Marcas

Probamos la trona Eat de Babyhome ¡un lujo en casa!

Empecemos por el principio:mi bichilla recibiendo la trona Eat

Empecemos por el principio:mi bichilla recibiendo la trona Eat

De un tiempo a esta parte me he declarado fan incondicional de los productos de Babyhome. Hoy hablaré de nuestros experimentos con la trona Eat, pero voy a remontarme un poco en el tiempo antes de empezar a enumerar las virtudes de este producto. Al principio, mi enamoramiento surgió a ojo, un flechazo a simple vista porque el diseño y los colores de sus productos eran espectaculares y muy modernos. Pero al mismo tiempo los veía prácticos y cómodos para los bebés. Esto eran suposiciones que yo me hacía en mi cabeza, porque hasta hace unas cuantas semanas no había tenido la oportunidad de experimentar en primera persona con los productos de esta marca. Entonces se obró el milagro, declaré mis buenos sentimientos hacia la silla de paseo Emotion de Babyhome y por arte de magia el modelo Aqua apareció un día en mi casa, para hacer que mi bichilla abandonase su carro de bebé y se instalase cómodamente en una sillita muy ligera de segunda edad. Y yo recorría las calles del Pueblucho Infernal encantada con mi vida y con mi suerte, y la gente me miraba al pasar y me decían que se me podía reconocer en la distancia por lo llamativo de mi Emotion Aqua. Y mi bichilla iba de lo más feliz mirando hacia adelante durante nuestros paseos, sin que yo pudiera obligarla a ir con la vista fija en mi persona. ¿Qué le vamos a hacer? La niña me ha salido despegada y apasionada por descubrir el mundo.

Unas semanas después, desde Babyhome me dieron la oportunidad de probar otro producto de su gama de puericultura: la trona Eat. El nombre lo dice todo, y como mi bichilla llevaba desde los 6 meses subsistiendo con una trona de categoría muy inferior (en la que por cierto empezaba a quedárseme atascada por las dimensiones de mi churumbelita) yo me presté rauda a la colaboración y a instalar en nuestra cocina semejante preciosidad. En color púrpura. A día de hoy mi bichilla tiene 3 tronas: la Eat de Bayhome en casa y otras dos en casa de las respectivas abuelas, así es que creedme, de tronas empiezo a entender un rato largo. Por si no conocéis el modelo de Babyhome, os detallo cómo han sido estos días de prueba con ella en casa.

1. Diseño. ¿Qué queréis que os diga? Yo para esto de la puericultura primero me dejo llevar por las cosas bonitas y en segundo lugar empiezo a valorar otros aspectos. La trona Eat me gusta porque es moderna pero confortable. El textil es suave y fácilmente lavable, algo fundamental a la hora de elegir una trona, porque como la tela sea delicada o complicada de higienizar vais a sufrir por tener al bichillo comiendo con el entorno hecho unos zorros. Con lo bruta que es mi bichilla, estamos agradeciendo mucho que el asiento esté acolchado de la cabeza a los pies, porque esta niña, pese a que nunca la obligamos a comer, cuando ya se cansa de la manduca lo primero que hace es tirarse con violencia hacia atrás y darse unos coscorrones a lo bestia con los que siempre acaba llorando. Con el asiento de la trona Eat ¡se le acabó esta forma de chantaje! Por más bruta que se ponga jamás se va a hacer daño. La estructura es de aluminio, por lo que no pesa nada de nada (sólo 3,5 kilos) y se pliega quedando como un sello en el suelo. Yo la tengo siempre montada en la cocina, y de allí la pasamos al salón donde cenamos los 3 juntos cada noche, así es que el plegado empezaré a valorarlo el día que no la utilicemos y que tenga que guardarla para esperar al nacimiento del siguiente retoño. Pero la ligereza es un punto a favor, porque de un tiempo a esta parte al papá de mi bichilla le ha dado por montar a la niña en la trona y llevarla en volandas hasta su destino (la mesa de la cocina o la del comedor) por lo que como ella cada vez pesa más, nos viene genial que pese tan poco.

A ojo la trona de Babyhome me parece muy moderna

A ojo la trona de Babyhome me parece muy moderna

2. La bandeja. En esta casa la bandeja de la trona es fundamental. Hay modelos de tronas que no admiten este complemento y si encima el asiento no te queda a la altura de la mesa que uno tenga en casa a ver cómo hacen esos papás para integrar a los bebés en las comidas familiares. La bandeja de la trona Eat de Babyhome es antideslizante, se puede poner y quitar con facilidad y es lo suficientemente amplia para que te quepa todo el menú de un bebé. Otra cosa que me gusta es que tiene un pequeño reborde que evita que los churumbelitos arrojen la comida al suelo con facilidad. Ya sabéis lo aficionados que son los peques al denominado “efecto parabrisas” para barrer de la bandeja todo lo que no les interesa y mandarlo directamente al suelo. Puede parecer poca cosa, pero con este pequeño borde elevado los papás ganamos unos segundos esenciales para reaccionar antes de que la comida caiga al suelo y en el mejor de los casos, al bebé se les queda atascada contra el borde y no logra tirarla a a primera de cambio. Si se usa sin la bandeja, la altura de la trona Eat creo que es ideal para la mayoría de mesas de comedor que existen.

¡Y de perfil! Puedo arrastrarla sin dañar el suelo.

¡Y de perfil! Puedo arrastrarla sin dañar el suelo

3. La seguridad. Desde que mi bichilla empezó a sentarse en la trona sobre los 6 meses, nunca le habíamos abrochado el cinturón de seguridad porque el modelo antiguo era bastante estrecho, el arnés era incómodo y yo no veía claro que fuese a solucionar mucho. Pero hace unas semanas que hemos notado que a veces hace amago de querer ponerse de pie sobre la trona y escaparse a su aire ¡que esta niña está muy loca! Por suerte, esa hechura corporal de percentil 97 la mantenía encajada en la trona anterior. Sin embargo, además de haber ganado en comodidad y confort con el cambio a la trona Eat, su papá ha ganado en tranquilidad, porque este modelo de Babyhome dispone de arneses de seguridad como los de las sillitas de paseo, con anclajes de varios puntos, lo que hace materialmente imposible que la bichilla se nos vaya a escapar sin nuestro permiso. Eso sí, en este modelo es imprescindible abrochar al bebé, porque no hay ningún elemento rígido entre sus piernas y si los dejáis sin abrochar pueden resbalar hasta caer de culo en el suelo. Mi bichilla lo ha experimentado en sus propias carnes al segundo día de tener la trona en casa. ¡Eso nos pasa por primerizos y por no hacer caso de las instrucciones!

Bandeja y reposapiés de la trona Eat de Babyhome

Bandeja y reposapiés de la trona Eat de Babyhome (y mi bichilla)

4. Reposapiés. ¡La trona Eat de Bayhome tiene reposapiés! Será que yo me entusiasmo con cualquier detalle pero mi bichilla es patilarga y me daba no sé qué tenerla ahí recolgada de cualquier forma mientras comía. La verdad es que ella no se me había quejado (como no habla) pero es que la nueva trona me parece tan cómoda que ahora la utilizo hasta para ponerla a ver la tele un ratito, porque me da la sensación de que está a gusto de verdad. Vamos, que no sólo me está solucionando la hora de las comidas sino también me está permitiendo sacar unos minutos libres para mí, porque sé que en la trona está segura y mientras ella ve los dibujos yo puedo avanzar a su lado con el blog o ducharme más tranquila.

Creo que ya os he comentado las principales ventajas de la trona Eat de Babyhome. Inconvenientes aún no le he visto en estos días que llevamos probándola. Básicamente es una trona simple, sin más. No promete evolucionar como un Transformer hasta convertirse en silla (que no me combinará con el resto de sillas dela casa) ni girar sobre sí misma como si fuera un columpio. Es práctica, ligera y bonita para comer, que es para lo que tiene que servir una trona. Me gusta tanto el diseño que cada vez la luzco más en el salón, en lugar de tenerla relegada a la cocina ¡superficial que es una! La trona Eat suele costar en torno a 145 euros. Espero que os haya gustado este producto porque si estáis atentos, en pocos días puede que tengamos una sorpresa especial para los seguidores de este blog. Cuando elegisteis la trona de vuestros bichillos ¿qué fue lo que más influyó a la hora de realizar la compra? ¿El diseño, el precio, la funcionalidad?

Esto te puede interesar

36 Comentarios

  • Responder
    Isis de mamaymaestra
    12 noviembre, 2014 at 07:11

    Me gusta, creo que el diseño es muy ligero y cabe en todos lados. La que teníamos nosotros era muy grande y estorbaba, ojalá vendieran esta marca en México.

  • Responder
    Diario de una madre ingeniera
    12 noviembre, 2014 at 07:47

    La trona está muy chula. De perfil parece una hamaca pero más alta…

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2014 at 10:12

      Sí, es que tiene un diseño muy original y cómodo. A ojo no es la típica trona pero a la vez es sencilla, ligera y la bichilla está encantada pateando el reposapiés.

  • Responder
    ¡Y yo con estas barbas!
    12 noviembre, 2014 at 08:25

    Así, por las fotos, me parece una pasada de trona. Me llama la atención que efectivamente no tiene elemento rígido entre las piernas, ni reposabrazos. Supongo que se plegará por abajo, por esa parte de las “patas” que parecen rótulas, que unen las verticales con las horizontales del suelo. Desde luego, así vista parece algo… endeble, pero supongo que con ella delante, no lo será. Y si se pliega así, parece realmente superfina y perfecta para guardar y que ocupe poco espacio, apoyada en una pared, o algo de eso.

    La bandeja se me hace un pelín pequeña, pero vaya… que pinta muy funcional, de igual forma.

    Nuestra trona, efectivamente, la buscamos para que fuera lo más funcionar posible. Los dos “must” principales: que fuera fácil de limpiar, y cómoda de plegar (y que no ocupara mucho plegada, que el sitio no abunda. Al contrario que vosotros, a mi no me gusta tenerla abierta y rodando por ahí todo el día, porque no tenemos mucho espacio).

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2014 at 10:21

      Oye qué análisis me has hecho de la trona. Sí, se pliega apretando 2 botones interiores que tiene en esa especie de rodillas pegadas al suelo. La trona cae por completo y al ser el asiento de tela y flexible no levanta más de un palmo de altura. ¡Planito, planito! ¡Qué va a ser endeble!Es de aluminio y creo que por eso da sensación de ligereza (que lo es y mucho) pero mi bichilla ya lleva días aporreándola delo lindo (y yo chocando con las puertas cada vez que la cambio de habitación) y esto es muy resistente. O eso dice el papá de mi churumbelita, que es ingeniero y de esto sabe más que yo (yo soy más de colores y telas). La bandeja para nosotros está genial, porque además el material es antideslizante y a la niña se le queda la comida pegada y me tira menos cantidad porque tiene sus dificultades¡con eso estoy encantada! Que ya me pesan mis jóvenes años para agacharme a recoger todo lo que espurrea en cada comida.
      El tema de la limpieza también me ha sorprendido. Mi modelo anterior tenía el asiento de plástico con lo cual, pocas pegas tenía para limpiarlo. Pero al ver que este era de tela desconfié un poco, porque yo no es que sea relimpia del todo y ya me veía negrita de frotar a diario. Pero yo no sé qué tendrá este material de Babyhome, pero con la bayeta húmeda se me queda como nueva.

  • Responder
    mamaenbulgaria
    12 noviembre, 2014 at 08:40

    A mi lo que más me gusta de una trona es que sea sencilla y práctica. SI encima es bonita mejor, pero para mí la estética no es lo primero. Del modelo que tienes tu lo que más me gusta es justo lo que me gustó de la silla de paseo: el color (bonito pero unisex) y ese chasis simple y ligero.

    Mi hijo hace meses que se niega a sentarse en la trona, es una pelea constante. Él sólo quiere comer de pie mientras corretea por la casa..

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2014 at 10:23

      Ay, mira que yo no soy nada de estética para otras cosas, pero para los elementos de puericultura es que se me van los ojos detrás de las cosas bonita. Los colores de la colección de tronas Eat vuelven a ser muy originales, y no los mismos de siempre, así es que contenta me hallo con mi tela púrpura. No te creas que ahora que la bichilla hace sus intentos de caminas, a veces temo que llegue el día en que tenga que perseguirla con la cuchara, pero de momento anda feliz en su trona.

  • Responder
    Mama Blogger
    12 noviembre, 2014 at 09:28

    Me encanta el diseño que tiene y sobretodo lo que más me ha llamado la atención es que no ocupa mucho espacio!! Eso es muy importante porque la que yo tengo es casa (es de cuando nació la mayor y ya tiene 5 años) es muy aparatosa y pesa un montón!!
    Me gusta mucho esta trona y el reposapiés es un extra que me encanta!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2014 at 10:33

      Espacio no ocupa ninguno. En cuanto se pliega prácticamente desaparece. Si la guardásemos detrás de una puerta ni se vería. A mí me gustó por las líneas de diseño pero la verdad es que lo que más está disfrutando mi bichilla es el reposapiés.

  • Responder
    La cajita de música
    12 noviembre, 2014 at 10:16

    Yo estoy ahora valorando si comprar la silla ligera de Baby Home, ya te contaré… La trona es muy mona, pero no veo yo muy práctico eso de que sea de tela porque manchan mucho, no? Vamos, hablo desde la no-experiencia…

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2014 at 10:31

      A mí la silla me encanta y es la que uso a diario, pero ya sabes tú que sobre gustos… La trona me enamoró por el diseño, pero no te voy a engañar: cuando le di de comer por primera vez a la bichilla y empecé a ver cómo repartía trozos de merluza y de calabacín por toda la tapicería entré momentáneamente en shock. Pero más grande fue la sorpresa cuando su papá recogió toda la cocina, la limpió con la bayeta húmeda (igual que hacíamos con la anterior de plástico) y volvió a quedarse como nueva. De momento llevamos una semana con ella y no ha habido mancha que se haya resistido a la bayeta con agua, así que supongo que la tela tiene algo especial. Al tacto es suave pero como si estuviera un poco plastificada.

  • Responder
    Esther
    12 noviembre, 2014 at 10:31

    La verdad es que miré pocas tronas. Tenía claro que no quería un armatoste que pesara y ocupara mucho. Por aquí somos de guardar poco. Me gustaba una trona q se plegaba mucho mucho pero valía lo suyo, así que pasé a la otra opción, que sea barata y al no usarla tirarla. Así que por aquí andamos con la del Ikea, va bien aunque no se plega (solo faltaría que por menos de 20€ lo hiciera) no puede tenerlo todo…
    La trona eat de babyhome se ve muy chula, lo bueno que le veo es que se plega y no ocupa espacio, por contra…el precio, aunque las hay de mas caras. La verdad es que con tanto voluntario que tenía yo en comprar cosas cuando nació el peque, me tenía que haber aprovechado y comprar una trona mas decente (aunque labque tengo va bien eh!)
    Por cierto, ata a la bichilla que sino ya mismo no lo cuenta! 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 noviembre, 2014 at 11:41

      Yo tenía la barata que ahora he llevado a casa de mi madre, y la verdad es que me pasó como a ti, que por tal de no guardar eternamente un trasto enorme en casa, preferí comprar una de esas y deshacerme de ella cuando la bichilla no la utilizara. Y no me ha dado mal resultado. Pero claro, ahora he probado esta de Babyhome y puedo decir que sí, que comemos a otro nivel. Aquí la tenemos siempre montada porque la cocina es muy espaciosa y me sobra sitio para colocarla, pero si tuviéramos que plegarla cabría en el hueco de detrás de una puerta. Impresiona bastante que se quede tan reducida. Ya hemos aprendido la lección y a seguir las instrucciones al pie de la letra porque esto de innovar a la hora de usar tronas no es lo nuestro.

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    12 noviembre, 2014 at 10:37

    Me encanta! Nosotros también tenemos una de.baby home la lima y es una gozada. La verdad me.encanta la marca! La barrera de la cama también es baby home!! soy fan incondicional de babyhome!

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 noviembre, 2014 at 11:43

      ¡Jajaja! Pues tenía que haber consultado contigo antes, porque yo hace relativamente poco tiempo que conozco los productos tan preciosos y útiles de Babyhome. ¡Vamos a fundar un club de mamás enamoraditas de esta marca!

  • Responder
    sradiaz
    12 noviembre, 2014 at 13:02

    Es preciosa, desde luego nada que ver con la anterior… jejeje

  • Responder
    nosoyunadramamama
    12 noviembre, 2014 at 15:11

    Muy bonito el diseño y parece muy cómoda! Yo tengo una de Chicco q me regalaron entre todas mis amigas para Alfonso y no tengo queja, hasta se tumba y tienes la opción de quitar la bandeja y poner unos juguetes colgantes porque es también hamaca,jeje… Y por ahora, es otro de esos productos que sigue vivo, jejeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 noviembre, 2014 at 12:02

      ¡Jajaja! A ti sí que te salen rentables los productos de puericultura y bien amortizados. a esta también se le quita la bandeja con facilidad y se queda como si fuese una hamaca alta. Pero a mi bichilla le gusta armar escándalo incluso cuando la siento ahí para ver la tele, por lo que la bandeja se queda a perpetuidad.

  • Responder
    http://saldelapuro.blogspot.com.es
    12 noviembre, 2014 at 16:43

    Me gusta un montón. Yo al haber tenido a los hijos hace tiempo me perdí algunas cosas, la primera trona que me regalaron tenía una funda que no se podía quitar, imagínate como me quedaba. Luego tuve otra pero creo que en las tronas y mochilas es en lo que más ha evolucionado el mundo de los bebés. Un besín y la bichilla ya es una señorita.

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 noviembre, 2014 at 12:04

      ¡Sí que ha avanzado la cosa! Vamos es que la facilidad de limpieza es primordial en una trona, sino te la ponen hecha una guarrada en la primera comida. Ene l tema de las mochilas portabebés ergonómicas yo también he notado enormes progresos, aunque sigue habiendo colgonas carísimas y que se lucen mucho por la calle, con el bebé al derecho, del revés, haciendo el pino-puente…

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    12 noviembre, 2014 at 23:50

    Me ha gustado bastante esta trona! Nosotros tenemos una de Chicco que nos regalaron y la verdad que estamos bastante contentos. Tiene las características muy parecidas a esta de Babyhome (reposapiés, bandeja de quita y pon, buena altura, acolchada pero desenfundable, arnés cómodo) además es reclinable, así que si el Miniser se queda frito con la panza llena le puedes dejar allí mismo echando la siesta. Eso si, en diseño, dimensiones de plegado y peso esta Babyhome le gana de largo. Buena opción si tuviera que comprarme una ahora.

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 noviembre, 2014 at 12:10

      Oye ¿se te ha quedado dormido el Miniser en la trona? Yo antes creía que eso era cosa de la publicidad y las películas, pero reconozco que a mi bichilla sólo le ha pasado una vez. Me di la vuelta, y al tratar de darle la siguiente cucharada de comida tenía la frente pegada en la bandeja. Traté de zarandearla (mi primer pensamiento siempre está relacionado con la muerte) y abrió los ojos pero volvió a caer. Traté de limpiarla un poco y la cogí en brazos para dejarla en la cuna tan dormida estaba que ni se desveló con el cambio. Ahora pienso que nunca más volveré a vivir esa situación ¡con lo que me cuesta que se duerma!
      La trona Eat de Babyhome es que plegada no ocupa absolutamente nada y al pesar tan poco nos pasamos el día haciendo ruta dentro de las habitaciones de casa.

  • Responder
    Madreyautonoma
    13 noviembre, 2014 at 00:09

    ¡Anda, pues es bastante chula! Y me ha encantado lo del efecto limpiaparabrisas! M no admite comer con bandeja, quiere estar a la mesa como los demás, menudo es él! Nosotros para la trona nos quisimos dar un capricho y compramos la trip trap de stokke. Para no arruinarnos lo que hicimos fue devolver varios regalos que no queríamos y cambiarlos por la silla.

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 noviembre, 2014 at 12:14

      ¡Jajaja! Me encanta tu forma de evitar la debacle económica de la familia. Yo ese modelo lo probé estas vacaciones en un área de servicio y por lo que me han contado, uno de sus defectos es que no admite bandeja Mi bichilla se sienta con nosotros a la mesa,pero de momento le encanta revolver su comida en sus propios dominios (y aprovechar para hacer el efecto parabrisas a traición). La bandeja me parece fundamental, aunque con esta de Babyhome tenemos las dos opciones: ponerla o quitarla porque la niña queda perfecta a la altura de la mesa del salón.

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    13 noviembre, 2014 at 10:59

    que se plega???? me encanta!! la mia se recoge un poco pero es un armatoste.para lavar parece super fácil, no? desenfundar y a la lavadora.

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 noviembre, 2014 at 13:17

      Sí, se puede desenfundar y a la lavadora, pero es que la tela no absorbe las manchas y de momento con un trapo húmedo hacemos rebién el apaño. No he puesto foto del plegado, pero si te fijas en la primera, en la que está la bichilla jugando con la caja, te puedes hacer una idea, porque ocupa algo menos del grosor del embalaje.

  • Responder
    Gen
    14 noviembre, 2014 at 16:04

    Muy chula, me gusta mucho el diseño. Nosotros no tuvimos que comprar trona porque nos la regalaron los amigos, pero está bien conocer otras marcas. un besote!

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 noviembre, 2014 at 09:52

      La verdad es que ojalá pudiésemos probar muchas de las cosas que nos decidimos a comprar antes de dar el paso, porque así es como realmente vemos si nos son útiles o no. A mí esta de Babyhome me ha encantado.

  • Responder
    ¡Sorteo! Trona Eat de Babyhome - Planeando ser padres
    17 noviembre, 2014 at 07:00

    […] día en el blog, me vais a tener que poner un monumento en cada pueblo. Porque esta vez no sólo he probado la trona Eat de Babyhome con mi bichilla, y os he contado mi experiencia para que os hagáis una idea detallada de lo buen […]

  • Responder
    Dos Rayitas
    20 noviembre, 2014 at 08:28

    ¡Qué chula! A mí lo que más me gusta es que se pliegue y que sea ligera porque se ve cada armatoste por ahí… y yo pensaba que mi salón era grande pero… ¡se me está quedando enano! Y de la cocina mejor no hablamos…¡Una opción muy interesante para nosotros, vamos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 noviembre, 2014 at 11:27

      A mí la verdad es que en este piso me sobra espacio tanto en el salón como en la cocina, por eso digo que el tema del plegado lo agradeceré de verdad cuando ya no tenga que utilizarla. De momento, lo que más disfruto es el diseño ¡es tan bonita!

  • Responder
    Trona Taste de Babyhome
    2 febrero, 2015 at 07:01

    […] unos meses os hable de la trona Eat de Babyhome, que me llegó a casa así, como quien no quiere la cosa, y de la que estamos disfrutando […]

  • Responder
    Rut
    28 mayo, 2015 at 14:03

    La verdad que está muy bien, pero el caso es que si la quieres poner a comer con vosotros en la mesa ¿cómo lo hacéis? Por que parece que con las curvas que tiene no iría bien. No se llega a poder pegarse a la mesa.

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 mayo, 2015 at 13:36

      Debajo de mi mesa cabe a la perfección, porque al estar inclinado el diseño hacia atrás, la niña puede quedar completamente metida debajo de la mesa. Y la altura nos viene genial. Eso sí, retirando su bandeja.

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!