Crianza

Cosas que mi bichilla NO hace con 1 año

Mi bichilla no hace mucas cosas ¡es un bebé!

Mi bichilla no hace muchas cosas ¡está en ello!

Como a todas las mamás, a mí me gusta muchísimo presumir de lo bonita, lo grande y lo lista que es mi bichilla. Pero me repatea la gente que cree ver en ella una superdotada, y también detesto a quienes me la critican y acusan de ir por detrás de la media. Vamos, que como en tantos otros temas, la lactancia me subleva la mala leche que yo ya traía de serie. La gente se podría meter más en sus cositas y menos en las nuestras. Yo creo que mi bichilla es una niña normal, sí, de cuerpecito grande según los percentiles, pero en el resto de avances psicomotrices y de aprendizaje hay cosas que supongo que hace de una forma quizás algo avanzada para su edad y otras que aún no ha logrado hacer, y que otros churumbeles ajenos ya tienen dominadas. A mí no me quita el sueño nada, ni siquiera el que la niña aún no sepa parafrasear El Quijote ¡con un año! ¡Menudo atraso intelectual que lleva! Por eso, en lugar de hacer las típicas listas que veo en los blogs de otras mamás, de las cosas que sus bichillos han logrado controlar con un año, yo he decidido nadar contracorriente y enumerar las que mi bichilla no hace. Pero oye, que no me preocupa lo más mínimo y aquí seguimos criando igual de felices. Y otra cosa: que tampoco me creo que haya niños de un año que sí tengan controladas a la perfección algunas de las habilidades que voy a enumerar a continuación. Y no porque no crea que existen niños así de diestros, sino más bien porque no me fío del orgullo exacerbado de algunos padres. A saber.

1. Mi bichilla no camina. Está en ello, y cada día que pasa se ve algo más suelta, hasta el punto de que ya podemos llevarla cogida sólo de una mano y ella se lanza a recorrer el mundo casi creyendo que va sola. Pero lo que se dice andar de verdad no lo hace. Y además, coloca los pies con unos cruces que ni las top models en las pasarelas. Así es más fácil que tropiece que no que avance. Y sé que hay bebés que caminan desde los 9 meses (y padres que jurarán que los suyos lo hacían desde los 3) pero como se supone que entre el año y el año y medio la mayoría se sueltan con este noble arte de andar, yo vivo tranquila porque con el gateo aún puedo tenerla mejor vigilada. En cuanto corretee sola ya no habrá paz en esta casa.

2. Mi bichilla no habla. Hay padres que sostienen que sus churumbeles antes del año ya dominaban la retórica que ríete tú de Antonio Gala y sus florituras verbales. Mi bichilla empezó a los 6 meses a decir no-no-no-no, que en su boca casi siempre suena como na-na-na-na, y además ahora lo acompaña del gesto de negación con la mano, a veces incluso sacando un dedito para zanjar cualquier cuestión con su negativa. Si está tranquila y contenta, puedo hacer que repita ma-ma-ma-ma y hasta pa-pa-pa-pa pero juraría que me imita como un papagayo y que en realidad no sabe lo que quiere decir. A veces me hace mezclas y al papá lo llama ma-pa. El agua, invariablemente siempre será na-ta (ya temo por el riesgo de obesidad de esta niña con semejante vocabulario). Y ya no dice nada más. No te creas, que como mamá primeriza orgullosa este lenguaje ya me parece mucho, por eso cuando alguien me dice que mi bichilla siempre repite lo mismo, cuando el suyo no abre la boca para decir ni pío, pues me encabrono de mala manera. Aunque lo disimulo diplomáticamente.

3. Mi bichilla no se ha destetado. Ya sé que a nuestras madres y demás mujeres de la generación anterior, aficionadas a la crianza con biberón, el hecho de que un bebé de un año te meta la mano en el sujetador, te palpe el entreteto como si buscase un tesoro y te sopese las tetas como si catara melones, debe parecerles una aberración de la naturaleza, y de mi forma de criar. Pero a día de hoy, mi bichilla sigue siendo un bebé lactante ¡y mucho! Nada de una toma por la mañana y otra para dormir. No. Aquí mi churumbelita hace unas 5 tomas durante el día y entre 2-4 por las noches. Por este motivo, yo el destete lo veo lejano. Lo que llevo peor es que alguien que da el biberón, y que tiene visos de seguir dándolo hasta que su hijo se plante en primaria, me diga que el atraso es seguir dando el pecho a estas alturas. No creo yo que un año de teta sea mayor retardo que un año de biberón. Al menos será lo mismo. Entonces es cuando me recomiendan que deje la teta para pasarme al biberón y a los famosos cereales ¡acabáramos! Pues vaya solución me dan.

4. Mi bichilla no lo come todo sólido. A pesar de que su papá insista en que con un año la alimentación complementaria en esta casa tiene ese nombre porque se lo he puesto yo, pero cree a pies juntillas que lo complementario en la dieta de mi bichilla es la teta, por la cantidad de comida que ingiere además de esto, lo cierto es que mi bichilla aún toma mucha leche materna y la introducción de los sólidos no es completa. Primero porque a mediodía y en la merienda sigue comiendo triturados, mientras que en el desayuno y la cena sí come comida de la nuestra, en trozos. Sé que hay niños de quienes sus papás dicen que con un año ya han devorado vacas enteras a dentelladas. La mía pone mucha intención, pero de momento le faltan dientes y habilidades para lograrlo.

Me quedan más cosas que mi bichilla no ha logrado hacer con un año. ¿Los vuestros las hacían con esta edad? No os preocupéis, que si alguno de vuestros churumbeles fue más adelantado que la mía en estos terrenos no os acusaré de exagerados ni mentirosos. Y con un año me refiero a 12 meses justitos. No a entre 1 y 2 años, porque todos sabemos que a estas edades en unos pocos de días hacen avances tremendos.

Esto te puede interesar

80 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    19 diciembre, 2014 at 07:35

    Pero cómo? No se sabe El Quijote? Mal camino lleva…. Por favor!!!

    Sé perfectamente de lo que hablas, hay gente tonta por el mundo que sólo sabe sacar pegas a los hijos de los demás, será para consolarse de que el suyo no hace nada, digo yo….

    Mientras tengan un desarrollo normal que anden antes o después es cuestión de unos meses que no les va a afectar en nada en el futuro

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:07

      En estos días le ha dado por caminar en el salón de casa, pero cuando sale de ahí parece que perdiera la confianza y sigue gateando. Prisas aquí no tenemos ninguna (con lo tranquila que vivo yo teniendo esto del gateo bajo control), pero a la gente es que le encanta predecir cosas y lo de comparar ¡bueno, bueno! Eso ya es el sumum de la felicidad.

  • Responder
    Paula
    19 diciembre, 2014 at 07:45

    Mi bichilla tampoco hacia nada de esas cosas con un año, es mas caminó rozando los 17 meses y no veas ahora, no hay quien la pare! Cada niño tiene su propio ritmo y ese tipo de gente aun no lo sabe! Muy bueno el articulo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:09

      La pediatra la revisó a los 12 meses, la puso en el suelo y vio que daba 3 pasos inestables hacia su papá y con eso tuvo más que de sobras. Ahora camina mucho más, pero no se puede decir que sea independiente del todo (tiene 13 meses). Yo prisas no tengo ninguna, pero el resto de la humanidad anda deseosa de verla volar (ya mismo me preguntarán si no va retrasada con la aparición de las alas).

  • Responder
    Mama Blogger
    19 diciembre, 2014 at 08:26

    Eso de que todavía no ande es absolutamente normal!!! Mi hija mayor no empezó a dar sus primeros pasos hasta los 15 meses!!! Y la peque se soltó a los 14 meses. Eso si hablar lo que se dice hablar… Es que ella no calla, jajajaja!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:10

      A mí me tiene la cabeza loca con ese balbuceo sin sentido. A veces dice palabras que se entienden pero creo que no las asocia con su significado. Las dice por decir y ya está. Pero aún así las señoras ya me dicen que tengo en casa a una discípula de Einstein poco menos.

  • Responder
    Ser Papis en Tiempos Revueltos
    19 diciembre, 2014 at 08:50

    Gran post! Hoy en día parece que hay algunos padres que tratan el tema del desarrollo y las habilidades que van adquiriendo los pequeños como si de una competición se tratara. Y así no se puede. Cada bebé tiene un ritmo de desarrollo diferente, y ya bastante tenemos con las salvajadas que se hacen en el sistema educativo no respetando esos ritmos, como para que en el seno de la familia también empecemos a forzar la máquina.

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:13

      Es que desde que empezamos a competir por el tema del peso y la altura en el nacimiento, los percentiles y ya el desarrollo de estas primeras habilidades ¡es un no parar! Qué estrés por favor, con la pachorra que yo tengo para todo, que no corro así se me esté escapando el tren delante de las narices. Demasiados progresos me parecen ya los que hace la bichilla (me gustaría que hubiera seguido siendo más bebé durante más tiempo. Egoísta que es una). Vamos, que a mí estas competiciones no me quitan el sueño, pero es que hay gente que parece que las entabla con el único fin de molestar.

  • Responder
    MamaUniversitaria
    19 diciembre, 2014 at 09:28

    Yo siempre que me dicen cosas como “no hable el niño todavia?” yo respondo que le dije que para decir tonterias mejor que se quedara callado! y quedate tranquila que hay gente para todo! mi peque porque el ha querido, ha comenzado a andar a los 11 meses, aclaro que nunca le hemos dado la mano ni nada, buen… como hay gente para todo en el camino del señor he tenido que escuchar cosas como que eso no estaba bien y seguro se hacia daño en las piernas de tanto que lo forzamos nosotros. Mi marido les contesto que era asi, en casa lo apuntabamos con un arma y le deciamos que debia andar si o si!… La gente habla porque tiene boca! Que si, que seguro sus hijos son pequeños genios y son lo mas en todo! Por lo pronto mi niño esta en la media en todo! excepto para mi! pero eso solo lo comparto con su padre y los abuelos! Para el resto de los mortales intento no decirlo porque una parte de mi sabe que no soy objetiva! besos! 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:16

      Yo con tener una niña medio normal y corriente ya ando feliz. De tamaño se me ha desproporcionado un poco, pero como dices, nunca la hemos puesto a hacer intentos para que camine. Es ella sola la que de un día para otro ha empezado a soltarse de los muebles y a entusiasmarse con sus progresos en vertical. Así lleva casi un mes, y cada vez da más pasos seguidos pero no te puedes fiar de que ande, porque a veces se tira al suelo al segundo paso y otras a la que hace 20. Por ella no sufro, que es de goma y está más que acostumbrada a las caídas, pero sí por la ropa ¡que me la pone para lavar en dos minutos!

  • Responder
    Patricia Vera
    19 diciembre, 2014 at 09:56

    Pues el mío, que ahora tiene dos, era igual. Caminó a los 13 meses y creo que con el año decía teta, mamá y papá, y creo que eso ya es mucho. A mí no me gusta decir lo que no hacen porque ¿en qué hay que basarse? Es cierto que hay una lista de ítems que más o menos tienen que cumplir pero es tan orientativa que yo solo menciono lo que no hace si es algo que realmente me llama la atención respecto a otros.

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:18

      ¡Jajaja! Yo he leído cantidad de tus posts sobre el desarrollo de tu bichillo (y así comparo, aunque no debería hacerlo). Pero me pareció original enumerar la de cosas que la gente (no la pediatra ni los expertos, sino las marujas de a pie) espera que haga un bebé de un año. Yo me levanto cada día deseando ver que ya me barre y friega toda la casa sin caerse al suelo y me gestiona los pagos del banco. Pero ¿qué quieres que te diga? Mi bichilla, con 13 meses, eso aún no lo hace. Pero los hijos de otros sí ¡esa suerte tendrán!

  • Responder
    Cosetes de Marta
    19 diciembre, 2014 at 10:27

    Pues mira no te estreses porque cada nene es un mundo.
    MI sobri tiene 18 meses y acaba de soltarse ahora.
    Come sólidos pero también papillas y teta de su mami
    No habla sólo dice Hola, mama, papa i nonam que creemos que es Donam, jajjaja pero con mucha imaginación.

    Pero es tan gracioso, jiji, hace todos los ruidos de los animales si se los preguntas y esta llenos de chichones de tantos golpes que se pega por ir corriendo, jajajaja

    Tenemos niños normales y felices!

    Un Besazo
    Te dejo mi nuevo post. Calcetines de Navidad para llenar de emociones

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:19

      Hija es que no sabes lo que se aprecia la normalidad en un mundo en el que los hijo de los demás parecen ser superdotados en todo. Eso que dices es la clave: son niños normales y felices y el resto de cosas ya llegaran antes o después.

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    19 diciembre, 2014 at 10:49

    Todos acaban haciendo lo mismo, pero.yo paso de enseñarle.el.quijote!! Jaja
    Por aquí andar fue.lento lento, al año ni de cerca, me ha encantado la frase de las madres q les darán bibe hasta primaria, sigue con la lactancia hasta que queráis claro que si!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:22

      Al cumplir un año me hizo la bichilla un amago de destete que ya contaré próximamente, en el que la que casi se muere del disgusto fui yo. Luego se reenganchó y aquí seguimos felices, con teta y sin biberones. Con 13 meses me camina todo el salón de arriba a abajo pero cuando le cambiamos el escenario se corta más. Estoy por llevarme el ordenador a un dormitorio, a ver si así sigue sólo gateando…

      • Responder
        Lydia - Padres en Pañales
        19 diciembre, 2014 at 16:18

        Jajajajja cuando andan la espalda no descansa, y además son mas.peligrosas, yo cambiaría el pc!!!! Los.primeros dias de destete yo eataba apenadisima, y aun me da pena que ya no haya lactancia snif

        • Responder
          Planeando ser padres
          21 diciembre, 2014 at 11:22

          Bueno, es que encima ahora le ha dado por venir a desenchufarme el cable del ordenador. Ando todo el día con el autoguardado, porque como me despiste me quita el cable y me hace perder todo lo escrito. Yo me debato entre querer que se destete ya ella sola y que esto dure para siempre ¡depende de como me levante!

  • Responder
    sradiaz
    19 diciembre, 2014 at 11:13

    Buen punto de vista. Serán cosas que no hace, pero me encanta tu postura de no dejarte influir. Cada niño es un mundo… Nosotras vamos despacio en el sistema motriz, habla cuando quiere, que es poco lo que necesita y tengo la presión de cuñados y médicos… Pero a nuestro ritmo. Lo peor cuando digo que nos mandan a rehab es que me recomiendan fisioterapia… Pero yo no la veo tan torpe y necesitada. Soy menos valiente que tú y no les mando lejos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:24

      A tomar viento a plena Siberia, que se está bien fresquito, te los mandaba yo. Oye, es que son ganas de atemorizar y preocupar a los primerizos sin motivo. Pero en que Srta. Díaz es muy bebé ¿qué quieren que haga? ¿Que baile ya el chotis en las fiestas del pueblo a la perfección? Venga hombre, es que si con un año ya lo tuvieran todo a aprendido ¿qué iban a seguir haciendo el resto de la vida?

  • Responder
    mamaenbulgaria
    19 diciembre, 2014 at 11:15

    ¡Jaja entreteto! Creo que esta palabra la aprendí de ti hace meses y aún me hace mucha gracia!
    Mi enano camina desde los 9 meses pero en cambio con casi 2 años no dice ni pío; ya se sabe que cada niño tiene su ritmo. Y la lactancia.. bueno a veces me pone en situaciones incómodas si se pone a hurgarme la ropa buscando un chupito, pero a estas alturas ya no me agobio tanto como antes. A una señora le dije una vez eso de que le daré “hasta que me pinche con la barba” jiji, la cara que puso valió la pena..

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:28

      Tengo que llamar a la RAE para que me incluyan el entreteto en el diccionario y me denla patente,no mela vayan a pisar. ¡Jajaja! Yo espero que a mi bichilla no le salga barba (sólo me faltaría tener que dilapidar los ahorros en depilaciones láser), pero tu respuesta estuvo muy bien. Reconozco que además es que yo soy de preocuparme poco (o nada) por estas cosas. Hasta que el pediatra no me diga que aquí hay algo raro yo sigo criando tan feliz en mi línea. Y aunque me lo dijera… ya veríamos, que sabes que hay mucho pediatra de manual,con ideas rarunas y anticuadas que a saber si no ven problemas donde no los hay. Vaya par que estamos criando, el que no habla y la que no camina ¿los juntamos a ver qué especie nueva crean? 😛

  • Responder
    La agenda de mamá
    19 diciembre, 2014 at 11:20

    ajjajaa. como me suena! Miss L cumple el día 24 año y medio y tengo preparado un review de los últimos seis meses. Hace todo lo que se supone que debe hacer y algunas cosillas más, pero muchas las ha aprendido “tarde” para muchos. Lo que muchos olvidan es que cada niño tiene su propio ritmo y no está bien dar consejos no pedidos. Lo de la lactancia, paciencia. Tenías que ver cómo me miraron el otro día en un vagón de metro!!
    Un besote

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:30

      Ya me imagino lo de la teta en el metro, Yo voy poco en tren, pero as veces que e ha tocado dar el pecho es un revuelo. Como la bichilla es pequeña en edad pero grande en percentil, creo que a gente se piensa que tengo a una niña de preescolar enganchada en la teta. Y aunque así fuera ¿la teta y la niña no son mías? Pues eso. Y encima, ahora que hace esa cosa tan graciosa de meterme las manos en el entreteto y ponerse a hurgar, a ver si consigue sacra una a la calle para darle un chupetón ¡jajaja! Yo es que me parto con las caras de la gente.

  • Responder
    Piezecitos
    19 diciembre, 2014 at 11:28

    Madre mia…. aun no ha subido el everest? Mal vamos eh!! jajajajaja
    Deja lo que te diga la gente…cada bebe tiene sus tiempos! Y es que no todos pueden crecer igual cuando son diferentes no?
    En el momento que menos te lo esperes te sorprenderá…seguro que ella se está preparando para dar el salto!!
    besos

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:32

      No, si la que no está preparada para que la bichilla camine soy yo ¡que me va a quitar la poca tranquilidad que me queda! Yo paso muchísimo de los comentarios, pero pienso en otras mamás menos seguras y me pongo de mala leche al pensar en lo mal que se lo harán pasar con estas tontadas.

      • Responder
        Piezecitos
        22 diciembre, 2014 at 11:33

        Pues si… Yo por suerte al igual que tu paso bastante de los comentarios, pero reconozco que para algunas otras mamas puede ser algo complicado y les puede llegar a afectar metiendo así inseguridades y prisas a su hijo… en fin…cuando aprenderemos todos en NO METERNOS EN LA EDUCACION Y CRECIMIENTO DE HIJOS DE AJENOS???

        • Responder
          Planeando ser padres
          30 diciembre, 2014 at 12:44

          Es que yo soy muy pasota y tengo las ideas muy claritas respecto a todo (o casi), pero entiendo que hay personas que dudan más (el papá de mi bichilla, sin ir más lejos) y que este tipo de comparaciones y comentarios malintencionados pueden hacerles mella y preocuparlas de verdad, sin motivo.

  • Responder
    Ana
    19 diciembre, 2014 at 11:47

    Pues a li me parece que tu bichilla está en su punto normal de desarroyo, tengo una sobrina que le quedan 15 dias para hacer el año y mas o menos hace lo mismo, algo parecido a mamá, algo parecido a papá… Algo como a a a a a para pedir o señalar algo, y un aaaaaaaay que me derrite con ojitos de corderito cuando ve a mi ratoncito de tres meses y lo acaricia!! (Que gracia me hace) y lo que dices tu, que parece que cualquier dia vaya a arrancar a andar (pero aun necesitas dos manos de apoyo) y teta no toma porque los 5 meses ya no hubo forma que por mi prima aun estaria en ello… Y el mio espero darle muuuucho tiempo!!! En fin, la gente es un poco desquiciante orque de los demás lo saben todo… Pero luego en sus casas querria yo saber!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:36

      Eso me gustaría a mí:fisgar por un agujerito en las casas ajenas para ver si las señoras que dicen que sus nietos ya se saben de memoria 2 tomos de la Enciclopedia Británica antes de cumplir el año, luego resulta que en casa ven a Pocoyó como cualquiera y no leen tan fluidamente… Con lo que hace mi bichilla ya andamos satisfechos. Es más, no me imaginaba que sabría hacer tantas cosas en tan poco tiempo, porque si en solo un año ya estamos así ¡esta se me independiza con 15! ¿Ves? Si exagerar acerca de las bondades de nuestros churumbeles es muy fácil, aunque luego no nos crea nadie.

  • Responder
    Esther
    19 diciembre, 2014 at 12:02

    A veces la gente se lo toma como una competicón!
    M tampoco hacía la mayoria de esas cosas con 12 meses. Andar solito sobre los 13 meses,decir papa, mama, curiosamente también mapa y una especie de hola lo dice desde los 14-15 meses. Los biberones y cereales fue mas o menos sobre el año cuando los dejó. El tema de la comida depende del día pero con esa edad la mayoría eran purés.
    Lo que si que es verdad es que a partir de los 12 meses cambian y evolucionan mucho.
    Cada niño es un mundo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:42

      ¡Mira! ¿Qué tú tampoco tienes un fenómeno de a naturaleza en casa? ¡Qué cosas! Es que yo no sé que espera la gente que haga un niño de un año. Mi sobrina se ponía de pie con 9 meses y con 12 corría que se las pelaba y nunca la he visto caerse.Mi bichilla empezó a ponerse de pie un poco antes de cumplir un año y ahora anda lo que quiere por casa, pero fuera de ella no le da por ahí. Eso sí, esta quiere ir suelta y que nadie le dé la mano. Entre lo que amortigua el pañal y las carnes propias aún no se ha caído ninguna vez como para hacerse daño. El vocabulario ¡eso sí que es un no parar! Que hoy hemos ido al banco y a la chica no ha parado de decirle Hola,hola, hola durante toda la visita. Y luego se ha empeñado en que un dibujo de un folleto era su padre. y no ha parado con el pa-pa-pa-pa. Con la comida ¡vamos para atrás! Sigue siendo muy zampona pero las verduras no las quiere ni ver (¡ay, esa genética mía se le esta revelando!),por lo que los purés creo que le durarán mucho todavía.

  • Responder
    Marigem
    19 diciembre, 2014 at 12:02

    Ayyyy la gente.
    Cada niño es un mundo. Los míos con 12 meses no andaban y oí todo tipo de sabios consejos que, pos supuesto, ignoré.
    La niña con 1 año comía fenomenal, y por supuesto siempre había quien me decía que tenía que estar solo con leche.
    El niño con un año era una pesadilla para comer(era y es) y recibía toda suerte de consejos porque parece ser que todo lo hacía mal.
    El tema lenguaje fue mejor porque la mayor con 12 meses decía muchas palabras y el peque, con 12 meses decía frases como ;eto gusta(gusanitos, es lo malo de tener hermanos mayores, que cosas que a ellos les evitabas a los peques cuesta más), eto no gusta(puré, cerne, pescado, fruta…comida), quiero parque, teno sed, quero jugar a …(y decía el juego) pero el tema lenguaje tiene que ver con el hecho de tener una hermana 13 meses mayor.
    Y con los años las críticas serán porque tu colegio no es el mejor, tu pediatra tampoco, si aprueban y estudian es que no son niños y no los dejas divertirse, si no estudian muy bien es porque no estás pendiente, si hacen extraescolares es porque quieres librarte de ellos, sino las hacen es porque eres una dejada… suma y sigue.
    Conclusión; haz lo que creas mejor y cada niño tiene su ritmo, un sobri mío no decía ni mu, hasta los 24 meses ni habló y de pronto empezó a hablar y en nada hablaba normal, y hoy es uno más. No hay que apurar ni precipitar, hay que disfrutar y que los que tienen tantos consejos que se miren el ombligo. Yo con hijos mayores voy viendo resultados y a veces la tentación de decir,¿qué quien lo ha hecho mejor? me ronda,pero me contengo, jejje.
    Besos y menudo rollo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:47

      ¡Frases con 12 meses! Eso es lo que le faltaría ya a mi bichilla para volverme loca del todo. Si es con sílabas y palabras sueltas y ya no calla ni debajo del agua, si encima se me envalentonase con las frases yo creo que hablaría hasta en sueño (algo que por cierto ya ha hecho alguna vez). Lo del colegio ya lo veo venir, y con el centro de salud también se meten. Yo no soy de meterme en las casas y cuestiones ajenas (tengo opiniones para todo, pero muchas melas guardo para mí o las comparto sólo con la gente cercana para no ofender), por eso me sienta tan mal que otros vengan a opinar sobre mis asuntos. No me extraña que te den ganas de ponerte a lardear de los logros de tus hijos. Cuando mi bichilla gobierne el mundo, ya volveré en plan villana a ver qué ha sido de esos maravillosos niños superdotados de un año de los demás 😛

      • Responder
        Marigem
        19 diciembre, 2014 at 16:11

        Jajajaja. Las frases estoy segura de que era por el hecho de tener siempre con el a la hermana que hablaba más o menos su mismo idioma y espabilan antes, pero yo nunca le he dado importancia, lo principal es que crezcan sanos, y que tú hagas lo que consideres mejor a lo largo de su vida. Yo jamás opino de nadie y no entiendo porqué otros lo hacen, es que no me cabe en la cabeza. Besis.

        • Responder
          Planeando ser padres
          21 diciembre, 2014 at 11:20

          Por eso mucha gente cree que cuando los niños van a la guardería, este es uno de los beneficios principales: se relacionan con otros bichillos semejantes, que hablan ese dialecto incomprensible y se sueltan más con el lenguaje. Yo a mi bichilla le hablo todo lo que puedo (no pensando que se me vaya a convertir en una eminencia, sino porque antes de tenerla ya hablaba con mi aspiradora Macarena y con el bonsái. Pero a la gente le gusta tanto opinar…

  • Responder
    Madreyautonoma
    19 diciembre, 2014 at 12:19

    uyuyuy pues creo que tu lista se ha quedado corta…¿o acaso tu bichilla ya hace punto, multiplica con decimales y hace el pino? Me apuesto una mano a que no, jajaja. Ahora en serio, la verdad es que la gente es muy de hablar y de comparar. Estas navidades nos vamos al pueblo de J, donde vamos a ver a un prima que tiene un niño un mes menor que M. Ya verás tú la que nos espera (teta, dormir seguido toda la noche, comer, etc). Un completo, vamos

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:49

      La semana que viene seguiré con la lista,pero ¡punto no hace porque no tenemos agujas en casa! Menos mal que te vas al pueblo preparada para lo que te espera. Mira, a mí un comentario no me molesta y oye, hasta puede ser un tema de conversación resultón si no tenemos nada más de lo que hablar. Pero como hay gente a la que jamás vas a poder hacerle entender otro punto de vista que no sea el suyo, y la batalla ya está perdida de antemano, prefiero hablar de otras cosas.

  • Responder
    Paula (Sin Chupete)
    19 diciembre, 2014 at 12:35

    Pues tu bichilla y mi churumbel van bastante a la par y todas esas cosas que no hace la tuya, tampoco las hace el mío (bueno, esta semana se ha arrancado a dar unos pasitos tímidos él solo, pero aún es muy incipiente). Lo único lo de la vaca, que eso sí, cuando le da (que no es siempre), se puede comer un mamut con pelo y todo a dentelladas… Y otras veces se las pasa dándole unos mordisquitos del pitiminí a un champiñón.
    Y la gente, pues qué te voy a decir, que son pesados, pesados. Yo sí he notado un cambio drástico en las reacciones que despierta el “entete” de mi pichón desde aproximadamente el año y la verdad es que flipo.
    Un besazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:53

      Desde que escribí el post, la bichilla ha ido soltándose y ya atraviesa el salón caminando,Pero cuando quiere se tira de rodillas y a gatear ¡que le cunde más! A mí con 9 meses ya me decía hasta mi madre que esta niña estaba muy grande para tanta teta (y físicamente lo está, porque es de percentil alto. A lo mejor precisamente a causa de tanta teta). Yo soy poco romántica e ideas de crianza no tengo ninguna fija, pero si ella no se quiere destetar, no seré yo quien la obligue (por lo menos eso es lo que pienso hoy, ya veremos mañana). A parte de que sean pesados, lo que no entiendo es como no se planteen siquiera de vez en cuando, que con esos comentarios pueden molestar a los demás.

  • Responder
    Clauminera
    19 diciembre, 2014 at 13:39

    Me estas diciendo que tu bichilla con un año aún no resuelve ecuaciones diferenciales, transformadas o polinomios de Newton? Mi hijo lo hace ese los 9 meses

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:55

      Pues no hija, no. Y eso que tiene un papá ingeniero (porque si es por mí, eso no lo resuelvo yo ni ahora). Oye, ya sabemos que tu bichillo será de ciencias ¡hala, eso que adelantáis para cuando deba escoger alternativas en el instituto! 😛

  • Responder
    Sandra_Uky
    19 diciembre, 2014 at 14:53

    Bueno, es que la gente no tiene vida propia? Porque les parece que esta bien meterse en lo ajeno? No lo entiendo. Tú sigue a lo tuyo que muy bien que lo haces. Cada niño es, literalmente, un mundo. Por ejemplo mi sobri con tres meses ya tenia dientes. Que le pegaba cada bocado a la mami que no veas. La mía hasta los 10 más menos no le salió el primero. Otro ejemplo mi otra sobri y mi niña han empezado pronto a caminar, para lo que es la normalidad, y mi sobri, el de los dientes, empezó a caminar con el añete un poco pasado. Y tan ricamente esta ahora. Es vamos a ver cada bebé tiene su proceso. Y ni va mejor ni peor. Aunque si te soy sincera me alegro que mi niña le salieran algo más tarde los dientes. Por el tema de la lactancia. Aunque aún seguimos y no hay problema. Bueno algunas veces pega un bocadito que para que. Jejeje. Yo por suerte o por desgracia solo le puedo dar por la mañana y por la noche… El trabajo

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 16:01

      Yo creo que va a ser verdad eso de la cantidad de paro que hay en España, porque con la de tiempo libre que tiene la gente de mi entorno no encuentran otro entretenimiento alejado de las comparaciones entre bebés. Yo hubiera pagado por retrasar la salida de los dientes de mi bichilla (y tampoco fue una adelantada, porque le salieron con 7 mese) y haberme ahorrado esos primeros mordiscos en la teta que dolieron tanto. Yo que tengo la oportunidad de darle el pecho cuando quiera, no estoy por la labor de destetarla sin más motivos de peso. Como dices, cuántas mamás quisieran seguir dando más tomas y por otras cuestiones no logran compatibilizarlo.

  • Responder
    Anónimo
    19 diciembre, 2014 at 15:53

    y cuando hay bebes de la misma edad en la familia ya ni te cuento! mi prima tiene uno 3 semanas mas pequeño que el mio, pues con 7-8 meses no paraba de contarme tooodo lo que hacia el niño, que yo ni lo vi, y que el mio ni por asomo xD pero bueno yo le daba envidia pq el mio duerme la noche entera desde los 6 meses y eso si es verdad ^^
    por cierto este empezo a comer trozos después del año, pq le salieron muy tarde los dientes y con lo bruto que es se lo tragaba todo entero!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 16:12

      ¡Ay amiga! En esas andamos. Que cuando hay gente que presume de lo que sus churumbelitos hacen y el tuyo no, pero tú con tus ojos nunca has visto al bichillo acometiendo semejantes proezas para su edad, llámame malpensada pero ¿no te da por rumiar que te mienten o al menos que te están exagerando esas habilidades? Mi bichilla lleva ahora mejor lo de comer en trozos que lo de dormir a noche del tirón, pero que no cunda el pánico ¡ya lo superaremos!

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    19 diciembre, 2014 at 16:00

    Uy esta niña, mal camino lleva… xD ¡Cada peque tiene sus tiempos! Y seguro que la tuya hace cosas que la nuestra no hacía con un año y viceversa. Nosotros, por ejemplo, tenemos una pareja de amigos con una peque dos semanas mayor que Mara. Al cumplir el año, ella no andaba, pero repetía muchas palabras que le decían sus padres. Nosotros flipábamos. Mara al año hablaba cero, pero sin embargo andaba desde los 10 meses. En fin, que cada peque es una historia. Y mejor que sea así, que si no sería muy aburrido 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 16:15

      La bichilla va camino de ser la niña de vuestro amigos: una lengua de trapo que no calla y una movilidad más escasa. Bueno, aunque con 13 meses que cumplió hace 2 días, ya se hace sus sprints por el salón, a lo loco y hasta esquivándonos para que no la paremos antes de llegar a su objetivo (que nunca es bueno). Eso sí, el territorio delimitado para las carreras es el salón y fuera de él parece que se vuelve más chochona (término muy científico, por cierto).

  • Responder
    Sonia (la mamá de Álvaro)
    19 diciembre, 2014 at 17:02

    Pues Alvaro con dos años y medio no sabe los números. Y mi suegra tiene una preocupación… Me tiene frita con los dichosos números!
    Cada niño es un mundo y tiene unos ritmos diferentes. Además, son tonterías… Al final todos aprenden a hablar, a andar, a comer sólidos…
    Pasando, q es gerundio.

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 diciembre, 2014 at 11:24

      Mira, unos se preocupan porque no saben los números, otros porque no se saben el abecedario del derecho y del revés. Como veo que tienes claro lo de criar a tu ritmo y pasando de las opiniones ajenas, poco más te puedo decir.

  • Responder
    Piruli
    19 diciembre, 2014 at 17:09

    Yo recuerdo que mi ex cuñado con 11 meses se zampó dos porciones de pizza de telepizza y merendaba queso y jamón york. No sé, ahora pensándolo creo que en eso de comer estaba muy avanzado, jamás le vi tomar teta y el biberon solo se lo vi por las mañanas. Claro que luego no ando hasta más tarde, por ejemplo.
    Ahora bien, otro niño de la familia que con 20 meses aun no se ha soltado, eso si me parece un pelín atrasado.

    Saludos

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 diciembre, 2014 at 11:26

      Sí, mi bichilla hay cosas en trozos que las devora de cualquier forma, aunque estén duran o secas. Pero luego le das una verdurita que prácticamente se deshace y te dice que te la comas tú o que se la hagas puré del todo. Dicen que lo normal es echarse a andar entre los 12 y los 18 meses.Los que lo hagan antes se considerarán precoces y los que lo hagan después serán más lentos, pero vamos que tampoco es para poner el grito en el cielo. Es que parece que el día que se pone la vela de cumpleaños en el pastel, como no haga todas esas cosas de golpe durante las 24 horas de ese día ¡ya va a ser el bichillo un inadaptado social!

  • Responder
    María {La cajita de música}
    19 diciembre, 2014 at 17:41

    La verdad es que tienes razón, creo que todos los padres estamos obsesionados con que nuestros hijos adquieran habilidades cuanto antes! Pero sí que tenemos que pensar en que cada niño tiene sus tiempos en todos los procesos y eso no es ni peor ni mejor.

    En cuanto a lo de dejar la teta para pasarse al biberón… De verdad te prometo que no lo etniendo. Qué tiene de malo la teta?? En fin…

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 diciembre, 2014 at 11:28

      No sólo queremos correr mucho, sino que además queremos que comparados con otros niños del entorno los nuestros lo hagan todo antes. Yo no sé qué ventajas le ven al biberón que no pueda tener la teta. Creo que la gente piensa que llenándole la panza de cereales en horario nocturno la bichilla dormiría toda la noche y sinceramente en este caso se equivocan. Ella cena mucha mas cantidad de comida contundente de lo que cabe en un biberón, y luego el yogur, y la teta y todo lo que quiere y aún así se desvela. Por hambre no es. Querrá cercanía, cariñitos o una teta que apretujar en la mano para relajarse, pero comer no es lo principal durante la noche.

  • Responder
    cuentos de amatxu
    19 diciembre, 2014 at 23:48

    Pues oye, mi pequeñajo con casi dieciséis meses NO hace tampoco esas cosas, excepto el número 4, que sí,vamos,no anda,no habla y toma teta, pero estamos muy tranquilos…aunque la gente es muy pesada

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 diciembre, 2014 at 11:31

      Si a la mía con 12 meses ya le exigen todas estas cosas, a tu bichillo con 16 deben pensar que ya no se va a recuperar de ese bache. Menos mal que parece que estas nuevas generaciones, con tanta información a mano, criamos más tranquilamente y al margen de las críticas ajenas.

  • Responder
    ¡Y yo con estas barbas!
    21 diciembre, 2014 at 01:12

    Lucíííííaaaa… Que ya sabes tú, cielo… que vuestra peque va viento en popa y a toda vela. Que va estupendamente… Que cada crío es un mundo, y cada uno lleva su ritmo. ¿¿Qué más da un mes arriba o abajo con estas cosas?? -“¡Prisa mataaaaaa…!”-, que decía el filósofo.

    Hay gente que es “MU” plasta…

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 diciembre, 2014 at 11:33

      Sí, si, yo lo cuento todo para dejar claro que tengo un entorno lleno de sabihondas que para qué te quiero contar. Desde luego a mí me da igual que la niña tenga dientes, camine o recite a Calderón de la barca con 15 meses que con 20. Si yo vivía muy cómodamente instalada en ese gateo que tenía dominado. Pero sí, son tan plastitas…

  • Responder
    Madre Exilio
    21 diciembre, 2014 at 08:41

    Qué pesada alguna gente. Lo has dicho todo muy bien, cada niño va a su ritmo. Tampoco me parece que sea anormal que no camine. Es mejor para la columna empezar después de los 11 meses, así que ni caso a los que se ponen sabelotodo! La mía tiene 24 meses y todavía no la desteto del todo, además según los percentiles tiene la talla de una niña de 18 meses, no de casi 25. ¿Y qué hago? Pues quererla como es, aceptar que yo también soy una enana y que hija de tigresa pues lo normal es que venga con rayas 🙂 jejeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 diciembre, 2014 at 11:35

      Es que la genética influye mucho. Que lo de que cada bichillo se parezca a su padre y a su madre siempre ha sido lo normal. Si tú eres pequeñita, algo de ti habrá sacado. Nosotros somos grandotes (uno a lo largo y otra a lo ancho) y en cuanto a tamaño la bichilla anda desbordada, pero desde luego la agilidad no ha sido uno de nuestros fuertes y aún así, ahora que ha cumplido los 13 meses, ya se lanza a ir solita por donde quiere, cuando quiere y sólo con quien quiere. Es que me ha salido de un selectivo para personas y momentos…

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    21 diciembre, 2014 at 22:56

    Bueno, cada bebé es un mundo igual que cada madre jeje. Por andar no tengas prisa porque luego no dan los ojos, pero claro siempre hay gente que sabe de todo y más… en fin, Cachorro por ejemplo solo dice papá pero andar vuela, y escala por los cojines del sofá para subirse al respaldo y eso con 13 meses y sí hay gente que no se lo cree pero…… cada unos lleva su ritmo. Tu bichilla está genial, y el que tenga pegas que mira a otro lado!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 diciembre, 2014 at 11:54

      Si yo vivo tranquila con la movilidad reducida de mi #bichilla pero el universo parece tener una prisa para que la niña vuele… ¡Con lo controladita que la tengo a ras de suelo! Eso sí, de charlar no para ¿a quién habrá salido? 😜

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 diciembre, 2014 at 12:39

      Ahora que hemos sobrepasado los 13 meses, mi bichilla sigue sin tener estabilidad del todo, pero curiosamente va caminado por la casa pero en la calle o en casas ajenas parece que se volviese más torpona. Lo de trepar al sofá aún no se le ha pasado por la cabeza (y ojalá no lo descubra en mucho tiempo) pero se ha visto poderosa para alcanzar los muebles y cajones más altos¡y nada está a salvo de sus zarpas!

  • Responder
    Una sonrisa para mamá
    21 diciembre, 2014 at 23:42

    Iris tampoco hacía nada de eso con 1 añito, cada niño lleva su ritmo y hay que respetarlos…

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 diciembre, 2014 at 11:58

      Y yo respeto mucho, pero los de alrededor, como andan criando portentos de la naturaleza, respetan menos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 diciembre, 2014 at 12:40

      Y yo respeto pero la gente tiene unas prisas… ¡cuando cumpla 2 años ya no le quedará nada por aprender!

  • Responder
    Marta
    22 diciembre, 2014 at 08:47

    Salvo en el primer punto, mis hijas comenzaron muy pronto a andar, lo demás es como las mías. La petite -que es la que tengo más reciente- caminó pronto, se destetó tarde y acaba de empezar a hablar, como quien dice. Cada niño tiene su ritmo, no hay que forzar 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 diciembre, 2014 at 12:42

      A veces me pregunto ¿cómo se puede forzar a un bebé a hacer estas cosas? O sea, si no habla, ¿qué vas a hacer? ¿Estar todo el día parloteado como una cacatúa para ver si te copia? (A mí esto no me costaría, me sale muy natural). Y si no anda ¿te empeñas en llevarlo recolgado de la manita así os herniéis los dos? Mi bichilla hace lo que le sale del interior en todo momento ¡es un espíritu libre que no conoce el estrés! (ni los límites).

  • Responder
    Esther C.
    22 diciembre, 2014 at 12:52

    Qué gracia tienes contando las cosas, lo que me he reído, eso sí, de veras que yo empecé a hablar a la edad de 6 meses, a pocos minutos de entrar en quirófano, nadie creía a mi abuela cuando decía que era yo la que llamaba a mi mamá. Por cierto, mi madre siempre dice que desde entonces no he parado, jaja. Yo ya nací viviendo la vida en “modo experto”, jaja. (Es obvio que lo digo por el nivel de dificultad, no por mi sabiduría, jaja).

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 diciembre, 2014 at 12:47

      Si yo entiendo que casos así se pueden dar.Mi bichilla con 6 meses decía eso de no-no-no y pa-pa-pa pero creo que sin sentido ninguno. Y ahora va aumentando la cantidad de sílabas y a veces parece que coordine el significado y otras que siga diciéndolas a lo loco. Pero es que hay gente que jura y perjura que la mía todo el rato repite lo mismo y luego yo me paso las horas junto al bichillo ajeno y veo que no despega los labios para absolutamente nada. Y así un día, y otro y otro, cuando sus padres juran que habla mucho más que la mía… Será como Aznar, que en la intimidad hablaba una lengua diferente a la de su vida pública, porque si no no lo entiendo.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    23 diciembre, 2014 at 00:34

    Pues mira, te puedes quedar tranquila. Alfonso y Rafa no andaban con 1 año, empezaron a los 13 meses y oye, qué quieres q t diga??? si pesan mucho y son grandotes es super normal. Alfonso con 1 año tampoco decía ni mu, y mira, nos ha venido con 8 sobresalientes este trimestre, lo cual a estas alturas no tiene mucha importancia pero ya ves que, tonto precisamente no es… Lo del destete se me escapa porque no he conseguido pasar de los 3 meses con la lactancia… Y lo de comer sólido, pues mira, yo he apurado con los purés hasta muy mayores y los veo bien sanos… en fin, tu bichilla está estupenda!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 diciembre, 2014 at 12:01

      Si yo no tengo queja de mi bichilla, pero aunque normalmente este tipo de comentarios me resbalan bastante, a veces me da por pensar y analizar un poco las barbaridades que una primeriza puede llegar a oír. Es que me da la sensación de que soy la única que ha tenido un bebé que va aprendiendo poco a poco y que no nació sabiendo.

  • Responder
    Bego Diaz (Begobolas)
    23 diciembre, 2014 at 00:40

    victor tampoco hacía ninguna de esas cosas jajaja ya ves que al final somos legión (o casi)

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 diciembre, 2014 at 11:59

      Menos mal que aunque el mundo real ande lleno de mamás fantasiosas, las del 2.0 parece que tienen los pies más en la tierra.

  • Responder
    diasde48horas
    23 diciembre, 2014 at 10:03

    Ay, que me has recordado a mi suegra! Según ella mi marido con 7 meses ya andaba y con cuatro se comía pimientos de Padón a bocados… jajajjaja, en fin…

  • Responder
    Cuestión de madres
    23 diciembre, 2014 at 20:18

    Ni la tuya ni los míos lo hicieron con un año!!!!!!!!! estaban en ello pero de ahí a tenerlo controlado..jejejeje.. un gran trecho… bueno.. el mayor estaba destetado pero más por fallo mío que porque fuera mayor para seguir con la teta… y hablar… chapurreaban pero vamos… que aún les faltaba un poco para ser los loritos de ahora 😉 y andar… el mismito día que hacía 14 meses el mayor se soltó para felicidad mía (qué inconsciente era yo en ese momento..jejejeje) y la peque… recé para que se soltara por lo menos en septiembre (había nacido en mayo o sea que… con 16 meses quería yo que empezara a andar) y se soltó en agosto… pero sin prisa que íbamos..
    Yo tampoco soporto ese afán de comparar, criticar y medir a los niños esperando que sean unos prodigios… los míos son niños y punto y si tu hijo ya domina todas las artes bien por ti… yo no tengo prisa..jejejeje (eso me gustaría decírselo a muchas madres.. a ti no)

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 diciembre, 2014 at 11:57

      Uy, es que si yo me dedicase a decir a los demás lo que se me pasa por la cabeza acerca de sus churumbeles cuando critican a mi bichilla ¡ya no tendría ni blog ni vida social! Es que no sólo las madres: los padres, tíos, abuelos… todos tienen a sus churumbeles en un altar mientras acribillan con comentarios despectivos a los de los demás. A mí mi bichilla ya me parece bien tal y como está. Si se quedase un poqutio más quietecita tampoco me importaría, pero ¿qué le vamos a hacer? Me ha salido con un ramalazo electricista y le gusta más un enchufe… Y no para, todo el día parloteando en ese idioma extraño que tiene y haciendo equilibrismos sobre esos mini pies que aún no la sostienen del todo. Pero oye, que yo ando tan contenta con sus progresos. Va algo adelantada para unas cosas y normal para casi todo. Retrasos, no sé yo, quizás antes tenía más soltura comiendo con las manos y ahora se me está volviendo delicada ¡en esto vamos en retroceso!

  • Responder
    sereducadora
    5 enero, 2015 at 20:56

    No comprendo muy bien porqué te cabrea que haya niños que hagan cosas antes que otros. Lo normal es que si presumes de niño te bajen los humos sacando la puntilla, a mi eso no me pasa, por ejemplo, quiero creer que es porque no presumo de sus habilidades o de lo guapo que es, pero se que a la mayoría le pasa.
    Existen niños que caminan con 7 u 8 meses, sí, no es presumir u orgullo de padres, es realidad. Y concretamente el niño de una amiga (nuestros pichones se llevan un mes escaso) corre desde los 10 meses. Corre, con todas las letras. Y se sube al sofá y se baja como si lo llevara haciendo desde que nació. Mi churumbel por ejemplo es un loro, todo lo dice, todo lo repite pero no se le entiende. Tu le dices pa-ta-ta y él dice ‘ta-ta-ta’ con la misma entonación eso sí. Dice lo normal, mamá/papá y ‘ven’. Igual que también hay niños que con 6 meses meriendan rodaja de melón entero y otros con 3 años no comen si no es puré (esto lo he vivido yo, que para eso trabajo con niños). Cada cosa a su tiempo, a mi no me afecta nada todo eso, a mi pareja sí ”por que si ya debería caminar -no tiene ni el año-, porque si ya deberí ahacer esto o lo otro”. Tiempo al tiempo y ya está. Hay que relajarse, que la maternidad ya tiene de otras preocupaciones y los comentarios de lo que hace o no hace el hijo de la vecina y el tuyo no, sobran.

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 enero, 2015 at 10:52

      Mujer, no has entendido el tono del post. Claro que no me enfado porque otros niños hagan avances antes que mi bichilla (sólo faltaría). Lo que critico es justo lo contrario: familiares de bebés que van a un ritmo totalmente normal pero de los que afirman que son capaces de cosas que realmente no hacen. Mi propia sobria empezó a caminar sobre los 9 meses y la mía con 13. Y yo lo he visto con mis propios ojos y no voy a negarlo. El problema (y la mala leche) me entra cuando señoras que criaron hace 30 años, o orgullosísimos padres y abuelos actuales, dicen, por malmeter contra la mía, que los suyos hacen una de maravillas…cuando no es verdad. Vamos, que si un niño anda con 8 meses y yo lo veo, todo felices. Pero si ese supuesto niño, resulta que cumple un año y lo sigo viendo cada día arrastrado por el suelo y además con poca soltura en el gateo ¿cuándo dicen que camina? Bueno, y esto hasta podría ser subjetivo, porque a lo mejor su churumbelito solo anda en la intimidad. Pero ¿y cuándo te dices que ya tiene dientes desde los 5 meses y cuando cumple 9 aún no le ves ninguno en la boca? Es que la gente tiene un afán de comparación y de hacer peor lo de los niños ajenos…

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!