1 y 4 años tengan una alimentación lo más saludable posible. Veréis que incluyo trucos de todo tipo, y a veces no sólo relacionados con temas nutricionales sino de estilo de vida en general y de relaciones familiares, así como algunas pautas pedagógicas. Un batiburrillo de consejos que pueden ser muy útiles y ayudaros en esto de la crianza.

1. Lactancia. A cualquier edad, pero especialmente a partir del año, si el niño sigue con lactancia materna se le debe permitir que tome el pecho cuantas veces quieran los dos, la madre y el hijo. Decía la doctora Campoy que en Granada suelen decir que “chorrillo de teta que sale, chorrillo que hay que aprovechar”. Pues eso, que no hay nada mejor que la lactancia materna a demanda, así te plantes en los 4 años de tu churumbel.

2. Para los niños de biberón. Nunca, jamás, hay que poner dentro del biberón bebidas azucaradas como los zumos o batidos, porque aumenta el riesgo de caries. Ni añadirle azúcar o miel a las papillas o a la leche de fórmula. Además, no hay que retrasar el momento de abandonar tanto el chupete como el biberón, por la salud dental de nuestro bichillos. Que sí, que todos conocemos casos de gente que estuvo con chupete hasta la universidad y que ahora luce unos dientes perfectos, pero si lo dicen los expertos, más vale prevenir y ahorrar que pagar al dentista.

3. Comidas en familia. Los que practican BLW desde los inicios de la alimentación complementaria no tendrán más problemas con este punto, pero quienes hayan optado por los triturados y por dar de comer a los niños por separado, deberían tener en cuenta que a partir del año, se puede ir integrando al bebé progresivamente en la mesa familiar, aunque al principio necesitará mucha atención. Es importante hacer de la comida un momento agradable. Los niños imitan todo lo que ven, por lo que los padres y familiares tienen una gran responsabilidad respecto a sus comportamientos en la mesa. Lo ideal es comer todos juntos, sin ver la televisión, para facilitar la comunicación. Sin embargo, hay que entender que tocar, jugar con la comida y guarrearlo todo es una necesidad para los niños y constituye la mejor manera de aprender. Necesitan practicar porque las habilidades no se adquieren de golpe, sino de forma progresiva, después de varios intentos. Por eso, debemos dejar que el bichillo coma en nuestra compañía pero solo si ya es capaz de hacerlo, aunque ensucie.

Presentación de la doctora Campoy sobre la alimentación infantil

Presentación de la doctora Campoy sobre la alimentación infantil

4. Pautas para una alimentación saludable. Hay que desayunar siempre y de la forma más completa posible. Limitar la comida precocinada, los alimentos procesados o comidas de preparación rápida (hamburguesas, pizzas…), pues contienen más grasas saturadas, azúcares y sal. Si el niño rechaza un alimento, no se le debe forzar a tomarlo. Los niños deciden si comen o no, y la cantidad que toman. Los padres deciden el tipo, calidad y variedad de los alimentos. ¿Cómo se os queda el cuerpo? Los que mandan son ellos, que para eso son los que se lo tienen que comer. Del mismo modo, ninguna comida debería estar prohibida, a no ser que el niño sea alérgico o tenga intolerancia a ella. No es malo comer chocolate de vez en cuando. La prohibición de ciertas comidas (chucherías, refrescos, hamburguesas…) puede atraer la atención del niño hacia ellas y hacer que parezcan más atractivas y deseables. Los niños necesitan comer a menudo. A algunos niños que picotean entre horas, se les debe proporcionar alimentos nutritivos y saludables, y evitar que piquen alimentos poco recomendables (galletas, chucherías, patatas fritas, zumos envasados…) que interfieran en su apetito.

5. Peligros. Los frutos secos son peligrosos por el riesgo de atragantamiento (pipas, almendras, avellanas…). No deben darse hasta que el niño tenga 4 años y siempre con precaución.

6. ¡Podemos explotarlos en casa! A partir de los 2 años, los niños pueden empezar a ayudar a realizar la compra y se les puede involucrar en la preparación de la comida (lavando las verduras, mezclando una macedonia de frutas, preparando un bocadillo, exprimiendo una naranja…), dejad que colabore en las tareas habituales de la casa para que se sienta integrado y sea una pieza fundamental. Y encima nos quitan trabajo ¡esto solo tiene ventajas!

7. Premios y otras compensaciones. El mejor premio para un niño es la atención sincera de un adulto, que le dedica tiempo, un cuento, una broma o un juego. No se debe premiar el buen comportamiento con dulces y chucherías, ni tampoco regañar, gritar, castigar o amenazar para que un niño coma. Es importante elogiar cualquier cosa que haga bien (en esta casa andamos todo el día haciéndole palmas y jaleando cualquier progreso de la bichilla, así es que imitadnos). Incluso cuando nos comuniquemos entre nosotros, aunque no hablemos directamente con el niño, hay que intentar pedir las cosas con un tono de voz amable, utilizando expresiones educadas como “por favor” y “gracias”. Aunque sean niños pequeños el respeto es fundamental a la hora de tratarlos. No debemos abusar e imponer nuestro criterio como adultos todopoderosos.

8. Higiene dental. A partir de los 18 meses, el niño puede cepillarse los dientes con agua, sin pasta, después de comer. Para prevenir la caries, hay que evitar la ingesta de dulces.

Aunque primerizos, no somos tan malos padres, y seguro que ya conocíais muchas de estas pautas saludables para que los niños desarrollen desde bebés una buena relación con la comida. Por si alguno de estos datos lo desconocíais ¡espero haberos ayudado!

Esto te puede interesar

36 Comentarios

  • Responder
    Mama Blogger
    6 noviembre, 2014 at 07:42

    Gracias por todas estas pautas! Yo intento cumplirlas todas, aunque a veces es un poco difícil! Pero yo lo intento, para que mis hijas lleven una alimentación saludable y equilibrada!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2014 at 15:09

      Lo que no hagamos las mamás por nuestros bichillos… No hay que entrar en pánico si un día no se logra hacer una dieta saludable, pero sí hay que intentar al menos que no todos los días sean excepciones.

  • Responder
    Marta
    6 noviembre, 2014 at 08:54

    Los primeros puntos comienzan a alejarse en mi franja temporal de la maternidad, jijiji. Sobre los consejos últimos, sí, cumplimos con ellos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2014 at 15:10

      Claro es que tú eres una mamá experta y además con churumbelitas mayores. Pero algunos de los puntos es que son esenciales incluso para los adultos.

  • Responder
    sradiaz
    6 noviembre, 2014 at 09:03

    Muy interesante 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2014 at 15:11

      A ti te queda un poco más que a mí para llegar al año de Srta. Díaz pero vete apuntando trucos para que no metas la pata.

  • Responder
    La cajita de música
    6 noviembre, 2014 at 09:33

    Muy interesantes todos los consejos! Gracias!! 🙂

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    6 noviembre, 2014 at 09:51

    ay estoy deseando que pueda ayudar en algo para enfundarle un gorrito de cocinero. Lo de la higiene dental me está costando, se me duerme antes de que me acuerde de darle el cepillo por las noches…

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2014 at 15:16

      Yo para lo de los dientes de la niña soy una dejada (qué poquita vergüenza me da meterme conmigo misma), pero con la excusa de que aún no está en la edad… no creo que se el vayan a echar a perder los 8 que tiene.

  • Responder
    mamiansiedades
    6 noviembre, 2014 at 11:15

    Me encantan estos posts, buenísimos consejos todos!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    6 noviembre, 2014 at 12:11

    De acuerdo con casi todo, y me alegra tu post porque veo que en esta casa los peques comen muy bien (los papás menos,jeje)… Soy de las pesadas de la fruta, siempre en la merienda, antes de cualquier otra cosa…la que prefieran, la eligen ellos… nunca les doy zumos de bote, salvo en cumples. Y chuches los fines de semana algunas veces, estoy de acuerdo en que prohibirlos puede generarles más curiosidad! Lo del pecho hasta los 4 años… hija, es que yo no veo a Alfonso puesto en la teta,jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2014 at 15:26

      Sí, no tenemos remedio. Entendemos mucho de alimentación, sabemos cuáles son las claves y qué es lo más saludable. Nos esforzamos porque nuestros bichillos lo hagan todo bien y nosotros ¡nosotros comemos cuatro porquerías y sin dar ejemplo! Y desde que descubrí que los zumos envasados vienen a ser igual que un refresco de cola ¡no me los tomo ni yo! A mí bichilla aún no le prohibimos nada, aunque tampoco se abalanza sobre cosas inapropiadas, pero como en el resto de aspectos de la vida ¡lo prohibido es tan tentador…!

  • Responder
    Gestando una idea
    6 noviembre, 2014 at 13:13

    ¡Ostras! ¿Te puedes creer que a priori he leído «puta alimentación para niños de 1-4 años?»? ¡Qué mal! Y he pensado «vaya, debe ser difícil el tema de alimentar a los niños y el paso de la lactancia a la comida».
    Jajajajaja, qué mal estoy!!!!!
    Ya leí tu reto de la escritura y no me he podido reír más con tu frase. Yo también se la diría a unos cuantos!! Jajajajajajaa. ¡Gracias por acordarte y sacar tiempo para escribir!
    ¡Un besazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2014 at 15:29

      ¡Jajaja! Que yo soy muy malhablada, pero de puertas para adentro (y en el Handwriting tag), en el blog mantengo medianamente bien la compostura. Me he retrasado mucho con el reto pero niña ¡es que no me dala vida para más! Mi frasecita está teniendo éxito… estoy pensando en reformularla algo más breve y estamparla en camisetas y demás.

  • Responder
    mamaenbulgaria
    6 noviembre, 2014 at 13:17

    Esos datos normalmente los padres los sabemos, pero viene bien recordarlo porque no es fácil de llevar a cabo.. Es todo un reto!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2014 at 15:29

      Y es que además son pautas que serían muy saludables también para los adultos, pero nos hacemos los locos…

  • Responder
    Madreyautonoma
    6 noviembre, 2014 at 15:55

    Muy interesante el post. Sólo añadir que si queremos que tomen frutos secos, se les puede dar en forma de cremas para untar en el pan. A M. Le chifla la tostada de crema de almendras. La compro en una tienda ecológica, es un poco cara pero cunde mucho.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2014 at 17:06

      Oye ¡muchas gracias por la aportación! Eso suena a que tiene que estar riquísimo pero me lo imagino como la Nocilla, con mucho azúcar ¿es así? Porque los bichillos y los dulces son mala combinación…

      • Responder
        Madreyautonoma
        7 noviembre, 2014 at 08:33

        No, no, no tiene azúcar, sólo es almendra molida hecha pasta

        • Responder
          Madreyautonoma
          7 noviembre, 2014 at 08:51

          Uy, pues me ha entrado la curiosidad y he buscado por internet y resulta que hay muchas cremas de almendras que llevan azúcar, así que hay que tener cuidado con los ingredientes. La que yo probé no llevaba nada, de hecho a mí no me gustaba demasiado, jejeje

          • Planeando ser padres
            7 noviembre, 2014 at 13:46

            ¡Jajaja! Ya intuía yo que me sonaba demasiado bueno y ves,la que no tiene azúcar no nos gusta ¡si es que no tenemos remedio!

        • Responder
          Planeando ser padres
          7 noviembre, 2014 at 13:44

          Ya me quedo más contenta 😛

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    6 noviembre, 2014 at 21:58

    Que bien nos vendría a los mayores recordar estas pautas para nosotros!! Porque para los niños solemos poner más cuidado pero luego nosotros nos dejamos…. Es verdad que aprenden a comer según lo que ven en la mesa, por eso, cuanta menos tele y mas conversación mejor, así de mayores será más difícil encontrarnos con chavales mudos que se sientan a comer a lo suyo sin dar una gota de conversación!

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 noviembre, 2014 at 13:03

      Los mayores lo hacemos todo mal ¡y encima conscientes de lo que hacemos! Con lo que yo charlo, como la bichilla me salga mudita y no me dé palique ¡me voy a morir de la pena!

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    6 noviembre, 2014 at 22:30

    Genial los apuntes, pero con el del cepillado no estoy de acuerdo. Cada vez recomiendan mas comenzar con la higiene dental cuando salen los primeros dientes. Cachorro ya utiliza el cepillo con agua desde hace un par de meses. Creo que se puede inculcar el habito desde bien pronto. Por lo demás genial 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 noviembre, 2014 at 13:13

      ¡Ay! No me digas eso porque el tema de los dientes es lo que peor llevo. Su papá se ocupa de darle de vez en cando con un invento rarísimo que se pone en un dedo, pero yo lo tengo dejado de lado por completo.

  • Responder
    Baberos Y Claquetas
    6 noviembre, 2014 at 23:17

    Afortunadamente veo que no lo hacemos tan mal, con respecto a la limpieza bucal nosotros la realizamos desde el nacimiento. Primero pasábamos una gasa después de las tomas por las encías, ahora utilizamos un cepillo de bebés mojado en agua, ¡le encanta lavarse los dientes con papá y mamá! Saludos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 noviembre, 2014 at 13:23

      ¿Y desde recién nacido se dejaba trastear en la boca? ¿No le daban arcadas ni nada? A mi bichilla a duras penas puedo limpiarle los mofletes y la barbilla después de comer sin que se ponga hecha un basilisco, como para andar hurgándole en la boca.

  • Responder
    monstruuosa
    8 noviembre, 2014 at 13:39

    Me encanta tu último párrafo de «aunque los primerizos no somos tan malos padres…» (el párrafo entero, ¿eh? no solo esta frase).

    De lo del lavado de dientes acabo de publicar un post 🙂 ¡Qué guay el viaje que te marcasteeeee!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 noviembre, 2014 at 11:30

      Tengo que pasarme por tu blog a ver lo que cuentas delos dientes, porque yo no estoy nada concienciada con ese tema todavía.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    10 noviembre, 2014 at 08:23

    Si que dio el blogtrip de sí! Muy interesante toda la información que vas compartiendo de las charlas. (Sigo pensando que hace falta uno de papás bloggers…ejem, ejem) XD

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2014 at 12:38

      Desde Puleva dijeron que lo tendrían en cuenta para futuros eventos. También hay que comprenderlos ¡es que las mamás somos muy acaparadoras en esto de la blogosfera maternal y de crianza! Pero se os echó de menos.

  • Responder
    Mamá de Día y Noche (@mamadediaynoche)
    13 noviembre, 2014 at 08:45

    Acabo de leerte y me ha encantado el post. Completo y fácil de entender! Lo de los zumos no tenía ni idea! Yo sí que le daba a Álvaro… Una cosa menos que meter en el carro de la compra!

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 noviembre, 2014 at 12:18

      Lo de los zumos y batidos envasados nos lo descubrieron las pediatras y enfermeras de mi grupo de crianza. Las mamás creemos que le estamos dando frutitas saludables y en realidad son bombas de azúcar, perjudiciales para las caries y para la alimentación porque apenas aportan nada sano. Creo que todas hemos vivido engañadas en este tema.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.