Marcas

Disney On Ice ¡Magia de verdad!

Disney On Ice. 100 años de magia

Disney On Ice. 100 años de magia

Este pasado domingo fuimos al Palau Sant Jordi para ver el espectáculo “Disney On Ice. 100 años de Magia” que acaba de comenzar su recorrido por cantidad de ciudades españolas. Ya sabéis que hace unas semanas sorteamos algunas entradas en el blog (los ganadores irán a ver el show a Zaragoza) y nosotros también tuvimos la oportunidad de ver tremendo montaje artístico. Pero ¡mi bichilla se puso rebelde y nos quedamos sin el disfrute! ¡Ay, qué pena más grande! Dice mi padre que esta niña es muy de biblioteca y que no la obligue a ir a estos saraos de Disney. Y dice mi madre que aún es muy pequeña (15 meses) para llevarla a los espectáculos. Pero lo que yo creo es que es una sosa del todo, porque allí había niños más o menos como ella, disfrazados y todo, y no vi a nadie salir a la carrera por los alaridos de sus criaturas. El caso es que en cuanto la megafonía anunció que quedaban 3 minutos para el inicio del espectáculo, mi bichilla ya empezó a incomodarse. Y cuando apagaron las luces para que empezara el patinaje sobre hielo, irrumpió en un llanto desconsolado que tras 5 minutos obligó a su papá a abandonar el asiento. Yo traté de calmarla con mi consabido recurso a la teta y con un trozo de galleta. Pero estaba en shock y se metía la galleta a la vez que la teta, lo mordía todo, no tragaba nada y hubo que desistir. Como mala madre que soy, los mandé a ellos a la calle y me quedé yo media horita viendo el espectáculo ¡qué cosa tan bonita! Al menos, lo poco que vi.

1. Personajes. Dicen que intervienen más de 65 personajes de todas las películas de Disney, pero claro, con la brevedad de nuestro paso por el evento, yo no llegué a ver ni una veintena. Un poquito de Aladín, la historia completa de Buscando a Nemo y La bella y la bestia, y una presentación de noviazgos Disney como el de La Sirenita, Blancanieves, Cenicienta y Pocahontas. Y hala, a marcharme a la carrera porque mi bichilla y su papá estaban merendando fuera del edificio. Y como la niña parecía feliz comiendo, al sol y correteando entre las fuentes, decidí alargar un poquito mi estancia allí. Pero el cargo de conciencia de haberlos abandonado pudo conmigo y salí al poco rato.

Mi bichilla durante el espectáculo de Disney On Ice

Mi bichilla durante el espectáculo de Disney On Ice

2. Coreografías. En Disney On Ice, se representan escenas de algunas de las películas de dibujos más famosas de la compañía pero patinando sobre hielo. Las historias de amor parecen más románticas, y las escenas de acción más trepidantes. Por ejemplo, cuando el tiburón Bruce y sus secuaces persiguen o acorralan a Nemo y Dori ¡ay, que tensión! El audio es el original de las películas, porque los patinadores no interpretan la escena (bastante tienen con mantener el equilibrio y hacer las piruetas), así es que todo es tal cual lo hemos conocido anteriormente y las voces son familiares ¡y las canciones aún más!

3. Público. Aunque piden que se silencien los móviles, allí se puede hacer mucho ruido, palmas, cantar, jalear. Porque el sonido es muy fuerte. Y esto os lo puedo asegurar porque nosotros pasamos más tiempo fuera del Palau que dentro, e incluso desde la calle podíamos saber qué estaba ocurriendo en el interior. Los niños pueden moverse un poco y hablar o comentar sin molestar a nadie. Se anima a que se hagan palmas y creo que es inevitable canturrear todas las canciones que nos son familiares. Sin embargo ¡los adultos vamos a conocer más películas y más bandas sonoras que nuestros churumbeles! Porque las nuevas generaciones parecen considerar ya que Toy Story es la prehistoria del cine Disney, y andan bastante encasillados con Frozen o Cars, por lo que clásicos, clasiquísimos, como Blancanieves difícilmente les van a llamar la atención. Esto me ha servido para darme cuenta de que a mi bichilla tengo que culturizarla en las películas Disney del siglo XX, para que no se me estanque en el XXI.

Requeterrománticas las recreaciones de las historias de amor Disney

Requeterrománticas las recreaciones de las historias de amor Disney. Foto mía, como se puede apreciar

4. Precios. No sé si en todas las ciudades españolas por las que pase la gira los precios estarán en el mismo nivel, pero al menos en Barcelona no es que fueran del todo baratas. Nosotros estábamos en la fila 28, en el centro, con una visibilidad excelente de toda la pista de hielo, frente a ella, pero bastante altos en la grada. Y estas ya costaban 30 euros cada una. Es mucho dinero si consideramos que como mínimo iremos los padres con un churumbel. Los menores de 2 años no pagan entrada. Sin embargo, si vuestros peques son fans de Disney y no piensan liarla parda como mi bichilla e irse sin mirar ni una vez al escenario, siempre digo que me parece un dinero bien invertido. Podemos aprovechar fechas señaladas como las navidades, cumpleaños y demás acontecimientos, para cambiar el regalo por organizar una actividad familiar diferente y muy entretenida. Porque de lo contrario, acudir a un espectáculo de Disney On Ice sí que se puede convertir en un pequeño lujo.

La gira sigue por toda España, y aquí podréis consultar el resto de ciudades que van a visitar nuestros amigos de Disney, así como comprar las entradas si os animáis a contagiaros de la magia de estos 100 años. Ojalá nuestra siguiente experiencia sea acogida con más cariño por mi mochuela.

Esto te puede interesar

23 Comentarios

  • Responder
    Marigem
    25 febrero, 2015 at 07:21

    ¡Qué buena pinta!!!!!
    Jejejej, vaya con la bichilla!!!!
    A mí estas cosas me encantan y considero el dinero bien invertido, aunque tal vez tiene razón tu madre y la nena es un poco pequeña. La mía mayor me las liaba pardas siempre, en cambio el peque, supongo que al crecer acostumbrado por su hermana no lloraba ni montaba circos(los de ella valían por los dos,jajaja).
    Un besín y está preciosa en esas fotos, ayyyyy.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 febrero, 2015 at 14:10

      Lo poco que pude ver me entusiasmó. No me planteé que fuese pequeña,porque con menos de un año la llevamos a un musical parecido, también de Disney y es cierto que se pasó la mayor parte durmiendo, pero cuando se despertó no armó estos dramas. Desde luego no pienso repetir hasta que se me quite el trauma ¡que niña más poco fan!

  • Responder
    Esther
    25 febrero, 2015 at 07:49

    Jajajaja…me has recordado a los shows que montó M. en los espectáculos del loroparque. Al final los ibamos viendo por turnos. Yo creo que son pequeños aún. M. solo quiere andar (o correr, mas bien) y subir y bajar escaleras. Lo demás le da igual, por eso ni intento ir a sitios de estos.
    De todas formas para cuando sea mas grande M., el espectáculo tiene muy buena pinta. A ver si se me civiliza un poco 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 febrero, 2015 at 14:12

      Yo me quedé a ver un ratito, pero su padre ya no volvió a entrar (él sí que está dedicado al 100% a la niña y si sufre se acabó el espectáculo). Como ya habíamos estado antes en algo parecido, creí que lo llevaría mejor, pero vamos, que esta no vuelve a pisar un teatro hasta que cumpla los 18. ¡Años! Menos mal que allí se podía hacer jaleo y que no molestaba a la gente porque la música está muy fuerte, porque si llega a ser una cosa más discreta…

  • Responder
    ¡Y yo con estas barbas!
    25 febrero, 2015 at 08:16

    Oye… que el espectáculo, no sé… ¡Pero vuestra bichilla está preciosa! 😀

  • Responder
    Segundos Pasos
    25 febrero, 2015 at 09:10

    anda que no lo habéis pasado bien ni na!!! yo todavía no he llevado a mi peque a ningún espectáculo pero para el mes que viene iremos…a ver que tal!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 febrero, 2015 at 14:15

      Hombre, bien,bien… si no hubiera montado semejante espectáculo de llanto hubiera sido mejor. Yo no vuelvo a llevarla mientras sea tan pequeña.

  • Responder
    Raquel Osoa
    25 febrero, 2015 at 09:20

    Mis dos niños son muy inquietos y me cuesta mucho decidirme a llevarles a espectaculos por miedo a que no puedan estar sentados tanto tiempo. Hay quien me dice que lo mejor es llevarles para que se vayan acostumbrando. Quizás tengan razón pero pagar unas entradas y luego no poder aprovecharlas me produce dolor de corazón ( y de bolsillo).

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 febrero, 2015 at 14:16

      Yo no la vuelvo a llevar a este precio. Mira, para experimentar ya buscaré alguna cosa gratuita de la biblioteca o del teatro del pueblo. Pero es mucho dinero para que te eche el plan por alto. Eso sí, para niños más grandes y para adultos ¡es un espectáculo genial!

  • Responder
    mamaenbulgaria
    25 febrero, 2015 at 09:31

    Qué bonito! No te agobies por lo de la bichilla, es normal, a mi lo que me extraña es que haya niños que se queden quietos y callados todo el show jaja!
    Mis tíos me llevaron a ver Disney on Ice en el Palau Sant Jordi cuando tenía 12 años y fue precioso..

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 febrero, 2015 at 14:17

      Pues yo no pienso llevarla hasta los 18. Vista la que ha liado los 12 me siguen pareciendo pronto. ¿Tanto tiempo lleva existiendo esto de Disney On Ice? Y yo creyendo que era un invento moderno.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    25 febrero, 2015 at 09:37

    Fue una pena que la bichilla no lo pudiera disfrutar pero entiendo que el tema de que se apagaran las luces de repente y empezara la música la pudo asustar y luego no tenía consuelo. A ver si más adelante tenéis suerte.
    A mi el espectáculo me encantó porque soy muy fan de las pelis de Disney y yo era la que canturreaba todas las cancioens, pero tal y como dices creo que deberían actualizar los personajes porque los niños de hoy en día ya no conocen a la mayoría y por la cantidad de niñas disfrazadas de Frozen está claro que alguna se debió llevar una decepción al no ver a Ana o a Elsa.
    Por suerte mi peque aún le flipan Mickey y Minnie y de hecho estaba muy preocupada porque no veía a Daisy que apareció al final.
    Creo que nos esperaremos a volver a que la peque sea un poco más mayor y lo pueda disfrutar más.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 febrero, 2015 at 14:20

      Leí tu post sobre Disney On Ice y estamos de acuerdo en muchas cosas. ¿No salía Frozen? Yo pensé que era porque a mí no me había dado tiempo a llegar a esa parte, pero sí, supongo que para los peques esta peli debe estar incluida de forma obligatoria. Cuando fuimos a la inauguración de la tienda Disney de Barcelona, mi bichilla se quedó encantadísima viendo por allí a Mickey y a Minnie, delo que deduje (erróneamente) que le gustaría verlos en patines y con música. Pero no acerté ni de lejos. Si vuelvo a tener entradas ¡se las regalo a mi sobrinita!

  • Responder
    Cosetes de Marta
    25 febrero, 2015 at 11:17

    Pues a mí me gustaba la idea pero claro el dinero me para y luego que mis sobris tampoco se están quietos mucho rato.
    En realidad seria más para mi, jijij

    Un besazo.

    Fundas Portadocumentos super xulis.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 febrero, 2015 at 14:21

      ¡Jajaja! Vista mi experiencia ¡seguro que serían más para ti! Pero date un capricho y lo ves tú misma.

  • Responder
    Cuestión de madres
    25 febrero, 2015 at 11:48

    Espero poder ir al próximo… esta vez fue Noe la que aprovechó la ocasión y disfrutaron también mucho… y es que creo que Disney nunca defrauda y gusta tanto a mayores como a pequeños 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 febrero, 2015 at 14:21

      ¿Ves? Gusta a mayores y pequeños ¡menos a mi bichilla! Mi niña es raruna ¿qué le vamos a hacer?

  • Responder
    Kath
    25 febrero, 2015 at 12:09

    Uy! Yo creo que cuando mi Beberecho sea un poco más grandecita sí la llevaré cuando vengan a Barcelona, tiene un mes menos que la bichilla y ya sé yo que no lo iba a disfrutar o que la lie y tuviéramos que irnos. Además que aun tiene que ver más pelis, eso sí, como tú dices, del siglo XX.
    Por cierto, una lástima, porque teníais unas buenas vistas.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 febrero, 2015 at 14:23

      Pues si quieres un consejo, espera todo lo que puedas. Vamos a hacer un plan serio de empezar con las pelis Disney en casa y a ver si así estamos bien preparadas para el próximo evento. Se veía muy bien el espectáculo desde nuestros asientos, pero para lo que nos duró…

  • Responder
    pequeboom
    2 marzo, 2015 at 12:16

    Qué buena pinta!!!! Pintaza!! Yo creo que me hubiera quedado jajajajajaja soy así de #malamadre

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 marzo, 2015 at 16:25

      Esa media hora estuve debatiéndome entre si salir a ayudar con mi bichilla o quedarme a traición hasta el final. Pero me dio miedo que huyeran sin mí en el coche y decidí salir.

  • Responder
    ¿A qué edad ir a espectáculos con niños?
    9 marzo, 2015 at 11:05

    […] de patinaje sobre hielo a los 15 meses. ¡Y volvimos a reincidir! Nos invitaron al espectáculo Disney On Ice. 100 años de magia en el Palau Sant Jordi de Barcelona. La niña era todo felicidad en los alrededores del Palau, […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.