Enseñanza/Colegio

Buscar el mejor colegio (IV) Descubriendo los centros concertados

Busca el mejor colegio concertado

Centros concertados. Lo privado hecho público ¿o no?

Lo primero que debo reconocer es que esto de los colegios concertados no existía en mis años mozos. Antes la enseñanza era pública o privada y este plus de exclusividad se lo pagaban las familias que se lo podían permitir. El resto íbamos al colegio público que nos correspondiese por la cercanía del domicilio y todos tan felices. Pero desde hace unos años ha surgido esta novedad de la enseñanza concertada, algo que me sorprende y que no me acaba de convencer. La idea original es que al no haber suficientes plazas para escolarizar a todos los niños en centros públicos (y eso que cada vez nacen menos, pero desaparecen más aulas y colegios y todo da pie a estas estrecheces) la administración, en lugar de invertir en la construcción de colegios nuevos, sacar a concurso oposiciones para la contratación de profesorado y ampliar la red de escuelas estatales, decidió llegar a acuerdos curiosos (y sospechosos) con los colegios privados, de forma que el gobierno de turno hace frente al pago de las cuotas mensuales para que quien quiera pueda optar a estos colegios, por cercanía, por proyectos educativos, o para presumir entre los conocidos. Sin embargo, en mi ruta en busca del mejor colegio para mi bichilla por el Pueblucho Infernal he ido descubriendo aspectos positivos y negativos que me siguen haciendo inclinarme por la enseñanza pública.

1. Las cuotas encubiertas. Y es que en esto de la enseñanza concertada, del dicho al hecho, hay un trecho. En la mayoría de los casos. Porque si la administración paga esas cuotas mensuales para que los niños puedan tener enseñanza gratuita en estos centros ¿cómo en posible que en todos los centros concertados del Pueblucho Infernal se exija el pago de 180 euros mensuales para escolarizar allí a nuestros churumbeles en P3? Y subiendo hasta los 240 euros en secundaria. Lo justifican por la existencia de la sexta hora (en los colegios públicos hay 5 horas diarias de clase y los concertados te entretienen al mochuelo una horita más). Si quieres renunciar a esa sexta hora para no pagar nada, no puedes. Y eso que dicen que estas cuotas son aportaciones voluntarias. ¡Que this is Spain! ¿Quién paga 180 euros por algo que supuestamente puedes tener gratis? Nadie, no nos engañemos. Lo peor es que estas acciones son de una legalidad muy dudosa pero ¿qué vas a hacer? ¿Denunciar al centro en el que quieres escolarizar a tu churumbel para empezar con el paso cambiado? Este es uno de los motivos que me empujan hacia la enseñanza pública. ¡Qué afición tenemos por la corrupción a todos los niveles! Y lo peor es que la administración acuerde conciertos con estos centros que siguen cobrando cuotas a su antojo, que exigen unas entrevistas personales con los padres y hasta con los niños para asegurarse de que os quieren en su colegio… Un despropósito ilegal y con prácticas discriminatorias.

2. La religión. ¡Ay! Con lo atea que es la gente en el Pueblucho Infernal y sin embargo a la hora de escolarizar a los bichillos, todos los centros concertados, a excepción de uno, son religiosos y a nadie le surge un conflicto de intereses por llevar a sus niños a ellos. Uno de los que hemos mirado obliga a ir a misa familiar un sábado al mes. En otro son muy aperturistas y se puede elegir entre las asignaturas de religión católica o historia de la religión católica. ¡Qué de variedad! A mí el tema de la religión no me quita el sueño, porque yo tenía esta asignatura de pequeña, me gustan las fiestas y tradiciones religiosas (bodas, bautizos, comuniones, semana santa, navidad), visito iglesias y monasterios cuando vamos de turismo, me he casado por la iglesia (porque hace más mono en las fotos)… Pero el papá de mi bichilla apostataría si encontrase un minuto libre para hacerlo, así es que aquí es él quien se halla mal predispuesto hacia los colegios concertados. Me encanta esa doble moral tan española de pedir a gritos un estado laico y negarle a la Iglesia unos pocos euros en la declaración de la renta, para luego pagarles religiosamente (y nunca mejor dicho) unas cuotas escolares abusivas sólo para escolarizar a los niños en sus colegios. La coherencia brilla por su ausencia en mi entorno y ya no sé qué pensar de la gente que me rodea.

3. El quiero y no puedo. El Gobierno a veces tiene muy mala leche cuando nos acusa de haber vivido por encima de nuestras posibilidades. Pero es que yo he visto casos… sangrantes del todo. En un post acerca de la elección de colegio de Carmen, No soy una drama mamá, hablaba claramente de otras implicaciones económicas que tendrá el escolarizar a tu hijo en un centro en el que la mayoría o la totalidad de las familias tengan rentas muy superiores a la tuya. Niños que vivan en otros barrios alejados con los que de pequeños no se podrán socializar después de clases; marcas de ropa, juguetes, complementos, que no te vas a poder permitir; actividades de ocio familiar que no cuadren en tu presupuesto… Si los compañeros de tu hijo esquían cada fin de semana y tú te vas a hacer una paella al campo, esto a la larga se acaba notando, comenzarán las odiosas comparaciones y hay niños que llevan esas diferencias francamente mal. En mi ruta anticipada en busca del mejor colegio para mi bichilla he visto padres dispuestos a pagar 180 euros mensuales de cuotas escolares, más 180 euros de comedor en un colegio concertado, que al ir a la jornada de puertas abiertas de un colegio público reclamaban que si un día su hija se ponía mala y no podía acudir al colegio, les reembolsasen los 3 euros correspondientes a la comida que no haría en la escuela (de los 6 euros diarios hay una parte por el personal y demás que nadie te devuelve). ¿En serio vas a poder pagar cómodamente 360 euros al mes si estás preocupado por una enfermedad por la que recuperarás 3 miserables euros? Hay cabezas que no rigen bien.

La semana que viene os descubriré otras cosas que me han gustado más de los centros concertados. Pero es que estos temores de hoy son los que harán que la balanza se incline en favor de la enseñanza pública. En vuestras ciudades ¿cómo funcionan lo centros concertados? ¿Son gratuitos o también cobran?

Esto te puede interesar

35 Comentarios

  • Responder
    Marigem
    15 abril, 2015 at 08:19

    Hola.
    Mis hijos fueron a un concertado pero aquí eso de la sexta hora no lo había oído en mi vida. El cole al que fueron los míos nos cobraba una mensualidad rondando el precio que tú dices, algo menos porque pasaron años pero en la proporción era algo así, pero la razón era que el gobierno les pagaba una parte de la subvención y el resto lo poníamos los padres.
    Yo miré públicos y concertados, no tenía una clara preferencia pero en este caso la diferencia con el público era abismal, es triste pero era así(ya sabes que el bachiller lo hicieron en público y estoy encantada).
    Tuve claro que no quería llevarlos a un cole donde los niños tuviesen un nivel de vida mucho más elevado que el de los míos para evitar marginaciones.
    Y respecto a la religión, tengo sentimientos encontrados. Opino que hay que conocer la historia de la religión, muchos cuadros,muchas obras de arte maravillosas tienen como base la religión. Cuando vemos la Capilla Sixtina debemos saber quien se supone que fue Adán, o no entenderemos lo que estamos viendo, y como este hay mil ejemplos.
    Otra cosa es la religión en sí, eso ya es opción de cada familia.
    Un besito y veo que cada sitio y cada familia es un mundo, yo los apunté al concertado con mil dudas y no pude quedar más contenta, pero si hubiese tenido uno público bueno, seguramente habría quedado contenta igual, aunque también primó que tuvieran ESO, ya lo he dicho más veces.
    Ainnnns, que complicado. Besinos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 12:55

      ¡Jajaja! ¿La sexta hora es nueva? Debe ser la excusa para sacarnos los cuartos en el Pueblucho Infernal. Es que al ser subvencionados se dice que el Gobierno lo paga todo, y el resto de cuotas son invenciones propias para sacra más. No puedo asegurarlo pero parece ser cierto. En los colegios concertados que hemos visitado de momento no he notado grandes diferencias entre clases sociales, aunque supongo que en la intimidad se notará más.
      A mí el tema de la religión no me incomoda, pero al papá de mi bichilla sí. Y como parece que la niña es de ambos, tendremos que llegar a un acuerdo. Yo reconozco que en mis tiempo aprendimos cultura sobre todas las religiones mientras los que hacían ética se pasaban la hora perdida en el patio, con un profesor de guardia que de vez en cuando le echaba un vistazo. Esto ya sé que ha cambiado en la actualidad, pero aún así la religión forma a parte de nuestro día a día y no creo que esté de más que se tenga un mínimo de conocimientos.
      Como me comentas el tema del colegio cada semana ¡sé más de la escolarización de tus hijos que de lo que decidiremos nosotros respecto a mi bichilla!

      • Responder
        Marigem
        16 abril, 2015 at 19:29

        Jajaja, si, estás para hacer un post sobre la escolarización de mis hijos. Seguro que al final vais a decidir lo mejor y va a salir genial, a veces nos agobiamos demasiado y sin motivo, lo bueno es que tú tienes la suerte de que no hay zonas en pueblucho, aquí hay coles públicos buenísimos pero no me correspondían, y eso claro, hace que tengas que elegir de la zona, tú tienes opciones estupendas así que suerte.

        • Responder
          Planeando ser padres
          17 abril, 2015 at 13:44

          Eso me dice mi madre. Que no ve ella tanto problema y tanto trauma con lo de elegir colegio. Ya ves, será que como primerizos le damos muchas vueltas a cualquier cosa,pero es que el tema de la enseñanza creo que es clave. Aprovecharemos lo del distrito único ya que no vamos a tener puntos por nada más.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    15 abril, 2015 at 08:36

    De acuerdo 100% en que lo de los colegios concertados suena a chamusquina. Lo que no entiendo es el razonamiento de sí meto a mi hijo en un cole privado o concertado se sentirá marginado porque no tiene tantos juguetes como los demás. En los coles privados hay de todo, (o casi) pero conmigo estudió por ejemplo, la hija del conserje y nunca la marginamos ( de hecho es amiga mia) yo tampoco tenía miles de juguetes ni iba a esquiar todos los fines de semana. Esos son una minoría. Al final lo que hay son muchas familias que hacen el esfuerzo de meter allí a sus hijos, se lo pueden permitir pero tampoco tienen una piscina de dinero como el tío Gilito

    • Responder
      Cristina Madre Autónoma
      15 abril, 2015 at 08:37

      En vez de suena a chamusquina, quise decir huele a chamusquina, confusión sensorial

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 13:05

      Es que parecen algo turbios, por lo menos estos que siguen cobrando cuotas tan exageradas. Lo del clasismo, digamos que va por barrios. Hay colegios concertados en los que la gente es bastante clase media estándar, con algunos de clase media-alta, y otros de clase media-baja, que hacen grandes esfuerzos para llevar allí a sus criaturas porque confían en darle así la mejor formación posible. Pero hay otras zonas en las que esta diferencia económica entre las familias sí existe. A mí me han contado casos de niños que al llegar a mediados de los cursos de primaria, pidieron a sus padres el cambio a un colegio público porque no soportaban que sus amigos lo tuvieran todo de marca y ellos no. A estas edades, cualquier cosita se les hace un mundo y sufren.

  • Responder
    Marta García
    15 abril, 2015 at 08:50

    Hola!
    Deseando ver ya el siguiente post relacionado con este tema 😀

    Yo te cuento mi experiencia y lo que pienso, que no tiene que ser lo que piensa todo el mundo claro está. Mi peque va a un cole concertado, pequeño (1 línea por curso), de 25 niños por aula (no aumentan ratio) y laica. Todo el material se lo dan en el cole (hojas, colores, lápices, fichas preparadas por ellos mismos, etc…) y las salidas estan incluidas. Hasta primero no empiezan a usar libros como tal.
    Te podría decir todo lo que me gustó (y lo que no me gustó tanto, que de momento sólo es un punto que he reconducido por otro lado llamado inglés) de este cole con el que estoy encantada de momento (P3)

    Pero me centro en los puntos que tu comentas en tu post:

    1. Cuotas encubiertas: si, como bien tu dices en todos los concertados hay cuotas encubiertas con el tema de la 6a hora y demás cosas. Este punto lo asumí directamente y lo que hice fue una comparativa de precios de cada cole que visité. Ya no sólo las cuotas mensuales y el comedor si no que cada X tiempo llega una de material, no se cuando la del AMPA, el día que haga no se qué, la cuota correspondiente… total, que para comparar sumé todas las cuotas y dividí por 10. De esta manera supe que costaría ‘cada mes’ el cole, con el correspondiente descontrol de cuando llegaba una determinada factura y también ves que más o menos se dan la mano. El que tenga menos cuota luego tiene más de material y cosas por el estilo.
    ‘Mi cole’ tiene una cuota fija el mes, y siempre es igual y constante todo el año. En es cuota contemplan todo y prorratean lo que sea de único pago. Es decir, en ese aspecto genial.

    2. La religión: mi cole es laico, el único que tengo laico por la zona que sea concertado. Hay algún otro pero esta bastante más lejo que implica coche, bus o autocar escolar y yo ya lo descarté de entrada. De entrada no me importaba que fueses a una religioso si, como decían en las charlas, lo dan a nivel de valores y demás… pero en uno descubrí que cada mañana hacían un rezo de 5 minutos y cosas así que de entrada no me motivaron absolutamente nada y me hizo pensar que el resto hiciese lo mismo….

    3. El quiero y no puedo. Este punto me resulta interesante tanto en el sentido que tu explicas, que vayan compañeros con otro nivel adquisitivo más alto y que tu no puedas seguir el carro y al contrario, que en el cole vaya gente con recursos más limitados que los tuyos que también puedan impactar negativamente en el niñ@ (menos ‘cuidado’, más libertad, otras costumbres, etc…)

    Es decir, Yo creo que la enseñanza pública puede estar más o menos bien a nivel educaciones y metodologías, pero el punto 3 gana mucho peso cuando ese cole público está en una zona mejor o más desfavorecida. No nos engañemos, si en un cole público hay muchos inmigrantes por ejemplo, su estilo de vida en muchos casos ya es diferente y puede hacer que tu peque tenga unas compañías que no te gusten por los motivos que sean. Si el cole publico está en una zona más favorecida, seguramente tendrá un ambiente más acorde con lo que te gustaría. Para mi, aunque suene ‘racista’, era un punto a tener en cuenta en la elección de centro público.

    En mi caso, hay un par de coles públicos que me gustaban mucho, pero la afluencia de gente y de peticiones es tan alta, que prefería asegurar y tirar hacia un cole concertado, que me gustara y que por puntos y demás tuviese más asegurado el acceso (en el cole en cuestión mi marido es ex-alumno que te da puntos y asegura más el acceso).

    Vaya rollazo he soltado no? 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 14:10

      ¡Nada de rollazo! Me encanta que os impliquéis tanto a nivel personal con los temas del blog. Lo que más nos gustan a nosotros también tienen una línea por curso, pero precisamente los concertados de este pueblo son enormes. El tema de fichas, libros a partir de primaria, etc. es igual en estos colegios públicos y concertados, por lo que no nos sirve para realizar la elección.

      De tu comentario me parece muy acertado el cálculo de cuotas que planteas. Efectivamente ¿qué cubren estos 180 euros mensuales? Pues no tengo ni idea, porque allí no explican si son las cuotas de la sexta hora,la del AMPA, la de las excursiones, o el material. Y como son tan poco transparentes, y en las jornadas de puerta abiertas no confiesan nada, porque para todo es obligatorio pedir cita con los directores de cada centro, no te puedo asegurar si ya está todo incluido y me saldría hasta rentable en comparación con otro concertados. Porque en los públicos si nos han hablado claramente de cuotas: 120 euros anuales de material, 15 mensuales de cuotas del AMPA y 100 euros para excursiones. Por lo que con menos de 3 meses de concertado pagas el curso completo.

      La religión a mí no me estorba y en los que hemos visto nadie ha comentado nada de esos 5 minutos de rezo diarios, que sí que me consta que se hace en otro centro concertado y religioso de aquí. Pero es que el tipo de gestión religiosa también es un misterio, porque por más que revisamos los folletos, la línea educativa, la web, etc. ¡lo que cuesta encontrar cómo se enfoca esta enseñanza en cada centro. Es como si quisieran captar a ateos con engaños y luego darles el susto en las entrevistas personales.

      El tema de la inmigración, las diferencias culturales, raciales, de costumbres y de capacidad económica no es nada fácil de gestionar. Yo no tengo miedo a que haya muchos inmigrantes, porque es que en este pueblo hay mucho, por todos los barrios, y es una realidad con la que hay que saber vivir, porque es inevitable. Entiendo tus preocupaciones, pero sobre todo en primaria, confiamos en que estas posibles diferencias no sean tan evidentes, e incluso que sean una fuente de riqueza personal.

      Nos han gustado muchos colegios públicos y la verdad es que no sé cómo lo haremos a la hora de tener que realizar la preinscripción el año que viene. Porque como dices, según los baremos y las pocas plazas disponibles,lo que tememos es que nos asignen un concertado porque no tenemos nada de puntos para elegir.

  • Responder
    Marta
    15 abril, 2015 at 09:03

    El invento del siglo, colegios públicos que no llegan a categoría de privados y necesitan ayuda estatal, o la otra explicación, colegios privados que no alcanzan con la cuota de los padres y necesitan ayuda del estado. En cualquier caso, esto de la elección del colegio es un quebradero de cabeza hasta que pones al hijo en uno. Y te das cuenta que todos son similares, algunos con religión, otros con inglés desde infantil, otros…

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 14:11

      Yo no sé por dónde van los tiros en esto de la enseñanza concertada. Sólo espero que me pase como dices, que escojamos uno, público a ser posible y barato, y que al iniciar el rodaje veamos que mi bichilla está feliz, porque de entradas todos me parecen igual.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    15 abril, 2015 at 09:40

    180 euros???? Flipo!! El de Alfonso “cuesta” 5 veces menos y me consta q hay gente q no hace esa aportación xq no puede. Entrevistas personales?? En este cuenta dónde estás empadronado y pista… y lo de la misa obligatoria??pero eso es asi? Nosotros elegimos concertado religioso xq somos creyentes pero hasta donde yo sé, las misas son voluntarias…

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 14:13

      La misa obligatoria era sólo en uno de los concertados y una vez al mes. No más. Pero allí ponía misa familiar y obligatoria Si luego resulta que tienen más mano ancha, no sabría decirte. Las cuotas las veo exageradas, y aquí lo de la voluntad no figura en ninguna parte. De hecho, sospecho que el cuento ese de las entrevistas previas va por este camino, para saber si estás dispuesto a pagar sin rechistar o luego piensas acogerte al cuento de las cuotas voluntarias y no aportar nada.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    15 abril, 2015 at 10:38

    Me parecen carísimos!!! aquí no hay concertados, ese calentamiento de cabeza que me ahorro.

  • Responder
    La agenda de mamá
    15 abril, 2015 at 11:59

    No se cómo andarán hoy en día, pero no es nada nuevo. Con mis 31 años yo estudié en un cole concertado. En Carabanchel hay un montón! 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 14:15

      Porque sois de ciudad ¡y de capital! En mi pueblo había 5 colegios y todos públicos. Si a día de hoy tengo que explicares a mis padres qué es un colegio concertado.

  • Responder
    alba
    15 abril, 2015 at 12:03

    Hola!! Es la primera vez que comento pero llevo leyéndote desde el primer post! Así que lo primero es felicitarte por tu blog, me encanta!
    Soy de Asturias y yo he ido tanto a colegio público, como concertado y mis últimos cursos a uno privado (jesuitas)
    En el concertado al que fui durante aprox. 8 años era de monjas (en casa 0 religioso pero bueno..) había una misa al trimestre, celebración de navidad con misa, mes de mayo de las flores.. Pero poca cosa. Había que pagar 24 euros de matrícula incluyendo el seguro escolar, más 110 euros de comedor (optativo) y nada más. Bueno, lo típico de las excursiones. No se si es que en el Pueblucho se suben a la parra, en Asturias son muy generosos o en menos de 10 años a cambiado mucho todo. A los Jesuitas enfin.. Jamás llevaria un hijo mio ahi. Rezos antes de cada hora de clase, todas las mañanas, misa semanal obligatoria, comedor obligatorio, muy masificado y ademas las instalaciones dejaban muchísimo que desear y se pagaban más de 450 euros al mes en bachiller. Y lo más fuerte es que mi madre al pagarme ella sola el colegio (divorciada) le ‘aconsejaron’ hacerse un seguro de vida en el que si le pasaba algo, el colegio pudiese seguir pagado.

    Lo siento por semejante rollo, (dios q vergüenza jajajaj) pero ahora que estoy en la universidad terminando lo veo con más distancia y no se como sobreviví al privado. Un saludo! 🙂

    • Responder
      Marigem
      15 abril, 2015 at 14:42

      Alba, lo de los Jesuitas me consta que es así por amigas que van, pero en el de monjas(hace más de diez años que mis hijos empezaron, son mayores) nosotros pagábamos bastante y las matrículas de más de 100€, tal vez luego fueron bajando o no en todos cobran lo mismo, pero en este el seguro escolar con la matrícula ya te digo que costaba bastante más y las mensualidades de E. infantil superaban los cien euros el último año(al principio menos, la subida era anual). No sé a que cole de monjas fuiste, supongo que ni siempre han costado igual ni en todos se paga lo mismo. UN besín y perdón por la intromisión.

      • Responder
        alba
        15 abril, 2015 at 20:32

        Intromisión ninguna. Fui al Nazaret, en Oviedo. El último curso que hice alli, pusieron una cuota voluntaria mensual de 12 euros, 18 si eran dos hermanos en el colegio, creo que 24 si eran 3 y asi.. Pues serian estas monjitas que lo tendrian más económico por alguna razón 🙂
        Lo de los Jesuitas en fin…

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 14:21

      ¡Bienvenida Alba! Me alegro de que este tema te haya interesado tanto como para atreverte a comentar. La chica de No soy una drama mamá también es de Asturias y lleva a sus churumbeles a un colegio concertado donde no existen estas catástrofes que yo cuento sobre los concertados de aquí. Las cuotas que pones del colegio de monjas es lo que te cuesta aquí un colegio público. Porque sí, decimos mucho eso de enseñanza libre y gratuita, pero ni siquiera en los públicos te libras de pagar material, comedor, excursiones, AMPA, etc.

      Lo de los jesuitas pensando en la muerte de tu madre divorciada… en fin, suerte (o no) que no te echasen del colegio a raíz del divorcio, porque como eso no está de Dios… En el Pueblucho Infernal no quedan colegios privados porque todos han acabado reconvertidos en concertados. Tanta misa, tanta misa, a mí es que las misas me gustan en bodas, bautizos y comuniones, y los rezos creo que son algo muy personal. Vamos, que no me cuadra lo de la enseñanza en tu colegio jesuita. Y al papá de mi bichilla ni te cuento. Pero me ha servido para darme cuenta de que aún podemos encontrar centros con este modelo educativo ¡estaré alerta para evitarlos!

  • Responder
    @Alesandrilla
    15 abril, 2015 at 12:53

    Pues mis hijos van a colegio concertado, después de 3 años de mala experiencia en colegio público por el mayor. Aquí no puedes elegir colegio, es decir, puedes elegir lo que hay dentro de tu distrito, siemrpe que tengas los puntos necesarios para acceder y haya plazas suficientes. Hay zonas en las que te puedes encontrar con todo centros concertados y un solo público, o al revés. En nuestro distrito son todos públicos menos un concertado. El problema es que vivimos en un barrio de nivel medio-bajo donde el nivel de los centros escolares es igual. Es decir, padres la mayoría sin estudios que no esperan que sus hijos vayan a la universidad y por ende no se implican ni en su educación ni en el centro escolar. Y créeme que esto se nota.
    Bueno, resumiendo. El cole concertado de mi hijo es laico, a paritr de primaria la religión es optativa y en infantil no hay. La cuota mensual son 15€ que incluyen auxiliar en infantil (no te exigen que los niños controlen esftínteres y si se hacen pipí o caca los cambian), psicólogo, pedagogo y logopeda. Es una cuota voluntaria que NO te obligan a pagar, y me consta que muchos padres no la pagan, y no porque no tengan dinero. Es un cole donde hay niños de todas clases, en clase de mi hijo hay muchos niños del barrio, así que lo de la diferencia de clases tampoco es muy llamativo (y eso que es el cole donde van hijos de muchos cirujanos, jueces y very important people). Pero te aseguro que no es algo que me importe, el centro trata a todos los niños por igual.

    ¿Qué diferencia me he encontrado yo? Pues que durante 3 años mi hijo fue totalmente ignorado por el EOE en cuantoa su alta capacidad, se negaron ya no solo a detectarlo sino si quiera a perder 5 minutos con él (incluída su maestra), y en el cole concertado en 3 meses tenía las pruebas pasadas por la psicóloga y validadadas por el EOE: He pasado de tener un hijo desmotivado, con supuesto mal comportamiento, resultados regulares, nada integrado en la clase a un niño motívadísimo, con notas excelentes, integradísimo en el cole y valorado por sus compañeros y maestros. Mi hijo era un bicho raro en el colegio público y en el concertado es un niño especial y tiene el personal necesario para cubrir sus necesidades.

    Que no es ya que sea público o concertado, en el fondo lo que importa es el colegio en sí, su plan de estudios, cómo se involucran con los niños, con las familias. Es lo que má veo, que mientras en el cole público la seño cumplía su horario y a las 2 ya estaba resoplando para irse, en el concertado su seño todos los días nos comenta qué tal le ha ido a cada uno, no le importa pararse a hablar con los padres y salir más tarde.

    Así que en el fondo no es educación pública o privada sino que centro crees que cubre las necesidades y expectativas que tienes sobre tus hijos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 14:42

      Mi madre me dice que quizás empezar a probar y s la experiencia no es buena siempre estaremos a tiempo de cambiarla, siendo pequeña y con pocos traumas. Yo no tengo nada en contra de los colegios concertados, de verdad te lo digo, aunque el primer post de la serie te haya podido dar esa impresión. Pero soy tan defensora de la enseñanza pública que me cuesta horrores pensar en llevar a mi bichilla a uno de estos colegios. la semana que viene verás la de cosas que me han gustado de los centros concertados (que son muchas) pero que no se diferencian prácticamente en nada de lo que ofrecen los colegios públicos aquí.

      He encontrado colegios públicos en este pueblo en el que nos han comentado que absolutamente todos los padres forman parte del AMPA, se implican en actividades para recaudar fondos, para llevar a cabo actividades de educación alternativa, te permiten hasta participar en las clases de P3 colaborando con las maestras. Así es que de entrada, de los colegios que tenemos cerca, y pese a ser un pueblo con mucha inmigración, saber que hay tan buena predisposición por parte de los padres me ha dejado bastante tranquila en este aspecto.

      El colegio concertado de tu hijo nos lo quitarían de las manos en el Pueblucho Infernal. Aquí las cuotas son 180 euros, sin auxiliares de infantil (cosa que sí tiene el público que más nos gusta, porque a saber cómo andará mi bichilla con los pipís por esa época). Y el resto de profesionales (psicólogo, pedagogo y logopeda) tendré que preguntarlo para mis siguientes visitas porque sé que en algunos hay al menos uno de estos 3 pero no sabría decirte cuál,ni la relevancia de cada uno ¿ves como ando muy perdida? Menos mal que he cogido el cuerno por los toros un año y medio antes de tener que tomar la decisión de verdad. Con lo baja que es la cuota ¡espero que los que no la paguen no sean los jueces,cirujanos, etc.!

      El caso de tu hijo es algo especial, y desde luego un trato así, independientemente de que el centro sea público o concertado, es como para que te haga saltar todas las alarmas y te decidieras a cambiar (lo que me propone mi madre si vemos que la bichilla no e adapta al entorno). Ella trabajó en una guardería en la que a veces a alguien se le metía en la cabeza que uno de los niños era raro, y aya venga a tratarlo de forma diferente y a preocupar a los padres con teorías y suposiciones, cuando mi madre, que no es nada experta, lo veía como un niño más movido y poco más.

      Lo de las maestras que resoplan ¡ay! Es que hasta que no empiece mi churumbelita y vaya a recogerla y me encuentre con la señora quejosa o la Mary Poppins feliz, no sabré si hemos escogido a los profesionales adecuados o no. Y visto lo visto hasta ahora, he pasado de tener el enorme problema de pensar que ningún centro público seria bueno para mi bichilla, a quedar encantada con todos los colegios públicos y concertados que he visto. Ya no sé si es que no tengo criterio para nada o es que me había montado una película tan siniestra que ahora todo me parece el paraíso escolar.

  • Responder
    misuperbabycom
    15 abril, 2015 at 13:24

    Hasta hace poco no tenía mucha idea sobre los colegios concertados, bueno lo que creía es que eran gratuitos o como mucho había que pagar una matrícula. Pero lo de tener que pagar 180 euros mensuales, me parece un abuso.
    Cada vez tengo más claro que mis hijos irán a un colegio público. De todas formas los colegios concertados de la zona son religiosos y nosotros muy ateos, así que por principios no creo que los elija. Con lo que he flipado es con lo de tener que acudir toda la familia a una misa obligada!! Pero bueno si eres católico y lo aceptas, pues vale.

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 14:50

      180 euros sin comedor y sin nada. Reconozco que yo pensaba que las cuotas serían aún más altas pero con lo que ya aluciné del todo es cuando me enteré de que además de estas aportaciones supuestamente voluntarias de los padres, reciben dinero de la administración por esas mismas plazas que deberían ofertar de forma gratuita. No todos los colegios concertados son iguales, y los hay laicos, y que de verdad no cometen estos abusos con las cuotas. Pero me ha tocado vivir en un Pueblucho Infernal en el que el dinero te lo quieren sacar por cada esquina.

  • Responder
    Piruli
    15 abril, 2015 at 15:44

    Me ha gustado mucho muchísimo cómo has escrito esta entrada. La verdad que no lo había visto desde esa perspectiva, entre otras cosas porque nunca he ido a una jornada de puertas abiertas, pero tienes razón. ¿Voluntario? Aunque se supone que esos pagos son una parte de la mensualidad, que el resto las paga el Gobierno.
    Y lo de jamarse la religión… Es que es increible la de gente que no le da importancia a esas cosas cuando luego son personas que se niegan a entrar a la iglesia ni en un entierro. Yo no lo entiendo.
    Besos

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 15:13

      Pues eso, que hay que llamar a las cosas por su nombre. Si no reciben el suficiente dinero de la administración para cubrir la plaza de un alumno, que no digan que la cuota es voluntaria, porque no lo es. Como diría Mercedes Milá, si tienes tiempo para hacer un experimento sociológico de este tipo, vete a una jornada de puertas abiertas de un colegio, tanto público como privado o concertado, y veras que por todas partes hay un chorreo de dinero…

      Lo de la religión depende mucho de cada persona, pero en caso de ateos recalcitrantes, no entiendo que no le den importancia cuando hay centros de rezo diario.

  • Responder
    Mama Puñetera
    15 abril, 2015 at 16:55

    Yo, como ya he dicho otras veces, aun no me he puesto a indagar en serio por mi zona. Pero si tengo un colegio que me gusta mas que los demás, es concertado y laico. Lo que no se es el sablazo que me meterían de llevarla ahí. Eso pensando que me tocaría la lotería de que me la cogieran ahí, porque está de lo mas solicitado.
    Menudo follón esto de buscar cole!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 15:15

      Yo te deseo suerte para que el concertado laico que te gusta sea de los que de verdad consideran voluntarias la cuota y que esta sea pequeña. Pero aquí lo de pagar voluntariamente no existe y los 180 euros mensuales sólo por entrar por la puerta de P3 no te los quita nadie

  • Responder
    Segundos Pasos
    15 abril, 2015 at 17:13

    aysss el tema de la religión es algo que a mi personalmente me toca la moral porque alrededor de mi casa, el único colegio decente es de curas y yo últimamente estoy de un ateo que no puedo con mi vida. En fin, cuando llegue el momento, ya veremos que hacemos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 abril, 2015 at 15:16

      Pues o te desateizas un poco, o haces la vista gorda, o te vas a un colegio menos decente. Niña, es que todo parece que no lo podemos tener.

  • Responder
    Buscar el mejor colegio (V) Lo bueno de los centros concertados
    22 abril, 2015 at 07:01

    […] mis primeras impresiones, algo dudosas, acerca de la opción de elegir un colegio concertado para mi bichilla, debo confesar que hay cosas de este tipo de centros que también son dignas de […]

  • Responder
    Cuánto cuesta un hijo (parte 2) |
    20 enero, 2016 at 23:55

    […] lo habitual (ya me diréis vosotras porque tengo cierta curiosidad en este tema) hasta que en un post de Planeando Ser Padres sobre este asunto, hablaba de que en Cataluña había concertados donde las […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.