Alimentación complementaria

Omega 3 DHA en el embarazo y los primeros meses del bebé

El Omega 3 DHA ¡una fuente de salud!

El Omega 3 DHA ¡una fuente de salud!

Lo del Omega 3 DHA a mí me sonaba por los anuncios de la tele o las leches enriquecidas y cosas de ese estilo, de lo que se deduce que debía ser un no sé qué muy importante cuando en la industria alimentaria se decidían a ponerlo en otros alimentos que no contenían este tipo de ácidos grasos en su origen. Sin embargo, mi conocimiento sobre el asunto comenzó a ahondarse durante el segundo trimestre de mi embarazo, cuando me recetaron un complemento vitamínico que además del ácido fólico y el yodo, y 8 millones de vitaminas y no sé cuántas rarezas, contenía Omega 3. Y lo sé porque el producto venía en 2 cápsulas diferentes, una de las cuales era como una perla de aceite, de la que yo siempre pensé que sería aceite de oliva (andaluza que es una). Pero una mañana, andaba yo preparándome el desayuno, cuando una de mis tostadas calentitas entró en contacto con la susodicha cápsula, cuya película protectora se derritió y se salió el líquido de su interior. En un momento se me apestó la cocina a pescado. ¡Una cosa mala y exagerada! Lo ideal para cualquier embarazada con el olfato fino (menos mal que yo no era una de esas), y así fue cómo descubrí dónde se escondía el relleno de Omega 3 en mi suplemento vitamínico. A toro pasado, me he puesto al día de los beneficios del Omega 3 DHA para la salud de las embarazadas y los bebés, aunque son ácidos grasos buenos para todo el mundo. Os voy a contar 4 cosas básicas, a ver si os ilustro en este asunto.

1. La lactancia materna. Mi alimentación es mala del todo, y no me canso de repetirlo (aunque además de contarlo a los 4 vientos debería ponerle solución). Como mi bichilla vivió con lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, el Omega 3 lo recibía exclusivamente de mi leche, que es una fuente riquísima y muy buena para tomarlo, pero que si la alimentación de la madre no es la adecuada puede que el aporte que necesita el bebé se resienta. Por eso, en las vitaminas que me recetó la matrona durante toda la lactancia, el Omega 3 es uno de los ingredientes fundamentales. Y es que estos ácidos grasos son esenciales para el desarrollo cerebral y visual del bebé, y nuestro cuerpo no puede generar por sí mismo toda la cantidad diaria que requiere el funcionamiento de nuestro cuerpo.

2. La leche de fórmula. Como en tantas otras ocasiones, la leche de fórmula siempre sale perdiendo en comparación con la leche materna en cuanto a los niveles de ácidos Omega 3 DHA que contiene. Y me resulta curioso, porque al ser un batiburrillo químico ya podrían haberle añadido este suplemento también. Sin embargo, le añadieron otro tipo de ácido graso que los bebés no podían gestionar por sí solos. En fin, que donde esté una buena teta que ya te lo da todo servido en bandeja, que se quite la leche de fórmula, que a saber lo que le han puesto o dejado de poner.

3. La leche de vaca. Cuando los bebés se inician en la alimentación complementaria, si no siguen siendo lactantes, es normal que se les empiece a dar leche de vaca porque es España la tenemos muy integrada en la dieta. Parece que el calco no lo pudiésemos obtener de otro sitio, y todos nos vamos directos al tetra brick, que por otro lado es bien práctico y a los niños suele gustarles. Existen leches para esa primera edad, que ya llevan un montón de suplementos de todo tipo. Yo he optado por la leche de vaca entera y normal para mi bichilla, la de adultos, porque es más barata y porque también se puede encontrar enriquecida con Omega 3 DHA, con ácido fólico y hasta con nueces. Vamos, que hoy en día te tomas un vaso de leche y ya parece que hayas comido. Hay cantidad de alimentos enriquecidos con Omega 3 DHA (galletas, margarinas…), pero su origen está en el mar.

4. El pescado. Los aceites de origen marino son los que de verdad contienen ese valioso Omega 3 DHA que necesitan lo niños desde que nacen para sus desarrollo, y los adultos para evitar muchos inconvenientes de salud durante toda la vida. El salmón, los mejillones, el atún en lata y los langostinos tigre son de los alimentos mas ricos. Pero no suelen estar incluidos en la dieta de nuestros churumbeles cuando son pequeños. Por eso se tiende a enriquecer alimentos como la leche, las papillas o las galletas, que sí están más a su alcance. Si nos salimos del mar, sólo los huevos, el pavo y la ternera son algo ricos en Omega 3 del que necesitamos. Puede parecer difícil, pero con un par de raciones de pescado a la semana (sobre todo si uno de ellos es graso) lograríamos los niveles adecuados de Omega 3, necesarios para el buen desarrollo de nuestro bichillos.

Yo no sé qué os pasará con vuestros churumbeles, pero igual que os cuento que mi bichilla le ha cogido ojeriza a las verduras y se las tengo que dar en puré para que no me las expurgue y me las tire todas al suelo de una en una, con el pescado no tenemos problemas.¡Es que le encanta! Y se lo mete a manos llenas en la boca ¡ni que se lo fuésemos a robar del plato! ¿Sabíais de la importancia del Omega 3 para el desarrollo del cerebro desde bebés?

Esto te puede interesar

16 Comentarios

  • Responder
    marigem
    4 febrero, 2015 at 12:37

    Hola!!!! Ayer te dejé un supercomentario y no está, Mr Google se ha enfadado conmigo o algo,jeje.
    Yo soy fan del Omega, siempre le di mucha importancia y desde que mi hija mayor es vegetariana ni te cuento los equilibrios que ando buscando. Un besín.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 febrero, 2015 at 12:48

      ¿No me digas? Pues no lo he visto ni en la carpeta de spam. ¿Y es vegetariana del todo? Pues entonces el tema de los alimentos enriquecidos sí que va a ser fundamental para ella. Aunque para enriquecer otros alimentos, al pez hay que matarlo igual (y no sé yo cómo llevarán este asunto los vegetarianos).

  • Responder
    mamaenbulgaria
    4 febrero, 2015 at 14:35

    Jaja muy bueno, fundir la cápsula con la tostada! Nunca habría imaginado que se derriten!
    Yo al dar a luz dejé de tomar vitaminas y suplementos, pero la última vez que estuve en España me dijo el médico que si seguía dando el pecho también debía seguir tomando vitaminas y omega 3. Eso después de recuperarse del shock cuando le dije que amamantaba a un niño de casi 2 años jaja!

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 febrero, 2015 at 12:51

      Pues ya ves lo poco que aguantó el calor de la tostada. Menos mal que nunca se me ha derretido una en la boca,porque tiene que ser de lo peorcito. Ya me imagino que lo de seguir teteando con un niño grande debe verse como que nos están absorbiendo toda la energía vital. Pues yo con mi bichilla voy por el mismo camino que tú y también dejé el suplemento hace unos meses (porque son caros). Prefiero sacar lo necesario del pescado y demás alimentos enriquecidos, que me quitan el hambre y me cuestan menos.

  • Responder
    La Historia De Una Primeriza
    4 febrero, 2015 at 14:57

    A mi terremoto también le encanta el pescado en general come bastante bien. Efte post me a gustado muho muy interesante. Besicos

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 febrero, 2015 at 12:52

      Últimamente tenemos días en los que el pescado se le resiste, pero como ya sabemos que son fases, tendremos paciencia hasta que lo vuelva a aceptar.

  • Responder
    judit
    4 febrero, 2015 at 15:31

    En casa le damos suplemento de aceite de salmón al perro! es buenísimo para el pelo. Nosotros ya lo cogemos de la leche y el pescado ^^

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 febrero, 2015 at 12:53

      ¡Jajaja! Mira, de los beneficios para el pelo no sabía nada. Seguro que si viese a tu perro me entraría una envidia malísima de esa melena.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    4 febrero, 2015 at 15:36

    uhmmmm…tostada con olor a pescado por la mañana! Yo durante el embarazo solo tomé ácido fólico (3 meses) y yodo (de esto aún sigo tomando). Lo de las cápsulas multivitaminas y demás siempre me hacen sospechar si lo único que hacen es que mi pis sea más caro.
    El omega tres ya lo tomamos en pescado y huevos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 febrero, 2015 at 12:55

      ¡Jajaja! Pues no te quito razón, porque con el Yodocefol (que era ácido fólico y yodo y otras coas más a un precio baratísimo) yo era feliz. Y luego empezaron con las vitaminas y el precio se multiplicó por 10. Una ruina, por eso hace unos meses que durante la lactancia he dejado de tomarlas y espero que me lleguen todos los nutrientes a través de la comida.

  • Responder
    nuestrocachorro
    4 febrero, 2015 at 22:55

    siii a ti te tengo que poner las pilas con la comida!!!!! tengo que hablar yo con tu madre 😉

  • Responder
    Baberos Y Claquetas
    5 febrero, 2015 at 01:17

    Uf, tostada con olor a pescado, ¡para morirse! Yo había oído hablar de ellas, pero sinceramente no me las compré durante el embarazo, odio el pescado y me dio por querer merluza a todas horas.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 febrero, 2015 at 13:05

      ¿A que sí? Lo ideal para pasar una mañana del embarazo. ¡Jajaja! Pues con la merluza ya tendrías aporte suficiente, si comías tanta.

  • Responder
    monstruuosa
    5 febrero, 2015 at 20:57

    Lo de la leche con nueces me ha matao xD

    Por cierto, que los pescados con Omega 3 suelen tener mercurio y no se aconsejan si son grandes, y lo mismo con los mejillones, así que esto es una gaita.

    Mi dieta tampoco es muy buena, sobre todo desde que Monstruita dejó de comer como dios manda. Así que también vitaminas al canto xD

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 febrero, 2015 at 19:05

      ¡Jajaja! ¿No me digas que no conocías la leche con nueces? Si ya la leche lleva de todo. En lo del mercurio tienes, razón, pero al ser recomendable sólo un par de raciones a la semana se considera que es seguro consumir estos pescados. Mi bichilla también se me está volviendo delicadita con la comida sana.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.