1 año del bebé

¡Mi bichilla habla! Las primeras palabras de un bebé

Primeras palabras de mi bichilla ¡la cabeza loca!

Primeras palabras de mi bichilla ¡la cabeza loca!

A punto de cumplir los 15 meses, puedo afirmar que mi bichilla ha ido desarrollando la habilidad del lenguaje y ya tiene un buen repertorio de primeras palabras, palabrejas y sonidos que para ella significan algo, con los que más o menos nos vamos entendiendo de buenas maneras. Hablar, lo que se dice hablar, no es que elabore frases, ni dé discursos políticos, pero oye, ya va ella hilvanando su conocimiento, señalando las cosas cotidianas que reconoce y a veces, haciendo gala de una imaginación inusitada y de unas conexiones neuronales que no hay quien las comprenda. A los 6 meses, mi bichilla comenzó con sus primeras incursiones en la lengua oral mediante un na-na-na (a imitación del no-no-no que mi madre siempre tiene en la boca), que al principio usaba sin sentido, pero que ahora sabe perfectamente que cuando lo espeta la gente se mantiene a distancia. Este na-na-na ha evolucionado a un más breve y mejor pronunciado no-nooooooo que ya no deja lugar a dudas de que cuando mi churumbelita dice no, es que no. Estamos ansiosos por escuchar el primer sí, pero este se va a resistir mucho tiempo. Dentro del diccionario particular de mi mochuela, estas son sus palabras más frecuentes.

1. Oa. Esto es un “hola” en toda regla y lo espeta a diestro y siniestro, dentro de casa, por la calle, cuando entramos en cualquier sitio. Ella entra saludando a su manera. Si le contestas igual, ella puede seguir repitiendo oa, oa, oa no se sabe cuántas veces más. ¡Que no se diga que la niña no es cumplida!

2. Papá. ¡Ay! También por los 6 meses empezó con el encadenamiento de pa-pa-pa-pa primero sin ningún sentido y ahora con pleno conocimiento de causa. Si escucha las llaves en la puerta sabe que viene papá, si ve su foto en el pasillo, sabe que es papá, si ve un folleto del banco con un Playmobil vestido con traje negro, también es papá. Y ya, el colmo para el enorgullecimiento de este hombre, es que hace unos días, viendo una foto de Christian Bale en una revista, también empezó como loca a señalarle y decirle papá, papá. Muy avanzada en el lenguaje pero de la vista nos sé y si anda muy fina mi criaturita.

3. Mamá. Bueno, yo soy una variante de mamá, mapa, pama, tetis y teta. A la pregunta de ¿Quién soy yo? Casi siempre me contesta que soy papá. Si le digo que soy mamá me dice no-nooooo. Pero si cambio el orden y pregunto ¿Yo quién soy? Entonces a veces soy mamá, y otras, mapa y otras pama. Y cuando hay hambre soy tetis y teta y déjate de experimentos lingüísticos.

4. Abua. Es el agua de beber y el de la bañera. Sobre todo si esta salpica del suelo al techo y chorrea por el espejo y los muebles. Si tiene sed, aunque solo si es mucha, sí que viene caminando y repitiendo abua, abua, abua.

5. Bua. Es la luz. De todo el vocabulario que tiene actualmente es la palabra más insólita porque se parece a la versión original lo que un huevo a una castaña. El bua inicial eran las bombillas de casa, pero si salimos a la calle y le pega el sol de frente, eso también es bua. Si se encienden las farolas también es bua, y las luces de navidad del pueblo son más buas.

6. Bauba. Es ella misma, Laura. A la pregunta de ¿quién eres tú? Siempre responde con estos sonidos, así es que parece que su nombre también lo tiene interiorizado.

7. Uo. Es el número uno. Si se le pregunta acerca de cuántos añitos tiene la niña, te saca el dedo índice, de una mano diferente cada vez, y exclama “uooo”. Ya no tiene secretos para nadie.

8. Yatá. Literalmente creo que es “deja de limpiarme ya la cara después de comer que no soporto la higiene facial”. Pero por asociación ella quiere decir “ya está”. Y es que esta niña es muy arisca para lo de llevar los mofletes relucientes, así es que en cuanto acaba de comer y empiezo a limpiarla me paso el rato diciendo, ya está, ya está, ya está, para ver si así le da la sensación de que el mal rato se pasa más deprisa. Y debe haber entendido que es una expresión para poner el punto y final a algo, porque si alguien la molesta mientras ve los dibujos también va espetando el yatá para que la dejen tranquila.

9. U-u-tá. Es el cu-cu-trás. Habitualmente mi bichilla espera a que la gente haga el cu-cu para acabar ella con el tá, pero desde que en navidad le regalaron el muñeco Pocoyó que entona esta canción, va sola gritando por la casa lo de u-u-tá.

10. Uuuta. Parecido al anterior, quiere decir “bruta”. Porque mi churumbelita es tan, pero tan bruta, que de tanto repetírselo a diario ya se lo dice ella misma. Es que se tira contra los barrotes de la cuna como si quisiera desnucarse de verdad. Pasa junto a los marcos de las puertas sin miramientos y a riesgo de hacerse un chichón de vez en cuando. Muerde la teta cuando no tiene intenciones de dormir pero me esta trajinando para zamparse toda la leche que haya y seguir con sus cosas. ¡Hay tantas situaciones del día a día en las que demuestra lo bruta que es! Que esto ha llevado al aprendizaje prematuro de esta palabra.

11. Chisss. Es la nariz. Yo no sé por qué pronuncia tantas eses al final de algunas palabras. Esto desde luego que no se le ha pegado de mi andaluz de inexistentes eses finales. Si le señalas con el dedo la nariz, ella la llama chisss, imitando el sonido que hacemos al estornudar.

12. Ajjj. Son los pájaros. Encima del cambiador tenemos un vinilo con un par de búhos enamorados y un pajarito entre las hojas de una rama. Siempre quiere ponerse de pie, lo señala con el dedo estirado y repite en bucle ajjjj, ajjjj, ajjj.

13. Pa. Es el pan. Mira, esta palabra podríamos decir que si la está pronunciando en catalán ¡ya la dice perfecta!

14. Achis. Muy fina ella. Esto es “Me cachis”, y lo dice cuando trata de hacer el mal allá por donde va, pero sus planes fallan en el último momento. Entonces se retira de la escena del crimen repitiendo una y otra vez, achis, achis.

Y esto es sólo la parte comprensible de lo que dice, porque también tiene tendencia a correr por los pasillos, con las manos en la cabeza y argumentando sin sentido, pero sin parar de hablar. Creo que tiene a quien parecerse en esto de no callar ni debajo del agua. ¿Cuáles han sido las primeras palabras más curiosas de vuestros bebés?

Esto te puede interesar

52 Comentarios

  • Responder
    Mama Blogger
    11 febrero, 2015 at 07:45

    Qué de palabras que dice ya tu bichilla!!! Me encanta eso de que ya sepa su nombre “Bauba”, tiene que estar monísima cuando lo dice 😉 Y lo del número un, jajaja que gracia!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:06

      La verdad es que parece casi mágico. Todavía no nos creemos que avance tan deprisa, y cuando le hacemos estas preguntas esperando respuesta siempre creo que se va a quedar callada y que no va a responder ¡pero lo hace!

  • Responder
    Marigem
    11 febrero, 2015 at 08:16

    Ayyyyy me encanta!!!!!! Una de las primas de mis hijos, que se lleva seis meses con cada uno de mis hijos se llama Laura y todos los primos, incluidos mis hijos la llamaban Bauba, y ahora que salen mucho juntos le toman el pelo, de hecho para la familia es Bauba, jejeje. Me ha encantado el post, ayyyyy.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:06

      Yo trato de no imitarla en eso de Bauba y pronunciárselo bien, pero es que hace tanta gracia que a veces no me puedo resistir.

  • Responder
    mamaenbulgaria
    11 febrero, 2015 at 08:22

    ¡Me muero de envidia! De la sana eh? que me alegro mucho por ti. Pero yo también quiero que mi hijo pequeño diga algo, lo que sea, porque nos cuesta mucho entender qué quiere.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:08

      Paciencia mujer, que no te creas que hay ratos en los que agradecería que se quedase un poquito mudita porque es que no para. Aunque sean sonidos sin sentido y hable consigo misma no cierra el pico.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    11 febrero, 2015 at 08:35

    jajaja,una de las cosas pendientes si tengo otro peque es apuntar estas cosas porque mi memorias debe ser a corto plazo y no me acuerdo.
    Lo que si que tengo claro es que de lo primero que dijo fue “papa” y eso que estaba yo todo el día machacándola con el “ma-má”.
    Son divertidísimos cuando empiezan con su propio lenguaje

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:09

      He querido hacer el post porque aunque es un tema muy recurrente en los blogs de maternidad, no quiero que se me olviden estas primeras palabras. Además de que es muy divertido ver cómo lo traducen todo a su propio lenguaje.

  • Responder
    Marta
    11 febrero, 2015 at 08:52

    Lo de Uuta me ha encantado!! Esta niña promete!!! Ahora, querrás que esté calladita más tiempo del que está hablando, jijiji

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:10

      ¡Exacto!Es que no para. Es gracioso que hable cuando le pregunto,pero es que incluso cuando va a su aire sigue con ese parloteo interminable.

  • Responder
    ¡Y yo con estas barbas!
    11 febrero, 2015 at 08:55

    Creo que ya llego tarde para un post de estos: la nuestra dice ya un montón de palabras. Lleva ya varios meses, dos o tres, en fase “monillo de repetición”, y repite muchas de las palabras que nos escucha y que le decimos. (Aunque lo mismo podría hacer una lista representativa… Hmmmm)

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:11

      Haz la lista, hazla, que es un buen recuerdo y así somos conscientes de la cantidad de cosas que pueden aprender en tan poco tiempo. Mi bichilla dice más cosas (ahora le ha dado por llamar tonta a todo el mundo…) pero estas son las más recurrentes y las que dice con más conocimiento.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    11 febrero, 2015 at 10:05

    Buenoooooooooo, esta niña es una cotorrilla!!! jajajajajaj esto promete, ya es un no parar…qué graciosa!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:12

      Un loro que no calla y que tiene palique para dar y regalar. Oye, que un día, hasta en sueños iba diciendo hola y no-noo. ¡Ya no hay quien descanse en silencio!

  • Responder
    cosetesdemarta
    11 febrero, 2015 at 10:20

    jajja, la verdad es que debe ser tremendo querer hablar y decir cosas y que no te entienda.
    MI sobri dice muhcas igual que tu bichilla, oa, yatá, ia, es tia, tete, es el hermano, coca, es una coca de comer, una tarta, y por supuesto Eli y coco, que son Eli y pocoyo! Está enamorado de Pocoyo!!

    Un Besazo gigante!!

    Te dejo mi nuevo post. Canastilla con estrellas lista para Regalar!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:22

      Para mí que mi bichilla piensa que lo dice todo muy claramente,porque hasta nos regaña en su idioma, pero no solemos entender ni papa de lo que dice. Pocoyó y Eli le gustan,pero está visto que la pasión no le ha calado tanto, porque nombrarlos aún no los nombra.

  • Responder
    clauminera
    11 febrero, 2015 at 10:49

    Me encanta! Bauba, que monada!
    Lo de aprender a decir NO, debe ser común, porque el mío no para, moviendo además la cabeza y el dedo al compás. Me parto con el.
    Y lo de la adoración por su padre, más de lo mismo, una se pasa el día entero con el, jugando, dándole de comer, limpiándole el culete y es sonar las llaves en la puerta y ponerse como loco a dar palmas y llamar a su papá, y caro, así de enchivo y orgulloso entra el otro por la puerta que sólo le da besos a su hijo al entrar y cuando se lo recriminó, dice que a ver si yo hago la misma fiesta al verle

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:25

      Mi madre dice que el no es lo primero que aprenden y ya se les queda bien marcado de por vida. De hecho el sí está totalmente desaparecido en el vocabulario de mi bichilla. Lo del acompañamiento con la cabeza y el dedito también lo hace la mía, se me había olvidado comentarlo. ¡Jajaja! El papá de mi bichilla también reclama más entusiasmo por mi parte cuando llega a casa. ¡Ay, si son más demandantes ellos que nuestros churumbeles!

  • Responder
    Segundos Pasos
    11 febrero, 2015 at 12:13

    mi peque es un jilguero! no calla!!! yo creo que se escucha y le hace gracia así que sigue hablando sin parar!!! es genial eh cuando hablan y te miran!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:29

      Sí que lo es. Ahora a mi bichilla le ha dado por venir a llamarme la atención desde donde esté gritando mamá,mamá. Y se acerca mirándome fijamente y muy concentrada en su discurso.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    11 febrero, 2015 at 12:24

    ¡Qué buena! Mara de momento se conforma con decir “papá”, que vale para mi, pero también a veces para su madre, “mamá” y “teta”. Lo básico, vamos 😛

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:31

      Ya tenéis bastante. La mía es que empezó con el no y esto tenía que reconducirlo de alguna forma. ¿Qué les dais a estas niñas para que os llamen antes que a nosotras?

  • Responder
    pequeboom
    11 febrero, 2015 at 13:18

    Yatá es una de las favoritas de la mía!!!! jajaja

  • Responder
    Anónimo
    11 febrero, 2015 at 13:53

    Si..si…qué gracia con lo de “uuuta =pocoyo…ja.ja.ja si tú sabes lo que quiere decir…Lo que tú les dijiste a las monjitas de Málaga cuando tenias su edad…ja.ja.ja

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 febrero, 2015 at 14:37

      Papá, no me comentes como anónimo que sé que eres tú. U-u-tá es cu-cu-trás de verdad, que lo canta Pocoyó. De momento no ha aprendido palabras malsonantes, pero con este modelo, que soy yo, en casa, no le quedará mucho para lanzarse y darle el primer disgusto a su papá.

  • Responder
    judit
    11 febrero, 2015 at 15:00

    este dice unas palabras parecidas a las de la tuya, también le ha puesto nombres raros a las cosas, pero lo vamos entendiendo 🙂 y por fin me llama mama!! hasta hace unos meses yo era papa U.U

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 11:02

      Mi bichilla lo de papá lo tiene dominado, pero lo de mamá vamos a días. Eso sí, si quiere teta, soy MAMÁ con mayúsculas ¡no sabe nada!

  • Responder
    nuestrocachorro
    11 febrero, 2015 at 15:07

    ¡dice muchas cosas!!! que bien se hacen entender estos peques, Cachorro apenas llama a su padre, del resto no le entiendo ni papa jajjaja a ver si se suelta ya que me vuelvo loca y el se enfada porque no le entiendo. El si y el no al menos con el movimiento de cabeza se apaña

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 11:04

      Claro es que si señala ya se hace entender. A mi bichilla le ha dado por lanzarse a chapurrear, pero señalar señala bastantes pocas cosas. Claro, no sé qué es más difícil, porque las de la lista las conocemos y sabemos a qué se refiere aunque les haya puesto un nombre raro, pero como no para de cotorrear en todo el día, cantidad de cosas se nos escapan.

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    11 febrero, 2015 at 16:54

    Ajjj me.encanta!! Yo he tardado.en ser mamá
    He sido illa,.papa, hasta cari… Y cuando estamos los dos y no sabe con quien ir tb dice.mapa.o.pama!! De cualquier manera babeamos igual!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 11:07

      ¿Illa? ¡Suena muy andaluz! Y cari… ¡jajaja! Mira, lo de mapa o pama creí que era un remix sólo de mi bichilla. Eso sí, están muy gaciosos con esa media lengua.

  • Responder
    mamirecientecuenta
    11 febrero, 2015 at 18:43

    aiiiixxxx, q envidia!! q ganas tengo de que llegue ese momento con mi enana. Me encanta cuando hablan y te dicen las cosas, pero tienes que descifrar qué es.
    Saludos

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 11:08

      Vivimos en una adivinanza constante. Tú tranquila, que ya te llegará el turno de que te ponga la cabeza llenita de palabrejas raras.

  • Responder
    marichollos
    11 febrero, 2015 at 19:55

    Por aquí el chollito dijo antes “atleti” que “papá”, así que no coincidimos con la bichina jajaja. Sus primeras palabras fueron mama,galleta, atelti, agua y no recuerdo mas..por eso las tengo apuntadas en su librito 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 11:10

      ¿Atleti? Sí que lleváis el fútbol en la sangre. Yo debería hacer como tú, e ir apuntando el el librito del bebé, ese que tengo ahí arrumbado con sólo un par de páginas rellenas, todas estas cosas. Pero al final lo cuento en el blog y esperemos que aquí quede para la posteridad.

      • Responder
        marichollos
        13 febrero, 2015 at 17:58

        Te lo juro, le enseñó el papi a decirlo antes que a decir papá…y luego no queria decir papá,tardó bastante jaja.
        Yo a parte del libro del bebé tengo un diario donde le escribo cada mes sobre sus logros, las cosas que hace, lo que lo queremos.. y Al final de cada mes le hago una lista de las cosas nuevas que aprendió y la fecha. de hecho tengo un borrador pendiente con esas listas, de las cosas tipicas: su primera palabra, su primer diente etc. Apunto tooodo todito porque memoria no tengo jeje.

        • Responder
          Planeando ser padres
          14 febrero, 2015 at 11:17

          ¡Eres una mamá súper apañada! Yo soy una perra vaga para esto de los recuerdos. Yo memoria tengo mucha, pero seguro que con la edad me ira quedando menos y debería acostumbrarme a anotar todo esto. Pero me da una pereza… ¡pufff!

  • Responder
    lamamadealvaro
    11 febrero, 2015 at 20:10

    Madre, la cantidad de palabrejas que dice!!! Ya verás en unos meses… Con la gracia que te hace ahora después no podrás evitar pensar de vez en cuando “esta niña no se calla nunca?”
    Un besazo

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 11:11

      ¡Eso ya lo pienso! Porque estas son las palabras que hemos logrado entender,pero además se pasa el día erre que erre murmurando cosas incomprensibles y no calla. ¡Nunca! Hasta en sueños la hemos escuchado cotorreando.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    11 febrero, 2015 at 22:09

    Pues ya tiene un buen repertorio la tía. Con eso ya puede moverse por el mundo. Hace unos meses publiqué un post parecido sobre las primeras de M, que muchas coinciden con las tuyas, será cuestión de supervivencia. Te pongo el post y una pregunta… ¿es normal que me hayan dejado de llegar tus post nuevos al mail? A veces me llegan y a veces no, y no están en spam ni nada…
    http://www.madreyautonoma.com/2014/11/las-primeras-palabras-de-m.html

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 11:13

      ¡Jajaja! Y ahora su papá ha empezado con el inglés y cuando lo ve a él, en vez de hola le dice hello ¡me parto con la bilingüe! Respecto a lo de la newsletter ¿has probado a suscribirte otra vez? Sólo tengo 2 casos más a quienes les ha pasado, pero es que no he tocado nada últimamente, no se por que puede ser.

  • Responder
    Baberos Y Claquetas
    11 febrero, 2015 at 23:20

    Jajaja que grande Bichilla, el nonono se lo aprenden rápido. Pero eso sí, oídos sordos cuando el nono lo decimos nosotras porque es algo que no pueden coger o tocar.

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 11:14

      En eso tiene razón. Ellos no paran de negarlo todo ahora, cuando te escuchan a ti diciéndolo por un oído les entra y por el otro les sale. Pasan olímpicamente.

  • Responder
    Paula (Sin Chupete)
    11 febrero, 2015 at 23:23

    ¡Qué buen repertorio! Mopito dice “oa”, “abua” (sabe lo que es, pero cuando la mienta no significa necesariamente que tenga sed, está comprobado), “papá” (que sirve para papá, mamá y el abuelo) y últimamente ha incorporado “¡ahí va!”, para cuando se le cae algo o se cae él.

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 11:16

      ¡Jajaja! ¡Ahí va! Él mismo se sorprende de las caída. Esta e ha hecho mucha gracia. Oye, me hace gracia que Mopito simplifique bastante y con una palabra nombre 3 cosas ¡qué ahorrativo te ha salido!

  • Responder
    diasde48horas
    12 febrero, 2015 at 11:11

    Pero habla muchísimo!! Qué vocabulario más amplio, por favor, Redondo ni cuando cumplió los dos años hablaba tanto!!
    Me ha hecho mucha gracia lo de yatá porque en casa pasa algo parecido. Cuando Redondo tiene miedo o llora por algo, por que va al médico o lo que sea, yo le digo siempre venga, cariño, que no pasa nada, hombre, no pasa nada. Y ahora, cada vez que llora o tiene miedo él mismo se autoconsuela y empieza a soltar su retahíla de “no paza nada, no paza nada”

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 11:39

      ¡Jajaja! Ya os digo que tengo un loro en casa. Yo también he conocido niños cercanos que ni con 3 años chascaban tanto, pero ya ves, a esta no hay quien la calle. ¡Muy gracioso eso de que se autoconsuele! Ahora que lo pienso, yo en vez de decirle en esas ocasiones que no pasa nada, también le digo, venga que ya está. A ver si también me está copiando en eso…

  • Responder
    Diana
    12 febrero, 2015 at 16:49

    Tu bichilla habla un montón! 🙂 Por aquí la nuestra es mucho de “papai” y “mamai” que lo usa para todo. La “i” del final no sabemos por qué la encaja ahí pero oye… ella se hace entender jejeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 12:00

      ¡Jajaja! Ya me contó el papá de Maramoto (muy orgulloso él) que lo de papá era lo que mejor dominaba. Ya ves con la de asociaciones extrañas que hace mi bichilla, esa i final me parece hasta poca cosa.

  • Responder
    Mama Puñetera
    13 febrero, 2015 at 08:35

    Se nota que tu bichilla y mi Valkiria son de la misma quinta porque van muy parejas en este tema. La mía lo del “pa” en catalán, se lo ha aprendido pero requetebien y lo repite cual metralleta! Jejeje
    Y yo a veces soy mama y a veces soy teta, depende del hambre que haya, jaajajajaja
    El cucu tras también es en catalán y ella solo dice taaaat cuando se le dice cucú.
    Me ha encantado lo de bruta y cachis, jajajajaja
    Besos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 febrero, 2015 at 12:25

      Con lo bruta que es ¡lo de cahcis parece casi de cachondeo! Además, que se va ella toda indignada, repitiendo aaachís, aaachís cuando las cosas no salen como ella quiere. El hambre parece que determina mucho la forma en la que nos ven. ¡Para lo que hemos quedado! Somos como una despensa con patas.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.