Padres y bloggers

Perdidos en mi blog (VIII)

Perdidos en mi blog ¡por curiosos!

Perdidos en mi blog ¡por curiosos!

Vamos a empezar bien el año retomando la sana costumbre de partirnos de risa con las búsquedas en Google que llegan hasta este blog. Durante el mes de diciembre fui muy desleal con esta sección y me la salté a la torera. Entre fiestas, vacaciones blogueras y otros compromisos, no supe dónde ubicarla. Pero aquí esta de nuevo “Perdidos en mi blog”. ¡Octava edición ya! Creo que después de la crónica de mi parto y la de mi lactancia es mi sección más recurrente. Para quienes la conocéis, poca introducción más puedo escribir, y para quienes os encontréis con ella por primera vez, os ahorraré el suplicio y os mandaré a “Perdidos en mi blog (I)” para que sepáis de qué va este sinsentido. Vamos allá con los descalabros lingüísticos y poco técnicos de las últimas semanas. Errores gramaticales y faltas de ortografía incluidas.

1.¿Es cierto que si el hombre vomita es por que el bebé va a ser niña? Virgen de la Teta al Hombro, lo que hay que escuchar. Si tu maromo vomita durante tu embarazo fíjate si es porque le acabas de dar la noticia y no ha acabado de digerirla bien. O si tus antojos y cambios hormonales lo han vuelto tarumba y se ha dado al alcohol. O si el estrés de las últimas semanas antes del parto lo han vuelto tarumba y se ha dado al alcohol. Ya veis que yo esto de los vómitos lo achaco mucho a los estados resacosos (como yo no bebo, me gusta criticar a los demás por borrachos). Pero sin ser médico, me atrevería a afirmar que los vómitos de los padres no van a determinar nunca (jamás) el sexo de los hijos. Si alguien opina lo contrario, estoy abierta a debatir en los comentarios bajo este post. Pero ya os adelanto que os tomaré por locos.

2. Contad vuestros sintomas embarazaadas. ¡Hablad, malditas, hablad! Ya sabéis que mantengo las expresiones tal cual las escribieron en los buscadores y oye, me apasiona la vehemencia que utilizan algunos para comunicarse con Google. Pobre inventode internet, aguantando el chaparrón y la impaciencia de quienes no saben si ya están en estado de buena esperanza y tratan de buscar similitudes entre los síntomas ajenos y los que estén experimentando sus cuerpecitos. Pues conmigo la llevan clara, porque con el embarazo tan asintomático y raruno que tuve (aprovecho la ocasión para insertar publicidad de mi libro acerca de la desdramatización de los síntomas de mi preñez primeriza) pocas cosas en claro habrán podido sacar de este blog.

3. Saber el sexo de mi bebe según el nacimiento del pelo. ¿De qué pelo? ¿Del de la madre? ¿Del del padre? ¿El del propio bichillo? Al bichillo creo que incluso en las mejores ecografías poco pelo se le ve (yo a la mía no le vi ninguno) así es que según esta teoría, si todos los bebés se ven calvos, todos tendrían el mismo sexo. Si nos referimos al pelo del padre, seguro que durante el embarazo de su pareja el pelo, más que nacer, se le cae a manojos por los sinsentidos hormonales y el desconocimiento de esa situación vital tan trascendental e incierta. No conozco macho que haya mejorado su pelambrera durante un embarazo. Y si nos referimos a la melenaza de la futura mamá, ya empezarán esas teorías de que si se te pone un pelo monísimo es que vas a tener un bichillo, y si lo llevas todo deslucido y estropajoso es porque andas incubando a una fémina bicharraca que te está chupando tu belleza desde el interior. Lo mejor es esperar a una ecografía de esas que te hacen entre las 12-20 semanas de gestación y cruzar los dedos para que el churumbelito muestre sus partes pudendas. El resto es especular y perder el tiempo.

4. Porque es de mala suerte decir los meses de embarazo. Esto sí que es nuevo para mí. ¿De verdad hay creencias acerca de que da mala suerte decir de cuánto estás embarazada? Pues es un mal asunto, porque las preñadas solemos andar contando días, semanas y trimestres y aireando nuestras cuentas a los cuatro vientos desde que nos fecundamos hasta que desalojamos a la criatura de nuestro interior. Lo que sí creo que es mala suerte es que estando embarazada de 6 meses la gente te diga que te ve tan gorda que tienes que estar a punto de parir o ir rellena de gemelos. También hay quien dice que montar la cuna antes de que nazca el bebé da mala suerte y que se te mueren las criaturas antes del parto… Ya son ganas de buscar razonamientos tétricos y de mal fario.

5. Mi instinto me dice que estoy embarazada. Pues ¡olé tú y tu instinto! Ya ves, generalmente hay quien se queda embarazada y ni se entera hasta meses después, y gente que aun buscando la preñez con ahínco necesita hacerse unos cuantos test de embarazo para saber a ciencia cierta que lo que tiene es un bichillo creciendo en su interior y no un empacho o un simple retraso de la menstruación. Lo que yo me pregunto es: si tan segura está usted de que está embarazada, y tan infalible es su instinto ¿por qué anda dándole conversación a Google en busca de información sobre el tema? ¿Quiere encontrar a otras mujeres con un instinto así de desarrollado y crear una comunidad? ¿O realmente alberga alguna duda, por leve que sea, de que su instinto no sea tan efectivo? Yo tuve que hacerme 3 test para cerciorarme de que estaba embarazada, porque si llega a ser por mi instinto, o por los síntomas esperables en un embarazo, habría llegado al día del parto sin haberme enterado de nada.

¡Empezamos el año fuerte! ¿Nos vemos el mes que viene con nuevas búsquedas?

Esto te puede interesar

26 Comentarios

  • Responder
    Marigem
    12 enero, 2015 at 08:01

    Jajajaja, es que yo muero de envidia con estas entradas porque a mí no me llega nada así, pero nada nada, debo ser muy sosa.
    Un besín.

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 23:22

      No, que eso es bueno y quiere decir que sólo llegan bien orientados buscando lo que realmente tú puedes ofrecerles. Es sí ¡no te puedes partir de risa como yo!

  • Responder
    Futura Mamá
    12 enero, 2015 at 08:21

    Con estas cosas da miedo que se junten sus hijos con los tuyos…

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 23:22

      ¡Jajaja! Como me llegan visitas de muchos sitios insospechados ¡espero que los más raros estén fuera del país!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    12 enero, 2015 at 09:54

    Jajajajaj, lo del nacimiento del pelo creo que es del hermano mayor, a mi me lo han llegado a decir; que si tuviera un bebé ahora, según el pelo de UBMF sería niña jajajajajajaj. Yo me parto también con la capacidad de expresión que tienen algunos…¡qué genio y qué exigencias!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 23:23

      ¿No me digas que lo del nacimiento del pelo tiene razón de ser? No, si al final voy a andar yo más desubicada que los que me consultan.

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    12 enero, 2015 at 10:19

    eso del pelo me lo decía mi madre y mi abuela, pero es respecto al hermano. Si tu bichilla tiene el remolino en el lado X, pues indica que el siguiente hijo será de X sexo. Y si tiene dos remolinos tb significaba algo. Vamos, una ciencia profunda….

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 23:24

      ¡Otra que sabe la leyenda del nacimiento del pelo! ¿Y por qué no han llegado a vuestros blogs en vez de al mío, si yo de eso no entiendo? Mi bichilla tiene tan poco pelo que por no tener, no tiene ni remolino.

  • Responder
    Cosetes de Marta
    12 enero, 2015 at 10:24

    jajja, me ha encantdao el post.
    Sobretodo lo del pelo, igual es que dependiendo del sexo que vayas a tener ereas más peluda o menos? jajjaja
    Brutal!!!

    Un Besazo gigante!!

    Te dejo mi nuevo post. Una Corona ara Un Rey!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 23:26

      Dicen que es para saber el sexo del bebé dependiendo de como tenga el nacimiento del pelo el hijo anterior. ¡Increíble del todo!

  • Responder
    diasde48horas
    12 enero, 2015 at 10:26

    Jajaja, con lo de que el padre vomite me he quedado patidifusa jejejeje. Increíble 😀 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 23:27

      Más de uno justificará una buena resaca con la excusa de la preñez de la pareja. Lo que no se inventen estos hombres…

  • Responder
    lamamadealvaro
    12 enero, 2015 at 10:26

    Jajajaja, lo que hay que oir, o leer. Estoy de acuerdo con Lydia y con UMMF. Lo del pelo es respecto al hermano mayor. Depende de en que lado tenga el remolino y por estos lares es una creencia muy arraigada. Por favr, no pienses que vivo entre incultos 😉
    Un besazo

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 23:28

      ¡Jajaja! Yo ya no juzgo a nadie. Con la de cosas rarunas que me han llegado a decir a mí durante el embarazo… Nada, yo suelo achacarlo a la sabiduría popular de cada zona. Lo respeto, aunque luego en privado no pueda evitar partirme de risa con este tipo de creencias sin base científica alguna.

  • Responder
    Marta
    12 enero, 2015 at 10:47

    Jajaja, qué bueno!!! Lo del instinto… Será que estaba buscando el embarazo, no?

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 23:29

      Digo yo que ya estaría metida en faena, porque si su instinto le dice eso y resulta que no ha conocido varón ¡mal andamos!

  • Responder
    La agenda de mamá
    12 enero, 2015 at 13:32

    Si, lo de los remolinos del pelo también lo había escuchado yo pero no tengo ni idea de como va XD Estoy por buscarlo y publicarlo un día en el blog!! jajaja vaya tela 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 23:37

      Pues si lo haces, ya sabes que hay cantidad de gente interesada en este tipo de explicaciones. Igual te sirve para aumentar las visitas de golpe.

  • Responder
    sermamiyotraslocuras
    12 enero, 2015 at 16:04

    jajajaja….me encanta como escribes!!te lo tienes que pasar bomba encontrando estas perlas entre las busquedas que llevan a tu blog!!Besitos

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 23:38

      Yo la verdad es que disfruto mucho con esta sección, aunque se aleje de lo que son mis experiencias tradicionales como madre. Pero es que no puedo evitar de reírme con la forma de comunicarse con Google que tiene la gente.

  • Responder
    tuamadridyyoabarcelona
    12 enero, 2015 at 18:34

    jajajaja, me ha encantado esta sección, que no la había leído antes en ningún blog y me ha parecido super entretenida! Es muy divertido ver los términos de búsqueda con los que los lectores llegan a tu blog, pero no se me había ocurrido comentarlos, y menos con la gracia que lo has hecho tú!

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 23:42

      Hay más gente que se entretiene en recopilar las búsquedas extrañas que llevan a un blog y que muchas veces son de lo mas disparatadas y otras ni siquiera tienen relación con la temática de ninguno de los posts que se han publicado. Lo de la gracia… ¡es que me sobra! (toma falta de modestia) 😛

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    13 enero, 2015 at 22:25

    Me parto con las búsquedas de la gente!! Pero oye, te diré que el otro día me quede de piedra cuando acudí a la última eco privada y el gine me dijo que fuera preparando el peine porque la churumbela tiene melenaza!! Tal te lo cuento! Le dije ¿cómo que tiene melena? Y me respondió «ves todo esto que aparece brillante en la pantalla? Pues es su pelo, tiene mucho pelo» nunca me habría imaginado que se viera el pelo en una eco!! Eso si, espero que la pobre lo traiga solo en la cabeza, sino me veo haciéndola el láser antes del bautizo!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 enero, 2015 at 20:48

      ¡No me digas que sí que se ve el pelo en las ecografías! Será que como la mía estaba comprada con un cupón de esos de descuento me miraron menos detalles, porque por mucho que mire el dvd allí no se ve pelo ninguno. Aunque claro, como mi bichilla sigue siendo tan pelona, lo mismo es que fue un caso único. Mi madre siempre me dice que cuando yo nací parecía un monillo, de peluda que era, pero tranquila, que se acaba cayendo con el paso de los días.

  • Responder
    Cuestión de madres
    14 enero, 2015 at 18:41

    la del instinto me mata..jajajaja… muy aburrida estaba para buscar eso… lo del pelo… te lo puedo explicar… se puede saber si hay ya un hermanito en el mundo y la teoría es que si el mayor tiene el nacimiento en el centro (el remolino de toda la vida) lo siguiente es niña y si está aún lado es niño… ¿funciona? por ahora siempre hemos acertado y ya desde el momento en que nació mi chico mayor mi madre me anunció que tendría una niña después… y oye… ahí tengo la parejita..jejejeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 enero, 2015 at 21:27

      ¿Y si mi bichilla no tiene remolino? Que la ando mirando y remirando,pero como es tan pelona ¡ni para remolino le da la melenaza! Yo creo que la gente, cuando se aburre en casa, se pone a charlar con Google y a preguntarle rarezas. Y parte de los locos me llegan a mí. ¡Ay! Pero yo lo agradezco, porque me río mucho con ellos.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.