Padres y bloggers

Mis trucos como mamá blogger (VI) ¿Qué tipo de blog tienes?

¿Qué tipo de blog tienes?

¿Qué tipo de blog tienes? ¿Y cuál quieres?

Hay días en que pienso que esta sección no tiene cabida en un blog de maternidad y paternidad, embarazos, crianza, puericultura… pero como veo que los seguidores habituales le tenéis bastante afición, creo que voy a seguir contando mi experiencia personal al mando de un blog que empezó como un espacio íntimo y que sólo contenía mis inquietudes respecto a la búsqueda del embarazo, pero que poco a poco se ha ido profesionalizando, y ahora es un batiburrillo de experiencias propias vitales, con productos y marcas, acudiendo a eventos relacionados con el mundo infantil… Vamos, que soy plenamente consciente de que Planeando ser padres ha variado mucho desde sus inicio, pero oye ¡cada vez tiene más visitas! Así es que supongo que algo estaré haciendo bien para que la gente no huya despavorida. Sin embargo, cuando un blog evoluciona de esta forma, queda cruelmente expuesto a la crítica de los seguidores. Por lo visto, España está llena de gente ociosa que tiene todo el tiempo libre del mundo para poner a caer de un burro los blogs ajenos. Yo le he dado muchas vueltas a este asunto, he consultado con otras mamás bloggers y he llegado a la conclusión de que voy a publicar las opiniones contrarias a lo que hago, siempre y cuando estén expresadas en términos políticamente correcto. Según el día, me pillarán más guerrera o más pasota, de ahí que algunas veces entre al trapo para defenderme y otras me resbale el asunto. La cuestión es que si tienes un blog público debes ser consciente de que desde que este nace hasta que desaparezca, puedes cruzarte en el punto de mira de mucha gente rabiosa, envidiosa o simplemente enfadada con el mundo porque sí. En estos casi 2 años como blogger, me he hecho una tipología propia de los blogs de maternidad que sigo. Y tú ¿sabes qué tipo de blog tienes?

1. Íntimo y personal. Creo que en la blogosfera maternal todos empezamos un poco los blogs de esta forma. Sin ir más lejos, yo misma abrí un blog gratuito en WordPress para dejar tranquilo al futuro papá de mi bichilla durante la búsqueda del embarazo. Por no pretender no pretendía ni que alguien me leyese. Pero el primer día tuve un comentario, que fue desencadenando un montón de visitas en cadena hasta que me llevó al punto en el que me encuentro hoy. Muy pronto empecé a recibir propuestas de marcas (algunas muy indignas y que acepté como blogger primeriza e inexperta) y quedé completamente enganchada al mundo del blogging. Actualmente sigo cientos de blogs, casi todos de maternidad, y soy bastante activa comentando en ellos y en las redes sociales. Puedo decir que el modelo de blog “Íntimo y personal” me duró unos pocos días. Aún así, existe gente que exclusivamente utiliza su bitácora para reflejar sentimientos, emociones, buscar algo de comprensión (si es que consiguen llegar a algún lector anónimo) o dejar patente su día a día de cara a amigos, familiares y gente de su entorno cercano. Mi blog nunca ha sido así, porque ahora, casi 2 años después, es cuando he logrado que la gente que me conoce en la vida real empiece a leerme. Y no es porque llevase el blog en secreto (si hasta le he dado tarjetas de visita a mis padres para engancharlos). Vamos, que los desconocidos muestran infinitamente más interés por mí que mi familia ¡lo que hay que aguantar!

2. Íntegros y respetables. De estos conozco poquísimos. De hecho, ahora mismo sólo me vienen a la cabeza un par, pero aunque lo siena he decidido que hoy no voy a dar nombres,para lo bueno y para lo malo). Son blogs con bastante éxito, que hacen una mezcla de secciones con experiencias personales y conocimientos de productos. Pero no aceptan regalos, ni posts patrocinados ni ningún pago por publicidad. Nunca. Jamás. Y ya os digo que es muy difícil mantenerse firme en esta postura. Cuando hablan de una marca es porque la han pagado con su propio dinero y si alguien les ofrece un producto lo sortean entre sus lectores (incluso aunque pudieran darle uso ellos mismos). Mejor o peor diseñados, son blogs muy propios y cercanos, con una idea muy clara de lo que pretenden y sin pretensiones de ganarse la vida con el blog. Los lectores suelen confiar en sus autores y tienen potencial para tener éxito. Al no estar profesionalizados, suelen publicar cuando pueden (cuando el trabajo y las responsabilidades familiares lo permiten). De momento tienen clarísimo que jamás se van a vender por un producto o por un poco de dinero y crean una comunidad virtual que casi parece una familia. No abundan porque según mi experiencia (que por supuesto es muy discutible) lo habitual es caer en el materialismo y dejarnos tentar, pasando del blog “Íntimo y personal” a la categoría número 3…

3. A salto de mata. Aquí creo que englobaría a la mayor parte de los blogs ¡incluido el mío! Antes de nada que conste que yo dejé claro cuando me quedé sin trabajo que mi objetivo es llegar a tener un blog del todo profesional (más que nada para tener una fuente de ingresos medianamente decente con la que colaborar en mi familia). Sin embargo, a día de hoy, y pese a que he recibido críticas de hablar de productos cada día de la semana, lo cierto es que para mi desgracia aún no he logrado llenar este espacio con posts patrocinados o pruebas de producto de lunes a viernes ¡más quisiera yo! Mi blog vive así, “A salto de mata”, tratando de dar cabida a las marcas que me ofrecen probar cosas, que me invitan a eventos o me patrocinan un post, y las vivencias reales como mamá blogger 24 horas. Que una semana he podido probar productos o servicios nuevos a diario, pues las vivencias de mi lactancia, crianza o Baby Led Weaning, pasarán a la semana siguiente, donde a lo mejor no tengo ningún espacio patrocinado. Otros días puedo hacer sorteos, o hablar de alguna causa solidaria, o de las cosas que trata de enseñarme mi propia madre, y así voy mezclando mi vida personal con esta semi profesionalización como conocedora de productos y servicios para bebés, niños y familias en general. Pues ahora querréis matarme pero de verdad pienso que la mayoría de blogs que sigo están en mayor o menor grado en esta categoría. Hay quienes consiguen un post patrocinado a la semana y otros que lo consiguen una vez cada 3 meses. Y aquí empiezan las polémicas: que si una mamá blogger es más creíble porque sólo hace publicidad de higos a brevas, pero otra que la hace más frecuentemente es una mentirosa y una vendida. Simplemente por la frecuencia. Da igual lo que opine del producto, o que sea un sorteo o que promocione algo solidario. También creo que los blogs “A salto de mata” somos los que estamos más expuestos a las críticas. Pero en mi caso lo que llevo peor es que sean otros bloggers los que lo hagan. Ellos mejor que nadie deben saber lo que cuesta mantener un blog, la de tiempo que hay que dedicarle, y si encima tratamos de hacer de él un espacio profesional, estas oportunidades de pagar por redactar sobre marcas que además nos gustan es un regalo para nosotros. En fin, que si tenéis un blog “A salto de mata” preparaos, porque si habláis de un chupete que habéis probado todo el mundo os hará palmas pero el día que opinéis sobre un robot de cocina para bebés la gente se os puede volver en contra. Cuanto más caro sea el producto que probéis más críticas os harán. Es una regla de 3 que nunca falla.

4. Profesionales. Estos blogs ya están de vuelta de todo, de lo divino y lo humano y viven en una categoría superior en la que lo habitual es que hablen de marcas que les patrocinan. Todos los días. A veces incluso con dos posts al día. Yo aspiro a que Planeando ser padres pueda alcanzar este nivel. Siempre quedará hueco para los temas más personales, pero qué queréis que os diga, si por probar unas cremas con mi bichilla me van a surtir de cosméticos para todo el año ¡eso que me ahorro! Y si por dar a conocer un sorteo de muñecas monísimas me van a dar yo no sé cuántos euros ¡bienvenidos sean! Me gustan este tipo de blogs porque parecen conocer todas las marcas del universo, y siempre que necesito comprar algo los consulto. Porque suelen detallar los productos que promocionan incluso mejor que las webs oficiales de las marcas. Y esto me da confianza. El día que hablan de cosas que me quedan muy lejanas para mi bichilla, con no comentar ya tengo suficiente, pero entiendo que en un futuro ese post me puede ser útil y que actualmente lo será para mucha gente que confíe en determinado autor.

No sé si habrá quedado clara la idea, pero lo que trataba de hacer ver es que tengas el tipo de blog que tengas, lo más importante es que sea como tú lo desees. Exactamente así. No dejéis que las críticas os agüen el día, pero si queréis avanzar con vuestro blog y transformarlo en otra cosa, debéis hacer todo lo que esté en vuestra mano para lograrlo. ¿De qué sirve un blog, que es algo tan personal, si no satisface tus propias expectativas? Las críticas pueden ser constructivas y bien recibidas, pero si les notáis un tufillo envidioso, un yo quiero pero como no puedo voy a tratar de despotricar sobre ti por todos los rincones, mi consejo como mamá blogger es que las ignoréis. No merece la pena sufrir por tan poca cosa. ¿Creéis que vuestro blog encaja en esta tipología? ¿Estáis en el nivel en que queréis estar o aspiráis a modificar radicalmente vuestra actividad como bloggers?

Esto te puede interesar

59 Comentarios

  • Responder
    Cuestión de madres
    18 noviembre, 2014 at 07:22

    Ainsssssssssss el critiqueo lo que gusta… yo la verdad es que estoy en el mismo grupo que tú pero somos de las que de muy de vez en cuando… y qué quieres que te diga… cuando me mandan algo para probar me hace muuuuuuucha ilu… me siento «importante» jejejeje… luego eso sí, hay cosas por las que no paso y si no creo en ellas ni aunque me den todo el oro del mundo…. ¿a qué aspiro? pues yo a seguir así.. me gusta este ritmo.. pero somos dos y mi compañera también tiene opinión… nos dejamos llevar y lo que tenga que ser será…
    Las críticas me resbalan… las dejo porque esto es para lo bueno y lo malo pero mi conciencia está bien tranquila y si me dicen vendida o falsa allá el que le haya dicho.. yo se que es mentira 😉

    Un besazo guapísima

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 14:36

      Así empecé yo y así sigo: que me entusiasmo con cualquier con de las que me mandan. Hoy me han llegado a casa un paquete de chocolatinas con la foto de mi bichilla y un pack de galletas con una taza de desayuno y aquí ando haciendo palmas. Porque encima son marcas que compramos habitualmente y que están riquísimas. Vosotras tenéis que consensuarlo todo, pero yo estoy sola ante el peligro y decido lo que me viene en gana. Y de momento me apetece mucho seguir probando todo lo que me manden.

  • Responder
    Isis
    18 noviembre, 2014 at 08:14

    Creo que yo tambien tengo un blog a salto de mata y mi objetivo es hacerlo profesional, pero mi regla es que por cada post patrocinado tener mínimo 5 que no lo sean, así que en realidad no me gustaría hablar de marcas a diario porque mi blog sigue siendo un espacio intimo y no quisiera que pierda su base principal.

    Me gusta que siempre seas sincera en tus posts y siempre se van a recibir críticas, pero bueno, creo que es más envidia o coraje, así que puro para adelante!

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 14:38

      Oye, yo antes tenía una regla parecida:sólo un post patrocinado por semana. Pero entonces las ofertas empezaron a aumentar y hay semanas en las que pruebo cantidad de cosas, por lo que relego los temas más personales a otros días en los que no he tenido tanta suerte. Me encanta que la gente pueda sincerarse, y que me diga abiertamente lo que piensa.Las criticas no siempre son fáciles de asumir ni de tolerar pero si me aportan algo siempre serán bien recibidas. El problema es el que comentas, que cuando vienen siempre de otras bloggers me da qué pensar…

  • Responder
    Mama Blogger
    18 noviembre, 2014 at 08:25

    Creo que compartimos grupo, jejejjeje!!! Oye me ha encantado este post. Y con el tema de criticar, que digan lo que quieran, a ver si ahora no podemos hacer los que nos apetezca en todo momento!!! Tu para adelante que lo haces muy muy bien 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 14:45

      Pues como bien dices, en su blog que cada una escriba sobre lo que quiera. Los lectores cambian mucho y si las estadísticas responden bien será porque no nos estamos equivocando tanto.

  • Responder
    mamá puede
    18 noviembre, 2014 at 08:35

    Yo me metería en tu grupo, pero claro salvando las distancias que tu cifra de seguidores no tiene nada que ver con los míos.
    Sobre la publi ya conoces mi opinión, mientras sea sincera adelante! Otra cosa es que empecemos a mentir…

    Y sobre las críticas… Pues hay que intentar pasar aunque me imagino que la primera debe doler, también he leído que no tienen un blog importante sino tienes trolls así que por esa parte, enhorabuena

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 14:52

      Es que el grupo de bloggers que vivimos salto de mata es inmenso y muy variopinto. ¡Jajaja! Me has dado una alegría con eso de que un troll engrandece a un blog. Yo ya he tenido 4 ¡voy a mirar si han mejorado mis estadísticas!

  • Responder
    La mama fa el que pot
    18 noviembre, 2014 at 08:47

    Primero de todo decirte que me encantan tus post de «mis trucos como mama blogger», así que por favor no los dejes que aprendo y me río mucho con ellos.
    Sobre el tema de hoy yo me encuentro en el grupo 3. En mi caso como muchas no pretendo vivir del blog porque por suerte tengo otro trabajo con el que me gano la vida y que me gusta.
    En general suelo hablar de cosas que me he pagado pero cuando he tenido la suerte de que me inviten a algún evento que me ha parecido interesante he ido y es que a nadie le amarga un dulce y aunque para mi el blog es un hobbie siempre se agradece poder recibir algo a cambio.
    Y sobre las críticas está claro que cuando destacas siempre vas a recibirlas, lo importante son de las que puedes aprender algo, las que son por J**** mejor no hacerles caso y no permitir que te insulten en tu casa.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:00

      Aún me queda algún buen apunte para compartir pero ya se me está agotando el conocimiento sobre el tema. La verdad es que esta sección ha tenido una acogida que no me esperaba. Me pasa como a ti, porque aunque yo sí intento profesionalizarlo, los productos que puedo probar o los eventos a lo que me invitan me encantan, y aunque muchas marcas ni siquiera lo pidan, escribir un post acerca de mi experiencia con ellas es mi forma de agradecerles la confianza que han depositado en mí.
      Las críticas ya las voy capeando mejor, y siempre que se hagan de forma respetuosa seguiré dándoles un espacio en el blog, pero si me faltan ¡fuera de mi casa! Que a fin de cuentas, quien manda en este espacio soy yo, aunque no quisiera tener que ponerme en plan tirana.

  • Responder
    sradiaz
    18 noviembre, 2014 at 08:56

    Es un tema abierto a polémica, jejeje. Yo pienso como tú, me gustaría que me invitarán a eventos y probar cosas pero también me gustan los post del día a día. Muchas veces son un desahogo. Todos los post requieren su tiempo, es inevitable.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:02

      En mi caso, al principio todos os post eran personales porque nadie se interesaba por mí. Luego la cosa fue cambiando y mezclaba más cantidad de escritos propios con pruebas de productos. Y ahora hay semanas en las que las marcas y eventos se me acumulan, por lo que voy retrasando los posts personales, pero eso no quiere decir que los vaya a suprimir, simplemente que los puedo mover con mayor facilidad dentro de mi calendario de publicaciones.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    18 noviembre, 2014 at 09:15

    Amén, compañera. Y adelante con tu política bloguera, que viendo el ranking de Madresfera está claro que malos resultados no te da 😉 ¡Un abrazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:03

      ¡Jajaja! Es un ranking un poco sui generis, pero oye, que cada uno sea feliz con el blog que tiene, que así dejaremos vivir al resto de compañeros en paz.

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    18 noviembre, 2014 at 09:44

    pues me parece fatal que recibas criticas, a quien no le guste, que no te lea y punto! al final tu vas a tener muchísimos más lectores si tu blog es «a salto de mata». El mío creo que también es de ese tipo. empezó más personal y eso sigo, creo, sin perderlo. Pero mola mil que te llamen o te inviten a sitios porque les gusta tu sitio, así que mientras no pierdas tu esencia y tu buen humor, adelante!!! besos! #soyfan

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:06

      Eso es lo que yo no entiendo. Nadie puede obligar a otra persona a leer un blog. Vamos que no es una tarea impuesta en el colegio, ni por cuestiones laborales, sino que se supone que quienes se suscribe y siguen una bitácora es porque disfrutan del contenido, porque encuentran temas afines. Porque si es leer por leer, yo les recomendaría alguna que otra gran novela en la que aprenderán mucho más que en este blog. ¡Gracias por los ánimo! Quizás llegue un día en el que me harte de marcas, de prueba de productos, de saraos blogueros, pero de momento ¡estoy saltando en una pata de contenta!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    18 noviembre, 2014 at 09:50

    Críticas siempre va a haber pero lo importante es que estemos agusto con el tipo de blog que queremos tener. Mi blog es de los pequeñitos e íntimos, sigo haciendo lo que he pretendido desde el principio, hablar sobre mi maternidad. En cuanto a vivir de él no creo que eso llegue a pasar, aunque claro que me encantaría ganar algo y que me regalaran cosas e invitaran a eventos y aunque no todos los días, si hablar de algo que me dieran a probar de vez en cuando.
    Tu sigue tal cual, a mi me encantas y me ayudas mucho con este tipo de post.

    Besosssssss

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:09

      A lo mejor un día te sorprendes y te ves esquivando críticas por hablar de muchas marcas como yo. ¡Qué tú ya te has ido de cena vendiendo productos de tu hosting y yo a eso no he llegado! Actualmente disfruto mucho del blog tal y como está. Aunque cuando no me contactaban las marcas también vivía de lo más feliz (yo creo que es que me amoldo bien a todas las situaciones y en cada momento disfruto de lo que tengo). Pero ¿qué te voy a decir? Que se fijen en el trabajo que hago por aquí me gusta mucho, me siento recompensada por el esfuerzo que le pongo a este invento y además ¡me lo paso genial con vosotros!

  • Responder
    pequeboom
    18 noviembre, 2014 at 10:15

    A mí me gustaría ser más grande, la verdad, tener más seguidores, pero soy feliz con la gente que me lee y leyendo a los demás, día a día, eventos, sorteos, un poco de todo y en la variedad está el gusto!!
    Aún me acuerdo del pajarraco que tenías al ppio, te acuerdas? jejeje Qué tiempos aquellos! jajajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:11

      ¡Jajaja! Sí,sí que me acuerdo de mi monigote rosa de ojos saltones, sacado de un banco gratuito de imágenes por internet. Señal de que empecé desde lo más bajo en el escalafón de los blogs, hasta el punto de que no tenía ni idea de esto de crear una imagen propia y a mí lo que me interesaba era publicar y escribir de lo que me gustaba. Ahora, todo ha cambiado muy deprisa en muy poco tiempo. Pero disfruté tanto de mi etapa anterior como de esta ¡que ojalá no se acabara nunca!

  • Responder
    Madreyautónoma
    18 noviembre, 2014 at 10:20

    Pues yo te voy a hacer una crítica a este post…no estoy de acuerdo en que no tienen cabida estos temas, creo que ser madre no se reduce a hablar exclusivamente de productos de puericultura, lactancia, etc. A mí personalmente me interesa mucho esta sección porque estoy empezando y, aunque no tengo aspiraciones de profesionalizar el blog, (por ahora mi objetivo es mantenerlo durante un año) estoy pensando en abrir otro (ya ves, apenas tengo uno y ya abro dos) con la idea de promocionarme profesionalmente como psicóloga clínica. Este sí sería más profesional en el sentido de que quiero que la gente conozca mi centro y como trabajamos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:14

      El mío es un blog de los que llamo !A salto de mata» porque un día hablo de que me duele una teta, otro día de las críticas que me hace mi madre y al siguiente de la trona que me han dejado probar. Vamos, que tengo un batiburrillo de cosas de aquí te espero. En tu caso, me parece muy buena idea separar el ámbito personal y profesional en blogs diferentes, porque las cuestiones de psicología son realmente trascendentes, y lo mismo no quieres verlas mezcladas con una receta de croquetas que le quiten veracidad a tus palabras como experta. Pero como yo soy conocedora de muchas cosas y experta en nada (como buena periodista) aquí mismo me he hecho una remezcla de temas que de momento me dan buen resultado.

  • Responder
    Layla
    18 noviembre, 2014 at 10:55

    El mío es muy íntimo y personal jaja
    Diminuto y que recibe tres comentarios por entrada y uno es mío. Lo abrí hace muchos años, viviendo en casa de mis padres! (pero he puesto en borrador las entradas antiguas a mi etapa de embarazada por vergüeza (soy joven y hablaba de tonterías)). Y cuando me quedé embarazada simplemente empecé a hablar de ello y empecé a interesarme por blogs sobre maternidad (y fue cuando di con el tuyo y me ayudó tanto). Simplemente. Ahora lo siguen las mamás de mi grupo de lactancia y de las clases de pre y post parto y no creo que nadie más.
    Tienes razón en que lo importante es que un blog sea como su uno desea 😛
    Yo, sin duda, me quedo donde estoy. Y cuando tenga tiempo y empiece a hablar de marcas, será desde mi humilde punto de vista.
    Un beso 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:18

      Pues tu situación es la ideal porque estás satisfecha con lo que escribes y con el blog que tienes. Ahora que lo dices, acabo de darme cuenta de que ni en mi grupo de preparación al parto ni en el de crianza al que acudí cuando nació mi bichilla, dije nada de que tenía este blog. ¡Vaya experta en publicitarme que estoy hecha! Mi punto de vita también es humilde, no te creas. Lo que pasa es que de un tiempo a esta parte he tenido mucha suerte y he podido probar y conocer cantidad de cosas que de otra forma jamás hubiera conocido. Y eso lo he agradecido mucho, porque he empezado a apasionarme con el tema de la puericultura y aunque mi bichilla no pueda probar 200 modelos de carros ni 300 tronas ¡quiero saberlo todo sobre todos!

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    18 noviembre, 2014 at 10:58

    Más claro agua! Yo ya te comente mi opinión cada uno en su casa hace lo que quiere y al que no le guste ya sabe donde está la puerta. A mi me encantaría llegar donde estas así de claro pero tampoco tengo todo el tiempo que me gustaría para dedicarle al blog… Poquito a poco 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:19

      La semana que viene, hablaré del tiempo que le dedico al blog ¡te vas a quedar muerta! (O eso creo…)

  • Responder
    @Alesandrilla
    18 noviembre, 2014 at 11:08

    Odio las clasificaciones jajaja, y es que creo que nunca son justas. Yo hablo de lo mío que es lo que conozco, los demás, al no tener la certeza, no puedo decir nada. E imagino que mi opinión servirá de algo, que llevo ya bastantes años por estos lares y se lo que se cuece.
    Yo he recibido muchos regalos, aunque no tantos como otras blogueras. Pero es que ya ves, mi única intención con el blog era compartir mi experiencia, ¡quién me iba a decir a mi que además me iba a dar esta oportunidad! Sin embargo, cobrar por post, una rayita en el agua, maja. Creo que aquí no es oro todo lo que reluce. Eso y que yo no quiero profesionalizar el blog ni vivir de él, así que tonta yo han sido muchísimos más los post patrocinados que he rechazado a los que he aceptado. De hecho, me sobran los dedos de una mano para contar los post que he cobrado en estos 7 años, con eso lo digo todo.
    Regalitos, sí, muchas veces me han llegado cosas a mi domicilio sin esperarlo y eso me ha hecho mucha ilusión, me proponen probar productos, al igual que los post patrocinados son más los que rechazo que los que acepto, porque al fin y al cabo, aunque a caballo regalado no se le mira el diente, una ha de ser coherente con lo que predica. Y en proporción son muchísimas más las veces que he hablado, he dado una opinión o he recomendado algún producto o marca porque me apetece, sin obtener nada a cambio. Aunque ten claro que lo primero que va a pensar alguien que lea una review u opinión que si lo haces es porque algo te llevas a cambio, eso tenlo por seguro.

    Así que yo quizás te añadiría una categoría que es la de blogs personales que disfrutan compartiendo lo que les apetece sin má aspiración que esa, y que lo que viene, bueno es y punto 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:26

      ¡Ea! Ya empezamos odiando 😛 Como tú estabas en tus inicios blogueros me encuentro yo ahora: que empecé a escribir sobre mi búsqueda del embarazo y un día me escribe una marca para que pruebe un peluche, al siguiente me dan a probar un carrito y al otro me invitan a la inauguración de una tienda junto a Shakira. Y claro, una se para a pensar y te dices ¿oye, cómo ha cambiado el tema del blog no? ¿Por qué se fijan las marcas en mí? ¿Qué pinto yo en saraos con famosos? ¡Si yo soy muy de andar por casa! En 7 años como blogger ¡has tenido que vivir de todo! Yo he dado opiniones de cosas que he pagado yo con mis dineros (o los de mi familia) como el primer carrito de mi bichilla, la cuna, y decenas de cosas más. Y eso sí era creíble. Pero cuando hablas de algo que has probado «gratis» muchas veces las opiniones sobre tus palabras cambian. Y yo eso no lo entiendo. Si me fío de lo que tú cuentas en tu blog me voy a fiar siempre, a no ser que con algún producto yo haya tenido una experiencia personal nefasta y no esté de acuerdo con tu opinión.
      Yo sigo compartiendo posts de mis descalabros con la lactancia (gratuitamente) de mis experiencias como blogger (como esta serie), de las críticas que me hace la gente del entorno como madre… pero ahora también me gusta esta nueva faceta de conocer productos y opinar sobre puericultura. ¡Ay, es que no puedo tener un blog a gusto de todos! Por eso creo que voy a centrarme un poco y tratar de que por lo menos me guste a mí, que soy la que invierte el tiempo en escribirlo.

      • Responder
        @Alesandrilla
        19 noviembre, 2014 at 10:40

        Eso es porque la gente se cree que al recibir algo a cambio ya vas a hablar positivamente de ello aunque no te guste. Y no es así. Yo por ejemplo he recibido productos de los que no he hablado, porque no me gustaba o no me ha dado la gana, simplemente. De hecho me mandaron un producto por pura insistencia, en el que yo no estaba nada interesada, y tras recibirlo me volvieron a acosar diciendo que no había publicado nada sobre su producto. Porque algunas marcas se creen que con mandarte algo hala, ya tienen el post asegurado. El quiz de todo esto es que la gente solo ve la punta dle iceberg, es decir, lo que publicas, lo que aceptas. No ve todas las propuestas que recibes, lo que rechazas, lo que no estás dispuesta a aplaudir. Yo siempre he dicho que un post patrocinado es solo eso, patrocinado, pero si está publicado es porque creo en ello, me gusta o estoy de acuerdo, hasta ahora, con necesidad y todo, nunca he aceptado dinero pro escribir sobre algo con lo que no estoy de acuerdo y espero no hacerlo nunca 😉

        • Responder
          Planeando ser padres
          19 noviembre, 2014 at 11:08

          Niña, yo no lo podría haber expresado mejor. Trato de dejar claro que todo lo que aparece en el blog es porque lo he conocido y probado y me ha gustado mucho. Vamos, que lo que no compraría para mi bichilla no lo recomiendo para los demás. Pero como no hago críticas agresivas contra marcas, precisamente porque si algo de lo que me mandan no me gusta prefiero no publicar nada y no hablar de ello, en lugar de tratar de hundir la reputación de nadie, entiendo que pueda parecer que como todo me lo regalan no me queda otra que hablar maravillas de cada cosa que entra por la puerta de casa. Pero no es así. He rechazado propuestas inverosímiles, o de temática muy comprometida porque no le veía encaje en el blog ni yo conocía lo suficiente para opinar sobre el tema. Pero eso no se ve. Eso sólo lo sé yo y el papá de mi bichilla, que se echa las manos a la cabeza cada vez que se entera de que he rechazado una colaboración.

  • Responder
    Diario de una madre ingeniera
    18 noviembre, 2014 at 11:47

    Opino que cada uno debe escribir en su blog lo que le plazca. Es evidente que te enfrentas a críticas, pero depende de ti saberlas llevar o no.
    Como bien dices, has cambiado un poco el estilo de tu blog, pero algunos seguidores se habrán ido y otros nuevos habrán llegado. Lo primordial es ser auténtica y hacer lo que realmente quieres.

    Yo empecé mi blog por desahogo, y desde el principio dije «no voy a obsesionarme con las visitas». Paf! Como no voy a hacerlo si hasta he estudiado métricas??? jajaja! En fin, malo es que te critiquen, pero peor es que te afecte.

    Si quieres profesionalizar tu blog te deseo mucha suerte! De momento llevas un buen ritmo, seguro que lo consigues!

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:29

      Creo que desde hace una semana ¡ya sé sobrellevar las críticas! ¡Bien por mí! El estilo del blog no es que haya cambiado un poco ¡es que ha cambiado mucho! Y dependiendo de la semana y de las propuestas comerciales que tenga, pues unas veces se parece más a lo que era en sus inicios y otras más a lo que me gustaría que llegara a ser. Y las estadísticas suben cada semana, lo que me hace pensar que hay bastante gente a la que le sigue gustando lo que hago (menos mal). Ya sabes que frecuento tu blog a menudo, y así es como empecé yo. Sin embargo, las estadísticas no me han obsesionado nunca, ni antes ni ahora. Yo es que tengo una pachorra para todo… Gracias por los ánimos para que continúe con mi carrera como blogger.

  • Responder
    Gen
    18 noviembre, 2014 at 12:49

    Hola guapa. Yo opino lo mismo que tú. Me parece que a veces, por mucho que parezca otra cosa, hay mucho critiqueo en este mundillo, y demasiada envidia. Yo empecé el blog por puro hobby cuando no tenía trabajo y mucho tiempo libre antes de ser madre. Luego empecé a ver que tenía mucho sobre lo que escribir cuando entre de pleno en la maternidad, y en los últimos meses, que he andado a caballo entre el paro y trabajos de poca duración, me he decidido como tú a dedicarme de forma más profesional al tema.

    No hacemos mal a nadie, pero parece que hay gente que no se da cuenta de que si conseguimos algún pequeño ingreso, el que sale beneficiado es nuestro hijo sobretodo. En el blog se invierte mucho tiempo y mucho esfuerzo, por lo que si lo haces bien y hay marcas que se fijan en ti para poder promocionarse, no veo nada de malo en ello. Es más, me alegro por ti y te seguiré de cerca para poder descubrir cosas nuevas para mi hijo.

    Hay que aprender a manejarse en este mundillo…ya aprenderemos 🙂 Un besote y no te desanimes si recibes críticas… Hasta la mala publicidad es buena publicidad dicen jeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:33

      Mira que yo he tardado casi 2 años en darme cuenta de estos dimes y diretes. No soy amiga de entrar en polémicas, ni en temas de bloggers ni de la vida real, y cuando veía alguna de estas controversias pensaba que yo estaba al margen de todo. Pero un día se te plantan en tu casa (en tu blog) y te dicen bien a las claras el bicho malo que eres por hablar de las marcas que estás conociendo, de los eventos a los que te han invitado y haber dejado de lado las intimidades de tu bichilla. Que no las he abandonado, simplemente las pospongo y las voy publicando con cuentagotas.
      Como dices, si en esta casa entra un carrito gratis, o un lote de gel para bebés, o unos euros por un post, te por seguro que todo lo va a disfrutar la bichilla (excepto alguna cremita para mí que también se ha beneficiado mi cuerpo serrano, no te lo voy a negar).
      Es verdad eso que dicen de que lo importante es que hablen y se acuerden de una aunque sea para al. Creo que ya he empezado a aplicarme este cuento.

  • Responder
    http://saldelapuro.blogspot.com.es
    18 noviembre, 2014 at 13:14

    Hola!!! Mi blog es más bien íntimo y personal, no debo ser muy importante porque no me regalan nada!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Y enhorabuena por las críticas, eso es que ya eres toda una blogger. Yo nunca he recibido ninguna y no modero los comentarios, pero si alguien me dice algo con respeto, lo acepto de buen grado.
    Lo de los post patrocinados y todo eso es complejo, yo precisamente hoy hablo de un producto antiacné que probaron mis hijos, pero soy sincera y digo lo que realmente pienso. Mañana voy a hablar de como le quité el acné a mi hija y voy a decir marcas, pero lo hago por mi cuenta y con cosas que yo he pagado, y antes de tener el blog osea que es una opinión totalmente sincera. Cada uno puede hacer lo que quiera, el caso es respetar a los demás. Un besín.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:38

      ¡Jajaja! Es que en tu nicho temático quizás las marcas no encajen del todo bien con lo que cuentas, pero en los blogs de maternidad hay muchos interesados en dar a conocer sus productos ¡con lo que gasta un mini bichillo de estos! Yo he citado decenas de marcas de forma gratuita antes de que la primera se interesase por aparecer en mi blog. Porque somos humanos en esta casa, y compramos cosas como los demás, y usamos marcas como todo hijo de vecino. Pero ahora tengo la posibilidad de probar muchas, que a veces desconocía por completo, de forma gratuita. ¿Sólo por eso tengo que opinar de forma negativa sobre ellas? Si son productos de una calidad excelente. Si los hubiera pagado de mi bolsillo ¿sí podría alabar todas sus propiedades? Este es el razonamiento que me chirría.
      Aún así, supongamos que yo fuera una mentirosa compulsiva y hubiese vendido mi alma y mi opinión al mejor postor: con no volver a leer mi blog esa persona que se ha sentido tan defraudada ya debería tener suficiente. O eso creo yo.

  • Responder
    Cosetes de Marta
    18 noviembre, 2014 at 13:32

    ahhhh así estamos todas las bloggers, que no somos las punteras, jijiji
    Pero Llegaremos, no desfallezcas que los buenos prodcutos al final llegan y triunfan, y el tuyo en uno de ellos!!!
    Ánimo!!!!!

    Un Besazo
    Te dejo mi nuevo post. Coronas de cumples de Princesas y muchos Cupcakes!!

  • Responder
    diasde48horas
    18 noviembre, 2014 at 15:27

    Yo creo que las críticas las va a haber siempre hagas lo que hagas y publiques lo que publiques… supongo que lo mejor es tratar de ignorarlas y seguir con tu blog igual que siempre… siempre y cuando estés contenta con él, supongo.
    En mi caso creo que estoy en el grupo 1, y creo que no saldré nunca de él, no soy un fenómeno de masas jejeje 😀 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 noviembre, 2014 at 15:41

      ¡Jajaja! Yo tampoco soy un fenómeno de masas (¿cuánta gente hace falta para ser masa? :P). Si estás contenta con lo que haces, con lo que escribes y con tu buena situación en el primer grupo ¡ya no hay nada más de lo que hablar! El problema es estar en el 1 deseando estar en el 4 y odiando a todo el que ha logrado llegar a él. Menos odio y más trabajo, recomendaría yo en estos casos.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    18 noviembre, 2014 at 16:00

    Pues por suerte, creo que no he vetado más de 5 comentarios en casi dos años, y además no eran críticas al blog sino a mi persona, por lo que entiendo que quizás me conocen, es lo que tiene que, desde el primer día, se sepa quién está detrás de un blog y que haya trabajado unos cuantos años en la tele autonómica… pero cuando me han hecho alguna crítica sin insultar, hasta he respondido,jajaja…
    Lo de los blogs es un mundo, ya sabes cuál fue mi motivación inicial, darle utilidad al dichoso master que empecé la misma semana q di a luz a Rafa,jaja… Y como ya sabes, no pretendo vivir de ello pero, por suerte, fue una plataforma para que salieran otras cuestiones como la colaboración en la tv, y creo que a mí me ha dado «imagen de marca», currículum… Sobre las marcas, te confieso que llevo dos meses abrumada con tantas propuestas, intento hacer lo del sorteo, pero no te voy a negar que ahora estoy negociando con un par de empresas para probar sus productos, porque con mis hijos destroyer me arruino!!!! Cada una hace lo que puede aunque mi idea es mantener al 90% mis posts personales…
    Pero vamos, que si alguien puede vivir del blog, adelante!!! eso es porque triunfa lo que hace!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 noviembre, 2014 at 10:55

      Yo vetar, vetar creo que sólo 4, si no me falla la memoria. El resto los he publicado y a esperar a que haya suerte y no todo el mundo comparta ese tipo de opiniones tan desfavorables sobre mi blog. Yo dependiendo de cómo me pille el día, respondo o no, pero a veces la tarea de defenderse de las críticas es agotadora, porque nunca consigues que el otro cambie de opinión, porque ya se le ha instalado un prejuicio cualquiera en la cabeza y no hay forma de que se baje del burro. Yo no veo nada malo en probar cremas, ropa o cacharritos de puericultura con mi bichilla. Me los ahorro, si me gustan opino acerca de ellos y si no, pues procuro no decir nada malo para no hundir el prestigio de nadie. Y si yo con mi bichilla ya estoy deseando que me obsequien con cosas para no tener que comprar tanto ¡tú con esa caterva de niños destructivos no me imagino lo que puede suponer para ti ahorrarte aunque sólo sea un par de zapatos de vez en cuando! Si quieres que siga siendo básicamente un blog personal, está en tu mano el lograrlo. Lo que yo defiendo es que nadie ajeno debería criticar el trabajo que se hace o se deja de hacer en un blog, porque es un instrumento subjetivo y personal.

  • Responder
    mamaenbulgaria
    18 noviembre, 2014 at 16:01

    El mío es a salto de mata, pero en nivel miniwini todavía. De todos modos no aspiro a ser profesional, estoy feliz como estoy 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 noviembre, 2014 at 10:59

      Pues eso es lo mejor de todo. Ya veo que la categoría A salto de mata es la más popular, como suponía.

  • Responder
    La cajita de música
    18 noviembre, 2014 at 17:47

    Lucía, pasando de las críticas de la gente! Mira que mi blog está a años luz del tuyo y aún así, hay gente que dedica tiempo en criticarme… Mira, si quieren criticar, que critiquen!!! A mí Planeando ser padres me gusta mucho, y si alguna vez veo un post patrocinado pienso «mira que bien» y a volar. Si me interesa lo leo y si no, no lo leo! Pero criticarlo me parece lo último: cada uno gestiona su blog como le da la real gana.

    El mío yo creo que es un popurrí que ni yo sé en que categoría le pondría, jaja.

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 noviembre, 2014 at 11:03

      Esa es otra cuestión: la gente parece tener mucho tiempo libre, porque no creo que la implicación de alguien con un blog ajeno llegue a tal punto de que se vea en la necesidad vital de hacerle ver a su autor lo mucho que ha comenzado a desagradarle los cambios que ha visto. Sobre todo ¡si no nos conocemos! Váyase usted a leer a otra parte y seguimos todos felices y con la conciencia tranquila. Tu técnica es la misma que uso yo con los posts patrocinados ajenos. Muchas veces me interesan los productos de los que hablan (y los he comprado yo misma) y me quedo a leer e incluso a opinar sobre mi experiencia. Otras veces no me interesan tanto, porque mi bichilla ya es pequeña o porque son cosas que yo no utilizaría, por lo que entrar para dejar un mal comentario, o lo peor, criticarlo al máximo, para eso me quedo quietecita e invierto mi tiempo en asuntos más alegres.
      Si el tuyo es un popurrí ¡también estarás dentro de los «A salto de mata»!

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    19 noviembre, 2014 at 15:17

    Dadas mis estadísticas y mi tráfico, mi blog es a salto de mata, o mas bien, a salto de matorral!! Y estoy contenta porque es lo que quiero!! Me refiero a que a mí los blogs que me gusta leer y los que sigo son así, un día hablan de un producto que han comprado en una tienda de su barrio y que no conoce ni Rita, otro de lo que les ha pasado con sus retoños en el parque, dos más de productos que han recibido como regalo para probar.. Me gusta la versatilidad de los post para aprender de todo un poco, conocer opiniones de artículos que puede que necesite comprar, y sobre todo, me alegro de que haya bloggers que les vaya bien y las marcas les regalen cosas chulas como a tí, primero, porque a todos nos gusta un regalo más que un caramelo y además porque no siempre van a vivir de gratis las famosas!! Jajajaja. Ya te lo dije por Twitter, quien te crítica es por envidia, así que cuando veas a alguna con la cara verde ya sabes el motivo!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 noviembre, 2014 at 16:02

      ¡Jajaja! Me gusta infinitamente más tu categoría de «A salto de matorral». Yo estoy súper contena con mi situación actual en el blog. Es cierto que los posts personales a veces quedan postergados porque hay semanas en las que los posts acerca de marcas y eventos me la llena enterita. Me he planteado hasta publicar 2 posts diarios: uno más personal y otro patrocinado (ya ves, si yo imaginación y temas tengo para aburrir), pero ¿de dónde saco el tiempo? Porque mi bichilla es una bebé de bajísima demanda pero algo de rato la tengo que vigilar y atender. Por cierto, también lo he comentado ya con mamá en Bulgaria, porque la chica de las críticas resulta que me sigue escribiendo tan pancha, se me apunta a los concurso, y o se está haciendo la loca como si no hubiera dicho nada, o está loca de verdad, o realmente no es consciente de lo profundo que me llegaron sus palabras.

  • Responder
    matronaonline
    19 noviembre, 2014 at 15:56

    Pues a mi me encanta!! jajaja no que me regalen, que sí, me refiero a que me encanta que las marcas se lancen a ofrecer sus productos a las blogueras, porque son usuarias en potencia y si se exponen a ello es porque realmente creen que su producto merece buenas opiniones (de lo contrario, sería algo kamikaze). No comprendo ese afán por criticar, si a alguien le gusta el critiqueo, que vea un rato el Sálvame, pero criticar a los blogs por lo que hacen con las marcas… oye, a quien no le guste, que no lea!
    Personalmente suelo rechazar el 95% de las ofertas que me llegan al mail, pero porque mi blog es diferente, no cuento tanto experiencias mías como información objetiva. A día de hoy, de lo que he hablado es porque lo conozco y me gusta, no porque me hayan pagado por ello. Y no porque me parezca mal, sino porque no se ha dado la situación de ofrecerme algo de mi gusto y… para hablar mal de un producto, pues mejor no hablo, tampoco quiero perjudicar a nadie, que todos intentamos lo mismo, dar un buen servicio para ganarnos la vida!
    Banners? bienvenidos sean! a un blog se le dedican muchas horas al día en ocasiones, por qué no obtener una recompensa por ello? 😉 sigue así y… crece mucho como blogger!!!

  • Responder
    Marta
    21 noviembre, 2014 at 10:09

    Sí, salvo la gente que ya ha experimentado previamente, todos, o casi todos, empezamos como algo íntimo y personal. Vamos haciendo mejoras a medida que aprendemos y conocemos, y nos centramos más en determinados aspectos a contar.

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 noviembre, 2014 at 11:27

      Eso creo yo, que en esto de la maternidad pocos empezamos con una idea bien definida de lo que queremos hacer. Y poco a poco se nos van presentando oportunidades o vemos que los lectores reclaman ciertos contenidos, que hacen que nos centremos en un rumbo concreto.

  • Responder
    Una sonrisa para mamá
    22 noviembre, 2014 at 15:21

    A mi me encanta tu blog!! y me ayuda mucho esta sección. Te entiendo perfectamente y tienes toda la razón si además de hacer algo que te gusta te invitan a eventos o te mandan alguna cosa para probar, genial ¡a nadie le amarga un dulce!! sigue así que a mi me encanta!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 noviembre, 2014 at 11:30

      ¡Muchas gracias por tu comentario! Es difícil sacar tiempo para preparar contenidos del blog a diario y como tú dices, cualquier pequeña compensación se agradece enormemente.

  • Responder
    Esther
    24 noviembre, 2014 at 13:38

    Los blogs que sigo con mayor frecuencia no suelen ser profesionales (o no todos), el problema que veo con alguno de ellos es que jamás se encuentra una crítica negativa a algo que les hayan regalado, y cuando son muchos los post patrocinados eso resulta sencillamente increíble.

    • Responder
      Planeando ser padres
      24 noviembre, 2014 at 16:31

      Eso puede ser porque no publiquen opiniones sobre algo que hayan probado y que no les haya convencido. Eso es lo que he decidido hacer yo. No me apasiona lo de arremeter contra la mayoría de las marcas (de momento creo que sólo lo he hecho una vez y porque estaba verdaderamente hartita concierto tema). Si algo me disgusta prefiero no darle cabida en el blog, porque a otras personas puede irles bien y tener una opinión radicalmente diferente. Pero soy consciente de que al actuar así puede dar la impresión de que siempre tengo algo positivo que decir sobre las marcas que me patrocinan.

  • Responder
    Esther Happy Kid Time
    10 mayo, 2015 at 10:34

    Me ha encantado, y eso que es un post antiguo, pero sigue de actualidad, son los temas que oigo continuamente. Que la publicidad es mala para el blog, que se pierde credibilidad, que si, que no. Cada uno sabe lo que busca, y lo que quiere conseguir con su blog. Sobre las criticas, lo importante es que hablen de uno. Un saludo

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 mayo, 2015 at 11:31

      ¡Jajaja! Yo siempre había pensado eso sobre las críticas, pero hay algunas veladas y con muy mala idea, hechas con muy poca valentía y desde el anonimato que otorgan las redes sociales e internet que a veces te hacen replantearte si esto del blogging te sale a cuenta para tener que lidiar con tanto disgusto. Cada uno puede tener el blog que le guste, o al menos intentarlo. Pero hay ciertos sectores en los que surgen envidias, dimes y diretes… en fin ¡qué te voy a contar!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.