Enseñanza/Colegio

Buscar el mejor colegio (III) Enseñanza pública ¡y olé!

Busca el mejor colegio

El mejor colegio ¡va a tener enseñanza pública!

Como la semana pasada el post se me quedaba largo, seguiré hoy alabando las bondades de los colegios públicos del Pueblucho Infernal. Bueno, esto y desmitificando todo ese cúmulo de pésimas ideas preconcebidas que se me habían metido en la cabeza antes de realizar la ruta para buscar el mejor colegio para mi bichilla por mí misma. ¿Quién me mandaría a mí hacer caso de las habladurías de la gente? No voy a confiar en lo que me diga el entorno, ni en esto d ellos colegios ni e cualquier tema trascendental que se me plantee de aquí en adelante. Pero sigamos con esos fallos graves que supuestamente afectaban sin remedio a la enseñanza pública.

1. Maestros desmotivados y bajo nivel educativo. Sólo lo hemos encontrado en “el colegio malo” en el que desde la jefa de estudios hasta el último de los profesionales iban con una cara larga que les llegaba hasta el suelo. No sé si los recortes han podido hacer mella en ellos hasta ese punto, pero es que la señora nos llegó a decir algo así como que allí intentaban que los niños aprendieran alguna cosita durante la jornada, pero vamos, que eso dependía mucho de cada niño. Claro, eso nos espantó. Entiendo que todo el colegio no acabará trabajando en la NASA, pero de ahí a que no aprendan nada de nada y que al profesorado le dé igual… Pero en el resto de colegios públicos los maestros y el equipo directivo han sido un encanto. Motivados, implicados, con decenas de proyectos para contar y con muy buena predisposición para tranquilizar a quienes tendremos que pasar por el calvario que puede llegar a ser lo de buscar el mejor colegio para tus churumbeles. Comprensivos, atentos, vamos, que a primera vista nosotros escolarizaríamos a mi bichilla en cualquiera de ellos. Pese a tener una plaza garantizada para toda la vida por haber ganado unas oposiciones, no tenían pinta de querer echarse a dormir, sino que se les veía hablar con pasión de su trabajo.

2. Líneas educativas y proyectos. Esto del uso de las nuevas pedagogías en las aulas, nos habían hecho creer que eran una cosa buena exclusiva de la centros privados, pero tampoco es cierto. Excepto en el colegio marginal, en el que abren diariamente la puerta por obligación y que sea lo que Dios quiera, en el resto todos emprenden acciones muy favorables a fin de lograr la autonomía de los peques desde que entran con 3 años, teniéndolo todo a su alcance para que puedan gestionar sus pertenencias, hacer sus necesidades, jugar con todo lo que hay en el aula o en cada rincón por los pasillos. Están implicados con la enseñanza del inglés desde los 4 años (unos desde las 3 y otros a los 5, pero más o menos del mismo modo) y con el conocimiento del entorno cercano para que los niños participen en todas las actividades que promueve este ayuntamiento. Utilizan técnicas para que en el colegio se conozcan todos, desde los grandes a los pequeños, haciendo que los de sexto apadrinen a niños de P5 para enseñarles a leer juntos. Algunas de estas escuelas públicas admiten hasta la presencia de los padres en el aula, de 2 en 2 para colaborar en las clases de los pequeños, y otros son más estrictos en este asunto y no permiten estas interferencias. Unos dan una importancia enorme a la música y desde primero de primaria todos los alumnos deben aprender a tocar un instrumento, mientras otros tienen el teatro como actividad principal y otros el intercambio en inglés con colegios extranjeros. Vamos, que siendo enseñanza pública y gratuita, hay proyectos y formas de transmitir conocimiento de lo más variadas y casi para todos los gustos. Como somos poco delicados, cualquiera nos viene bien, excepto la primera en la que no enseñan nada. De verdad que no entiendo cómo puede andar vivo ese colegio en el que nadie se interesa por el aprendizaje de los chiquillos.

3. La inmigración. Esta es la auténtica madre del cordero. A los residentes del Pueblucho Infernal no les gusta que las clases de sus churumbelitos parezcan una cumbre de la ONU. Es así, y no, no hay más interpretaciones posibles. Creen que los bebés catalanes y blancos son más listos, más altos y más guapos que cualquiera de otra raza,pero igual de catalanes. También creen que los suyos van a aprender más deprisa, que los otros irán siempre rezagados, vivirán en la marginalidad, que nunca harán carrera y que sus padres no quieren lo mejor para ellos. No, seguramente emigraron de sus países de origen porque se la traía al pairo su bienestar y el de sus criaturas (¡ver para creer!). Os conté anteriormente que el máximo número de niños inmigrantes que se tolera en clase en los centros concertados son 5. En un pueblo en el que el 20% de la población es de rigen foráneo, con unas tasas de natalidad nacionales que caen en picado y unas familias inmigrantes con entre 3-5 churumbelitos por matrimonio ¿cuántos niños de fuera creéis que habrá en las clases? Muchos más de 5. Esto es de cajón. Si las españolas no paren, sus hijos no van a poder ir al colegio con los tuyos. Y si la señora marroquí tiene 3 mochuelos, la de Senegal 4, y la de República Dominicana 5, no hay que ser muy listo para darse cuenta de que todas estas criaturas tienen mas papeletas que alguien que no existe para ocupar una plaza en la escuela.

En resumen. El colegio perfecto y público existe en el Pueblucho Infernal. Esta conclusión nos ha quedado más que clara visitando sólo unos cuantos de todos los que hay. De hecho, ahora nuestro temor es que no nos asignen una plaza en uno de los colegios públicos que nos gustan y nos obliguen a ir a un centro concertado. La semana que viene os hablaré de los colegios concertad de esta zona. Que también están genial, pero son caros de narices. ¿Entendíais algo de proyectos educativos y de motivación en los maestros antes de poneros a buscar el mejor colegio para vuestros churumbeles?

Esto te puede interesar

29 Comentarios

  • Responder
    Marigem
    8 abril, 2015 at 07:54

    Hola!!!! Pues yo no entendía nada de lo que nos preguntas hasta que empecé a buscar, hace como mil años.
    Ya te dije todo lo que pienso de este tema, así que resumiendo te diré que lo ideal es que cada uno busque el colegio que pueda permitirse y donde los niños estén a gusto y no se sientan marginados.
    Lo de los profes desmotivados, uffff, quien sabe, a lo mejor puedes apuntar a tu hijo a un cole con unos profes estupendos pero uno coge la baja y te meten un suplente desmotivado todo el curso(me pasó el último año de bachiller) o al revés, que también me pasó, tener una profe repelente y que por una baja nos metieron a una chica interina que fue genial, gracias a ella mi hijo eligió la carrera fenomenal, no tengo palabras, y ninguna de las dos estaba cuando lo apunté.
    Y creo también que cada sitio es un mundo, a mí me tocaba por zona uno público malísimo, cuando fuimos a verlo casi nos da un mal, pero cada caso es único y no en todos los sitios pasa igual así que no hay que generalizar.
    Y ya sabes que la inmigración no es un tema que me influya pues la mejor amiga de mi hija es china y mis dos hijos tienen amigos de muchas razas y nacionalidades, aunque por desgracia he comprobado que quitando esta chica china, los demás no han estudiando, se han ido quedando por el camino por las circunstancias de su casa, y eso sí que da pena, gente joven que se ha quedado con la ESO. En el insti había poquísima gente extranjera,uno de los mejores amigos de mi hijo es uruguayo y había una chica mejicana, y pocos más y en otros institutos igual, y en la facultad mi hija tiene un amigo chino y una amiga mejicana y el resto son españoles, pero no porque no sea su amiga sino porque no hay.
    En la facultad de mi hijo hay dos chicas argentinas, el resto españoles(habrá alguno más que no conozcan, pero pocos),por la situación no tienen oportunidades, uffff.
    Resumiendo, pasa de las opiniones ajenas, mira el cole, y si te gusta y crees que la bichilla va a ir contenta, adelante. Y la inmigración, pues que quieres que te diga, a mí no me espanta ni me parece el horror de los horrorres. Un besito.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2015 at 12:03

      El entorno familiar de cada niño influye a la fuerza en toda su vida, y también en el desarrollo escolar. Entiendo que las clases más humildes quizás le den poco valor a la enseñanza, que los padres puedan involucrarse menos en las actividades escolares de sus hijos y que esto se traduzca en el desinterés de los niños hacia el colegio, un mayor fracaso escolar, unas tasas mayores de abandono. Pero ¿con 3 años? Como dices, esto se notará más a la larga, en el paso al instituto, pero no creo que al entrar con 3 años los niños descendientes españoles vengan con unas características ideales para el estudio ya de serie, mientras que los hijos de extranjeros presenten taras para esta actividad. No me lo creo.

      Con el profesorado ocurre lo que dices. En estas jornadas de puertas abiertas los maestros que hemos conocido parecían un primor, pero ¿cómo saber que van a estar ahí durante toda la etapa escolar de mi bichilla? Algunos se jubilarán, otros tendrán bajas, otros llegarán nuevos, y no nos queda más que confiar en que siempre esté en contacto con profesionales entusiasmados con su trabajo. Un buen maestro a a ser mucho más efectivo que una pizarra digital ¡eso seguro!

      Aquí no te corresponden los colegios por zona (es distrito único) pero justo el que está al lado de casa es el peor de los 6 que hemos visitado este año. En el paso a la universidad, sí puede que se reduzca el número de hijos de origen extranjero, sobre todo teniendo en cuenta lo que han subido los precios en los últimos años, la reducción de los salarios y las pocas oportunidades que puedan tener. Pero este es un mal de la sociedad, ellos no tienen menos capacidades ni aptitudes sino menos oportunidades económicas.

  • Responder
    Marta
    8 abril, 2015 at 08:18

    Mis prácticas las hice en dos colegios públicos, y por lo menos el segundo, que fue donde pasé la mayor parte del año (que exagerada soy, 4 o 5 meses), era estupendo, tenía un buen ideario, una buena metodología, clases de apoyo a los NEE y de refuerzo. Los niños estaban contentos y los profesores también.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2015 at 12:06

      Aquí los profesores estaban contentos en todos menos en uno, tanto públicos como concertados. A los niños sólo pudimos verlos en el peor colegio del mundo, pero tampoco ahí se veían a disgusto. No sé por qué la gente habla tan mal de los centros públicos de este pueblo sin haberlos visitados. ¡Es que son una maravilla!

  • Responder
    nuestrocachorro
    8 abril, 2015 at 08:36

    Pues que suerte que estéis tan contentos. Yo ni me acerco. Aquí solo hay dos, el público y el concertado, y irá al concertado porque es religioso. Pero por el tema de proyectos y metodología que te voy a decir, no me gusta nada de ninguno, pero nada de nada. Pero trabajando los dos al lado de casa y del colegio no voy a poder convencer al padre para mudarnos, que yo me lanzaría de cabeza. Mira si me gustan poco que hasta me planteo retrasar la escolarización, pero es que aquí son de silla de pensar, fichas por un tubo, todo euskera sin darle importancia al castellano, …. el otro día me contaban que a los que se quedan en el comedor a las 12 les dan de comer y los tienen hasta la hora de volver a clase delante de un televisor… buf… se me ponen los pelos como escarpias y eso que Cachorro comerá siempre en casa…

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2015 at 12:13

      ¡Ay pobre! Tampoco me gusta nada lo que cuentas de tus colegios. Al final no me voy a poder quejar tanto porque aquí hay muchos donde elegir. No te creas que es una tontería lo de mudarse a una zona con un colegio que te convenza más. Me sorprende que sigan existiendo colegios con esos métodos, pero si el centro es concertado claro, hará lo que le de la gana. ¿Y el público no te convence nada? ¿No será más abierto y moderno? Aquí el tema del catalán también tiene mucho peso y sólo se da en castellano las horas de lengua castellana. No es que me entusiasme el sistema pero tanto en los centros públicos como privados es lo que hay. Y lo del comedor que cuentas ¡para ponerlos delante de la tele cualquiera vale! Vaya mala suerte que has tenido.

  • Responder
    Cuestión de madres
    8 abril, 2015 at 08:47

    Profesores desmotivados los hay en todos los colegios, no solo en los públicos, así que… exceptuando el colegio ese (que no se como sigue abierto) el profesor que le toque a la bichilla será toda una lotería pero estando pendientes se puede solucionar… sobre proyectos educativos… eso depende de lo que busque cada familia… yo quería en la segunda lengua de la comunidad ya que acceder al público en inglés era imposible por el tema de que luego aprenden más rápido los idiomas, y como ya sabía por mi cuñada (mis sobrinos van ahí) que el resto estaba bien pues no me fijé en más… ahora hasta la pequeña ya tiene inglés en clase, y las aulas tienen pizarra digital. No me puedo quejar pero sí que hay que hacer un examen de conciencia sobre lo que queremos para nuestros hijos 😉 (madre mía lo que me he liado hoy)

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2015 at 12:16

      Aquí empiezan con el inglés en unos colegios a los 3 años, en otros a los 4, en otros a los 5 y en el chungo en primaria. Yo tampoco me explico como han dejado ese centro en esas condiciones, tanto de instalaciones como de personal. Porque debería tener un presupuesto acorde al de resto de centros. Aunque viendo el panorama, no sé si pensar que la desmotivación del profesorado tenga algo que ver con la dejadez que vimos. No sabrán, o no querrán aprovechar el poco dinero que les llegue porque es que era el culo del mundo de los colegios. De los que hemos visto, no hay ninguno que sea completamente bilingüe en inglés, porque con el asunto del catalán aquí el bilingüismo lo entienden de otra manera y con otras lenguas.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    8 abril, 2015 at 09:46

    Nosotros en nuestra búsqueda de este año de cole también he visto que los coles públicos de mi zona están todos bien con sus más y sus menos.
    En nuestro caso, el problema era que queríamos un colegio con un tipo de educación menos clásica y de este sólo tenemos uno y de ahí nuestro estrés ya que si no entrabamos en este tampoco entrabamos en ninguno de los otros coles públicos de nuestro barrio ya que en todos hay más demanda que oferta y yo no quería ir a un concertado.
    Pero bueno, hemos tenido suerte y hemos entrado en el que queríamos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2015 at 12:19

      ¡Lo sé! ¡Muchas felicidades de nuevo por tener a la bichilla a las puerta del cole que te gustaba! En el Pueblucho Infernal han resultado ser muy innovadores en esto de las metodologías y proyectos, aunque no te vayas a creer tú que nosotros somos tan modernos. Pero está bien ver que al menos se han puesto las pilas en dar un paso adelante y cambiar el sistema, porque vistos los resultados que solemos obtener en comparación con otros países, será que la organización tradicional no era tan efectiva como creíamos.
      Espero que el año que viene pueda volver a contar que hemos tenido la misma suerte que vosotros en la consecución de una plaza en un cole digno (y a ser posible público).

  • Responder
    mamaenbulgaria
    8 abril, 2015 at 09:47

    Yo ya he tenido que buscar colegio tres veces para la mayor, y el año que viene empezaremos con lo mismo para el pequeño. Y ni siquiera ahora me considero experta, es más, creo que cada año se aprende algo en esto de buscar colegio.
    Pero admito que soy mucho más comprensiva con los “inmigrantes” desde que yo misma me puedo incluir en ese colectivo 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2015 at 12:21

      ¡Jajaja! Claro es que tú eres inmigrante en Bulgaria. ¿Y cómo se vive esto? ¿Has notado discriminación? ¿Padres que te miran por encima del hombro y que creen que tu churumbelita va a retrasar a toda la clase? ¿O como tu niña es de rasgos occidentales esto no te pasa? ¿O es que los búlgaros son más tolerantes con las razas? Ya hablaremos de esto este fin de semana.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    8 abril, 2015 at 10:10

    Nosotros en mi pueblo-ciudad solo hay coles públicos así que no me queda otra, pero esa semana me he estado informando más y cada vez estoy más contenta del nuestro…a ver que tal resulta al final y espero que no haya problema de plaza, teniéndolo en frete de casa sería un rollo que no nos lo dieran.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2015 at 12:22

      ¡Mucha suerte! Ojalá nosotros pudiésemos elegir también entre colegios públicos y nada más. Pero nos metieron tal susto en el cuerpo que hemos hecho ronda de concertados también, aunque de cara a las jornadas de puertas abiertas de 2016 creo que sólo visitaremos otros centros públicos, porque tras nuestra experiencia están todos sobradamente bien preparados.

  • Responder
    Piruli
    8 abril, 2015 at 11:32

    Es que como bien dijiste en Instagram pareciese que el problema es la inmigración. Bueno, no tanto la inmigración como la pobreza. Yo conozco varias coles públicos estupendos de la muerte y otros no tantos, pero los privados también. De hecho, los privados a veces me echan un tanto para atrás con tanta exigencia y con una gestión que ríete de cualquier empresa. Si lo que importa es ganar dinero… el bienestar de los niños queda relegado. Que no, que no todos los privados son así tampoco ehhh
    Besos

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2015 at 12:26

      Es que es el único problema que he detectado en los comentarios que he recibido. La gestión de los centros concertados y privados, en la que cada uno hace lo que quiere porque no deja de ser una empresa que sólo quiere más clientes y más beneficio, también me escama y no me transmite confianza. Los concertados que hemos visitado parecían sitios agradables y con maestros y familias encantados de pertenecer a esa comunidad, pero es que en los centros públicos hemos visto lo mismo y a menor coste…

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    8 abril, 2015 at 12:01

    ¿Pero a qué vienen tantas diferencias entre los colegios públicos? Yo creo que sí son públicos debería haber cierta uniformidad entre ellos, porque ¿y si a mi hijo le gusta la música y no el inglés y le ha tocado el colegio que le ponen inglés desde los tres y música a los 5? No sé, es como lo de las vacunas, para tener contentos a unos pocos, se acaban creando unas desigualdades de narices…

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 abril, 2015 at 12:29

      Eso no lo entiendo, y creo que depende del AMPA de cada colegio, porque con los recortes acaban siendo los padres los que más se implican con el centro, recaudan fondos y al final toman este tipo de decisiones. Lo que veo aún peor que el tema de elegir entre la música y el inglés, es la situación en la que han dejado al colegio que tenemos cerca de casa. Se supone que tendrá que recibir la misma financiación que el resto, y es que en los otros o hacen maravillas con lo poco que tienen, o es que el equipo directivo de este colegio chungo además de depresivo no tiene ni idea de cómo rentabilizar el dinero.

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    8 abril, 2015 at 12:43

    Siempre he sido partidaria de la educación pública. Ojo, quien quiera ir a un privado estupendo, pero creo que hay colegios públicos buenisimos con profesorado excelente. Cuando estudié Educación Infantil hice las prácticas en uno concertado, y la verdad, era buen colegio pero no vi nada significativo que lo destacará con respecto a otros públicos donde las hicieron mis compañeras en cuanto a proyecto educativo, valores, etc… La escuela pública tiene muy mala prensa, pero conozco a mas profesores desmotivados en colegios concertados y privados que en públicos, tal vez porque no siempre están de acuerdo con las normas que les imponen en esos centros donde la ultima palabra la tiene quien los dirige (y quien los paga).

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 abril, 2015 at 14:18

      Nosotros siempre hemos sido partidarios de la enseñanza pública, pero a raíz de lo mal que nos pintaron la situación en el Pueblucho Infernal, hemos hecho una gira que riéte tú de la de Bisbal en verano. Nuestra percepción es la misma que tú tuviste al hacer esas prácticas,: parecen cortados por el mismo patrón, mismas instalaciones, mismos proyectos, mismo profesorado pero pagando. Eso de que el dinero mande en un colegio es de lo que menos nos gusta, por eso queremos que la bichilla vaya a una escuela pública, pero como nuestros puntos serán los mínimos, hemos decidido revisar cada centro con detenimiento. Al menos, si tenemos que pagar un colegio concertado que realmente valga lo que cuesta.

  • Responder
    Segundos Pasos
    8 abril, 2015 at 13:59

    el otro día hablaba con mi marido de colegios (todavía nos queda tiempo pero bueno) y la verdad es que en nuestro entorno, los colegios públicos que hay… sin haberlos valorado dl todo bien, no tienen muy buena pinta! Sin embargo, hay un concertado de curas (no me acaba de convencer esto) que parece muy bueno y he escuchado hablar muy bien de él. Cuando llegue el momento, tendremos que hacer un análisis en profundidad!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 abril, 2015 at 14:20

      Con suerte os pasará como a nosotros, que partimos de esa pésima opinión acerca de la enseñanza pública en nuestro entorno y al final, tras haber visitado varios centros en persona, estamos encantados con lo que nos hemos encontrado. Aquí los concertados son todos religiosos (menos uno que nos pilla muy a desmano). Tendréis tiempo de meteros en faena pero bien. No te preocupes, que todo el mundo acaba saliendo adelante pese al escollo de la decisión.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    8 abril, 2015 at 14:28

    Qué fuerte lo q cuentas de la inmigración!!! Aqui, en Asturias (o trabajas) apenas hay inmigrantes, es raro el cole (público o no) donde veas más de un niño, somos una provincia pobre.
    Yo creo q hay coles buenos de todo tipo, públicos, concertados y privados. Y luego al final, tamb depende de lo q los padres consideren prioritario, x eso tieneq haber xa todos los gustos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 abril, 2015 at 14:22

      Claro, eso pasaba en mi pueblo de origen. En aquella época no habíamos visto ni un inmigrante y aún hoy pocos más se ven a parte de los de los bazares chinos, que ya vienen criados porque tampoco se les ven niños en edad escolar. En el fondo me alegro de que en el Pueblucho Infernal haya tanta variedad para elegir. El problema es que como todo va por punto, no querríamos acabar teniendo que pagar un centro concertado cuando lo que queremos es uno público. En fin, que habrá que jugarse en el sorteo el futuro escolar de mi bichilla.

  • Responder
    Mama Puñetera
    8 abril, 2015 at 21:12

    La verdad es que si ya de primeras los mismos profesores y directores del centro están desmotivados hasta el infinito, pocas ganas te dan de meter a tu hijo en un sitio así. Pero claro, habría que saber las condiciones de esos profesores.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 abril, 2015 at 14:27

      Es que las condiciones del cole chungo era pésimas. No sé si es porque el presupuesto es una miseria, pero entonces ¿cómo lo hacen en el reto de colegios públicos del mismo pueblo? Y los maestros estaban al borde del colapso ¡qué caras!

  • Responder
    Mamá sin oídos
    12 abril, 2015 at 11:43

    Nosotros también estamos algo estresados con el tema colegios, pero va a ir a un público, en mi pueblo no hay ni concertados ni privados, aunque tampoco los hecho de menos, suelen ser más rígidos y estrictos. Lo que tengo clarísimo es que nada de religión. También es verdad que no es lo mismo un público en una ciudad grande que en un pueblo, no tiene nada que ver. Nuestra primera opción es mi antiguo cole con el que estoy encantada y espero que entre, hemos ido a sorteo porque está en el pueblo de al lado y sólo tenemos puntos por exalumna, aunque de momento está el primero, si no hay reclamaciones entramos, crucemos los dedos.

    • Responder
      Mamá sin oídos
      12 abril, 2015 at 11:45

      Echar de menos sin “h”, ¡lo siento! Yo aquí alabando mi colegio y con faltas de ortografía, jajaja.

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!