Cosas de mi madre

Las cosas de mi madre (IV). La higiene

La relimpia de mi madre y sus dudas sobre mi higene

La relimpia de mi madre y sus dudas sobre mi higene

Mi madre es una mujer relimpia, de las que ya no quedan. Sinceramente, sin dudar de las habilidades de las mujeres de mi generación, creo que todas estamos a años luz de lo que limpiaban nuestras madres, de lo bien que lo hacían, del interés que le ponía, de los resultados que obtenían y de la desproporcionada cantidad de tiempo que invertían. ¿Qué le vamos a hacer? Yo creo que si evito las comparaciones y asumo que mi madre siempre va a limpiar más y mejor que yo seré más feliz. Los hombres, sin embargo, sí parece que han avanzado enormemente en este terreno, y han pasado de ser un cero a la izquierda en el hogar a convertirse en todos unos amos de su casa (o al menos lo intentan). Pero personalmente, sé que ni dedicándole el mismo tiempo, ni utilizando los mismos productos de limpieza que ella, de la misma marca, ni siguiendo sus consejos paso por paso, lograré nunca que cualquier cosa que deba limpiar quede de reluciente como le va a quedar a mi madre. Vamos, que lo mío con las tareas domesticas es una batalla perdida, y si no fuera porque me da vergüenza estar ya criada y pedirle a mi madre que me haga las faenas ¡se lo pediría! En cuestiones relacionadas con la higiene y la crianza de mi bichilla, mi madre también ha tratado de aconsejarme (o volverme tarumba del todo) con sus apreciaciones acerca de cómo debería lidiar con las manchas que provoca mi churumbelita, y con la desinfección general de todo lo que toca. Voy a transmitiros algunos delos puntos de enfrentamiento relativos a la higiene del bebé que solemos tener las dos.

1. El cuello también se lava. Siempre digo que no soy de relimpia como mi madre, pero juraría que desde que nació mi bichilla, en cada baño la hemos lavado a conciencia por todos los recovecos. Sin embargo, yo no sé si sería porque de recién nacida estrenaba ropa constantemente, o porque en mi familia hemos sido diseñados casi sin cuello (con la barbilla incrustada en el pecho, de forma que para nosotros un jersey de cuello redondo ya es casi uno de cuello vuelto) que cuando íbamos de visita y mi churumbelita hacía algún que otro gesto de estiramiento poco habitual, salían a relucir unas pelotillas de pelusa pegadas en los pliegues del cuello. Yo creo que en la bañera se quedarían las correspondientes, pero que al ponerle nuevos modelitos volvía a quedarle el cuello poco higiénico. Y claro, mi madre andaba recomendándome siempre que el cuello, aunque no se vea, también se lava. Y lo mismo detrás de las orejas, donde mi bichilla tuvo durante meses una mijita de costra láctea, que ciertamente a ojo parecía roña asquerosa por falta de buenos hábitos de limpieza.

2. Todas las manchas salen frotando. En este punto sí que existe un enfrentamiento abierto entre mi madre y yo. Ella siempre lava más blanco y mejor que yo, y que el 99% de la población mundial. Tienes sábanas y hasta trapos de cocina de la posguerra que están radiantes y como recién comprados. Ya os conté hace unos meses mis desvelos con el asunto de las difíciles manchas de bebé. Pero es que resulta que a mi madre no se le resiste ninguna. Y nada de utilizar productos caros o moderneces químicas Para mi madre, todas las manchas salen frotando. Yo le hice caso, y froté y froté durante un tiempo. Hasta que se me llenaron los nudillos de heridas, se me resecaron las manos y decidí que me saldría más a cuenta tirar a la basura un body cagado y barato que la cantidad de agua calentita, tiempo y esfuerzo que tenía que invertir para que al final siempre me quedara un cerco amarillento y mugriento donde había estado la plasta. A mi madre esas cosas no le pasan. Ella actúa sobre la mancha de inmediato, no deja que se reseque y también debe tener una técnica de frotado más depurada que la mía, porque si no no entiendo qué hacemos de forma tan diferente como para que a ella todo el trabajo le luzca tanto y a mí tan poco.

3. Mi madre usa vinagre para todo. Lo mismo que el agua es el disolvente universal, para mi madre el vinagre es el limpiador universal. Le atribuye propiedades al vinagre que yo no sé si serán ciertas, pero conociéndola deben serlo, porque no es ella mujer de perder el tiempo con remedios inservibles. El vinagre puede abrillantar las partes metálicas de la cocina, eliminar la grasa, dar lustre al parquet, alejar a los piojos y aliviar las picaduras de los mosquitos. El vinagre todo lo puede. Es uno con el universo y yo me niego a reconocerle sus propiedades. Tanto es así que hace años que el único vinagre que tenemos en casa es el de Módena, para las ensaladas del papá de mi bichilla, a las cuales tampoco me acerco.

Todo esto unido a su lema, ya clásico en este blog, de que la plancha desinfecta, cosa que tampoco hago. Planchar me da una pereza horrible, y claro entre que mi bichilla va con la ropa arrugada y manchas que yo insisto en que se han resistido al lavado, creo que piensa que la tengo viviendo como una pordioserita y que las medidas de higiene en esta casa brillan por su ausencia. ¿Qué encontronazos hay entre vuestra higiene y la de vuestras madres?

Esto te puede interesar

46 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    18 febrero, 2015 at 07:12

    Jaja yo creo que nuestras madres son iguales.
    Por mucho que yo lo intente mi casa nunca jamás estará tan limpia y ordenada como la suya, nunca! Y eso que ella tiene a los niños casi todo el día pero en su casa nunca verás algo descolocado, no sé cómo lo hace.

    Y las manchas igual, a mi se me resisten todas y eso que froto y pongo al sol tal y como ella me indica pero no de lejos.

    En fin, asumirlo es el primer paso para ser feliz jaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 22:55

      ¿Lo asumimos? Lo peor en mi caso es que después de concienciarme acerca de que nunca le voy a llegar a mi madre ni a la suela del zapato en esto de la limpieza, es que creo que encima me estoy volviendo más dejada y vaga de lo que ya era antes. Tengo que planificarme mejor las tareas de casa para mantener unos mínimos de higiene.

  • Responder
    mamaenbulgaria
    18 febrero, 2015 at 07:26

    Planchar no me molesta pero no puedo hacerlo con el pequeño trepando por mis piernas, así que lo evito. Ya sabes. «quien tiende bien plancha la mitad», y eso intento.
    Respecto a la limpieza estoy igual que tu, pero hace poco me apunté a un grupo de FB enorme en el que te resuelven cualquier duda que tengas de temas domésticos. Yo estoy muy contenta en ese grupo y aprendo mucho; si te interesa te digo el nombre pero prefiero no ponerlo aquí porque sería spam.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 22:57

      Yo trato de tenderlo todo estiradito pero ¡ay cuando tiende el papá de mi bichilla! Por más que le explico los pocos trucos que sé, se piensa que son manías mías y que sólo quiero ponerle pegas a su forma de hacer las cosas. Con decirte que cuando él tiende la mitad de la ropa no se termina ni secando… ¿Existen grupos de Facebook para limpieza? ¡Muerta me hallo! Ya hablaremos tú y yo de este asunto.

  • Responder
    Madreyautónoma (@Madreyautonoma)
    18 febrero, 2015 at 07:57

    Uy, para esto mi madre es un desastre. Lo del orden y la limpieza no es lo suyo, qué va! De la que alucino es de la madre de J, en su casa parece que hay un duende que evita que las camas permanezcan deshechas más de 10 minutos o que haya una mínima miga de pan en el suelo

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 22:59

      ¡Jajaja! Pues creo que todas viviríamos más tranquilas con tu madre como pariente. Es que las comparaciones siempre son odiosas, pero si encima el nivel nos lo ponen tan alto, es como para entrar en depresión directamente. Ahora, que puestos a tener a alguien relimpio, prefiero que sea mi madre y no mi suegra, porque entonces sufriría mucho más.

  • Responder
    Segundos Pasos
    18 febrero, 2015 at 07:59

    lo del tema del vinagre es algo que siempre me ha sorprendido!!! que te manchas, vinagre. que el niño tiene piojos, vinagre. que quieres limpiar la lavadora, échale vinagre!!!!! ajajaja si todo se arreglara con vinagre!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:00

      ¡Todo, todo! Yo no sé si las empresas de detergentes conocerán el truco, porque si no yo cerraría los departamentos de I+D ¡que el vinagre ya está inventado y ellos están perdiendo el tiempo!

      • Responder
        Segundos Pasos
        19 febrero, 2015 at 14:49

        aajajjaja ya tengo en mente el anuncio publicitario…

        • Responder
          Planeando ser padres
          20 febrero, 2015 at 12:39

          Pues te doy el mail de mi madre, que sabe todas las propiedades del vinagre y ponéis en marcha el negocio 😛

          • Segundos Pasos
            20 febrero, 2015 at 13:11

            jajajajaj yo que estoy en plan emprendedora (sin llegar a hacer nada) poco me falta para lanzarme ehhh

  • Responder
    lamamadealvaro
    18 febrero, 2015 at 08:47

    Mi madre también es relimpia, también usa vinagre para todo y encima me dice que todas las manchas salen a golpe de muñeca…
    Creo que tu madre y la mía se hicieron por el mismo molde, jaajajaj
    Besos

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:01

      ¿Irían al mismo colegio? ¿O será cosa de la época? La tuya lo saca todo a golpe de muñeca y la mía frotando. Mientras tanto yo ¡con manchas súper resistentes por todos lados!

  • Responder
    MamaUniversitaria
    18 febrero, 2015 at 09:00

    Mi madre también es muy limpia. Pero también es verdad que en casa siempre trabajo alguien! Y yo no tengo a nadie ni tampoco sea la persona mas limpia. Con el tiempo y el peque me he vuelto mucho más limpia y ordenada. Lo intento por el! Es un esfuerzo diario. Ya le plancho la ropa, y esto es porque vivimos en un pueblo y no quiero que vaya mal a la guarde! Por lo que puedan decir. El peque impecable y yo desastrosa! Pero del peque no podrán decir nada!
    A mi el vinagre no me gusta nada! Mis suegros limpian con el y la casa suele oler a ensalada mixta! Yo soy mas amiga del Ten! Porque el lejía tampoco me gust!

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:03

      Mi madre es relimpia y no la ayuda nadie Claro, ojalá tuviésemos todo la posibilidad de contratar a alguien para estos menesteres. Creo que a día de hoy ese sería mi mayor sueño. Menos mal que el Pueblucho Infernal es grandote y a parte de mi madre no creo que nadie más se fije en lo arrugado de la ropa de mi bichilla. Porque a mí me ha pasado al contrario que a ti: tras nacer la niña hago menos faenas que antes. Mi madre es muy de vinagre pero su casa no huele a él ¡otro misterio que resolver!

  • Responder
    Mama Blogger
    18 febrero, 2015 at 09:32

    Jajajajaja, mi madre es igual que la tuya, todo lo tiene suuuuuuper limpio y suuuuuuuper ordenado!!! Y también utiliza vinagre para todo, jajajaja que gracia me ha echo esto!!!! 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:04

      ¿Y por qué a las madres no se les descolocan las cosas? Desde que nació mi bichilla, el salón es el escenario de una batalla campal a diario. No da tiempo a recogerlo cuando ya ha vuelto a ponerlo todo por en medio. Yo soy más aficionada al amoniaco que al vinagre. En fin…

  • Responder
    Diana
    18 febrero, 2015 at 09:57

    Mi madre es un poco desastre la verdad. Sí que cumple lo de «desproporcionada cantidad de tiempo invertido»… Ojalá hubiera limpiado menos y me hubiese hecho más caso. ¡Ay el marujismo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:05

      ¡Jajaja! Una resentida contra el tiempo dedicado a la limpieza Ves, a mi madre le daba tiempo de todo: la casa impecable, la comida perfecta, los niños atendidos… ¡el más difícil todavía!

  • Responder
    marigem
    18 febrero, 2015 at 09:58

    Jajajajaj, así era mi abuela!!!!!!!!!! Recuerdo que mi hermana y yo la raya del pelo no la teníamos muy blanca, pero no por sucia si no porque era nuestro color, y a la mínima sacaba el pañuelo, lo mojaba en agua o saliva, lo que tuviera más a mano y nos frotaba con saña, porque aquello era saña, jajaja. Mi madre es limpia pero lo normal prefiere hacer otras cosas.
    Me reído mucho con lo del cuello, he recordado una escena de La gata sobre el tejado de Zinc donde Liz Taylor llama cuellicortos a unos niños.
    Un besín.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:07

      ¡Jajaja! Me parto con lo de tu abuela. ¿Cómo puede ser que os quisiera sacar brillo en la raya del peinado? Esto es la primera vez que lo oigo.No, a tanto mi madre no llega. En mi familia somos de poco cuello, y por el contrario, el papá de mi bichilla parece una jirafa ¡a ver cómo se nos desarrolla mi churumbelita!

  • Responder
    cosetesdemarta
    18 febrero, 2015 at 10:16

    jajjaja, me ha hecho mucha risa el post.
    Yo con la plancha también tengo luuchas tremendas, no me gusta planchar y no se me da nada bien.
    Vamos que acabo y está igual.
    Yo no soy de frotar pero mi suegra sí y de poner a remojo todo antes de la lavadora, y yo piensi, para que lavarlo si ya esta limpio?, jajajaj

    Un Besazo gigante!!

    Super Mochila Mega Molona Hecha a mano

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:09

      El tema de pretratar la ropa antes de lavarla es otro gran misterio para mí. Cuando hay una mancha, yo dejo la ropa en el cesto de la colada, espero a que haya la cantidad suficiente para aprovechar bien una lavadora y entonces la pongo. Pero mi madre dice que hay que frotar en el mismo instante en el que se produce el estropicio, y yo no estoy preparado ara este estrés. Por eso, muchas manchas se quedan resecas durante días, y la cosa se complica.

  • Responder
    Mi Mausita
    18 febrero, 2015 at 10:31

    Pues lo del vinagre es cierto ehh, sirve de abrillantador para el lavaplatos, de suavizante para la lavadora y desinfecta 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:09

      Lo sé,lo sé, hay cantidad de gente mega fan del vinagre. Lo mismo hasta tiene una comunidad en Facebook y todo 😛

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    18 febrero, 2015 at 11:14

    jajajajaja Ay, las madres. ¡Son la nueva prueba del algodón!

  • Responder
    Cuestión de madres
    18 febrero, 2015 at 12:35

    Tengo los mismitos que tienes tú… y me tienes que ver cuando va a venir mi madre de visita la limpieza general que hago para pasar medianamente bien su inspección..jejejeje. pero es que se fija en todo hasta en las fotos que le mando de los niños… me dice… ya tienes la torre de ropa para planchar.. y sí, pero es que me da mucha pereza… pero vamos.. que ellas tienen un don que no hemos heredado..jejejeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:12

      Mi madre tiene pocas oportunidades de pasar por casa de visita, pero cuando lo hace ya desde la puerta de advierto de lo que se va a encontrar. Ella dice que no le importa, que yo veré lo que hago con mi desorden,pero en el fondo creo que estoy perdiendo puntos como hija. Tu madre es más estricta que el propio Pinterest para eso de la composición de las fotos. Igual es que la especie está evolucionando y por eso las buenas costumbres respecto a la limpieza de la casa se están perdiendo (¡por favor, que así sea!).

  • Responder
    anitasuperstarr
    18 febrero, 2015 at 12:38

    mi madre es más desuelos y casa perfecta. Como acabo de parir se controla, pero lo suyo son los comentarios que empiezan con: «yo no quiero decir nada, pero…» y ahí sigue una agudísima observación sobre mi auténtica falta de habilidad y tesón en temas de limpieza:)

    feliz miércoles!

    Anita

    http://www.gemelosinvasores.com

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:15

      ¡Qué detalle que te respete mientras estás recién parida! Yo soy mucho de esa frase que comentas,pero la limpieza de los demás no me importa mucho. A ver, siempre dentro de unas condiciones medianamente razonables para poder vivir sin morir de infecciones, pero vamos, que una pelusa rodando el suelo o una camiseta sin planchar ya hace años que no me quitan el sueño.

  • Responder
    judit
    18 febrero, 2015 at 12:47

    Mi madre es muy limpia, pero no tiene tiempo pq trabaja todo el día, y si sumas a mi hermana y mi padre que ensucian mas que limpian, pues la pobre tiene el piso un poco desordenado, pero eso ya no nos quita el sueño, se vive igual! ! Eso si, los trucos de limpieza se los tengo que pedir a ella que también los sabe todos! ! Eso es la edad, cuando seamos abuelas también daremos lecciones de limpieza 😉 Y no te cuento como tengo el piso pq da un poquito de pena :S

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:18

      Ese es otro gran tema. Yo limpiaré lo justito, pero es que el papá de mi bichilla considero que mancha mucho Por ejemplo,no entiendo que deba salpicar todo el espejo del cuarto de baño par afeitarse, o que los calcetines sucios los deje en una esquina del cuarto de baño esperando a que se teletransporten a la lavadora. Mi salón ahora está impracticable, pero paso de ordenarlo porque mañana a primera hora mi bichilla me lo va a poner igual. No sé yo si a la vejez me dará a mí por mejorar en limpieza ¡creo que iré a peor con a edad!

  • Responder
    @Alesandrilla
    18 febrero, 2015 at 12:50

    Este domingo fuimos a ver la -cutre- cabalgatade carnaval con mi madre, y al acabar, que eran ya las 2 de la tarde, le dije que si nos podíasmo auto-invitar a comer a su casa. «Pero hija, si no he limpiado». Cuando llegué a su casa le pregunté que a qué llama ella limpiar, porque su casa estaba como una patena, ya quisiera yo que mi casa sucia luciera como la suya, jajaja. Definitivamente, tienen poderes especiales y otro concepto de limpieza totalmente diferente 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 febrero, 2015 at 23:20

      ¡Jajaja! Esa es mi madre, que dice que no ha limpiado y no ves la suciedad por ninguna parte ¿qué más quiere limpiar? Yo no sé cómo lo hacen. Creo que si siguiera el consejo de mi padre, de menos redes sociales y menos blog y más pasar la fregona igual me cundía más este asunto de la limpieza. Pero es que me gusta tan poquito… Que con hacer de justito de momento vamos tirando.

  • Responder
    monstruuosa
    18 febrero, 2015 at 16:11

    Uf, enfrentamiento abuelil, sino es la limpieza, es otra cosa. Yo el vinagre para las ensaladas y evitar el desteñido de la ropa xD

  • Responder
    Baberos Y Claquetas
    19 febrero, 2015 at 00:08

    ¿Planchar? ¿qué es eso? Yo tengo un chisme con vapor que no se muy bien como va, pero que Papidire adora y plancha camisas cuando merece la ocasión. El truco está en sacudir las prendas cuando salen de la lavadora, adiós arrugas y adiós al planchar. Mi madre no suele meterse en nada, pero la suegra jajajaja esa me redecora la casa nada más entrar, hasta las pelusas tiemblan cuando la Señora pisa la casa. Un beso

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 febrero, 2015 at 20:09

      ¡Jajaja!¿un chisme con vapor que se llama plancha? ¡Jajaja! Sí, sí eso de tenderlo todo bien estiradito para ahorrarnos la plancha trato de hacerlo pero no queda perfecto como las prendas requeterepasadas de mi madre. Yo he optado por no traer visitas a casa y así podemos vivir tranquilos con nuestras arrugas y pelusas.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    19 febrero, 2015 at 09:26

    En casa de mis padres quien hacía la limpieza era mi padre y puedo decir que era peor que Don Limpio. Una tortura.
    Ahora que pensaba que me libraría del señor de la limpieza porque mi marido era el típico hijo que su madre le hace todo me ha salido un talibán de la limpieza que por una parte me va genial porque yo nunca hago la limpieza de casa pero luego me tiene mortificada si se cae algo al suelo y si por el fuera iría con redecilla por casa para que no caigan pelos.
    Sobre el planchar en casa somos también de tender muy bien y no planchar.

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 febrero, 2015 at 11:51

      ¡Jajaja! Mi padre, desde que se ha quedado de amo de casa, también presume de que es el que tiene los cristales más limpios de toda su urbanización. ¡Ay los pelos! Con la largura que tienen los míos, ya te puedes imaginar que cuando se me cae uno, ya parece que toda la casa esté sin barrer. Oye, pero ¡qué estricto tu marido! El papá de mi bichilla es de costumbres más relajadas para esto.

  • Responder
    diasde48horas
    19 febrero, 2015 at 16:26

    Jajajaja, me meo de la risa… yo también odio la plancha, y para evitarlo siempre tiendo todo bien estiradito. Eso cuando tiendo yo, porque si tiende mi marido es capaz de tender un jersey con una manga para dentro y la otra para fuera, lo juro, ya ha pasado!
    En cuanto a las manchas, no lo sé seguro, habría que investigarlo en profundidad, pero creo que la clave está en no dejarlas resecar. A mi, por supuesto, me pasa lo que a ti, que no las lavo en el momento y luego por mucho que refriegue con jabón lagarto siempre queda el cerquillo. En fin, nadie es perfecto 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 febrero, 2015 at 12:41

      Me creo a pies juntillas lo de la técnica de tu marido para tender.Más que nada porque el papá de mi bichilla también la usa. Entre que no saca las manchas dela ropa, tiende la mitad del derecho y la mitad del revés, le hace tantas dobleces a la ropa que no hay forma de que se sequen las capas interiores… Mi madre defiende que hay que actuar de inmediato sobre la mancha. Yo las dejo días y días cogiendo cuerpo y ya no quieren abandonar la ropa.

  • Responder
    María {La cajita de música}
    19 febrero, 2015 at 18:02

    jaja, yo no digo nada porque soy megahiperordenadaylimpiarozandolaenfermedad, o al menos eso dicen los que viven conmigo… Mi madre es muy limpia pero no obsesiva como yo! Me apunto el remedio milagroso del vinagre de tu madre 😉

    Feliz día!

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 febrero, 2015 at 13:38

      Eres la primera que se declara más relimpia que su madre ¡háztelo mirar que eso no puede ser sano!

  • Responder
    Limpieza con vinagre: usos y consejos
    8 abril, 2015 at 08:03

    […] el vinagre blanco. Hace poco, Lucía de Planeando ser Padres comentaba en el blog que su madre utilizaba el vinagre para todo: lo utilizaba como producto de limpieza universal. Y vaya si sirve, si no que se lo pregunten a […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.